PGR debe investigar narco y guerrilla en el PRD y la Normal de Ayotzinapa

lospinos.2012
  • No tags were found...

1VWEAzN

Parte 1 de 4

La guerra tiene la palabra Por Juan María Alponte / pág.9

$5.00

Director: Carlos Ramírez indicadorpolitico.mx Lunes 14 de Septiembre de 2015 contacto@indicadorpolitico.mx Número 86

PGR debe investigar narco y guerrilla

en el PRD y la Normal de Ayotzinapa

Por Carlos Ramírez / pág.5

Suplemento

Relación Partido-Gobierno y PAN

Por Armando Reyes Vigueras / pág. I

Beltrones somete a Videgaray,

y a 9 gobernadores

Por Roberto Vizcaíno / pág. 7

Entrevista o el campo de

batalla por las palabras

Por Armando Reyes Vigueras / pág. 4


2

14 de Septiembre de 2015

Conspiracy Theory

En manos de Beltrones, la cabeza

de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el cesado dirigente

del PRI capitalino, nada de muertito y se hace el simpático

y bonachón para ganarse las bondades de Manlio Fabio Beltrones,

el nuevo presidente del CEN tricolor, ya que en el

corto plazo debedecidir si lo expulsa o no de ese partido.

La prueba de fuego de Beltrones radica en que el Tribunal

Electoral del Distrito Federal revocó la resolución de la

Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, que en

marzo decidió suspender los derechos partidarios a Gutiérrez

de la Torre en la capital del país, acusado de encabezar una

red de prostitución desde las oficinas del partido.

Como se recordará, el Tribunal Electoral del Distrito Federal

resolvió que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria

del PRI deberá volver a revisar el asunto para emitir una

nueva resolución, sobre la expulsión o no de Cuauhtémoc

Gutiérrez de la Torre.

Para resolver, la Comisión priista deberá tomar en cuenta

el laudo laboral que obra en el expediente, y se refiere a

una demanda que por culpa del exlíder capitalino el PRI-DF

tuvo que pagar a las tres empleadas por más de un millón

de pesos.

Manlio Fabio determinará qué hacer, pero Gutiérrez de

la Torre, el “príncipe de la basura”, ya mandó señales que si

no lo quieren a él, pues se iría con Morena, ya que cuenta

con muchas “huestes” incondicionales que afectarían el poder

del PRI capitalino. Manlio deshoja la margarita, pero las

mayorías tricolores repudian al cesado.

Directorio

Mtro. Carlos Ramírez

Presidente y Director General

carlosramirezh@hotmail.com

Lic. José Luis Rojas

Coordinador General Editorial

joselrojasr@hotmail.com

Mtro. Carlos Loeza Manzanero

Coordinador de Análisis

Económico

Emiliano López

Analista

emiliano_082002@yahoo.com

Raúl Urbina

Asistente de la dirección general

Diario Indicador Político es una publicación diaria editada

por el Grupo de Editores del Estado de México, S. A., y el

Centro de Estudios Políticos y de Seguridad Nacional, S.

C. Editor responsable: Carlos Javier Ramírez Hernández.

Todos los artículos son de responsabilidad de sus

autores. Oficinas: Durango 223, Col. Roma, Delegación

Cuauhtémoc, C. P. 06700, México D.F.

indicadorpolitico.mx

Roberto Vizcaíno

Director editorial

rvizcaino44@gmail.com

Dr. Rafael Abascal y Macías

Coordinador de Análisis Político

Wendy Coss y León

Coordinadora de Relaciones

Públicas

Ana Karina Sánchez

Coordinadora Operativa

anakarinasl08@gmail.com

Mathieu Domínguez Pérez

Diseño

Monserrat Méndez

Redacción

4

5

6

I

7

9

11

Cuauhtémoc Gutiérez de la Torre espera la

indulgencia de Manlio Fabio Beltrones.

Índice

Entrevista o el campo de batalla por las palabras

Por Armando Reyes Vigueras

PGR debe investigar narco y guerrilla

en el PRD y la Normal de Ayotzinapa

Por Carlos Ramírez

Agenda del día

Torre de Babel

Relación Partido-Gobierno y PAN

Por Armando Reyes Vigueras

Beltrones somete a Videgaray, y a 9 gobernadores

Por Roberto Vizcaíno

La guerra tiene la palabra

Por Juan María Alponte

Los Pinos 2018: La Silla Embrujada


Entre políticos

te veas

Los cuatro poderes que el hombre anhela:

1. De los 25 a los 35: el poder sexual...

2. De los 35 a los 45: el poder económico

3. De los 45 a los 60: el poder político

4. Después de los 60: el poder… ir al baño.

14 de Septiembre de 2015

3

Se me chispoteó

“Mi informe son solamente 10 páginas de un documento

de 500. Estamos pasando todo el tiempo discutiendo

esas 10 páginas, ignorando las recomendaciones de las

otras 490. En el resto de las recomendaciones es donde

van a encontrar más posibilidades de encontrar la verdad”:

Dr. José Torero, experto en incendios que afirmó

en el reporte de la CIDH, que los normalistas no fueron

quemados en el basurero de Cocula, pero ahora tratando

de desviar la atención de las fallas de su indagatoria.

En las redes:

Cartas a un

marketinologo:

Estimado Dr. Jaleos:

Soy un ciudadano que trabaja con mucho esfuerzo. Sí, me interesan los temas del

momento, lo de los normalistas, lo de la ceremonia del grito, lo del día a día. Pero

lo que yo quiero es que se debata el tema central del futuro del país: la economía.

Si vamos a crecer 2% otra vez en 2016, ¿no va siendo hora de que los economistas

del gobierno y de la política lleguen la conclusión de que algo ya no sirve y que

hay que encontrar un nuevo modelo productivo? Si las cuentas no me fallan, andamos

en tasa bajas desde 1982, y nos siguen vendiendo la promesa de que ahora

sí vamos a salir del hoy.

Por favor, aconseje a sus aconsejados que el tema que nos interesa a los de aquí

abajo es la economía. ¿O acaso usted es un hombre rico?

Muchas gracias por sus consejos.

Atentamente: ciudadano en crisis.

Amigo ciudadano en crisis: usted me acaba de dar una sacudida de aquéllas.

Tienes usted razón. Los demás temas son importantes pero el central es el de la

economía. Por eso creo que se está usando la crisis política para ocultar el hecho

de que seguiremos en la mediocridad económica muchos años más. Yo le pasaré el

dato a los aconsejados, aunque no garantizo nada.

Espero que haya respondido a tus dudas.

Dr. Armando Jaleos, PhD., Universidad de la Vida, Plantel Bondojito, D.F.

Política para

dummies:

—La política es la habilidad de detectar los

errores propios a tiempo para crear otros en

otro lado y así desviar la atención.

O lo que es

lo mismo:

Dice un proverbio indígena que “lo

que sale de tu boca eres tú”, o sea que

mejor cuida lo que dices para que no

te arrepientas después.


4

14 de Septiembre de 2015 Mundo electoral

Entrevista o el campo de

batalla por las palabras

Por Armando Reyes Vigueras

Una constante en el ámbito informativo,

es la dificultad de entrevistar a

los políticos mexicanos. Los filtros

abundan, las intenciones para influir en la línea

editorial del medio o en el reportero son

comunes. Por eso los ofrecimientos de cursos

tipo “media training” son abundantes, tanto

de charlatanes que sólo buscan hacer negocios

como de asesores extranjeros. La competencia

por dar la nota de nuestros líderes

partidistas y de gobierno es constante.

Declaracionitis

En el ámbito informativo mexicano, las

declaraciones de funcionarios partidistas y de

gobierno son el insumo principal de medios

tradicionales y digitales. Los estudios que se

han hecho al respecto, señalan que el principal

detonador de las noticias son las declaraciones

y que la nota informativa es el principal

marco de presentación de lo que difunden

radio, televisión, portales de Internet, periódicos

y revistas 1 .

Es por lo anterior que el reportero —e,

incluso, muchas columnas de trascendidos—

busca al político para arrancarle una

declaración, una respuesta o su postura acerca

de cualquier tema. En un ámbito periodístico

como el mexicano, en el que los trabajos

de investigación o los que buscan explicar

los sucesos son minoría 2 , no sorprende que

1 Para abundar a este respecto, pueden consultar

la investigación del Dallas Morning News que se

hizo en el año 2000 http://www.saladeprensa.org/

art186.htm

2 Ver lo que menciona el estudio citado en el punto

anterior para comprobar la aseveración.

