industrialización

oscarlizar

Estrategia para una nueva industrializacion

En la medida en que no es razonable esperarque varios de esos factores se resuelvan a cortoplazo, el panorama del sector minero-energéticocomo motor de la economía colombiana escada vez más sombrío. De hecho, desde el año2013 el sector minero-energético perdió su condiciónde principal motor de la economía, cediendoese lugar a la construcción. Mientras enese año la minería creció el 4,9%, la construccióntuvo un dinamismo del 12%. Esa brecha seincrementó en el primer semestre de 2014, cuandola minería apenas creció un 1,7%, en tanto laconstrucción registró un aumento de 14,2%.El nuevo liderazgo de la construcción como motorde la economía no constituye una soluciónduradera al marchitamiento del sector minero-energético,en la medida en que su dinamismodepende de programas que no son sosteniblesde manera indefinida, como los proyectosde infraestructura vial de Cuarta Generación(4G) y los estímulos para la compra de vivienda.En ese contexto, sigue siendo muy preocupanteel bajo dinamismo de sectores como elmanufacturero, que en el primer semestre de2014 apenas creció 0,9%.El adecuado diseño y la aplicación efectiva deuna política de desarrollo productivo es requisitoesencial para que la economía colombianaconsolide un proceso de crecimiento estable ysostenido, superando “la trampa de los ingresosmedios” y escapando a la inestabilidad deun esquema de desarrollo basado en la exportaciónde materias primas. Lamentablemente,los resultados hasta el momento no han sidomuy alentadores, como se muestra en las seccionesque siguen.232233

More magazines by this user
Similar magazines