El reto de la salud en México - Amis

amis.org.mx
  • No tags were found...

El reto de la salud en México - Amis

México, D.F., 7 de mayo de 2013.

Versión estenográfica del Panel “El reto de la salud en México:

sus repercusiones de política pública, social y económica”,

durante la 23 Convención de la Aseguradores de México,

organizada por la Asociación Mexicana de Instituciones de

Seguros, llevada a cabo en el Centro Banamex de esta ciudad.

Presentador: Estamos prácticamente listos para cerrar el Programa

de Sesiones Plenarias del día de hoy y vamos a tener el Panel de

Análisis con respecto “El reto de la salud en México”.

Así que les invitamos, las invitamos, los invitamos, por favor, para que

ocupen sus lugares.

Y mientras tanto, vamos informando una situación: teníamos

programada y confirmada la participación de la doctora Mercedes Juan

López en este panel, como ustedes lo saben, Secretaria de Salud, sin

embargo por una contingencia, de la cual seguramente ustedes ya

tienen noticia, sucedió el día de hoy en la carretera México-Pachuca,

ella ha debido estar presente en ese sitio y no va a poder

acompañarnos en esta ocasión.

Queda en uso de la palabra el moderador de la mesa, el licenciado

Xavier de Bellefon.

Xavier de Bellefon: Buenas tardes a todos y a todas. Bienvenidos a

este segundo panel sobre la salud. Esta vez tenemos un panel mucho

más enfocado a México. Tenemos al doctor Pablo Kuri, que

representa la Secretaría de Salud, es Subsecretario de Prevención y

Promoción de la Salud. Una disculpa por parte de la Secretaria, que

hubo un accidente muy grave esta mañana, muchos muertos y

heridos, y entonces tuvo que ir atender esta urgencia.

Tenemos al diputado Charleston, que es Presidente de la Comisión de

Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.


Tenemos a Luis Antonio, del ISSSTE, Secretario General del ISSSTE,

y a Carlos Ángulo, también miembro de la Comisión de Economía de

la Cámara de Diputados.

En nuestro panel vamos a estar hablando de los retos de la salud en

México, y de concretamente a raíz de esos debates que hemos tenido

desde el primer panel concretamente cómo estos comentarios que se

han hecho aplicarían.

Unas palabras de introducción, yo creo que todos somos muy

conscientes de los retos que hay en México. Creo que si bien se ha

mejorado mucho con algunos datos que se compartieron en el primer

panel diciendo que la esperanza de vida en México mejoró mucho en

los últimas 30 ó 40 años, la mortalidad infantil mejoró mucho.

México se enfrenta a una epidemia de enfermedades crónicos muy

fuerte, vinculadas a la obesidad, a temas de colesterol, de diabetes,

que con la edad que va a ir creciendo, pues va provocar una serie de

retos nuevo para el país, y que van a requerir unos esfuerzos

particularmente fuertes y de largo plazo para conseguirlo.

Como vemos la presentación de la nueva política de salud pública,

que fue presentada por la Secretaria, doctora Mercedes Juan, y el

Presidente en febrero, creo. Creo que aporta directamente los

problemas, como hemos visto el acceso efectivo para todo el mundo,

la calidad de servicio, y este tema tan importante de la prevención, y

creo que abordan directamente los problemas que tenemos en

México.

No obstante creo que, o hemos hablado en el primero si no se

soluciona este problema de acceso a la salud, si no se construye este

primer piso de acceso para todos, pues va a ser un rezago para el

desarrollo económico del país.

Los panelistas del anterior panel han sido muy claros, son muy

interesantes sus comentarios sobre este tema.


Vamos abordar tres grandes temas en este panel. Uno, y hemos oído

conversaciones en el panel anterior sobre el tema de la financiación,

de por dónde empezar. Yo creo que hemos escuchado con nuestros

amigos anteriores que es largo, es complicado. Hay muchas cosas

que hacer a la vez.

¿Cómo se empieza? ¿Cómo se va a financiar? Volveremos sobre este

tema.

Cómo la política pública, otro tema que creo que es muy importante,

cómo las políticas públicas, además de lo que pueden hacer las

compañías de seguros, sí estamos enfrentando una epidemia de

enfermedades crónicas, cómo las políticas públicas van a apoyar los

cambios de hábitos a partir de la información. Hay muchos ejemplos

en otros países muy interesantes, saber que estamos listos aquí.

Y en fin, también muchos temas sobre cómo vamos a colaborar entre,

podemos colaborar entre el Estado, sector privado y el gobierno.

Tenemos una Ponencia que nos va a dar un panorama un poquito

general y nos permita empezar la sesión de preguntas.

Eduardo González Pier: Gracias, Javier y gracias a todos otra vez.

Ésta es una presentación de Fernando Solís, de Recaredo, del equipo

de la AMIS, un grupo de técnicos, nos hemos abocado a trabajar

alrededor de una pregunta muy interesante, pero no tan difícil de

contestar, que es en toda la agenda de la seguridad social universal,

dado que ésta es una política pública, es parte del pacto y además es

un anhelo de muchos años, de cómo logramos eventualmente

seguridad social universal, la duda es dónde están esos espacios de

colaboración público-privada y dónde puede el sector privado en

distintos niveles, participar en la agenda pública de la seguridad social

universal.

Entonces, muy brevemente lo que haría es darles algunas ideas, y

estas ideas podrían ser parte de una discusión más adelante alrededor

de propuestas muy puntuales.


Brevemente menciono cuáles son los riesgos sociales que cubre la

seguridad social. Las conocen ustedes, son parte de la Ley,

enfermedades y maternidad, invalidez, vida, riesgos de trabajo y retiro,

cesantía en edad avanzada y vejez, en distintas partes del

subsistema, algunas a través de afores, algunas a través del IMSS, y

muy importante, las primeras dos tienen una prestación económica,

pero también tienen una prestación en especie, es decir, hay un

servicio médico detrás de las primeras dos, además de un subsidio en

dinero y éste es el espacio no exhaustivo de la seguridad social, pero

este es el espacio en el que se podría mover el sector asegurador,

asumiendo que quisiera ver una complementariedad en términos de

aseguramiento.

Ahora bien, la seguridad social, no es nada más esto, incluye también

otros riesgos, y por lo regular las características son que hay un

empleo asalariado, es decir, los que están en la seguridad social, no

nada más son formales, son asalariados, no todos de ellos, pero la

mayoría.

Por lo regular hay una estructura tripartita, contribuyen trabajadores,

empleadores y gobierno; está la prestación, muchas veces y

definitivamente la contribución en función del salario y los beneficios

son tanto en dinero, como en especie.

Ahora bien, durante más de 80 años, la Constitución y el Estado

Mexicano ha aspirado a la seguridad social universal.

En 1929 se ha inserta a la Constitución, la necesidad de establecer la

Ley del Seguro Social, después vienen reformas muy importantes en

43, con la primera ley, en el ’83 el artículo 4° de la Protección Social

en Salud, en el ’97 la reforma que ustedes conocen sobre afores y

pasar retiro, cesantía y vejez al sector privado; en 2003 el Seguro

Popular, y ahora una serie de iniciativas a nivel de entidades, y más

recientemente a nivel federal, de pensión a 70 o más, o de 65 más

como parte de la protección social.


