Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CASO CHEVRON:

Defensa del Ecuador frente al uso indebido del arbitraje de inversión

“La opinión de un tribunal internacional de

que, comprende el derecho nacional mejor

que la corte nacional y que la corte nacional

se equivocó no es suficiente. De hecho –

como plantearon las Demandantes- los

tribunales de arbitraje no pueden “ocupar el

lugar de cortes internacionales de segunda

instancia”. 208

Tanto comentaristas como tribunales coinciden,

además, en que el umbral para demostrar que existió

una denegación de justicia es excepcionalmente alto,

y llegan a la conclusión de que solo las deficiencias

graves en la administración de justicia, que producen

una injusticia evidente equivalen a una denegación

de justicia. 209 Un simple error jurídico no puede ser

sustento de una reclamación, mucho menos pueden

derivar en denegación de justicia. 210

Admitir que errores simples, cometidos por las cortes

locales en la aplicación de la ley pueden equivaler

a una denegación de justicia, sería una negación

intolerable de la soberanía de los Estados respecto

de su atributo más importante: la administración

de justicia dentro de su territorio. Eso convertiría

a los tribunales internacionales (establecidos según

tratados de inversiones) en cortes de segunda

instancia, con consecuencias intolerables para todo

el sistema de protección de las inversiones. Por

lo tanto, solo en circunstancias excepcionales una

218

208. Laudo Arif, 441 (se omitieron las notas a pie de página).

209. Rudolf Dolzer & Christoph Schreuer, PRINCIPLES OF INTERNATIONAL INVESTMENT LAW [Principios de Derecho Internacional de las Inversiones],182

(Oxford Univ. Press 2008):

Respecto del resultado de una causa ante una corte local, es claro que un tribunal de inversiones no se desempeñará como mecanismo de apelaciones y que no

decidirá si la corte actuó erróneamente o si sería preferible una perspectiva de derecho u otra. No obstante, se deberá trazar una línea entre un error ordinario y

un grave error en la administración de justicia, que ya no se pueda considerar un ejercicio del estado de derecho. Esa línea se traspasará especialmente cuando sea

imposible que un tercero reconozca cómo un juez imparcial podría haber llegado al resultado en cuestión. (Énfasis añadido.)

Research in International Law en Harvard Law School, The Law of Responsibility of States for Damage Done in Their Territory to the Person or Property of Foreigners

[El derecho de la responsabilidad de los Estados por daños cometidos en su territorio a la persona o bienes de extranjeros], 23 AM. J. INT’L L. 134 (1929);

ver también infra § IV.C.

210. Ver, por ejemplo Laudo Jan de Nul, 206, 209 (“No es función del tribunal constituido conforme al TBI desempeñarse como corte de apelación de las cortes nacionales.

La tarea del Tribunal es más bien determinar si es claro o no que la Sentencia es indebida y poco confiable, en las palabras del tribunal de Mondev.”); Andrea

K. Bjorklund, Reconciling State Sovereignty and Investor Protection in Denial of Justice Claims, 45 VA. J. INT’L L. 809, 813, 847 (2005) (“[L]a retórica de las decisiones

arbitrales es que se considera que un Estado ‘deniega la justicia’ solo en casos extremos: se ha sostenido que los simples errores en una sentencia no implican

la responsabilidad internacional. Así pues, solo existe denegación de justicia cuando ha ocurrido una ‘injusticia manifiesta’ que ‘escandalizaría la conciencia’ de

las personas razonables o cuando a un extranjero se le ha denegado por completo el acceso al sistema judicial. Los tribunales recientes buscan ‘arbitrariedad’ o actos

que escandalicen o sorprendan el sentido de ‘corrección judicial’.”); Campbell McLachlan, Laurence Shore & Matthew Weiniger, INTERNATIONAL INVEST-

MENT ARBITRATION: SUBSTANTIVE PRINCIPLES [Principios sustantivos del arbitraje internacional de inversiones], 229 (Oxford Univ. Press 2007) (“[E]l

tribunal internacional no es una corte de apelación. Un ataque al resultado sustantivo de la Decisión de la Corte Nacional solo puede triunfar si está claro que existió

una incorrección judicial, en vez de simplemente un error de derecho. Se ha sostenido de manera convincente que las consideraciones que el tribunal internacional

sopesa en una causa como Mondev no son volver a evaluar directamente la sustancia de la decisión de la corte nacional conforme a su propio derecho en absoluto.”).

Similar magazines