Comienzo 22

ElComienzo

Recibir informes de las fábricas, colonias, escuelas, etcétera, enviados por los corresponsales obreros es nuestro gran reto, esto es lo que hace vivo a un periódico, lo que despierta el interés de la clase obrera por saber cómo se han organizado en otras fábricas, estados, colonias, etc. Esta labor es importante también para que la clase obrera confíe en sus propias fuerzas y se hagan preguntas cada vez más profundas acerca del por qué de las cosas. Son precisamente las luchas por demandas inmediatas las tienen que ir enlazadas a la necesidad de la transformación social y para esto es necesario la construcción del partido, siendo el periódico la expresión de las luchas inmediatas se convierte al mismo tiempo en un organizador colectivo de la clase pues enlaza la cuestión concreta con la necesidad de derrumbar el capitalismo y establecer la democracia obrera.

2 EDITORIAL

HOY MÁS QUE NUNCA, ATENCO SOMOS TODOS.

El pasado 1 de junio, se consumó el cambio de uso de aproximadamente

más de dos mil hectáreas de suelo en el pueblo de

San Salvador Atenco; con dicha maniobra, los PRIistas lograron

imponer ilegal, y tramposamente, el cambio de tierras ejidales a

parceladas (privadas); a través de esto, se podrán vender para la

construcción del aeropuerto y el mega proyecto “Ciudad Futura”

en toda la zona del lago de Texcoco. Dicho proyecto (que parecía

sepultado desde agosto del 2002) hoy revive de forma más agresiva,

comandado de manera directa por el asesino de Peña Nieto, el cual

continúa obstinado desde el 2002 con vengar la derrota que sufrió

su tío, en aquel entonces gobernador del Estado de México: Arturo

Montiel. Ya en 2006, Peña dio muestras del profundo odio que

alberga contra los miembros del Frente de Pueblos en Defensa de

la Tierra, en el que de manera conjunta con Vicente Fox, ordenó

un operativo de más de 5 mil elementos (soldados, federales y

policías) para concretar una de las mas aparatosas represiones de

los últimos tiempos, solo equiparable a la sufrida por la Asamblea

Popular de los Pueblos de Oaxaca en noviembre del mismo año.

Son diversos los intereses que se esconden detrás del proyecto

de ampliación del aeropuerto de la Ciudad de México y el proyecto

“Ciudad Futura”; los grandes despachos de arquitectos y empresarios

ya tienen diseñados los planos; figuran entre los nombres

algunos ligados a Carlos Slim (segundo hombre más rico de todo

el planeta), el cual amasó su fortuna gracias al regalo que le hizo

Carlos Salinas de Gortari, con la venta de TELMEX. Pero no solo

están en juego intereses de tipo económico detrás del proyecto de

aeropuerto en Atenco, igual de importante es la afrenta que lanza

el régimen contra uno de los últimos frentes de resistencia que

se mantienen en pie y que han logrado doblegar al gobierno de

manera contundente. En los últimos 25 años de lucha de clases en

nuestro país, los empresarios y políticos parecen haber arrasado con

casi todas las conquistas que se habían logrado mantener desde la

revolución mexicana y que habían sido defendidas por los movimientos

sociales. La huelga del CGH del 99-2000 en la UNAM

que mantuvo la gratuidad de la máxima casa de estudios, y la

derrota del proyecto aeropuertario por los campesinos del FPDT de

San Salvador Atenco y pueblos aledaños en 2002, son los faros más

brillantes (por mencionar solo algunos casos). Hemos perdido la

Compañía de Luz y Fuerza del Centro; PEMEX; CFE; TELMEX;

Ferrocarriles; Minas; el artículo 3ro, 27, 29 y 123 constitucionales; el

régimen de jubilaciones y pensiones del IMSS e ISSSTE, sumado

al perfeccionamiento constante del régimen de fraudes electorales

que han asegurado el retorno del PRI a la presidencia y en la

mayoría de las gubernaturas y municipios del país. Por lo tanto

no es descabellado afirmar que el régimen pretende consolidarse

por la vía de la violencia y el despojo contra el pueblo de Atenco,

lanzando simultáneamente un claro mensaje a todos los sectores

de la izquierda anti-capitalista que continúan resistiendo y luchando

contra el sistema.

Para que se entienda cabalmente la problemática actual, debemos

mirar más allá del proyecto aeropuertario para poder descifrar

que en el fondo se trata de un ataque contra todos los sectores del

pueblo trabajador que pretendan ser una piedra en el zapato. No

nos equivocamos al escribir en 2012 que la imposición de EPN

arrojaría una serie de prerrogativas y prebendas para la “izquierda”

del sistema, como lo representan el PRD y la dirigencia del

MORENA, acompañando de una mano dura contra los sectores

que no estén dispuestos a someterse a los designios del gran capital

nacional y extranjero. En este sentido podemos comparar dichos

procesos, hasta cierto punto, con la política de Luis Echeverría, que

ofrecía una reforma política a la izquierda reformista para poder

participar en la simulación electoral y obtener algunas migajas en

el poder burgués, mientras que llevaba a cabo uno de los episodios

más sangrientos en la historia conocido como la “Guerra Sucia”,

en donde se habla de alrededor de 7 mil asesinatos políticos y mil

desapariciones forzadas.

Sin embargo, en la lucha de clases no está escrita de forma

alguna la última palabra. La correlación de fuerzas entre las clases

antagónicas suele modificarse de manera radical en condiciones

adecuadas; si bien, venimos de un proceso de derrotas parciales en

la mayoría de las luchas: la indignación, el descontento y la rabia

son una tendencia que va rápidamente a la alza. Desde hace años el

pasto está sumamente seco, y si bien es cierto que no ha prendido

a niveles de convertirse en un incendio, es importante señalar que

han sido los propios dirigentes los que han acudido a apagar el

fuego como vulgares bomberos del sistema. La lucha de Atenco se

nos presenta hoy como una nueva oportunidad para dimensionar

la profundidad de los ataques del régimen, pero también como una

nueva oportunidad de unirnos en una sola lucha en donde confluyan

todas las demandas. Separados somos simples charcos de agua,

unidos seremos el poderoso torrente de un río; alimentados por la

constante y tupida lluvia que nos arroja diariamente el régimen,

tendremos la fuerza para barrer cualquier obstáculo. •


Atenco y Oaxaca 2006:

Lo que queda ahora.

Noctámbula Franco / José Rojas

Oaxaca 2006: Lo que queda ahora.

El 2006 fue un año que despertó el hartazgo de gran parte

de la sociedad, que marcó la creación de organizaciones sociales y

colectivas, que alzó los gritos de justicia y libertad. Mayo y junio

del 2006 fueron meses decisivos en México.

El 14 de junio de 2014, se cumplen 8 años del brutal intento

de desalojo del plantón magisterial en la capital Oaxaqueña. La

acción policiaca ordenada por el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz

y el ex presidente Vicente Fox, dio un vuelco a la lucha de los

integrantes de la sección 22 del sindicato magisterial. A partir

de ese momento, las demandas gremiales se trasformaron en

la lucha política de amplios sectores de la sociedad oaxaqueña

que tenían como principal demanda la destitución de Ulises

Ruiz. 2006 no solo fue un año transcendental para los estados de

Oaxaca y Atenco, pues, eso estados sólo mostraron una de las

expresiones de descontento social más profunda que vivió México

en los últimos años. A raíz de esto se generan formas de auto

organización popular inéditas.

La golpiza a los maestros, el 14 de junio, fue repelida. Los

policías se replegaron al ver la gran multitud enardecida. El 20

de junio del 2006, se funda la APPO (Asamblea Popular de

los Pueblos de Oaxaca). La APPO retomó con la sección 22

las formas organizativas del movimiento popular. Durante 5

meses, la población insubordinada hizo imposible que el gobierno

local funcionara. Ante la represión de policías vestidos de civil,

de paramilitares y de pistoleros contra el pueblo en lucha, y las

caravanas de la muerte, los barrios respondieron levantando barricadas

nocturnas. El objetivo de las barricadas era garantizar la

seguridad, pero con el paso de los días se convirtieron en espacio

de encuentro, educación y discusión política. Ahora en Oaxaca se

usan las barricadas, los bloqueos o las tomas de camiones, para

demostrar el descontento social; esta fue una de las enseñanzas de

movilización que se marcó desde 2006.

Lo que parecía ser una “victoria” comenzó a tornarse en

derrota para el movimiento y en triunfo para la clase dominantes,

pues, con el llamado voto de castigo al PRI y al PAN, se

le concedió el gane, en gran parte del estado, a los llamados

partidos electorales de “izquierda”, como el PRD y PT, quienes al

final demostraron lo que ya sabemos, estar al servicio del estado

capitalista. Sin embargo, el clima electoral no logró romper del

todo la organización, pues, la resistencia popular siguió haciendo

temblar al estado capitalista. Existía ya una gran acumulación de

rabia, la resistencia tuvo que luchar contra muchas adversidades,

como los más de 23 muertos a manos de policías y sicarios al

servicio del estado.

La entrada de la PFP (Policía Federal Preventiva) al estado

de Oaxaca el 29 de octubre del 2006, significó un parteaguas en

la historia de la APPO, pues, diversas organizaciones comienzan

a pactar con el gobierno y a gestionar recursos económicos a

través de pactos, que incluían la retirada de barricadas y el regreso

a clases. Organizaciones que utilizaron el movimiento popular

para ganar una silla en el senado o en la cámara de diputados, y

que hasta el momento utilizan el membrete de candidatos “populares”,

usando lo que queda del movimiento como trampolín

político.

Los meses en que se mantuvo sitiada la ciudad, hizo falta

una vanguardia proletaria que extendiera el discurso y las demandas

más allá de la destitución de URO, que marcara la senda

revolucionaria para no caer en los vicios del conformismo y entreguismo.

Comienza así parte de la ruptura de la APPO: muchos

sectores empiezan a tomar las siglas populares para mostrar las

más viles de las traiciones al movimiento, sumándole a esto, la

crisis en la que se sumerge la sección 22, la cual fue y sigue

siendo, la columna vertebral de la lucha en Oaxaca.

