1Jej4ie

lospinos.2012

1Jej4ie

24 de Agosto de 20153


Columna Indicador Político24 de Agosto de 20155Gordillo:secretos del poder y códigode silencio mafiosoPor Carlos RamírezHasta ahora ningún político arrestadose había atrevido siquiera a amenazarcon romper el silencio mafioso que hacefuncionar el sistema político priísta casicon precisión de reloj suizo.La maestra Elba Esther Gordillo es unade las políticas más intensas en activo.Hace política hasta cuando no hace ynada en ella es improvisado. Por eso en losescritorios de analistas del gobierno federal seevalúa con frialdad su estrategia de defensa:exhibirse, amenazar y luego pasar a una condiciónde sumisión política.La semana pasada se perfilaron dos Gordillo:de un lado estuvo la arrogante que platicócon el columnista Ciro Gómez Leyva yque envió mensajes amenazantes directos y yano tanto en clave y luego apareció la resignadaseptuagenaria en una carta al columnistaRaymundo Riva Palacio. Pero no se trata dedos Gordillo sino de una sola.A Ciro le dijo quería regresar a la política,al poder y al SNTE, pero a Raymundo leconfesó que deseaba dedicarse a su familia.El primer análisis oficial registró un temperamentoinconsistente, quebrado, productode casi dos y medio años de encarcelamiento;pero luego, al pasar por los filtros de la psicologíapolítica y del poder el resultado fueotro: se trata de un juego de poder.La política puede resumirse como el artede dominar al adversario; es, por tanto, unejercicio del poder coercitivo: hacer que elotro haga lo que uno quiere, razonaron, endiferentes épocas, Hobbes, Constant, Webery Gramsci. Así, el caso Gordillo es un asuntode poder político.Pero en asuntos como el de la maestraGordillo hay otros elementos en la mesa delas negociaciones. Importantes sectores gubernamentalesconsideran que sería prácticamenteimposible que la maestra Gordillo recuperarael liderazgo del SNTE o sus espaciosde poder en el PRI o sus movilidades conimportantes figuras de la oposición. Podría,sí, tratar de meterse en la sucesión presidencialde 2018 pero en la política las biografíaspesan y la de ella quedó marcada con el procesopenal y la desarticulación de su estructurafinanciera.No, la política no sería un riesgo en lamaestra Gordillo. Lo que inquietó al establishmentdel poder fue esa frase que le dijo a Ciro:“Están estirando tanto la liga que pareceque quisieran forzarme a romper el silencioinstitucional que responsablemente headoptado”.Los secretos del poder en realidad nopreocupan al sistema político; lo que sí inquietaes la información de las antesalas privadasdel poder, los secretos mejor guardadosdel sistema político: las vidas privadas de lospolíticos como políticos. Y más en un sistemaperiodístico fuera de control y el dinamismode las carreteras cibernéticas del chisme elevadoa la categoría de evidencia popular.La parte más delicada de la posición políticade la maestra Gordillo en la estructura delsistema político priísta fue su participación endecisiones delicadas privadas: el poder profundolleno de secretos a los más inconfesables;a partir de la dimensión de esa informaciónfina, en el sistema priísta ha funcionado la leyde la omertá o el código mafioso del silencio.Se trata, en una imagen metafórica, dela información sobre las tálamos del poder,pero nada que ver con temas sexuales o deintimidad personal o familiar, porque a nadieimporta quién anda con quién, sino que se hausado para ilustrar el espacio subjetivo, espiritual,intangible del poder, donde se tomanlas decisiones más severas y cuestionables,más alejas de cualquier consideración ética dela política; lo que los griegos que inventaronla política consideraban la habitación más interiorde una casa. Una tálamo del poder esun espacio profundo que presenta a los políticosya sin disfraces ni figurines, sino descarnados,sin la vestimenta publica: el poderdesnudo, el poder absoluto.Los secretos que menos preocupan a lospolíticos son los de su vida privada, de susamores clandestinos, de sus debilidades humanas,ésos detalles que a nadie interesan; las verdaderasalcobas del poder son más bien esosespacios donde se intercambian los secretosdel poder como para ilustrar las complicidadesreales: qué sabe uno sobre el otro para que elotro también quede atado a las complicidades.Esos son los secretos del poderAl participar en toma de decisiones delicadas,de seguridad política del Estado, delsistema y del establishment, la maestra Gordillosupo demasiado. La información delpoder que posee la maestra Gordillo es delicada,para usar una palabra suave. Hasta ahoraningún político arrestado se había atrevidosiquiera a amenazar con romper el silenciomafioso que hace funcionar el sistema políticopriísta casi con precisión de reloj suizo.El aparatich político del sistema priístaprofundo está analizando el mensaje de la maestraGordillo. La delación política como últimorecurso de defensa jurídica suele enredarse enel ejercicio del poder. Y la parte más peligrosadel poder es el poder arrinconado.noticiastransicion.mxcarlosramirezh@hotmail.com@carlosramirezh


