manejo de la nutricion y fertilizacion en palma aceitera en costa rica

mag.go.cr

manejo de la nutricion y fertilizacion en palma aceitera en costa rica

MANEJO DE LA NUTRICION Y FERTILIZACION EN

PALMA ACEITERA EN COSTA RICA

Norberto Duran

Compaiiia Palma Tica, apdo. 30. Ciudad Neily

Rafael Salas

Universidad de Costa Rica, CIA, Facultad de Agronornia

Carlos Chinchilla y Francisco Peralta

ASD de Costa Rica. Apdo. 30-1000, Costa Rica

INTRODUCCl6N

Situaci6n del cultivo en Costa Rica

La explotaci6n comercial de la palma aceitera ha tornado un auge considerable en el

pais, particularrnente durante la ultima decada. La importancia social del cultivo se ha

incrementado notablemente, al involucrarse en esta actividad, una gran cantidad de

pequeiios y medianos productores, asi como cooperativas.

La mayoria de lag plantaciones se encuentran en el Pacifico central (Quepos-Parrita), y

en la zona sur del pais (valle de log rios Coto-Colorado). Aproximadamente, 48% del

area total sembrada hasta 1998 (37,500 ha), pertenece ala compaiiia Palma Tica.

Coopeagropal, en Coto sur, es la cooperativa mas grande, con un poco mas de 8,000 ha

sembradas, una planta extractora y una refineria. Palma Tica posee dog extractoras en

el area de Parrita-Quepos, yotra en Coto (sur del pais).

En 1998, se produjo en el pais 99,640 t de aceite crudo de mesocarpo y 19,203 t de aceite

de coquito 0 almendra. El rendimiento promedio pOT hectarea (palmas de todas lag

edades) file de 16.78 t de frota fresca. Latasa de extracci6n national file de 22.45% para

el aceite del mesocarpo, y de 4.33% para la almendra (ASD de Costa Rica, informe

intemo). El precio promedio pOT tonelada de aceite de mesocarpo file US$671 CIF

Rotterdam.

La producci6n promedio de 3.77 t de aceite/ha para Costa Rica, corresponde a una de

lag mas altas del mundo (la productividad promedio mundial en 1988 file de 2.92 t/ha).

La palma aceitera alcanza lag mayores producciones pOT unidad de area entre cinco y

seis aiios despues de sembrada en el campo. La producci6n promedio en el pais varia

entre 18 y 25 toneladas de fruta fresca/ha/aiio en poblaciones adultas (mayores de

cinco alios), dependiendo de log suelos y el manejo dado alas plantaciones. El

rendimiento potencial es cercano a 40 t/ha/aiio, pero comercialmente solo se han

obtenido producciones de alrededor de 35 t por unos pocos alios en log mejores

suel-os.

Xl C-K"UO NIlCWN/l1 Agrolttimico / HI Congre.90 Naciontll de SuelDS 1999 395

-


Manejo de 111 Nutricion y Fertilizacion en Palmtl... Cc "" .".",\",:,

,," ",,".:,,:

Requisitos climaticos del cultivo

La palma aceitera es originaria del oeste africano, pero los mejores rendimientos se hall

alcanzado fuera de esa zona de origen. El mejor desempeno del cultivo se ha observado

en zonas con una precipitacion anual entre 2 500 y 3 500 mm bien distribuida, y en

donde no se presenta una estacion seca bien definida (precipitacion minima por mes de

125mm).

La temperatura media necesaria esta en el ambitos entre 25 y 27 C, con una maxima

promedio de 29-33C, y una minima promedio de 22-24C. LaJuminosidad tambien es un

aspecto importante, y se requieren de por 10 menos cinco horns diarias de sol durante

todos los meses del alio (Uexkull y Fairhurst, s.f.; Hartley, 1988). Wood y Corley (1991)

indican que la palma aceitera parece ser el cultivo mas eficiente en terminos de uso y

producci6n de energia.

Manejo general del cultivo.

La semilla germinada de palma aceitera puede ser adquirida de empresas r~conocidas

que tengan un programa diflamico de mejoramiento genetico. Esta semilla es sembrada

inicialmente en un pre-vivero, en donde se mantiene por aproximadamente tres meses.

