Lengua Castellana y Comunicación 1 - Santillana

santillana.cl

Lengua Castellana y Comunicación 1 - Santillana

LENGUA CASTELLANA

Y COMUNICACIÓN

Bernardita María Urzúa Velázquez

Gonzalo Andrés Rojas González

Liliana Mery Pereira

Santillana

1ºEDUCACIÓN

MEDIA


LENGUA CASTELLANA

Y COMUNICACIÓN

Santillana

1ºEDUCACIÓN

MEDIA

AUTORES:

BERNARDITA MARÍA URZÚA VELÁZQUEZ

Profesora de Castellano

Pontificia Universidad Católica de Chile

GONZALO ANDRÉS ROJAS GONZÁLEZ

Licenciado en Lengua y Literatura Hispánica

Universidad de Chile

LILIANA MERY PEREIRA

Licenciada en Educación y Profesora de Castellano

Universidad Cardenal Raúl Silva Henríquez


El material didáctico Lengua Castellana y Comunicación 1,

para primer año de Educación Media, es una obra

colectiva, creada y diseñada por el departamento de

Investigaciones Educativas de Editorial Santillana,

bajo la dirección de

MANUEL JOSÉ ROJAS LEIVA

Coordinación del Área Humanista:

Autores:

Edición:

Coedición:

ANA MARÍA ANWANDTER RODRÍGUEZ

BERNARDITA URZÚA VELÁZQUEZ

GONZALO ROJAS GONZÁLEZ

LILIANA MERY PEREIRA

MARIELLA ARGÜELLES MUÑIZ

CAROLINA VENEGAS MOYA

Corrección de Estilo:

ISABEL SPOERER VARELA

La realización gráfica ha sido efectuada

bajo la dirección de

VERÓNICA ROJAS LUNA

con el siguiente equipo de especialistas:

Coordinación de Arte:

CARLOTA GODOY BUSTOS

Diseño y diagramación:

CLAUDIA PINO SIERRA

Ilustraciones:

ÁLVARODELAVEGA

Documentalistas:

Cubierta:

PAULINA NOVOA VENTURINO

RUBÉN ÁLVAREZ ALMARZA

Producción:

MARIANA HIDALGO GARRIDO

NELSON GUAJARDO ARRIAGADA

www.santillana.cl

areahumanista@santillana.cl

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita del “Copyright”, bajo las

sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por

cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento

informático, y la distribución en ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo público.

© 2005, by Santillana del Pacífico S.A. de Ediciones

Dr. Aníbal Ariztía 1444, Providencia, Santiago (Chile)

PRINTED IN CHILE

Impreso en Chile por Quebecor World Chile S.A.

ISBN: 956 - 15 - 1018 -9-

Inscripción: N. E.


PRESENTACIÓN

En el año de tu ingreso a la enseñanza media, queremos invitarte a un

diálogo abierto. Un diálogo con tus compañeros(as), con tu entorno cercano

y con la literatura. Cada vez más, tus propias experiencias van cobrando

espacio y tienes muchas cosas que decir. Por ello, primer año medio propone

el diálogo como forma de encuentro entre las personas: es necesario

expresarse para conocerse, como también es importante saber escuchar.

Los mensajes, los textos, tanto como las palabras, los gestos y hasta las

intenciones comunican visiones de mundo, puntos de vista, experiencias

diversas de la vida que tienen su manifestación en el encuentro con otros.

Esperamos que este libro te invite a reflexionar acerca de tus propias formas

de expresión y de tus actitudes de recepción frente a los demás. También te

invitamos a tomar conciencia de la diversidad de miradas que coexisten en

la sociedad y que tienes derecho a conocer y frente a las cuales puedes emitir

tus propios juicios fundados.

La experiencia de la lectura de textos literarios es también un espacio

para el diálogo: el texto literario propone un mundo que se actualiza en el

ejercicio de lectura e interpretación. Los mundos posibles, los viajes a los que

invita la literatura ocurren en ese diálogo, y por tanto, es el lector quien

puede darles forma. Esperamos que en este libro encuentres las orientaciones

que te permitan hacer de la lectura un ejercicio cada vez más placentero

y de descubrimiento personal.

Navegar en el mundo de las palabras es la invitación de este libro. Que

lo disfrutes.

Los autores.

Lengua Castellana y Comunicación

3


ÍNDICE

1

2

3

4

5

(Des) encuentros

amorosos

Pág. 8

Los otros,

los mismos

Pág. 38

...y tu palabra

es la ley

Pág. 74

Los discursos

del poder

Pág. 106

El borde

desconocido

de las cosas

Pág. 144

4 Lengua Castellana y Comunicación

TEXTO LITERARIO TEXTO NO LITERARIO

“Ulrica”

Jorge Luis Borges Pág. 10

“Hagamos como que...”,

Situación de enunciación de

la literatura Pág. 14

Taller de producción literaria Pág. 20

“La ciudad de cristal”,

Paul Auster Pág. 40

“13”

Roberto Juarroz Pág. 49

“Contra la identidad”,

Cristina Peri Rossi Pág. 50

Maggie ante el espejo,

Isidora Aguirre Pág. 51

Ordenando el mundo

Los géneros literarios Pág. 54

Taller de producción literaria Pág. 58

“Gallardo Pérez, referí”,

Osvaldo Soriano Pág. 76

Los senderos del relato

El género narrativo Pág. 82

Taller de producción literaria Pág. 87

Las mil y una noches,

Anónimo Pág. 108

Los sonidos de la voz:

Los narradores Pág. 120

Taller de producción literaria Pág. 124

Antonio y Cleopatra,

William Shakespeare Pág. 146

Las letras y las tablas

El género dramático Pág. 160

Taller de producción literaria Pág. 164

“Algún día seremos leyenda”.

Entrevista a Jorge Teillier Pág. 22

Situación enunciativa de la

entrevista y el diálogo Pág. 25

Taller de producción no literaria Pág. 30

“La medida de lo posible

Graffiti blues”, Guillermo Tejeda Pág. 60

“Graffiteros criollos:

Les pasó por giles” Pág. 62

Sistema, norma y habla Pág. 64

Taller de producción no literaria Pág. 67

Simplificar la ortografia: Botella

al mar para el dios de las palabras,

Gabriel García Márquez Pág. 88

Las funciones del lenguaje Pág. 92

Taller de producción no literaria Pág. 96

Machu Picchu Pág. 126

Machu Picchu: la secreta

ciudad de los incas Pág. 127

La descripción Pág. 130

Taller de producción no literaria Pág. 134

“Escuadrón motorizado ofrece

escoltar a cortejos fúnebres”,

Giglia Vaccani Pág. 166

Las modalizaciones discursivas Pág. 168

Taller de producción no literaria Pág. 171


HERRAMIENTAS DE LA LENGUA MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN

Transcripción del lenguaje paraverbal Pág. 32 Columna de psicología: Relaciones de parejas

y expectativas, Perla Sanhueza Pág. 34

Situación de enunciación de los medios

masivos de comunicación Pág. 36

Taller de producción Pág. 37

Connotación y denotación Pág. 68 Cómic, Índigo Pág. 70

Lo dicho, lo no dicho y lo visto

La imagen como texto Pág. 71

Taller de producción Pág. 72

Modos verbales Pág. 98 “Secundarios cortaron Alameda y enfrentaron

al guanaco por alza de pasajes escolar” Pág. 102

Entérate

Los medios de comunicación y el

propósito de informar Pág. 103

Taller de producción Pág. 105

Cópula verbal y adjetivos Pág. 136 “Hablemos en espanglish”

Mauricio Wacquez Pág. 138

Yo opino

El lugar de la opinión en los Medios

de Comunicación Pág. 141

Taller de producción Pág. 143

Recursos del lenguaje publicitario Pág. 172 Aviso publicitario Parque del Recuerdo Pág. 176

Las imágenes Pág. 177

Taller de producción Pág. 179

Lengua Castellana y Comunicación

5


6

7

8

Anochece...

Pág. 182

La palabra en

juego

Pág. 216

En la calle

Pág. 242

Antología

Pág. 270

Biografías

Pág. 303

6 Lengua Castellana y Comunicación

TEXTO LITERARIO TEXTO NO LITERARIO

“Los beneficios de la Luna”,

Charles Baudelaire Pág. 184

“Encuentro”,

Alejandra Pizarnik Pág. 185

La lectura de lo imposible:

la poesía Pág. 186

Taller de producción literaria Pág. 192

“De Vientos contrarios”,

Vicente Huidobro Pág. 218

“Soy como soy”,

Jacques Prévert Pág. 219

Poemas visuales,

Clemente Padín,

Amir Cador Brito Pág. 220

Poema visual,

Ana María Briede Pág. 221

Homo ludens

El arte como juego Pág. 222

Taller de producción literaria Pág. 227

Horas libres,

Roberto Merino Pág. 244

El texto-transeúnte

El ensayo Pág. 248

Taller de producción literaria Pág. 253

Opiniones: La Segunda On Line Pág. 194

La argumentación, sus tipos

y el debate Pág. 198

Taller de producción no literaria Pág. 203

Viajes en alas de la imaginación,

Evelyn Campos y Maira Mora Pág. 228

Los actos de habla Pág. 230

Taller de producción no literaria Pág. 233

“Nolita, el nuevo barrio de

Manhattan”,

Marcelo Somarriva Pág. 254

“Sao Paulo sorprendente”,

Gonzalo Argandoña M. Pág. 255

La estructura textual Pág. 256

Taller de producción no literaria Pág. 259

Osvaldo Soriano, “Primeros amores” Pág. 270

Paul Auster, “La ciudad de cristal” Pág. 273

Roberto Bolaños, “Prefiguración de Lalo Cura” Pág. 280

Herbert George Wells, “La historia del difunto señor Elvesham” Pág. 288

Rodrigo Lira, “Ars Poétique” Pág. 298

Artaud, Antonin; Auster, Paul; Bajtin, Mijail; Barthes, Roland

Baudelaire, Charles Pág. 303

Benjamin, Walter; Bertoni, Claudio; Blanchot, Maurice;

Bolaño, Roberto; Borges, Jorge Luis Pág. 304

Briede, Ana María; Coseriu, Eugenio; Debord, Guy;

Freire, Paulo Pág. 305

Hernández, Felisberto; Huidobro, Vicente; Juarroz, Roberto;

Koestler, Arthur Pág. 306


HERRAMIENTAS DE LA LENGUA MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN

Palabras para argumentar Pág. 204 “En un lugar de la noche”,

Alberto Fuguet Pág. 208

Las oraciones según la

actitud del hablante Pág. 234

La historia del celuloide

El guión Pág. 213

Taller de producción Pág. 215

Avisos publicitarios

-Smartcom

-Te-25 Pág. 238

Yo no vengo a vender...