Las entrevistas se convierten en un

campo de batalla en el que el lenguaje

no verbal del político dice más

que su boca, y en el que sale a relucir

la poca preparación, en no pocas

ocasiones, de los dos bandos.

la materia prima de la información sean las

palabras de nuestra clase política.

Todo lo anterior explica la manera en que

se relacionan los líderes partidistas y los funcionarios

públicos con la prensa. En los manuales

de “media training” —y en la mente

de no pocos funcionarios de comunicación

oficiales—, los reporteros son vistos como

amenazas de las que hay que cuidarse. En algunos

textos se describe al periodista como

alguien poco especializado, desinformado o

con escaso rigor —lo que, desgraciadamente,

corresponde en varias ocasiones con la

realidad—, así como la mención de sus bajos

ingresos, largas jornadas de trabajo con una

carga laboral excesiva y poca seguridad social

en el desempeño de su ejercicio profesional.

Pero el político mexicano necesita de la

prensa, necesita de la imagen que toman los

fotoreporteros aunque no se ocupe ni siquiera

de saludarlos. Y salir en términos positivos

en los medios es muy importante, por lo que

se fomentan las filtraciones, de documentos o

de palabras, para lograr su fin.

Partidos enredados

En el caso de los partidos políticos, es

notable la forma en que enfrentan el tema

de la comunicación. Casi todos cuentan con

órganos oficiales de información o portales

de Internet —así como con obligaciones de

transparencia— que son descuidados. Los

órganos oficiales son poco constantes, no se

organizan en forma profesional, tienen presupuestos

escasos y son prácticamente invisibles

para el ciudadano.

Los portales de los partidos, en muchas

ocasiones, están desactualizados, son complejos

en la navegación pero caros en su creación,

a la vez que son poco amigables con los

dispositivos móviles.

El acceso a los funcionarios de partido

debe pasar por una serie de filtros, cuando no

son inaccesibles, pues la estrategia, en la mayor

parte de los casos, es privilegiar al presidente

del instituto político y sus actividades,

cerrando la puerta a lo que pudiera opacarlo.

Un reportero no tiene acceso a las instalaciones

del partido en la mayor parte de los

casos. Basta visitar los “bunkers” de Acción

Nacional en Avenida Coyoacán o del Revolucionario

Institucional en Insurgentes Norte

para darse una idea del terreno en el que deben

trabajar los reporteros.

En el Legislativo no es distinta la situación.

Acceso limitado, barreras para tener acceso

a los legisladores y afanes por sobresalir

—piensen en que si cada diputado emite un

boletín, el reportero tiene 500 para revisar—,

entorpecen la labor.

Eso sí, todos quieren salir en el espacio

con más audiencia. Ahí el trato con el conductor

del noticiario de radio y televisión

cambia, y los asesores salen a relucir para preparar

la entrevista.

Pero con todo lo anteriormente descrito,

es difícil leer o escuchar una declaración brillante

o que represente una solución viable.

Pero esto poco importa en el ámbito periodístico,

pues o se le busca el significado oculto a

las palabras del político o se corre con el adversario

para amarrar navajas, pues un pleito

siempre vende bien.

Las entrevistas se convierten en un campo

de batalla en el que el lenguaje no verbal

del político dice más que su boca, y en el

que sale a relucir la poca preparación, en no

pocas ocasiones, de los dos bandos. El estrés

por el momento puede subir y provocar errores

que se tratarán de ocultar o maximizar,

dependiendo el lado que los cometió. Más

que entrevistas, se podría referir a ellas como

“estrés-vistas”, algo que nuestro masoquismo

mantiene en este campo.

Y en las campañas electorales la cosa se

pone peor, pues la vanidad de muchos políticos

es lo que empuja su intención de ganar la

votación. Así que prepárese, porque en 2016

tendremos muchos ejemplos para comentar.

@AreyesVigueras


Columna Indicador Político

14 de Septiembre de 2015

5

PGR debe investigar narco y guerrilla

en el PRD y la Normal de Ayotzinapa

Por Carlos Ramírez

Por andar siendo tolerante y cuidadoso

con las víctimas, el gobierno federal y

sobre todo la PGR soslayaron el tema

del narcotráfico en el asesinato de los 43 normalistas.

La matanza de normalistas no fue

represión sino narcocrímenes entre dos bandas

por un cargamento de heroína.

El reporte del grupo especial de la Comisión

Interamericana de Derechos Humanos

abrió la puerta y ahora la PGR tiene la obligación

jurídica de traspasarla. Pero la CIDH

sólo enfatizó lo que la PGR había concluido

el 27 de enero en su reporte de cierre de la

indagatoria:

“Narraciones (de detenidos), asentadas

en las declaraciones ministeriales que fueron

asistidas por sus defensores, se consolida el

móvil, consistente en que los estudiantes

fueron señalados por los delincuentes de

formar parte del grupo antagónico de la

delincuencia organizada en la región; ésa fue

la razón por la que los privaron de la libertad,

en su primer momento, y finalmente de

la vida”.

Los dos datos adicionales que consolidan

la versión de que la mayoría de los 43 fueron

víctimas propiciatorias son:

1.- Uno de los autobuses secuestrados por

los normalistas para dirigirse al Distrito Federal,

al recordatorio del 2 de Octubre, estaba

cargado de heroína de Guerreros Unidos. De

ahí la dimensión de la respuesta criminal.

2.- Cuando menos 17 normalistas de los

43 formaban parte del grupo criminal Los

Rojos. De ahí las declaraciones ministeriales

de Felipe Rodríguez Salgado, alias El Cepillo

o El Terco, de que los estudiantes eran narcos

o enemigos y había que liquidarlos. Este personaje

que fue detenido por el ejército dirigió

la operación, llevando a los estudiantes al basurero

de Cocula y dio la orden de matarlos

e incinerarlos.

Como en el caso del fotoperiodista Rubén

Espinosa, que murió en un departamento de

la Narvarte, en Iguala hubo una presencia en

un lugar equivocado. La PGR tuvo la decencia

de no criminalizar a las víctimas y no le

dio prioridad al dato de que varios de los 43

pertenecían a Los Rojos, pero sí subrayó el hecho

de que la aprehensión, tortura, asesinato

e incineración de los estudiantes fue parte de

la guerra entre dos bandas rivales.

Ahora que los padres de los 43 y la CIDH

quieren más investigaciones, la PGR está

obligada a investigar cinco temas:

1.- Cuántos de los 43 formaban parte de

Los Rojos. La PGR tiene los apodos de tres: El

Cochiloco, El Flaquito y El Patilludo.

2.- La penetración de Los Rojos a nivel

institucional en la escuela Normal de Ayotzinapa.

3.- La presencia de la guerrilla en zonas

de cultivo en Guerrero y en la misma Normal,

que pudieran configurar el elemento de

narcoguerrilla.

4.- El papel que jugaron el PRD de

Guerrero, el gobernador guerrerense Ángel

Aguirre Rivero, el alcalde perredista José Luis

Abarca y su esposa María de los Angeles Pineda,

y la policía municipal de Iguala y Cocula

en el auge del narco. Las bandas criminales

no nacieron por generación espontánea.

5.- Que la PGR explique por qué razón

en la indagatoria no aparecen datos del involucramiento

del alcalde perredista Abarca en el

narco en la zona. Al final la relación del narco

con el PRD, con gobernantes perredistas y con

la Normal, es clave para ir al fondo del caso.

Sólo para

sus ojos:

• Como se esperaba, ahora los

padres de los 43 no quieren abrir

el expediente del quinto autobús

o de la heroína ahí escondida que

llevó al asesinato.

• El nuevo embajador de México

en Washington, Miguel Basáñez,

lleva la agenda del contrapunto

porque la embajadora de Obama

en México, Roberta Jacobson,

trae la misión de observar movimientos

sociales de protesta.

• El tema central de la nueva relación

México-EE.UU. será el narcotráfico.

Y el interés de Washington

sobre la presunta narcoguerrilla en

Guerrero y Michoacán

• Por como se ven las cosas, el

verdadero canciller de México

será Basáñez porque la secretaria

de Relaciones Exteriores, Claudia

Ruiz Massieu, carece de un enfoque

estratégico y de seguridad

nacional.