En 2010, por una falta de preparación política y de una dirigencia

seccional democrática, el magisterio oaxaqueño, junto con

lo queda de la desaparecida APPO, llevaron al triunfo a Gabino

Cué como gobernador del Estado, el cual se ha caracterizado

por ser uno de los enemigos del pueblo, muy a pesar de haber

terminado con los más de 70 años de priismo en el estado. Las

cosas continúan igual o peor; pareciera que el amo que se tiene

es “mejor” por no tener los colores de la bandera. A pesar de

los grandes intentos por reorganizar el movimiento, solo se ha

llegado a más rupturas. Hoy más que nunca se hace necesaria

la politización de la clase trabajadora aglutinada en la sección 22.

8 años después, la APPO sigue viva solo en nombre. Se

quedó en manos de un pequeño grupo que usa su cadáver para

engordar económicamente sus porpias organizaciones. Ahora,

a lado de la APPO, está un frente popular, cuyos integrantes

pelearon por años este membrete y siglas, como un cuerpo ya

podrido e inexistente. Hizo y hace falta un análisis duro sobre el

rumbo del movimiento magisterial y popular. En este momento

la sección 22 se encuentra metida en una de las peores crisis

políticas con su dirigencia, lo que provoca la crisis de las bases

democráticas. La aplicación de las reformas estructurales generó

una coyuntura, que parecía elevaría de nuevo esa conciencia de

clase, pero no fue así, de nuevo los pactos y negociaciones oscuras

bloquearon el intento de organización. Pareciera que la memoria

histórica se ha quedado corta y ha ganado el conformismo. Los

motivos que generaron rupturas en 2006 no han sido cambiados,

al contrario, han aumentado.

Las lecciones del 2006 fueron muchas, pero han pasado al

olvido para la mayoría de organizaciones que en su momento

3


4

aglutinaron la asamblea. Ahora solo se lucha por reducir la

represión y las reformas que son parte del sistema, contra el cual,

pocos continúan luchando. No hace falta la reconstrucción de la

APPO ni el regreso al 2006, solo es necesario tomar las lecciones,

errores y aciertos de lo que fue ese año, pues para muchos la

herida continua abierta. Hace falta pasar de la gran despolitización

que sufren muchos sectores, a la construcción de un verdadero

Frente Único que aglutine a los trabajadores, a los cuales, el Frente

“Único” de Lucha de reciente formación no puede cubrir; no es

de negarse que para muchos el FUL fue la esperanza para revivir

la APPO, pero no supo repuntar dichos objetivos, pues, ahora

se reduce a un grupo de organizaciones que han mostrado un

discurso desmovilizante y conciliador con la clase dominante; se

necesita entonces la reorganización de la columna vertebral de

los trabajadores. Ahora es necesaria la reorganización de las bases

magisteriales, su politización y la superación de la crisis de la dirigencia,

ya que, es casi probable que la presión irá en aumento

debido a las depredadoras políticas de ataques hacia los intereses

del pueblo trabajador.

Frente de Pueblos En Defensa de la Tierra de san

salvador Atenco (FPDT): La lucha continúa.

Desde que comenzó la lucha contra el despojo de sus tierras

por parte de grandes élites empresariales en contubernio con

empresas transnacionales (sin duda, las más beneficiadas en la

construcción del aeropuerto de la ciudad de México), el Frente de

Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco (FPDT)

sigue con la firme convicción de mantener vigente la combativa

consigna: La tierra no se vende, se ama y se defiende. En esta

escena también resalta, en el otro polo, el papel nefasto de la clase

política mexicana, representada en los tres principales partidos políticos

electorales, a decir: PRI, PAN y PRD (junto a otros menores),

los cuales también respaldan las políticas neoliberales.

Sin embargo, desde que inició, la lucha del pueblo de San

salvador Atenco ha atravesado por diferentes etapas. En 2001,

contra la expropiación de sus tierras agrícolas, que lograron derogar

al siguiente año; la brutal represión de la que fueron objeto en

2006 por parte del Estado a través de elementos militares, la no

tan extinta Policía Federal Preventiva, el Centro de investigación en

Seguridad Nacional y la Agencia Seguridad Estatal. En esta última,

sucederían el asesinato de 2 jóvenes y 106 detenciones en las que

se evidenciaron casos de tortura, como el de las 47 mujeres que

también fueron violadas. Actualmente, los responsables materiales

e intelectuales han aumentado el ensañamiento dirigido contra

ejidatarios del pueblo de San salvador Atenco; resalta el caso de

Nacho del Valle, a quien se le dieron 102 años de prisión por

defender sus tierras y las de sus compañeros. Cabe mencionar que

dicha represión al pueblo fue ordenada por el actual presidente de

la república, Enrique Peña Nieto, según sus propias declaraciones

de campaña en 2012.

Mediante la lucha y organización que ha realizado el FPDT,

en solidaridad con organizaciones independientes de lo que era

la Otra Campaña y adherentes a la Sexta Declaración de la Selva

Lacandona, han logrado sacar a los presos políticos y tejer un

germen de organización a escala nacional. Desde la represión en

2006, hasta la liberación de los presos en 2010 y actualmente en

2014, el gobierno y la elite empresarial no han quitado el ojo

sobre las tierras agrícolas de los pueblos afectados de Texcoco (siete

ejidos), San Salvador Atenco (cinco ejidos) y Chimalhuacán (un

ejido), ubicados en el oriente del Estado de México.

Los operadores políticos y militares del gobierno federal han

querido encarnizar la lucha contra este combativo sector, a través

de diversos frentes; lo cual le ha permitido avanzar y asestar golpes

al pueblo organizado, por medio de la compra de tierra, mediante

engaños y lavado de conciencias a unas cuantas personas (característica

política del actual y pasados gobiernos federales en ya varias

elecciones, y que desencadenó endeudamientos de varios estados

por dicha compra de la presidencia). Estas prácticas están vigentes

todavía. Con la problemática del cambio de uso de suelo de la

tierra ejidal a propiedad privada, el día 18 de Mayo del presente,

se convocó a una asamblea ejidal con dicho fin, por parte del

comisariado ejidal (priista); esta fue cancelada por falta quórum

para llevarla a cabo. Se convocó nuevamente a otra asamblea para

el 1 de junio pasado, a la cual no asistieron el mínimo de personas

propuestas por el comisariado ejidal, además de que había decenas

de acarreados y policías vestidos de civil, que se autodenominaron

“Atenco Paz y Progreso”, y que impidieron el paso del cordón de

solidaridad al que los compañeros del FPDT habían convocado.

Sumado a estas acciones, hay que mencionar las de los operadores

de servicios de agua y energía (CONAGUA y CFE); por un lado

CONAGUA clausura los 9 pozos de agua que sirven de riego

para estas tierras; por parte de la CFE, luego de la extinción de Luz

y Fuerza del Centro, no se reconocen a los propietarios actuales,

debido a que en sus registros no figuran.

Con el ilegal cambio de uso de suelo por parte de una minoría,

el FPDT ha anunciado el siguiente paso en la lucha (que sin

lugar a duda necesita de nuestra solidaridad y apoyo rotundo),

difundiendo la problemática por la que atraviesan los compañeros,

así como tejiendo redes de solidaridad con otras organizaciones que

luchan por la defensa de la tierra contra la depredación capitalista.

El ejemplo de dignidad que nos han dado los compañeros

del FPDT es enorme y de él debemos aprender; es necesaria

la construcción de un plan nacional de lucha por parte de las

organizaciones anticapitalistas, para detener los grandes proyectos

que no toman en consideración a los pueblos; crear organismos de

poder alternos a los que determinan las agendas de los de arriba;

crear una organización capaz de asestar golpes al aparato político,

burocrático y militar de la gran burguesía mexicana, además de

que se dé a la tarea de abolir los tratados internacionales, por los

cuales cada vez se asfixia más a la población mexicana, puesto que

dan luz verde, tanto a empresas nacionales como extranjeras, para

saquear los recursos naturales y dañar el medio ambiente.

Es claro que la construcción de una organización verdaderamente

capaz de llevar a cabo una transformación requiere de

paciencia, disciplina, sacrifico y trabajo duro, esto conlleva a la

posibilidad de que no veamos el cambio que esperamos de una

manera inmediata; pero está claro que al construirla, estaremos

sembrando un precedente para las nuevas generaciones. •

¡¡¡Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro,

unidos y organizados venceremos!!!


La importancia de la

Organización Revolucionaria.

Roque García

Los procesos y experiencias organizativas

de los años pasados nos brindan una

serie de lecciones que no debemos ignorar y

dejar de discutir en nuestras organizaciones,

colectivos o sindicatos. Resulta importante

que como clase trabajadora conozcamos

estas valiosas experiencias, sus errores y

aciertos cometidos en el camino por la

transformación revolucionaria de la sociedad.

Porque la constante en esta historia de

luchas revolucionarias han sido quienes con

su trabajo hacen andar al mundo, y de igual

manera, nos muestran que la unidad sobre

principios revolucionarios, la organización

eficaz, la formación político-ideológica y

una clara visión de los diferentes contextos,

siguen siendo claves para librar el combate

contra el actual sistema económico, cada vez

mas inhumano y explotador. Estas herramientas

para la lucha, forjadas al calor de

los movimientos revolucionarios de todos

los países, con sus experiencias, con sus

derrotas, sus errores y sus victorias, deben

ser revalorizadas y examinadas a la luz de la

actual situación.

Hablar de organización en un grupo

revolucionario que aglutine a quienes estén

dispuestos a combatir decididamente el

actual estado de las cosas, causa en amplios

sectores escepticismo (ya sea por aquello de

que “no se puede” o “los líderes son siempre

los beneficiados”). Causan también rotunda

negativa de quienes sostienen el argumento

de que “son formas de organización superadas”,

“esas organizaciones verticalistas se

degenerarán en dictaduras y no cambiarán

nada”, pues muchas veces se llega a la

comparación con los actuales partidos políticos

electoreros al servicio de los intereses

burgueses. Algunos de estos motivos son

ciertos y resultan de la experiencia histórica

con organizaciones seudorrevolucionarias

que traicionaron sus principios y a su clase,

asociándose con el poder burgué; esto se

complica cuando se generaliza y se da por

hecho que simplemente “no se puede”,

pues se termina con el análisis y la conclusiones

que deben seguir generándose para,

precisamente, ver las razones y seguir dando

la batalla junto a las nuevas generaciones de

trabajadores.