El mundo de la publicidad Pág. 239

Taller de producción Pág. 241

Coherencia y cohesión textual Pág. 260 “Zapping”,

Beatriz Sarlo Pág. 264

Atenciones desviadas

La autorreferencia de los medios de

comunicación Pág. 267

Taller de producción Pág. 268

Franz Kafka, “Ante la ley” Pág. 299

Pablo Troncoso, “Misterio” Pág. 300

Nicolás Howard, “Caja de seguridad” Pág. 301

Carlos López, “Carta a su majestad” Pág. 301

Santiago Fantóbal, “Tiempos modernos” Pág. 302

Lautréamont, Conde de (Isidore Ducasse); Lihn, Enrique;

Lira, Rodrigo; Mallarmé, Stéphane; Merino, Roberto;

Montaigne, Michel de; Nietzsche, Friedrich Pág. 307

Oyarzún, Pablo; Palacio, Pablo; Pérez-Reverte, Arturo;

Peri Rossi, Cristina; Pezoa Véliz, Carlos; Pizarnik, Alejandra Pág. 308

Prévert, Jacques; Queneau, Raymond; Rimbaud, Arthur; Shakespeare, William;

Soriano, Osvaldo Pág. 309

Tzara, Tristan; Wacquez, Mauricio Pág. 310

Lengua Castellana y Comunicación

7


UNIDAD

(Des) encuentros amorosos

8 Lengua Castellana y Comunicación


En esta unidad aprenderás a:

Identificar la situación de enunciación de la

literatura.

Comprender el concepto de ficción literaria.

Valorar los contextos de producción y recepción

de las obras literarias.

Identificar la situación enunciativa en la entrevista

y la conversación.

Identificar la entrevista como una forma de

dialogar.

Comprender y aplicar la ortografía literal en

la transcripción de los discursos orales.

Identificar la situación de enunciación de los

medios de comunicación.

Valorar la literatura como un lugar de encuentro

y como fuente de crecimiento personal.

Comprender y apreciar la importancia que tienen

las dimensiones afectiva, ética y social en

el desarrollo personal.

Valorar el amor como una posibilidad de

encuentro consigo mismo, con los otros y como

una forma de trascendencia.

Activa tus conocimientos:

1. Observa la situación que se muestra en la foto.

¿Qué crees que ocurre?

2. ¿Crees, por ejemplo, que puedes enamorarte

de un personaje literario, de un actor o actriz

o de un(a) cantante?

3. ¿Te transformas en otro cuando te enamoras o

sientes que eres más tú mismo?, ¿por qué?

Lengua Castellana y Comunicación

9


TEXTO LITERARIO

Anticípate a la lectura

¿Crees que un relato de ficción puede ser similar a uno de no-ficción? ¿Por qué?

¿Podemos ser conscientes de todo lo que percibimos con la vista?

¿Crees que se puede amar a alguien ausente? ¿Cómo?

10 Lengua Castellana y Comunicación

Ulrica Hann tekr sverthit Gram ok

leggr i methal theira bert.

Völsunga Saga, 27

Mi relato será fiel a la realidad o, en todo caso, a mi recuerdo personal

de la realidad, lo cual es lo mismo. Los hechos ocurrieron hace muy poco, pero

sé que el hábito literario es asimismo el hábito de intercalar rasgos circunstanciales

y de acentuar los énfasis. Quiero narrar mi encuentro con Ulrica (no

supe su apellido y tal vez no lo sabré nunca) en la ciudad de York. La crónica

abarcará una noche y una mañana.

Nada me costaría referir que la vi por primera vez junto a las Cinco

Hermanas de York, esos vitrales puros de toda imagen que respetaron los iconoclastas

de Cromwell, pero el hecho es que nos conocimos en la salita del

Northern Inn, que está del otro lado de las murallas. Éramos pocos y ella estaba

de espaldas. Alguien le ofreció una copa y rehusó.

–Soy feminista –dijo–. No quiero remedar a los hombres. Me desagradan

su tabaco y su alcohol.

La frase quería ser ingeniosa y adiviné que no era la primera vez que la

pronunciaba. Supe después que no era característica de ella, pero lo que decimos

no siempre se parece a nosotros.

Refirió que había llegado tarde al museo, pero que la dejaron entrar cuando

supieron que era noruega.

Uno de los presentes comentó:

–No es la primera vez que los noruegos entran en York.

–Así es –dijo ella–. Inglaterra fue nuestra y la perdimos, si alguien puede

tener algo o algo puede perderse.

Fue entonces cuando la miré. Una línea de William Blake habla de muchachas

de suave plata o furioso oro, pero en Ulrica estaban el oro y la suavidad.

Era ligera y alta, de rasgos afilados y de ojos grises. Menos que su rostro

me impresionó su aire de tranquilo misterio. Sonreía fácilmente y la sonrisa

parecía alejarla. Vestía de negro, lo cual es raro en tierras del Norte, que


“Ulrica” es parte del volumen de

cuentos El libro de arena, publicado

en Buenos Aires en 1975. Son

tiempos duros para el Conosur

latinoamericano: dos años antes,

Uruguay y Chile eran los escenarios

de golpes de Estado, y un

año después, el 24 de marzo de

1976, la junta de Comandantes en

Jefe de las Fuerzas Armadas

Argentinas, integrada por el

general Videla, el almirante

Emilio E. Massera y el brigadier

Orlando R. Agosti, derrocó a la

presidenta María Estela Martínez

de Perón, más comúnmente

conocida como "Isabelita", dando

inicio a una dictadura del terror.

tratan de alegrar con colores lo apagado del ámbito. Hablaba un inglés nítido

y preciso y acentuaba levemente las erres. No soy observador; esas cosas

las descubrí poco a poco.

Nos presentaron. Le dije que era profesor en la Universidad de los Andes

en Bogotá. Aclaré que era colombiano.

Me preguntó de un modo pensativo:

–¿Qué es ser colombiano?

–No sé –le respondí–. Es un acto de fe.

–Como ser noruega –asintió.

Nada más puedo recordar de lo que se dijo esa noche. Al día siguiente bajé

temprano al comedor. Por los cristales vi que había nevado; los páramos se

perdían en la mañana. No había nadie más. Ulrica me invitó a su mesa. Me

dijo que le gustaba salir a caminar sola.

Recordé una broma de Schopenhauer y contesté:

–A mí también. Podemos salir los dos.

Nos alejamos de la casa, sobre la nieve joven. No había un alma en los

campos. Le propuse que fuéramos a Thorgate, que queda río abajo, a unas

millas. Sé que ya estaba enamorado de Ulrica; no hubiera deseado a mi lado

a ninguna otra persona.

Oí de pronto el lejano aullido de un lobo. No he oído nunca aullar a un

lobo, pero sé que era un lobo. Ulrica no se inmutó.

Al rato dijo como si pensara en voz alta:

–Las pocas y pobres espadas que vi ayer en York Minster me han conmovido

más que las grandes naves del museo de Oslo.

Nuestros caminos se cruzaban. Ulrica, esa tarde, proseguiría el viaje hacia

Londres; yo, hacia Edimburgo.

–En Oxford Street –me dijo– repetiré los pasos de De Quincey, que buscaba

a su Anna perdida entre las muchedumbres de Londres.

–De Quincey –respondí– dejó de buscarla. Yo, a lo largo del tiempo, sigo

buscándola.

–Tal vez –dijo en voz baja– la has encontrado.

Comprendí que una cosa inesperada no me estaba prohibida y le besé la

boca y los ojos. Me apartó con suave firmeza y luego declaró:

–Seré tuya en la posada de Thorgate. Te pido mientras tanto, que no me

toques. Es mejor que así sea.

Para un hombre célibe entrado en años, el ofrecido amor es un don que

ya no se espera. El milagro tiene derecho a imponer condiciones. Pensé en mis

mocedades de Popayan y en una muchacha de Texas, clara y esbelta como

Ulrica, que me había negado su amor.

No incurrí en el error de preguntarle si me quería. Comprendí que no era

el primero y que no sería el último. Esa aventura, acaso la postrera para mí,

sería una de tantas para esa resplandeciente y resuelta discípula de Ibsen.

Tomados de la mano seguimos.

–Todo esto es como un sueño –dije– y yo nunca sueño.