• Nerviosismo en el PRD si la

PGR se ve obligada a abrir los expedientes

políticos del narco en la

política.

noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh


6

14 de Septiembre de 2015

Agenda del día

Ahora investigan a la esposa del exgobernador Guillermo Padrés

El ahora exgobernador de Sonora, Guillermo

Padrés Elías, no sólo ve en su futuro cercano

investigaciones que lo podrían mandar

a la cárcel, también su esposa, Iveth Dagnino

de Padrés, es sujeta a una indagatoria por parte

de la Procuraduría General de la República

por sus acciones u omisiones en el caso del

tráfico de bebés cometido presuntamente por

funcionarios estatales a sus órdenes.

La familia Padrés lleva dos semanas en la

angustia y los reclamos mutuos se multiplican.

Juan Manuel Estrada Juárez, presidente de la

Fundación FIND, Niños Robados o Desaparecidos,

quien también representa a la sociedad civil

en la Comisión Intersecretarial para Prevenir

y Erradicar los Delitos de Trata de Personas de

la Secretaría de Gobernación, afirmó que según

las denuncias con las que cuenta, en este

momento hay alrededor de 50 bebés vendidos

como mercancía por Vladimir Arzate Carbajal,

director de la Línea Protege de la Procuraduría

Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los

padres de los normalistas desaparecidos,

acusado de manipularlos en el

caso, está muy entusiasmado porque se tiene

previsto que el próximo 24 del presente se

reúnan con el presidente Enrique Peña Nieto

y se saque la foto con el mandatario.

Rosales piensa colarse en la reunión, ya

que desea ser escuchado por el presidente

Peña Nieto para obtener el compromiso de

que se van a reestructurar completamente

las investigaciones y que el informe

de los expertos va a ser incorporado

tal cual a la averiguación previa.

Para tal fin, comenel abogado

que se han establecido puentes

de comunicación mediante

Roberto Campa, subsecretario

de Derechos Humanos de la

Secretaría de Gobernación.

Él ha sido ahorita como el

de la Defensa del Menor y la Familia, así como

José Manuel Hernández, asesor Jurídico de la

Unión Ganadera Regional de Sonora.

Estrada Juárez confirmó que acudió a la delegación

estatal de la PGR para presentar una

denuncia formal de hechos contra funcionarios

públicos de la recién concluida administración

de Guillermo Padrés, quienes incurrieron o encubrieron

delitos de trata de personas. Además

precisó que es imposible que la esposa del gobernador,

Iveth Dagnino de Padrés, en su calidad

de presidenta del DIF Sonora, no estuviera

al tanto de lo que ocurría en la dependencia

bajo su responsabilidad.

Juan Manuel Estrada recalcó que existen

los elementos suficientes para que la investigación

sea atraída por la PGR, debido a que se

conjura el delito de delincuencia organizada al

existir más de un funcionario público implicado.

La nueva gobernadoraClaudia Pavlovich Arellano

advirtió que no tolerará impunidades.

“Asesores” de padres de normalistas quieren “colarse” a cita con el presidente

enlace, hay el acuerdo de poder ver al mandatario

el 24, pero aún falta que en Los Pinos

permitan “colados”.

“Estamos a la espera, tenemos entendido

que si no se hace en esta semana se

estaría haciendo a principios de la próxima,

ya los expertos manifestaron su disposición

de permanecer aquí, no todos en su totalidad,

los que están aquí todavía extenderían

su estancia para principios de la semana

que viene”, dijo.

En un comunicado la Secretaría de

Gobernación se explica que el gobierno

de la República, representantes

de los padres de los normalistas y

expertos del Grupo Interdisciplinario

de la Comisión Interamericana

de Derechos Humanos

(CIDH) acordaron la reunión

entre el titular del Ejecutivo

y los familiares de los

estudiantes.

Adelanta

Manlio Fabio

Beltrones su

agenda en el

PRI

El presidente del CEN del

PRI, Manlio Fabio Beltrones,

adelantó parte

de su agenda política en el

PRI y comentó que analiza

los retos que tendrá su partido

para el próximo año,

cuando estarán en juego 12

gubernaturas.

“De las 12 gubernaturas

hay nueve que son gobernadas

por priistas. Mínimamente

conservaremos

nueve triunfos”, adelantó

el político sonorense.

Además, elder tricolor

admitió que en estos

momentos todos los partidos

ya están abocados

en buscar sus candidatos,

“pero el PRI tiene más trabajo

porque tiene buenos

prospectos”.

Beltrones sostuvo que

en Quintana Roo hay muchos

aspirantes a suceder

a Borge Angulo, por lo que

será difícil en estos momentos

cuantificarlos, pero

dijo que un buen candidato

debe de tener arraigo, pero

también una buena visión

para continuar el camino

del progreso de la entidad.

Beltrones explicó que

la buena gestión del presidente

Enrique Peña Nieto

ayudará a ganar en esas

nueve gubernaturas, pero

van a trabajar por conseguir

triunfos en las otras

tres. “El PRI va por triunfos”,

adelanto.


14 de Septiembre de 2015

I

Relación Partido-Gobierno y PAN

Por Armando Reyes Vigueras

En momentos en que se ha puesto de

moda el tema de la “sana cercanía” del

PRI con el gobierno de Enrique Peña

Nieto, conviene recordar lo que ha sucedido

en el caso del PAN. Cuando algún presidente

del partido azul ha tratado de dialogar o negociar

con el gobierno, la reacción en contra de

deres y militantes no se ha hecho esperar, poniendo

en riesgo incluso los intentos de reelección

de algunos de ellos. En cuanto a los titulares

del ejecutivo emanados del blanquiazul, la

experiencia ha sido desastrosa para el partido.

Sin la cuadratura del círculo

La relación de Acción Nacional con el

Gobierno Federal ha sido un tema complicado,

convulso e irresuelto al interior del

panismo. Desde la oposición que Christlieb

Ibarrola o Álvarez Álvarez han enfrentado por

dialogar o negociar con el Ejecutivo Federal,

hasta la forma en que se trató de establecer

una “vinculación democrática” con la administración

de Fox o la forma en que Calderón

se inmiscuyó en asuntos del partido con Manuel

Espino, dan muestra que el blanquiazul

no ha definido con claridad cómo relacionarse

con la institución presidencial y qué desea

de dicha relación.

En su obra Acción Nacional: el apetito y las

responsabilidades del triunfo, Soledad Loaeza

planteó que “los partidos que aceptan cumplir

con esta función (tribunicia o de canalizar

una fuente potencial de conflicto) ven en

ella la ventaja que les proporciona un terreno

favorable a su crecimiento por medio de la

explotación del descontento; pero, por otra

parte, se encuentran en una situación en la

que a cambio de su participación deben ceñirse

a las exigencias del mismo sistema.

“Acción Nacional, ejerce en este sentido,

una función tribunicia limitada. En principio,

un sistema político debe ofrecer programas

alternativos de cambio; el PAN pretende

ser una alternativa con respecto al PRI y con

ello contribuye a legitimar y estabilizar el

sistema, por lo menos en lo que se refiere a

algunos de sus elementos más significativos”.

Desde su nacimiento, el PAN buscó acreditar

una participación en los distintos comicios

que han tenido lugar desde 1940 a la

fecha, atendiendo a las condiciones políticas.

Al principio, en el seno de sus órganos deliberativos,

las discusiones se enfocaban en si era

debido participar o no en los procesos electorales,

al considerar las condiciones en las que

éstos se llevaban a cabo y la poca tolerancia

del sistema a los partidos de oposición.

Los partidarios de la participación, contrarios

a la abstención, fueron ganando terreno

con el paso del tiempo y de algunas victorias

municipales y en diputaciones locales.

Hasta la llegada de la década de los años 60,

Acción Nacional era un partido con escasa

presencia en los gobiernos municipales, en

las legislaturas locales y en la federal.

El diálogo de Christlieb

Con la modificación al artículo 54 de la

Constitución en 1962, iniciativa enviada por

Adolfo López Mateos, se crearon las diputaciones

de partido, las cuales buscaron incluir

a las minorías políticas en la Cámara de Diputados,

por lo que ingresaron al antiguo recinto

de Donceles los primeros 35 legisladores

de oposición, un cambio que ayudó a que

la oposición tuviera presencia legislativa pero

que no alteró los números del partido oficial.