24 de Agosto de 2015IDebate sobre la transiciónpolítica democrática en MéxicoPor Rafael Abascal y Macias* Desde 1968 y de manera máscertera en 1988, con las eleccionespresidenciales más fraudulentas,mostraba el agotamiento del modeloPRI (partido hegemónico)-Gobierno,se inició el largo y complejo caminode la transición democrática.* La alternancia en el poder en el2000 hizo pensar que se consolidaríay en el 2012 que marcó el regresoal poder del tricolor, ha puesto enun “in pace” en este proceso.* Desde 1977 se pensó que el pluripartidismosería un factor decisivopara darle más credibilidad a lacompetencia electoral y fortaleceríala democracia; pero los comiciosintermedios del 2015, muestran quese ha fragmentado.El debate público sobre la transicióndemocrática en nuestro país ha caídoen punto de saturación y confusión talque actualmente no explica con precisión quées lo que está sucediendo con ese fenómenopolítico. El movimiento estudiantil de 1968con la represión autoritaria gubernamental,para muchos es el inicio de un largo y sinuosocamino de la transición política hacia lademocracia; para otros, incluido el que escribe,se inicia en 1988 con las elecciones presidencialesmás controvertidos y fraudulentasde la historia comicial del país; marcando elagotamiento del modelo PRI-Gobierno, queoptaba nuevamente por decisiones autoritariaspara mantenerse en el poder.La vorágine de acontecimientos de finesdel sexenio1988-1994, con el asesinato deLuis Donaldo Colosio, candidato presidencialdel tricolor y luego el de Mario RuizMassieu, que iba a ser el coordinador de labancada priista en la Cámara de Diputados,así como la crisis económica más profundade que se tenga memoria, conocida como“los errores de diciembre” con la caída decasi 7% del PIB; hizo pensar a muchos queel término del largo proceso de transición deun régimen autoritario a uno democráticoera inminente.Sin embargo, la permanencia del PRI enla Presidencia de la República hasta el año2000, hizo que cambiaran las percepcionessobre el rumbo del cambio político, más auncon la llegada del PAN a Los Pinos. A partirde entonces lo que ha prevalecido en el debatees la confusión y los resultados de las elecciones(federales y estatales) de julio del 2015agregan nuevos elementos de incertidumbre.Las razones que explicanla situación son varias:1.- El uso indiscriminado del conceptosin saber a ciencia cierta cuál es suverdadera definición y hasta donde llegansus límites en términos empíricos.2.- El empeño por asociar el fin dela transición con la derrota del régimenpriista y el significado del regreso al poderdespués de 12 años de regímenes panistas.3.- La creencia errónea de que la democratizaciónde un sistema político siguenecesariamente una línea recta, esdecir, que el proceso transicional es unevento continúo que habrá desembocartarde o temprano en la democracia.4.- Que frecuentemente el procesodemocratizador mexicano se ha tratadode explicar —e incluso darle una salidasimilar— a través de casos particularescomo el de España, cuando en realidades un caso muy sui generis no obstante lassimilitudes que pudiera tener con ese paíseuropeo y con otros de Latinoamérica.El efecto más evidente de toda esta confusiónse observa en la polarización y la fatiga delos actores políticos y sociales de las que se vedistorsionado por la falta de una estrategia claraa seguir. Incluso podría afirmarse que bajoestas circunstancias el problema se complicaaún más al no encontrar puntos de coincidenciasfundamentales para impulsar el cambio.Para complicar más aun las cosas, hoy día hayuna fuerte percepción en contra los partidos,la política, sus representantes y el gobierno (dealrededor del 76% de los ciudadanos), destacandola baja popularidad del presidente EnriquePeña Nieto (de 4.7 puntos sobre 10).