Lengua Castellana y Comunicación

11


TEXTO LITERARIO

12 Lengua Castellana y Comunicación

–Como aquel rey –replicó Ulrica– que no soñó hasta que un hechicero lo

hizo dormir en una pocilga.

Agregó después:

–Oye bien. Un pájaro está por cantar.

Al poco rato oímos el canto.

–En estas tierras –dije–, piensan que quien está por morir prevé lo futuro.

Y yo estoy por morir –dijo ella.

La miré atónito.

–Cortemos por el bosque –la urgí–. Arribaremos más pronto a Thorgate.

–El bosque es peligroso –replicó.

Seguimos por los páramos.

–Yo querría que este momento durara siempre –murmuré.

–Siempre es una palabra que no está permitida a los hombres –afirmó

Ulrica y, para aminorar el énfasis, me pidió que le repitiera mi nombre, que

no había oído bien.

–Javier Otárola –le dije.

Quiso repetirlo y no pudo. Yo fracasé, parejamente, con el nombre de

Ulrikke.

–Te llamaré Sigurd –declaró con una sonrisa.

Si soy Sigurd –le repliqué– tu serás Brynhild.

Había demorado el paso.

–¿Conoces la saga? –le pregunté.

–Por supuesto –me dijo–. La trágica historia que los alemanes echaron a

perder con sus tardíos Nibelungos.

No quise discutir y le respondí:

–Brynhild, caminas como si quisieras que entre los dos hubiera una espada

en el lecho.

Estábamos de golpe ante la posada. No me sorprendió que se llamara,

como la otra, el Northern Inn.

Desde lo alto de la escalinata, Ulrica me gritó:

–¿Oíste el lobo? Ya no quedan lobos en Inglaterra. Apresúrate.

Al subir al piso alto, noté que las paredes estaban empapeladas a la manera

de William Morris, de un rojo muy profundo, con entrelazados frutos y

pájaros. Ulrica entró primero. El aposento oscuro era bajo, con un techo a dos

aguas. El esperado lecho se duplicaba en un vago cristal y la bruñida caoba

me recordó el espejo de la Escritura. Ulrica ya se había desvestido. Me llamó

por mi verdadero nombre, Javier. Sentí que la nieve arreciaba. Ya no quedaban

muebles ni espejos. No había una espada entre los dos. Como la arena se

iba el tiempo. Secular en la sombra fluyó el amor y poseí por primera y última

vez la imagen de Ulrica.

Jorge Luis Borges. Obras completas.

Buenos Aires: María Kodama y Emecé Editores, 1989.


Profundiza la lectura

I. Relee el texto “Ulrica” y responde las siguientes preguntas en tu cuaderno.

1. ¿En qué lugar se desarrolla la acción?

2. ¿Qué es lo que hace que Javier se fije en Ulrica?

3. ¿Por qué crees que el narrador en un momento afirma que “ya estaba enamorado de Ulrica”?

4. ¿Cómo puede producirse un amor a primera vista?

5. ¿Por qué crees que Ulrica le pide a Javier que no la toque hasta la posada de Thorgate?

6. ¿Cuál es la idea del amor que se trasluce en este cuento?

7. El narrador, al finalizar su relato, dice:… “y poseí por primera y última vez la imagen de Ulrica”.

¿Qué crees que quiere decir cuando nos habla de la “imagen”?

II. Lee los fragmentos de los cuentos “Ulrica” de Jorge Luis Borges y “Elsa”, del uruguayo Felisberto

Hernández:

ELSA

ULRICA

I

Mi relato será fiel a la realidad o, en todo caso, a mi

recuerdo personal de la realidad, lo cual es lo mismo.

Los hechos ocurrieron hace muy poco, pero sé que el

hábito literario es asimismo el hábito de intercalar

rasgos circunstanciales y de acentuar los énfasis.

Quiero narrar mi encuentro con Ulrica (no supe su

apellido y tal vez no lo sabré nunca) en la ciudad de

York. La crónica abarcará una noche y una mañana.

Jorge Luis Borges. Obras Completas.

Buenos Aires, Argentina: María Kodama y

Emecé Editores, S.A., 1989

1. ¿Puede el lenguaje reflejar fielmente la realidad según los textos de Borges y Hernández?

2. ¿Cuál es la relación entre realidad y recuerdo que se presenta en el texto de Borges?

3. ¿Cuál es la relación entre realidad e imaginación que se presenta en el texto de Hernández?

III. Lee el siguiente texto y responde las preguntas.

Yo no quiero decir cómo es ella. Si digo que es

rubia se imaginarán una mujer rubia, pero no será

ella. Ocurrirá como con el nombre: si digo que se

llama Elsa se imaginarán cómo es el nombre Elsa;

pero el nombre Elsa de ella es otro nombre Elsa. Ni

siquiera podrían imaginarse cómo es una peinilla

que ella se olvidó en mi casa; (...)

Felisberto Hernández. Obras Completas.

México: Siglo XXI Editores, 2000.

“¿Estoy enamorado? —Sí, porque espero”. El otro, él, no espera nunca. A veces, quiero jugar al

que no espera; intento ocuparme en otras cosas, de llegar con retraso; pero siempre pierdo a este

juego: cualquier cosa que haga, me encuentro ocioso, exacto, es decir, adelantado. La identidad

fatal del enamorado no es otra más que esta: yo soy el que espera.

Roland Barthes. “La espera”. En: Fragmentos de un discurso amoroso.

Buenos Aires: Siglo XXI Editores, 2002.

1. ¿Cómo caracteriza el texto al sujeto enamorado?

2. ¿Cómo diferenciarías a este sujeto de los presentados en “Ulrica” y “Elsa”?

3. ¿Hay “milagro” en la narración de “Ulrica”? Para responder, relaciona la “espera” de Barthes con lo

siguiente: “Para un hombre célibe entrado en años, el ofrecido amor es un don que ya no se espera”.

Lengua Castellana y Comunicación

13


TEXTO LITERARIO

14 Lengua Castellana y Comunicación

“Hagamos como que...”

Situación de enunciación de la literatura

La enunciación es el acto de expresar algo por medio

de un lenguaje. Esto ocurre siempre en una situación

determinada: la situación de enunciación, donde alguien

emite un mensaje para otro.

Todo texto literario es un mensaje y como tal, supone

un emisor y un receptor. En el caso de la literatura, emisor

y receptor simulan estar de acuerdo en que lo comunicado

en el mensaje es verosímil, aun cuando contradiga

nuestra experiencia habitual del mundo real. Por ello es

que tanto emisor como receptor, en el espacio literario,

juegan al “hagamos como que”, de manera similar a como

funcionan los juegos de niños.

La regla fundamental de este juego es que lo comunicado

constituya un mundo posible o admisible creado

por la literatura. Por lo tanto, el “hagamos como que” es

un pacto tácito entre el emisor y el receptor para habitar

y jugar en ese nuevo espacio. A esto es lo que llamamos

lo verosímil: algo solamente creíble en el juego de lo literario,

algo en lo cual fingimos creer. Es el mismo pacto

que haces cuando vas a ver Matrix: ahí consientes en que

el actor Keanu Reeves pueda transformarse en el personaje

Neo, y en que existen mundos simultáneos y superpuestos,

interconectados a través del teléfono. Si no accedieras

a creer momentáneamente en lo que narra la película,

ver la película sería un esfuerzo inútil.

Un texto es una máquina perezosa que

espera mucha colaboración del lector

Umberto Eco

En ese mundo posible, que ahora también podemos

llamar ficticio (ficción proviene de fingir), los habitantes,

espacios, hechos y situaciones son creaciones de lenguaje,

y tanto el emisor real como el receptor real quedan fuera

de ese mundo. No es posible afirmar, por ejemplo, que

es Borges quien habla en Ulrica; Borges escribe el cuento

Ulrica y el narrador de ese cuento es quien habla de ella.

Del mismo modo, este narrador siempre le habla a

alguien en ese mundo posible. Le habla a un lector ficticio,

suponiendo así un destinatario que lo atiende. Cuando

tú, lector real, lees “Ulrica”, finges, simulas, durante ese

momento, ser el lector ficticio que participa del mundo

literario y al que apela el narrador. El “lector real” lee,

mientras que el “lector ficticio” participa.

Esta serie de distinciones origina la situación de enunciación

propia de la literatura, una situación en donde

conviven dos espacios simultáneamente: una comunicación

extra-literaria (entre el autor y el lector real) y otra

intra-literaria (entre el narrador y el lector ficticio).

La obra literaria, en este sentido, se concreta en la lectura.

Así cobra forma el mundo posible que la constituye.

De este modo, la lectura es un proceso de construcción,

una convivencia, un diálogo de experiencias múltiples que

originan interpretaciones diversas según resulten de la

ecuación de este encuentro.

Conexión a internet @

Para profundizar tus conocimientos te sugerimos la

siguiente conexión a internet:

http://www.liceus.com


Analiza y aplica

Los textos, como los mapas, presentan hitos, puntos de referencia, lugares desde donde instalarse para

comenzar a recorrerlos. En un mapa, muchas veces nos fijamos hacia dónde está el norte, dónde estamos

nosotros y hacia dónde queremos desplazarnos, aunque sea con la mirada. Los textos, nos ofrecen

posibilidades similares. Entramos a ellos y ocupamos un lugar en la ficción, el del lector; recorremos la

ficción desde dentro, en lo que nos es posible ver. Nos detenemos en lugares que llaman nuestra atención

o en los que el texto nos obliga (insinuantemente) a detenernos. ¿Cuáles son esas señales de ruta

en el texto? Las marcas textuales, es decir, lo que el texto explícitamente presenta, nos va demarcando

un camino de lectura. Constituyen una especie de carta de navegación: podemos seguir una ruta,

pero ese viaje admite múltiples vivencias o interpretaciones.