En este contexto, el debate sobre la participación-abstención

es sustituido al interior

del PAN por otro sobre la pertinencia de establecer

un diálogo con el gobierno federal

que había abierto estos espacios, como una

forma de aprovechar la coyuntura y crecer en

términos políticos.

Adolfo Christlieb Ibarrola, como presidente

del partido, hizo frente al nuevo escenario

político. No sólo aprovecho la coyuntura

en un entorno en el que en el seno del PAN

se veía con incredulidad la medida, sino que

estableció una línea de trabajo para comenzar

el diálogo con el gobierno.

Se trató de una apuesta mayúscula por las

repercusiones que tenía al interior del partido,

así como las resistencias naturales a establecer

comunicación con la entidad que era

vista como el enemigo.

En la entrevista que concedió a Edna y

James Wilkie entre 1964 y 1968, el fundador

del partido, Manuel Gómez Morin, expuso

que “era manifiesto, desde que se hizo la reforma

de los diputados de partido, que el PRI

y el gobierno harían lo posible porque no se

reconocieran diputados de mayoría de Acción

Nacional… personalmente yo no creo en la

representación proporcional; creo que es muy

difícil de manejar, creo que puede pulverizar

la organización ciudadana, que hace cada vez

más imposible el funcionamiento normal de

dos partidos; creo preferible el régimen de

dos partidos. Pero tampoco quisimos oponernos

a la idea de los diputados de partido,

porque podía ser el principio del cambio de

una situación que ya había llegado a ser intolerable

y, efectivamente, la experiencia parece

comprobar que sí puede ser un camino”.

Cuando Gómez Morin alude a la palabra

“quisimos”, lo hace en referencia no sólo

a las discusiones que se tuvieron en el seno

del panismo, sino a que con toda probabilidad

lo discutió con quien, en ese entonces,

era presidente del mismo: Adolfo Christlieb,

quien era su vecino en el barrio de San Ángel.

Así, el dirigente nacional del PAN contó

con el apoyo del fundador para aprovechar la

reforma que daba a los partidos legisladores

de representación proporcional, al igual que

en su estrategia de dialogar con el gobierno.

Christlieb Ibarrola resumió su estrategia

en las siguientes palabras: “intentamos dialogar,

porque no pensamos que en política

toda la verdad concreta esté incorporada a

nosotros, ni que el error concreto y total encarne

en los demás. Esta actitud ha ayudado

a que muchos mexicanos, unos escépticos de

la política y otros adversarios, reconozcan que

no somos un grupo cerrado de espíritu maniqueo”.

Adolfo Christlieb Ibarrola


II

14 de Septiembre de 2015 Torre de Babel

No obstante que el partido alcanzó una

mejor posición en la competencia política de

aquella época, con el reconocimiento de varias

victorias, los cuestionamientos internos

se hicieron presentes. En 1966, con motivo

de la elección del presidente de Acción Nacional

—con Adolfo Christlieb buscando

reelegirse—, surgieron voces que pidieron

elegir “un mejor jefe nacional”. La crónica de

esa elección se puede leer en la revista oficial

del partido La Nación, edición 1199 del 15

de febrero de 1966, en la cual se relató que

habiendo Christlieb manifestado su deseo

de reelegirse, en el transcurso de la sesión de

Consejo Nacional el diputado Francisco Quiroga

propuso a Manuel González Hinojosa

como candidato, en tanto que Aurelio Gómez

Membrillo hizo lo propio con José González

Torres. Ambos candidatos declinaron, pero

se mantuvo la intención por un cambio en la

jefatura nacional. “Quiroga aclara que lo único

que le movió a proponer la candidatura de

González Hinojosa fue su convicción de que

sería un ‘jefe más idóneo’”, reseñó La Nación.

La oposición interna minoritaria a la línea

política seguida por el presidente, de

constancia de su inconformidad. En paralelo,

Christlieb enfrentaría un movimiento interno

para que el PAN se afiliara a la democracia

cristiana. El rechazo, con el apoyo del propio

Gómez Morin, haría que se dieran de baja del

panismo algunos militantes destacados como

Hugo Gutiérrez, Vega, Armando Ávila Sotomayor

e, incluso, que el director de La Nación,

Alejandro Avilés Insunza, dejara la revista.

Christlieb Ibarrola fallecería en 1969, arrepentido.

De acuerdo a Alonso Lujambio, en su

obra La Democracia Indispensable, “Christlieb

pensaba que el avance sería impensable sin diálogo

con el gobierno”, además de agregar —

páginas más adelante—: “poco antes de morir,

Christlieb confiesa a uno de sus colaboradores

más cercanos haberse equivocado. Al final de

su vida pensó que la reforma de los ‘diputados

de partido’ y su estrategia política habían sido

un rotundo fracaso”.

Legitimidad y democracia

En 1988, la elección presidencial de ese

año estuvo marcada por la sombra del fraude.

Carlos Salinas de Gortari llegó a la Presidencia

de la República cuestionado por la forma

en cómo se dieron los comicios.

Los candidatos opositores —Cuauhtémoc

Cárdenas, Manuel Clouthier y Rosario

Ibarra de Piedra—, se unieron para demandar

la limpieza del proceso electoral.

En el PAN, el dirigente nacional era

Luis H. Álvarez, excandidato presidencial en

1958. Contaba con el apoyo y asesoría de militantes

como Diego Fernández de Cevallos,

Felipe Calderón Hinojosa y Carlos Castillo

Peraza. Especialmente éste último, se convertiría

en el principal asesor para el reto que

estaba por enfrentar el partido.

Es así que aún con la oposición de varios

militantes, Álvarez y su equipo elaboran un

documento titulado Compromiso Nacional

por la Legitimidad y la Democracia —presentado

en noviembre de ese añ—, el cual de entrada

consideraba “la ilegitimidad de origen

del Presidente de la República”.

A pesar de los términos en que fue planteado

el documento, el gobierno de Salinas

invita a sostener reuniones periódicas al propio

Luis H. Álvarez y a otros colaboradores

de la dirigencia nacional panista.

En su mensaje al Consejo Nacional, en

sesión extraordinaria Álvarez explicaría que “a

diferencia de quienes, dentro y fuera del partido,

propugnaban por posiciones y actitudes

radicales —esa era cabalmente la línea del ya

fenecido Frente Democrático Nacional—,

asumimos la de la reconciliación nacional que

permitiera una salida política pacífica y concertada

para el pueblo de México, deseoso de una

democracia política cada vez más perfecta”.

El presidente panista recalcaría en el texto,

“estoy íntimamente convencido, de que

este es el camino adecuado para que la transición,

por complicada que sea, se dirija hacia

un cambio real. Y también estoy convencido

de que, al elegir esta ruta, es necesario abandonar

la del rechazo a todo lo que proponga

el interlocutor, que es también el adversario”.

Gracias a la interlocución, el PAN obtiene

el reconocimiento de varias victorias electorales,

en especial la gubernatura de Baja California

en 1989 con Ernesto Ruffo Appel como

candidato, quien se convierte en el primer gobernador

de oposición que gana una elección.

Luis H. Alvarez Alvarez

Álvarez explicaría que “a diferencia

de quienes, dentro y fuera del partido,

propugnaban por posiciones y actitudes

radicales (...), asumimos la de la reconciliación

nacional que permitiera una

salida política pacífica y concertada para

el pueblo de México, deseoso de una democracia

política cada vez más perfecta”.

Lujambio Irizábal, en un ensayo en la

obra ya citada, describe el episodio en que se

tomó la decisión: “El PAN opta, en ese momento

crítico en la historia política del país,

por la ruta de la negociación, apuesta por un

cambio institucional, constitucional y legal,

y exige —en el camino— el reconocimiento

inmediato de sus triunfos electorales locales.

Para el PAN esa era la arena por excelencia,

la del municipalismo y el federalismo, para

romper con el status quo político. Por primera

vez en la historia posrevolucionaria, el PRI

no contaba con dos tercios de la Cámara de

Diputados para aprobar por sí solo reformas

constitucionales. El programa de gobierno

del presidente Salinas de Gortari demandaba

ese tipo de reformas. El PRI en la Cámara de

Diputados, con el 52% de la representación,

necesitaba una coalición para sumar por lo

menos el 66% de la cámara. Por primera vez

en su historia, necesitaba sumar a otra u otras

fuerzas políticas en el Congreso para contar

con esa mayoría calificada. El PAN, por su

lado, contaba con el 20% de los escaños.

