en el interior y otros cuentos.pdf - Caballo Perdido

revistacaballoperdido.com

en el interior y otros cuentos.pdf - Caballo Perdido

ACTA DEL JURADO

Pereira, Noviembre 30 de 2010

Como designada para ser la Jurado final del Primer Concurso de

Cuento Minero de Quinchía, previa selección de un primer equipo

de jurados, es para mí muy importante el compartirles las siguientes

observaciones:

Primero, es muy meritorio para Minera Quinchía S.A.S., la

Alcaldía Municipal, la Casa de la Cultura y finalmente para la comunidad

estudiantil convocar, patrocinar y participar de un concurso literario.

También para mí es meritorio el hecho de ser jurado del concurso, y

aunque a mis manos sólo llegaron 30 de los casi doscientos cuentos

presentados, puedo darme cuenta del inmenso orgullo que los niños

y jóvenes sienten frente a las prácticas de minería de su región. Pero

además de su orgullo, dan a conocer la dureza del trabajo, el temor por

los riesgos y el deseo de que la minería llegue a ser un bien compartido

por la colectividad, sin ambiciones ni egoísmos.

Segundo, dadas las características de los cuentos debo resaltar

el hecho de que aún se observan dificultades escriturales, tanto en

la redacción como en la distinción de las características particulares

de cada uno de los géneros narrativos, pero de otra parte se siente el

acompañamiento de los profesores en el ejercicio de construcción de

los relatos.

Tercero, después de una lectura atenta que trató de tener en

cuenta el nivel de redacción, el estilo, las técnicas para construir un

conflicto, y el nivel de desarrollo de los personajes me ha parecido que

los ganadores son los siguientes cuentos:

Primer lugar: En el interior

Segundo lugar: Lágrimas deslizadas

Tercer lugar: El abuelo y el tesoro ideal

En el interior se desarrolla en primera persona, y posee toda la

fuerza del narrador protagonista que se sabe condenado a muerte. Su

pensamiento se mueve de un lugar a otro en el espacio y en el tiempo

para encontrar las razones de su desgracia y anticipar el espectáculo

ofrecido por los medios de comunicación alrededor de su sufrimiento.

Cuarto, como recomendación a los organizadores del concurso

señalar que en próximas versiones deberán establecerse dos categorías,

pues el nivel de los niños menores no puede compararse con el de los

mayores por obvias razones.

Gracias a todos,

Susana Henao Montoya

Universidad Tecnológica de Pereira

6

Similar magazines