Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CAPÍTULO IV - FASE 1: ALCANCE DE LOS CONTRATOS DE EJECUCIÓN Y LIBERACIÓN

lo tanto, la posibilidad de plantear esos

reclamos no se ve afectada” 109 .

2.1.3. De acuerdo con la Ley ecuatoriana, los

derechos de los Demandantes de Lago Agrio no

fueron extinguidos, y no podían ser extinguidos

por el Contrato de Ejecución y Liberación de 1995.

No obstante el lenguaje llano del Contrato de

Ejecución y Liberación de 1995, los hechos

concurrentes que rodearon su redacción y

negociación y las admisiones previas de las

mismas Demandantes en sentido contrario, hoy

alegan que el Contrato de Ejecución y Liberación

de 1995 sirvió para transigir sobre los reclamos

de terceros por aplicación de la ley ecuatoriana,

incluso si esta no hubiera sido la intención de las

Partes Contratantes.

Para apoyar estas teorías, las Demandantes

sostienen que el gobierno liberó los llamados

reclamos de derechos “difusos” en la transacción, y

que los demandantes de Lago Agrio se fundamentan

en los mismos reclamos de derechos “difusos”

(exonerados) en su demanda contra Chevron.

Chevron argumenta que a través de

los acuerdos liberatorios el gobierno

ecuatoriano actuó en representación

de terceros no intervinientes, lo

que contraría expresamente la

ley ecuatoriana. Las tres Partes

Contratantes que suscribieron el

Contrato de Ejecución y Liberación de

1995 fueron la República, Petroecuador

y Texpet. Los Demandantes en Lago

Agrio no son y nunca han sido parte en

el Contrato de Ejecución y Liberación

de 1995.

De hecho, el Código Civil de Ecuador prohíbe

de manera expresa e inequívoca a toda parte

que transija cualquier reclamo que pertenece a

otro. Dispone, también en términos inequívocos,

que los contratos de transacción obligan solo

a las partes que los suscriben. Incluso, -cuando

múltiples partes poseen un interés en una

transacción particular, “la transacción otorgada

109. Dr. René Bustamante Muñoz, Dr. Federico Chiriboga Vásconez, Dr. Sebastián Pérez Arteta, Dr. Rodrigo Jijón Letort, y Dr. Diego Pérez Ordóñez, et al., Declaración

jurada en 3-4 (énfasis agregado).

139

Similar magazines