Chiscos 2010 en Tocón de Quéntar - Inicio

noti365genil24.files.wordpress.com

Chiscos 2010 en Tocón de Quéntar - Inicio

LA ENTREVISTA

2 PÁGINA

Noticias del Genil

ENERO 2010

Director: Norberto Enamorado Cañadas Redacción: María Cruz Tamayo Maquetación: Teresa Cruz Tamayo Adjunto Maquetación: Sana Ghali www.noticiasdelgenil.com

Correo electronico: noticiasdelgenil@gmail.com Departamento de publicidad: Norberto Enamorado Cañadas: 651 696 180 · publicidadgenil@gmail.com Administración:

958 487 951 Edita: Noticias del Genil S.L.U. Imprime: Iniciativas de Publicaciones e Impresión, S.L. Depósito Legal: CO-640-2008 Prohibida la copia parcial o total del

periódico Colaboradores: Jose Luis López Enamorado, Pedro Cruz Sacramento, César Torres Martín, Dámaris Palomo Izquierdo, Ramón López Martín, Juan F. Cañadas Caldito,

Félix Palomares Martínez, Alejandro Bul-la Cortés

Granada y yo

Zaafra te arranca los sentimientos

Estoy en Huetor-Vega en el estudio de un artista granadino enorme, David Zaafra, de obra extensa y versátil

que le sitúa en la pintura, en el dibujo, en la escultura, en el grabado, el tapiz, la cerámica o la pintura mural.

Conocía su obra pero a él le he conocido en la inauguración de su última exposición en Granada en la que

presentaba una selección exquisita y monotemática de obras nacidas en su reciente viaje por la India.

José Luís López enamorado

J.L.- David, acabo de manifestar

que tu obra te acerca

a las más diversas especialidades

artísticas pero ¿en

cuál de ellas te encuentras

más cómodo?

D.- Cada momento de mi vida

lo dedico a una temática o a una

técnica¸ normalmente las temáticas

son las que me piden la técnica

que debo de usar aunque también,

conforme voy avanzando en

el conocimiento de las diferentes

técnicas, de la pintura, del dibujo,

del grabado… conforme voy avanzando,

porque la vida del artista

debe de ser aprender siempre

nunca quedarse con lo que sabe

uno sino experimentar, pues cada

vez más voy mezclando técnicas

diferentes, a veces incompatibles

porque es un reto el decir… voy a

mezclar acrílicos con óleo que en

teoría son enemigos, el agua del

aceite, los efectos que produce

esa lucha que hay entre la materia

que no se disuelve, no admite…

la convivencia; entonces, esa

lucha personal puede crear unos

efectos que es lo que llamamos

los artistas, efectos plásticos, que

sobre el lienzo, sobre el soporte

nos dan unas texturas, nos dan

unos sentimientos, nos dan unas

expresiones diferentes. entonces,

conforme avanzo voy a englobar

todas las técnicas, me gusta mezclar

el carbón con los pasteles,

los acrílicos, con las dificultades

que conlleva pero resolviéndolas

con ese aprendizaje que tenemos

continuamente, que debemos de

tener.

J.L.- La opción de una especialidad

u otra depende de

la obra, de la temática, de lo

que quieras transmitir.

D.- efectivamente. a veces

me meto en aventuras, aventuras

nuevas como en la que estoy ahora,

trabajar con los espejos, trabajar

sobre superficies especiales,

creando efectos con la pintura y

los restos del espejo. También estoy

ahora con los relojes, que me

interesan, pero no pintados sobre

un lienzo sino que estoy trabajando

en relojes auténticos…

J.L.- Relojes atemporales…

D.- Atemporales y prefiero ya

el reloj parado… para que sea un

instante eterno, porque al cortar

ya ese mecanismo que nos va midiendo…

ya lo dejamos libre, es

una forma de darle vida a un reloj

o darle otro sentido de la vida al

reloj… el instante, no el tiempo

medido, el tiempo libre… es un

tema muy bonito.

J.L.- ¿Cómo definirías tu

línea de trabajo y cuáles son

tus arquetipos?