Sin embargo, la importancia de la

organización y la unidad se comprueba

en los momentos más críticos de la lucha

social, pues no se lucha simplemente contra

un grupo de personas en el poder, sino

contra una maquinaria que también sabe

responder: he aquí la importancia de tener

claros los hechos para saber en qué moverse

y hacia dónde moverse. Aunque no todo

queda en tener una buena “brújula”, igual

de importante son los principios y fundamentos

en que se basen las intenciones de

esta organización revolucionaria, los cuales

deben resultar de un análisis anterior,

pero también constante, para no caer en

dogmatismos. Indispensable, también es,

que se plantee flexibilidad para acoplarse a

las cambiantes circunstancias y no quedar

en un organismo petrificado, incapaz y en

consecuencia, listo para la derrota. Entonces

hablamos de “movilidad”, no de formas

oportunistas (que apoyándose en el movimiento

social cual trampolín, para obtener

puestos públicos, recursos económicos,

concesiones o para estar simplemente “alborotando”

al burgués), sino para encontrar

las más eficaces y mejores vías que lleven al

cumplimiento del objetivo principal: derrocar

el orden social injusto de la burguesía y

sustituirla por una sociedad con principios

verdaderamente humanos de convivencia,

que procure la realización individual y

colectiva… una tarea importante que exige

ser persistentes y congruentes en la lucha

de estos días, como lo ha exigido siempre.

-…………-

Así también desde hace un buen rato

viene siendo tiempo que se digan las cosas

como son, que se llame a las cosas por su

nombre. Y en ese sentido exponer los fines

y los medios de la organización revolucionaria

a el conjunto del pueblo es de suma

importancia, al comprobar la situación de

explotación laboral, de injusticias en los

derechos básicos, y de una política de Estado

que no pretende los mentados beneficios,

sino solo mantenernos sumisos, explotados,

en la ignorancia, apolíticos e indiferentes.

Es importante que las bases trabajadoras

de ramas industriales, salud, comunicaciones,

transportes, educación y demás, que tengan

capacidad para paralizar y movilizarse, vean

que cuando su sindicato lleva a cabo las

negociaciones a puerta cerrada sin consulta

a las bases, que cuando la cúpula dirigente

vacila entre ceder a las presiones del Estado

y luchar por las demandas del gremio, o

cuando todo un movimiento va en declive

(tanto en dinámica y organización) y la

expansión de los vicios amenace con poner

fin a la combatividad, es necesario plantarle

cara al asunto, señalando el problema de

manera clara, para evitar la pulverización

del gremio, el sometimiento total y la desaparición

de toda posibilidad para defender,

no solo los propios derechos, sino los de las

generaciones venideras.

Para el pesimismo no hay lugar,

la lucha del movimiento obrero nos

demuestra además, que la organización, la

conciencia política, y la una unidad de la

clase trabajadora en la ciudad y el campo,

son necesarias, que debemos recuperar la

memoria e identificar aciertos y errores para

liberar a nuestra clase. •

Crónica del despojo:

los casos de Holbox

y San Bartolo Ameyalco.

MyChela

Divide y vencerás:

Parece ser que esa es la táctica empleada

por el estado en favor de grandes empresas

y consorcios, como es el caso de la Isla de

Holbox en Cancún, Quintana Roo. El litigio

se remonta a 2006, cuando la empresa

“Península Maya” compró los primeros

títulos de propiedad a 65 de los 116 ejidatarios,

además de los derechos sobre tierras de

uso común; los propietarios de los predios

recibieron 5 millones de pesos por terrenos

cuyo valor individual era de 99 millones (de

acuerdo con el Instituto de Administración

y Avalúo de Bienes Nacionales).

En 2009, familiares de nueve ejidatarios

demandaron la nulidad de la aportación

que sus padres hicieron al fideicomiso,

la demanda se radicó en el juicio agrario

250/2010 en el Tribunal Unitario Agrario

5


6

Distrito 44, con sede en Chetumal, el cual

les dio la razón a los ejidatarios en 2010.

En defensa, la empresa demandó ante

la corte la inconstitucionalidad de los artículos

82 y 84 de la Ley Agraria, los cuales

otorgan a los familiares de los titulares

de derechos ejidatarios el beneficio de ser

considerados como primera opción en caso

de venta.

En 2012, la Suprema Corte de Justicia

de la Nación otorgó el amparo a “Península

Maya Developments”, con lo que

avanzaría el proyecto “La Ensenada”, el

cual hace referencia a un megaproyecto

turístico que incluye 875 villas y condominios,

tres hoteles, área comercial, canales y

un puerto, entre otras obras, en terrenos

de la isla de Holbox, que a su vez, es parte

de la reserva de la biósfera de Yum Balam,

Quintana Roo.

El domingo 1 de junio del presente

año, un grupo de empresarios yucatecos

y sus 70 prestanombres, entre los que

figura Fernando Ponce García, dueño de

la empresa BEPENSA, embotelladora de

Coca Cola en la Península de Yucatán; su

yerno, Ermilo Castilla Roche y el consorcio

inmobiliario “Grupo Ara”, que integran la

empresa “Península Maya Development”;

encabezan a los 70 supuestos ejidatarios

(quienes de manera ilegal obtuvieron

certificados ejidales) y acordaron en asamblea,

que sesionó durante 70 minutos, la

división del ejido en cuatro partes: Holbox,

Península Holbox, Isla Holbox y Punta

Holbox.

Dicha asamblea había sido convocada

en el restaurarte “La Normita”, para

finalmente realizarse en otro recinto, localizado

a casi un kilómetro de distancia: el

restaurante-bar “María Itzel”, propiedad del

síndico municipal de Lázaro Cárdenas, Luis

Campos Álvarez. Ambos locales fueron

custodiados por granaderos de la Policía

Estatal Preventiva, que sólo permitieron el

ingreso en el restaurante-bar “María Itzel” a

pseudoejidatarios procedentes de Mérida.

Como medida de presión, un promedio

de 200 ejidatarios tomaron la alcaldía

de Holbox ese mismo día, después de que

elementos de la Secretaría de Seguridad

Pública de Quinta Roo (comandados

por el general Bibiano Villa) lanzaron

gases lacrimógenos y piedras en contra

de más de 500 ejidatarios; estos últimos

participaban en una concentración pacífica

buscando impedir la asamblea ejidal que

los despojaría de su patrimonio, después de

que el mismo Carlos Bibiano Villa Castillo

se abriera paso entre los pobladores que

se encontraban afuera y atropellara al

comunero Fausto Ancona, quien resultó

con heridas en un pie.

El día lunes 2 de junio, una comisión

de 8 ejidatarios mantuvo un dialogo con el

secretario de gobierno, Gabriel Mendicutti;

el encuentro concluyó con dos puntos: el

primero dicta que el día 3 de junio sostendrán

una segunda reunión en Chetumal,

capital del estado, con funcionarios de

la Procuraduría Agraria, para exponer la

problemática; y el segundo, que los ejidatarios

de Holbox deben permitir a Luciano

Sima, alcalde de la isla, el ingreso a la sede

de la alcaldía.

Los intereses de la empresa

BEPENSA:

Fernando Ponce García, desde que

tomó el control de la empresa que le

heredó su padre, se ha dedicado a construir

una serie de empresas en sus más diversos

ámbitos: bebidas y aguas, automotriz

y maquinaria, industria de empaques,

productos del campo, y recientemente en

negocios inmobiliarios y la charrería.

BEPENSA inicia su trayectoria

en 1946, con una planta dirigida por

Fernando Ponce G. Cantón. Hoy el Grupo

BEPENSA tiene dos divisiones: “Bepensa

Industrial” y “Bepensa Automotriz”, siendo

uno de los principales conglomerados de la

Península de Yucatán, aunque sus negocios

también tienen alcance en 12 estados de la

República, Centro América y el Caribe.

Bepensa Bebidas pertenece a la división

de “Bepensa Industrial”, cuenta con

tres plantas refresqueras en el país y una

en República Dominicana, además de 22

plantas de Agua con las que atiende a más

de 77 mil clientes en México (en República

Dominicana 60,000 mil clientes a través

de sus 32 marcas). También maneja otros

negocios: Kimpen Coinsa, que se dedica

a la investigación, desarrollo, fabricación y

consultoría “medio-ambiental”; Metaplus,

que maneja la refrigeración comercial y

mantenimiento; Mega Empack, especializada

en preformas, envases plásticos, bolsas

preformadas, películas para empaque y

etiquetas.

Incluso el grupo cuenta con Financiera

Bepensa, que se dedica al otorgamiento del

crédito, seguros y fondo de inversión.

“Bepensa Automotriz” se dedica principalmente

a la distribución de camiones,

maquinaria y automóviles a diferentes

estados del país. La empresa maneja las

concesiones de Volkswagen, Seat y todo lo

que tenga que ver con los carritos que se

utilizan en el golf.

Los negocios de Grupo Bepensa poco

a poco dejan de ser regionales y alcanzan el

nivel nacional e internacional, sus productos

se venden desde Sonora, Coahuila,

Jalisco, Nayarit, Querétaro, Distrito Federal,

Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco,

Campeche y Quintana Roo, hasta lo largo

de Centroamérica y el Caribe.

Grupo Bepensa, que es una controladora

de 50 empresas, cuenta con una

planta laboral de 13 mil 500 empleados

en total, y tiene planes de crecer 12% por

año en los próximos cinco (unos mil 200

empleados cada año).

El país está en venta:

Pues si bien, no sólo es Atenco, Chacagua,

la isla de Holbox, etc.; en el DF nos

encontramos con el pueblo de San Bartolo

Ameyalco el cual también está en pie de

lucha en defensa del agua.

Como se menciona al inicio del artículo

“divide y vencerás”, este pueblo no es

la excepción. Los habitantes de la supuesta

zona beneficiada se encuentran acechados

por dicho lema (Torres de Tepito, Ixtlahuaca

y Camino Viejo a Mixcoac) están a favor

de la obra que ya está avanzada hasta la

primera fase, sin embargo los habitantes

del centro de San Bartolo demandan la

cancelación, pues el objetivo del proyecto

no es cubrir las necesidades de las colonias

vecinas, sino más bien, el líquido será

destinado principalmente para el predio

“El Chorrito”, donde se pretenden iniciar

obras para la construcción de una unidad

habitacional (de la cual, el delegado Leonel

Luna es presunto accionista); además, el

mismo líquido también será destinado a

la zona residencial y empresarial de Santa

Fe.

Un documento con fecha de 22 de

abril de 2013, difundido en redes sociales,

pone en duda que el proyecto haya sido


elaborado por el Sistema de Aguas de la

Ciudad de México y dice que el proyecto

fue elaborado por la Delegación “Álvaro

Obregón”.

