EL CABALLO BLANCO

ddd.uab.cat

EL CABALLO BLANCO

tivo bascante poderoso pan

Este, por su parte, tenía

is yo estaba

soberbio animal: en esto, al menos, no podía

miento tan notable como 2a persecución de lo:

mejicanos. Ijurra pudla haber tenido notícii

d mi expedición sin que ella se la hubiere par

ticipi

r los •ftqu.

un jefe de guerrilleros. Además, yo había oído

hablar de la misteriosa conducta de e^te inise-

CAPITULO XXXVI

«AS PROYECTOS

Hacía yo todas las anteriores r

mí presentaba su superficie un hueco ó ligert

cortadura, más profunda cuanto mas se íbi

desagüe a las que caían del cielo en la parte

A pesar de que las vort

EL MUNDO DE LAS AVENTURAS

wialpresen- s por un zapato de suela

imaginación vagos recuerdos, que poco & poco

fueron adquiriendo consistencia, hasta que

pude responder satisfactoriamente á las pre-

Eutre los extraflos individuos que figuraban

en la compañía de que tenía el honor de ser

excéntrico da todos; mestizo de yttnkee y do

«lemán, procedía de no sé qué parte de las

rido, pot

D lo

se dedicaba a la botánica, sin ser, á la verdad,

muy fuerte en ella; pero también es cierto que,

cia, poseía regulares conocimientos sobre la

flora campestre y la Hilvicultura, dando pruebas

de una aptitud que no cedía á la del mismo

Linneo. Lo más sorprendente de todo es qufl

alidadesintelec

ura, pero de cu

pío, tenía un brazo más largo que otro; cada

ana de las piernas cortadas por diferente pa

More magazines by this user
Similar magazines