arrepientete generacion tus pecados han secado tu alma

mexicosiemprefiel.info

arrepientete generacion tus pecados han secado tu alma

Jesús NS Dice, “Han buscado en todas partes, menos en Mí”.

Este texto es un esfuerzo que tiene como objetivo el

apartar el velo con el que malvadamente han ocultado la

Verdad, dejando ver una parte de lo que hay detrás de lo

que está pasando precisamente por el abandono de la misión

para la que cada Heredero de Jesús por los méritos de su

Sangre Divina debió conocer y cumplir, para que la familia

de Dios triunfara sobre sus enemigos y evitar el castigo de

la justa ira de Dios sobre ‘esta generación, la más

hipócrita y la más malvada”, – a la que aislada por su

propio egoísmo se le ha hecho presa fácil en base al temor

- pánico por lo que se rechaza conocer aún los eventos que

se dan en la misma ciudad o simplemente se ignoran para no

hacer frente a la responsabilidad que se tiene sobre otros,

perdiéndose de conocer los medios que la providencia de

nuestro Padre Dios ha dado para la defensa y protección de

cada hijo que los use, y que para su propio mal no los

combatió hasta derrotarlos.

Siendo los más favorecidos los que con esta maldad les ha

dado la victoria al Enemigo que ha tomado por sorpresa a

tantos sin darles tiempo de salvación ni otra oportunidad

para lograrla, porque ni entre los cercanos hubo nadie que

les hablara de la Verdad de Dios, haciendo su parte por

evitar la hecatombe a la que se le han abierto las puertas

de par en par.

Caso de la vida real.

“Aquellos a los que no les habéis dado Alimentos y Vestidura nueva se

levantarán contra vosotros”.

Un hombre que fue secuestrado, narró este sueño de entre

los que se le dieron durante su encierro: el secuestrado se

halló en el infierno, y al primero que se topó fue a su

secuestrador. Este le preguntó a su prisionero porqué

estaba allí, y él respondió, ‘Porque conociendo a Dios a


nadie le hablé de Él.’ Y ya en ese plano, el secuestrado le

preguntó al otro porqué había terminado allí, y la

respuesta fue, ‘Porque no hubo nadie que me hablara de

Dios’.

¿Habrá un secuestro más real y verdadero que la cobardía

que inspira el Espíritu de Satán, que por la debilidad de

un corazón dividido secuestra a las almas para el Bien? Es

por eso que,

‘al que venza Yo le daré la Estrella de la Mañana’,

mientras que, ‘A este servidor inútil échenlo a las

Tinieblas; allí afuera donde solo hay llanto y rechinar de

dientes’.

Apoc.21:6-8 ‘El vencedor recibirá todo esto como herencia:

yo seré su Dios y él será mi hijo. Pero en cuanto a los

cobardes, los incrédulos, los odiosos, los asesinos, los

que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la

brujería, los que adoran ídolos, y todos los

mentirosos, les tocará en suerte ir al lago de azufre

ardiendo, que es la muerte segunda.”

Este hombre que estuvo secuestrado por 7 meses, era un

tibio para el que satisfecho con las Gracias que le fueron

regaladas, su piedad nunca había ido más allá de pedir a

Dios para él y su familia, no entendiendo que la piedad

hacia Dios es ver por la salvación de sus otros muy amados

hijos.

Esto y muchas cosas buenas le sucedieron en el encierro,

porque ahí aislado de todo lo que le impedía ver el lugar

al que le estaba llevando su cómoda existencia, Jesús, la

Luz misma se abrió paso en el tiempo del obligado descanso

ocupado en meditar, leer la Biblia, orar, y en arrepentirse

de sus muchos pecados de omisión –como le fue mostrado en

el sueño. De esta manera el secuestrado fue doblemente

liberado por Jesús: de sus captores y de la prisión eterna.


Porque,

“Aquellos a los que no les habéis hablado, en el Día

del Juicio se levantarán contra vosotros para acusaros”.

Y considerando así, que la vida humana es la expresión del

espíritu, son las víctimas los verdaderos verdugos, y si

no, ¿De dónde salieron éstos? Del vacío dejado por los

hijos de Dios para que los hijos del Enemigo se apresuraran

a llenarlo.

Soldado de los E.U. marchando bajo la bandera del Corán: debajo de la leyenda en

árabe, la frase: ‘kill’em All’: ‘mátenlos a Todos’. En la mano izquierda de este leproso,

una horrible cara, y cortada la falange distal del dedo gordo de la mano derecha.


…….

Mazatlán, Sin.1989

Jesús Dice, “ARREPIÉNTETE GENERACIÓN, tus pecados han

secado tu alma. ¿Por qué morir, generación? ¡ARREPIÉNTETE y

vivirás! ¡ARREPIÉNTETE!, porque ya no queda mucho tiempo

ahora. En esos días que vienen, el Destructor va a

revelarse él mismo, ¡Completamente! ¡Oh, hijos! ¿A quién

debo hablar para que Me escuche, ya que ahora todo se

aproxima al fin? Y ya que este fin está próximo, ve, y

anuncia a otros Mis llamados misericordiosos. El fermento

de los que explotan Mi Casa es poderoso, así que sé

vigilante y mantén tus ojos abiertos.

Jer.8:4-5 “Más aún, tú debes decirles a ellos, Así dice el

Señor; ¿cuándo caídos en el suelo, no se levantan? ¿Cuándo

ya lejos se dan cuenta de que no es el camino, no se

regresan?”

Apresúrense para que Yo pueda detener la mano castigadora

de mi Padre”.


lunes 26 de septiembre de 2011- Científicos de la NASA

dieron cuenta de una actividad extremadamente violenta de

explosiones en el Sol que, presumen que en los próximos

días impactará el campo magnético de la Tierra con gran

intensidad. Según explicaron los expertos de la NASA, las

llamaradas son similares a las ocurridas el mes de febrero

y principios de septiembre 2011, lo que coloca en evidencia

la gran actividad que se espera para este ciclo solar.

Apoc.16: 8-9 ‘El cuarto ángel Derramó su copa sobre el sol,

y le fue dado quemar a los hombres con fuego. Los hombres

fueron quemados con el intenso calor y blasfemaron el

nombre del Dios que tiene autoridad sobre estas plagas,

pero no se arrepintieron para darle gloria.’

Jesús NS explica el versículo anterior como una

misericordia de Dios el darle a conocer un poco lo que les

espera a los que se obstinaron en vivir fuera de la Ley de

Amor, permitiendo Jesús que los elementos sean desatados

contra el hombre para hacerlo recapacitar sobre otro fuego

y hielo eternos, en correspondencia a la idolatría por la

que rechazaron el infinito Amor de Dios.

………

Apoc.12:10 ‘Entonces oí una gran voz en el cielo, que

decía: “Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino

de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque ha sido

expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los

acusaba delante de nuestro Dios día y noche’.

Con su Pasión, Agonía y Muerte de Cruz, Jesús aplastó y

destruyó el poder y soberanía al Diablo, dándole al hombre

la oportunidad de redimirse por acogerse a los méritos de

Jesús viniendo a Él por la Doctrina del Arrepentimiento que

Salva, derrotando al orgulloso Satán por la humildad del

hombre que se reconoce un débil pecador –un miserable, es

decir siempre necesitado de la ayuda Divina. Y con esto el

hombre afirma el poder de Jesús de perdonar los pecados y


el del hombre acogerse a la verdadera libertad comprada al

precio de la vida de Jesús NS, su Redentor y Salvador, a la

vez que al acusarse de sus pecados le arrebata a Satán el

poder acusarlo ante Dios para pedirle que ejerza sobre el

pecador los castigos de su Justicia. Porque ya perdonado y

libre de yugo del pecado, ¿cómo podría oprimirlo si no

tiene de qué acusarlo?

Y, ¿así es que Dios tiene a Satán como a su ayudante? Claro

que no, es el hombre el que engañado o por su ignorancia

pecaminosa acude a la ayuda de su acérrimo Enemigo que hace

que ayuda al hombre para destruirlo y arrebatarlo de Dios,

siendo el hombre que a Dios a quien le causa una derrota. Y

aún así, Jesús, el siempre Abogado del hombre, le da medios

y luz para que el hombre vuelva a ponerse de pie. Por esto

Jesús es el Siempre Victorioso sobre las fuerzas del Mal,

las cuales son sometidas con el solo pronunciar de su Santo

Nombre.

Esta plena y total liberación del yugo de esclavitud de

Satanás y sujeción del pecado, es lo que significa y está

contenido en el Poder de la Cruz: Este fue el Sacrificio

Redentor de Jesús. Redimir quiere decir ‘tomar el lugar de

otro’, ‘ponerse en el banquillo de los acusados y recibir

el castigo que otro merece’; en este caso supremo, Jesús

tomó el lugar de los pecadores para saldar la deuda que

Adán contrajo con Dios, pero siendo Adán un pobre y simple

hombre no tenía ni un centavo con qué pagarla. Solo podía

ser saldada por Dios, y Dios mismo vino en la Persona de su

Hijo unigénito.