La táctica de los empresarios y gobernantes

consiste, como se menciona, en

brindar algunas migajas a una minoría de

personas en cada uno de los conflictos,

para que de esta manera actúen como un

Caballo de Troya en favor de los intereses

de las grandes empresas, que al final son

las que realmente son las beneficiadas.

Dicha maniobra al apoyarse en un sector

minoritario de los mismos pueblos, fomenta

el divisionismo, en lugar de unificar a los

mismos bajo la bandera de la defensa del

territorio. El gobierno aprendió bien su

lección con el decreto expropiatorio en el

caso de Atenco en 2001, esta vez la batalla

se tiene que librar en tres frentes: contra las

empresas, contra el gobierno y contra sus

esbirros dentro del mismo pueblo. •

“Solamente cuando el

último árbol esté muerto, el

último río esté envenenado

y el último pez esté atrapado,

entenderemos que no

se puede comer dinero”.

En el pasado comunistas,

en el presente oportunistas.

Oscar Ajal

En días pasados, la noticia del brutal

asesinato de Galeano (quien fuera Votán

en la Escuelita Zapatista de la Realidad)

estremeció nuevamente a la izquierda

mexicana. Inicialmente se intentó manejar

como un enfrentamiento entre pobladores

de la región debido a desacuerdos por

la obtención y explotación de recursos

naturales, sin embargo, investigaciones

posteriores realizadas por las Juntas de

Buen Gobierno (JBG) y el Centro de

Derecho Humanos Fray Bartolomé de

Las Casas (Frayba) señalaron a la Central

Independiente de Obreros Agrícolas y

Campesinos (CIOAC) como la organización

culpable de las diversas agresiones

que han sufrido los pobladores de la

Realidad.

7

Es curioso observar que una

organización de orígenes izquierdistas

(vínculos con el partido comunista) haya

ido corrompiéndose hasta convertirse

en una vulgar organización paramilitar.

Este y otros casos como la COCEI en el

estado de Oaxaca, nos obligan a preguntarnos:

¿Qué beneficios obtienen este tipo

de organizaciones con su accionar? ¿Son

verdaderas organizaciones de izquierda?

La finalidad de este artículo es intentar

clarificar el panorama respondiendo a estas

interrogantes. Para esto, nos apoyaremos

echando una revisada a la fisonomía de

algunas organizaciones existentes, que

disfrazadas con la bandera de la lucha,

juegan un papel contrarrevolucionario y

de terror en las regiones donde operan.

UN POCO DE PASADO

Chiapas y Oaxaca; estados que

cuentan con amplias riquezas naturales

y étnicas en cada uno de sus numerosos

municipios, forman parte, a la vez, de

la región más marginada del país. Las

estadísticas señalan a Oaxaca como el

estado con mayor número de conflictos

entre comunidades, mientras tanto, en

Chiapas, los Municipios Autónomos

Rebeldes Zapatistas (MAREZ) son

objeto de hostigamiento y conflictos

constantes. En ese contexto surgen

diversas organizaciones con nombres de

reivindicación izquierdista que muchas

veces han sido señaladas por tener vínculos

con el Estado. Tal es el caso de la

ya mencionada CIOAC, organización


8

que surge en 1975 como una escisión

de la Central Campesina Independiente

(CCI). Siendo apoyada por el partido

comunista, la CIOAC intentó jugar un

papel contestatario contra la Central

oficialista de ese entonces (la CNC), sin

embargo, con el paso del tiempo, se fue

degenerando. Participando en proceso

electorales locales (2007 en las Margaritas)

comenzaron a vincularse con los

partidos políticos predominantes en la

región, para después pasar al trabajo

paramilitar y de despojo en algunas

regiones, como en la comunidades 10

de abril, las Margaritas y la Realidad,

entre otras. Actualmente, CIOAC tiene

una historia llena de conflictos internos

que han traído como consecuencia su

división en dos fracciones: CIOAC-Histórica

y CIOAC democrática, mismas

que operan sin gran diferencia. Este

lamentable caso nos obliga a recordar

a una organización Oaxaqueña de la

región Istmo de Tehuantepec, que en los

últimos años se ha evidenciado debido a

su postura reaccionaria asumida contra

las comunidades que resisten la entrada

de trasnacionales a la zona. Hablamos

de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil

del Istmo (COCEI). Fundada en

el año de 1973 por algunos estudiantes

(siendo el más destacado Leopoldo de

Gyves), obreros y campesinos de la zona,

comenzó sus primeros años de vida de

forma enérgica y contestataria; sufriendo

la persecución, desaparición y asesinato

de sus principales líderes y teniendo

choques constantes con el Partido

Revolucionario Institucional (PRI). Tal

actitud le valió el apoyo de intelectuales

y organizaciones sociales, tales como el

del pintor Francisco Toledo, la escritora

Elena Poniatowska, la activista Rosario

Ibarra de Piedra, el Partido Comunista

Mexicano, entre otros. Su trabajo digno

en la zona le valió también ganar las

elecciones en 1981. En un principio,

durante 20 años, se mantuvo en el poder

a base de trabajo honesto; sin embargo,

poco a poco, sus integrantes comenzaron

a ser comprados a base de cargos administrativos,

diputaciones locales y r el

poder, comenzó a preocuparse más por

intentar perpetuar sus años de gobierno

que por satisfacer las demandas de la

gente que en ella creía. Haciendo alianzas

con partidos oficialistas, como el Partido

de la Revolución Democrática (PRD),

comenzó su viraje a la derecha reaccionaria.

Actualmente su papel descarado de

reacción contra el brote de rebeldía en

la región de Álvaro Obregón, ha llevado

a esta organización a el descaro político.

Manteniendo y aceptando dinero del

consorcio Mareña Renovables y del

gobierno estatal, la COCEI sirve de

aparato represor contra los pobladores,

enterrando así las muy pocas esperanzas

de los viejos y jóvenes militantes que

aún creían en ella. Podríamos seguir esta

lista en varias líneas, pero bastan estos

dos ejemplos, por el momento, para

comenzar a darnos cuenta cuales son

los “ideales” reales que mueven a estas

organizaciones.

TRAICIÓN DE PRINCIPIOS:

NEGOCIO REDITUABLE

En primer lugar, la perdida de

rumbo que afecta a la mayoría de organizaciones

que llegan al poder por la vía

electoral, va degenerando poco a poco

a la organización y a sus principales

integrantes.

En segundo lugar, los “cañonazos”

que reciben los principales líderes a

cambio de poner a su disposición la

organización, aseguran al gobierno un

aliado más que le ayude a mantener el

control de la región y evitar brotes de

insurrección.

Por último, para mantener en calma

a sus bases, el Estado manda una ayuda

solidaria en forma de programas de

gobierno, que reciben periódicamente

las personas pobres sin conciencia de

clase y que, deslumbradas por unos

cuantos pesos optan por el camino fácil,

traicionando al pueblo trabajador.

Estas y otras razones (cargos

públicos a sus integrantes, amedrentación

de líderes honestos, poca o

nula preparación teórica de sus bases)

llevan a dichas organizaciones a ser un

aliado ideal y, sobre todo muy útil al

aparato estatal, a parte de generar varios

problemas secundarios a la izquierda

honesta. El manejo de estos medios

de manipulación, que utilizan este tipo

de organizaciones, tiende a englobar a

toda la izquierda bajo ciertos prejuicios

y generar un panorama desmovilizador

y desmoralizante. Esto lleva muchas

veces a la confusión de la población que,

confiando en estos medios, no corrobora

la información y se crea así, un punto de

vista superfluo.

La cantidad de organizaciones

traidoras y los problemas que generan,

obligan a toda organización social que

se respete, a denunciarlas. No podemos

negar que en sus orígenes muchas de

ellas jugaron un papel sumamente

revolucionario, pero tampoco podemos

quedarnos en el pasado. El triste

presente de estas organizaciones merece

solamente nuestro repudio y nos obliga

a gritar sin tapujos su mero papel oportunista.

Cualquiera que sabiendo esto

sostenga que estas organizaciones son de

izquierda, es porque ignora por completo

la política, o más grave aún, porque

obtiene un beneficio de esta confusión.

Reconozcamos al capitalismo y a sus

lacayos oportunistas claramente como el

verdadero enemigo del pueblo trabajador,

teniendo en la memoria siempre la

historia de estas organizaciones traidoras

para no cometer los mismos errores. •

Zapatista asesinado en el caracol de “La Realidad”

La farsa de los

Derechos Humanos

en las leyes antiprotesta

Morgan Do

La historia nos muestra que la lucha

política concreta que se libera entre las

tendencias antagónicas de la sociedad,

una verdadera lucha de clases, tiene varios

siglos ya de existencia; en México, desde

la época colonial (para lograr quitarnos el

yugo de la monarquía), hasta los levantamientos

contra los gobiernos conservadores

o liberales, desde el magonismo hasta el

zapatismo (episodios en la historia que

configuran nuestra memoria), la guerrilla

de los Yaquis, la huelga de Cananea y Río

blanco, la revolución mexicana (o más

bien, guerra campesina), los conflictos de

la vidriera de Monterrey, las huelgas ferrocarrileras

por el STFRM, las huelgas del

sindicato mexicano de electricistas de 1936

(mismo gremio que actualmente continúa

en resistencia ante la desaparición de Luz


y Fuerza del centro), la expropiación de la

industria petrolera, los movimientos feministas

de los 50’s, el movimiento estudiantil del

68, el surgimiento del EZLN en 1994, la

huelga de la UNAM en el 99, los enfrentamientos

en Atenco, el surgimiento de la

APPO en 2006 podrían servirnos como

algunos ejemplos claros.

Estos movimientos sociales han tenido

efecto directo en el contenido de las normas,

ya sea mediante modificaciones de estas o

mediante la aparición de conceptos y principios

nuevos. Entendemos entonces, que de

la confrontación de tendencias y de clases

opuestas en defensa de sus respectivas posiciones

e intereses, han nacido numerosas

instituciones jurídicas, cuya finalidad es el

reconocimiento para los que “triunfaron”.

Todas las reivindicaciones económicas,

políticas y sociales obtenidas por las clases

trabajadoras, como resultado de sus luchas

y esfuerzos, representan jirones arrancados a

las enseñas del Derecho liberal-individualista,

para el cual, el resguardo de los derechos de

cada individuo/a se debe antepone al de los

demás, instaurando ciertas limitantes.