Después de la crítica elección de 1988, estábamos

en el mínimo histórico del PRI y en el

máximo histórico del PAN”.


Torre de Babel

14 de Septiembre de 2015

III

Fruto de este esfuerzo, son una serie de

reformas que incluyen la electoral de 1989-

1990, la cual contó con la oposición del

recién creado Partido de la Revolución Democrática

e, incluso, de algunos legisladores

azules que votaron en contra así como, más

tarde, de una escisión de varios militantes

que se opusieron a lo que llamaron la línea

negociadora.

Agrupados en el llamado Foro Democrático

y Doctrinario, panistas como Jesús

González Schmal, Bernardo Bátiz Vázquez,

José González Torres, entre otros, abandonan

al partido.

Asimismo, la reelección de Luis H. Álvarez

fue sometida a la óptica del cuestionamiento,

pues aunque logra ganar la votación

interna en 1990, con 139 votos a favor y 69

en contra, frente a Gabriel Jiménez Remus, la

elección se calificó como compleja, de acuerdo

al testimonio de Federico Ling Altamirano,

en su libro A trasluz, apuntes para una biografía

de Carlos Castillo Peraza, quien recordó

que “lo que estaba de por medio, en resumen,

era la forma de conducir el partido”.

Si bien las críticas a la línea seguida

por los dirigentes panistas de

fines de la década de los años 80

fueron muchas, también lo fueron

las victorias electorales, incluso en

gubernaturas. El terreno para una

alternancia en la Presidencia de la

República se estaba preparando.

Diego Fernandez de Cevallos abrazando a

Vicente Fox , el 26 de Agosto de 1993,

En un artículo publicado por el diario La

Jornada en 2013, Bernardo Bátiz recordó, a

propósito de la renuncia de su grupo: “Les

echamos en cara a los dirigentes de entonces

que el partido iniciaba con ellos una etapa

que está hoy culminando, de pragmatismo

y simbiosis con el sistema, que adoptaban

prácticas contrarias a los principios; les reclamamos

su apoyo a la política gubernamental,

la injerencia de los empresarios en el partido,

imponiendo sus intereses sectoriales, reclamamos

el burocratismo que lo invadía y el

autoritarismo con que se trataba a los disidentes”.

Si bien las críticas a la línea seguida por

los dirigentes panistas de fines de la década

de los años 80 fueron muchas, también lo

fueron las victorias electorales, incluso en gubernaturas.

El terreno para una alternancia

en la Presidencia de la República se estaba

preparando.

Lo que al interior del partido no había

sido reflexionado, a la luz de la experiencia de

dialogar o llegar a un acuerdo con un gobierno

emanado de las filas del PRI, era qué papel

le iba a tocar jugar a Acción Nacional con un

ejecutivo emanado de sus propias filas. Los

gobernadores panistas, escasos en esos momentos,

no ayudaron a preparar al partido

frente a los retos que estaban por venir.

Vinculación democrática

Carlos Castillo Peraza decía respecto a la

existencia del PRI y de los partidos de oposición,

que “tenemos que entender que un

partido político no tiene como vocación el

poder eterno, la oposición eterna; que a veces

pierde; pero en nuestro país, donde ha

habido tanta irregularidad en esta materia, el

poder se le volvió segunda naturaleza al PRI

y lo opositor segunda naturaleza a todos los

que nos hemos enfrentado con él”.

Esto, siguiendo la línea argumentativa

de Castillo Peraza, ha impedido la madurez

cívica y política en México, por lo que cada

instituto político debe “tener y ampliar espacios

autónomos de decisión política, es decir,

ser capaz de tomar las decisiones que desde su

doctrina y estrategia convengan a la democratización”

y que para esto “se necesita tener vocación

de gobierno, no de oposición eterna”.

Durante la presidencia de Ernesto Zedillo,

se acuñó el concepto de “sana distancia”,

como una forma de referir que el propio

Zedillo, a pesar de su militancia, dejaría el

comportamiento de ser en paralelo el presidente

de su partido. La forma en que Zedillo

alcanzó la candidatura del tricolor, luego del

traumático asesinato de Luis Donaldo Colosio,

ayuda a entender esta decisión.

Para el PAN, era tiempo de prepararse

para asumir el poder, luego de una serie de

victorias en distintas entidades del país y de

ver como su votación aumentaba. La campaña

presidencial de Diego Fernández de Cevallos

contribuyó a incrementar la confianza en

que el triunfo se acercaba.

Es por lo anterior que en 1997, el CEN

panista encarga a la Fundación Rafael Preciado

Hernández un estudio acerca de las

relaciones partido-gobierno. El documento

señala varias líneas de lo que dicha relación

debía representar.

Para los autores del documento, “la alternativa

entre el modelo de partido oficial y el

de la ‘sana distancia’ es, en el fondo, falsa. El

primero modelo es opuesto a la naturaleza

democrática y, además, se encuentra sumido

en un profundo agotamiento. El segundo, el

distanciamiento entre el gobierno y el partido

es equivocado y, además, imposible”.

El problema central, entonces, no estriba

en “si existe o no una relación entre gobierno

y partido. La cuestión central es el tipo

de relación que debe existir entre ambas entidades”,

tras lo cual se recomendó no caer ni

en la subordinación, ni en la confrontación,

pero sí en mantener lazos institucionales que

deben ser respetuosas, transparentes y legales,

considerando la existencia de elementos en

común entre ambas entidades: Sus propias

naturalezas, la plataforma electoral y el programa

de gobierno, la militancia partidista de

los funcionarios, el pluralismo político en el

gobierno y el liderazgo político del partido.

“Es inescapable que la gestión de gobierno

está sometida al escrutinio de la ciudadanía

y la calificación se expresa en términos de

consenso político y de apoyo electoral. Sin

embargo, el ejercicio del gobierno debe estar

apegado a los principios fundamentales del


IV

14 de Septiembre de 2015 Torre de Babel

Manuel Espino

partido, de tal manera que corresponde a sus

dirigentes y miembros realizar evaluaciones

con el objeto de establecer en qué medida el

desempeño de un gobierno se apega a los valores

y doctrina del partido”.

De igual manera, recomendaba que el

partido podría elaborar propuestas políticas

que se puedan traducir en compromisos de

gobierno, ejercer la crítica responsable hacia

aquellos programas o acciones que considere

inconvenientes desde el punto de vista doctrinal

o político, y defender con argumentos

y bases la gestión de sus gobernantes frente a

las críticas de la oposición.

La oportunidad de poner en práctica la

reflexión realizada se dio unos años después,

con la llegada de Vicente Fox a la Presidencia

de la República, en el año 2000. A Luis Felipe

Bravo Mena le tocó encabezar el partido en

tal momento y encarar el nuevo desafío que

esto representaba para el panismo.

Así, Bravo Mena acuña el concepto de

“vinculación democrática” para referirse a la

nueva manera de relacionar a Acción Nacional

con el gobierno foxista. Asimismo, promueve

una actualización de sus principios de doctrina,

con una proyección de los mismos que se materializa

en la Asamblea Nacional Extraordinaria

realizada en Boca del Río, Veracruz, en 2001.

No obstante, al interior del panismo se ve

al gobierno del exgobernador de Guanajuato

como alguien distante del partido, llegándose

al extremo de repetir —a manera de broma—

aquella frase que decía que el de Fox era un

gobierno tan plural, que hasta panistas había.

Posteriormente, vendrían los desencuentros,

en particular con la exprimera dama,

Marta Sahagún, acerca de la posibilidad de

ésta de ser candidata. Las elecciones intermedias

de 2003, en las que el lema de la campaña

azul fue “quítale el freno al cambio”,

supusieron una derrota en lo electoral para

el PAN y una desilusión para muchos ciudadanos

que veían como no se terminaba con

problemas que habían sido promesas de campaña,

como atrapar a los “peces gordos” en el

tema de la corrupción.

Luis Felipe Bravo Mena obtiene su reelección

como dirigente nacional y el nuevo

secretario general, Manuel Espino, salió a

detener las aspiraciones de la primera dama

por una candidatura. Pese a esto, cuando el

propio Espino busca la presidencia de Acción

Nacional, un sector interno del panismo

acusa la intervención del presidente Fox para

apoyar al duranguense, presentando la candidatura

de Carlos Medina Plascencia apoyado

por un grupo de militantes entre los que destacaba

Felipe Calderón.