-------------

Jesús Dice: “¡No estéis temerosos de Mí! Yo me muestro para

levantaros, gente, no para aniquilaros. ‘¡Poneos de pie!’”

Es el pecado por el que el Enemigo aniquila al hombre y

derrota a Dios en cada soldado inutilizado así para la

guerra del espíritu, porque el que vive en pecado se hace


Uno con el Enemigo de Dios, así que para recobrar la

verdadera Vida en Dios y filiación de hijo, hay que

responder con prontitud a su llamado de regreso al camino

por asirse a la Mano de ayuda, para que puestos de pie por

el arrepentimiento que salva se participe en la Obra de

Redención. Jesús Dice, “Yo os he dado una misión igual a la

Mía”, para la que cada uno fue creado y enviado a la

tierra.

“¡Tengo Sed!”, sed de almas!’

Antes de exhalar su Espíritu sobre la Cruz, Jesús dijo,

“¡Tengo Sed!”, sed de almas. Y Jesús nos dice cómo debemos

apagársela. “¡Yo estoy hambriento únicamente de la voz del

arrepentimiento!” – porque por la contrición (dolor de

haber ofendido a tan inmensa Bondad), el arrepentimiento,

la penitencia y reparación, las almas regresan a Jesús para

ser salvadas por su amor redentor.

María Santísima Dice, “Con vuestro arrepentimiento y mi

Llama de Amor, vosotros participáis en la obra redentora de

mi Hijo”. – llevando la Luz a otros para que vencido el

temor con el que el Enemigo los retiene, liberados puedan

acercarse a Jesús.

Heb.7:22 ‘Porque por mucho más, Jesús es constituido el

fiador de un pacto mucho mejor. Los sacerdotes llegaron a

ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar,

pero Él, por cuanto permanece para siempre, tiene un

sacerdocio que no cambia y permanece. De esta manera, Él

puede salvar hasta en el extremo del tiempo a aquellos que

se acerquen a Dios a través de Él, porque para siempre el

vive para interceder por ellos. Un sumo sacerdote así, nos

es adecuado: santo, inocente, sin mancha ni defecto,

apartado de los pecadores y hecho aún más alto y sublime

que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como

aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios

por sus propios pecados, y luego por los del pueblo, porque


esto lo hizo una vez y para siempre, ofreciéndose a Sí

Mismo’.

En su mensaje en marzo de 1978, María, Mediadora de Todas

las Gracias, le pidió a Christine Gallagher (Irlanda):

“Di a mis hijos que regresen a Mí y a mi Hijo. Nosotros los

esperamos y amamos a todos nuestros hijos. Arrepiéntanse.

Libérense del pesado yugo que es todo pecado”…

Jesús NS cargó en su Santísimo e Inocente Cuerpo todos los

pecados del orgullo de la mente, de las palabras y de las

obras del mundo y de la carne, significados los de todo el

mundo en el aplastante peso de la Cruz –cometidos hasta ese

tiempo-. En el tropezar en las piedras del camino, en el

caer de bruces, en los insultos y porquerías arrojadas por

la chusma endemoniada y hasta en el jaloneo de los soldados

por ayudarlo a esquivar a quienes querían golpearlo al

pasar, Jesús le presenta al hombre la horrible existencia

que llevan los pecadores, que por haber rechazado su

filiación divina los demonios, sabiéndolo suyo se encargan

de atormentarlo en adelanto a lo que hacen con los

obstinados en el pecado cuando llegan al Infierno.

La Providencia del Padre llevó a Simón de Cirene a cruzarse

en el camino de Jesús y a que Longinos viera en él al que

lo salvaría de que Jesús muriera en el camino –sin haber

cumplido con su tarea de entregarlo a la soldadesca del

Templo para su crucifixión. En ese Simón están todos los

bautizados católicos, a quienes corresponde ser los

Cirineos de Jesús haciendo su parte en aligerar el peso que

llevan los pecadores, y salvarlos para el cielo de los

ataques de la chusma de demonios que los atormentan para

que confundidos, creyéndose abandonados de Dios se obstinen

en el pecado, o lleguen a la desesperación y sean perdidos

para siempre. Pero aún más. Hace muchísimos años Jesús

Dijo, “La humanidad debe regresar a Dios ya sea por mi

Misericordia o por mi Justicia. Vosotros elegís”.


Simón iba de Cirene iba en su carreta tirada por un asno,

le acompañaban sus dos pequeños hijos. Absorto en sus

asuntos no se enteró de la tragedia que Jesús libraba sobre

sus hombros; Simón llevaba sus verduras al mercado y sin

preguntar el porqué tomó el atajo que le indicaron. El

centurión le dijo a Simón, ‘Deja tu carreta y lleva la Cruz

hasta la cima’. Simón se negó arguyendo su responsabilidad

de los hijos y de la carreta. – Dios llama al pecador

imponiéndole la ‘carga’ de la enfermedad por la que salva

al pecador y sí éste llega a ‘ver’ el propósito de Dios y

le ayuda ofreciéndole los sufrimientos que sean, Jesús

entonces triunfa como lo hizo sobre la Cruz sufriendo Él

mismo en el enfermo para salvar a muchos más y con ello

derrotando al Tentador y Atormentador del hombre.

A la negativa de Simón, Longinos le dijo que le confiscaría

la carreta y le haría azotar; y de esto Simón se salvó

yendo a la fuerza a cargar la Cruz de Jesús. De esta

manera, en Longinos está representado la bota del poder del

Enemigo común a Dios y al hombre, y poder al que Dios le

permite actuar para salvar a unos pocos de entre una

muchedumbre de perdidos para Él.

Continuando con las palabras de Nuestra Madre Santísima, la

Pacificadora entre el hombre y Dios, “Oren y hagan

sacrificios. A cambio de esto yo les daré paz en sus

corazones. Algunos de mis hijos sienten que ellos no saben

cómo iniciar el camino de regreso. Solo les digo: den el

primer paso y yo los ayudaré. Yo quiero paz. Yo los amo a

todos sin importar cuán lejos se hayan ido afuera del

camino. Si solamente ustedes pudieran saber cómo sangran

por ustedes nuestros Corazones.

Hijos míos, entiendan que no les queda mucho tiempo antes

de que la mano de mi Hijo venga sobre la tierra en

justicia. Conviértanse, yo se los suplico, ahora que

ustedes aún tienen tiempo. Ustedes no saben lo que Dios va


a enviar a la humanidad. Mis hijos que han regresado a Mí y

a mi Hijo, no tienen nada que temer”.

Jesús es el Abogado y Defensor del hombre humilde que

recurre a Él con el corazón contrito por haber ofendido a

la Bondad misma, a Dios tres veces Santo.

Del mensaje de la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de

María.

Jesús Dice, “Hagan por fin a un lado, de una vez por todas,

la falsa humildad que les impide acercarse a Mí. ¿Sabes por

qué digo esto? Porque se detienen lejos, no vienen a Mí

alegando que no son dignos. Precisamente por sus pecados,

necesitan acercarse a mi Amor y que se hagan dignos también

por medio del arrepentimiento. Y a ti te digo, sufre por

ellos. El sufrimiento sólo será oscuro para ustedes

mientras estén cerca de la tierra. Cuanto más cerca estés

de mí, tanto más te alumbrará Mi esplendor. Y cuando hayas

llegado aquí al Cielo, verás delante del trono de la

Santísima Trinidad el valor del sufrimiento que nunca

pasará ni se opacará”.

Jesús Dice, “Mi amor es todopoderoso. Sumérgete en este

gran milagro de que Yo estoy continuamente a la disposición

de ustedes. Conmigo no necesitan estar parados haciendo

fila, ni pedir hora ni lugar, en todo momento y en todas

partes estoy presente. Si me llaman, mi oído ya está

dispuesto a escuchar sus peticiones y les atiendo, les

acaricio, les sano. Yo no pido la ficha con los datos del

enfermo. Yo estoy hambriento únicamente de la voz del

arrepentimiento. Este único paso les acerca a Mí: el dolor

de haber pecado. Sé que muchos de ustedes caerán de nuevo,

pero si no se extravían alejándose de nuevo de mi lado, Yo

rápidamente les puedo levantar de la postración, porque mi

mano divina está cerca de ustedes, para que vuelvan a estar

de nuevo limpios. Yo por esto, no deseo otra cosa que

gratitud, díganme por ello una palabra: ‘Gracias’.


Me preguntan, ¿cuántas veces? Cada vez que los levanto.