I. Analiza el siguiente ejemplo:

Situación enunciativa de la obra literaria

Emisor Mensaje Receptor

Mundo Real

Autor Obra Lector real

Narrador Relato Lector ficticio

Mundo ficticio

Fue entonces cuando la miré. Una línea de William Blake habla de muchachas de suave plata o

furioso oro, pero en Ulrica estaban el oro y la suavidad. Era ligera y alta, de rasgos afilados y de

ojos grises. Menos que su rostro me impresionó su aire de tranquilo misterio. Sonreía fácilmente y

la sonrisa parecía alejarla.

Lengua Castellana y Comunicación

15


TEXTO LITERARIO

1. Supón ahora, que las expresiones subrayadas son tu carta de navegación:

–¿Qué puedes afirmar acerca de la impresión que provoca Ulrica en Javier?

Verás que es el texto y tu ejercicio de navegación orientada por él, el que permite afirmar que Javier

se siente enamorado de Ulrica.

Una obra literaria puede suscitar múltiples interpretaciones y, probablemente, todas ellas sean plausibles;

sin embargo, es importante enfatizar que un texto es también una invitación a recorrer la ficción

haciendo un pacto, el que descansa fundamentalmente en que nosotros, los lectores, sabremos

seguir las marcas que nos conducirán por la travesía.

2. Lee el siguiente fragmento de “Ulrica”.

Nada me costaría referir que la vi por primera vez junto a las Cinco Hermanas de York, esos

vitrales puros de toda imagen que respetaron los iconoclastas de Cromwell, pero el hecho es

que nos conocimos en la salita del Northern Inn, que está del otro lado de las murallas. Éramos

pocos y ella estaba de espaldas. Alguien le ofreció una copa y rehusó.

–Soy feminista –dijo–. No quiero remedar a los hombres. Me desagradan su tabaco y su alcohol.

La frase quería ser ingeniosa y adiviné que no era la primera vez que la pronunciaba. Supe después

que no era característica de ella, pero lo que decimos no siempre se parece a nosotros.

Refirió que había llegado tarde al museo, pero que la dejaron entrar cuando supieron que era

noruega.

Uno de los presentes comentó:

–No es la primera vez que los noruegos entran en York.

–Así es –dijo ella–. Inglaterra fue nuestra y la perdimos, si alguien puede tener algo o algo puede

perderse.

Fue entonces cuando la miré.

3. Subraya cuatro enunciados que sirvan de marcas textuales para postular una interpretación personal

del texto y completa el cuadro.

1.

2.

3.

4.

16 Lengua Castellana y Comunicación

Marca textual Interpretación


II. Lee el siguiente texto y luego responde.

Aquiles corre diez veces más ligero que la tortuga y le da una ventaja de diez metros. Aquiles

corre esos diez metros, la tortuga corre uno; Aquiles corre ese metro, la tortuga corre un

decímetro; Aquiles corre ese decímetro, la tortuga corre un centímetro; Aquiles corre ese centímetro,

la tortuga un milímetro, Aquiles Piesligeros el milímetro, la tortuga un décimo de

milímetro y así infinitamente, sin alcanzarla…

1. ¿Por qué, según el texto, Aquiles no puede alcanzar nunca a la tortuga? Observa cómo la lógica

contradice la experiencia.

2. ¿En qué medida “Ulrica” es también inalcanzable para el narrador?

III. Completa el siguiente mapa conceptual.

1. Remplaza en cada recuadro el concepto que corresponde a la situación de enunciación específica

del cuento “Ulrica”. En los casos que corresponda, ejemplifica.

Jorge Luis Borges

Narrador

Jorge Luis Borges. “Avatares de la tortuga”.

En: Discusión, Obras Completas. Buenos Aires: Emecé editores, 1994.

Lectura del cuento “Ulrica”

Lengua Castellana y Comunicación

17


TEXTO LITERARIO

IV. Observa la siguiente imagen y contesta las preguntas.

1. ¿Qué te sucede al observar esta imagen?

2. ¿Por qué al mirar la imagen es posible afirmar que pueden existir irrealidades visibles? Escribe

tus impresiones.

3. ¿En qué medida el encuentro entre Ulrica y Javier puede ser considerado una “irrealidad visible”?

V. Relaciona el texto con la imagen.

1. Lee el siguiente pasaje de La Divina Comedia en el que se inmortaliza el primer beso entre

Paolo y Francesca y luego observa con atención la escultura de Rodin, llamada El beso.

Leíamos un día por deleite,

cómo hería el amor a Lanzarote;

solos los dos y sin recelo alguno.

Muchas veces los ojos suspendieron

la lectura, y el rostro emblanquecía,

pero tan solo nos venció un pasaje.

A leer que la risa deseada

era besada por tan grande amante,

este, que de mí nunca ha de apartarse,

la boca me besó, todo él temblando.

2. ¿Qué visión del amor se presenta en el fragmento de La Divina Comedia y cuál se presenta en

la escultura de Rodin?

3. ¿Cuál de las dos visiones te parece más afín con la visión del amor presente en “Ulrica”?, ¿por qué?

18 Lengua Castellana y Comunicación

Dante Alighieri. La Divina Comedia,

Canto V, fragmento.

Rodin. El beso.


Contexto de producción y de recepción

El ciego de la biblioteca

Borges quizás soñó todo lo que escribió y lo que leyó. Quien nos relata ese sueño es probablemente

un hombre que quedó ciego y de cuyas palabras se desprenden más palabras y más letras y

más libros. Nació en Buenos Aires en 1899 y a los quince años se fue a vivir a Ginebra. Volvió a

Argentina cargado de lecturas y se avocó a una tarea que a medida que se iba cumpliendo, también,

poco a poco, iba olvidando. Esa tarea consistía, principalmente, en leerlo todo, y así lo hizo,

pero, de paso, también se dio tiempo para escribir lo que a la postre vendría a ser la literatura más

importante del siglo veinte en lengua española. Sus cuentos, desperdigados en un montón de volúmenes

extraordinarios, al tiempo que los enaltecen, han desestabilizado los lugares asignados a la

literatura, la ficción, la memoria, el olvido, el tiempo, la metafísica, el humor. “Los espejos y la cópula

son abominables, porque multiplican el número de los hombres”, se lee en uno de los cuentos

de Ficciones. Hay varios temas que se cruzan y por los cuales Borges, que alguna vez fue Director

de la Biblioteca Nacional de Argentina, se pierde, a tientas, dando manotazos al aire, escribiendo

El Aleph, Historia universal de la infamia, El Hacedor, Ficciones, El libro de arena. Progresivamente

va aumentando su ceguera y con ella la lucidez tenebrosa de sus lecturas y de sus ensayos. ¿Es un

personaje literario, un traidor, un hombre que ha sido soñado? El espectáculo silencioso de la

biblioteca, hacia el final, acaso lo haya hecho intuir el infinito.

Contesta las siguientes preguntas en tu cuaderno:

1. ¿Qué relación crees que puede existir entre la ceguera de Borges y su obra?

2. ¿Qué harías si te quedaras sin salida, por una noche, en la Biblioteca Nacional? Escribe un breve

relato, de máximo una página, en el que narres tu situación.

3. ¿Se pueden leer todos los libros? ¿Por qué?

4. ¿Cómo te imaginas que te pueden soñar los otros? ¿Como realmente eres, o como una imagen

con otro rostro? Ensaya brevemente una respuesta.

Lengua Castellana y Comunicación

19


TALLER DE PRODUCCIÓN LITERARIA

20 Lengua Castellana y Comunicación

Pauta

Recuerda que debes pensar en:

I. Relee el texto literario y haz los siguientes ejercicios de escritura.

1. ¿Cómo imaginas a Ulrica? Si tuvieras la oportunidad de conocerla,

¿qué cosas le preguntarías? Escribe un breve diálogo en donde converses

con ella.

2. Ya has trabajado la actitud del narrador de “Ulrica”. Su visión distanciada

de su relación amorosa constituye una de sus características.

Supón que puedes ayudar al narrador, que es tu amigo y que quieres

mostrarle otra forma de recordar a Ulrica. Escríbele una carta en tu

cuaderno. Para ello te proponemos la siguiente pauta:

1º Define un nombre para el narrador, de modo que puedas evocar una

cercanía con él.

2º Cuéntale de tu vida y de cómo entiendes lo que le ocurrió.

3º Hazte cargo de la distancia de Javier e intenta contarle algunas buenas

noticias de Ulrica para alegrarlo.

4º Invítalo a encontrarse pronto contigo en algún lugar.

5º Firma la carta.

6º Agrégale alguna posdata divertida para que se ría.

3. Te han pedido que para la revista del colegio reseñes el cuento

“Ulrica”. Sabes que no puedes contar de qué se trata (sería como contar

el final de una película); también sabes que no hay solo una lectura

válida para un texto literario. ¿Cómo resuelves este dilema? Te

presentamos a continuación una reseña de otro texto para que te inspires.

Antonio y Cleopatra, última tragedia de amor de Shakespeare, es la única

en la que el tema amoroso está fatalmente ligado a la lucha por el

poder. La acción se despliega en una continua alternancia entre Roma y

Alejandría como extremos opuestos del mundo antiguo y símbolos del

conflicto de Antonio entre su deber romano y su pasión egipcia. (…)

Contraportada de Antonio y Cleopatra de William Shakespeare,

Madrid: Colección Austral, Espasa Calpe, 2001.