Esto todo ha sido impulso del sector privado, y donde queda, digamos,

la relación entre seguridad social, es cómo empatamos protecciones

por un lado, y desarrollo económico.

Sabemos que la seguridad social es una herramienta muy importante

para el desarrollo económico, es decir, la seguridad social es un valor

intrínseco por sí mismo, pero también es un valor instrumentar en el

desarrollo.

Mencionaba hace poco las tres dimensiones, la seguridad social para

universalizar, se tiene que crecer en población, es el eje izquierdo de

ustedes, tiene que crecer en protección, es decir, cuánto riesgo

financiero se cubre, y tiene que crecer el nuevo riesgo.

Es decir, además de los que mencioné, puede haber otros riesgos, el

que está más en la agenda recientemente, es desempleo. Desempleo

no es parte formal ahorita de la seguridad social, pero puede ser parte

de una agenda, y de hecho así se ha mencionado en las iniciativas.

Entonces, pensar en la seguridad social universal es como un cubo, la

seguridad social tradicional o que tenemos actualmente es un cubo

más pequeño y en cada una de las dimensiones o de las vertientes

habría que ir construyendo con pequeños espacios donde cada uno de

esos espacios puede ser una colaboración privada, es decir, una

nueva población de estudiantes, una nueva población de

desempleados, una nueva población de población migrante se llena el

espacio público o se llena el espacio privado o en una colaboración.

Y aquí lo que tenemos es la estrategia, esta es una adaptación de lo

que es la seguridad social universal en salud con sus tres dimensiones

en materia de seguridad social.

Y en ese sentido podemos pensar en toda una agenda alrededor de

qué puede hacer el sector privado para colaborar con el sector público

y ampliar los niveles de protección y aspirada la seguridad social

universal.


La primera pregunta que nos tenemos que hacer es por qué el sector

privado tendría un espacio en la agenda pública de la seguridad social

universal, es decir, en qué contribuye o cuál es su beneficio agregado

para que el sector privado pueda colaborar en la agenda. Y la

respuesta es relativamente sencilla, hay un espacio de eficiencia, es

decir, donde el sector privado es más eficiente que el sector público en

dar una prestación, en dar una cobertura, en proveer un

aseguramiento a una población hay que considerar esa mezcla

público-privada.

En la libre elección se mencionaba el sector privado es más flexible, el

sector público no tiene libre elección y donde la libre elección sea

necesaria o requerida el sector privado tiene un espacio y en el

alcance institucional.

Simplemente a veces no hay flexibilidad operativa suficiente para que

el sector público abarca todas las poblaciones y todos los espacios de

atención.

Ahora, entrando en detalles, qué quiere decir sector privado o mezcla

público-privada en nuevas poblaciones.

El documento o el estudio que se hizo a partir de esta reflexión con la

AMIS es que hay espacios muy importantes y el sector privado puede

coadyuvar; número uno es en ampliar la cobertura de prestaciones en

dinero, enfermedades en maternidad, la población formal no

trabajadora.

Hay aproximadamente tres millones de trabajadores no asalariados

con capacidad de pago que no tiene seguridad social, son todos los

cuenta propia, empleadores, contadores, médicos, etcétera, que no

reciben la contribución de maternidad, enfermedad y tampoco de vida

que podrían ser sujeto de aseguramiento bajo una regla públicoprivada

en el financiamiento, es decir, un complemento a nuevas

poblaciones.

También existe la posibilidad de incluir en enfermedad, maternidad y

vida a los no asalariados, no trabajadores, pero ya sea por informales


que no son parte de la población económicamente activa darles una

prestación, una prestación con colaboración público-privada, es decir,

con una equidad fiscal en las contribuciones, de tal manera que

también entre en un esquema de pagos condicionados o apoyos

condicionados a salud preventiva.

Si vemos el beneficio que tiene que cierta población se comporte

correctamente en materia de riesgos a la salud, el sistema se

autofinancia simplemente en costos médicos evitados.

Hay otra tercer vertiente muy importante, que es la cobertura de

prestaciones en dinero a la población que tiene Seguro Popular o

seguro de salud para la familia.

Ustedes saben que seguro de salud para la familia y Seguro Popular

no tienen el componente de prestación económica y el

empobrecimiento y el gasto catastrófico que se incurre cuando hay

gastos de salud es de los dos lados, es por el gasto y también es por

la pérdida del ingreso.

Entonces, una mayor protección a esta población que ya está en algún

patrón se puede dar por el lado del ingreso, simplemente

complementando la parte de ingreso a la parte del gasto a través de

los esquemas existentes.

Y otro seguro que ha sido también muy necesario y que no ha estado

plenamente cubierto es el seguro de vida para migrantes en el

extranjero, tienen capacidad de pago y podrían estar contribuyendo

para proteger a la población, a los familiares que dejan en México en

caso de que fallezcan, con el correspondiente pago a través de primas

privadas.

Esa es la dimensión de poblaciones, son todos los espacios por llenar

que el sector privado podría complementar en colaboración con el

sector público.

Ahora, vienen los niveles de protección, es decir, seguros que ya se

ofrecen pero que no se ofrecen con el nivel necesario del cobertura y


aquí es muy sencillo, simplemente como sucede en otros países,

sobre todo en Europa, vamos a potenciar lo que ya ofrece la seguridad

social.

Si la seguridad social me da un 70 o un 60 por ciento de mi sueldo es

asegurar el resto del a cobertura y en ese sentido, con todas las

facilidades de colaboración con el sector público en la parte fiscal y

también en la parte de los registros se pueden ofrecer coberturas

adicionales en dinero, es decir, el subsidio de enfermedad o el

subsidio de maternidad, pero también en especie. Es decir, la

seguridad social y el Seguro Popular no cubre todo y se podrían dar

prestaciones adicionales.

Nada más para darles un ejemplo: el IMSS no cubre la emergencia en

ambulancia, puede haber seguros complementarios por intervención

que también podrían apoyar en este sentido. Y lo importante es que

estas adiciones o esta potenciación de coberturas traiga el mismo

esquema tripartita, es decir, el adicional vaya financiado empleadortrabajador

y también la parte tripartita del Estado y por supuesto pueda

ser deducible de la nómina, deducible de ISR.

Y por último, los nuevos riesgos. Hay riesgos muy importantes que la

seguridad social no cubre. Desde 1961 México firmó lo que se llama el

Convenio 102, la norma mínima, estableció en un menú de opciones

cuáles eran los riesgos que constituían la seguridad social y se

quedaron algunos fuera.

El más importante que se quedó fuera: el desempleo. Entonces, es

muy importante regresar al concepto amplio de la seguridad social y

ver cómo con una mezcla público privada podemos ampliar la

definición de los riesgos de la seguridad social, incluyendo desempleo,

a través de un pilar voluntario y a través de un pilar solidario.

Hay un tema muy importante que también es parte de la necesidad de

la población y del envejecimiento, que son los cuidados de largo plazo

no asociados a atención médica.


En México se atiende la parte médica, pero toda la atención, sobre

todo domiciliaria que tienen los enfermos crónicos no es parte de la

cobertura.