Esto es lo mínimo que pueden hacer. Pero si me dan las

gracias en lugar de otros también, ya están en el camino

serio del adelanto. Ora tú también, para que el número de

las almas arrepentidas y agradecidas, vaya creciendo día a

día”.

Mt.28:18 Jesús se acercó y les habló diciendo: “Todo poder

me es dado en el cielo y en la tierra. Por tanto, en todas

las naciones id y haced discípulos, bautizándolos en el

nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,

mandándoles que guarden todas las cosas que os he enseñado,

y Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del

mundo”.

Jesús Dice en dos lugares diferentes, en uno, refiriéndose

al trabajo de San Juan el Bautista, Precursor de la primera

venida de Jesús: “Rebautizad a las almas con la Doctrina

del Arrepentimiento”.

Por el arrepentimiento y contrición por haber ofendido a

Dios, a sí mismo y a otros, reconcilia al hombre con Dios,

porque “el arrepentimiento es una forma de amor activo”,

Dice Jesús, como Él mismo enseñó desde el mismo aceptar

venir en la Carne y vivir entre los hombres para salvar al

hombre –enseñando al hombre que para ser un Soldado del Rey

de Reyes, debe ponerse de pie y permanecer de pie.

María Santísima Dice, “Con vuestro arrepentimiento y mi

Llama de Amor, vosotros participáis en la obra redentora de

mi Hijo”.

Y en otro lugar Jesús nos pide, “Rebautizad a las almas

con la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de mi Madre.’

María Santísima Dice, “La Llama de Amor de mi Corazón

Inmaculado, es el mismo Jesucristo”.

Jn.1 ‘Más a cuantos son los que lo reciben, a ellos Él les

dio poder de volverse hijos de Dios, a esos que se apoyan


en su Nombre, los cuales nacen, no de sangre, ni de la

voluntad de la carne, tampoco de la voluntad de los

hombres, sino de Dios’.

María Santísima Dice, “Pasad a los paganos mi Llama de

Amor”. (a los no bautizados católicos)

María Santísima Dice, “Hijitos, para eso yo necesito de

vuestros sacrificios, esas pequeñas y grandes cosas que a

diario pueden ofrecer para que mi Llama de Amor llegue a

aquellos que viven en la oscuridad y el error. Para que las

mentes y los corazones en los que arde el odio infernal,

reciban la mansa Luz de mi Llama de Amor”.

María Santísima Dice con respecto a Jesús, “Yo soy su

vestido, Él es mi alma”. “La Llama de Amor de mi Inmaculado

Corazón es el mismo Jesucristo”, “Yo doy a vosotros la

Llama de Amor de mi Inmaculado Corazón”…

‘Vuestro poder interior es mi Espíritu Santo. Este Fuego

que os anima, os purifica y hace de vuestros espíritus

columnas de fuego… para proclamar sin miedo mi Palabra.”…

“Combatamos fuego con Fuego”: La Luz y el Fuego del

Espíritu Santo:

María Santísima Dice, “¡Tened fe y confianza! Creed por

fin, que con el poder de mi amor Maternal cegaré a Satanás,

y salvaré al mundo del abismo. Necesito de todos. ¡El mundo

entero debe aunar sus fuerzas! Debéis esforzaros por cegar

a Satanás. Os necesito a todos, individual y

colectivamente. No demoréis más, porque Satanás se quedará

ciego en la medida en que vosotros os afanéis en

conseguirlo. Si todo el mundo se une a mí, la suave luz de

mi Llama de Amor se encenderá y prenderá fuego en toda la

redondez de la Tierra. Satanás será humillado, hecho

impotente y ya no podrá ejercer más su poderío.”

Así que, para este librar la batalla, los que por

ignorantes del Poder de Dios son miedosos, son atrapados a


menos que alguien les hable, les dé a saber de la Ciencia

de Dios, de su Poder y de sus Leyes infalibles que como un

todo Dios ha puesto a disposición de sus hijos. Y solo así

se podrá unir las manos a la de María y de Jesús para la

salvación de la propia alma y las de muchos hermanos

cercanos y lejanos.

---------------

El que sí debe surgir y fomentarse es el santo temor de

Dios y la prisa por recuperar aunque sea un poquito el

tiempo perdido y robado a Dios.

A quién se debe tener miedo.

Isa.8:17-20 “Porque el Señor Dios Sabaot de los ejércitos

me dijo de esta manera tomándome con mano fuerte, y me

enseñó que no caminase por el camino de este pueblo,

diciendo: No llaméis conspiración a todas las cosas que

este pueblo llama conspiración; ni temáis lo que ellos

temen, ni tengáis miedo. Al Señor rey de los ejércitos, a

él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro

miedo”.

Porque no se mueve la hoja del árbol sin la voluntad de

Dios. Y Él toma cuidado de aquellos que ponen sus asuntos

en sus poderosas Manos, y Él, Rey de los Ejércitos toma

personal cuidado de sus Soldados, trabajadores de la Viña.

Jesús ha dicho que Él desea que sus hijos regresen a Él por

amor, en vez de que lo hagan por temor. Pero que regresen a

Él aunque sea por temor al castigo del Padre, lo que

importa es que vuelvan sus ojos y corazón hacia María y

hacia Jesús, porque solo en Ellos está la Salvación. El

hombre común se entretiene dando oído a rumores, y de hecho

solo le han llegado rumores de los que nada ha sacado ni le

han hecho sacudirse el manto de pereza, ni del terror que

lo tiene postrado y sin saber qué hacer ni adónde ir por

soluciones. Jesús Dice, “Vosotros nada sabéis porque nada

os preguntáis”. Y mientras, se ocultan las evidencias para


que la toma de consciencia sea nula y se continué por la

misma pendiente hacia el Abismo.

El juicio de Dios viene porque no se hizo nada porque Jesús

viniese a reinar en los corazones. Porque es a la

feligresía, a quien Dios le dio la responsabilidad de la

misión y tienen la culpa de no haber cumplido con ella. El

capítulo 14 del Apocalipsis habla de los 144 000 salvados,

ahí no se hace separación entre el sacerdocio de los

ministros del altar, y el sacerdocio común de los fieles:

una misma línea de la descendencia del rey David y todos

uno en la Herencia de la Sangre de Jesús. Los Testigos de

Jehová, salidos de los mismos ‘soldados romanos’ con lo

ganado a los dados de la vestidura de Jesús culminan su

confección de sectas, y en su guerra contra Dios adjudican

a ‘jehová’ los 144 000 de la Herencia de Jesús NS.

-----------

Los cuatro primeros sellos.

Apocalipsis 6:1- ‘Luego vi cuando el Cordero rompía el

primero de los siete sellos, y oí que uno de aquellos

cuatro seres vivientes decía con voz que parecía un trueno:

“¡Ven!” Miré, y vi un caballo blanco, y el que lo montaba

llevaba un arco en la mano. Se le dio una corona y salió

triunfante y para triunfar’.

Jesús es el jinete que monta el caballo blanco: su vicario

en la tierra. Jesús al profetizar sobre el fin del tiempo

anuncia la Segunda Evangelización – en todo igual a la

Suya-. Esta misión fue la que por preparación de María

Santísima realizó el ‘primero de mis hijos’, Su Santidad

Juan Pablo II,

Mt.24:14 ‘Esta buena noticia del reino se anunciará en todo

el mundo, para que todas las naciones la conozcan. Y

entonces vendrá el fin’.


Profecía que es confirmada en Apoc.11 y a la par de Jesús y

María, por Su Santidad Juan Pablo II – poseedor de todas

las buenas cualidades de un caballo, y blanco, símbolo de

los santos de la tierra. Y ‘saliendo para triunfar’ por

medio de los atletas preparados y listos para recibir la

estafeta y correr a pasarla a otros, como enseña San Pablo.

Jesús Dice… “Lo que Yo doy a uno lo doy para todos. Este es

un trabajo muy importante en Mi Reino: llevar a otros la

Palabra de mis mensajes.”

Jesús Dice, “El trabajo de los Míos es dirigir a otros a

Mí, por darme a conocer como el Camino de regreso al Padre,

la Verdad que no miente y la Vida de vida. Y luego,

dejarlos Conmigo, nunca pretendiendo ser la guía de un

alma, porque Soy Yo, el Hacedor de corazones quien hace el

resto.”

Notar que la pertenencia a Jesús, el ser parte de la

familia de Herederos es por el trabajo, y no por solo haber

recibido el Santo Bautismo y terminar teniendo a Dios solo

como un ‘credo’, dejando a otros que estorbaran el trabajo

de Dios y en arrogancia gobernaran sobre lo que no les

pertenece: “Una sola alma vale más que juntos todos los

tesoros del mundo, porque vale la Sangre de un Dios, Mi

Sangre” - derramada en su dolorosísima Pasión y Muerte de

Cruz.

