Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CASO CHEVRON:

Defensa del Ecuador frente al uso indebido del arbitraje de inversión

de inversiones. Allí se inicia el descalabro de

un trámite que, forzando el sistema y el derecho

internacional, ha obligado a Ecuador a invertir

importantes recursos materiales y humanos en la

defensa legal de uno de los procesos litigiosos más

complejos de la historia del arbitraje internacional.

El proceso es tan complejo que ha debido dividirse

en fases y sub fases que se superponen, mientras

el marco fáctico cambia. Es tan perverso, que

el caso se va construyendo en la medida en que

avanza. Les explico: Normalmente, planteada una

demanda y contestada, queda fijada la materia

de la controversia. Las partes y el juez saben

qué se discute, y los argumentos y pruebas giran

alrededor de lo controvertido. Aquí no: El caso,

sus hechos y argumentos, se han ido construyendo

y modificando mientras avanza el proceso. Los

hechos controvertidos eran unos en septiembre de

2009, cuando se planteó la demanda (mientras el

juicio de Lago Agrio estaba en primera instancia);

fueron otros, cuando en febrero de 2011 se dicta la

sentencia; y son otros ahora, dictada la decisión de

casación por parte de la Corte Nacional de Justicia.

Inclusive, podrían ser distintos cuando se dicte la

resolución de la Corte Constitucional frente a la

acción extraordinaria de protección planteada por

Chevron. Esto, porque cada vez que una Corte

decide, puede construir una lógica argumentativa

(su motivación) que difiera de la anterior.

Entendemos que el sistema puede funcionar sin los

rigurosos márgenes de la preclusión que opera en

nuestros procesos internos. Pero, ¿puede ser tan

laxo y amorfo un proceso arbitral en el sistema de

solución de controversias de inversión?, ¿brinda así,

seguridad jurídica? Todo indica que no.

Pero les hablaba de las fases del proceso.

Efectivamente, el Tribunal inicialmente divide el

trámite de la controversia en dos etapas: una, para

resolver sobre su jurisdicción y competencia; y otra,

para resolver los méritos o discutir el fondo de la

controversia. Como podrán leer con más detalle en

esta publicación, la etapa de jurisdicción concluye

en febrero de 2012 con la lamentable y equivocada

decisión que hoy nos tiene litigando. La etapa de fondo,

con todas sus complejidades, es dividida inicialmente

en dos fases: la primera, para discutir los efectos de

los acuerdos de liberación firmados por Texaco y el

Estado ecuatoriano, entre 1995 y 1998; y la segunda,

16

Similar magazines