Torre de Babel24 de Agosto de 2015IIItrasparentes, así como con resultados creíbles,que reflejaban la decisión de la sociedad.De acuerdo con lo establecido anteriormente,se podría afirmar entonces que Méxicoya había culminado su transición democráticasí damos por hecho que los comicios federalesde 1997 fueron libres, equitativos y no manipuladosdesde las más altas esferas del régimen;donde por primera vez en México el PRI notuvo mayoría absoluta en la Cámara de Diputadosy no existía un andamiaje legal paraintegrar los poderes en San Lázaro. Se han realizadoelecciones federales creíbles en el 2000,2003 y 2009 organizadas por el IFE plenamenteciudadanizado, donde los electores optaronpor la alternancia en el poder presidencialy han reafirmado su decisión de contar conun gobierno dividido, con un Congreso dondeningún partido cuenta con mayoría.Sin embargo, no existe la plena certidumbrede que estemos inmersos en un proceso deinstauración en el que se haya puesto en marchauna nueva institucionalidad democráticani que se esté llevando a cabo el desmantelamientosistemático del régimen autoritario.No vemos, por ejemplo, que haya una agendadefinida para restarle peso al poder presidencial,para perfeccionar la ley electoral o paradesactivar los enclaves autoritarios enquistadosen buena parte de las entidades federativas.Tampoco podríamos afirmar con certeza queestamos experimentando un proceso de restauracióno mutación autoritaria con el cambiodel PAN a Los Pinos, así como en virtudde que existen elementos que nos indican locontrario, como el hecho de la pluralidad enel Congreso y en los estados de la República.La transición mexicana perdidaAnte estas evidencias contradictorias o paradójicas,se podría argumentar con razón quenuestra transición aún continúa. Si así fuera,entonces ¿dónde estamos ubicados ahora?¿Cuál es el o los eventos que nos indicarán queestamos cerca de alcanzar la otra orilla o bienque vamos a una transición fallida?El especialista César Cansino explica estaambigüedad como un fenómeno provocadopor las propias características de la transiciónmexicana. Es decir, que los comiciosdel 2000 y 2006 si bien pueden considerarsecomo correctos no necesariamente significanel término de nuestra transición sino que sonuna táctica del nuevo régimen panista, paracontinuar la larga estrategia de liberalizaciónpolítica utilizada recurrentemente para prolongarsu estadía en el poder y no arriesgarsea impulsar los cambios ofrecidos.Bajo estas consideraciones, lo que seplantea es que debe haber mayores indiciospara poder afirmar que nuestra transición haconcluido, y en este sentido se muestra quelas elecciones presidenciales del año 2000 y2006, no fueron suficientes para determinarel fin de este proceso; pero sí se probó quepor la vía electoral se cedió por la vía pacíficala institución emblemática del poder enMéxico, sobre la cual se ha sostenido durantedécadas el sistema autoritario.La transición atorada con Fox y las expectativasde cambio con Calderón han generadoenormes espacios de ambigüedad sobre elrumbo de ella, y la pérdida de autoridad y legitimidadde los regímenes panistas, así comola debilidad de sus gobiernos hacen preversignos de que se pudiera dar una regresiónautoritaria, ya que lo que ahora prevalece esla lucha por el poder mismo.El regreso del PRI a Los Pinos en el 2012con Enrique Peña Nieto, con elecciones libres,equitativas y transparentes, y generandouna nueva alternancia en el poder presidencialtras significativas reformas electorales quellevaron al cambio de la institución responsablede organizar los comicios, con más funcionese intervención a escala nacional.Los escenarios del cambio político: entrela involución y el gatopardismoA partir de 2000 politólogos e historiadoreshan tratado de construir los posiblesescenarios de la transición mexicana a partirde las nuevas tendencias electorales y de lacombinación de otros factores directamenterelacionados con la evolución del sistemapolítico. En este sentido, se ha tratado demedir el cambio a través del análisis de