Jesús NS, Dice… “Yo he dicho al joven rico, ‘Ve, vende

aquello que tienes y sígueme.’ Vosotros habéis creído que

Yo di este consejo evangélico sobre la pobreza. Sí, pero

no solamente de ésa del dinero, las tierras, los palacios,

las joyas, que son cosas que amáis y que os cuesta

sacrificio renunciar a ellas o dolor cuando las perdéis,

pero que por una vocación de amor también sabéis

despojaros…

Pero en mi frase existen otros significados todavía, como

las riquezas que Yo doy a un hijo, deben ser tesoro de


todos y no exclusivamente de uno. Y aquel uno que ha

merecido ser el tesorero, el depositario, el receptor, le

queda la gloria de ser tal, pero el don debe circular entre

todos, porque hablo o doy a uno para todos. Cuando alguien

honesto encuentra un tesoro, se apresura a entregarlo a

quien debe y no lo conserva culpablemente para sí. Aquel

que encuentra el tesoro de Mi Voz, de Mis Gracias, debe

participarlo a los hermanos, como lo que es, tesoro de

todos”…

Mal.3:6-12 “Yo, el Señor todopoderoso, os digo: ¡Volveos a

mí y yo me volveré a vosotros! Pero vosotros decís: ‘¿Por

qué hemos de volvernos a ti?’ Y yo pregunto: ¿Acaso un

hombre puede robar a Dios? ¡Pues vosotros me habéis robado!

Y todavía preguntáis: ‘¿En qué te hemos robado?’ ¡En los

diezmos y en las ofrendas me habéis defraudado! Sí, toda la

nación, todos vosotros, me estáis defraudando, y por eso

voy a maldeciros”. Yo, el Señor todopoderoso, lo he

dicho”.

¿Por qué maldeciros? Porque solo hay Dos Espíritus y solo

Dos Familias; o se trabaja para Dios o se trabaja para el

Enemigo. El que no trabaja para Dios une grito al de

Lucifer, ‘¡Yo no te serviré’! Porque, “el que no está

Conmigo, contra Mí está; y el que Conmigo no junta,

desparrama”. Lo cual Dios cierra con, “En el día de mi

visita ustedes verá cómo trato Yo a los que hacen mi

trabajo, y a los que no lo hacen”.

Oh, si el hombre fuese inteligente no se apegaría a lo que

Dios le dio como un medio para servir a Dios por llevarlo a

sus otros hijos, y no para que el hombre se sirva de Dios

como en un supermercado, o tomándolo como a un sirviente en

vez de ser un limpio tubo por el que libre corra su Agua

para bendición de muchos.

Jesús Dice: ‘El mundo se duele de los cuerpos desnutridos,

pero ¿y qué de las almas desnutridas, que de sed y hambre

mueren por el camino?...’ ‘¿Por qué Mis hijos tienen que


sufrir de hambre y de sed, mientras que los graneros del

Cielo están llenos de Pan para saciarlos y de Agua Viva que

apague su sed?’...

Nuestra Madre Santísima, “Aquellos a los que no les habéis

dado vestidos y alimentos, en el último día se levantarán

contra vosotros”.

Una y otra vez esto ha sucedido a todo lo largo de la

Historia. Piénsese en la Revolución Francesa, la Mexicana –

en copia y copiada igual alrededor del mundo-, aquellos que

atesoraron lo que Dios les dio para que hicieran su

trabajo, otros, a los que no les dieron los ‘vestidos y

alimentos’ necesarios a sus almas, vinieron a despojarlos

de todo, y sin aprender la lección siguen los pasos de sus

antepasados, con el riesgo de que les espera al final del

camino:

Dice, Jesús Dice, “Aquellos a los que no les habéis

hablado, en el último día se levantarán para acusaros.”

Por tanto, no se guarde más en un cajón el conocimiento que

Dios da para todos, ni debajo del colchón los talentos

dados por Dios para ser invertidos en su trabajo, porque

“El que camina de noche no sabe a dónde va. Por eso caminad

en la Luz mientras la Luz esté con vosotros’.

Los Hermanos de Betania.

Eze.12:12-23 El Señor se dirigió a mí y me dijo: “Si un

país peca contra mí y me es infiel, yo levantaré la mano

para castigarlo y le quitaré sus provisiones de alimento;

enviaré hambre sobre él, y haré que mueran hombres y

animales. Y si en ese país vivieran Noé, Daniel y Job, solo

ellos tres se salvarán, por ser justos. Yo, el Señor, lo

afirmo...

Cuando ellos acudan a vosotros, veréis cómo se han portado

y las cosas que han hecho, y os consolaréis del castigo que

hice venir sobre Jerusalén. Entonces reconoceréis que no me


faltaba motivo para hacer todo lo que hice con Jerusalén.

Yo, el Señor, lo afirmo”.

El buen juez comienza por su casa: “Pondré a padres contra

hijos, e hijos contra sus padres”…, consecuencia del fallo

en la misión de los padres de familia al no formar a los

hijos en Dios, regresándolos a Él como ciudadanos del

Cielo. Pasa la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de

María y enseña a tu familia, parientes, vecinos, compañeros

de trabajo, etc., sobre el arrepentimiento y la

Consagración a los Dos Sagrados Corazones, para incluirte y

a cuantos más puedas en las obras de estos 3 justos:

mientras Noé construía el Arca, advirtió a todos del

castigo y los llamó al arrepentimiento y a venir al seguro

refugio dentro del Arca.

El Corazón Inmaculado de María es el Arca de la Nueva

Alianza. En la oración ‘del sacrificio de la tarde’, Daniel

buscó conocer a Dios y Él se lo concedió ‘Porque el buscar

conocer a Dios es ya amor a Dios’– Mostrando además que

Dios nunca se niega, el siempre sale al encuentro de quien

lo busca; Daniel fue fiel en confesar su fidelidad a Dios,

el rey lo envió al foso de los leones, y Dios lo salvó

manifestando su todopoderoso poder sobre los que lo aman.

El profeta Job, en santa paciencia perseveró en su

fidelidad a Dios, en medio de la terrible prueba de la

pérdida de sus bienes y de enfermedad.

La conducta de estos tres hombres justos del Antiguo

Testamento, tienen su réplica en el Nuevo Testamento, con

los 3 hermanos de Betania: Lázaro, Martha y María

Magdalena. Y réplica de ellos, son los que como Lázaro, con

paciencia ofreció y llevó los sufrimientos ofrecidos por la

redención de su hermana María Magdalena; como Martha que

hizo de su casa un lugar de remanso para Jesús y para María

su Madre, que envió a su gente a los caminos a informar e

invitar a su casa a los que buscaban ser perdonados y

sanados por Jesús; y cómo de ser la Gran Pecadora, María


Magdalena, llegó a ser la Gran Penitente por beber del Agua

de Vida de la enseñanza de su único Rabboni (Maestro), a

Quien valientemente acompañó en el Camino del Calvario

entre la endemoniada chusma, señalándola el Salvador para

proclamar que su Misericordia vino especialmente para los

grandes pecadores, a los que por su Gran Perdón y

liberación como a María Magdalena, los transforma en

proclamadores de la Resurrección de Jesús, Vivo para

siempre en sus hijos y en medio de ellos.

María Santísima Dice: “Haced con espíritu alegre la

voluntad del Señor, pues hacer Su Santísima Voluntad con

tristeza es disminuir el gran mérito de hacerla.

La resignación ya es cosa que Dios premia. Pero la alegría

de hacer la Voluntad de Dios centuplica el mérito, y por

eso Él premia por hacer esta Divina Voluntad siempre

alegres porque es justa aun cuando acaso al hombre no le

parezca así.

Por tanto haced con espíritu alegre aquello que Dios quiere

y agradaréis a Él y a mí, Madre vuestra. Quedad en paz bajo

mi mirada que no os abandona”.

¿Habéis observado la amorosa y maternal mirada de Santa

María Tecoátlxaloupe?

Del Mensaje de Jesús, Rey de Todas las Naciones (EU) En

Diciembre 12, de 1993, Fiesta de Nuestra Señora de

Guadalupe, Jesús NS, dijo lo siguiente sobre María,

‘vuestra Madre y Mía’: "María nunca Reina más soberanamente

que cuando Ella ama más maternalmente. Haz que esto sea

conocido”.

María Santísima a través del rev padre Stefano Gobbi, nos

da la certeza:

“Porque es mi amor materno el que os salva”.


Ella continua a repetir a sus pequeños hijos lo mismo que

dijo a Juan Diego, “De que te preocupas, no estoy yo aquí,

que soy tu Madre”, ¿No acaso estás en el cruce de mis

brazos?”.

Y en el cruce de sus brazos está su Inmaculado Corazón, en

el que guarda a los hijos que a su Corazón se consagran,

viniendo por refugio, protección y segura defensa dentro de

una Fortaleza, de lo que María categóricamente afirma, “De

este punto nadie pasa’. Y siendo así, “¿Por qué temer?