Generalmente se piensa que los derechos

humanos se reducen a los derechos

civiles. Sin embargo no es así, pues estos,

abarcan también: el derecho a la existencia,

a la salud, a vivienda y trabajo digno, a un

medio ambiente sano, al tiempo libre, a la

seguridad, entre otros. De esta manera, una

lucha de clases, ha contribuido en mucho

a las modificaciones más indispensables del

Derecho vigente, a fin de que este adquiera

una mínima (en ocasiones poco aparente)

actualización. Sin embargo, los derechos

proclamados solo en forma teórica, son

violados en la práctica de manera grave y

masiva. Los derechos humanos se fundan

Homosexualidad Rebelde. (pt. 1)

Ecce Oso

El sector más combativo, enérgico y progresista de los homosexuales

mexicanos nos hemos aglutinado en torno al Frente

Homosexual de Acción Revolucionaria que, partiendo de una

conciencia de clase, hace suyas las reivindicaciones de la clase

trabajadora reprimida y se solidariza con ella, exigiendo a la

vez su solidaridad, contra la represión policiaca en todo México

contra los homosexuales. - Documento FHAR, julio 1978.

Por aquel entonces recién comenzaba a tener consciencia de

mi participación en el primer movimiento homosexual de México.

Fue la época en la que el closet nos escupió a mí y al maldito

9

en las necesidades de las comunidades

humanas, dejando de lado la tesis del derecho

natural; estos pueden ser amparados sin

recurrir al quimérico orden natural; basta así,

con reclamar como ideal político y moral el

respeto al desarrollo humano, al sano desenvolvimiento

de las potencialidades dentro

de la comunidad, posición que no necesariamente

ha de apoyarse en el Derecho

supra-positivo, que sugiere que hay normas

anteriores, superiores al Estado, las cuales no

deben ser alteradas por este ùltimo.

Engels mencionaba que, dentro del

sistema capitalista, la mejor forma de Estado

para el proletariado era la República Democrática,

pero que esto no nos daba el derecho

a olvidar que la esclavitud asalariada es el

destino reservado del pueblo, INCLUSO,

bajo la república burguesa más democrática.

Actualmente la constitución reconoce

al Estado mexicano como una república

representativa, democrática y popular, pero

en la práctica no está encausado con una

posición consecuente en defensa de la

libertad democrática, o de defensa de los

derechos de la ciudadanía. En iniciativa de

ley, ya aprobada en algunos estados, será

evidente que habrá Derechos Humanos

violados por la creciente criminalización de

la protesta, pues se propone que las marchas

tengan horario determinado y que puedan

ser “disueltas” por la autoridad con el uso

de armas de fuego; se propone también,

que las manifestaciones sólo se hagan “con

fines lícitos”, la prohibición del “bloqueo

total” de vialidades primarias, así como de

calles de un solo carril. Se preveen sanciones

económicas a quien viole las disposiciones

de la ley y a quienes “realicen acciones que

alteren el orden público” en el desarrollo de

las protestas. Garantiza el derecho de asociación

y reunión, pero sólo con un “objeto

lícito” o que no sea contrario a las “buenas

costumbres”.

Una cosa evidentemente ridícula, pues,

la protesta es siempre la protesta contra los

propietarios y su Estado representante, no

es una protesta en abstracto y, este último

no puede reglamentar la capacidad de la

sociedad para enfrentarse a él. La protesta

no es algo que solamente está autorizado

por la constitución, es el clamor frente a un

orden de cosas que destruye la vida cotidiana

de los trabajadores y las trabajadoras, de la

vivienda de la educación, de la juventud, es

el clamor de una sociedad que se convulsiona,

que no soporta más un gobierno

corrupto y entreguista. Por fuerza de motivos

debe comprenderse que un incidente de

tránsito, o una simple demora, no deben ser

razones válidas para cuestionar luchas de las

que dependen que el futuro siga siendo de

banqueros, de acreedores internacionales, de

grandes empresas transnacionales, de grandes

monopolios, y no pueda ser, un futuro

de trabajadores y trabajadoras.

La prisa por aprobar estas leyes que

lesionan los derechos humanos (constituidas,

no solo en el derecho interno, sino también

reconocida por el mismo Estado en el ámbito

internacional, y comprometido a respetarla)

muestra una vez más, una de las tantas caras

inconsecuentes del capitalismo, al proponer

“defender” los “derechos humanos”,

quedando al descubierto la contradicción

que existe entre la proclamación de estos y

su violación reiterada, cumpliéndose así la

política de reprimir conflictos sociales en

lugar de resolverlos. •

LITERATURA REFLEXIVA

vago del quinto piso, mientras mi madre soltaba un aullido de

sorpresa, lamento y odio, lanzando manotazos en contra de esa

espalda desnuda, apurada en contorsión y huida, que buscaba

desesperadamente su tenis izquierdo; recuerdo: qué absurdo, ese

pinche tenis que regresaba a ser suyo en dicho instante en que

ya sabía que no nos volveríamos a ver, o no de la misma forma;

ese tenis que forraba mi pie izquierdo desde que comenzamos a

andar unos meses atrás, y que ahora buscaba llevarse en medio de

la confusión de eso tan irreal que nos estaba pasando.

Tenía 19 años en 1973. Para mí y para varios otros que

tuvieron la fortuna de toparse con las organizaciones homosexuales

que comenzaban a gestarse por aquellas épocas, los

70‘s fue una década excepcional. Nos tocó formar parte, aunque

fuera de manera irrelevante, del inicio militante del movimiento

homosexual en el país, donde los primeros grupos de hombres


10

y mujeres gay comenzaron a alzar la voz en contra de la opresión

social y el hostigamiento e intransigencia que las autoridades ejercían

sobre nosotros. Las redadas policiacas en las que se violentaban

y extorsionaban a las minorías sexuales eran comunes e ignoradas.

La discriminación y los prejuicios doblemoralistas eran fomentados

por los medios de comunicación. Cuando Nancy Cárdenas

apareció, en enero del 73, con su cabello corto un poco esponjado,

mostrando su rostro alargado de ojos grandes y nariz pequeña en

el noticiero “24 horas”, a lado de la asquerosa cara sin forma de

Jacobo Zabludovsky, y habló, como ninguna antes, de la situación

legal de los homosexuales, de su persecución y represión en el país,

de la igualdad de derechos, y de las distorsiones que el psicoanálisis

y la psiquiatría hacían de la homosexualidad, la situación comenzó

a cambiar. En 1975, un grupo de lesbianas extranjeras se postraron

ante la Conferencia Mundial por el Año Internacional de la

Mujer, haciendo hincapié en el desdén generalizado que la lucha

de las lesbianas recibía de sus compañeras de movimiento. Fue

un escándalo. Según me contaría Nancy mucho después, aún sus

compañeras de ideología comunista abandonaron el recinto. Al día

siguiente, en el Excélsior se podía leer: “lo que repugna es que ellas

quieren que su padecimiento se considere como estado normal,

su enfermedad como salud, con lo cual no hacen sino probar que

su caso clínico ha llegado a verdadera gravedad”. Sin duda, no

esperaban todo lo que venía.

El maldito vago se llamaba Jorge y asistía a la Preparatoria

Popular “Mártires de Tlatelolco”; yo estudiaba en la Escuela

Nacional Preparatoria no. 7. La reputación de la prepa popular era

lamentable, la institución estaba plagada, según los sectores más

conservadores, de subversivos, vagos y malvivientes peligrosos. Por

eso mi madre le llamaba vago, por sus pantalones sucios y rotos

que dejaban sospechar un poco de muslo y vello; por su cabello

siempre descuidado que todos los días le otorgaba una maraña

distinta; por la manera en que su quijada era invadida por una

barba uniforme, dando poder a su rostro que, junto a su actitud

transgresora y distante, inquietaba a las madres abnegadas. Él tenía

21. Nos conocimos poco después de lo de Nancy en el 24 horas.

Recuerdo haber visto la entrevista con mucha atención; ya sabía

yo que los hombres me provocaban erecciones, así que volqué

toda mi atención en los labios y en la voz de esa mujer que se

declaraba homosexual frente a todo México. Sentí un vacío en el

estómago, como de vértigo o náusea. Mi padre quería que quitara

esa chingadera, supongo que le incomodaba. Nadie hizo caso.

Jorge vivía en un departamento 3 pisos más arriba que el de mi

familia. Tenía 2 hermanos mayores que hacía mucho no veíamos.

Mi madre solía decir que uno era un drogadicto y que el otro

era un alcohólico, que los vicios los habían perdido y que ahora

vivían en todos lados y en ningún lugar, durmiendo en las calles y

comiendo basura, como perros. El alcoholismo de su padre era más

discreto y peligroso. Sabía mantenerse en un estado de ebriedad

intermedio, donde era capaz de actuar con relativa naturalidad,

pero siempre un poco torpe, un poco triste; trabajo y alcohol lo

mantenían deshecho, aunque la razón real de su amargura era el

vacío de su mujer; la actividad frenética y la inconsciencia eran mera

negación de su realidad.

El día 28 de junio de 1969 se desató en EUA la tercera etapa del

movimiento homosexual mundial, con los violentos disturbios entre

la policía y un numeroso grupo mixto gay, en un bar del barrio

neoyorquino Greenwich Village. Las redadas policiacas eran cosa de

todos los días, la violencia física y psicológica con que se detenían

a hombres y mujeres homosexuales era validada por el gobierno

y la sociedad; la incertidumbre laboral era grande puesto que el

gobierno despedía a sus trabajadores homosexuales y expulsaba de

la milicia a todos aquellos que fuesen acusados de homosexualidad.

Cientos de gays y lesbianas fueron encerrados en institutos mentales,

donde sufrían diversos tratamientos que buscaban reintegrarlos

a la normalidad social. Los shocks eléctricos, e incluso la lobotomía

-aquel absurdo procedimiento en el que te rebanan el cerebro-, eran

populares en esa época.

El altercado en el “Stonewall Inn” agudizó la acción de un

grupo que había venido ganando consciencia de su identidad, de

su necesidad de unión debido a la marginación obligatoria, a la

condena y al abuso legal del que eran objeto. La creciente ola de

protestas y movimientos sociales en la década de los 60’s, favoreció

el re-despertar del movimiento homosexual. La comunidad LGBT

se unió al movimiento afroamericano por los derechos civiles, a

la contracultura antibélica que exigía la culminación de la guerra

de Vietnam, a los movimientos estudiantiles y a los movimientos

feministas que emergían como parte de la revolución sexual. El final

de tal década significó un intenso movimiento político en todo el

mundo; la juventud inquieta vibraba en todos los países, gritando,

exigiendo y despertando.