D.- La línea de trabajo es

bastante anárquica, pero muy

disciplinada aunque parezca una

contradicción. Yo creo que soy

muy disciplinado en el sentido de

caminar siempre aprendiendo, de

organizarme bastante bien para

poder controlar esos momentos

que dispongo de trabajo; pero

también por otra parte, como es

un disfrute un placer este trabajo,

porque es una aventura, cuando

se encuentra uno con un cuadro

nunca sabe lo que va a ocurrir, es

un misterio. ese concepto de la

aventura, ese concepto de nunca

saber ese camino donde va a ir..

J.L.- Ni siquiera el autor…

D.- exactamente, es el que

menos sabe (reímos), los demás

se imaginan “va a hacer un cuadro

de no sé qué…” ya se lo están

imaginando, el autor nunca sabe

que puede ocurrir. ese misterio,

esa aventura, ese concepto…

de libertad absoluta, hace que el

trabajo sea una diversión, lo más

José Luis López a la izquierda junto a David Zaafra

bonito que pueda hacer uno en la

vida. Y también hace que uno no

se canse, que uno se esfuerce con

una disciplina férrea, trabajando

domingos porque las vacaciones

pueden ser un martirio para un

pintor, estar sin trabajar, sin pintar…

eso puede ser el peor castigo

que le puede caer a un artista.

J.L.- ¿Cuál es la gama cromática

más presente en tu

obra?

D.- depende de la época, del

momento, del tiempo…

J.L.- ¿Te dominan las

épocas también?

D.- si, hay épocas que necesito

más color otras menos. normalmente

soy un pintor de una

base de dibujo muy grande, muy

fuerte… el dibujo es… grises, negros,

blancos… son los tonos en

los que yo edifico, es la estructura

básica. a partir de ahí, según la

época en que estoy meto más color

o meto menos, hay diferencias

grandísimas, pertenezco al grupo

de los pintores de poco colorido…

J.L.- Incluso observo que

cuando prevalecen los negros

y los grises, siempre hay

una pincelada de color pero

suave, tenue, sin que afecte

demasiado al dibujo.

D.- si y también tiene mucha

influencia la temática. En mi carrera,

a lo largo de mi trayectoria

interviene mucho el flamenco, el

flamenco ha sido el eje principal

de mi carrera artística, aunque

haya trabajado todos los temas,

árabes, caballos, lo que sea, el

eje principal es el flamenco. El

flamenco es el que determina la

base siempre, el huir del color, yo

el flamenco no lo veo en color, lo

veo en tonos tristes duros… lo veo

como lo veía cuando niño porque

nací en la calle elvira, al lado de

una fragua; teníamos una fragua

de gitanos que hacían los peroles..

cobre y demás y nuestra vivienda

daba al patio de ellos, era una

casa de vecinos, era un corral, el

típico corral con la fragua en medio

donde iban las caballerías,

herraban, hacían faroles, herraduras…era

día y noche escuchando

el cante, el cante sin guitarra,

el cante puro, el cante de dolor y

claro, eso desde niño… martinete

a todas las horas, el yunque… y yo

sentía que con los quejíos aquellos

se rajaba la casa; yo no sabía

nada de flamenco pero cuando yo

volvía a mi casa del colegio, casi

de noche porque oscurecía pronto,

subía las escaleras y pasaba

por la ventana que daba a la fragua,

a oscuras, sentía que aquellos

quejiós rajaban la casa. entonces

el flamenco nunca podría

pintarlo con colores, era de noche

cuando yo sentía el flamenco.

J.L.- Ingresaste en la Escuela

de Arte de Granada

pero apenas asististe a clase

un trimestre; decidiste ser

autodidacta ¿por qué? Qué

era lo que no te gustaba de la

Escuela de Arte.

D.- La verdad es que me aburría,

a los tres meses la base la

tenía ya y seguir allí era perder

el tiempo y me aburría soberanamente,

era repetir sobre lo mismo,

ahora esta escayola, ahora

otra… pero siempre era igual. Con

lo que aprenen tres meses me

dije con esto puedo caminar ya

toda mi vida. Luego llegó la época

en la que yo creé mi estilo.

J.L.- Arrancas los sentimientos

de las personas a

las que pintas y los plasmas

de inmediato en tu obra:

una mirada que es profunda

o una sonrisa que es más

“Desnudo”. Autor David Zaafra./ FOTO: J. L. López

More magazines by this user
Similar magazines