En esta etapa, las mejores plantulas son seleccionadas para ser transplantadas a un

vivero, en donde se mantienen por unos 9-11 meses adicionales.

Despues de una selecci6n rigurosa al fmal de la etapa de vivero, las plantas se siembran

en el campo siguiendo un patr6n de "tres bolillos", en donde carla una ocupa la esquina

de un triangulo equilatero de nueve metros de lado.

Bajo buenas practicas agron6micas, las plantas comienzan a producir racimos de buen

peso alrededor de los d05 y medio alios de edad. A partir de aqui, la produccion

aumenta marcadamente cada alio, hasta alcanzar un maximo a .1os 5-6 alios. Durante el

alio ocurre una variacion importante en la cantidad de racimos producidos. Generalmente,

la produccion empieza a aumentar hacia el fmal de la estacion seca y alcanza el pico

durante los primeros meses de la epoca de lluvias. Tambien hay fluctuacion en el

rendimiento asociado a 105 efectos de diferentes tipos de estres sobre la diferenciacion

del sexo floral. En particular, un fuerte estres hidrico afecta la produccion unos dos alios

mas tarde. Finalmente, Un tercer cicIo de fluctuacion en la produccion ocurre carla 3-4

alios y esta asociado a factores a nivel macro, posiblemente fenomenos climaticos

como el Nino y La Nifia.

Normalmente, el rendimiento comienza a disminuir despues de que las palmas alcanzan

cierta edad, 10 cual se asocia a un factor de dificultad de la cosecha. La vida util de la

plantacion la determina entonces, la altura de las palmas y la reduccion del rendimiento

con la edad.

,. ~"""'" """""",'cV"1'" c

306 XI Congreso Naciona/ Agronomico / III Congreso Naciona/ de Slte1lls 1999

,"","'~


Norberto DuNn, Rafael Salas, Carlos Chinchilla y Francisco Peralta

Suelos y sistema radical

Las mejores plantaciones de palma aceitera crecen en suelos en donde no existen

impedimentos fisicos, quimicos 0 biologicos para un buen desarrollo del sistema radical.

Una aeracion pobre en el suelo, y una baja fertilidad que cause en la planta una nutricion

desbalanceada comprometen seriamente la calidad y cantidad del sistema radical.

Varios problemas fitosanitarios de gran importancia en el cultivo se hall relacionado

con condiciones del suelo que comprometen el desarrollo y mantenimiento de un

sistema radical vigoroso(Chinchilla y Duran, 1997).

Una aeracion pobre en el suelo puede resultar de la combinacion de texturas pesadas y

baja porosidad gruesa, de la presencia de texturas contrastantes en el perfil, de la

compactacion, 0 de la presencia de un nivel freatico poco profundo (menor de un metro

de profundidad) 0 fluctuante.

La presencia de estratos gruesos superficiales restringen tambien el desarrollo radical,

y debido a su poca capacidad de retencion de humedad, exponen a la planta a un dafio

mayor durante periodos prolongados de sequia.

El sistema radical de la palma aceitera es fibroso, y relativamente superficial, con la

mayor cantidad de raices activas dentro de log primeros 30 cm (Gray, 1968). Unas pocas

falces de anclaje salen de la base de la planta, pero la mayor parte del sistema se

extiende horizontalmente. A partir de lag falces primarias, se generan log sistemas

secundario, terciario y cuatemario. Las falces de tercer y cuarto orden son lag mas

importantes para la absorcion de agua y nutrientes.

Tinker (1976) indica que el sistema radical de la palma aceitera comparado con cultivos

anuales y con algunas dicotiledoneas arbustivas, es grueso y relativamente ineficiente;

de tal forma que para mantener un suministro denutrimentos adecuado parala planta,

la disponibilidad de estos en el suelo debe de seT mas alta que la requerida pOT otras

plantas.