Acá en México no se supo demasiado, teníamos nuestros

propios problemas y matanzas. Yo me enteré después, cuando

Jorge comenzó a hablarme de todo lo que él ya sabía. Había estado

cerca del Frente de Liberación Homosexual; formado en agosto del

71, después de que un grupo de intelectuales, artistas y estudiantes

cercanos a la facultad de filosofía y letras de la UNAM, comenzara

a reunirse debido al despido injustificado de un empleado de

no-sé-qué SEARS, por su conducta supuestamente homosexual.

La organización se mantuvo viva poco más de un año, armando

discusiones, fomentando lecturas, compartiendo la información que

se tenían de movimientos similares o vecinos.

A finales del 73, Jorge ya era mi amigo. Lo vi un día en Chapultepec,

leyendo, y no pude evitar detenerme a observarlo. Me pareció

intensamente atractivo. Sentado, recargado sobre un árbol alejado,

vestido de negro, con la cabeza despeinada inclinada hacia el libro,

y las pantorrillas descubiertas replegadas hacia sí. Tal vez era que

nunca lo había visto leer, ni creí que lo hiciera, pero cautivó mi

atención. Yo iba tarde a una reunión con unas amigas, pero frené la

marcha y, tras unos minutos de duda y nervio, decidí acercarme, al

fin que no perdía nada y a la libido hay que obedecerle. Platicamos

un poco sobre literatura. Él había leído mucho más que yo, y me

quedé pronto sin argumentos o ideas. Después hablamos sobre

la prepa, que ambos estábamos por abandonar. Era un tipo muy

interesante, no hablaba demasiado, pero lo que decía denotaba la

seguridad que el conocimiento otorga. Al final de la noche, yo sabía

que él era homosexual y él sabía que yo me decía confundido.

Estaba por cumplir los 20 años y no me sentía nada listo para

decirle a nadie (aunque me comenzara a fascinar su persona) sobre

mi innegable gusto por los hombres. Afortunadamente, conocerlo

implicó un cambio gigantesco en mi vida, pues comencé a reafirmar

y a aceptar mi homosexualidad, gracias al contacto con más


personas similares. Fue un proceso largo, que ahora observo de lejos

con curiosidad.

En 1974 ingresé a la UNAM y comencé a estudiar Letras

Hispánicas. Seguía siendo amigo de Jorge, pero me distancié un

poco. A pesar de comenzar a tratar a sus amigos y conocidos (incluyendo

a Nancy Cárdenas), el miedo a que mis padres se enteraran

de mi contacto con esos desviados, como ellos decían, era mayor.

Además que estar demasiado cerca de él terminaba por afectarme

anímicamente, pues me hablaba de un tal Piel Divina, un poeta con

quien tenía encuentros ocasionalmente. Toda la estructura social

estaba en mis hombros y, para no pensar el tiempo entero en la

asfixia, dediqué la mayoría de mis horas a la lectura y la escuela.

Fue durante ese año que Jorge comenzó a reunirse con un grupo

homosexual llamado Sex-Pol, dirigido por un terapeuta de nombre

Antonio Cue.

Era un colectivo un poco extraño. No era una organización,

sino una especie de grupo de estudio que giraba en torno a las

obras de Wilhelm Reich. Se discutía sobre psicología y política, en

una especie de charla terapéutica. Jorge acudía a las reuniones de

martes, pero terminó asistiendo también a las de miércoles; comenzaba

a entusiasmarle cada vez más el enfoque político de la lucha

homosexual. El grupo terminó por desintegrarse, pero sembró la

semilla de lo que en unos años más, sería el Frente Homosexual de

Acción Revolucionaria.

La primera etapa del movimiento homosexual mundial nació

en Europa, a finales del siglo XIX y a principios del XX, principalmente

en Alemania. Heinrich Hössli publica Eros en 1836,

obteniendo el título del primer militante del movimiento, al hacer

de la homosexualidad un tema de estudio y teoría. Karl Heinrich

Ulrichs desarrolla su teoría del uranismo y el tercer sexo en 1864,

en Alemania. Karl-Maria Kertbeny acuña el término homosexual

en 1868, en Hungría. Diversos pensadores comenzaron a teorizar

y a discutir aquello concerniente a la homosexualidad, siendo los

primeros en buscar argumentos para la despenalización de sus vidas

y deseos, pues la condena y persecución han sido constantes en

la historia de la humanidad. Pocos son los pueblos que no han

castigado con las muertes más horribles a las mujeres y hombres

homosexuales. Las tradiciones religiosas, que desde siempre han

tenido una influencia incalculable sobre la vida del hombre,

incorporan prejuicios absurdos en las mentes nada críticas de sus

seguidores. Los primeros activistas alemanes buscaban paliar dichos

juicios morales. Magnus Hirschfeld funda en 1897 el Comité

Científico Humanitario, buscando justicia a través de la ciencia.

Magnus estaba convencido de que un mejor conocimiento de la

homosexualidad eliminaría la hostilidad hacia dicha comunidad. El

Comité fundó, después, el Instituto para el Estudio de la Sexualidad,

el primero de su tipo en el mundo. La petición principal de todo el

movimiento era la de eliminar el artículo no. 175 del código penal

alemán, cuya acción penaba las relaciones homosexuales masculinas.

Tal artículo no se eliminó completamente sino hasta 1994.

. . .

11

Texto íntegro en: periodicoelcomienzo.blogspot.com

La educación superior:

Entre la apatía y la academia.

Eloy Caradura

La ciencia tiene como siempre un valor revolucionario; pero

los hombres de ciencia no. Como hombres, como individuos, se

conforman con adquirir un valor académico. Parece que en. su

trabajo científico agotan su energía. No les queda ya aptitud para

concebir o sentir la necesidad de otras renovaciones, extrañas a su

estudio y a su disciplina. El deseo de comodidad, en todo caso,

opera de un modo demasiado enérgico sobre su conciencia”- José

Carlos Mariategui.

No es sorpresa que solo una pequeña porción de la población

tenga acceso al “conocimiento”, en un régimen al que le despreocupa

la educación de la sociedad. Según cifras oficiales, en el caso

de México, solo 3 de cada 10 jóvenes tiene acceso a la educación

superior, hablamos concretamente de una minoría. En su aspiración

a un futuro personal “estable” y de seguridad económica (?),

es inmenso el número de personas que ven truncados sus sueños

al contender por un lugar en los campus del saber, siendo determinantes

las condiciones socioeconómicas para incursionar en estos.

Pero hablemos del contexto en el que se desenvuelve la minoría que

goza de dicho privilegio.

En la educación pública son diversos los obstáculos y engaños

a los que se enfrenta el recién ingresado, obstáculos que van desde

un desmedido y voraz cobro de cuotas para la permanencia y gasto

en materiales (reflejo de esto son los altos índices de deserción);

sobrecarga académica y represión al mínimo intento de organización,

exigencia o reclamo. Los engaños van más allá de lo palpable:

el estudiante se enfrenta, en la mayoría de las universidades, a

un modelo educativo que le dicta y le adoctrina alienándolo a

conveniencia de la producción. Si el sector financiero rige el actuar

de las instituciones, los planteles de educación superior no son la

excepción.

Contrario a algunas visiones humanistas que se promocionaron

en algunos tiempos, las universidades e institutos de educación

se valen de diversas artimañas para mantener a sus estudiantes

enclavados en una letárgica sumisión y apatía. Bajo la “fabulosa”, y

nada nueva justificación de las aspiraciones individuales, una fuerte

burocracia dentro de las escuelas invita a los jóvenes a dedicarse

exclusivamente a sus estudios, a apartarse de la cultura (salvo las

obvias y contadas excepciones que no necesiten hacerlo), de todo lo

que signifique convivir con su comunidad, pero sobre todo, lo aleja

de la crítica política seria que este joven pudiese generar contra el

sistema. En pocas palabras, se aparta al estudiante del interés que

tiene por tomar un conocimiento integral en sus manos.

La escuela, sus directivos, profesores, administrativos… en fin,

todo el aparato dicta: lo primero debe ser aprender a obedecer


12

y a conformarse; lo segundo, crear conocimiento limitado para

venderlo como mano de obra barata al mejor postor. Si a esto

sumamos costumbres y hábitos orientados al desclasamiento tomados

de la familia, de la sociedad, de niveles educativos anteriores

y de los medios de comunicación, no cabe duda que serán unos

pocos educandos los que se interesarán por un actuar colectivo y en

sintonía con los intereses de los desprotegidos.

Que quede claro: en las escuelas hay explotación de las capacidades

intelectuales, solo que en muy pocos casos el estudiante

adquiere conciencia de esta subordinación, subordinación que

nunca ha abandonado el plano productivo. Simplemente se encamina,

se “educa”, a través de condiciones “intelectuales” indignas

para posteriormente crear seres aborregados y sin el menor reparo

inducirlos a condiciones laborales, también, indignas. Al fin y al

cabo un vasto salario que permita adormecer la conciencia, siempre

le resultará más oportuno al sistema que un estudiante quejoso y

combatiente.

Supracademicismo, el otro polo.

Hay que reconocer que históricamente ha habido organizaciones,

colectivos y activistas independientes (algunos honestos, otros

oportunistas) que no se han quedado de brazos cruzados respecto a

los movimientos y aconteceres sociales. Sin caer en generalizaciones,

resulta necesario verter unas pocas críticas a algunas características

del panorama actual en el activismo estudiantil. En líneas anteriores

hablamos del casamiento empecinado con el estudio y del papel

que juega el sistema para alejar a los estudiantes de la sociedad

y sus conflictos habituales, por lo tanto señales de inmadurez y

desclasamiento son también las que arrojan los entes “combativos”

que limitan su actuar político a lo interno de las universidades, con

realización de foros, pláticas de café, cátedras” y lo más preocupante:

disputas de espacios de lucha ¡entre ellos!

Nos encontramos en una situación que no es nada favorable para

los intereses de los trabajadores, con recientes demostraciones del

poder político de este sistema a través de sus reformas estructurales,

pero también con oleadas de represión qué están desencadenándose

contra referentes de movilización gremial y popular; tal es el caso

de los últimos asaltos arremetidos contra la CNTE, el normalismo

y los compañeros del FPDT, en Atenco. No está de más que nos

preguntemos ¿en dónde se sitúa el estudiante con raíces proletarias

ante estos acontecimientos? ¿pueden más sus intereses individuales?