El destinatario: a quién va dirigida la reseña.

La finalidad del texto: informar y comentar.

El registro de habla: lenguaje formal, pero no necesariamente grave; recuerda que es

para tus compañeros(as) de colegio.

El carácter sintético que tiene una reseña.


¿De qué tema o experiencia quiero hablar?

¿Qué efecto de lectura quisiera provocar?

¿A quién o a quiénes dirigiré el texto?

¿Quién hablará en el texto?

Un narrador, un personaje femenino o masculino, etc.

Lenguaje:

Registro formal o informal.

Lenguaje directo o sugerente.

¿Qué quiero que conozca en primer lugar el lector?

¿Qué elemento quiero agregar al primer

momento orientado a provocar el efecto que busco?

¿Qué elemento que incremente el interés

quiero incluir para que invite a conocer el desenlace?

¿Cómo quiero concluir el relato?

¿Se acomoda el desenlace al efecto de lectura que

quería provocar?

II. Escribe un relato y conviértete en el emisor de una situación de enunciación

literaria.

1. Para esto, primero planifica tu texto completando la tabla.

2. Recrea la situación de enunciación literaria, es decir, crea la voz de un

narrador y determina quién será tu lector ficticio.

3. Te proponemos escribir tu relato, pensando que al igual que Borges

eres un narrador que ha quedado ciego y que solo puede visualizar

las realidades creadas a través de la imaginación.

4. Ahora que has planificado tu texto, escribe en tu cuaderno un relato

siguiendo tu propia pauta.

Lengua Castellana y Comunicación

21


Julia Toro

TEXTO NO LITERARIO

Anticípate a la lectura

¿Qué sabes acerca de la obra de Jorge Teillier?

¿Cómo te imaginas la vida de los poetas del sur de Chile?

¿Cómo crees que experimentan el amor los poetas?, ¿por qué?

ALGUN DÍA SEREMOS LEYENDA

Extracto de una entrevista a

Jorge Teillier realizada por

Noreste, en mayo de 1990, recopilada

por Daniel Fuenzalida en su

libro Jorge Teillier – entrevistas

(1962 - 1996).

22 Lengua Castellana y Comunicación

“Algún día seremos leyenda”

Hemos estado releyendo tus poemas y la nostalgia mítica vuelve a tocar la

puerta.

Bueno, es la nostalgia del tiempo que va a venir y no del que se fue.

Es difícil encontrar escritores que traten los mitos, más bien están preocupados

de otros asuntos, de escribir con la inteligencia.

Me gusta mucho el tema de los mitos, tengo un poema que se llama “Cartas

para una reina en primavera”, que dice: “Algún día seremos leyenda...”

Conocemos a un amigo que después de leer un libro tuyo, se va a ir en

tren a viajar al sur, ¿qué te parece esto?

Significa bastante, porque aunque ese pasado esté muriendo, todavía hay

algo que consuela en el sur, ustedes pueden anunciar una noticia: que fui a

vivir a un pueblo fantasma para que crean que ya me morí... y que alguien

habló en mis funerales y qué barbaridades dijeron, y qué mentiras dije y

me las creyeron...

¿Tú escribes poesía ahora o “colgaste los guantes”?

Estoy escribiendo, tratando de pasar en limpio varios poemas, pero la mayoría

se me han perdido, los extravié, no sé dónde.

Hablemos un poco de mujeres, de amores. Tienes un poema que dice que

una muchacha nunca se acostará contigo.

Bueno, hay una escritora americana que se llama July Jones, creo que le

apuntó a algo, dice que mi poesía está desprovista de sentido sexual. Cree

que la amada deja de ser amada cuando se entra en otro terreno, el terreno

erótico. Por eso siempre las mujeres parten en mis poemas, se van, han

partido, no se venden...

¿Para que se mantenga intocable el amor?

Claro, fuera de la tempestad del tiempo, aunque haya que despertarlas con


EL PERIÓDICO NORESTE

Fundado en 1985 por Cristián

Warnken, Beltrán Mena, Santiago

Elordi y Leonardo Gagger este

periódico de ficción con noticias

que mayoritariamente no solo trataban

acerca de la literatura, sino

que eran literatura, es decir, ficciones,

fue un aporte cultural que

mostró a los chilenos que no solo

de seriedad vive la palabra literaria,

sino de juego y ensoñación. Con

respecto a él Warnken afirma:

En calidad y trascendencia ha sido lo más

grande que he hecho. Con eso me puedo

ir tranquilo a la tumba.

carbono 14. Aunque las mujeres que uno amó sean como las momias del

Padre Le Paige, siempre se conservan inmortales y vivas.

¿Y los amores?

Pocos. No. No me comprometo mucho. Nunca me he comprometido demasiado.

Estoy en una etapa en la que hablaría más bien de compartir, de ser

solidario. No he sido ningún bendito, pero la pasión y el amor sublime no me

interesan mucho. No es que no vaya a amar a nadie, tengo una persona que

me acompaña –una compañera como decían los antiguos comunistas, o una

pareja, como dicen los actuales–, con la que hay un entendimiento. Lo otro

es agotador. Es como una lapa que se te pega. Es como el bacalao de la emulsión

de Scott, que era un remedio que tenía la imagen de un pescador que

andaba con un bacalao a la espalda para toda la vida. Hay parejas que son

así. Pero pienso que uno puede convivir en un espacio de libertad, con respeto

a la intimidad.

¿Qué te parece la educación, la manera cómo aprendemos los seres humanos

a diferencia de los animales?

La de los animales es más verdadera, regida por los instintos y no la mentira.

Por eso en La Ligua quiero ser alcalde y fundar la “Escuela de la Cimarra”.

¿Cómo sería la “Escuela de la Cimarra”?

Bueno, todos los que quieran hacer la cimarra que vayan allá... Que hagan tira

el televisor si quieren, que jueguen si quieren, que hagan lo que tengan ganas.

¿Lo que les dé la gana, pero con horario de entrada y salida?

No, sin horario, abierto todo el día y toda la noche. Y con mujeres para que

los alumnos pololeen tranquilos... Y allí irán solo los profesores que quieran

ir. Y todos llorarían y reirían cuando tengan ganas, y se les seguiría pagando

a los profesores, por supuesto.

Aunque no lo sepan... ¿Por qué hay que saberlo? ¿La cimarra no será entretenida

por sí sola?

¿Y qué habría en ese edificio?

Canchas para jugar fútbol cuando quieran, grandes jardines con ajedrez, piscinas

y animales, piezas de tacatacas, con cachos, con dominó... Sería conveniente

que aprendieran a jugar dominó, es algo muy útil en la vida. Y con

un bar restaurante por supuesto. Todo gratis.

¿Quién pagaría la “Escuela de la Cimarra”?

Ah, eso da lo mismo. A lo mejor sería sin edificios, sería en los bosques.

Jorge Teillier. Entrevistas (1962-1996), recopilador Daniel Fuenzalida.

Santiago: Quid ediciones, 2001, fragmento.

Lengua Castellana y Comunicación

23


TEXTO NO LITERARIO

Profundiza la lectura

I. Relee la entrevista a Jorge Teillier y contesta estas preguntas:

1. ¿Cuáles son las principales ideas tratadas en esta entrevista?

2. ¿A partir de la entrevista, qué se puede deducir de la personalidad de Jorge Teillier?

3. ¿Qué importancia tiene para Teillier el amor?

4. ¿Por qué Teillier eventualmente decidiría fundar la “Escuela de la Cimarra”?

5. ¿Cómo se plantea el fenómeno de la comunicación en el marco de la entrevista?

6. ¿Cuán informado está el periodista en relación con la vida de Jorge Teillier?

7. ¿Qué tiene en común esta entrevista con otras que tú has leído?

II. Entrega tu visión personal.

1. ¿Qué importancia tiene para ti el amor?

2. ¿Qué otras condiciones agregarías a esta “Escuela de la Cimarra”?

3. ¿Te sientes identificado con las ideas del poeta? ¿Por qué?

4. ¿Crees tú que las ideas de Teillier reflejan el sentir de la juventud? ¿Por qué?

Trabaja en grupo

III. Reflexiona y discute.

24 Lengua Castellana y Comunicación

1. Según las palabras de Jorge Teillier, ¿a qué se refiere cuando plantea que la educación

y el aprendizaje están regidos por la mentira?

2. Relee el siguiente fragmento de la entrevista:

¿Y los amores?

Pocos. No. No me comprometo mucho. Nunca me he comprometido demasiado. Estoy

en una etapa en la que hablaría más bien de compartir, de ser solidario. No he sido

ningún bendito, pero la pasión y el amor sublime no me interesan mucho. No es que

no vaya a amar a nadie, tengo una persona que me acompaña –una compañera como

decían los antiguos comunistas, o una pareja, como dicen los actuales–, con la que hay

un entendimiento. Lo otro es agotador. Es como una lapa que se te pega. Es como el

bacalao de la emulsión de Scott, que era un remedio que tenía la imagen de un pescador

que andaba con un bacalao a la espalda para toda la vida. Hay parejas que son

así. Pero pienso que uno puede convivir en un espacio de libertad, con respeto a la intimidad.

a. ¿Comparten esta visión del amor?, ¿por qué?

b. ¿Creen que se puede optar por una pareja y mantener los espacios de libertad

e intimidad?, ¿cómo se puede lograr esto?


Situación enunciativa

de la entrevista y el diálogo

Por enunciación entendemos la emisión de un mensaje

o bien el acto de decir en un contexto determinado.