¿Por qué dudar?

“Mis hijos, ustedes deben mucho, demasiado, a vuestra Madre

Celestial", Jesús dijo.

Por todo lo que esto significa, es la rica promesa para

“Aquellos que promuevan la Consagración a Nuestros Dos

Corazones y el rezo del Santo Rosario ‘desde el corazón’,

tendrán sus nombres escritos en Nuestros Corazones, y nunca

serán borrados”; aquellos que busquen el conocimiento de

Dios y lo lleven a otros; aquellos que en paciencia tengan

una constancia como la de Job y Lázaro, y rediman con el

ofrecer sus enfermedades y sufrimientos con el fin de

alcanzar que la Gracia del arrepentimiento que salva, sea

entendida y aprovechada por muchos otros; por ejercer dos

de sus poderes: el pasar a otros la Llama de Amor del

Inmaculado Corazón de María:

“Serán salvados todos los que perseveren hasta el fin” -

“Aquí se podrá ver la perseverancia de los santos” –

“Porque santo es todo aquél que porque me conoce me ama, y

cumple mis mandamientos”, Dice Jesús.

Sin embargo, la realidad es otra.

Mazatlán, Sin. 26 de Abril de 1993

“Si hubieseis conocido Nuestros Mensajes, vuestras

regiones no se encontrarían en llamas, porque habríais

comprendido estas palabras de Jesús y las habríais puesto


en práctica: Quien quiera ser grande entre vosotros, sea el

servidor de todos (Mc.19:44). Así como Jesús no vino a ser

servido, sino para servir (Mt. 20:28) y dar Su Vida en

rescate por una multitud”.

Estas consecuencias están a la vista, aunque la gran

mayoría continúa su existencia del todo ignorante de las

cosas que la familia del Enemigo común a Dios y al hombre

están a punto de caer sobre el mundo ‘como una red’.

----------------

Bondad de Dios hacia Israel.

Isa.63:7 ‘Quiero hablar del amor del Señor, cantar sus

alabanzas por todo lo que ha hecho por nosotros, por su

inmensa bondad con la familia de Israel, por lo que ha

hecho en su bondad y en su gran amor. Él dijo: “Ellos son

mi pueblo, hijos que no habrán de traicionarme.” Y los

salvó de todas sus aflicciones. No fue un enviado suyo

quien los salvó; fue el Señor en persona. Él los liberó por

su amor y su misericordia, los levantó, los tomó en brazos.

Como así lo ha hecho siempre’.

¿De cuánto se puede decir esto?¿En dónde quedó este Reino

que debía realizarse en el corazón de los hombres? ¿Dónde

el Ejército de caballos blancos – de los fieles que siguen

a Jesús en la guerra contra las fuerzas de la Masonería y

del comunismo ateo?

Apoc.11:15:19 ‘Te damos gracias Señor, Dios todopoderoso,

el que eres, que eras y que has de venir, porque has tomado

tu gran poder y has reinado. Las naciones se airaron y tu

ira ha venido: el tiempo de juzgar a los muertos, de dar el

galardón a sus siervos los profetas, a tus santos y a los

que temen tu Nombre, a los pequeños y a los grandes, y de

destruir a los que destruyen la tierra’.


Isa.63:21 ‘Pero se rebelaron contra el Señor y ofendieron

su santidad; por eso se les volvió enemigo y les hizo la

guerra. Ellos se acordaron de los tiempos antiguos, de

Moisés, que liberó a su pueblo, y se preguntaban: “¿Dónde

está Dios, que salvó del Nilo a Moisés, pastor de su

rebaño? ¿Dónde está el que puso en Moisés su Santo

Espíritu, el que hizo que su glorioso poder acompañara a

Moisés, el que dividió el mar delante de su pueblo para

alcanzar fama eterna, el que los hizo pasar por el fondo

del mar sin resbalar, como caballos por el desierto, como

ganado que baja a la llanura?” El espíritu del Señor los

guiaba. Así condujo a su pueblo y éste alcanzó fama y

gloria’.

¿Cuántos son los que se han vendido a las filas del Enemigo

en una solo y gran secta de los Testigos de Jehová? Porque

son estos los que han preparado y anunciado

El Armagedón.

Apoc.19:19 ‘Vi al monstruo y a los reyes del mundo que se

habían reunido con sus ejércitos para luchar contra el que

montaba aquel caballo y contra su ejército. El monstruo fue

apresado, junto con el falso profeta que había hecho

señales milagrosas en su presencia. Con esas señales, el

falso profeta había engañado a los que se dejaron poner la

marca del monstruo y adoraron su imagen. Entonces el

monstruo y el falso profeta fueron arrojados vivos al lago

de fuego, donde arde el azufre. Los demás fueron muertos

con la espada que salía de la boca de aquel que montaba al

caballo, y con sus carnes se hartaron todas las aves de

rapiña’.

Miq. 5: 10-13 Esto afirma el Señor: “Aquel día mataré tus

caballos y destruiré tus carros de guerra; convertiré en

ruinas tus ciudades y derribaré todas tus fortalezas;

acabaré con tus hechicerías y te dejaré sin adivinos;

destruiré tus ídolos y tus piedras sagradas, para que no

vuelvas a adorar jamás a los dioses que tú mismo hiciste”.


Jesús Dice:

“Generación, esta purificación, que ahora es como un azote

sobre ustedes, atraerá a muchos hacia Mí, y aquellos que

han desdeñado Mis Advertencias, en su aflicción regresarán

a Mí. Luego, cuando todas estas cosas ocurran, cuando cada

ser que no le fue dado vivir, vuelva a existir, prenderé la

Tierra en Fuego y los libraré del azote. Rueguen al Cielo,

que este tiempo de purificación no sea tan duro como el de

Sodoma y Gomorra. Mi Iglesia será renovada".

Nuestra Santísima Madre, Dice a sus hijos Mexicanos.

Mt.24:37-41 “Como sucedió en tiempos de Noé, sucederá

también en la venida del hijo del hombre. Antes del

diluvio, y hasta el día en que Noé entró en el arca, la

gente comía, bebía y se casaba. Pero cuando menos lo

esperaban, vino el diluvio y se los llevó a todos. Así será

también en la venida del hijo del hombre”.

‘Porque no hubo quien les hablara de la Verdad, ni les

enseñaran los medios que la misericordia de Dios ha puesto

a su alcance. Y con esto ha dicho, ‘Yo no te serviré’, es

por esto que el castigo viene.

“Otros sembraron y vosotros os beneficiasteis de sus

sudores”.

“Sabe que si tú no maduraste lo que otros sembraron, habrás

arruinado su trabajo”, Dice Jesús NS.

María Santísima Dice, “Sean ustedes árboles del Señor que

producen siempre buenos frutos, bendición para la tierra y

alegría de todo el cielo: ¡Bendita sea la Santísima

Trinidad, Padre, hijo y Espíritu Santo por todos los

siglos. Amén!”

‘Un resto’: ‘Y el número de árboles serán tan pocos que

hasta un niño pequeño los podrá contar’.


Jn. 4: 5 ‘Vosotros decís: ‘Todavía faltan cuatro meses para

la siega’, pero yo os digo que os fijéis en los sembrados,

pues ya están maduros para la siega’.

María Santísima, con gran dolor, Dice, “Porque vosotros

todo lo tuvisteis, y nada hicisteis”. San Pedro dice:

“Porque el juicio comienza por la Casa”.

Jer.5:7-11 El Señor dice: “¿Cómo voy a perdonarte todo

esto? Tus hijos me han abandonado y juran por dioses que no

son dioses. Les di comida en abundancia, pero me fueron

infieles y en masa se entregaron a la prostitución. Como

caballos sementales en celo, relinchan por la mujer de su

prójimo.(la inclusión de las herejías, de las sectas) ¿Y no

los he de castigar por estas cosas? ¿No he de dar su

merecido a un pueblo así? ¡Que sus enemigos entren y

arrasen la viña, pero que no la destruyan del todo! ¡Que le

arranquen los sarmientos, porque ya no es mi viña! ¡Israel

y Judá me han traicionado! Yo, el Señor, lo afirmo.”

“Vendré como un ladrón”, siendo Satanás el ‘Ladrón’. Por

medio del profeta Isaías Dios advierte que purificará a la

tierra con ‘navaja alquilada’. Y esto “Porque de Dios, Todo

Bondad, ningún mal puede venir”, Dice Jesús. Dios en su

Justicia y voluntad permisiva deja a esta humanidad a

merced de ‘los ídolos que adora con las obras de sus

manos’, y que por haber rechazado los medios de

purificación dados por Jesús y María, la entrega a su

enemigo para que por su diluvio de maldades sean

purificadas las almas que sabiendo el porqué, y de dónde

viene el látigo, sean salvadas para la eternidad.