lasinstituciones partidarias, el Legislativo, la sociedadcivil, los grupos de poder, al igual queactores como la guerrilla y el narcotráfico.Sin embargo, por la vertiginosa dinámica delos acontecimientos y en buena medida porlo impredecible de las conductas políticas delos protagonistas, los desenlaces planteadosno siempre se sustentan por mucho tiempoo bien resultan rebasados por la complejarealidad. Aun así, estos ejercicios resultan deutilidad en la medida en que nos dan un panoramageneral de hacia dónde pueden derivarlos fenómenos políticos. En el caso dela transición democrática los análisis realizadosen los últimos 15 años por académicos yespecialistas han visualizado —sin coincidirnecesariamente— los siguientes escenarios:1.- Fortalecimiento de los sectores duros.Frente a la falta de un liderazgo nacionalefectivo, los grupos de poder tradicionalesdel viejo y nuevo regímenes hacen prevalecersus intereses cerrándose a las expectativas decambio dentro y fuera del partido en el gobierno.Bajo estas circunstancias, las irregularidadesseguirían permeando las eleccionescomo mecanismos para impedir el triunfode la oposición. Esto a su vez traería comoconsecuencia particular la radicalización delPRD y las fuerzas de izquierda, mientras queen lo general el proceso transicional entraríaen un impasse. Quienes encabezarían esta tendenciaserían los miembros de la Conago. Eneste sentido, la viabilidad del escenario dependede cómo ese grupo logren posicionarsede aquí al año 2018 y sobre todo en la etapaen que los partidos habrán de designar a sucandidato presidencial.2.- Involución política y restauración.Los sectores duros del régimen, amenazadoscon perder la Presidencia de la República, decidendesconocer los resultados que favorecena la oposición provocando graves problemasde ingobernabilidad y trataran, a partir delpoder presidencial, de darle continuidad alproyecto panista con Fox y Calderón. Si bienresulta poco probable un golpe de Estado enel cual participen segmentos de las fuerzasarmadas, sería muy factible ver hechos desestabilizadores:asesinatos, secuestros, brotes armados,enfrentamientos con el Ejército, queobligaría al gobierno a declarar una situaciónde excepción o endurecer sus posiciones.En este caso y suponiendo que la correlaciónde fuerzas se incline del lado de dichosgrupos antidemocráticos, la involución políticaes prácticamente insalvable en virtud deque el proceso de cambio se vería seriamenteobstaculizado al cancelarse los espacios institucionalesde debate y participación. En teoría,a partir de este punto, la restauración delrégimen autoritario sería más viable, aunqueello dependería de la capacidad de los sectoresmoderados para revertir la tendencia y de lapresión que probablemente ejercerían las nacionesdemocráticas.


IV24 de Agosto de 2015 Torre de Babel3.- La narcocracia. Este escenario se sustentaen el hecho de que el fenómeno denominadocomo colombianización se profundiceen nuestro país. Es decir, que los poderes informalespenetren las estructuras más importantesdel Estado y tengan una gran influencia enla toma de decisiones. En este caso estaríamosviendo un proceso en el cual la futura vidapolítica e institucional de México se regiría através de mecanismos aceptablemente democráticos,pero quien en verdad detente el podersea el crimen organizado, especialmente elnarcotráfico. Para quienes creen que la narcocraciapuede apoderarse del régimen, existenmuchos elementos que apuntan en ese sentido.Por ejemplo, los indicios de dinero sucioen campañas políticas, la asociación delictuosade capos y autoridades de altos niveles comoalgunos gobernadores, y la amplia red de corrupcióny complicidades dentro de las institucionespolicíacas. Este fenómeno pernicioso,además de provocar inestabilidad, obstruye ypervierte el proceso democrático pues alientaa los sectores políticos duros y provoca que loscentros de poder se desplacen fuera de las institucioneslegalmente constituidas.En este caso, hay que revisar cuidadosamenteel ejemplo del Estado de Michoacán,que fue donde el