TRANSGÉNICOS

cebem.org

CONTAMINACIN INVISIBLE PERO INNEGABLE - Cebem

TRANSGÉNICOSBolivia los compra, siembra y comePor Katherine FernándezAsociación Inti Illimani - Energía solar para la vidaLa Paz – BoliviaJulio, 2010La agroindustria boliviana practica la transgeniateniendo como principal comprador al propio gobiernoboliviano, que este año enarboló a nivel internacionalsu discurso en defensa de la Madre Tierra y sus derechoscomo ser vivo, pero no profesa con la misma fuerzapolíticas internas de desagravio y reconciliación conella.El artículo 409 de la Constitución Política del Estado,dice: “La producción, importación y comercializaciónde transgénicos será regulada por ley”, pero aún noexiste la ley. Esta redacción fue modificó aquellaaprobada en grande por la Asamblea Constituyente, el24 de noviembre de 2007 en Sucre, despojando así a laMadre Tierra de su única herramienta revolucionaria delucha contenida en el artículo que entonces era el No.405: “Se prohíbe la producción, uso, experimentación,importación y comercialización de organismosgenéticamente modificados.”Este cambio de último momento, tuvo sufundamentación en la investigación científica quereporta que la biotecnología que modificagenéticamente los alimentos, podría contribuir asolucionar problemas alimentarios en momentos decrisis, una explicación que sería válida en una realidaden la que el Estado apoyase a los científicos bolivianosque trabajan a favor de la tierra, la biodiversidad ypreservación de la vida. Pero no existe esta garantía.Los únicos que se congratulan con esta modificación delartículo son los industriales bolivianos y extranjeros quehan introducido semillas transgénicas al país, no paraasegurar alimentos, sino para obtener mayoresganancias, mientras tanto sigue vigente el Decreto del2004, firmado por el entonces Presidente Carlos Mesa,que permitía la importación de elementos transgénicoscon carácter experimental en Santa Cruz, siendo quedos años antes ya se introducían vía contrabando.TRANSGÉNICOS DESDE EL ALMAEn Bolivia se comercializan 43 variedades de soyatransgénica y el principal comprador a nombre delgobierno es la Empresa de Apoyo a los PequeñosAgricultores - EMAPA, que pretende incentivar laproducción mediante créditos para semillas, insumos ydiesel. 1 Pero no exige como norma que la producciónsea orgánica o por lo menos no transgénica,Actualmente el 100% del algodón y el 80% de la soyason transgénicos.1Exposición de Miguel Ángel Crespo, PROBIOMA.¿POR QUÉ SE HIZO NECESARIO PROTEGERSE DE LABIOTECNOLOGÍA TRANSGÉNICA?Si bien La biotecnología debe entenderse comotecnología de vida o para la vida, la industria mundialde alimentos encontró en ella la manera de optimizarsu producción, por lo tanto es la que mejor la incentiva,financiándola a un nivel en que se vuelve supropietaria, por lo cual posee los derechos sobre losresultados de la investigación, sobre el uso de losmismos y decide si la sociedad consumidora debeconocerlos o no.En el 2003, la mayoría (73 %) de cultivos GM 2 eranmodificaciones para la tolerancia a herbicidas, mientrasque 18 % para la resistencia a insectos y el 8 % paraambos rasgos. 3La ciencia dice que no es posible tomar previsionessobre los efectos negativos del consumo de alimentostransgénicos en la salud humana, mucho menos deotros seres vivos que son parte de complejas cadenasalimenticias de las cuales los humanos sonineluctablemente un eslabón. En el último siglo los tiposde cáncer y las alergias se han diversificado a causa deltipo de alimentación y el cambio climático.SITUACIONES PARTICULARES* En Estados Unidos se experimentó fortalecer la cáscaradel tomate, que es un producto frágil, para facilitar sumanipulación en la comercialización, utilizando genesubicados en la piel del ratón, lo cual ocasionó quepersonas alérgicas a este animalito, manifestaran suafección al consumir tomate, que nada tendría que ver.************************************************** Los desiertos verdes son lugares donde existíabiodiversidad, pero con el monocultivo de miles dehectáreas de productos como la soya bajo la aplicaciónde semillas transgénicas y agroquímicos, ahora no hayinteracción de vida entre insectos, variedades deplantas, árboles, aves, abonos naturales de los animales,humedad y los fenómenos simbióticos que posibilitabanla reproducción de la naturaleza en sus ciclos normales.Entonces la consecuencia de estos extensosmonocultivos-desiertos verdes, es la erosión de la tierra,reflejada en fotografías satelitales de países comoArgentina, que años atrás se denominaba el granero deAmérica.************************************************** La transnacional que domina el mercado de lassemillas transgénicas es Monsanto, una industria giganteque ha logrado acaparar la comercialización de sussemillas transgénicas para millones de hectáreas dealgodón, maíz y soya en Estados Unidos, cuyo gobiernootorga subvenciones a su agricultura, entre otras cosas,2GM: Genéticamente modificados.3Ing. Ph. D. Felix Marza, exposición en seminario “LaAlimentación una Práctica en Decadencia”.