NUfRI CI 6 N

Requisitos nutricionales

La demanda de nutrientes de lapalma aceitera depende de factores como el clima, el tipo

de suelo, el material genetico, el manejo agronomico y el nivel de rendimiento entre

otros. En general, una poblacion de 143 plantas pOT hecwea, absorbe del suelos entre

300 y 600 Kg de log principales elementos nutritivos (Hartley 1987; Uexkull yFairhurst

s.f.). Parte de estos elementos son eventualmente reincorporados al suelo a travesde

lag hojas senescentes, lag inflorescencias masculinas y la renovacion del sistema radical.

XI Congreso Nac;onal Agronomico / HI Congreso Nac;onal de Suelos 1999 307

-


"... Manejo de I. Nutricion y FertiliZllci6n en Palma...

No obstante, este reciclaje es solo parcial, dado que existen perdidas importantes en el

sistema.

Otra fraccion de log elementos absorbidos se incorpora en los diferentes organos de la

planta durante el crecimiento. En palmas adultas, con una produccion de 25 t/ha de

racimos de frota fresca, Ng (1972) reporta estimados de absorcion de 192.5, 26, 251.4,

61.3 Y 99.3 Kg/ha de N, P, K, Mg y Ca, respectivamente. Finalmente, una fracci6n muy

importante es sacada del sistema en la cosecha. Ng (1972), indica que una cosecha de 25

t/ha, contiene 73.2, 11.6, 93.4, 20.8 Y 17.5 Kg de N,P, K, Mg Y Ca respectivamente.

Parte de la cantidad extraida en la cosecha puede seT retomada a la plantacion en forma

de racimos vacios, lodos y efluentes. Mutert (1998), reporta que 30 t de racimos vacios

de frota contienen potasio en una cantidad equivalente a 120-180 Kg de KC1.

De forma similar, la cobertura de leguminosas incorpora nitrogeno al sistema y ayuda a

mejorar el reciclaje de nutrientes. No obstante, la (mica forma de mantener 0 mejorar la

productividad es afiadiendo fertilizantes, para restituir y enriquecer el suelo con los

elementos que se pierden.

MANEJO DE LA NUTRICION

La aplicacion de fertilizantes en palma aceitera es ciertamente un factor clave que

determina el nivel de rendimiento. Sin embargo, varias practicas agronomicas influyen

soble el potencial de respuesta de las palmas a la aplicacion de los fertilizantes. POT

ejemplo, toda plantacion deberia iniciarse con el mejor material de siembra disponible,

una seleccion rigurosa en la etapa de vivero, y el uso de tecnicas de preparacion de los

suelos que ocasionen un minimo de dafio a la estrtlctura y que conserven la materia

organica. De igual manera, el aprovechamiento de los fertilizantes se ve comprometido

en condiciones de alta competencia de malezas, suelos mal drenados, y con otros

impedimentos para el desarrollo radical.

En general, las cantidades que deben aplicarse pOT palma aumentan con la edad y con

el incremento en la produccion. No obstante, el segundo afio de las palmas en el campo

(cuando la produccion comercial de racimos apenas se inicia), marca la etapa de maxima

absorci6n de algunos elementos vitales como el nitrogeno y el potasio (Ng y Tamboo

(1967), citado pol Mutert, 1999). Una buena nutricion en esta etapa (superior a los

requerimientos estimados seg


Norberto »",611, Rafael Salas, Carlos Chinchilla J' Frallcisco Peralta

venido sufriendo por algUn tiempo del problema, y es muy probable que el rendimiento

haya sido afectado en forma negativa. A maDera de referencia, se describeD brevemente

los sintomas de deficiencia de los principales elementos:

Nitrogeno. Su deficiencia es rapidamente reconocida en palrnas jovenes por el desarrollo

de un color arnarillo palido en todo el follaje, iniciandose comilmnente a partir de las

hojas inferiores. Sin embargo, en areas mal drenadas, y en donde existe competencia

por este elemento con algunas gramineas, !as hojas superiores pueden presentar un

mayor grado de amarillamiento que las inferiores. Tambien se observan deficiencias de

este elemento en suelos de textura arenosa, en donde se produce su perdida por !avado.

Fosforo. Normalmente no se observan sintomas flicilmente visibles de esta deticiencia.

