EL CABALLO BLANCO

ddd.uab.cat

EL CABALLO BLANCO

EL MUNDO DE LAS AVENTURAS

muy torpes. Por poco se aje llevan ' tres en nuestros coi

i cft P6 y en derechim

reja.

Al decir

ha del hombro de Bill, y, cambiando repentinamente

de expresión, añadió:

— ¡Por vida de Satanás! ¡Batas herido. Bill?

—No es nada,- respondió Garey. - Va arañazo.

Ni siquiera lo siento.

—¿Be veras?

—De veras.

xclamó Rube

TeÍVu?

-¿Qué

cabeza c

¿Qué har

laró en la sangre que bTota- ' Al volver rápida

Bill? Ha la, mucha-

-Y yo

librados.

digo qu sí,— epuso Garey

c n im-

paciencia .—Vas á r en el ciballo

blan

co, que e muy viv o, Va dejar tu yegua;

obien

coge el nafo

y yo o seg iré. No se •á fácil

que

escapemos

juntos pero podremos hace r qne

esos tun

guien

sTnosTa

búfalo entre un rebaño de carne

En aquel instante se me ocurr

?f-e cerro escarpado?—les prega

In mes* ti.—No podrían circunv

ahorquen si el capitán

—¡Magnífica idea!

—E-i verdad, —añadió Garey.—No hay que

hr

ü


á la seta.

os persiguiéndonos y deapiso8

que llegaban á nuestros

ventaja, pues aquella fuga,

D inesperada, les cogiá des

., Es-

onto lejos del alcanc

Garey, q Lie iba nontado

.Tco

an

»rev

—No

ñero

ni u

—8!

Viv

uiradfl s, as

iballo

pero

poderado en breve

del vi jo ca ador

y yo ¡bamosa

su (ido.

tengas miedo,

R be,—le decía su

ole.—S o nos sep urareír os de

a pulgad

—anadie 1 ls 6JCC tación de 1 monento

remos ó nonrem as juntos

rnó por un oso. Pero me pa

Galopábamos en derechura'

r nos dirigimos hacia su parte central, c

leña, deparándonos un refugio. Mientras

el ruido de Jos cascos de los caballo*

migo, y hasta percibíamos distintameri'

nas expresiones.

tenido tiempo de volv inft posición de la que pat cía impo-

q p q advirtieron que q emprer p

nte que, sin duda algttna, le pasó inadverti- I marcha, creyeron que, estando provist

al enemigo, el cual no sospechaba nuestro I excelentes caballos, nos proponfai

seta estaba enteramente libre.

v-j.t.,j«d.l«nt.!

4iin no están listos. ¡Ea!—continuó dingién-

„•*„. I—, Bill, estoy dl-po.-to. ^

no .» é.t« níe.tr. int.noion, 'se pn'.i.ron i\o

ctóii, y A medida que nos acercábamos á la tux^

3::i,'"r' p '" i "' oJ "* qn '" ie '"'""' no "

More magazines by this user
Similar magazines