Espino, pese a los esfuerzos de sus opositores,

obtiene la presidencia del partido; el

sexenio foxista termina con más pena que

gloria y la elección presidencial del 2006 concluye

con una victoria de Felipe Calderón,

pero con escaso margen frente al segundo lugar,

Andrés Manuel López Obrador.

Las esperanzas que se tenían en el nuevo

mandatario, y lo que esto representaba respecto

a su partido —había sido militante desde

su juventud, hijo de uno de los fundadores

e historiador del PAN, así como diputado federal

y local, candidato a gobernador y presidente

del partido—, pronto se evaporaron

ante la realidad.

Manuel Espino denunciaría, años más

tarde de dejar la presidencia del PAN, en su

libro Señal de Alerta, que “como presidente

nacional, algo parecido llegaría a escuchar

frente a las evidentes violaciones a nuestro

Código de Ética de los Servidores Públicos del

PAN, por parte de altos funcionarios de gobiernos

emanados del PAN que olímpicamente

se saltaron la disposición que compromete

a evitar el uso del cargo o comisión para

coaccionar o inducir alguna conducta a la militancia

panista, y a respetar el derecho de los

subalternos a votar libremente en asambleas o

convenciones partidistas”.

Espino tuvo que adelantar su salida de la

dirigencia blanquiazul, pues los desencuentros

con personajes cercanos al primer mandatario

eran cotidianos, incluso desde la misma

campaña electoral. César Nava —exsecretario

particular del presidente Calderón y, también,

expresidente del PAN— fue nombrado secretario

general adjunto en la primera mitad de

2006, lo que generó choques con los cercanos

a Espino, a grado tal que llegaron incluso a insultos

en algunas ocasiones.

El propio Espino sería acusado de abandonar

la defensa del triunfo de Calderón,

luego de la votación, por acudir a una peregrinación

en España.

A la salida de Espino, entrarían —como

candidatos únicos— Germán Martínez y César

Nava a dirigir el partido. El parteaguas

que represenla derrota electoral de 2009,

y la renuncia presentada ante el propio Calderón,

en Los Pinos, de Martínez Cázares,

mostraron a un partido no vinculado con un

mandatario emanado de sus filas, sino a un

órgano que rendía cuentas a su jefe.

Con Christlieb o Álvarez, la relación con

el gobierno federal ayudó al crecimiento del

partido, por la forma en que fueron aprovechadas

las coincidencias. Con una administración

de su mismo signo, el PAN perdió

rumbo, pues acabó supeditándose. Dejar de

lado las enseñanzas e ideas de quienes vivieron

estas coyunturas, le ha costado caro al panismo,

pues no aprendió de las experiencias

en la década de los 60 o en los años 80.

Jesús Silva-Herzog Márquez escribió, en

2008 en el diario Reforma, que “Calderón

apareció como el cuidador del alma panista…

alcanzó la presidencia y ha consolidado

su dominio sobre el partido. Calderón

es presidente y el presidente del PAN es su

subordinado… ha dejado atrás la tesis de la

distancia saludable entre gobierno y partido

gobernante: el partido ya no reivindica ningún

espacio de autonomía. El PAN está al

servicio del Presidente”. Esa lección vaya que

fue bien aprendida.

La llegada de Gustavo Madero, la firma

del Pacto por México y los resultados electorales

obtenidos en las elecciones de 2012 y

2015, no hacen más que reafirmar que la negociación

con el gobierno, aunque necesaria,

ya no es garantía de avance, pues en ocasiones

se da mucho a cambio de nada.

@AreyesVigueras


Columna Tras la puerta del poder

14 de Septiembre de 2015

7

Beltrones somete a Videgaray,

y a 9 gobernadores

Por Roberto Vizcaíno

* Va por lanzar a candidatos honestos y eficientes en las 12 gubernaturas en juego en 2016

* Va a interponer una controversia para echar abajo la ley antibronco en Puebla

* Se comprometió a impulsar la flexibilización de la Reforma Hacendaria y Fiscal

Manlio Fabio Beltrones sabe que no puede perder el tiempo.

Está consciente además de que no puede darle espacio

a la creciente ola antipriísta que es su principal amenaza

frente a las elecciones de junio de 2016.

Él mejor que nadie sabe que ambas cosas

podrían llevarlo al peor desastre de su vida en

los siguientes 9 meses.

De ahí que el sonorense haya dado dos

pasos esenciales en los últimos tres días:

Primero: el viernes pasado promovió y

encabezó un encuentro en el Club de Industriales

con los dirigentes de las centrales patronales

más importantes del país, reunión a

la que llegó flanqueado por Emilio Gamboa

y a César Camacho, los coordinadores de las

bancadas de diputados y senadores del PRI,

para acordar ahí la agilización de la Reforma

Hacendaria y Fiscal que reclaman desde hace

meses los hombres del dinero.

Los líderes de la IP nacional y extranjera,

unos 70 según el reporte más verás, entregaron

al líder nacional del PRI y a los coordinadores

parlamentarios del tricolor en el Senado

y San Lázaro, sus peticiones en un documento

explicativo que, según trascendió, contiene

las siguientes solicitudes:

• Revisar una disminución del ISR.

• Aplicar incentivos fiscales a pequeñas y

medianas empresas y flexibilizar sus formas

de tributación.

• Aplicar deducibilidad a prestaciones

sociales y a quienes realizan investigación

científica y tecnológica y realizan programas

de desarrollo.

Evidentemente que los objetivos de los

hombres del dinero —quienes estuvieron

liderados en este encuentro por Gerardo

Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo

Coordinador Empresarial, y por Claudio

X. González Laporte, dirigente del Consejo

Mexicano de Hombres de Negocios (que

dicen no llega a los 30 miembros y que representa

a los hombres más ricos de México),

son más amplios.

Por ello convinieron con los priístas abrir

y mantener una mesa de negociación a lo largo

del actual período de sesiones del Congreso

Mexicano, lapso en que deberán presentarse

los cambios legislativos que reclaman a la

Reforma Hacendaria y Fiscal.

Beltrones diría el sábado en Sonora, en el

marco de la toma de posesión de la gobernadora

Claudia Pavlovich, que existen las condiciones

de una flexibilización de la Reforma

Hacendaria y Fiscal.

De proceder estas reformas con las peticiones

de los hombres del dinero, Beltrones

estaría mostrando 3 cosas:

• Que tiene el apoyo del presidente Enrique

Peña Nieto para tomar decisiones en

un ámbito que hasta hoy era intocable: el

de Luis Videgaray en Hacienda. No hace

muchas semanas el titular de Hacienda

dijo que los empresarios no debían hacerse

ilusiones con cambios que no se harían

a la Reforma Hacendaria y Fiscal. Hoy


8

14 de Septiembre de 2015

Columna Tras la puerta del poder

Beltrones lo estaría dejando en ridículo.

• Que quedaría posicionado frente a los

grandes dirigentes de la IP nacional y extranjera

—y el resto de los sectores sociales,

políticos y financieros del país y fuera

de él—, como el interlocutor más influyente

en el actual régimen.

• Y finalmente estaría atajando y quitándole

argumentos y banderas electorales a

Ricardo Anaya, a Gustavo Madero y al

resto de las dirigencias del PAN quienes

habían anunciado hace días que irían por

la revocación de la Reforma Hacendaria y

Fiscal. Si Beltrones logra flexibilizar la Reforma

Hacendaria, entonces los resultados

electorales en las contienda por 12 gubernaturas

en junio próximo, posiblemente

favorezca a los candidatos del tricolor.

AMARRA A GOBERNADORES

El segundo paso lo dio Manlio Fabio el

sábado desde Hermosillo, Sonora.

Ahí Beltrones anunció que ya analiza los

perfiles de quienes deberán ser postulados por

el PRI a las 12 gubernaturas que estarán en

juego en junio de 2016.

Estas son: Aguascalientes, Chihuahua,

Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana

Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz

y Zacatecas.

Salvo las de Oaxaca, Puebla y Sinaloa,

que están gobernadas por mandatarios de

la oposición, las otras 9 tienen gobernador

emanado del PRI.

Beltrones dice que el reto del PRI bajo su

conducción es, como mínimo, retener las 9

entidades donde hoy gobierna un priísta, y

arrebatarle a PAN y PRD las otras 3.