El crecimiento en general es menor, notandose una reduccion en ellargo de !as hojas y

en el diametro del tronco, que puede tomar una apariencia de "lapiz". Algunas malezas

asociadas al cultivo (particularmente gramineas), pueden desarrollar una coloracion

pUrpura en el follaje de mayor edad.

Potasio. Existen dos tipos de sintomas asociados a la carencia de este elemento. El mas

com(m es eillamado "moteado confluente anaranjado" (confluent orange spotting),

que consiste en la aparicion de manchas translucidas que pasan a color naranja en las

hojas mas viejas. Conforme la deficiencia se acenwa, el centro de las manchas se seca

y lesiones cercanas se unen. Eventualmente, se desarrolla una necrosis marginal en !as

hojas a partir de la parte distal. Otro sintoma es el arnarillamiento medio de !a corona, en

donde una 0 mas hojas de la mitad de la corona, desarrolla una coloracion amarilla muy

intensa que se inicia a partir del apice. Las hojas mas jovenes son mas cortas de 10

normal, y las inferiores roman una coloracion amarillenta y se secan prematuramente.

Magnesio. Posiblemente esta es la deticiencia mas flicil de diagnosticar debido al "efecto

de sombreo", que consiste en el desarrollo de una clorosis (micamente en la porci6n de

los foliolos que reciben luz directamente. La porcion del foliolo que esta sombre ado se

mantiene mas 0 menos verde. Estos sintomas son muy evidentes en las hojas inferiores,

particularmente en la estacion seca.

Azufre. En la mayoria de !as plantaciones en Costa Rica, los contenidos de este elemento

en el suelo son bajos. No obstante, no se conoce con certeza el efecto que esta

situacion pueda tener sobre la produccion. La deficiencia se asemeja a los estados

iniciales de la carencia de nitrogeno, pero afecta principalmente las hojas mas jovenes.

Boro. Una gran cantidad de sintomas haD sido asociados a la carencia de este elemento,

y la mayoria incluyen deformaciones en las hojas mas jovenes: hojas cortas, foliolos en

forma de gancho, suberizacion del tejido del raquis, corrugamientos de !a lamina foliar,

perdida de la lamina foliar que puede quedar reducida a un muii6n etc.

Xl Collgreso Naciollal Agrollomico / HI Collgreso Nacional de Suelos 1999 309

-


"".,,~" Mllnejo de III Nutricion y FertiliZ/lcion en PIIlmll...

Muestreo foliar. Las muestras foliares se toman todos los afios de las mismas plantas,

las cuales se mantienen identificadas para este proposito. La unidad muestral

corresponde al area de donde se obtienen las muestras de suelo; unas 10 ha, en donde

se toman submuestras de 25 palmas. La hoja muestreada normalmente es la nUmero 17

en la filotaxia. Esta es una hoja completamentemadura, y como tal se asume que refleja

bastante bien el estadonutricional de toda la planta. No obstante, esta hoja puede tener

problemas Como indicadora del nivel de ciertos elementos poco moviles como el boro y

el hierro, cuyo contenido seria mejor detectado en hojas mas jovenes. En el caso del

potasio, Teoh y Chew (1987), encontraron que este elemento era mas estable en el

raquis, y su contenido en este organo estaba mejor correlacionado con el estado del

elemento en la planta.

Muestreo de suelos. En palmas jovenes, el area de suelo en donde crecen las falces

absorbentes es igual aI area cubierta por el follaje de la planta (Tan, 1979). No obstante,

una vez que el follaje de palmas contiguas se traslapa (usualmente despues de los cinco

afios), las falces de palmas vecinas se entrecruzan, de modo que el fertilizante puede ser

colocado en una area mayor (Foster y Dolmat, 1986).

Las muestras parael diagnostico de la fertilidad del suelo en palma aceitera, normalmente

se toman siguiendo el procedimiento utilizado en otros cultivos perennes. Las muestras

compuestas se toman cerca de la zona llamada de "goteo", definida como el area basta

donde llega la proyeccion perpendicular de la punta de las hojas de la palma. Es tambien

en esta zona en dondenormalmente se aplica el fertilizante. Conforme la planta crece,

el sitio de muestreo se aleja de la base del tronco. No obstante, una practica de manejo

en palma aceitera, es cortar las hojas de mas edad y colocarlas en un sitio en particular,

denominado arrume, de maDera que la materia organica y la fertilidad en este lugar es

diferente, asi como las caracteristicas fisicas del suelo. For esta razon, es conveniente

incluir como parte de la muestra, un poco de suelo proveniente de esta zona.

