Construyendo Agenda 21 para el Departamento de ... - Corpoica

corpoica.org.co

Construyendo Agenda 21 para el Departamento de ... - Corpoica

Departamento de Guainía •

nuyeron nuevamente. Estos cambios bruscos en el monto del situado en una década, terminó

por transferir responsabilidades fiscales a la región, que se encuentra obligada a realizar

esfuerzos sin una base económica, recayendo el impacto por costo de los nuevos servicios

sobre la población que al no contar con infraestructura productiva va a trasladar la carga

tributaria hacia una mayor celeridad en el proceso extractivo ilegal20 .

Con el actual ordenamiento territorial, del lado del Estado se pueden prever dos escenarios

en el nivel central: se verá abocado a subsidiar a los macro-resguardos vía Entes

Territoriales Indígenas, y a las áreas protegidas vía cooperantes en un caso, o, a trazar estrategias

extractivas que además de ofertar servicios ambientales a la inversión externa estimulen

la participación de la gran empresa. Esta planificación centralizada, al ordenar con

un enfoque funcionalista el territorio amazónico 21 termina, a lo sumo, por proyectar la concentración

de utilidades en empresas multinacionales, en inversiones en las que el componente

étnico, la mediana minería y los comerciantes locales aparecen por fuera del circuito

productivo, transformándose en receptores marginales de regalías o en espectadores rentistas

de su entorno. Así, en el lapso de ocurrencia del proyecto minero, por ejemplo, estas

sociedades recibirían el tratamiento de fósiles de la cultura, viviendo de la generosidad internacional

además de las regalías, convertidas con la figura del resguardo en terratenientes,

pero sin que puedan utilizar los recursos de esos territorios por las características de

la legislación minera que les imposibilita económicamente para participar directamente en

los procesos de licitación, además de la legislación ambiental que sobrepone a los ordenamientos

endógenos, usos restrictivos de los demás recursos y de la propiedad privada colectiva

sustentada en realidades antropológicas, que resultan incompatibles con sus nuevas

demandas sociales y las exigencias del nuevo Estado.

Es decir, mientras los macro-resguardos evolucionan a Entes Territoriales Indígenas

para acceder directamente a los recursos de la Nación, los recursos naturales no renovables

de estos territorios son proyectados hacia aprovechamientos de gran empresa; situación

aún más compleja para el pequeño minero presionado de este modo a la minería ilegal

transfronteriza. Opción que desvirtúa la conceptualización jurídica y política sobre diversidad

étnica y participación ciudadana, para privilegiar actuaciones del nivel central, la concentración

extractiva de utilidades y el avance de procesos de reestructuración espacial del

territorio en función de ésta. De todas maneras, la planificación vertical revela, a la postre,

las metas demográficas y económicas de los macro-resguardos y áreas protegidas.

20 FAJARDO, Darío, 1994, “Territorialidad y Estado en la Amazonia colombiana”, en: Territorios, regiones y sociedades Renán

Silva (ed.), Universidad del Valle-CEREC, p. 90.

21 CORREA C., Hernán Darío, 1994, “Aridez del capital y fecundidad Wayú, en: Territorios, regiones y sociedades Renán

Silva (ed.), Universidad del Valle-CEREC, p.104.

31

More magazines by this user
Similar magazines