Todo lo que es la parte de guarderías, de adultos, etcétera, es un

espacio de colaboración que no está cubierta la seguridad social y que

como hemos visto en muchos países más desarrollados, europeos,

América del Norte, etcétera, la OCDE, es una necesidad apremiante

tener ese tipo de cobertura para la población beneficiaria.

Todos estos seguros podrían montarse ya en el andamiaje que

tenemos para cuentas individuales, es parte de una combinación de

aseguramiento y ahorro y podrían darle un complemento muy

importante de protección a la población.

Y después hay toda una agenda muy interesante de eficiencia y

equidad alrededor de la colaboración público-privada en materia de

seguridad social. Voy a mencionar nada más algunos.

El sistema de rentas vitalicias, invalidez civil y riesgos de trabajo. No

está funcionando, se creó hace más de 15 años, una o dos empresas

concentran el mercado, no es una opción competitiva para el

trabajador. Hay que rediseñar lo que es el esquema de competencia

de rentas vitalicias, invalidez civil y riesgos de trabajo. Es decir,

beneficios definidos para un sistema mucho más completo y mucho

más eficiente.

La parte de contribuciones definidas, es decir, rentas vitalicias en

retiro, cesantía y vejez, no ha empezado no ha empezado

prácticamente, excepto por algunos trabajadores del ISSSTE, no va a

funcionar, esa es la opinión que tenemos algunos. Hay mucha

selección adversa, compite con retiros programados; retiros

programados es una opción superior a la de rentas vitalicias en casi

todo este mercado.

El mercado va a entrar en una espiral de autoselección, se va a agotar

el mercado y hay que diseñarlo o rediseñarlo antes de que empiecen


en el 2017 a venir las primeras rentas vitalicias, es decir, cuando se

cumplan las 1,250 semanas desde el 1º de julio de 1997.

La población no tiene un trato equitativo fiscalmente hablando, el

recurso fiscal de todos, impuestos generales, petróleo, impuestos

especiales, IVA, no se distribuye para todos los trabajadores parejo.

Le toca más a los asalariados que los no asalariados. Necesitamos

toda una estrategia de equidad fiscal, estamos hablando de

trabajadores formales, de tal manera que podamos darle trato igual a

todos los mexicanos.

Hay un esquema muy importante de colaboración en vida y en

invalidez. La parte de vida es un seguro muy profundo, muy bien

administrado al sector privado, que podría complementarse con el

sector público.

Creo que hay una agenda muy interesante y muy favorable para bajar

primas, si se hace un buen proyecto de colaboración público-privada

en el seguro de vida, y en la parte de dictaminación, un esquema

mucho más equitativo y sobre todo con dictaminación de terceros.

Y por último, la que se había mencionado, el sector asegurador

privado tiene que pasar de la gestión pasiva de riesgos, es decir, la

diversificación nada más de gastos médicos mayores a la gestión

activa de los pacientes crónicos.

Es muy importante tratar de evitar el daño a la salud en la medida en

que esas poblaciones estén bien gestionadas en materia de salud, los

rendimientos y las ventajas en utilidades podrán verse derramadas en

mejor atención, en mejor salud y en mejores oportunidades de negocio

para el sector privado.

En particular este es un bosquejo muy rápido de lo que sería la

colaboración público-privada, de la cual podremos abundar más

adelante.

Muchas gracias.


Xavier de Bellefon: Gracias, Eduardo, por esta excelente introducción

a nuestro panel. Me gustaría ponerles a contribución un poquito a

todos con una pregunta, ya conocen el mecanismo con el aparato, que

tiene que ver con este tema del Seguro Social.

Estamos hablando que va a costar mucho tiempo…

FALLA DE AUDIO

Me gustaría, doctor, si nos pudieras desde tu perspectiva hablar de

cuáles son las prioridades. Si tenemos un camino hecho, pero cuáles

son las prioridades para los próximos diez años en México en lo social.

Pablo Kuri: Antes que nada buenas tardes a todos, muchas gracias.

Y como ya se dijo la Secretaria Juan tuvo que atender un desastre que

ocurrió hoy en la carretera a Pachuca. Algunos están enterados, otros

no. Pero estalló lo que aquí conocemos como una pipa de gas, y un

desastre que hubo que atender.

Lo primero que yo quería comentar, y lo comentaba aquí en corto con

el diputado Charleston, hay que tener cuidado en no confundir, como

está en la pregunta, atención médica con seguridad social. Porque

atención médica es una cosa y seguridad social es mucho más que

atención médica.

Ya lo decía el doctor González Pier, habla de retiro, pensiones, y no

considerado, porque habría que considerar el desempleo.

Desde la perspectiva de salud quizá lo que habría que reflexionar es

dónde estamos, cómo estamos y cómo es que de manera sistemática

estamos atendiendo el problema o los retos que nos presenta la salud.

¿Por qué estamos como estamos? Porque de alguna manera hemos

sido víctimas de nuestros propios éxitos en materia de salud pública.

Hemos logrado evitar que en este país mueran los niños como morían

hace varias décadas por enfermedades diarreicas o por neumonías,

por intervenciones que son salvadoras de vida, la vacunación, el suero

oral, educación para la salud, etcétera.


Y lo que estamos viendo es que la población desde hace ya algunas

décadas está envejeciendo, y al envejecer surgen otros problemas,

exposición a riesgos y tiempo para que se desarrollen enfermedades

que tienen en su génesis, desde luego componentes multifactoriales,

pero que son genéticos, sociales, del entorno y de tiempo de

exposición a factores de riesgo.

Entonces, hoy por hoy y en respuesta concreta a la pregunta que se

me hace, ya es un hecho que es un reto actualmente, pero para los

próximos 10, 15 o 20 años, las enfermedades crónicas no

transmisibles, particularmente la diabetes, la hipertensión, los tumores

malignos, son el gran reto de la salud.

Pero no hay que olvidar que en el caso de la salud tenemos que

analizar cómo se gesta este proceso de cambio, este proceso de

transición.

Y de ahí una serie de determinantes externos a la salud que se

conocen como determinantes sociales de la salud, que tenemos que

abordar de manera integral, porque si no, no vamos a poder lidiar con

el problema.

Entonces, se va a dar el caso de uno de los factores de riesgo que a la

vez puede convertirse y de hecho es una de las enfermedades que

más afecta a nuestro país, la obesidad. Es un factor de riesgo para el

desarrollo de diabetes, para el desarrollo de hipertensión, para el

desarrollo de epidemias y a la vez es una de las enfermedades más

importantes en nuestro país. Baste que les recuerde que en México el

70 por ciento de la población tiene sobrepeso u obesidad, 70 por

ciento de los adultos, o sea, 7 de cada 10 mexicanos o tienen

sobrepeso u obesidad.

Entre los niños, y esto es todavía más grave, 30 por ciento de nuestros

niños tienen sobrepeso u obesidad. Y aquí habría que trabajar en

muchas vertientes para aterrizar esto y me parece que ya tomando un

tema que también Eduardo había mencionado de este vínculo entre la

parte pública habría que ir pensando en cómo, además de toda la lista


que ella presentó, podríamos pensar en el financiamiento de acciones

preventivas y acciones que no son dirigidas a la persona de manera

exclusiva.