En la practica, se ban tornado submuestras basta una profundidad de 30 cm, de suelo

proveniente del area libre de malezas alrededor de la palma (rodaja) en sitios cerca y

opuesto al arrumen, y del area de suelo que corresponde al centro del triangulo que

Corman las palmas.

Al igual que otros cuitivos, el area de la cual se toman las submuestras (alrededor de 12-

15), para formar la muestra final que se envia allaboratorio, debe de ser homogenea y en

la practica no debe ser superior a 10 hectlireas, aunque esto depende de la variabilidad

del suelo.

Actualmente, en Costa Rica se hacen estudios para definir con mayor precision el area

optima de muestreo, particularmente en plantaciones adultas. For otra parte, los

conceptos de la agricultura de precision, ban dado pie a que se vigile mas de cerca el

retorno economico de los insumos aplicados, y se proteja el medio de aplicaciones

innecesarias. De esta forma, es posible que la unidad muestral deba reducirse en un

futuro, reconociendo la variabilidad en fertilidad existente en todos los suelos.

JI0 Xl COItgreso Nllcionlll Agronomico / HI Congreso Nllcionlll de Suelos 1999

-


Norberto Duran, Rafael SIIlas, Carlos Chinchilla y Francise ~ -' t.c:;P,iCULTUPA

..., r...

$ ~

Utilization de los res~l.t~dos .de los analisis de suelo y #Jid~.~,rj~~ Los resultados de los anallsls follares y de suelo son herramieIItas u ~1

las necesidades de fertilizantes, tomando como referencia lo~~~ ~~cti~.~

ar ~

preestablecidos. Sin embargo, las mejores recomendaciones de fert~: ~~Ik'1~

basadas en los resultados de experimentos locales en donde ~"E~ftfg~ll)[f'a'C(d~~:!TuCION.&J.

suelo, planta y clima. En la practica, debe utilizarse la experiencia y el sentido comim

para interpretar un analisis particular de tejido foliar 0 de suelos.

Varios problemas limitan la utilidad de los resultados de los analisis foliares. En primer

lugar, los contenidos de los elementos en el tejido, flucWan dentro de cada aiio y entre

aiios (Duran et at. 1997), y la planta responde a los niveles que se presentan durante

todo un periodo. Desde este punto de vista, los niveles criticos nopueden establecerse

con certeza para muchos de los elementos. Ademas, los niveles tambien varian con la

edad de la planta, y el material genetico. Debido a estos factores, los resultados deben

interpretarse con cautela, no solo pOT comparacion con los niveles criticos, sino tambien

considerando las relaciones entre elementos y los muchos factores que pueden estar

influyendo en los resultados, incluyendo los metodos de extraccion utilizados en los

laboratorios. Una determinada productividad puede corresponder con un ambito

bastante amplio en la concentracion de un determinado elemento en el tejido foliar 0 el

suelo. Segim esto, seria imprudente determinar las cantidades de fertilizante para el

cultivo, basandose en los resultados de los analisis foliares imicamente. No obstante,

se puede obtener una mejor interpretacion de las relaciones entre )os analisis foliares, I

de suelo y rendimiento, cuando se tienen datos acumulados de estas variables, durante

cuatro alios 0 mas (Duran y Chinchilla, 1997), de maDera que las fluctuaciones asociadas

a factores climaticos se tomen en cuenta para interpretar los resultados (Figura I).

. . i.

. * ** *

. .. u, z

1 2 ~ ~

..

I . t ~

t I

a

. 8 t ,;r8 8 *

I

~

...

.. *k .. 4 . I

* . *

'I 3 * .

11 '*'

, m',. .