Apocalipsis 6: Cuando el Cordero rompió el segundo sello,

oí que el segundo de los seres vivientes decía: “¡Ven!” Y

salió otro caballo. Era de color rojo, y el que lo montaba

recibió poder para quitar la paz de la tierra y para hacer

que los hombres se mataran unos a otros; y se le dio una

gran espada. Cuando el Cordero rompió el tercer sello, oí

que el tercero de los seres vivientes decía: “¡Ven!” Miré,

y vi un caballo negro, y el que lo montaba tenía una

balanza en n la mano. Y en medio de los cuatro seres

vivientes oí una voz que decía: “Solo un kilo de trigo por

el salario de un día y tres kilos de cebada por el salario

de un día; pero no eches a perder el aceite ni el

vino.” Cuando el Cordero rompió el cuarto sel sello, oí que el

cuarto de los seres vivientes decía: “¡Ven!” Miré, y vi un

caballo amarillento, y el que lo montaba se llamaba Muerte.

Tras él venía el que representaba al reino de la muerte, y

se les dio poder sobre la cuarta parte de la tierra para

matar con on guerras, hambres, enfermedades y las fieras de la

tierra.


Jesús Dice, “Vuestros gravísimos pecados merecen guerras,

hambruna y enfermedades”…

La tierra, segada y vendimiada.

Apoc.14:14 Miré, y vi una nube blanca, y sobre la nube,

sentado, uno semejante a un hijo de hombre. Llevaba una

corona de oro en la cabeza y una hoz afilada en la mano. Y

salió del templo otro ángel, gritando con fuerte voz al que

estaba sentado en la nube: “¡Mete tu hoz y siega, porque ya

llegó la hora y la mies de la tierra está madura!” El que

estaba sentado en la nube pasó entonces su hoz sobre la

tierra, y la tierra quedó segada.

Luego, del templo que está en el cielo salió otro ángel,

que llevaba también una hoz afilada. Y del altar salió

otro ángel, que tenía autoridad sobre el fuego y que llamó

con fuerte voz al que llevaba la hoz afilada, diciendo:

“¡Mete tu hoz afilada y vendimia los racimos de la tierra,

porque sus uvas ya están maduras!” El ángel pasó su hoz

sobre la tierra y vendimió la viña de la tierra, y echó las

uvas en un gran lagar para que fuesen pisadas. Esto

representa el terrible castigo que viene de Dios. Las uvas

fueron pisadas fuera de la ciudad, del lagar salió

sangre que llegó a la altura de los frenos de los caballos

hasta una distancia de trescientos kilómetros.

El castigo de los enemigos de Dios

Isa.63:1 ‘¿Quién es ese que viene de Bosrá, capital de

Edom, con su ropa teñida de rojo, que viene vestido

espléndidamente y camina con fuerza terrible?

“Soy yo, que anuncio la victoria y soy poderoso para

salvar”.

‘¿Y por qué traes rojo el vestido, como si hubieras pisado

uvas con los pies?’


“Sí, estuve pisando las uvas Yo solo; nadie me ayudó. Lleno

de ira pisoteé a mis enemigos, los aplasté con furor y su

sangre salpicó mis vestidos y manchó toda mi ropa. Yo

decidí que un día tendría que hacer justicia, y que había

llegado el tiempo de liberar a mi pueblo. Miré, y no había

quien me ayudase; quedé admirado de que nadie me apoyara.

Mi brazo me dio la victoria y mi ira me sostuvo. Lleno de

ira aplasté a las naciones, las destruí con furor e hice

correr su sangre por el suelo

------------------

En esta Gran Purificación ‘los que perseveren hasta el

fin’, aquellos que trabajen bien en la última hora, la cual

ya ha sonado, y que continúen a guerrear al lado de María,

Reina de Todas las Victorias.

Jesús Dice, “Serán salvados todos los que trabajen bien en

la Última Hora”… “Cualquiera que trabaje bien en la última

hora será admitido en el Reino al igual que cualquiera que,

desde el amanecer hasta el anticipado ocaso, sostuvieron el

arado hasta caer sobre él. Vosotros no os quejaréis por

tener una diferente morada en el Cielo: En el Cielo no

existe la estrecha mente de la envidia humana. Pero

conquistad el Cielo el cual Yo he creado para vosotros, y

que Yo abrí para vosotros por mi muerte sobre la Cruz.”

El Padre Celestial Dice, “Os aseguro, hijos de Mi Hijo, que

esa Hora valdrá más que mil vidas ofrendadas por el amor a

Nosotros y a vuestros hermanos”…

Y el reloj hace rato que sonó ‘la Undécima Hora’. Ver en

el Santo Evangelio, la Parábola de los Trabajadores de la

Viña.

Porque al igual que Dios hizo por medio de Gedeón, Jesús en

su Evangelio, dice que él hará ahora que es el fin de los

últimos: “Llamaré a los mancos, a los cojos, a los tuertos,

a las prostitutas” – ‘sanaré a la perniquebrada y a la


herida por los lobos rapaces’… aquellas almas contaminadas

por la Babel del Mundo, pero que esperan por el Redentor

para ser sanadas: “Porque al que mucho se le perdona, mucho

ama”, y se alisten a tomar el lugar vacío que les espera en

la primera fila de la Milicia Victoriosa de Jesús, Rey de

Todas las Naciones: cuya Líder y Pastora es la Dulce Madre

de los hijos de Dios, pero terrible guerrera contra los

Ejércitos de Lucifer cuyo capitán es Satanás.

Oración pidiendo la ayuda de Dios

Isa.63:15 Mira, Señor, desde el cielo, desde ese lugar santo y

glorioso en donde vives. ¿Dónde están tu ardiente amor y tu

fuerza? ¿Dónde están tus sentimientos? ¿Se agotó tu

misericordia para con nosotros? ¡Tú eres nuestro padre! Aunque

Abraham no nos reconozca ni Israel se acuerde de nosotros, tú,

Señor, eres nuestro padre; desde siempre eres nuestro redentor.

¿Por qué, Señor, haces que nos desviemos de tus caminos y

endureces nuestros corazones para que no te respetemos? Cambia

ya, por amor a tus siervos y a las tribus que te

pertenecen. ¡Qué poco tiempo tu pueblo santo fue dueño del

país! Nuestros enemigos han pisoteado tu templo. Estamos como

si tú nunca nos hubieras gobernado, como si nunca hubiéramos

llevado tu nombre’.

El Jinete del caballo blanco.

Apoc.19:11 ‘Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo

blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con la

justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, en

su cabeza tenía muchas diademas y tenía escrito un nombre qu

ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa

teñida en sangre y su nombre es: La Palabra de Dios. Los

ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y

limpio, lo seguían en caballos blancos. De su boca sale una

espada aguda para herir con ella a las naciones, y él las

regirá con vara de hierro. En su vestidura y en su muslo tiene

escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores.’

‘Los ejércitos celestiales’, son los Santos del cielo. Los

caballos blancos son los santos de la tierra, “Porque santo


es todo aquel que por conocerme me ama, y cumple mis

Mandamientos’. ‘El cielo y la tierra se están uniendo: “Oh,

sí vosotros pudierais ver cuánto del cielo hay en vuestro

trabajo”, Dice Jesús.

1cor.9.24-27 “Sabéis que, en una carrera, todos corren pero

solamente uno recibe el premio. Pues bien, corred de tal

modo que recibáis el premio. Los que se entrenan para

competir en un deporte evitan todo lo que pueda dañarles. Y

lo hacen por alcanzar como premio una corona de hojas de

laurel, que en seguida se marchita. Nosotros, en cambio,

luchamos por recibir un premio que no se marchita. En

cuanto a mí, no corro a ciegas ni peleo como si estuviera

dando golpes al aire. Al contrario, castigo mi cuerpo y lo

obligo a obedecerme, para no quedar yo mismo descalificado

después de haber enseñado a otros”.

¿Cuáles son las cualidades de un caballo? Inteligencia,

fortaleza, prudencia, sagacidad, fidelidad, resistencia en

las largas jornadas y gran capacidad de trabajo. Todo esto

es provisto por la Gracia de Dios. Para traer el trabajo

apostólico a la conciencia del Mundo Católico, tanto en la

provisión de Dios que cubre las necesidades de sus

trabajadores de la Viña, y para su defensa y protección, Su

Santidad Juan Pablo beatificó y canonizó a más de 2, 400

santos – cuyas causas estaban bajo 7 llaves en un esfuerzo

por despojar y desnudar cada vez más al pueblo de Dios.

RESUMEN.

Apocalipsis 18:4 La Gran Ciudad: Babilonia la Grande: el

Mundo Entero entregado por los hombres para ser el reino de

Satán.

