Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CASO CHEVRON:

Defensa del Ecuador frente al uso indebido del arbitraje de inversión

reparación, por lo que se rechaza también

el recurso en esta parte. Por los motivos

expuestos, se niega el recurso de apelación

en la forma que ha sido requerida por

la actora, y aquí se resuelve, en cuanto

a considerar la reparación de años que

supuestamente no fueron estimados en la

sentencia del inferior”. 25

La Corte aceptó parcialmente el recurso de apelación

de Chevron:

“únicamente en la parte que hace

referencia a la presencia de mercurio en

el área de concesión, pues existió error

en la apreciación de la prueba respecto

de este elemento en primera instancia y

consecuentemente se hace abstracción de

su trascendencia en el fallo” 26 .

La Corte de Apelación confirmó expresamente la

decisión de la Corte de primera instancia sobre su

jurisdicción para conocer del caso y su jurisdicción

sobre Chevron, citando como respaldo la adquisición

de Texaco por parte de Chevron en 2001. En este

aspecto, la Corte analizó extensivamente la doctrina

del levantamiento del velo societario concluyendo que:

“En el caso de conceder validez al argumento

de Chevron, la Sala estaría atentando contra el

derecho público y contra básicos principios de

administración de justicia, pues sería aceptar

que transitemos por un camino de facto para

cohonestar actitudes irresponsables; bastaría

que una compañía que tenga obligaciones

pendientes en el Ecuador participe de una

fusión triangular inversa en el extranjero

para que no le sea aplicable la ley, ni la

jurisdicción ecuatoriana, ni siquiera la

extranjera por el fórum non conveniens” 27 .

La Corte de Apelación constató, además, que la Corte

de primera instancia tenía jurisdicción para emitir

su sentencia en base a los artículos 2236 28 y 2214 29

50

25. Sentencia de Apelación de Lago Agrio

26. Ibídem. Parte resolutiva

27. Sentencia de Apelación de Lago Agrio

28. “Art. 2236.- Por regla general se concede acción popular en todos los casos de daño contingente que por imprudencia o negligencia de alguno amenace a personas

indeterminadas. Pero si el daño amenazare solamente a personas determinadas, sólo alguna de éstas podrá intentar la acción.”

29. “Art. 2214.- El que ha cometido un delito o cuasidelito que ha inferido daño a otro, está obligado a la indemnización; sin perjuicio de la pena que le impongan las

leyes por el delito o cuasidelito.”

Similar magazines