EXPLICACIÓN DE ACTIVIDADES DE ORACIÓN

cmalliance.org

EXPLICACIÓN DE ACTIVIDADES DE ORACIÓN

EXPLICACIÓN DE ACTIVIDADES DE ORACIÓN

(De The Hour that Changes de World de Dick Eastman, Chosen Books, 2002)

ALABANZA – Comenzar verbalizando una alabanza a Dios indica que estamos

reconociendo a Dios como Dios. (p. 29-30)

ESPERA – Esperar es un tiempo de amor silencioso. En este silencio espiritual de amar

la comunión con Dios, nos renovamos para el ministerio. (p. 37)

CONFESIÓN – Este es un sincero reconocimiento de lo que somos. Confesamos

nuestros pecados porque necesitamos saber que hemos pecado – no porque Dios lo

necesita saber. (p. 45-46)

ORACIÓN SOBRE LA ESCRITURA – Lee un pasaje de la Palabra de Dios y ora sobre ella.

¡Mientras aplicamos sistemáticamente la Palabra de Dios en la oración, comenzamos

a entender cuanto poder Dios tiene disponible para nosotros! (p.54)

VELAR – Como los vigilantes en las paredes de los tiempos bíblicos, nosotros debemos

estar alertas y atentos, no adormecidos y soñolientos. Debemos estar conscientes de

los planes del enemigo. (p. 62-63)

INTERCESIÓN – La intercesión es el método usado por Dios para envolvernos

completamente en sus planes para el universo. Estamos parados entre una

persona/mundo perdido y un Dios Todopoderoso. (p.72)

PETICIÓN – La petición es pedirle a Dios específicamente por cosas personales. Esto

no es egoísta ni anti-bíblico sino algo que estamos animados a hacer. (p.81)

ACCIÓN DE GRACIAS – Este es un acto de expresar una gratitud específica a Dios por las

bendiciones que nos ha dado. (p. 87-88)

CÁNTICO – Compone palabras de adoración en una melodía que venga de tu corazón.

Estas son las “canciones espirituales” a las que se refiere la Biblia. (p. 93-94)

MEDITACIÓN – Toma un tiempo para pensar sobre un tema espiritual en referencia a

Dios. Las palabras hebreas significan “murmurar sobre.” (p. 102-103)

ESCUCHAR – El escuchar en la oración es mentalmente absorber las instrucciones

divinas de Dios sobre asuntos específicos. (p.112)

ALABANZA – Comenzamos y finalizamos alabando a Dios porque la alabanza debe

sellar toda nuestra oración. (p. 118)


SEMANA MUNDIAL DE LA ORACIÓN

¿ASÍ QUE NO HABÉIS PODIDO VELAR CONMIGO UNA HORA?

13-20 DE MAYO DE 2012

Mientras buscamos de Dios durante esta Semana Mundial de la Oración en la

Alianza Cristiana y Misionera, le animamos a seguir el formato desarrollado

por Dick Eastman en su libro The Hour that Changed the World, basado en

las palabras de Jesús a sus discípulos justo antes de su crucifixión, “¿Así que

no habéis podido velar conmigo una hora?” (Mateo 26:40)

Si vamos a tomar la invitación de Jesús a velar con el por una hora, vamos a

necesitar cambiar nuestras prioridades durante esta semana. Necesitaremos

identificar esas cosas “urgentes” en nuestras vidas que podrían ser eliminadas

o “ayunadas” durante esta semana, de manera que dediquemos tiempo extra

para buscar a Jesús. Cada hora ayunada será diferente para cada uno de

nosotros.

A continuación se encuentran algunas cosas que podrían ser ayunadas, de

manera que podamos crear tiempo para orar esta semana:

Ayunar una comida al día

Ayuno de la televisión

Ayuno del internet, facebook, twitter

Ayuno de correo electrónico

Ayuno de algún pasatiempo

Ayuno de leer el periódico, revistas o libros

Ayuno de una hora de dormir-levantarse más temprano o dormirse

más tarde

Para algunos, podrá ser difícil encontrar una hora completa (60 minutos) de

una vez para pasar tiempo en oración. Puedes seguir la práctica de muchos en

la iglesia antigua. De manera que para “orar sin cesar,” ellos determinaron

parar varias veces a través del día para enfocarse en la oración. Ellos lo

llamaban “oficina diaria.” (Hasta el Rey David oraba siete veces al día.)

Puede que quieras tomar 15 minutos al día para orar en cuatro ocasiones

diferentes al día. Por ejemplo, antes del desayuno, en el almuerzo, antes de la

cena, y antes de dormir. La meta es crear un tiempo extra para Jesús cada día

esta semana.

Cada día habrá una Escritura sugerida para orar usando el formato de oración

de The Hour that Changes the World. Recuerda que estas uniéndote a la

Trinidad durante este tiempo de oración. Dios el Padre no es silencio y ha

provisto guardas en el muro (tu y yo) para interceder (Isaías 62:1,6-7). Jesús

está sentando a la mano derecha de Dios (Lucas 22:69) intercediendo por

nosotros (Hebreos 7:25). Y nosotros estamos sentados en lugares celestiales,

intercediendo con la Trinidad (Efesios 2:6).

Cada hora de oración está dividida en doce segmentos de cinco minutos cada

uno, método que fácilmente atrae a la persona orando y trae felicidad a

nuestro Padre en el cielo. Si encuentras difícil orar durante los cinco minutos

sugeridos para cada categoría, intenta cambiar tu postura de oración.

Por ejemplo, mientras alabas a Dios, querrás mirar por una ventana y admirar

su creación mientras lo alabas. Mientras esperas y velas, puedes escoger

postrarte ante la presencia de Jesús. Mientras confiesas y escuchas, puedes

arrodillarte ante a Él. La oración sobre la Escritura y la petición pueden ser

hechas caminando arriba y abajo. La acción de gracia y el cántico pueden

incluir gritos y danza. Mientras intercedes por el mundo, puede ser de ayuda

estar parado o arrodillado frente a un mapa de las naciones mientras las traes

al trono. Siéntete libre de usar tu propia creatividad en la dependencia en el

Espíritu Santo para ayudarte a buscar apasionadamente a Dios durante esta

hora que cambia al mundo.

Puedes estar seguro que tus oraciones traerán gran placer a nuestro Padre, a

nuestro Novio y al Espíritu Santo. Ellos también estarán llenando de incienso

las copas doradas que los 24 ancianos y las cuatro criaturas vivientes están

sosteniendo en los cielos (Apo. 5:8). Que Dios te bendiga abundantemente

mientras participas en esta hora que cambia el mundo.

More magazines by this user
Similar magazines