Hay una serie de actividades que pueden ir dirigidas a la comunidad,

que pudieran ser cofinanciadas o financiadas de manera paralela.

Y doy otro ejemplo y creo que va a ustedes a llamarles la atención, el

tema de los accidentes: accidentes viales, accidentes en el hogar,

pues eso es un tema de salud pública, que si ustedes se ponen a

reflexionar, quizá los menos responsables de la ocurrencia de los

accidentes, son los entes generadores de salud o que atienden la

salud, porque para que haya un accidente vial, tiene que haber un

problema de señalización, de puentes para que no haya un

atropellamiento, etcétera, y esa responsabilidad no recae en el área de

salud, recae en otras áreas de gobierno, y me parece que no sólo es

el gobierno, sino la corresponsabilidad entre la iniciativa privada,

sector social y sector gubernamental, el que puede atacar estos y

muchos más de los retos que tenemos que enfrentar en el futuro.

Xavier de Bellefon: Gracias, Pablo.

Diputado Charleston, desde el punto de vista de los legisladores, por

dónde ya encontró este camino con esas perspectivas, estas

prioridades que nos comenta el Subsecretario, por dónde los

diputados ven los próximos pasos, en términos de financiación de

incrementar lo que hemos visto, las posibles dimensiones de la

sociedad ampliamente o más bien del tema de salud.

¿Cuáles son los próximos pasos para ustedes?

Fernando Charleston Hernández: Gracias.

Primero que nada, agradecer a Fernando Solís, a Recaredo Arias, la

invitación que nos hicieron a participar en este panel, para nosotros es

muy importante porque al ser representantes populares tenemos una

doble responsabilidad, una doble tarea.


Primero que nada, obviamente lo que hace un diputado federal, que

muchas personas han de estar diciendo: “¿Pues qué hacen?” La

realidad es que la responsabilidad inicial es hacer leyes, hacer leyes

que vayan de acuerdo a enmarcar jurídicamente que todas las

personas puedan desarrollarse mejor en la sociedad.

Pero también al ser representantes populares, estamos recibiendo

todos los días, todo el día, es mentira que solamente martes y jueves

trabajemos, sino que trabajamos de lunes a domingo y mi esposa ya

me dice que por qué nos tocan tanto la puerta en mi casa, porque

somos representantes populares y en ese sentido, recibimos

precisamente de las personas, reclamos, sugerencias, propuestas,

algunas de manera muy caballerosa, y algunas desafortunadamente

no tanto.

En la Comisión de Desarrollo Social, que tengo el honor de presidir,

tenemos varios temas muy importantes. El desarrollo social lo

entendemos nosotros como el proceso que va encaminado a lograr

que las personas tengan mejores niveles de vida, que tengan acceso a

la salud, que tengan acceso a la educación, un mejor ingreso, un

trabajo. Y recordemos que el CONEVAL, la Comisión Nacional para la

Evaluación de los Programas Sociales, y que por ley es la única

responsable de medir la pobreza en nuestro país en los estados y en

los estados y en los municipios, mide la pobreza a través de 8

elementos o carencias, mientras que está el ingreso, la vivienda, la

calidad de la vivienda, pero sobre todo la seguridad social.

La seguridad social es un elemento fundamental para medir…, qué

hacemos nosotros como legisladores, precisamente vigilar que las

políticas públicas que realiza el Ejecutivo Federal y que el gasto que

se haga sea un gasto eficiente, porque cualquier política pública que

tenga un programa que vaya dirigido a abatir algún problema como los

cuales mencioné está financiado por el dinero que no es ni de un

presidente (fallas de audio) y que pagamos impuestos.

Por lo tanto, tiene que ser eficientemente ejercido, eficazmente

ejercido y como prioridad nos pusimos precisamente hacer una

revisión periódica de los programas que vayan encaminados a mejorar


estas carencias que al final de cuentas van a incidir directamente en la

medición de la pobreza en nuestro país.

Es un tema ciertamente complicado porque son varias vertientes, pero

en los términos de la seguridad social es un tema muy amplio, como

decía aquí el doctor, en el que definitivamente no podemos hacer

solos, regresamos hace algunas semanas de una comisión que

tuvimos precisamente en París, y la transversalidad que existen en las

políticas públicas son esenciales para que todas estas puedan

funcionar, es decir, por ejemplo la Comisión de Desarrollo Social y la

Secretaría de Desarrollo Social no trabaja sola, trabaja con la

Secretaría de Salud precisamente para que pueda mejorarse al 100

por ciento, lo que las personas están solicitando, y este es un buen

ejemplo de cómo tenemos que trabajar aquí en México.

El presidente Enrique Peña Nieto así lo ha propuesto, para que no

solamente una dependencia esté encargada de llevar a cabo los

programas sociales, sino que sean varias dependencias las que vayan

dirigiéndose a mejorar los problemas que tienen millones y millones de

familias en nuestro país.

Xavier de Bellefon: Muchas gracias.

Hablando de prioridades hay un tema en México, lo mencionó el

Subsecretario, las carreteras mexicanas son de las más mortales de

Latinoamérica, hay un millón de lesionados al año, a 40 mil

discapacitados cada año, hay 19 mil muertos más o menos, el

parlamento tanto la Cámara de Diputados, como el Senado han

votado una ley muy importante que permite cubrir los gastos de la

gente que sufre estas lesiones en carreteras federales, que es la

primera etapa.

Diputado, eso es un primer paso, carreteras federales. ¿Cómo ve

usted, ese es un tema de prioridad para los diputados, el tema de la

protección de las víctimas de accidentes viales, que son números muy

importantes, esta etapa de las carreteras federales es una primera

etapa o cómo lo ven ustedes, cómo creen que tiene que evolucionar

esto?


Carlos Angulo Parra: Bueno, quiero ir un poquito más para allá.

Indudablemente que es un problema muy grave y que esa clase de

accidentes ocurren no por necesariamente la mala calidad de las

carreteras, sino porque no se respeta la ley y punto. Yo creo que es

uno de los principales problemas, los transportes no cumplen

cabalmente las normas oficiales que están establecidas, los

reglamentos de tránsito no se cumplen, los límites de velocidad, la

seguridad no es una prioridad que debe de serlo, pero sin dejar de

lado la cuestión presupuestal de dónde va a salir este dinero, de

dónde va a salir, pues tiene que salir de todos nosotros, pero para que

salga de una manera persa hasta donde se pueda de todos nosotros

necesita haber un mecanismo que asegure que los fondos se van a

aplicar adecuadamente.

Y creo yo que uno de los mecanismos que se puede desarrollar es un

sistema de contralorías sociales y hacer un poquito en adición al

sistema que por cierto está desvinculándose como estaba vinculado,

no está claro ahorita el sistema de revisión y rendición de cuentas.

Si le agregamos a lo que ya el gobierno está en miras de estructurar o

de reestructurar un componente de contraloría social, creo yo que

ayudaría muchísimo en que el ciudadano estuviera de alguna manera

involucrado en la vigilancia del gasto.

Pero es obvio que un sistema tan robusto como el que se pudiera

proponer con un sistema vinculado desde todos los puntos de vista,

donde no nada más exista la portabilidad, sino una vinculación

público-privada del sistema de seguridad social.