La situación enunciativa es el conjunto de elementos que

intervienen en dicho acto enunciativo.

Será precisamente la situación enunciativa la que determine

qué forma tomará la enunciación. Por ejemplo, cuando

te diriges a alguien o expresas algo en un determinado

momento, el contexto en el que realices la enunciación

definirá la forma que tomará tu discurso para que sea exitoso,

es decir, para que realmente logre expresar lo que

querías con la intención que te habías propuesto. Por

ejemplo, si vas a hablar con un amigo o amiga lo tratarás

de tú y usarás un lenguaje informal y relajado, pero si vas

a la oficina del director a hablar como delegado del curso,

sin duda usarás otro tipo de lenguaje.

En resumen, en todo acto de comunicación, el texto o

discurso comunicativo se produce en una situación comunicativa

concreta, en la que influyen factores extralingüísticos

que reflejan:

circunstancias de tiempo y espacio;

interlocutores, y una

intención comunicativa.

¿Me da

un durazno?

Elementos de la situación

de enunciación

Mensaje

CONTEXTO

Emisor, quien emite el mensaje, es decir, quien habla o

escribe.

Receptor, quien recibe el mensaje, es decir, quien escucha

o lee.

Mensaje (enunciado), lo que se trasmite desde el emisor

al receptor, es decir, lo hablado o escrito, construido

según un código lingüístico.

Código: sistema de señales o signos que se usan para

transmitir un mensaje, por ejemplo, el inglés, el castellano,

el código morse.

Contexto situacional: entorno donde se realiza la

comunicación, ya sea el entorno físico o la situación

(política, social, histórica o de otro tipo).

Contexto temático: tema en torno al que se organiza

la situación comunicativa.

Marco de referencia: constituido por las experiencias y

valoraciones propias de cada individuo que lo llevan a

interpretar y darle sentido a la idea recibida.

Retroalimentación: efecto suscitado por el mensaje

sobre el receptor, influyendo en su conducta futura.

Como has podido ver, todo acto enunciativo es en sí

mismo un acto dialógico, ya que implica a un emisor que

se dirige a un receptor en un contexto determinado y que

implícitamente espera de ese receptor una respuesta ya sea

verbal o de actitud; y además, en todo acto enunciativo

existe la posibilidad de que el emisor se convierta en

receptor y viceversa.

Algunas de las formas de lo dialógico son: la conversación,

la entrevista y la discusión. En esta unidad veremos

las situaciones enunciativas de las dos primeras.

Las relaciones en la comunicación

Todo acto de comunicación implica una relación entre dos

o más personas y en las distintas formas de comunicación posibles

de establecer podemos distinguir dos grandes tipos de

relaciones: las simétricas y las asimétricas o complementarias.

Las relaciones simétricas son aquellas que se establecen

entre hablantes “pares”, iguales o que cumplen un mismo rol,

por ejemplo: compañeros de trabajo, amigos, esposos, polo-

Lengua Castellana y Comunicación

25


TEXTO NO LITERARIO

los. Estos hablantes usarán un lenguaje similar, por ejemplo,

si son amigos podrán elegir tutearse en la comunicación.

Las relaciones asimétricas son las que se establecen

cuando se comunican personas que cumplen diferentes

roles en la interacción, es el caso de la relación profesor/alumno,

jefe/empleado y padres/hijos, entre otras. En

este caso, los hablantes no usarán necesariamente las mismas

formas al comunicarse, por ejemplo: uno de ellos

podrá usar el tuteo y el otro podrá usar el usted.

En fin, como podrás haber inferido, las relaciones que

se establecen entre las personas que participan en una

comunicación, determinan en gran parte la forma y tenor

de la misma.

La conversación

El diálogo es una relación horizontal que va de A hacia B y

de B hacia A. Nace como una matriz crítica y genera crítica. Se

nutre de amor, de humildad, de esperanza y de confianza. Es por

este motivo que el diálogo comunica. (Paulo Freire).

La conversación es la interacción verbal entre dos personas

o más sobre diversos temas que interesan a los involucrados.

Las personas que participan en una conversación no

tratan de lograr una meta específica o de convencer a

otros para que tengan su misma posición.

Los participantes de una conversación asumen que

muchas personas tienen parte de la respuesta a un problema

y que, juntos, pueden formular una solución.

En una conversación, las personas exploran un terreno

común, escuchan atentamente para poder comprender,

dejan de lado los prejuicios y analizan sus presunciones. El

objetivo es interactuar para pasar un momento agradable,

para pensar juntos, para descubrir nuevas opciones. La

mayoría de las veces una conversación no tiene un objetivo

determinado; nace de forma espontánea y si bien tiene

un tema inicial deriva en diversos temas.

Estructura de la conversación

Apertura: momento posterior al encuentro, rellenado

por los saludos.

26 Lengua Castellana y Comunicación

Orientación: introduce el tema sobre el que se va a

conversar.

Objeto de la conversación: espacio en que se desarrolla

el tema central.

Conclusión: cierre del tema.

Terminación: momento final, rellenado con la despedida

y un futuro encuentro.

Ejemplo:

A: Hola, Pedro, ¿qué tal?

B: Hola, hombre, mira aquí andamos bien, ¿y tú?

A: Bien, oye, muy entusiasmado con el casamiento de mi

hija, la Carlita.

B: ¿Se casa tu hija?... No tenía la menor idea.

A: Pedro, me encomendaron la grata misión de invitarte.

B: ¡No sabes el gusto que me da!

A: ¿Te confirmo?

B: Pero, por supuesto.

A: Bueno, estamos al habla, adiós.

B: Adiós.

Una de las características propias de la conversación es

la alternancia en las intervenciones de los participantes o

intercambio en los turnos que se puede representar como:

A-B-A-B en una conversación en la que intervienen dos

personas. Sin embargo, esta no es la única posibilidad en

conversaciones reales.

Lee la siguiente conversación:

A: Hola, ¿cómo estás?

B: Súper bien, ¿y tú?

A: Muy bien.

A: ¡Qué bueno que te encuentro!, te quería preguntar,

qué te pareció la última película de Almodóvar. Tengo

ganas de verla, pero he tenido opiniones dispares.

B: Todavía no la he visto.

B: ¿Nos arriesgamos y vamos juntos a verla?

A: Me parece genial

A: ¿Mañana a las siete?

B: Perfecto, mañana.

A: Nos vemos, entonces.

Como puedes apreciar, en este caso, la cadena de intercambios

de turnos no es la básica que presentamos en un

comienzo, sino que en esta ocasión representa una de las


muchas variedades de intercambios que se dan en la realidad,

como preguntas y respuestas, llamadas y contestaciones,

temáticas y comentarios, en fin, toda la coordinación

que está implícita en estos intercambios llamados conversaciones.

La única regla fija y de fondo que parece haber

es la de: “un participante a la vez” de modo que la conversación

sea realmente tal y los participantes puedan hablar,

escuchar y ser escuchados.

Además de los elementos verbales propios de toda

conversación, en ella están presentes, aportando sentido y

significado a lo que se dice, los elementos paraverbales

tales como la entonación, las pausas, los tonos y énfasis, y

los elementos no verbales como los gestos, las señas, la

distancia o proximidad y las actitudes corporales, entre

otros.

La entrevista

La entrevista es una forma de diálogo dirigido en el

cual una persona pregunta a otra sobre aspectos previamente

seleccionados. La finalidad de una entrevista es acercar

un personaje (público o privado), un hecho o unas ideas

a un posible público. En el diálogo que se produce, predomina

la función interrogativa del entrevistador y el

entrevistado se convierte en agente principal.

En relación con la situación de enunciación, la entrevista

pone énfasis en:

la intención comunicativa, es decir, aquello que queremos

lograr con nuestro mensaje; ya sea, informar,

denunciar, solicitar, etc., y

en los roles de los participantes.

Reglas básicas de la entrevista

Para la entrevista rigen las reglas básicas de una situación

comunicativa cuyo funcionamiento es conversacional:

Entrevistador y entrevistado participan en ella voluntariamente.

Los roles de entrevistador y entrevistado no son intercambiables.

Debe tener un objetivo prefijado, a diferencia de la conversación.

Está regida por un funcionamiento de turnos como

principio ordenador de las intervenciones que regulan los

cambios de locutor y los tiempos de emisión.

Existe un pacto de cooperación implícito entre entrevistador

y entrevistado que implica que la entrevista contenga

la información necesaria, sea verídica, que los

dichos del entrevistado sean relevantes y que exista la

mayor claridad posible.

Pasos a seguir para elaborar una entrevista:

Producción:

1. Elegir al entrevistado.

2. Contactarlo.

3. Elaborar una pauta de preguntas.

Realización:

1. Cumplir con las fórmulas de cortesía.

2. Guiar la conversación y sentirse seguro de lo que se habla.

3. Hacer preguntas claras, breves y certeras.

Transcripción y puesta en escena:

1. Editar a través de una selección objetiva, los puntos

más relevantes de la entrevista.

2. Pedir una opinión a un tercero para comprobar la

unidad de la entrevista y, por consiguiente, del tema.

3. Incluir los elementos paraverbales y no verbales de la

entrevista, mediante signos de puntuación.

Publicación:

1. El entrevistador debe determinar el título de la entrevista.

2. Puede, además, sugerir el diseño, los colores y las

fotografías que la acompañarán.

Lengua Castellana y Comunicación

27


TEXTO NO LITERARIO

Analiza y aplica

PSU

I. Responde las siguientes preguntas.

1. ¿Cuál de las siguientes características es propia de la entrevista?