Y para lograrlo, dice, el PRI deberá impulsar

candidatos honestos, eficaces, transparentes

y cercanos a los ciudadanos.

Y adelantó que “se hará un ejercicio de

selección similar en todos los estados con

elecciones, para encontrar la candidata o los

candidatos que mejor nos den resultados en

el futuro. Esa es la tarea que tenemos.

“Lo que intentaremos es poner, frente de

los ciudadanos, de los poblanos, de los oaxaqueños,

de los duranguenses, de los zacatecanos,

de todos aquellos que van a renovar una

gubernatura, a la mejor candidata o el mejor

candidato, que refleje los intereses de ese lugar.

“Estamos trabajando sobre los perfiles de

los mejores candidatos a gobernador que tengamos

en estas 12 elecciones”.

Así que los delfines y preferidos de los gobernadores

de esas entidades deberán hacerse

a un lado. Se acabaron las imposiciones de

los mandatarios en turno. No habrá espacio

para candidatos heredados, impuestos por los

mandatarios salientes.

Beltrones sabe perfectamente que el PRI

bajo su mando deberá al menos retener las 9

gubernaturas mencionadas, porque de otra

forma le pasarán la factura del fracaso y ahí

se acabaría su carrera al 2018.

OTRAS ADUANAS

Pero también sabe, y así lo dice, que tiene

otras aduanas y retos no menos importantes:

En este lapso deberá propiciar un acercamiento

del PRI con los ciudadanos y ya definió

que eso lo logrará a través de dominar y

actuar dentro de las redes sociales.

“Hoy en día, difícilmente ya no digo un

partido político, sino una sociedad podrá estar

apartado de ellas o de sus consecuencias.

“He instruido a nuestros colaboradores

en el PRI a perfeccionar nuestro trabajo alrededor

de las redes sociales… que no intentemos

de ninguna manera manipular, sino que

entremos a convivir con quienes las usan, con

todas sus consecuencias, porque creo que ahí

son más los buenos que los malos… vamos

a trabajar con las redes sociales como parte

importante de la vida moderna de un partido

político”, precisa.

Un reto más es el de transformar al PRI

de un partido de sectores y organizaciones en

un partido de causas.

Y ha identificado que las principales causas

de los mexicanos son hoy: los derechos

humanos, el medio ambiente, la transparencia

y la batalla contra la corrupción…

“son causas ciudadanas principales que no

podemos ignorar y que tenemos que atender”,

advierte.

Y por si todo lo anterior no fuese suficiente,

el sonorense se ha impuesto otro reto:

el de acompañar al presidente Enrique Peña

Nieto en la realización de las reformas estructurales

“esas que nos permiten ya hablar de

otro México”.

En este contexto, y frente a estos retos,

Beltrones no pierde el tiempo ni la mira.

Y para colocarse al lado de los ciudadanos

y sus causas, Beltrones anuncia que en estos

días el PRI que lidera interpondrá una controversia

ante la Suprema Corte para echar

atrás las reformas aprobadas en Puebla contra

los candidatos independientes.

Dice que no es posible que en Puebla se

exija que un candidato independiente deba

estar apoyado por el 3 por ciento del padrón

Electoral, “eso hace que el espíritu que nosotros

aprobamos en la Constitución se pervierta”.

Recuerda que fue él, como coordinador

de los senadores del PRI, quien en 2010 presen

una iniciativa para el reconocimiento

de las candidaturas independientes.

“Estamos seguros que conseguiremos que

la Suprema Corte de Justicia eche abajo por

inconstitucional esa medida que se tomó en

el Estado de Puebla, que no votó el PRI por

cierto, eso es muy importante”, concluyó.

rvizcaino@gmail.com


Columna México y el Mundo

14 de Septiembre de 2015

9

Batalla de Palo Alto durante la Guerra Mexico-Americana, pintura de Carl Nebel.

Capítulo VII del libro Dialéctica Histórica de Juan María Alponte

La guerra tiene la palabra

Por Juan María Alponte

Parte 1 de 4

El 8 y 9 de mayo en Palo Alto y Resaca de la Palma las tropas

mexicanas fueron derrotadas en los dos choques. El 11 de

mayo de 1846, el presidente James Knox Polk tuvo en la

mano la respuesta que había preparado ya: el Mensaje al Congreso

pidiendo la aprobación de la declaración de guerra contra México.

El 13 de mayo el Congreso votaba por la

guerra. No hubo unanimidad ante el Manifest

Destiny. En efecto, 67 diputados liberales

votaron en contra y Garret Davis, de Kentucky

no dudó en hacer una frase para la historia:

“It is our own President who began this

war”, en pocas palabras: “Es nuestro propio

Presidente quien comenla guerra”.

En el libro de Carlos Bosch García

—“Historia de las Relaciones entre México y Estados

Unidos, 1819-1848”— libro del Archivo

Histórico Diplomático Mexicano, se dice

“que el 14 de mayo de 1846, con unanimidad

completa, el Congreso USA acordó la declaración

de guerra contra México”.

En la Cámara de Representantes, en efecto,

el voto fue de 174 contra 14 y de 40 a

2 en el Senado. Abraham Lincoln, representando

a Illinois denunció el conflicto como

una agresión de Estados Unidos. No como

respuesta a un ataque contra Estados Unidos.

Me parece correcto optar por unos datos

que revelan que las cosas no son, nunca, blancas

o negras. La guerra fue terrible para México.

El general Pedro María Anaya, Ministro

de la Guerra y la Marina, el 8 de mayo de

1848, informaba al Congreso de la situación

del Ejército mexicano en la contienda. Entre

otras cosas dice lo siguiente:

“Cuando el Excelentísimo Señor General

de División, Benemérito de la Patria,

don Antonio López de Santa Anna tomó el

mando del Ejército en septiembre de 1846

no había en las tropas del Norte, ni cinco

mil hombres, y éstos, en su mayor parte no

estaban capaces de volver prontamente a la

campaña por las muchas enfermedades de

que adolecían. Semejante improvisación se

ha repetido varias veces; pero la experiencia

debió de convencernos que aumentar los regimientos

del modo que está en práctica entre

nosotros mucho tiempo ha, no es otra cosa que

hacinar los hombres en tantas prisiones como

son los cuarteles, para que llegado el conflicto

abandonen sus banderas y la República añada

una desgracia más en sus anales”.

Precisaba:

“Ocurrida la batalla de Angostura, en

la cual nuestras tropas tuvieron nueve mil

hombres de baja por deserción, se improvisó

la defensa de Cerro Gordo, y los resultados

fueron los que podía esperarse de la

clase de tropas con las que hemos sostenido

todos los combates. Estos sucesos y los

ocurridos en el Valle de México, están reclamando

imperiosamente que el Congreso

dicte las leyes convenientes para reemplazar

los cuerpos del Ejército con hombres útiles,

y no con imbéciles, criminales y gente viciosa,

que sin conocer sus deberes, ni los que la

Sociedad impone, comienza su ignorancia

desde no entender el idioma español”.

Continuaba:

“Ocupada la capital de la República,

el Gobierno se encontró sin recursos de

ningún género, sin armas y sin municiones

y sin ningún elemento para reorganizar

las pocas fuerzas que se habían

dispersado después de las ocurrencias de

México y Puebla. Quinientos veinticinco

cañones han caído en poder del enemigo

en los diversos combates que hemos

sostenido, un parque inmenso capaz para

sostener la guerra por seis meses, y más de

cuarenta mil fusiles. Enormes pérdidas,

que el desconcierto social en que vivimos

no ha permitido reponer”.

Ponderaba:

“Al hablar de las dificultades con que

el Gobierno General ha tropezado, para

resarcir las pérdidas pasadas, y para hacer

nuevos esfuerzos en defensa de los derechos

de la República, es indispensable

mencionar el estado en que se encuentra la

moralidad y la disciplina de las clases superiores

e inferiores del Ejército. El Gobierno


10

14 de Septiembre de 2015 Columna México y el Mundo

no participa de las opiniones que se han

formado de esta clase, en los momentos

en que la fortuna se ha mantenido esquiva

para nuestras armas, y menos considera

justo ese clamor apasionado que el charlatanismo,

cubriéndose con el manto del

interés público, ha hecho general en toda

la nación contra la institución misma”.