Yo soy fronterizo, yo soy de Ciudad Juárez pero por qué no, una

posibilidad hasta que se pudiera ofrecer como parte de los servicios

que México pudiera exportar trayendo residentes fronterizos a que

lleven a cabo una vinculación con el sistema de seguridad social

pagando, que es mucho más barato del que hay en Estados Unidos

que pudiera ser un componente interesante de hacer algún tipo de

convergencia con Norteamérica.


Pero yo creo que en última instancia sí se va a requerir recursos

fiscales y esos recursos fiscales, la manera más directa de que salgan

es a través del impuesto al consumo, y el impuesto al consumo es el

IVA, y entonces entramos en la dinámica de IVA en medicinas sobre

todo, que sea un IVA que esté pagando por las medicinas que se van

a obtener gratuitamente en el Sistema de Seguridad Social.

Entonces, debe de haber una vinculación muy estructurada en ese

sentido e indudablemente el problema de los accidentes viales en las

carreteras, para no dejar esto a un lado, es un problema de Estado de

derecho principalmente, en donde la política pública del gobierno

federal, de los estados y los municipios en sus respectivas

jurisdicciones debe ser aplicar la ley como se debe.

Xavier de Bellefon: Gracias. Hemos visto, hemos escuchado en el

último panel que la situación de México es compleja, es un país

grande, con realidades distintas, con gente con cobertura, con mucha

gente, con gente urbana, gente rural, gente, una realidad muy

compleja.

Me gustaría, desde la perspectiva del ISSSTE, de trabajadores del

Estado, en términos de prioridades, hacer de esto cubierto, en este

caso necesitamos 100 por ciento de cobertura por definición.

¿Cuáles son las acciones de corto plazo que el ISSSTE contempla

para los próximos años en este tema de la salud?

Luis Antonio Godina Herrera: Gracias, Xavier. Gracias a la AMIS por

la invitación a participar en este foro, un saludo del licenciado Lerdo de

Tejada, Sebastián Lerdo de Tejada, Director del ISSSTE, quien no

pudo acompañarnos en esta ocasión.

Creo que la pregunta es muy relevante por lo siguiente y antes me

gustaría dar un poco el contexto de lo que es el ISSSTE en algunos

números, porque si bien es cierto que la complejidad acompaña al

sector salud en México, en el ISSSTE la palabra complejidad se

vuelve todavía más aguda.


El ISSSTE atiende a 12 millones de derechohabientes. Uno de cada

10 mexicanos es atendido en el Instituto; 868 mil pensionados son los

que tiene el ISSSTE, que es el 20 por ciento casi del total de la

población pensionada en el país.

De sus derechohabientes, una buena parte de ellos está en edades en

donde el riesgo que mencionaba el señor Subsecretario de

enfermedades crónico degenerativas de alto costo es inminente.

Tenemos que enfrentar en el ISSSTE una realidad terrible, nuestra

acumulación, nuestros afiliados están envejeciendo más rápido que el

resto de la población.

Si uno observa la pirámide poblacional del Instituto vemos que es muy

angosta en la base y poco a poco se va haciendo más ancha. Es un

reto de corto plazo que tenemos que enfrentar, que estamos ya

sufriendo en el ISSSTE, Incluso, por ejemplo, la atención en los

servicios de obstetricia en nuestros hospitales es muy reducido en

comparación con hemodiálisis, con atención de cáncer. En fin,

tenemos ese problema inminente.

En el ISSSTE contamos con más de 1,100 hospitales o clínicas de

diferente nivel, hasta un Centro Médico Nacional, el 20 de Noviembre.

Y como los retos concretos que tenemos en el ISSSTE, y tiene que ver

con una de las preguntas que se hacían en el panel anterior, es

mejorar la calidad.

La calidad y la calidez en la atención al derechohabiente es prioridad

para esta administración del Instituto. Tenemos un nivel de

satisfacción de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud, inferior, por

ejemplo, a la que tiene el Seguro Social, sin que la del Seguro Social

sea buena, la nuestra es todavía peor. Es un reto inmediato que

tenemos con nuestros derechohabientes.

Tenemos el reto de la prevención, y tenemos el reto de atender, por

ejemplo, los servicios de urgencia.


Nuestros servicios de urgencia en los hospitales regionales y en los

hospitales generales está saturado, y está saturado porque de

acuerdo a como establece el esquema de funcionamiento del instituto

la atención de primer nivel trabaja de 8 a 4. Si alguien se enferma a las

4:05 tiene que acudir a servicio de urgencias en un hospital general, y

eso ocasiona una mala atención y una saturación de los servicios.

Creo que si nosotros atendemos a mejorar la calidad, con todo lo que

eso significa, todo lo que eso implica y todo lo que eso cuesta, en el

corto plazo, estaremos dando un paso muy importante en la parte de

salud del instituto.

Por otro lado, como parte de esta atención a la salud, la vinculación

público-privada se está dando ya, y tenemos que hacerla mejor y más

transparente.

¿En dónde se está dando? En la prestación de los servicios médicos

integrales, en donde el sector privado atiende una gran cantidad de

pacientes, en donde la medicina pública, el ISSSTE y también el

Seguro Social contrata los servicios de empresas privadas para

servicios de hemodiálisis, servicios de hemodinamia, servicios de

diálisis peritoneal, en fin.

Hay una participación, hay un mercado que se ha generado, que tiene

que ser más eficiente, más transparente y más eficaz. En síntesis

mayor calidad y destinarle los recursos con mayor transparencia al

servicio público que presta el ISSSTE, son, digamos, las prioridades

inmediatas, Xavier.

Xavier de Bellefon: Gracias. Me gustaría aprovechar que estamos

hablando esto con este enfoque del ISSSTE antes de expandirlo,

aprovechando.

Hablas de la prioridad y muy claramente de mejorar la calidad en el

servicio que se presta en el ISSSTE. Hemos hablando anteriormente

de que pocas hay condiciones para que esto ocurra, como, digamos,

en experiencias internacionales han enseñado muchas cosas.

Primero, la separación de las soluciones de rectoría, de financiación,


de prestación y de previsión, y una mayor colaboración entre, sobre

todo a partir del libre servicio, de varias pistas que han estado

explorando por otros países.

Desde la perspectiva del ISSSTE estas son pistas válidas de libre

servicio del aseguramiento, en términos de la parte de prestación que

nos acabas de decir, de subcontratación, ¿pero más allá son pistas

válidas para el ISSSTE?

Luis Antonio Godina Herrera: Sin duda, uno de los compromisos

que firmó el Presidente Peña en campaña, que fue retomado en lo que

es en sí el Pacto por México, es avanzar hacia la universalidad de los

servicios de salud, hacia un poder no nada más en términos concretos

subrogar un servicio sino enla atención y la portabilidad de los

servicios, tanto en el sector público, con el IMSS, con los más de dos

mil sistemas de seguros en los estados, las universidades, en fin,

como con los nuevos hospitales privados.

Ahí el problema es cómo establecer una especie de cámara de

compensación, porque los costos son diferentes. El ISSSTE, el IMSS y

la Secretaría de Salud tienen costos diferentes, y si eso lo

comparamos con el mercado privado, entonces estos son problemas

que se tienen que resolver, por llamarlo de alguna manera, una

cámara de compensación para poder hacer que la portabilidad sea

una realidad.