'"

,. 0.0 .. '.0 "'6 M..o ,1.6 21.0 24.6 21.0 It 1 81.0

~£lAa


~.~~ -

M8nejo de /8 Nutric;on y Ferti/iZ8c;on en P8/mll...

En el caso de la variacion estacional en Costa Rica, se ha encontrado que el contenido

foliar de N, P, Mg y Ca es mayor durante la estacion de lluvias. En el caso del K, el

contenido es mayor durante los meses menDs lluviosos (Fig. 2). Estas fluctuaciones

son, en parte, un efecto de los antagonismos que existen entre bases en la hoja, y de la

humedad del suelo. (Fig. 3) sobre la disponibilidad de elementos. Las fluctuaciones en

cuestion, tambien estan fuertemente asociadas a la demanda para la produccion, que

tambien fluctUa en el ano.

.. i...

'-l

..t~ f

j t i

'!.. f

i .. . J

I LtI f

i

LtI

...

j ...

I'"

.-

l.tIT !

.- f

~ ...

j

... - .

- f

i

I.'" ..~

Figura 2. Variaci,)n en los niveles foliares de N,p, K, Ca y Mg en cuatro

periodos del anD. Promedios 1994-1996. Zona Sur, Costa Rica

800

500

0

.100

(It

S

n

- f

~ 400 t

i 301 .200 i

.K . .300 t-

f 200 i

"-

Go

100

8'

-400 i

0 -500

i

::!..

E FMAMJ J ASOND

Figurll -'. rromealo ae preclpuaclon

MESES

(mm) y SUCCI on ae agua ael suelO (moar) mensual,

periOdi1 1994-1996. Zona Sur, Costa Ricil

.Jll XI Congreso Nllciona/ Agronomico / HI Congreso Naciona/ de Suelos 1999


Norberto Dur4n, RlI/ael SBhJs, Cllrlos Chincltillo y Frllrlcisco Perllltll

Ambitos "optimos" de referencia de varios elementos y su variacion con la road del

cultivo se presentan en el cuadro 1.

Culldro 1. Niveles foliares de referencia para varios elementos en palma aceitera

Palm as jovenes Palm as maduras

Elemento (menores de fi anos) (mayores de fi anos)

Deficiencia Optima Deficiencia Optimo

N (%)


"" Manejo de la N"tricion y Fe/'tilizacion en Palma-.. ~QV,

--'---, ~

En el area del Pacifico central del pais, los ordenes de suelo predominantes son tambien

los Entisoles, Inceptisoles y Alfisoles. Muchos de estos suelos tienen altos contenidos

de calcio y magnesio y muy bajos contenidos de potasio. Los contenidos de azufre,

boro, zinc, y aim cobre, son con frecuencia bajos 0 muy bajos.

MANEJO DE LA FERTILIZACION

Fuentes de nutrimentos

La situacion real indica, que en general, la seleccion de las fuentes de nutrimentos se ha

hecho con base en los precios de las materias primas. En el pais, en general, se emplean

lasmezclas fisicas, las cuales son definidas con base en la interpretacion de los resultados

de los analisis foliares y de suelos.

Como fuente de nitrogeno se ha usado principalmente la urea, y en menor grado el

nitrato de amonio y el DAP: este ultimo utilizado como fuente principal de fosforo. El

cloruro de potasio ha sido la fuente tradicional de potasio, la cual tambien suple cloro,

considerado un elemento esencial en palma aceitera. La fuente tradicional de magnesio

ha sido la kieserita y/o el sulfato doble de potasio y magnesio (sulfomag), que tambien

suple azufre. En aquellos suelos, en donde los niveles de calcio y magnesio en el suelo

son altos, el sufomag no deberia utilizarse.

Cantidades.

Las cantidades recomendadas de nutrimentos se ban basado historicamente en los

resultados de los analisis foliares, pero recientemente se ha puesto atenci6n a los

analisis de suelo, considerando en particular el equilibrio entre bases.

Siguiendo una rota que eventualmente llevara a una agricultura de precision, las

recomendaciones se hacen para cada unidad de producci6n, que generalmente es un

lote entre 50 y 80 hecmreas. En un futuro, estas unidades deberan ser reducidas.