¿son mayores sus ánimos de seguirle el juego al sistema con su apatía

y la continuación de costumbres heredadas de la clase dominante?,

o bien, ¿el estudiantado previamente organizado asumirá el papel

que puede llegar a jugar, en vez de ocuparse en distracciones banales?

Tal vez ninguna de estas preguntas necesitaría de respuesta, si

el último mencionado supiera orientar su trabajo político a las calles,

mucho más allá de un movimiento casi intrascendente en su actuar

como lo fue el Yo Soy 132. Quizá no debamos esperar mucho

de esto, mientras tanto ya nos hemos pronunciado anteriormente:

la unidad de los trabajadores (y por consiguiente, la de su fututo

ejército de reserva albergado en escuelas públicas), pondrá en jaque

al capital cuando sea sobre bases y principios revolucionarios. •

LA REVOLUCIÓN

Y GUERRA CIVIL EN ESPAÑA.

Mr. Bn

Primera parte: de la dictadura de Primo de Rivera

al Frente Popular.

La guerra civil española se caracterizó por surgir de un

conflicto irreconciliable entre la burguesía y la clase trabajadora

que ya no se podía resolver por métodos democráticos, parlamentarios,

o medidas de contención social, y por medio de

descargas de plomo en el cuerpo del enemigo encontró la única

salida: la guerra. Millones de personas nacidas en el mismo país,

pero con intereses totalmente diferentes, se enfrentaron: niños,

jóvenes, maestros, obreros, mineros, campesinos, artistas, mujeres,

con rifle en el hombro al frente de batalla, en la barricada

o en la trinchera. El pueblo (apenas armado, apenas adiestrado

con rifles viejos, desorganizado, y en condiciones en las que le

escaseaba el alimento, vestido y calzado), quemando iglesias y

conventos, colectivizando tierras, expropiando fábricas, fomentando

la educación y cultura, tirando piedras y dinamita cuando

la munición se terminaba, se encontraba convencido de su causa:

la revolución para liberarse del yugo de la opresión, emprender

su organización contra el ejército completamente armado (cascos,

botas, traje, bombas, munición de sobra, alimento y hasta tabaco),

el cual tenía a la iglesia a su lado, imponiendo el terror al carecer

de convencimiento, pues, no existen argumentos de su causa

para persuadir a la gente; su régimen no tenía razón alguna más

que enriquecer a las clases dominantes con la explotación, llevada

al extremo del proletariado.

En los siguientes párrafos intentaremos dar una breve caracterización

de este proceso, que, con sus aciertos y errores, triunfos

y derrotas, acarrea lecciones para todo el movimiento revolucionario.

Pueden consultar el texto integro en nuestra página:

periodicoelcomienzo.blogspot.com

España a principios del siglo XX y la dictadura de

Primo de Rivera.

24 millones de personas, 12 millones analfabetas, 8 millones

vivían en miseria, más del 70% trabajaba en las parcelas. El salario

de una jornada laboral era de 1 a 3 pesetas por día, un kilo de pan

costaba 1 peseta. 20 mil hombres eran los propietarios de España (la


iglesia, el ejército y la joven burguesía estaban

entre ellos). La monarquía sigue dominando,

escasa participación política. La Iglesia

controla la educación, 5 000 conventos, 80

000 sacerdotes, concentran gran parte de la

riqueza de la banca y la industria, defendía la

estabilidad y la santísima propiedad privada,

enemiga de todo intento de rebelión social.

Las fuerzas castrenses se erguían como un

pilar dentro del estado español con 15 000

oficiales y 800 generales, la mayoría a favor

de la monarquía. En en 1923, con la ayuda

del rey Alfonso XIII, el clero, empresarios

y el ejército, llega la dictadura de Miguel

Primo de Rivera y de inmediato se suspende

la constitución, se decreta disolución del

parlamento, la oposición es perseguida y les

sigue la censura y represión. La clase dominante

no aceptará movimientos de protesta,

agudizará la represión y por ello se vuelca

hacia la derecha nacionalista.

Para salir de la crisis política y buscando

un sustento legal a la dictadura, se convoca

a las cortes para elaborar una nueva constitución.

La burguesía está divida, una parte

gira al fascismo; los obreros y campesinos

se movilizan contra la perpetuidad de la

dictadura. Miguel Primo de Rivera renuncia

al no poder controlar la contradicción. La

caída del dictador es consecuencia de la

politización de las masas, la burguesía no

controla la situación ni atiende las demandas

del pueblo. Se convoca a elecciones municipales

intentando encasillar todo el fervor

social en las urnas. El 17 de Agosto de 1930,

varias tendencias republicanas (incluyendo

al PSOE) firman el “Pacto de San Sebastián”

cuyo objetivo principal era derrocar

la dictadura, poner fin a la monarquía e

instaurar la República teniendo como base

el sufragio universal. El 12 de abril de 1931,

los republicanos ganan en 41 de 50 municipios,

el gobierno provisional integrado por

firmantes del pacto (encabezado por Alcalá

Zamora) asume el poder. Las horas de la

monarquía están contadas.

El bienio Reformador (1931 –

1933).

La nueva constitución delegaba el voto

a las mujeres, el derecho de asociación, seguridad

social al trabajador, separación de la

iglesia del estado, nacionalización de bienes

religiosos; se construyeron 7000 escuelas;

“misiones pedagógicas” llevaban teatro,

música, cine, radio, lecturas a todo el país;

el ejército se convirtió en un instrumento

para posicionarse políticamente y en su

seno crecía el embrión antirrepublicano;

se promovía el reconocimiento de vínculos

entre regiones, pero el gobierno de cada

comunidad actuaba de manera autónoma; la

reforma agraria estipulaba que no cualquier

tierra podría ser expropiada y “el dueño”

tendría que recibir una indemnización; en

Andalucía campesinos organizados ocupan

tierras, borran la autoridad gubernamental,

crean comités organizativos y colectivizan

el trabajo y los productos. En este periodo

hubo dos oposiciones políticas, tanto por la

derecha como por la izquierda:

-En Madrid, el general Sanjurjo intentó

ocupar el Ministerio de Guerra donde estaba

Manuel Azaña, pero la guardia civil sofoca

el golpe. En Sevilla (donde tenía su cuartel

general) toma la localidad, pero mantiene

acuarteladas a sus tropas; de inmediato

los sindicatos convocan a huelga general y

obligan a Sanjurjo a rendirse (es condenado

a cadena perpetua).

-Casas Viejas, Andalucía: jornaleros

toman edificios públicos, destituyen al

alcalde, cortan líneas telefónicas e intentan

proclamar el comunismo libertario. La guardia

de asalto del gobierno inicia la represión;

dos semanas de combate: la resistencia

es férrea y sólo logran sofocar la rebelión

cuando empiezan a incendiar las miserables

casas. Suman 14 muertos contando los

fusilamientos de “sospechosos”.

Es irónico como el gobierno republicano

responde con represión a la sublevación

popular en Casas Viejas, mientras el intento

del golpe de estado por el general Sanjurjo

es perdonado.

El Bieno Negro (1933 – 1936).

El gobierno convoca a elecciones

para diputados en 1933. Para defender su

“república”, la burguesía crea la Confederación

Española de Derechas Autónomas

(CEDA), una coalición de los sectores más

reaccionarios y conservadores encargada de

tomar papel en la contrarrevolución; unidos

se presentaron en la contienda electoral. La

ultra derecha (no republicana) obtuvo cerca

de 200 diputados y más de la mitad pertenecían

a la CEDA. La derecha “centrista”

obtuvo 170 diputados, la mayoría miembros

del Partido Republicano Radical. La

izquierda se presentó dividida en las elecciones:

la CNT inició una campaña contra el

13

sufragio y llama a la insurrección, el PSOE

participa en las urnas, pero sólo obtiene 100

diputados, 59 eran miembros del partido.

El presidente de la república Alcalá

Zamora “encargó” a Alejandro Leroux

(Partido Radical) la formación del gobierno,

y apoyado desde las cortes por la CEDA,

nombra a Francisco Franco como Jefe del

Estado Mayor. Despidiendo generales fieles

a la república, detiene la reforma agraria,

las medidas laicas se cancelan, deroga la

autonomía regional, prohíbe las huelgas,

congela los salarios, aumenta la jornada

laboral e inicia una cacería de brujas contra

militantes de izquierda. La derecha se

prepara para defender con las armas lo que

los votos no podrán sostener: José Antonio

Primo de Rivera (hijo del dictador) funda

la Falange Española en 1933, un grupo de

choque paramilitar fusionado con las Juntas

de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS)

que se encargará de “defender a España”

de la revolución. Los diversos sectores de

izquierda advierten que no aceptarán a la

CEDA dentro del gobierno republicano. En

1934 Leroux incorpora a 4 integrantes de la

CEDA a su administración. La respuesta no

se hace esperar.

“Octubre Rojo”. La insurrección

de Asturias, 1934.

5 de Octubre: Huelga General en las

ciudades de Madrid, León, Cataluña, el País

Vasco, Asturias. El gobierno declara “estado

de guerra”. Trabajadores al frente de batalla


14

libran encarnizados enfrentamientos y choques armados. En el País

Vasco, el movimiento se extendió hasta el 12 de octubre: más de 40

huelguistas abatidos por los “guardias de la república”. La incorporación

de la CEDA al gobierno es el motivo del levantamiento obrero,

sólo en Asturias logra un carácter insurreccional.

La Alianza Obrera, impulsada por Largo Caballero planteaba

la necesidad de conjuntar comunistas, socialistas y anarquistas;

abandonar la vía parlamentaria y lograr la revolución. La UGT,

PSOE, PCE, y el sector de Asturias de la CNT firmaron el acuerdo,

pero surgieron diferencias en cuanto al modo de organización: ni

los anarquistas ni socialistas claudicarían a sus ideales, la solución

quedó definida en independencia política al momento de triunfar

la insurrección: “ El compromiso contraído por las organizaciones

que suscriben terminará en el momento en el cual la República

Socialista Federal quede constituida con sus órganos propios, elegidos

voluntariamente por la clase trabajadora y por el procedimiento

que haya preceptuado la obra revolucionaria dimanante del presente

pacto”. Así quedó constituida la organización, todos marchando bajo

la consigna UHP: “Unión de Hermanos Proletarios”.