Es un problema no solamente legal, sino es un problema de costos, un

problema administrativo importante, que tendrá que llevar un tiempo

de maduración, pero desde la perspectiva del instituto tenemos que

caminar necesariamente hacia allá, porque el reto de la salud en

México no lo va a poder enfrentar el ISSSTE con sus propios afiliados.

Nos está rebasando el tema, tenemos rezagos importantes y tenemos

la necesidad de hablar con otros institutos públicos de salud, como es

la misma Secretaría de Salud, como es el IMSS, y por supuesto con el

sector privado.

Xavier de Bellefon: Expandiendo entonces el tema del ISSSTE a las

distintas problemáticas, Pablo cuál es tu perspectiva, también este


tema de la libre elección, de la prestación, pero no solamente de la

prestación, del aseguramiento son caminos que son. ¿México está

listo para esto?

Pablo Kuri: Yo creo que estamos en el camino, en el proceso, y hay

experiencias concretas de que esto pudiera ser factible.

Hay, hoy por hoy y se está dando en Baja California Sur una prueba

piloto, intercambio de servicios entre justamente el ISSSTE, la

Secretaría y el IMSS, ¿cuál es la finalidad?

Cuál es la finalidad, lo que ha ocurrido, y ha ocurrido y hay que

reconocer un cierto desarrollo desordenado de las unidades médicas

prestadoras de servicios, y reitero, una cosa es la prestación de

servicio y otra cosa es seguridad social, yo estoy hablando de la

prestación de servicios, es que nos encontramos en lugares donde

tienes un hospital de las instituciones públicas, y enfrente tienes otro

hospital de otra de las instituciones públicas, donde uno lo tienes con

120 por ciento de ocupación, y literalmente está a dos cuadras, tiene

60 por ciento o menos de ocupación.

Este piloto que se está llevando a cabo desde el año pasado en Baja

California, lo que pretende justamente es equilibrar el tema de la

prestación de los servicios, y hacer un uso óptimo de las instalaciones

que están en todo el país.

No es fácil, porque no sólo es el tema de los tabuladores o los costos,

hay un tema del carácter de los trabajadores, sindical, ya que le toca a

cada quien decir, tenemos todavía que resolver muchos temas, pero al

final de cuentas, el lograr que haya portabilidad y convergencia de

servicios, es lo que nos puede llevar a la universalización de los

servicios.

A mí me parece que en esta Administración, una de las cosas que

tiene como objetivo es sentar las bases desde la rectoría federal, de la

rectoría que por ley le toca a la Secretaría de Salud, del sistema de

salud e ir sentando las bases de manera conjunta con las instituciones


de seguridad social, en el tema de provisión de servicios médicos para

que pueda haber esta portabilidad y esta convergencia.

Ahora hay algo que hay que recordar. De pronto pensamos en la

población mexicana, pues que está concentrado en las urbes, en los

lugares urbanos.

Yo nada más quiero recordar al auditorio que tenemos en México, si

no me falla, estoy seguro que son más de 100 mil, creo que son casi

200 mil poblaciones o lugares de menos de 2 mil 500 habitantes, que

están dispersos y que hay también que llegar con una serie de

servicios entre otros servicios de salud.

Y eso no quiere decir que tenga uno que llegar con unidad, porque

también hay la tentación de que hay que construir unidades por todos

lados.

Hay esquemas que permiten acceder a esas poblaciones de una

manera razonable, para también proveer lo que resuelve y no hay que

olvidarlo, el 80 o más por ciento de los problemas de salud de las

personas comunes y corrientes, que es la atención primaria a la salud.

La verdad es que el 80 por ciento de los padecimientos se pueden

resolver en el consultorio, con un médico general, que esté capacitado

qué nos está pasando y eso tiene que ver con el tema de calidad.

Recientemente hemos estado trabajando en una prueba piloto para

atención de diabetes, hipertensión y obesidad y en unidades de la

Secretaría de Salud nos encontramos en 13 estados, con que el 67

por ciento de las personas que ahí laboran, ya sean médicos y

enfermeras, no han sido capacitadas desde que salieron de la carrera.

Cómo puede uno aspirar a que si no hay un programa formal de

capacitación de educación médica, no sólo médica, porque también

son las enfermeras y otro personal, pues que haya una buena calidad.

Lo comentábamos, porque para medicamentos contra la hipertensión

de nueva generación, que ya no produce ni suficiencia renal, etcétera,


pues cómo pedirle a un médico que hace 15 años no se tiene un curso

de actualización, que los recete; imposible, a pesar de que están

cubiertos y pagados por las instituciones médicas.

Entonces, hay un problema que tenemos que abordar de una manera

integral, que no sólo tiene que ver con costos, que no sólo tiene que

ver con dispersión, tiene que ver con recursos humanos, y no sólo

esto que vimos, es que no hay suficientes recursos humanos, puede

ser que no los haya en algunos lugares, pero los que hay además

tenemos que capacitarlos, tenemos que darles las herramientas y hoy

por hoy, lo que sí hay es mucha tecnología que nos permite hacerlo a

bajo costo.

Pero también hay un asunto ahí de educación y de cultura, diría yo,

porque aunque se ofrecen los cursos a distancia, se les da el acceso,

hay un porcentaje importante de este personal que no ha sido

capacitado, que aunque se les paga la beca, no hacen uso de ella.

Es decir, el problema es complejo, pero sí tenemos que ir hacia la

universalidad, pero hay que ver todas estas aristas para lograr que no

sólo sea una portabilidad de convergencia y universalidad de servicios

de salud, sino que además sean con la calidad adecuada, porque si

no, no vamos a resolver los retos que vamos a enfrentar o que ya

estamos enfrentando, y que bien decían del ISSSTE, el ISSSTE que

es un dato muy interesante, tiene como cinco años más de esperanza

de vida los derechohabientes del ISSSTE, que la población general.

(FALLAS DE AUDIO)

…que todas las instituciones son complejas entre sí, el ISSSTE, el

IMSS, PEMEX, etcétera, entonces habrá que hacer un trabajo

minucioso para que estas buenas ideas no se queden solamente en el

aire y al final de cuentas tengan esa operatividad que realmente

necesitan.

Creo, sin embargo, que la responsabilidad de igual forma que tenemos

para hacer llegar recursos tiene que ser con una meta muy clara que

es que esos recursos sean eficientes, y retomo lo que decía hace un


momento: somos como el Congreso de la Unión, los diputados, los

únicos que tenemos la facultad y no sólo la facultad, sino el deber y la

responsabilidad de aprobar un Presupuesto de Egresos de la

Federación para cada ejercicio fiscal.

Y ese ejercicio fiscal y ese recurso que nosotros aprobamos tiene que

estar relacionado con que sea más eficiente y que las instituciones

que lo ejercen lo hagan de manera más eficaz, no otra forma en la

cual podamos ir avanzando en un tema tan importante como es la

salud, en el caso, obviamente, como les decía un momento de la

prevención, y sobre todo también en otro tema, que es un tema mucho

más amplio, que es la seguridad social.