Los I\.mbitos de variacion de las cantidades por hectarea de los diferentes elementos

utilizados actualmente en Costa Rica son: nitrogeno (80-120 Kg), potasio (100-200 Kg),

fosforo (15-40 Kg), magnesio (30-70 Kg), boro (3-6 Kg), azufre (10-30 Kg). Recientemente

se ban sup lido otros elementos en areas pequeiias que muestran bajos contenidos de

zinc, y cobre. Entre los elementos menores, la palma absorbe relativamente cantidades

muy altas de Zn y Cu (aproximadamente 5 g/t de racimos de cada uno de estos elementos).

Metodos y epocas de aplicacion.

Para evitar problemas de compactacion, el fertilizante es usualmente aplicado en forma

manual. En plantaciones jovenes se hacen tres aplicaciones al aiio, colocando el

fertilizante en la rodaja. En palmas adultas se hacen dos aplicaciones al mo, y debido a

-

314 Xl Congreso Nacional Agronomico /111 Congreso Nacional de S"elos 1999

-


Norberto Duran, Rafael Salas, Carlos Chinchilla y Francisco Peraha

una distribucion del sistema radical en un mayor volumeD de suelo, el fertilizante se

aplica tanto al area de la rodaja como en los cUmulos (arrumes) de materia organica

formados por las hojas que son podadas.

Normalmente no se realizan aplicaciones de abonos foliares en ninguna plantacion

comercial de palma aceitera, pero existe interes de algunas casas comerciales de financiar

pruebas con estos productos.

Abonos organicos.

Los beneficios para el cultivo de la adicion de materia organica al suelo estan bien

documentados. ComUnmente se haD utilizado varios de los subproductos del proceso

industrial de la extraccion del aceite, tales como los racimos vacios, efluentes y lodos.

Aproximadarnente, 20% del peso de la fruta fresca que entra a la planta extractora de

aceite se convierte en racimos vacios, y cada tonelada de fruta procesada, genera entre

800 y 900 litros de efluente.

El mayor obstaculo para realizar esta practica es el alto costo del transporte, pues se

afiaden entre 35 y 50 t de racimos vacios por hectarea, los cuales contienen una alta

proporcion de agua.

Mas recientemente ha habido interes en el procesamiento de estos residuos para

formar un compost, que permita reducir los costos de transporte y aumentar la calidad

del producto afiadido. Actualmente, la Compaftia Palma Tica esta involucrada en un

proyecto en gran escala para procesar los residuos de una de las plantas extractoras en

Quepos (Torres et al. 1998).

EXPERIMENTOS DE FERTILIZACION

Actualmente, el Programa de Investigacion de ASD de Costa Rica y la Compafiia Palma

Tica conduceD varios experimentos de fertilizacion, cuyos resultados ayudaran a afmar

las cantidades de fertilizantes a aplicar para aproximarse alm mas a los rendimientos

optimos del cultivo bajo nuestras condiciones.

Experimento de mezclas en vivero y palma jOyeD. Estos experimentos haD sido instalados

en Coto (vivero) y Quepos (palmajoven, antes de entrar en la etapa de produccion). Se

utilizo la teoria de las mezclas para definir la region de mejor respuesta a dosis de

nitrogeno, potasio, fosforo y magnesio.

Experimentos de base fija y factorial PK. En los experimentos de base fija se ha hecho

una nivelacion de la fertilidad del suelo, y se estableceran tratamientos, en donde se

mantiene una base fija de todos los elementos excepto uno, del cual se usan cinco dosis

crecientes. En el area de Quepos estan ubicados experimentos de base fija de N, P, K,

XI Congreso Nacional Agronomico / m Congreso Nacional de Suelos 1999 315

"'r ,


Manejo de 1G Nutricion y Fertilizacion en Palma-..

Mg, B Y Zn. En el 'area de Coto existen experimentos de N, P, K Y Mg, ademas de un

experimento factorial con P y K. En suelos de origen volcanico se establecio un

experimento de base fija con niveles crecientes de fosfaTo.

Las fluctuaciones en el rendimiento de la palma aceitera, obligan a tamar datos par un

minima de cuatro afios para teneT una base solida sabre la cual tamar decisiones.

