Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CAPÍTULO IV - FASE 1: ALCANCE DE LOS CONTRATOS DE EJECUCIÓN Y LIBERACIÓN

presentado ante la Corte de Lago Agrio el 17 de

mayo de 2003.

b. El Tribunal resumió la discusión de las partes así:

¿El escrito de Demanda de Lago Agrio alega solo

reclamaciones difusas a diferencia de reclamaciones

individuales por daño personal, ya sea real o inminente?

identifica una categoría de reclamaciones

que aquí se denominarán reclamaciones

“individuales”. Conforme al derecho

de Ecuador, una reclamación individual

pertenece a esa persona y la reparación

es personal para esa persona, y no se

trata de una reclamación difusa.

Al referirse a esta discusión, el Tribunal consideró

que primero era “necesario aclarar los significados

especiales que se dan en el arbitraje a las palabras

‘difuso’ e ‘individual’”. 148

Al abordar esta distinción, el Tribunal hizo el

siguiente razonamiento en los párrafos 155 a 157

de su laudo:

“155. La primera decisión del Tribunal

en este Párrafo 112(3) –de que el alcance

de las exoneraciones no se extiende a las

reclamaciones ambientales planteadas

por una persona por daños personales

(o daños a bienes personales) que violan

los derechos de esa persona, separados

y diferentes de los de la Demandada–,

156. Por el contrario, la segunda

decisión del Tribunal en ese Párrafo

112(3) –de que el alcance de las

exoneraciones sí tiene un efecto jurídico

conforme al derecho de Ecuador que

impide cualquier reclamación difusa

en contra de las Demandantes Primera

y Segunda conforme al Artículo 19-2

de la Constitución, planteada por la

Demandada y también planteada por

cualquier persona que no alegue daños

personales o daños a bienes personales

(reales o inminentes)– , identifica una

categoría de reclamaciones que aquí se

denominarán reclamaciones “difusas”.

Conforme al derecho de Ecuador, una

reclamación difusa puede pertenecer a una

148. Decisión de mayoría sobre la Fase 1B de 12 de marzo de 2015. 153.

175

Similar magazines