Apoc.18:11 Los comerciantes del mundo también llorarán y

harán lamentación por aquella ciudad, porque ya no habrá

quien les compre sus mercancías: cargamentos de oro, plata,

piedras preciosas, perlas, telas de lino, púrpura, seda y


escarlata; toda clase de maderas aromáticas; objetos de

marfil, de maderas preciosas, de bronce, de hierro y de

mármol; cargamentos de canela y especias aromáticas;

incienso, mirra y perfumes; vino, aceite, flor de harina y

trigo; animales de carga, ovejas, caballos, carros y hasta

esclavos, o sea vidas humanas.

Y dirán a la ciudad: “¡Ya no tienes los sabrosos frutos que

tanto te gustaban! ¡Para siempre has perdido todos tus

lujos y riquezas!” Los que negociaban con esas cosas y se

habían enriquecido a costa de la ciudad, se quedarán lejos

por miedo a su castigo, llorando y lamentándose, y dirán:

“¡Ay, ay de la gran ciudad, la que se vestía de lino,

púrpura y escarlata; la que se adornaba con oro, perlas y

piedras preciosas! ¡En un instante se ha acabado tanta

riqueza!”

Apoc.18: 21-24 Un ángel poderoso levantó entonces una

piedra, que era como una gran piedra de molino, la lanzó al

mar y dijo: “Así, con violencia, serás derribada,

Babilonia, la gran ciudad, y nunca más volverán a verte.

Nunca más se oirá en tus calles música de arpas, flautas y

trompetas, ni habrá en ti artesanos de ningún oficio, ni se

oirá en ti el ruido de la piedra del molino. (artesanos:

logias masonas… molino, en los EU las clínicas de aborto se

llaman ‘mills’: molinos de trigo –por la persecución a

Jesús, el Grano de Trigo)

Nunca más brillará en ti la luz de una lámpara ni se oirá

en ti el bullicio de las fiestas de bodas, aunque tus

comerciantes eran los poderosos del mundo y engañaste a

todas las naciones con tus brujerías.” Pues en esa ciudad

se ha encontrado la sangre de los profetas, y de los que

pertenecen al pueblo de Dios, y de todos los que han sido

asesinados en el mundo.

"Salid de ella, pueblo mío, no sea que os hagáis cómplices


de sus pecados y os alcancen sus plagas”.

La primera forma de salir, es por el arrepentimiento que

salva – y limpia de tinieblas el alma desprendiendo las

escamas de los ojos, y así poder conocer la Verdad, y por

obedecer lo que nos dice el Espíritu de Dios por boca del

profeta Jeremías, ‘No les escuchéis aunque os digan cosas

buenas’, y Jesús, ‘Yo no os digo ‘matad a los profetas’, yo

os digo alejaos cuanto podáis de sus doctrinas y no os

acerquéis a ellos, no sea que se os pegue su baba.” Sin

embargo, ¿cómo salir, si cercados por todas partes por

Azazel, el demonio del desierto hecho por la idolatría a

los falsos cristos y falsos profetas? “Hacen la guerra a

cada santo que Yo os envió, demostrando hoy ser los más

fuertes (Dan.7:21), para libremente hablar a favor de las

falsas luces de la Serpiente Bel (lial), con las que han

cubierto al mundo de Tinieblas y asfixiado la vida de las

almas.

“Hablad fuerte, porque por haber callado el mundo está

podrido’.

Jesús Dice… “Yo Soy la verdadera Vida. Permaneced en Mí,

mis muy amados, y vosotros no experimentaréis la muerte”.

1cor-15:50 “Y mirad, que yo os revelo este designio secreto

de Dios: no todos moriremos, si no que seremos arrebatados

en un momento, en el parpadear de un ojo, al sonido de la

última trompeta”.

“Y ahí solo quedará Satanás y los que odian por no haber

aprendido a amar”, Dice Jesús NS.


Video en donde descuartizan a un hombre

‘Ranas’ usando una ‘camisa de trabajo’. Esta escena es una

de las más ‘light’ entre este nefasto mmaterial,

aterial, pero

suficiente para traer esto como la realidad que es antes de

que sea la del infeliz en las garras de estas ‘fieras del

desierto’.

En los recientes 25 años, Jesús y María, sin tregua ni

descanso recorrieron el mundo entero, a la par que lo hizo

Su Santidad Juan Pablo II para repetirle al hombre las

palabras de los Dos Candeleros que vinieron a iluminar con

su Luz al Mundo, y Dos Olivos que vinieron a traer la Paz e

instruir a sus hijos sobre el camino de regreso a la Casa

Paterna.

“Yo solo espero por escuchar vuestro grito de

arrepentimiento, para levantarme e ir a salvaros de la

furia de Satán.”

---------------------

Un Recordatorio.

Jesús Dice,


JESÚS Dice: ‘Si todo terminase en la tierra, no sería tan

malo el parecer malvado por un rato pequeño. Pronto la

gente lo olvidaría, porque la memoria es como una nube de

humo que el viento desparrama. Pero la tierra no lo es

todo. El asunto completo está en algún otro lugar. Y es en

ese ‘asunto completo’ que vosotros encontraréis

esperándoos, todo lo que habéis hecho en la tierra. Nada se

irá sin ser juzgado.

Pensad acerca de esto.’

EL INFIERNO EXISTE.

Dictado por Jesús NS a María Valtorta. (Villaregio, Italia.

1946)

Dice Jesús: ‘Una vez te hice ver el monstruo del abismo.

Hoy te hablaré de la verdad de su reino. No siempre te

puedo tener en el Paraíso. Recuerda que tú tienes la misión

de volver a llamar a los hermanos que demasiado la han

olvidado, y de este olvido que en realidad es desprecio por

la Verdad Eterna, proceden tantos males a los hombres.

Escribe por lo tanto esta página dolorosa. Después serás

consolada. Es la noche del Viernes Santo.

Escribe mirando a tu Jesús sobre la Cruz muerto entre

tormentos tales que son comparables a aquellos del

Infierno, y que ha querido tal muerte para salvar de la

Muerte a los hombres. Los hombres de este tiempo ya no

creen en la existencia del Infierno. Están aferrados a un

más allá a su gusto, de tal manera que ya no están

atemorizados en su conciencia merecedora de tan severo y

justo castigo.

Discípulos fieles al espíritu del Mal, saben que su

conciencia retrocedería ante ciertos delitos si realmente

creyesen en el Infierno tal como la Fe enseña que es; saben

que su conciencia al cometer el delito, tendría que volver

en sí misma y en el remordimiento encontraría el temor, y

en el temor encontraría el arrepentimiento, y con el


arrepentimiento el camino para volver a Mí. Pero en su

malicia, adiestrada por Satanás, del cual son siervos o

esclavos, no quiere estos retrocesos y estos retornos.

Anula por eso el creer en el Infierno como una verdad, como

un hecho consecuencia lógica e infalible destinado a los

que por voluntad propia se degradaron a vivir una

existencia de bestias para servir a la Bestia como a su

amo, y no creyendo como es realmente se inventa otro, sí,

también se lo inventan. Esta invención los empuja a creer

sacrílegamente, que el más grande de los pecadores de la

humanidad, el hijo predilecto de Satanás, aquél que era un

ladrón, como he dicho en el Evangelio que era: un

concupiscente y lascivo ansioso de gloria humana.

Como digo Yo, el Iscariote, que por hambre de la triple

concupiscencia se hizo mercader del hijo de Dios y por

treinta monedas y con la señal de un beso –un valor

monetario irrisorio y un valor afectivo ínfimo- Me puso en

las manos de los verdugos, pueda redimirse y llegar a Mí,

pasando por fases sucesivas.

No. Si él fue el sacrílego por excelencia, Yo no lo soy. Si

él fue aquél que derramó con desprecio Mi sangre, Yo no lo

hago. Y perdonar a Judas hubiera sido sacrilegio a Mi

divinidad por él traicionada, sería injusticia hacia todos

los hombres, siempre menos culpables que él, y que también

son castigados por sus pecados; sería desprecio para Mi

Sangre, en fin, sería venir a menos Mis Leyes.

He dicho, Yo, Dios Uno y Trino, que aquellos que están

destinados al Infierno duran en él por toda la eternidad,

porque de aquella Muerte no se sale a una nueva

resurrección. He dicho que aquél fuego es Eterno y que en

él estarán reunidos todos los operarios de escándalo y de

iniquidad. No creáis que esto sea hasta el momento del fin

del mundo. No. Más bien después del tremendo juicio, más

despiadada se hará aquella morada de llanto y tormento,

porque aquello que aún está concedido a sus habitantes de


tener para su infernal entretenimiento –el poder dañar a

los vivientes y el ver a nuevos condenados precipitarse en

el abismo-, ya no será, y la puerta del reino maldito de

Satanás, será clavada y remachada por Mis ángeles para

siempre, para siempre, para siempre.