LlTERATURA

Chinchilla, C. y Duran N. 1997. Manejo de problemas titosanitarios en palma aceitera: una perspectiva

agron6mica. xn Conferencia Internacional sobre palma aceitera, FEDEPALMA, Cartagena, Colombia.

Setiembre 3-5, 1997. 27p.

Chinchilla, C. y Duran, N. 1999. Nature and management of spear rot-like problems in oil palm: a

case study in Costa Rica. In. 1999 PIPOC International Palm Oil Conference. Proceedings, Agriculture.

Kuala Lumpur, Malaysia. p.97-l26

Duran, N.; L6pez, S. y Chinchilla, C. 1997. Fertilizaci6n nitrogenada y variaci6n estacional de K, Ca,

y Mg foliares en palma aceitera en Costa Rica. XII Conferencia Internacional sobre Palma Aceitera.

FEDEPALMA, Colombia, Cartagena.

Duran, N. y Chinchilla, C. MI. 1997. Uso de datos hist6ricos (producci6n, y analisis quimicos), para

estimar las necesidades de fertilizaci6n en el corto plazo en palma aceitera. INPOPHOS,ANCUPA,

Ecuador.

Foster, H.L. and T. Dolmat. 1986. The effect of different methods of placement and frequency of

application of fertilizer to oil palm on an inland soil in peninsular Malaysia. PORIM Bull. No.12. Pal.

Oil Res. Int. Malaysia.

Gray, B.S and Hew, C.K. 1968. Cover crop experiments in oil palm on the west coast of Malaysia.p.56-

65. In: P.D.Turner (Ed.) Oil palm developments in Malaysia. Inc.Soc.Planters, Kuala Lumpur.

Hartley, C. 1988. The Oil Palm. 3M. ed. Longman Group. UK. 76lp.

McLean, E.O., M.D. Carbonell. 1972. Calcium, magnesium, and potasium saturation ratios in two

soils and their effects upon yields and nutrient contents of German millet and alfalfa. Soil Sc. Soc. am.

Proc. 36:927-930

Mutert, E. W. 1998. El potasio en la palma aceitera. Informaciones Agronomicas No.30, enero

1998.Instituto de la potasa y el f6sforo, Quito, Ecuador.

Ng, S.K. 1972. The oil palm, its culture, manuring and utilization. International Potash

Institute,Switzerland.

Tan, K.S. 1979. Root development of oil palm on inland soil. In Soil Physical Properties and Crop

Production in the Tropics. (eds. R. Lal and D.J. Greenland). Jolm Wiley and Son, New York.

Teoh, K.C. and Crew, P.S. 1987. The use of rachis analysis as an indicator of K nutrient status in oil

palm. Int. Oil Palm Conf. 1987, Kuala Lumpur.

Tinker, P.B. 1976. Soil requeriments of the oil palm. In Tinker, P.B. and K. W. Smilde (Eds.) Oil Palm

Research. 1963. Dry matter production and nutrient contents of plantation oil palm: Nutrient

content. Plant and Soil 19, 350-363 (1976).

Rankine, I. and Fairhurst, T. 1998. Oil Palm Series, mature. Vol.3. Potash & Phosphate Institute.

Oxford Graphic Printers Pte. Ltd. Singapure. 111 p.

Wood, B.J.. and R.H.Corley. 1991. The energy balance of oil palm cultivation. Proc. 1991 PORIM

Int. Palm Oil Conf. (Agriculture). Kuala Lumpur.

Torres, R.; Ramirez, C. y Chinchilla, C. 1998. Compostaje de los desechos agroindustriales de la

palma aceitera en Costa Rica. Seminario Internacional sobre el cultivo de la palma aceitera. Sto.

Domingo de los Colorados, Ecuador. 5p.

Uexkull H. and Fairhurst T. s.f. Fertilizing for high yield and quality. The Oil Palm. International

Potash

PAUBR.4.S CUrES: palma aceitera, fertilizacio/l

JI6' XI Congrno N8ciOIIal Agronomico / III Congreso Nacional de Sue/os 1999

-

More magazines by this user
Similar magazines