Views
8 months ago

doc_mge_m4t6

Inversión en

Inversión en generación y el problema de la seguridad de suministros 3. EL PROBLEMA DE LA INVERSIÓN Y LA GESTIÓN DE RECURSOS DE GENERACIÓN EN EL CONTEXTO LIBERALIZADO 3.1 Resultados del mercado en condiciones ideales La teoría microeconómica aplicada a los mercados eléctricos 2 nos muestra que los precios (marginales) de corto plazo de un mercado perfecto, bajo una serie de hipótesis, son capaces de dar señales óptimas a la operación, gestión de recursos e inversión. Algunas de estas hipótesis son: • Los precios pueden reflejar lo que la demanda está dispuesta a pagar por el consumo eléctrico en cada momento (en momentos de escasez, esto implica que el precio puede ser mayor que los costes marginales de generación de cualquiera de las unidades del sistema). • El riesgo se asigna de forma óptima. Esto es, existen mercados de largo plazo donde la demanda y la generación negocian futuros, opciones, etc. • No hay economías de escala • Las inversiones son continuas. Esto es, no existe un tamaño mínimo a la hora de invertir en una determinada tecnología (podría invertirse en una central nuclear de 1 MW de capacidad). Se puede demostrar que bajo estas hipótesis, el resultado esperado del mercado replicaría el resultado obtenido en el contexto tradicional en condiciones ideales, esto es, donde el regulador toma de forma centralizada y con información perfecta todas las decisiones de operación, gestión de recursos e inversión, con el objetivo último de maximizar el beneficio social neto. De este modo, los precios son capaces de mandar señales económicas óptimas a todos los agentes. En lo referente al problema de la inversión ocurre lo siguiente: si hay menos generación que la óptima desde el punto de vista social, entonces el mercado remunera por encima de los costes totales (i.e. coste de inversión con una adecuada tasa de retorno y coste 2 Véase por ejemplo el análisis llevado a cabo en Pérez-Arriaga (1993). 10

Generación Eléctrica de producción) a las centrales existentes. Esta remuneración actúa como señal de llamada a nueva generación, hasta que se alcanza el punto óptimo de inversión y la remuneración vuelve ajustarse a los costes totales de los grupos. Por el contrario, una situación de sobreinversión conduciría a una no recuperación de los costes incurridos. Llegados a este punto es importante que nos hagamos la siguiente pregunta: ¿cómo puede una central de generación recuperar sus costes de inversión si los precios del mercado se basan en los costes marginales? Y en particular: ¿cómo puede recuperar la central de punta sus costes de inversión? A continuación analizamos con un ejemplo muy simplificado el cómo los precios de mercado pueden recuperar los costes de inversión. Dos hipótesis adicionales se han considerado en dicho ejemplo: • Las funciones de coste de los generadores no presentan discontinuidades (por ejemplo, no se considera la existencia de costes de arranque) 3 . • La utilidad marginal de la demanda se ha considerado como constante. 3.1.1. La recuperación de los costes de inversión Para ilustrar como recuperan los generadores los costes de inversión a través de los ingresos percibidos en el mercado de energía 4 , empleamos a continuación el procedimiento gráfico usado en el contexto tradicional para determinar de forma aproximada el parque óptimo de generación (esto es, el parque que maximiza el beneficio social neto del sistema). 3 Aunque esta hipótesis no se cumple en general, no analizaremos aquí las complejidades que se introducen al considerar funciones de costes más complejas. Para una descripción detallada de este problema véase (Vázquez, 2003). 4 Recordemos que en un mercado de energía los precios se basan en los costes marginales de operación y/o en la utilidad marginal de la demanda. 11