Xavier de Bellefon: Gracias, Fernando. Tengo, a raíz del tema de la

prevención, que creo que es un tema que coincidimos todos que es un

tema muy importante, alguien mencionó, creo que fue Nelly en el

panel anterior, que se acaba de hacer una ley que permite a la

compañía de seguros empezar a trabajar en el tema de prevención.

Pero solamente son, primero, una ley que todavía se tiene que

implantar, y segundo, las compañías de seguros privados solamente

se ocupan de 6 millones de los mexicanos.

Ya el Seguro Popular, el ISSSTE; PEMEX, el IMSS, una serie de

todos los organismos que prestan servicios de seguridad social tienen

mucho más gente.

En el tema de la prevención, hay temas de información, pero muchos

de los países que están lidiando con este tema están empezando a

hacer responsable la propia persona. Muy difícil podemos cambiar una

persona que no quiere. Entonces, empezamos a ver en algunos

países, por ejemplo en Holanda, hemos hablando de Holanda, que en

otros sitios si no te cuidas no tienes la prestación o te va a costar la

prestación.

Por ejemplo, en Holanda si no haces una revisión dental anual no

tienes la cobertura, si lo haces ya lo tienes.


Por ejemplo, en el ISSSTE, que es un caso muy concreto, con

problemas económicos de acceso y de calidad. Está en las reflexiones

del ISSSTE poder incentivar un uso, digamos, en mantenerse en

saludo o sancionar el abuso o el no mantenerse en salud, qué tipo de

reflexiones tienen ahí, esta población muy específica y muy acotada.

Luis Antonio Godina Herrena: El tema del incentivo parecido al que

comentabas, en México lo que me viene a la memoria el primer

experimento en ese sentido sería con el Programa Progresa, después

Oportunidades, en el sentido de que si en teoría si un niño no va a que

lo pesen y no come determinadas cosas y no va a la escuela, el

subsidio a la familia se podría suspender.

En el ISSSTE sí estamos en un trabajo intenso hacia la prevención,

sobre todo como comentábamos ya por el perfil poblacional que

tenemos y la morbilidad de la población derechohabiente y afiliada al

Instituto.

Un camino de este riesgo compartido con el derechohabiente

tendremos que pensar en una reforma legal, dado que las

prestaciones en materia de salud están en la Ley del ISSSTE y en

principio no tenemos una posición en ese sentido, sino más hacia el

convencimiento del derechohabiente para que asista a los centros y

sobre todo fortalecer la infraestructura para que haya personal

capacitado o para que existan las condiciones necesarias para que la

gente que acuda ahí encuentre respuesta.

Primero, fortalecernos nosotros como una entidad sólida en materia de

prevención, con políticas transversales, como señala el diputado, en

los diferentes componentes del mismo ISSSTE y trabajar en ese

sentido.

Creo que por el momento no estaríamos pensando en condicionar

algún tipo de prestación a la prevención o no, en atenderse

preventivamente de un mal o no. Lo dejaríamos como está en la ley a

una obligación del instituto de atender a alguien que está enfermo, y

tratar, en la medida de lo posible, de que atienda a través de una

política pública específica de prevención, que es uno de los


componentes, como mencionabas al inicio de la política de salud que

presentaron el señor Presidente de la República y la señora Secretaria

de Salud en febrero pasado. En eso estamos empeñados.

Xavier de Bellefon: Carlos, desde la perspectiva de un diputado, esta

misma pregunta de ¿es posible exigir hoy en México, condicionar el

acceso a ciertos servicios, a cómo me mantengo en salud?

Carlos Ángulo Parra: Yo creo que pudiera ser susceptible, pero eso

es como un segundo paso. Yo creo que el primer paso que tenemos

que hacer y el gobierno del Presidente Peña Nieto está dando

muestras muy claras de que quiere hacer transformaciones a

profundidad es un cambio total del paradigma de salud en nuestro país

como uno de los componentes de la seguridad social.

Es un cambio que debemos de hacer con una profundidad tremenda,

en donde haya una primera, un primer paso que sea la portabilidad

con padrón universal de afiliados, medios de identificación de los

afiliados, servicios médicos cubiertos, identificados, guías de práctica

clínica, sistemas de intercambios de servicios, etcétera, etcétera. Bien

robusto.

Y por el otro lado, ver de alguna manera cómo hacer una

convergencia con el sector privado, en donde exista la opción con

algún tipo de modalidad de utilizar al sector privado para la prestación

de los servicios médicos de una manera optativa, digamos.

De esa manera se pudiera ir integrando un Sistema Nacional de Salud

público-privado, con un componente y una reestructuración

administrativa a profundidad para sacar economías de escala, para

que hubiera un sistema integrado desde todos los puntos de vista,

tomando en consideración todo los activos que hay no nada más

físicos sino el capital humano que hay en todo el país, en todas las

instituciones, tanto municipales, estatales y las grandes instituciones

federales, etcétera.

Y una vez integrado a un sistema robusto de esa naturaleza empezar

con el segundo paso, que es ver este tipo de detalles como tener


ciertos incentivos para recibir el servicio y desincentivos de los que no

hacen determinadas cosas para no recibir determinados servicios,

etcétera. Para llegar a este sistema es indispensable, y además una

gran oportunidad para acabar con la economía informal, porque uno

de los requisitos para pertenecer a un sistema universal de salud

pudiera ser muy sencillamente ser contribuyente registrado en el

Registro Federal de Contribuyentes.

Y entonces, con esto le quitamos el incentivo que se creó con el

Seguro Popular para continuar con la economía informal, que generó

un círculo perverso en ese sentido. Y entonces, voltear la situación

¿quieres pertenecer al sistema de seguridad social o al sistema de

salud nacional único? A ver, enséñame tu registro federal de

contribuyentes, como primer requisito.

Xavier de Bellefon: Doctor, la Secretaría de Salud comparte estas

perspectivas generales.

Pablo Kuri: Híjole, pues voy a tener que decir que no. y lo voy a decir

con todo respeto, pero hay estudios que se hicieron justo en este

argumento de que el Sistema de Protección Social generaba

informalidad. Bueno, ahí están los estudios publicados, incluso,

externos, parece ser que no es como tal, pero no es el motivo del

debate.

Lo que sí me parece es que una definición importante es que el

derecho a la salud, está consignada en nuestra Constitución, y debería

estar por la ciudadanía no por el estatus laboral.

Es decir, cualquier ciudadano mexicano debe tener derecho, de hecho

está así consignado, y así me parece que debe de ser,

independientemente de que se busquen esquemas para hacer

eficiente la provisión de los servicios, el financiamiento efectivo. Y aquí

hay un tema, al cual yo quisiera regresar, que es el tema de la

prevención, si es uno de los tres ejes de la política pública de salud de

esta administración, los otros dos son el acceso universal efectivo,

porque puede haber cobertura de afiliación, pero no necesariamente

es acceso universal efectivo, y el otro es la calidad de la atención.


