Views
7 months ago

doc_mge_m4t6

Inversión en

Inversión en generación y el problema de la seguridad de suministros La alternativa que se describe a continuación pretende abordar este problema. 5.3 Alternativa 3: Comprar en nombre de la demanda En línea con la primera de las cuestiones básicas planteada en el punto previo, existe un consenso en torno al hecho de que cuando las fuerzas del mercado no son suficientes para garantizar el bienestar de la demanda, es el regulador el que debe velar por ella como representante último de la misma. En esta labor de representación, y dando un paso más hacia las propuestas en las que la regulación se torna más intensiva, nos encontramos con el caso en el que el regulador opta por actuar en nombre de toda la demanda, comprando un producto relacionado con la fiabilidad y trasladando finalmente el coste del mismo a los consumidores. Las dos alternativa principales que se deben destacar se diferencian por la naturaleza del producto que se contrata. El Operador del Sistema (OS) invierte en grupos de punta o compra a plazo reservas La idea principal es que el operador del sistema compre parte o todas las unidades de punta del sistema e incluso, si las circunstancias lo aconsejan, que invierta en nuevas plantas. Los costes incurridos se cargan a los consumidores mediante un extra coste asociado a disponer de margen de reserva adicional. De esta manera, se destinan fondos en forma de pagos por capacidad que se subastan entre las unidades de generación que cumplan una serie de requisitos: que dispongan de capacidad suficiente para satisfacer la punta de demanda esperada en situaciones de escasez y que al tiempo pertenezcan al grupo (tecnología) que típicamente suministra energía de punta en el sistema (a menudo centrales de punta viejas e ineficientes). Los grupos que ganan la subasta, pasan a ser controlados por el operador del sistema que los usa para cubrir cualquier déficit de generación que pudiera aparecer. Este mecanismo pretende evitar que estas centrales, que en el contexto en el que no se implantara mecanismo alguno se verían abocadas a retirarse del sistema, reciban una remuneración suficiente. 32

Generación Eléctrica Suecia Esta alternativa ha sido la aplicada en el sistema eléctrico sueco. El operador del sistema decidió hacerse cargo de una serie de generadores de punta de altos costes variables de operación, con el objeto de evitar que se retirasen del sistema. Compra de reservas a largo plazo Otra opción basada en la misma filosofía consiste en que el operador del sistema compre reserva terciaria para el largo plazo, lo que proporciona un volumen de energía disponible para equilibrar el sistema en periodos de escasez de generación. Reino Unido Este es por ejemplo el mecanismo actualmente vigente en el BETTA (British Electricity Trading and Transmission Arrangements) del Reino Unido. Este mecanismo presenta no pocos inconvenientes que lo ponen en cuestión. Efecto del mecanismo en la suficiencia del sistema e interferencia con el mercado de energía El mecanismo, en cualquiera de las dos formas presentadas se muestra efectivo en términos de suficiencia 12 -garantiza un margen de reserva mínimo- a costa de contravenir los principios microeconómicos del mercado. El riesgo percibido por el generador que decide construir -o no retirarse del sistema- bajo este mecanismo es nulo o escaso -si la cantidad contratada no es el total de la instalada-, ya que se asegura la recuperación de los costes de capital a lo largo de la duración del contrato. Sin embargo, estos mecanismos centralizados en los que se determina administrativamente la cantidad que se desea contratar, es probable que sobreestimen las necesidades de capacidad 12 Algunos expertos en estos mismos países plantean dudas sobre si, en el medio plazo, no será preciso aumentar progresivamente el volumen de esta reserva de emergencia, hasta que el mecanismo termine por crecer excesivamente y desnaturalizarse. 33