presidente Calderón iniciola “guerra” contra el narcotráfico, que no resolviólas cosas y agudizó las contradiccioneso complejidades del fenómeno; lo que llevóa la administración de Peña Nieto a tomar laentidad bajo la figura de un “Comisionado”para estabilizar a los grupos en conflicto ydesmontar la fuerza de los grupos del narcotráfico,especialmente “La Familia Michoacana”y “Los Caballeros Templarios.”Advertencia. Los tres escenarios anteriorespodrían clasificarse como catastróficos,pero si bien el segundo es el más improbable,para muchos analistas el primero y el tercerotienen altos grados de factibilidad.4.- La ambigüedad institucional. Esteescenario es considerado como la continuaciónde la lógica que han seguido los regímenesen el poder desde hace varias décadas,sin importar el signo que los detente. Esdecir, supone la permanencia de una estrategiade liberalización política que le permitasostenerse en el poder durante más tiemposin llegar a una verdadera democratización.El politólogo Cansino resume la ambigüedadinstitucional de la siguiente manera: “altiempo que tenemos avances indudables enmateria electoral, siguen existiendo enclavesautoritarios; al tiempo que la oposición conquistaposiciones en todo el país, también seintensifica la militarización; al tiempo que lasautoridades muestran un mayor compromisocon la democracia, afloran cada día los nexosentre altas figuras de la clase política y elnarcotráfico...”. Esta idea coincide en ciertaforma con el concepto de fatiga transicionalutilizado por Lorenzo Meyer, quien la definecomo una situación que se produce cuando eltiempo transcurrido entre el inicio del cambioen la naturaleza del sistema político y elpresente es tan largo que el viejo orden tienela posibilidad de transformar su estructurainterna sin cambiar su naturaleza general.Dicha fatiga se produciría en los sectores quesistemáticamente han luchado por la democratización,lo cual significa un reflujo en laenergía social que alienta y potencializa lastransformaciones fundamentales de un país.5.- Normalidad democrática. Consideradacomo el deber ser de la transición, la normalidaddemocrática se plantea como el escenarioideal en el que se llegue a encauzar el cambiopolítico por la vía pacífica y del consenso. Paraello tendrían que prevalecer condiciones detolerancia y equidad similares a las adoptadaspor los gobiernos en las elecciones del 2000 al2015. El acuerdo podría seguir dos rutas:Un pacto opositor en el Congreso quepermita introducir modificaciones trascendentalesen la Constitución en materia institucional,lo que seguramente haría más viableuna eventual alianza entre los partidos opositores,encabezada por el PAN para enfrentaral régimen en las elecciones del 2018Un pacto ínter partidista que involucre atodas las fuerzas políticas, incluido el compromisodemocrático de las autoridades.Reflexiones finales:Hay que considerar que las eleccionesintermedias federales y estatales de julio del2015, mostraron una seria crisis de credibilidadciudadana sobre la partidocracia, los políticosy los gobiernos; con una preocupanteimpopularidad del Presidente de la República.El INE mostró serias deficiencias en elcontrol de los recursos económicos que seutilizaron en las campañas electorales.Las campañas partidarias por medio despot son un fracaso, no contribuyen a losciudadanos para elegir por quien votar y a lacultura democrática; más bien confunden ydesalientan el ir a sufragarParticiparon en las elecciones federalespara renovar la Cámara de Diputados 10 partidospolíticos, que generaron un fenómenode atomización del voto, que Carlos Ramírezllama: “democracia fragmentada”El éxito de los candidatos independientes—a la gubernatura de Nuevo León, un diputadofederal en Sinaloa, un diputado local enJalisco y el presidente municipal de Morelia,en Michoacán—, le dan una nueva dimensióna la competencia en los procesos electorales, loque va a generar nuevos fenómenos y trascendentalesen la vida democrática de MéxicoPor último, muchos de los especialistas ypolitólogos sobre la transición política mexicanahan tomado como modelo el de España,sólo hay que recordar que en ese paísestán en curso reformas de una segunda ytercera generación, para resolver problemasque hace cerca de 40 años no vislumbraron,como son las autonomías, la distribución delos recursos fiscales, los movimientos independentistas,el cambio del rey, las alianzaselectorales, el ser parte de la Eurozona, entremuchas otras.rabascal51@hotmail.com


