La isla amarilla.pdf

forlang.wsu.edu

La isla amarilla.pdf

34

LA ISLA AMARILLA

KUAVI.­

KUAVI.­

KUAVI.­

trozo de madera que en el caso de las

mujeres es a veces fino, largo y acaba en

punta ...

KALITA CAMINA CON DIFICULTAD.

Si se camina con ellos durante muchos días

se consigue mantener el equilibrio ...

KALITA TIRA LOS ZAPATOS Y SE SUBE

LIGERAMENTE LA FALDA.

NEI COGE LOS ZAPATOS, SE LOS PONE, Y

CAMINA ENCANTADA CON ELLOS.

En las piernas llevan una finísima piel

transparente que sólo se nota al tocarla con

las manos, y que se rompe muy fácilmente.

Va atada a los muslos con una cuerda tensa

y apretada ...

KALITA SE BAJA LAS LIGAS, CAEN LAS MEDIAS

QUE SE QUITA ALIVIADA.

El taparrabos superior es colorido y

atractivo. Las partes están unidas por

conchas y cuerdas hechas con savia

seca del árbol del caucho. (KALITA

VA DESABROCHANDOSE EL VESTIDO) De este

tipo de taparrabos suelen tener varios

que se ponen según la ocasión: brillantes

para las fiestas, opacos para el trabajo, sin

adornos para estar dentro de la choza ...

KALITA TERMINA DE QUITARSE EL

KUAVI.­

KUAVI.­

PALOMA PEDRERO

VESTIDO. DEBAJO LLEVA UNA FAJA DE

CUERPO ENTERO.

Este primer taparrabos interior tiene el

nombre de faja, y sólo suelen usarlo las

mujeres papalagis de carnes abundantes. Su

función es oprimírselas lo más posible para

que no se las noten. (HACE UN GESTO DE

EXTRAÑEZA) Es de piel elástica (KALITA SE

ESTIRA LA FAJA ENTRE DIVERTIDA Y

ABRUMADA) Y suele ir cerrada a presión por

muchísimas conchitas difíciles de manipular.

(KALITA LUCHA DENODADAMENTE CON LOS

CORCHETES) Esta piel me parece a mí que

tiene algo de castigo hacia las papalagis

insaciables con la comida ...

KALITA CONSIGUE DESPRENDERSE DE LA

FAJA Y SE FROTA LAS MARCAS. DEBAJO LLEVA

UN PUNTILLOSO CONJUNTO DE ROPA

INTERIOR.

Este último taparrabos interior consta de dos

piezas independientes. La parte de arriba se

llama sostén, porque sostiene los senos. A

los papalagis no les gustan los senos a su ser

e intentan mantenerlos siempre erectos... La

parte de abajo, igual de suave y adornada,

no se la suelen quitar nunca, o muy pocas

veces.

CAMBIO DE LUZ

35

More magazines by this user
Similar magazines