No son datos sencillos, yo creo que en el caso de la prevención se

debe de trabajar ni siquiera desde la salud y ahora estamos tratando y

es parte de lo que se ha generado en esta administración, estamos

trabajando con la Secretaría de Educación Pública para que desde la

escuela se genere una cultura de salud, no solo a través de incluir en

los libros de ciencias naturales un par de hojas sobre la salud, sino

estamos buscando que en la primaria se incluya una materia de

prevención y salud con cuatro ejes fundamentales: educación sexual,

prevención de adicciones, alimentación y activación física que se

trabaje con los niños que es donde tenemos que incidir para que

eventualmente, insisto, ya no somos ingenuos, esto va a tomar tiempo

para que haya el cambio, pero si no empezamos desde ahí es muy

difícil.

Está probado y súper probado que los adultos como los que estamos

aquí es difícil que cambiemos de actitudes y prácticas, a menos de

que tengamos un evento que nos lleve a una situación de riesgo de

vida inminente, puede ser que cambie, cambie una de las actitudes,

pero por convencimiento es muy difícil que cambiemos.

También está aprobado que mientras más temprano se incida en la

educación de los niños es más probable que en el desarrollo futuro se

tenga un cambio de hábitos, de actitudes y prácticas. Y eso hay que

trabajarlo y eso es parte de los temas que se tienen que hacer.

Pero yo no quisiera que por lo menos de la perspectiva del derecho a

la salud debería a mi juicio muy personal, aquí lo digo a nivel personal,

ceder por la ciudadanía no por el estatus laboral.

Xavier de Bellefon: Vamos a ir concluyendo poco a poco.

Antes de terminar una pregunta. Más allá de la salud, las prioridades

de seguridad social desde la perspectiva de México, don Fernando,

tenemos una serie de paneles sobre las pensiones, hemos hablado

del desempleo, más allá de la salud cuáles son las otras prioridades

para el gobierno mexicano y para los diputados en general.


Fernando Charleston: Bueno, desde la perspectiva del Legislativo

vemos que hay muchos retos definitivamente, nuestro país es un país,

todos lo sabemos complejo, las cifras, los datos ya los hemos

conocido aquí, vamos a tener una esperanza de vida en el año 2050

de alrededor de 80 años, alrededor de esa edad, tenemos una tasa de

fecundidad en 3.8 que tenemos más o menos en estas fechas,

tendremos una de 1.8, eso quiere decir que vamos a ir envejeciendo,

nuestro país irá envejeciendo y eso va a tener como consecuencia

obviamente muchos retos para atender a todas estas personas.

Yo siempre he creído que cualquier país, cualquier región, cualquier

municipio, cualquier estado se sostiene de dos pilares

fundamentalmente: uno, es la educación y otro definitivamente es la

salud.

Y en este sentido tenemos que avocarnos a que el gasto precisamente

que se haga en este tema tan importante sea un gasto eficiente y sea

más efectivo. No creo que tengamos si nos podamos dar el lujo de

malgastar el dinero o de utilizarlo de una forma en que no haya una

corresponsabilidad directa con la sociedad. Definitivamente deben de

existir elementos que le permitan a las personas, como pasa en

algunos programas sociales que le permitan a la persona no

solamente ser beneficiario de un programa social, sino que tengan

elementos esos programas que a los beneficiarios les dé la

oportunidad de salir a la condición de pobreza en la que existen.

Ese es un elemento fundamental que debe de existir y que en el reto

de la salud y obviamente en el reto de los aseguradores, será

fundamental, porque a final de cuentas, un seguro y ustedes lo saben,

digo, no les voy a hablar de un tema que ustedes manejan al 100 por

ciento, un seguro es un paracaídas, un paracaídas que se utiliza y que

(fallas de audio) pero al final de cuentas, la cultura en nuestro país

del seguro ha sido y seguirá siendo muy baja, si no hacemos y si no

tomamos las medidas necesarias.

¿Cuáles? Obviamente asegurar un marco jurídico que tenga y que

lleve a cabo una competitividad que redunde en mejores precios y

mejor calidad de los servicios para las personas que aquí habitamos, y


obviamente que el estado lleve a cabo su responsabilidad

fundamental, plasmada en la Constitución, que es como decía el

doctor, da una salud eficiente para todos, de calidad y desde nuestra

trinchera, desde el desarrollo social, pues obviamente abocarnos a

que los programas que vayan dirigidos a disminuir las necesidades por

las cuales una sociedad, un estado o un municipio es pobre, pues se

vayan abatiendo de manera conjunta.

Pero recordemos que no hay ningún programa social, que por sí sólo

vaya a abatir la pobreza. Al final de cuentas se necesita una política

económica que vaya de la mano para que pueda crearse mayores

empleos, para que haya crecimiento en el país y que esos empleos

redundan en mejores salarios para tener una mejor calidad de vida en

las familias.

Xavier de Bellefon: Última pregunta. Estamos esperando la

propuesta de ley para reforma hacendaria, va a venir con los

diputados sobre el tema de financiación de la salud.

Fernando Charleston: Bueno, escuchamos al Secretario de Hacienda

hace unas horas, mencionaba, todavía no la conocemos obviamente,

la esperaremos a que llegue y mencionaba algunos elementos de los

que vienen ahí, pero definitivamente cuando habla de programas

sociales que vayan encaminados a mejorar la productividad

obviamente debe de estar incluido el tema de la salud, porque lo que

comentaba hace un momento, tendremos que ir en un camino que

vaya dirigido a mejorar este y otros factores que nos incumben a

todos, no solamente como legisladores que somos los que tendremos

que discutir, que debatir y que aprobar esta reforma donde habrá

muchos subtemas, impuestos, etcétera, sino que también tendremos

que tener en cuenta la necesidad que tiene el país de crecer a los

niveles que debe de estar creciendo, que es alrededor de un 5 o 6 por

ciento anual para generar los empleos que se requieren.

Carlos Angulo Parra: Nada más para no quedarme con la espina. Yo

no me refiero necesariamente a la capacidad laboral del asegurado, yo

soy Secretario de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de

Diputados y me queda a mí muy claro que la salud es un derecho


humano que todo mexicano debe de tener, pero todo mexicano hábil

también tiene una responsabilidad constitucional de contribuir al gasto

público.

Entonces, quisiera yo mencionar que me refiero yo a que la creación

de un sistema integral de salud a nivel nacional debe de ir de la mano

con una estructura para abatir por completo la informalidad en México

y que eso sirva precisamente para fortalecer al sistema de salud como

muchos otros servicios públicos que requieren los mexicanos, que no

están ahorita teniendo porque casi el 60 por ciento de la población

está inmersa en un desastre para el Fisco mexicano que no paga

impuestos y punto.

Xavier de Bellefon: Muchas gracias. Felicitamos a los panelistas, a

Fernando, Luis Antonio, Carlos. Muchas gracias por su participación.

Presentador: Muchas gracias a nuestros panelistas.

Y en este momento el Presidente de AMIS, el doctor Fernando Solís,

acompañado también del Vicepresidente José Antonio Palacios, de

AMIS por supuesto, entregan reconocimientos por su participación a

nuestros distinguidos panelistas y, por supuesto, agradeciendo a

nuestro moderador el licenciado Xavier de Bellefon por su

participación.

Este fue el segundo y último panel de este día inaugural de nuestra 23

Convención de Aseguradores de México.

- - -o0o- - -

More magazines by this user
Similar magazines