Columna Tras la puerta del poder24 de Agosto de 20157¿Concertación Peña – Beltrones?Por Roberto Vizcaíno* Los mexicanos podríamos estar frente a un acuerdo para garantizar la aplicación de las reformas* Un acuerdo que incluye inevitablemente una sucesión conducida y garantizada* No hay más que seguir el discurso de Beltrones para darse cuenta de su giroLos hechos y el discurso nos indican que estamos hoy frentea una de las concertaciones políticas más inteligentes y profundasde los últimos tiempos en México.El análisis advierte queesta concertación la alcanzaronel presidente EnriquePeña Nieto y Manlio FabioBeltrones, y pudo habersepactado durante la visitadel mandatario mexicanoentre el 11 y 17 de juliopasado a Francia, visita ala que fue sorpresivamenteconvocado el sonorense.El análisis advierte que esta concertaciónla alcanzaron el presidente Enrique Peña Nietoy Manlio Fabio Beltrones, y pudo habersepactado durante la visita del mandatariomexicano entre el 11 y 17 de julio pasado aFrancia, visita a la que fue sorpresivamenteconvocado el sonorense.Más sorpresivo fue que Beltrones llegó yprácticamente no participó en evento alguno.Los elementos para esta concertación seencuentran, dicen algunos supuestos enterados,en 4 hechos a los que aludiré no en razónde la importancia para los concertantes, sinopara el periodista:Las consecuencias de la fuga de JoaquínEl Chapo Guzmán, tanto para el gobierno dePeña Nieto como para las aspiraciones presidencialesdel secretario de Gobernación, MiguelÁngel Osorio Chong.Las consecuencias de la caída del preciodel petróleo y la consecuente caída de la eco-nomía mexicana y los efectos para el Gobiernoy las aspiraciones presidenciales del secretariode Hacienda, Luis Videgaray.Las consecuencias de la crisis de credibilidady confianza que vive el Gobierno comoconsecuencia de los casos de Ayotzinapa, lallamada Casa Blanca y ahora por una insuficienteexplicación respecto de las causasinternacionales de la crisis económica y elderrumbe del peso ante el dólar.Las consecuencias de la baja del precio delpetróleo y la desaceleración del resto de las naciones—especialmente en EU— con las cualesMéxico tiene acuerdos y tratos comerciales,lo que ha obligado al gobierno mexicano arecortar presupuestos, reprogramar obras, retrasarprogramas y proyectos, pero sobre tododesfasar y posponer el desarrollo y correcta entradaen vigor de las 12 reformas estructurales,lo que da una sensación popular de crisis económicae incapacidad de respuesta por partede la administración de Peña Nieto.Estos elementos llevaron al presidenteEnrique Peña Nieto a replantearse todo suproyecto que contemplaba utilizar la primeraparte de su administración para inducir lasreformas y la segunda para desarrollarlas ydemostrar sus beneficios.Hoy el mexiquense no sólo tiene un paísen desaceleración económica por cuestionesfuera de su control —caída del precio del petróleoy desaceleración económica del mundodesarrollado—, sino una crisis política derivadade la desconfianza social y el crecientedeterioro de su prestigio impulsado desde lasredes sociales, lo que advierte un panoramamuy incierto en su sucesión.Todo ello en evidente beneficio de personajespopulistas como Jaime Rodríguez, ElBronco, o de Andrés Manuel López Obradoro algún otro, quienes de llegar a Los Pinoslo primero que harían sería abolir, desechar ocambiar las reformas.Con aspirantes —Osorio y Videgaray—fulminados por los hechos, sin tiempo paraconstruir la imagen y relaciones que requeriríanotros jugadores, Enrique Peña Nieto habríadecidido junto con Beltrones en Franciadar un giro absoluto a su mandato.


