Defensa Ecuador

zapata.allisson

T2zxr

CAPÍTULO II - EL INICIO DEL PROCESO CHEVRON III

Como la demanda arbitral de Chevron-Texaco fue

presentada de manera prematura, encontrándose

todavía en trámite el Juicio de Lago Agrio, 67 conforme

este avanzaba las demandantes se vieron en la

necesidad de “actualizar” los hechos. Sobre la base de

esta justificación y acogiendo su pedido, el Tribunal les

autorizó la presentación de un Memorial Suplementario

que fue remitido el 20 de marzo de 2012.

En vista de que la demanda fue

prematura, una vez en curso el proceso

arbitral, Chevron presentó un memorial

suplementario en donde actualiza los

hechos e introduce la alegación de

denegación de justicia.

Con este memorial, Chevron-Texaco, dos años

y medio después de su notificación de arbitraje,

agregaron un reclamo por denegación de justicia al

amparo del derecho internacional consuetudinario e

introdujeron una serie de pretensiones nuevas para

justificar su reclamo tardío.

Según las compañías, las violaciones del Ecuador al

TBI y al derecho internacional se evidenciaron con

mayor claridad a la luz de los sucesos que ocurrieron

desde la Notificación de Arbitraje. Las demandantes

citan la conducta de la República en el litigio de

Lago Agrio, en su sentencia de primera instancia,

en el proceso de apelación y en el deterioro general

del sistema judicial, lo cual las ha privado de la

posibilidad de obtener un juicio justo en Ecuador.

Para Chevron y Texaco las nuevas pruebas

confirman que:

• Los representantes de los Demandantes

escribieron porciones de la Sentencia dictada

por la Corte de Lago Agrio;

• La Sentencia se basa en pruebas fraudulentas

aportadas por los Demandantes;

• La determinación de daños en la sentencia

es arbitraria, sesgada y se basa en los

informes fraudulentos del perito neutral

nombrado por la Corte, Richard Cabrera, a

quien acusaron de presentar y hacer suyos

informes preparados por los Demandantes

de Lago Agrio en secreto;

67. El 14 de febrero de 2011 el Tribunal de Primera Instancia dictó su sentencia. El 3 de enero de 2012, 11 meses después la Sala única de Corte Provincial de Justicia

de Sucumbíos dictó su sentencia de segunda instancia.

95

Similar magazines