Un para siempre, para siempre cuyo número de años no tiene

número y respecto al cual, si los años se convirtieran en

granos de arena de todos los océanos de la tierra, serían

menos que un día en esta Mi eternidad sin medida, hecha de

luz y de gloria en lo alto para los benditos, hecha en lo

profundo de tinieblas y horror para los malditos.

Te he dicho que en el Purgatorio es fuego de amor. En el

Infierno es fuego de rigor.

El Purgatorio es un lugar en el cual, pensando en Dios,

cuya esencia os ilumina en el momento del juicio

particular, os hace llenos del deseo de poseerlo; vosotros

expiáis la falta de amor por vuestro Señor Dios. A través

del Amor conquistáis el amor, y por grados de caridad

siempre más encendida limpiáis vuestra vestimenta hasta

hacerla blanca y brillante para entrar en el Reino de la

Luz cuyos fulgores te he mostrado hace días.

El Infierno es el lugar en el cual el pensamiento de Dios,

el recuerdo de Dios vislumbrado en el juicio particular, no

es, como para los purgantes, un santo deseo, nostalgia

afligida pero llena de esperanza, esperanza llena de

tranquila espera, de segura paz que alcanzará la perfección

cuando se vuelva conquista de Dios, pero que ya da al

espíritu purgante una alegre actividad purgativa porque

cada pena, cada momento de pena, los acerca a Dios, su

amor; sino que es remordimiento y cólera, es maldición y es

odio. Odio hacia Satanás, odio hacia los hombres, odio

hacia sí mismos.

Después de haber olvidado su dignidad de hijos de Dios,

adorado a los hombres hasta hacerse asesinos, ladrones,


estafadores, mercaderes de inmundicias para ellos, ahora

que vuelven a encontrar a sus patrones por los cuales han

matado, robado, estafado, vendido el propio honor y el de

tantas criaturas infelices, débiles, indefensas, haciéndose

instrumentos de vicios que las bestias no conocen, ahora

los odian porque son causa de su tormento. Después de

haberse adorado a sí mismos, dando a la carne, a la sangre,

a los siete apetitos de su carne y de su sangre todas las

satisfacciones, pisoteado la Ley de Dios y la ley de la

moralidad, ahora se odian porque se saben causa de su

tormento.

La palabra ‘odio’ tapiza aquél reino descomunal; ruge en

aquellas flamas, aulla en los chillidos de los demonios,

solloza y gruñe en los lamentos de los condenados: suena,

suena, suena como una eterna campana golpeada por un

martillo; resuena como una terna bocina de muerte; llena de

sí los rincones de aquella cárcel; es de suyo tormento,

porque repite en cada sonido el recuerdo del Amor para

siempre perdido, el remordimiento de haberlo querido

perder, la rabia de no poder jamás volverlo a ver.

El alma muerta, entre aquellas flamas, es como aquellos

cuerpos arrojados en un horno crematorio, se contorsiona y

cruje como animada por un nuevo movimiento vital y se

despierta al comprender su error, y muere y renace a cada

momento con sufrimientos atroces porque el remordimiento la

mata en una blasfemia y esa muerte la vuelve a llevar a

revivir a un nuevo tormento. Todo el delito de haber

traicionado a Dios en el tiempo, está de frente al alma por

toda la eternidad; todo el error de haber traicionado a

Dios en el tiempo está presente en ella para su tormento

por toda la eternidad. En el fuego, las llamas simulan

sombras de aquello que adoró en la vida, las pasiones se

dibujan en candentes pinceladas con los más excitantes

aspectos, y rechinan, rechinan a cada recuerdo.


‘Ha querido el fuego de las pasiones. Ahora tiene el fuego

quemante de Dios, cuyo Santo Fuego ha escarnecido.’

El fuego responde al fuego. En el Paraíso es fuego de Amor

Perfecto. En el Purgatorio es fuego de Amor Purificador. En

el Infierno es fuego de Amor Agraviado. Porque los elegidos

amaron la perfección. Porque los purgantes amaron

tibiamente, el amor se hace llama para llevarlos a la

perfección. Porque los malditos ardieron en todos los

fuegos, menos en el fuego de Dios. El Fuego de la Ira de

Dios los quema en eterno. Y en ese fuego están congelados.

¡!Oh!! lo que sea el Infierno no lo podéis imaginar. Tomad

todo cuanto es tormentoso al hombre sobre la tierra: fuego,

llamas, hielo, inundaciones, hambre, sueño, sed. Heridas,

enfermedades, desgracias, muerte y haced una única suma y

multiplicadla millones de veces. No tendréis más que una

sombra de esta tremenda verdad.

En el ardor insoportable está mezclado el hielo sideral.

Los condenados arden en todos los fuegos humanos, teniendo

únicamente hielo espiritual para el Señor su Dios. El hielo

los espera para congelarlos después de que el fuego los

habrá salado como pescados puestos a asar sobre una llama.

Tormento en el tormento este pasar del ardor que hincha al

hielo que aprieta.

¡!Oh!! No es un lenguaje metafórico, porque Dios puede

hacer que las almas, cargadas de culpas cometidas tengan

sensibilidad igual a aquella de una carne, aún antes de que

sean revestidos de aquella carne. Vosotros no sabéis y no

creéis. Pero en verdad os digo que os convendría más sufrir

todos los tormentos de Mis mártires antes que aquellas

torturas infernales.

(Jesús se aparece a sus discípulos )


Con el texto de este Evangelio de San Lucas.24:36, Jesús

nos habla de lo que será la segunda resurrección, o

resurrección de la carne.

…Jesús se puso en medio de ellos y los saludó diciendo:

“Paz a vosotros”. Ellos…muy asustados, pensaron que estaban

viendo un fantasma. Pero Jesús les dijo: “¿Por qué estáis

tan asustados y por qué tenéis esas dudas en vuestro

corazón? Ved mis manos y mis pies: ¡Si. Yo Soy! No soy un

fantasma. Tocadme. Los espectros no tienen cuerpo. Yo tengo

un cuerpo verdadero.” Pone su mano sobre la cabeza de Juan

que se le ha acercado. “¿Sientes? Tiene calor y es pesada.”

Le sopla a la cara: “Y esto es aliento.”…

Sentémonos, como siempre, a la mesa. ¿Tenéis algo que

comer? Dádmelo, entonces.” Andrés y Mateo…toman de la

alacena pan y pescado, y un tarro con miel. Jesús ofrece el

alimento y come. Da a cada uno un pedazo y come en su

presencia. )

La oscuridad es el tercer tormento. Oscuridad material y

oscuridad espiritual. Estar para siempre en las tinieblas

después de haber visto la luz del Paraíso y estar abrazados

por las tinieblas después de haber visto la Luz que es

Dios. ¡¡ Debatirse en aquel horror tenebroso, el cual se

ilumina solamente al vibrar del espíritu ardiente con el

nombre del pecado por el cual están clavados en este

horror!! No encontrar excusa en aquella masa de espíritus

que se odian y se dañan recíprocamente, no encontrar otra

cosa que la desesperación que los vuelve locos y siempre y

siempre más malditos. Nutrirse de ella, apoyarse en ella,

matarse con ella.

La muerte nutre a la muerte, he dicho. La desesperación es

muerte y nutrirá a estos muertos por toda la eternidad. Yo

os lo digo. Yo que también he creado aquél lugar cuando

descendí en él para traer del Limbo a aquellos que

aguardaban Mi venida, he tenido horror, Yo, Dios, de aquél

horror; y si no fuese cosa hecha por Dios y por lo tanto


inmutable porque perfecto, habría querido hacerlo menos

atroz porque Soy el Amor y de aquél horror he tenido dolor.

¡Y VOSOTROS QUERÉIS IR ALLÍ...!

Meditad, Hijos, esta palabra Mía. A los enfermos conviene

dar medicina amarga, a los afectados de gangrena conviene

cauterizarlos y cortar el mal. Esta es para vosotros

leprosos y cancerosos, medicina y cauterio de cirujano. No

la rechacéis. Usadla para curaros. La vida no dura por

estos pocos días de la tierra. La vida comienza cuando

parece que termina, y no tiene más fin. Haced que para

vosotros transcurra donde la Luz y la Gloria de Dios hacen

bella la eternidad, y no en el lugar donde Satanás es el

eterno atormentador.”

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

En su Diario, Sor María Faustina escribió varias

referencias sobre el Infierno; sobre el odio de los

demonios y sus jefes hacia la Divina Misericordia de Dios.

Ella escribe: ‘Más que todos los tormentos de los

condenados, el peor suplicio es la constante presencia de

Satanás. Su fealdad es horripilante más allá de toda

posible descripción.’ Y solo por esta presencia ella dice

sentir lástima de los condenados.

More magazines by this user
Similar magazines