824 de Agosto de 2015Columna Tras la puerta del poderEL ACUERDOEvidentemente habría mucho más que loque aquí apunto.Pero creo que la concertación a la quepodrían haber llegado Manlio y Peña Nietopodría ser de la trascendencia del Pacto dela Moncloa en España —que metió de llenoa este país en el concierto de las nacioneseuropeas—, o del evidente acuerdo que existeentre Vladimir Putin y su aliado DmitriAnatólievich Medvédev para mantenerse enel poder y consolidar las reformas en la exUnión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.De ser cierta esta concertación, estaríaoperando con base en los siguientes hechos:Enrique Peña Nieto ya es Presidente deMéxico. Ya no juega en la siguiente elección.Ese 25 de julio Peña Nietohabló de transformar el PRI enestructura y organización paraadaptarlo a una sociedad crecientementejoven y demandantey a un tiempo en que los avancestecnológicos han cambiado radicalmentelas formas de comunicaciónde los ciudadanos y en suparticipación política.Lo que le interesa es garantizar que su proyectotrascienda. Es decir, que las Reformas quesientan las bases para un México distinto, seconcluyan o entren en vigencia. Y él pasar a lahistoria como promotor de ese cambio.El mexiquense está ya a la mitad del camino.El 1 de septiembre —en 7 días—, iniciala segunda parte de su administración, la dela consolidación de proyectos y obras.Desde esta realidad no tiene más lealtadesque con él mismo y su historia.Y si Beltrones le garantiza esto, Beltronesserá el siguiente aspirante presidencial delPRI, con toda la fuerza que le pueda aportarPeña Nieto.EL MÁS PEÑISTADe ser cierto el acuerdo, el sonorenseahora convertido en presidente nacional delPRI, no sólo siguió un guion perfecto en elque escondió todo y sólo dio a conocer que élera el elegido a dirigir a su partido apenas 2días antes de que venciera el plazo.Desde entonces Manlio —quien fue reconocidopor ser el único contrincante internode Peña Nieto en la presidencial del 2012y por no aceptar todo lo que plantea el mexiquense—,se ha transformado en el políticomás peñista en el poder.Y desde esta posición ha comenzado porretomar todos y cada uno de los temas planteadospor Peña Nieto en su discurso del 25de julio de este año en su visita al PRI.Ahí Peña Nieto habló de que por susaportaciones al país el PRI es el partido deMéxico. Que fue el que transformó a Méxicode país de caudillos a una nación de leyes einstituciones.Un partido basado en los principios dela democracia y la justicia social. El partidocreador de las grandes infraestructuras einstituciones y obras sociales, de hospitales,centros médicos, la UNAM, Conacyt, IMSS,ISSSTE, Infonavit y el que, con Adolfo LópezMateos en Los Pinos creo los libros detexto gratuitos.Un partido sin el cual la democracia ysus instituciones —INE, Trtife, credencialde elector, etc—, no podrían haber avanzadocomo lo han hecho.Ese 25 de julio Peña Nieto habló de transformarel PRI en estructura y organizaciónpara adaptarlo a una sociedad crecientementejoven y demandante y a un tiempo en quelos avances tecnológicos han cambiado radicalmentelas formas de comunicación de losciudadanos y en su participación política.Ahí Peña Nieto habló de los riesgos delpopulismo. Y dijo que México debe estarconsciente de sus riesgos. Amenaza que enotros países se ha convertido en caos.Hoy Beltrones, como líder nacional delPRI, no desaprovecha discurso ni intervenciónpara hablar de la importancia de lasreformas de Peña Nieto y para avanzar en eldesarrollo y bienestar de México.Habla del mexiquense como de un Presidenteque se atrevió al cambio. Y ha anunciadola apertura de un periodo de reflexióny diálogo internos para ir a la transformacióndel PRI de un partido de organizaciones ysectores a un partido de ciudadanos y causas.Cercano a los jóvenes.Y sin vueltas ha dicho que él aspira a ser elpuente de comunicación entre generaciones.Ha retomado fielmente lo expresadopor el mexiquense en relación a ir al usode las redes sociales y las nuevas tecnologíascomo herramientas de comunicación con lasociedad.De igual manera, apenas al llegar, abriófuego contra Andrés Manuel López Obradorla mayor expresión del populismo en México.En fin, un cambio absoluto en un políticoque explica una concertación de alto nivelcon el presidente Peña Nieto.Si es así, estamos frente a un reacomodoen el sistema, que podría garantizar que elPRI gobierne al menos otros 6 años y PeñaNieto y Beltrones hagan realidad las reformaspor las que ambos han batallado durante losúltimos 3 años.Es decir, por la remodelación del SistemaPolítico, Económico y Social de México.rvizcaino@gmail.com

More magazines by this user
Similar magazines