II. Identifica en estas viñetas lo siguiente:

1. Elementos paraverbales: la entonación, la pausa y el énfasis a partir de los signos ortográficos.

2. Elementos no verbales: los tipos de gestos, la vestimenta, la edad de los participantes.

Oye, ¿supiste

que la Bernardita está

pololeando?

a. Los roles de entrevistador y entrevistado son intercambiables.

b. Tiene un objetivo prefijado.

c. Su objetivo es convencer.

d. Utiliza generalmente un lenguaje informal.

e. Nace en forma espontánea.

2. ¿Qué tipo de relación se da en el diálogo que establece un médico con su paciente?

a. Informal

b. Simétrica

c. Amistosa

d. Asimétrica

e. Entre pares

28 Lengua Castellana y Comunicación

¿En serio?, ¡qué bueno,

no sabes cuánto me alegro!

¿Y con quién?

Con el mino

que te gustaba a ti...

¿¡Con el Benja?!,

¡no puede ser!, ¡la voy

a matar!


III. Completa el diálogo de las siguientes viñetas (qué dice cada participante, cuál es el tema de la

conversación) y compáralas con las de tus compañeros(as).

Lengua Castellana y Comunicación

29


TALLER DE PRODUCCIÓN NO LITERARIA

30 Lengua Castellana y Comunicación

La entrevista

Te invitamos a crear tu propia entrevista. Para ello te sugerimos que elijas a

un personaje público (político, escritor, deportista, cantante, etc.) o a un personaje

privado (papá, mamá, compañero de curso) y elabores un listado de

preguntas a partir de este Decálogo para el buen periodista.

1

2

3

4

5

Decálogo periodístico

Hacer preguntas claras

La entrevista no es una tribuna para que usted demuestre sus conocimientos

lingüísticos, ni la riqueza de su vocabulario.

Hable normal. Aunque esté entrevistando a Jorge Luis Borges, piense en

el público. Usted se debe a ellos. Más bien, la actitud del entrevistador

debe ser la contraria: si el entrevistado es quien se embarulla y comienza

a emplear palabras que el oyente medio no entiende, pídale aclaración.

(Aunque usted sepa el significado).

Haga preguntas cortas

Evite la vergüenza de que le digan aquello de repita la pregunta, por

favor. (Por cierto, si le dicen esto, no eche la culpa a la ignorancia del

entrevistado. El ignorante es usted.)

A preguntas confusas y enredadas, respuestas más confusas y más enredadas

aún.

Haga preguntas concretas

Evite generalidades que desalientan al mejor atleta de la elocuencia. (Y

de paso, si a usted le hicieran esa misma pregunta, ¿la sabría responder?)

Haga una sola pregunta cada vez

Las preguntas no deben mezclarse, pueden resultar explosivas o, por el

contrario, anularse unas a otras. No junte dos preguntas ni menos tres en

una misma intervención. El entrevistado se confundirá o responderá solamente

a una de ellas, la más fácil.

Haga preguntas abiertas

Las preguntas cerradas son aquellas que solo se pueden responder con un sí

o un no.

Preguntas abiertas son aquellas que comienzan por: ¿Cómo encuentra

usted que...? ¿Qué le parece que...?, ¿Por qué? ¿Qué opina sobre? Estas

preguntas permiten hablar al entrevistado. Las cerradas pueden servir en

un determinado momento para precisar una opinión o aclarar un dato.


6

7

8

9

10

Combine preguntas de aclaración, de análisis y de acción

Las de aclaración sirven para conocer más datos sobre el asunto que se

está tratando o para esclarecer una respuesta difícil del entrevistado.

Las preguntas de análisis sirven para comprender mejor la situación, para

descubrir las causas de la misma. Por ejemplo ¿Qué le parece la atención

que brinda…? También se utilizan estas preguntas para profundizar

algunas respuestas simples.

Las preguntas de acción se emplean para llegar a algunas conclusiones,

para que los entrevistados expresen la manera que consideran mejor

para enfrentar los problemas analizados. ¿Cómo mejorar la salud…?

No hacer preguntas indiscretas

La oportunidad o no de una pregunta depende de muchos factores: culturales,

coyunturales, de quién entrevista, del entrevistado.

El entrevistador y el entrometido son cosas muy diferentes. Hay que respetar

la privacidad de la gente, hay que reconocer aquel consejo de no

hacer al prójimo la pregunta que no quieres que te hagan a ti.

Evite preguntas capciosas o manipuladoras

El entrevistador no debe dar su opinión durante la entrevista ni añadir

comentarios personales a las respuestas del entrevistado.

Manipular es hacer decir a otro lo que yo pienso. Es incluir la respuesta

en la pregunta. Es formular esta de tal manera que al otro no le quede

más remedio que darme la razón.

Por ejemplo: Todas las personas decentes afirman que hay que votar por

los verdes. ¿Ud., qué dice?

Haga como abogado del diablo

Muchas entrevistas se vuelven planas y aburridas, porque el entrevistador

sigue la corriente al entrevistado y no se atreve a confrontar sus opiniones

con las de aquellos que piensan diferente. Juegue de abogado del

diablo. Pregunte desde la posición contraria a la del entrevistado. Si este

es de derecha, haga las preguntas que harían los oyentes de izquierda. Si

es de izquierda, al revés, las preguntas que harían los oyentes de

derecha.

Varíe la formulación de sus preguntas

No las comience siempre igual:

–Que opina sobre…

–Que opina ante…

–Que opina de…

José Ignacio López Vigil. Manual Urgente para radialistas apasionados,

En: Asociación Nacional de radios comunitarias y ciudadanas de Chile,

19 de mayo de 2005

[www.radioscomunitarias.cl]

Lengua Castellana y Comunicación

31


HERRAMIENTAS DE LA LENGUA

Transcripción del lenguaje paraverbal

I. Relee estos fragmentos de la entrevista a Jorge Teillier y observa cómo se traducen al lenguaje escrito

los elementos del lenguaje paraverbal.

Cambios de interlocutor

–Es difícil encontrar escritores que traten los mitos, más bien están

preocupados de otros asuntos, de escribir con la inteligencia

–Conocemos a un amigo que después de leer un libro tuyo, se va a ir

en tren a viajar al sur. ¿Qué te parece esto?

Significa bastante, porque aunque ese pasado esté muriendo, todavía hay algo que

consuela en el sur, ustedes pueden anunciar una noticia: que fui a vivir a un pueblo fantasma

para que crean que ya me morí... y que alguien habló en mis funerales y qué barbaridades

dijeron, y qué mentiras dije y me las creyeron...

II. Responde en tu cuaderno.

–¿Tú escribes poesía ahora o “colgaste los guantes”?

1. ¿Cómo crees tú que se logran traducir al lenguaje escrito elementos paraverbales que acompañan

al lenguaje verbal, como tonos de voz, pausas, énfasis?

2. ¿Qué signos se han usado para indicar una pausa o duda?

3. ¿Qué signos se han usado para indicar que hay un cambio en la entonación?

4. ¿De qué manera se indica que una palabra está usada en sentido irónico o no convencional?

32 Lengua Castellana y Comunicación

Expresión que se usa

en un sentido no literal

Cambios

en la entonación

Pausa,

duda o suspenso


Los elementos paraverbales del lenguaje oral son la entonación, las pausas, los énfasis; es

decir, aquellos recursos que nos permiten decir algo en tono de pregunta, de exclamación

o de afirmación; en un tono irónico o no convencional; expresar un silencio o interrupción,

indicar el cambio de turno de los interlocutores, etc.

Estos elementos del lenguaje paraverbal se traducen en su forma escrita en los signos de

puntuación y entonación. Es así como usamos las comillas para indicar el sentido irónico o

no convencional de una palabra; los puntos suspensivos para indicar pausas o frases incompletas,

los guiones para indicar las intervenciones de los interlocutores, los signos de interrogación

y exclamación para expresar preguntas y exclamaciones.

III. Imagina cómo sería esta entrevista en su forma oral e incorpora los signos que traducirían el

lenguaje paraverbal a lo escrito.

Y lo debe ser más si se tiene en cuenta que fuiste más

bien reticente a entrar a la TV…

Claro, me costó. Me ofrecieron un par de años, pero

quise terminar mis estudios en la Chile. Era medio

engrupido y resistí lo que pude risas.

Qué te hizo colapsar

Fue un personaje Franco muy polémico y no pudo

tener ni la proyección ni el desarrollo que se planteó

en un principio. Me sentí de manos atadas, como que

en las teleseries uno es tripulante de un buque demasiado

grande en el que ni siquiera entras en la sala de

los tipos que lo dirigen. Y eso no me gusta (...)

Y en el área de ficción del 13 tienes esa posibilidad

de crear

En Los simuladores hemos aportado todos y se nos

escucha y qué mejor ejemplo, si se graba en mi teatro,

donde está el cuartel de los tipos risas (...)

Definitivamente recuperaron entonces lo que ellos

mismos crearon

Entrevista a fondo

Benjamín Vicuña: "Nadie se va de un canal a otro por dos meses”

Risas El monstruo Sí po’. Estoy contento porque ellos

valoraron mi trabajo, me ayudan con mi teatro, lo

que me habla de su apertura de mente a la hora de

hacer negocios (...)