porque al haberse convertido en productos ciertamenteresistentes, se tiene volúmenes de agroproducciónsegura para los mercados internos y externos, por locual puede jugar con los precios abaratándolos segúnconvenga para cada país del mundo a donde exporte.Así, parecería ser que quien tiene el dominio delmercado de los alimentos básicos y sus derivados en elplaneta, es el agricultor norteamericano, pero enrealidad lo es la transnacional Monsanto.SOBERANÍA ALIMENTARIALa transformación de la comida es muy cotidiana, lohacemos todos los días en la cocina o en las tradicionesvineras. Pero la tecnología transgénica es una completareformulación de los alimentos, no se trata de simplesinjertos, como se suele simplificar en las conversaciones.Cada día se aumenta el debate mundial sobre la ética yla confianza que la humanidad pueda tener en quienesla aplican, debido a que consiste en introducir ADN deuna especie en otra distinta (animal ↔ vegetal).Cuando la ingeniería genética empezó hace 40 años secreía que manipular un gen tenía que ver con modificarun rasgo, pero ahora se sabe que un solo gen se expresaen muchos rasgos 4 , por lo tanto las consecuencias noson controlables y el objetivo de fortalecer un productopuede tener consecuencias múltiples que, por ahora, seestán viendo en alergias, pero los trastornos incluso enlos genes humanos, se verán en las generaciones futurasy no se descartan ciertas degeneraciones. La tecnologíagenética “es una tecnología de invasión celular” 5 .valores y mucho menos los transgénicos, cuyo controllo tienen quienes producen solo para vender más, perono para alimentar a todos, en un momento en que sehabla de sobreproducción de alimentos, de unaindustria que bota a la profundidad del mar todoaquello que no ha vendido, sin temer pérdidaseconómicas, sino más bien, para hacer espacio en laestantería de los mercados mundiales para los nuevosproductos que trae, mismos que solamente simbolizanquién tiene el poder en el planeta – que son apenasunos pocos – y los demás se lo permitimos.---o0o---Actualmente las semillas transgénicas se propagan sincontrol por los cultivos del mundo, sin que losagricultores puedan tomar la decisión de utilizarlos ono, simplemente aparecen en sus tierras debido a que elcomplejo vital es así, los pájaros, insectos, vientos yagua los transportan como siempre ha sido en lanaturaleza. Es necesario insistir una y otra vez más: Hoyse está recuperando la visión de que la tierra es un servivo, pero no lo es en un sentido de unidad separadade los demás. La vida en el planeta tiene que ver conuna integralidad interdependiente entre todos los entes,entre los cuales está el ser humano en la mismadimensión que un microorganismo animal o vegetal.Por más íntima que parezca la acción de alimentarnos,todo cuanto comemos afecta a nuestro entorno,porque nada se queda en nuestro cuerpo para siempre.Por eso cuando hablamos del derecho a la alimentacióny de resolver que haya comida para los 7 mil millonesde habitantes, debemos también pensar en qué clase dealimentación merecemos, siendo lo más importante lacalidad y la diversidad. Y además, que no tenemosderecho a seguir fomentando el monocultivo, lamanipulación de precios, las patentes, las bolsas de4 Video documental “El futuro de la comida”:www.thefutureoffood.com5 Idem.

More magazines by this user
Similar magazines