Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CASO CHEVRON:

Defensa del Ecuador frente al uso indebido del arbitraje de inversión

sustanciosos beneficios monetarios de parte de las

Demandantes a cambio de su cooperación. Por

su parte, Chevron y Texaco tácitamente admitieron

que Guerra no es un testigo imparcial, por ello

tratan de respaldarse en otra evidencia para suplir

la falta de credibilidad de Guerra. Sin embargo, el

problema para las Demandantes es que su evidencia

independiente no tiene ningún peso a menos que

Guerra sea creíble.

Adicionalmente, el análisis forense de la computadora

de Guerra no ofrece sustento para el relato que el

ex juez vendió a las Demandantes. Si el relato fuera

cierto -especialmente las primeras versiones que dio

antes de que intervinieran los abogados de Chevron-,

se esperaría encontrar evidencia suficiente en su

computadora y teléfonos, la cual no existe.

En cambio, el análisis forense no encontró:

• Ningún borrador (ni parte de un borrador)

de la Sentencia;

• Ninguna orden (en borrador o de otra forma)

correspondiente al periodo durante el que se

dictó la sentencia de primera instancia, en el

que actuó como juez Nicolás Zambrano;

• Ningún correo electrónico que reflejara

comunicaciones entre Guerra, el Juez

Zambrano o los Demandantes de Lago Agrio,

mucho menos correspondencia que reflejara

una conspiración ilícita; y,

• Ninguna copia de algún documento

presuntamente no presentado por los

Demandantes de Lago Agrio.

El perito de las Demandantes, Spencer Lynch,

encontró y examinó dos grupos de documentos

en un intento de vincular al señor. Guerra con el

Juez Zambrano. El primer conjunto consta de once

documentos encontrados en el disco duro del señor

Alberto Guerra, estos son los únicos documentos

relacionados con el litigio de Lago Agrio y, que

son similares en el texto a nueve órdenes dictadas

por el Juez Zambrano 163 . Si bien Chevron-Texaco

sostienen que el señor Guerra es el autor de los nueve

borradores de órdenes emitidas posteriormente por

el Juez Zambrano, el perito del Estado ecuatoriano,

Christopher Racich, determinó, en cambio, que “[n]

ada en el análisis forense provisto indica que las

órdenes dictadas se hayan creado de los borradores

encontrados en la computadora de Guerra, o

que Guerra mismo fuera el autor de alguna de

200 163. Véase Informe Pericial de Stroz Freidberg de Spencer Lynch (7 de octubre del 2013) 14-21.

Similar magazines