Retrato escrito de la corrupción - Bibliothek der Friedrich-Ebert ...

library.fes.de

Retrato escrito de la corrupción - Bibliothek der Friedrich-Ebert ...

Raúl Leis Romero 35

mocracia que trascienda lo electoral hacia formas más plenas

de participación. Los desafíos se ubican en el tema de la gobernabilidad

democrática y en la necesidad de fortalecer la

sociedad civil y su aporte a la sociedad política, a través de la

aplicación de principios democráticos y éticos por medio de

profundas y necesarias reformas.

La tercera dimensión cubre la vigencia de la ética permisiva

o cultura de la normalidad.

Había una vez un hombre en el reino de Qi que tenía sed de

oro. Una mañana se vistió con elegancia y se fue a la plaza.

Apenas llegó al puesto del comerciante en oro, se apodede

una pieza y se escabulló. El policía que lo aprehendió le preguntó:

–¿Por qué robó en presencia de tanta gente? Cuando

tomé el oro –contestó–, no vi a nadie. No vi más que el oro.

Esta milenaria fábula china nos ayuda a enfocar la tercera dimensión

de la corrupción, que tiene que ver con el individuo,

con la persona. ¿Qué contenidos o valores están presentes en el

comportamiento humano? ¿Cómo se establecen las escalas de

valores o antivalores? ¿Qué es lo correcto y qué es lo incorrecto?

¿Quién tiene el mapa del corazón humano? ¿La educación

o la posición social nos liberan de la miseria humana?

Tanto la corrupción individual, como la sistémica, prosperan

producto de un clima permisivo, que a su vez es producto de

una ciudadanía apática, desorganizada, atomizada y desarticulada,

que asume la corrupción como parte de la cultura de la

normalidad y que no se propone intervenir para auditar, auscultar,

presionar y coadyuvar a cambiar el estado de las cosas.

Tal como lo afirman Raúl Granillo Ocampo, ex embajador

argentino en EE.UU.: “En la Argentina, a la gente no le preocupa

la corrupción, porque la sociedad la practica”. Para

More magazines by this user
Similar magazines