Advertía:

“El estado de revolución permanente

en que hemos vivido ha proporcionado

a herederos indignos de pertenecer a la

honrosísima carrera de las armas, al ingresar

en ella y hacer progresos e inmerecidos

ascensos, hasta llegar a engalanarse con las

insignias superiores”.

Criticaba:

“La empleomanía —el doctor Mora

abominaba también la empleomanía en

la nueva burocracia mexican— que tanto

agrava nuestra situación ha abierto

la puerta a la juventud más ignorante y

corrompida de la época para abrazar la

carrera militar como único recurso para

vivir. Nuestra legislación, errónea en materia

de reemplazos, ha señalado la choza

del indígena embrutecido, las cárceles

y los presidios, como los únicos lugares

para sacar hombres destinados al servicio

de las armas. ¿Con tales fatales elementos

puede una nación o un gobierno cualquiera

sobreponerse a la emergencia?...”.

Insistía:

“Si esto es cierto, como lo es, también

notorio, que en medio de la desmoralización

del Ejército, ha habido ciudadanos

muy recomendables que han mostrado en

los combates con los invasores cualidades

dignas de la profesión militar. Si me fuera

permitido, yo mencionaría los nombres

de estos buenos servidores, que aún viven

unos, y los otros sellaron con su sangre en

el campo de batalla el amor a la patria: yo

no me presento al Congreso para hacerles

una apología, ni menos una sátira”.

Denunciaba:

“Se asignó a los Estados un cupo de

hombres capaces de entregarlos sin dificultad

y baste decir que únicamente se

pidieron 16,000 hombres a los Estados de

México, Michoacán, Jalisco, Puebla, Guanajuato,

Oaxaca, San Luis Potosí, Zacatecas

y Querétaro. ¿Y cuál fue el resultado?

Que fue formalmente desobedecido… Si

los gobiernos de los Estados no invadidos

rehusaban dar reemplazos para formar el

ejército ¿de dónde podía aumentarse para

atender a la defensa de la República?...”.

Admitía:

“De esto resulta que los batallones de

línea, en vez de aumentar, han disminuido,

considerablemente, porque la deserción

es tan general que, para evitarla, se

necesitará mantener en riguroso encierro

a los soldados, quienes aprovechan

cualquier momento que se les presenta,

cuando salen a algún servicio, para desertar.

Los calabozos de los cuarteles y

los juzgados militares están atestados de

reos y de causas, por la frecuencia con que

se comete este delito; por esto, mientras

las Cámaras no acuerden un sistema de

reemplazos análogo a nuestra situación,

no tendremos jamás un Ejército, sino una

masa de hombres perniciosos”.

El general Anaya no duda en decir que en

plena guerra contra el ocupante estadounidense,

la deserción ha sido y es escandalosa”.

Habla también, como ejercicio de reflexión,

que los soldados pasan hambre y que la ausencia

de alimentos para el ejército es igualmente

escandalosa.

Advierte, también, al Congreso de alborotos

“que no se han limitado a perturbar la

tranquilidad pública y a usurpar propiedades

ajenas, sino que, además, los alborotadores, han

entrado en relaciones con el enemigo invasor y

le han pedido auxilio para continuar haciendo

la guerra al gobierno”. Un caos

interno en lo real.

El Informe del General

y Ministro de la Guerra terminaba

así su texto ante el

Congreso: “Acepten vuestras

Excelencias los testimonios de

mi particular consideración y

aprecio. Dios y libertad, México

23 de enero de 1847”.

¿Quién lo ha leído? ¿Quién

asumía tan graves acusaciones?

¿Por qué se ocultaron

con un verbalismo patriótico?

¿Se eluden los problemas así o

se incrementan? Esto último

parece lo real.

Ese texto de Anaya, que me parece imprescindible

conocer y asumir —no es nuevo—

ha sido publicado, íntegramente, por el

Archivo Histórico Diplomático Mexicano, en

su Número 31. Su título, que debería ser un

instrumento de conocimiento de la guerra de

1846-1848, añade: “Algunos Documentos sobre

el Tratado de Guadalupe y la Situación de

México durante la Invasión Americana”.

El discurso del general Anaya ante el

Congreso de la Unión —documento realmente

extraordinario y terriblemente aleccionador—

se inicia en la página 51 y termina

en la página 57 del documento antes citado.

En suma, ese impresionante texto testimonial

del general Anaya al Congreso casi

coincide (23 de febrero de 1847) con la Batalla

de Buena Vista. El vencedor fue el general

Zachary Taylor, un combate que hizo posible

la ocupación del Norte de México.

Razones le sobraban al general Anaya

para decir lo que decía: “El 14 de septiembre,

después de las batallas de Molino del Rey y Chapultepec,

esas batallas significaron la ocupación

militar, por el invasor, de la Ciudad de México

el 14 de septiembre de 1847”.

alponte@prodigy.net.mx

Para adquirir el libro

comuníquese

con la licenciada

Ma. Luisa Aburto,

a los números

telefónicos

56-06-63-27 / 56-

66-64-21. Costo

$300.00 pesos


Los Pinos 2018:

La silla embrujada

14 de Septiembre de 2015

11

Los suspirantes:

• El ajuste en nombramientos en

Gobernación reposicionó a Miguel

Osorio Chong, quien se encontraba

en bajo perfil. Habrá polémica

con alguna de las designaciones

pero jalala atención.

• De los nuevos nombramientos

destacó el de Humberto Roque

Villanueva, un priísta representativo

ahora en las oficinas de un

precandidato.

• López Obrador aparece al

frente de las encuestas pero él lo

ve como una forma de quemarlo.

Y podría tener razón: lo sobreexponen

para magnificar errores y

limitaciones.

• Y la sorpresa en encuestas es la

aparición del gobernador poblano,

Rafael Moreno Valle, como

primero en la lista de panistas.

Las claves:

Los

partidos:

• La alianza PAN-PRD ha comenzado a preocupar

al PRI y no por algunas gubernaturas sino que ven el

indicio de que esos dos partidos estarían pensando en

una candidatura aliancista a la Presidencia.

• Morena ya mostró sus cartas: posicionamiento

mediático todos los días para exhibir a López Obrador.

Los demás partidos carecen de iniciativas.

• Extraña en algunos sectores la falta de posicionamiento

del PRI, como que lo ven paralizado y dejando

aislado al presidente Peña Nieto.

Suben:

• Rafael Moreno Valle.

• Miguel Osorio Chong.

• López Obrador.

Bajan:

• Luis Videgaray.

• Aurelio Nuño.

• Gustavo Madero.

• No hay duda: la clave dominante para el 2018 será

la economía. Y no por la precandidatura del secretario

de Hacienda sino por la baja del PIB. La gente está

irritada porque no ven efectos sociales de las reformas.

• La lentitud en las respuestas mediáticas del gobierno

afectan la aprobación presidencial. Y llevan a lo

obvio: el candidato del PRI que llegue sólo por el aval

presidencial no va a ganar.

• Hacen mal los políticos mexicanos en desdeñar

el proceso electoral en EE.UU. del próximo año.

México ya está en la agenda de debates. Y no

sólo por migración sino por el tema de corrupción

y violencia.

CUENTA REGRESIVA:

La silla embrujada:

Faltan 2 años, 9 meses y

16 días para las elecciones

presidenciales.

En la historia no contada de México se localiza el caso especial

de Agustín de Iturbide, el consumador de la Independencia

en 1821. Lorenzo de Zavala, Carlos María

de Bustamante e Ignacio Manuel Altamirano coinciden

en una versión: Iturbide fue parte de una operación política

para quitarle el control de la revolución de independencia a los

primeros federalistas —sobre todo Morelos— y crear una opción

monárquica. Al pasarse a los independentistas, se creó el

grupo que promovió el Imperio Mexicano como monarquía local

pero con Fernando VII al frente. Sólo que al desdeñar el rey de

España esta invitación, Iturbide se adelantó al declararse emperador

sin consensar con los grupos políticos. Se quiere olvidar

que en los Tratados de Córdoba y en el Acta de Independencia

se establecía la fundación del Imperio mexicano criollo.

Más convencido con la posibilidad de verse como emperador,

Iturbide se pasó a lado de los independentistas en 1821.

Los federalistas habían sido aplastados en 1815 con el fusilamiento

de Morelos.

Entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad

de México el 27 de septiembre de 1821.


Busca el 15 de cada mes

la revista:

El Mollete Literario

Tercera época

noticiastransicion.mx

More magazines by this user
Similar magazines