Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CAPÍTULO I - ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y JURÍDICOS

Texaco también declaró ante la Corte, en el caso

Aguinda, que las leyes ecuatorianas permitían a las

demandantes solicitar en Ecuador la misma clase de

reparación para remediar el medio ambiente que la

solicitada en Nueva York.

En 1996, la Corte Distrital aprobó la solicitud de

Texaco y rechazó el caso por razones de forum non

conveniens. Sin embargo, en 1998, el Segundo Distrito

Judicial anuló esta desestimación y reenvió el caso a

la Corte Inferior, argumentando que la desestimación

por forum non conveniens era inapropiada, debido a la

ausencia de un requisito: Texaco no había consentido

en someterse a la jurisdicción ecuatoriana.

Una vez anulada la sentencia de primera instancia y

remitida a la corte inferior por el Segundo Circuito, el

28 de diciembre de 1998, en su Respuesta Juramentada

sobre los interrogatorios, presentada ante la Corte del

Distrito Sur de Nueva York 10 , Texaco se comprometió

expresamente a cumplir cualquier sentencia

definitiva que se dictare en las cortes ecuatorianas,

Texaco se comprometió expresamente

a cumplir cualquier sentencia definitiva

que se dictare en las cortes

ecuatorianas, siempre y cuando el caso

tenga su origen en los mismos sucesos

y acontecimientos que se alegaron en el

caso Aguinda.

siempre y cuando el caso tenga su origen en los

mismos sucesos y acontecimientos que se alegaron

en el caso Aguinda. Texaco se reservó el derecho a

impugnar la ejecución de la sentencia únicamente al

amparo de la Ley de Reconocimiento Uniforme de

Sentencias Monetarias de Países Extranjeros (Uniform

Foreign Country Money-Judgements Recognition Act)

de Nueva York, la Ley de Práctica Civil de Nueva

York (Civil Practice Law and Rules), y la Ley de

Reconocimiento de Sentencias Extranjeras de Nueva

York (New York Foreign Judgments Recognition

Act). 11 Mediante esta condición, Texaco protegió su

10. Texaco INC´s Objections and responses to Plaintiffs´interrogatories regarding proposed alternative FORA

11. Ibídem. pág. 3. El texto original dice: “Texaco, which is the sole defendant in these cases, will satisfy a final judgment (i.e., a judgment with respect to wich all appeal

habe been exhausted), if any, that may be entered against is by a court of competent civil jurisdiction in Ecuador in favor of plaintiffs named in Aguinda v. Texaco

Inc., Case No. 93 Civ. 7527 and Jota v. Texaco., Case N0. 94. Civ. 9266, arising out of the events and occurrences alleged in the Complaints filed in the United States

in those actions, in the event those actions are dismissed by this Court on grounds of forum non conveniens or international comity and if plaintiffs refile claims in

Ecuador. Texaco reserves its right to contest any such judgment under New York´s Recognition of Foreign Country Money Judgments Ac, 78. N.Y. Civ. Prac. L&R

§5301-09 (McKinney 1978).

33

Similar magazines