Los mineros de Asturias forman milicias armadas con balas

y dinamita, toman territorio de la cuenca minera, obligando a la

Guardia Civil a rendirse; ocupando ayuntamientos, colectivizando

tierras, requisando millones de pesetas del banco de España o

estaciones de ferrocarril y expropiando fábricas de armas; botan a

todos los funcionarios y administrativos. Se crean órganos de poder:

los “comités revolucionarios” elegidos desde abajo, y coordinados

por el Comité Revolucionario Provincial (organismo central, al que

integraba la Alianza Obrera). En toda la provincia se protegían con

barricadas, y aunque el armamento escaseaba, el “Ejército Rojo”

llegó a contar con más de 30 000 personas. Laroux envía a Franco

junto a la Legión Extranjera (cuerpo de vanguardia militar) para

reprimir y conquistar Asturias. Durante dos semanas el bando

revolucionario se enfrentó con las tropas al servicio del fascismo: más

de 3 000 muertos, 7 000 heridos y 40 000 presos políticos.

La derrota de la revolución en Asturias, muestra que la unidad

obrera es capaz de hacerle frente a cualquier ejército; esta se fomenta

a través de la democracia directa y se logra cuando la acción coordinada

las diferencias políticas pasan a segundo plano. Sin embargo,

para el sector conservador, la victoria significó volver a acomodar su

tablero para abatir la revolución; Leroux aceptó las condiciones del

sector derechista, con varios movimientos en el gobierno, la CEDA

logró tener más personas dentro de la administración incluyendo a

su propio líder José Gil Robles. Eran la mayoría y buscaban todo

el poder. Leroux fue destituido de su puesto y al no haber alguien

propicio para encaminar “la república”, el presidente Alcalá Zamora

disolvió el parlamento y convocó a elecciones.

El Frente Popular.

Observando el avance del fascismo, la Internacional Comunista

lanza su eje de “la defensa de la paz y preservación del primer estado

obrero”. La URSS promueve los Frentes Populares que intentan

sumar a la burguesía liberal, democrática o republicana, y para no

ahuyentar a estos sectores plantea posponer las metas revolucionarias.

La Oposición de Izquierda sostiene que en estas alianzas, la burguesía

siempre impone su programa, en su lugar debe emprenderse

una política de Frente Único que agrupe a obreros, campesinos,

anarquistas, comunistas y socialistas.

Enero de 1936, la izquierda republicana, PSOE, PCE, UGT,

POUM, etc., firman un programa de coalición para las elecciones que

empieza a figurar como Frente Popular. El contenido del programa

es profundizar las reformas de la constitución de 1931 y liberar a los

presos políticos, aunque se rechazaron las propuestas de nacionalizar

la banca e impulsar el control obrero en las fábricas. Estas demandas

van con una inmensa campaña propagandística, el bando anarquista

se abstuvo de su consiga: no votar. La contienda electoral está acompañada

por huelgas, incendios y enfrentamientos, un proceso de lucha.

Vota casi el 80% de la población. A pesar de que el ejército con Franco

a su mando, intentó imponer estado de guerra y anular las elecciones,

el Frente Popular triunfa con un margen mínimo de ventaja. Manuel

Azaña, a pesar de su cuestionable administración pasada, tomó la

dirección del gobierno.

El gobierno del Frente Popular (Febrero – Julio

1936).

17 de Febrero: las manifestaciones por la liberación de los presos

políticos estaban en primer orden, la gente llegó a las cárceles, liberó

a sus presos y se reintegró al movimiento. 19 de Febrero: huelgas por

todo el país con exigencias revolucionarias como la reincorporación

de los despedidos en el bienio negro, aumento de salarios, mejoras

laborales, despido de empleados a servicio de la patronal, nacionalización

de ferrocarriles, control obrero en la producción, etc. Las

huelgas se extienden hasta julio, y la mayoría terminan con logros

para obreros. El sector campesino no estaba en la misma situación:

la exigencia de tierra para trabajar era irreconciliable, mientras las

parcelas estaban en las manos de los terratenientes.

En el gobierno se votó para que Alcalá Zamora dejara el cargo

de presidente por violar la constitución. Santiago Casares Quiroga,

fiel a la línea de Manuel Azaña, ocupó la presidencia de la república

el 13 de mayo. Sin embargo, la estabilidad estaba muy lejos;

los ataques armados y escaramuzas no cesaban. Entre los sectores

conservadores y fascistas se crearon destacamentos paramilitares

que atacaban directamente a los obreros, los cuales respondían con

milicias armadas. Ante esto, la derecha inició una campaña contra

el nulo control social del gobierno del Frente Popular, “enemigo de

Dios y la Iglesia”. Era el pretexto para comenzar los preparativos del

golpe de estado.

La preparación del “golpe de fuerza”.

El estado mayor, encargado del golpe de estado, surge de la

Unión Militar Española (organización ultraderechista y clandestina),

que agrupaba a oficiales conservadores para que “restableciera el

orden en el interior y el prestigio internacional de España”. Uno de

los principios para el levantamiento militar planteaba: “Se tendrá en

cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo

antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado. Desde

luego serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos,

sociedades y sindicatos no afectos al movimiento, aplicándose castigos

ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos

de rebeldía o huelgas...”. Tenían el apoyo del terrateniente, la falange,

el clero, y el diario ABC era su órgano de propaganda, aunque


EN CONTRAPORTADA: Guernica-Oaxaca (1936 a 2006) de Jonathan Vásquez 15

«¿Qué cree usted que es un artista? ¿Un imbécil que sólo

tiene ojos si es pintor, oídos si es músico o una lira que ocupa

todo su corazón si es poeta? Bien, al contrario, es un ser político,

constantemente consciente de los acontecimientos estremecedores,

airados o afortunados a los que responde de todas maneras. No, la

pintura no se hace para decorar pisos». (Picasso, a un periodista,

tras la Segunda Guerra Mundial).

Hace poco tiempo fui cuestionado en casa, acerca de una pintura

que nadie comprendía, donde sólo se miraba un caballo hecho de

triángulos; tuve que intervenir para explicar el contenido, así que

dos palabras emanaron de mi boca: paz y dolencia, y es que es

necesario señalar el contraste de ambos términos para comprender

una gran creación. Si queremos entender el Guernica de Picasso,

es fundamental entender el marco histórico y cultural en el que se

inserta, pues, una pintura es considerada buena por el modo en que

está resuelta, es decir, en palabras del autor: “con el grado de maestría

con que ha sido pintada’’. La pintura no está hecha para decorar

habitaciones ni pertenecer a determinado grupo de personas, el afán

de un verdadero creador está en transformar la sociedad, por eso

Picasso crea la obra citada, encontrando en la devastación provocada

por el bombardeo a la ciudad de Guernica, la inspiración para el

tema que hasta entonces no había podido concretar.

Con el propósito de dar a conocer ante el mundo las atrocidades

cometidas por la guerra (en un lienzo donde la composición y el

color se traducen a un argumento universal contra toda barbarie

provocada por la voluntad de poder) Picasso logra sumergir al espectador

en el clima de muerte y destrucción que se suscitó durante la

Guerra Civil Española. Si hay algo que hace a estas grandes obras tan

especiales, es que trascienden ante cualquier discurso culto o retórica

histórico-artística, nos llevan a unas dimensiones y a un espacio que

tienen muchas lecturas. En Guernica no hay bombas, ni aviones ni

soldados, pues la simplicidad y honestidad en el trazo realizan todo

el trabajo; más allá de escuchar a los expertos, es más importante

escuchar a los que no lo son, por eso el afán de contextualizarlo

a una situación cercana y clave para la historia político-social de

Oaxaca: el 2006.

Yo, más que decir lo que es ‘Guernica’, intentaría escuchar lo

que otra persona cree que es. 2006, el año donde se demostró la

inconsistencia del poder político y el sistema económico preponderante,

año donde se reveló ante todo el mundo la injusticia,

impunidad, corrupción, prepotencia, inequidad e indiferencia hacia

la población por parte del aparato estatal; que obligó al pueblo a salir

a las calles, tomar los medios y lo más importante: perder el miedo.

El movimiento jugó un papel determinante en la vida de todos los

habitantes, pues a pesar de los numerosos operativos de represión,

se comprendió la condición infructuosa del poder avasallante y,

mediante el respaldo popular, se esbozaron las bases de su futuro

derrumbamiento. Es aquí donde entra el Guernica actual, trazado a

partir de los sucesos clave, los rostros de hartazgo y sufrimiento del

fenómeno de insurrección más cercano a nosotros.

Picasso expresó su deseo de que el cuadro no volviera bajo

ningún concepto a España, mientras no se restableciera la democracia.

Lo único que salvaría pedir es que la producción artística actual

no favorezca los intereses de la clase dominante, la cual pide un arte

que corteje y adule su gusto mediocre, pues así como Picasso lanza

un grito a la barbarie, en la Guernica ó Oaxaca 2006 se lanza un

grito a la justicia e impunidad y un llamado a la acción. •

Guernica, Óleo/Lienzo, Pablo Ruiz Picasso, 349.3x776,6 cm, 1937

era menor que en el intento de golpe de 1932. Pero, el 12 de

julio, fue asesinado el teniente de la Guardia de Asalto José del

Castillo, encargado de brindar instrucción militar a las milicias

socialistas; como respuesta, estas se vengaron con la muerte de José

Calvo Sotelo, dirigente de un ala derechista. Este asesinato acabó

de convencer a la CEDA y los demás sectores del ejército que

dudaban de la necesidad del golpe de estado. El estado mayor fijó

la fecha de la sublevación para el 17 y 18 de julio.

Así se comenzaba una sangrienta lucha por el poder, entre el

fascismo y la revolución. . . .

La segunda parte del texto “Reflexiones Dialécticas”

está disponible en: periodicoelcomienzo.blogspot.com

CONTÁCTANOS

periodicoelcomienzo.blogspot.com

Blog en el que encontrarás actualizaciones sobre el acontecer

del movimiento social. Podrás acceder a nuestra

biblioteca virtual con práctico y fácil servicio de descargas

en formato pdf.

Facebook. El Comienzo periódico II

Agréganos a tu facebook para recibir información de forma

regular. Recibiremos tus comentarios, aportes o reportes

desde tu zona de trabajo o vivienda. Buscamos generar

corresponsales obreros por todo el país.

Mail. periodico.elcomienzo@gmail.com

Envíanos tus sugerencias, denuncias y artículos que sean

de interés colectivo y puedan publicarse.

More magazines by this user
Similar magazines