Views
8 months ago

doc_mge_m4t6

Inversión en

Inversión en generación y el problema de la seguridad de suministros Actividad de generación Expansión estratética Expansión Planificación Operación Horizonte Temporal Muy largo plazo Largo plazo Medio plazo Corto plazo Gate closure Dimensión de Seguridad de suministro Política energética Suficiencia Firmeza Seguridad Figura 1.- Las cuatro dimensiones de la seguridad de suministro La pregunta principal La pregunta primordial es si el negocio de generación de electricidad, una vez desregulado y organizado siguiendo criterios de mercado, requiere de algún tipo de intervención regulatoria para garantizar un determinado nivel de seguridad del suministro en alguna de estas cuatro dimensiones que acabamos de ver. La electricidad presenta una serie de características que la convierten en un activo muy peculiar. En especial, no es posible almacenarla, la instalación de nuevas plantas de generación requiere de grandes inversiones que para colmo hacen necesarios larguísimos periodos de amortización. Además, la electricidad es un bien esencial del que no se conoce un bien sustitutivo claro y la escasez de la misma acarrea enormes implicaciones sociales y sobre todo políticas que hacen que la fiabilidad del suministro sea un tema de vital importancia. La distinción planteada en el punto anterior entre las cuatro dimensiones asociadas a la seguridad de suministro: seguridad, firmeza, suficiencia y política energética, nos permite responder a parte de la pregunta formulada en este apartado. Existe un cierto consenso en la experiencia internacional acerca de que el problema de la seguridad (la dimensión de muy corto plazo) puede ser tratado satisfactoriamente mediante la 8

Generación Eléctrica creación de mercados de operación ad hoc manejados por el operador del sistema 1 , en los que éste puede comprar a los generadores -y también a los consumidores, aunque en la práctica esto es menos frecuente- los volúmenes que precise de diferentes tipos de reservas de operación, u otros productos análogos. De este modo, la seguridad del sistema se puede incluir dentro de la etiqueta de “funciones del operador del sistema” y, de hecho, es el motivo de fondo que explica una buena parte de dichas funciones. Éste es el enfoque que se sigue en la gran mayoría de los mercados relevantes de la experiencia internacional. Por otro lado, también parece estar comúnmente aceptado que la dimensión de la política energética tiene que resolverse a través de ciertos mecanismos regulatorios adicionales, como son los mecanismos basados en las feed in tariffs (como por ejemplo los incentivos a la eólica en Alemania o España) o los mecanismos basados en alternativas tipo cap and trade (como es el caso de los Green Certificates o de los Renewable Portfolio Standards). De este modo, se puede afirmar que en mayor o menor medida está comúnmente aceptada la intervención del regulador en el muy corto y muy largo plazo (seguridad y política energética). Sin embargo, en lo que se refiere a la manera de garantizar la firmeza y suficiencia del sistema, no se ha alcanzado un consenso equivalente. La experiencia que podemos extraer de los mercados eléctricos existentes hasta la fecha no permite extraer conclusiones definitivas sobre el problema, dado que ninguno de estos mercados tiene la madurez suficiente como para constituirse en una referencia válida para todos los casos. Es por esto que nos centramos a continuación en el problema de la seguridad en estas dos dimensiones intermedias. El planteamiento del problema en dichas dimensiones nos llevará a cuestionarnos si el mercado es capaz de garantizar una gestión eficiente de recursos de generación y a la vez atraer las inversiones necesarias. 1 Existen elementos característicos de los mercados de energía eléctrica como la imposibilidad del almacenamiento a gran escala, la necesidad de una velocidad de respuesta rápida por parte de algunos generadores durante la operación en tiempo real, o la existencia de restricciones técnicas complejas asociadas a la red de transporte -límites de tensión, de estabilidad, etc.- que explican por qué estos aspectos de seguridad necesitan un tratamiento específico en los mercados de electricidad, a diferencia de lo que sucede en otros mercados. 9