En términos artísticos también fue como bien fuerte,

ha sido lo más intenso que te ha tocado pasar en términos

profesionales

Sí, lo más intenso. De hecho nunca había hecho una

película de diez semanas de rodaje. Mi personaje

estaba todos los días, fue muy, muy pesado, desgastante

física y psicológicamente, porque se trataba de

un gallo esquizofrénico y yo tenía que luchar constantemente

por no pisar el palito, por no pasarme del

límite porque, de lo contrario, no hay retorno.

Y en algún momento te sentiste pisando el palito

como dices Te pilló el personaje

Sí Reconozco que en un momento me asusté como

del abismo (...)

En: Terra Network Chile S.A., 11 de abril de 2005

[www.terra.cl/entretención]

Lengua Castellana y Comunicación

33


MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN

Prepárate a la lectura

¿Tienes expectativas con respecto al amor? ¿Cuáles?

¿Crees que puede haber “teorías” sobre el amor? ¿Por qué?

¿Crees que es difícil hablar sobre tus sentimientos? ¿O te resulta más bien fácil?

Las relaciones de parejas son uno de los tipos

de relaciones más complicadas que existen, ya

que se dan dentro del marco de la condicionalidad,

por lo que jamás nos encontraremos con

una ex mamá o ex papá o ex hermano, pero sí

con, seguramente, varias ex parejas.

¿Por qué esto ocurre tan a menudo? ¿Qué

pasa cuando conocemos a alguien y nos enamoramos?

¿Por qué encontramos parejas que se

prolongan en el tiempo satisfactoriamente y

otras que no?

Para hablar de relaciones debemos tener en

cuenta, primero, que somos individuos, y como

tales tenemos una manera de ver el mundo distinta

al otro, lo que hace imposible hablar de

una sola verdad o única realidad. Como individuos

tenemos un sinnúmero de expectativas

respecto de una pareja, existiendo las personales

y otras que son, más bien, genéricas.

Cuando conocemos a alguien ponemos

sobre esa persona un patrón de expectativas

genéricas y vamos probando si las cumple o no.

Y cuando evidenciamos que estamos enamorados,

sentimos que el otro reúne casi todo lo que

buscamos, cumpliendo nuestras expectativas

genéricas.

Por ejemplo, si conocemos un hombre y

habla temas interesantes, es sensible, romántico,

nos escucha, nos comprende, comparte

nuestros gustos y los que no, los respeta, senti-

34 Lengua Castellana y Comunicación

La comunicación en los medios

Columna de psicología

Relaciones de parejas y expectativas

mos que encontramos al hombre de nuestra

vida. A la vez, si nosotras también le cumplimos

sus expectativas, él sentirá que encontró la

mujer de su vida.

Hemos aprendido e internalizado actitudes

sociales y relacionales, por lo que sabemos qué

es lo que el otro espera y podemos comportarnos

de esa manera, lo que en un principio no es

difícil, pues nos estamos seduciendo y agradando

mutuamente. Pero desafortunadamente el

cumplir siempre las expectativas al otro es agotador

y la relación se ve oscurecida cuando no

escuchas o comprendes o estuviste tan ocupada

que olvidaste poner el botón que faltaba en su

camisa o a él se le pasó el día en que se conocieron.

Con estos “olvidos” o quiebres de

expectativas, se producen las primeras discusio-


nes en las relaciones de pareja que pueden preceder

a la decepción y la ruptura.

El que comencemos a dejar de cumplir las

expectativas del otro no es necesariamente porque

se deje de amar a la pareja o viceversa, sino

que afloran las características personales, sumado

a que en la vida de ambos existen otras actividades

importantes y se debe repartir tiempo

con estas, ya que implica preguntarse si aún soy

importante para él o no, y como generalmente

no preguntamos qué pasó, comenzamos a llenarnos

de imaginaciones respecto al otro, a la

relación y a lo que hicimos o dejamos de hacer.

Todas estas “conclusiones fortuitas” nos provocan

molestia y enojo. Actuamos según lo que

imaginamos del otro y, obviamente, nos cambia

la cara, el tono de voz y la actitud, lo que a su vez

el otro leerá como incomprensión y/o falta de

amor y comenzará a imaginarse la razón. Así nos

damos vueltas y vueltas hasta que empiezan las

descalificaciones y el quiebre de la comunicación.

Profundiza la lectura

1. Según el texto, ¿cuál es la característica principal del enamoramiento?

2. ¿Cómo se explican en el texto los primeros conflictos en la relación amorosa?

3. ¿Qué se aconseja en la columna para enfrentar estos conflictos?

4. ¿Quién es el emisor del texto anterior? ¿A quién va dirigido?

5. ¿Con qué autoridad escribe la emisora del texto?

6. Discute la siguiente afirmación a partir de tu experiencia: el cumplir siempre las expectativas al otro es

agotador y la relación se ve oscurecida cuando no escuchas o comprendes o estuviste tan ocupada que

olvidaste poner el botón que faltaba en su camisa o a él se le pasó el día en que se conocieron.

7. ¿Crees que se puede “leer” al otro? ¿Por qué?

Si bien es imposible no tener expectativas,

estas tienen que ser adecuadas para darnos la

oportunidad de mostrarnos como somos, y no

sentirnos forzados a tener que agradar siempre

al otro. Se debe tener claro que en la

seducción se despliega el satisfacer las expectativas

del otro, pero que no se vive para cumplirlas

siempre. Por lo tanto, hay que otorgar

–y otorgarnos– el tiempo y la libertad suficiente

para un conocimiento más profundo y así

hacer una elección más madura.

Por último, tener cuidado con interpretar al

otro, ya que podríamos caer en un mal entendido

que puede ser muy costoso para la relación.

No olvidemos que es más sano y más corto preguntar

si lo que creo es cierto o no, antes de llegar

a una conclusión.

Perla Sanhueza. “Relaciones de parejas y expectativas”

En: La Tercera.cl, marzo de 2005

[www.latercera.cl/medio/articulo]

Lengua Castellana y Comunicación

35


MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN

36 Lengua Castellana y Comunicación

Situación de enunciación

de los medios masivos de comunicación

Al igual que en cualquier situación comunicativa, los medios masivos de comunicación también

establecen una relación particular entre el emisor y el receptor. En general se trata de un emisor

colectivo, constituido como grupo editorial que manifiesta una visión institucional de la realidad. Los

mensajes de los medios obedecen a diferentes propósitos y según estos los mensajes cobran diferentes

formas: noticieros para informar, teleseries para entretener, columnas para formar opinión, etc.

El receptor de estos mensajes es también colectivo. Suele estar estratificado, es decir, los medios segmentan

y dirigen mensajes pensando en un perfil específico de receptor (adulto, juvenil, infantil, por

ejemplo).

Como veíamos en “Hagamos como que…”, donde emisor y receptor simulan un encuentro comunicativo

al interior del texto, lo particular de la situación comunicativa de los medios, es que el emisor

y el receptor asumen que se habla de la realidad; así, no se crea un mundo por medio de la palabra,

sino que se emplea la palabra, el sonido y la imagen para hablar del mundo.

Los mensajes de los medios no siempre son fieles a la realidad, y por ello, el ejercicio de una

recepción crítica es fundamental para formarse una opinión del mundo, es decir, puedes contraponer

tu propia visión de la realidad con la de los discursos mediáticos. Sobre esto profundizaremos

más adelante.

Emisor colectivo

Grupo editorial

Situación de enunciación

de los medios de comunicación

Mensaje Receptor masivo

Columna, noticia, noticiero,

entrevista, reportaje,

editorial, artículo de

opinión, crítica cultural,

de espectáculos,

cinematográfica, etc.

Grupo social


TALLER DE PRODUCCIÓN

III. Pasos:

– Escribe un título genérico para tu columna de opinión.

– Inicia tu texto con frases tales como:

I. Lee este titular y a partir del tema que expone, escribe una columna

de opinión.

Chile: 41.6 puntos de rating en la final de "La granja".

El reality show está producido por Promofilm y UCTV Canal 13 de Chile.

II. Ahora lee esta pauta que te ayudará a escribir tu columna de opinión.

1

2

3

4

¿Sobre qué voy a escribir?

Elegir el tema sobre el que escribirás es muy importante, el columnista

tiene total libertad temática. Podrá escribir sobre temas conocidos,

pero a los cuales no se les ha prestado la debida atención o

bien relatar una experiencia personal a partir de una noticia. En este

punto, lo importante es que tú como columnista conozcas el tema.

¿Para qué voy a escribir?

Definir el propósito del texto que vas a escribir es esencial. En este

caso será exponer tu opinión o expresar tus comentarios acerca de

un tema.

¿A quién escribo?

Cuando se escribe una columna de opinión es muy importante

tener presente quién será el destinatario o receptor de tu texto, ya

que de acuerdo a esto utilizarás un lenguaje y tono adecuados.

¿Cómo escribo?

Para escribir una columna de opinión debes usar un estilo personal,

un autor señala que el columnista dice lo que quiere y como quiere.

Lo importante es que utilices un lenguaje atractivo que logre

atraer la atención de los lectores.

Las relaciones de parejas son uno de los tipos de relaciones más complicadas que existen (opinión)

El día jueves 30 de enero el diario La Tercera señaló... (hecho)

– Luego, debes exponer tus comentarios o hechos, según corresponda.

Ejemplo: Para hablar de relaciones debemos tener en cuenta que...

– Después, y para cerrar la columna, debes escribir una conclusión. Puedes partir la conclusión con

expresiones tales como: por último, finalmente, para terminar, etc.

Ejemplo: Por último, tener cuidado con interpretar al otro, ya que podríamos...

– Finalmente debes identificarte.

Lengua Castellana y Comunicación

37

More magazines by this user
Similar magazines