Personal no docente - Ambientum

ambientum.com

Personal no docente - Ambientum

1. INTRODUCCIÓN

2. CONCEPTOS BÁSICOS Y LEGISLACIÓN

3. CAÍDAS DE PERSONAS AL MISMO NIVEL

Í N D I C E

4. CAÍDAS DE PERSONAS A DISTINTO NIVEL

4.1. Escaleras fijas

4.2. Escaleras de mano

5. RIESGO DE GOLPES

5.1. Golpes con puertas

5.2. Golpes con materiales

5.3. Choques entre personas

6. GOLPES O CORTES POR OBJETOS O HERRAMIENTAS

7. RIESGO DE CORTE Y PINCHAZOS

7.1. Medidas preventivas generales

7.2. Medidas preventivas en el uso de cuchillos

8. CONTACTOS TÉRMICOS

8.1. Quemaduras por calor

8.2. Quemaduras por frío

9. EXPOSICIÓN A TEMPERATURAS EXTREMAS

9.1. Altas temperaturas

9.2. Bajas temperaturas

10. ACCIDENTES POR ATRAPAMIENTOS

11. RIESGO ELÉCTRICO

12. RIESGOS ASOCIADOS A LA MANIPULACION DE ALIMENTOS

12.1. Condiciones de los locales y utensilios

12.2. Recomendaciones para los manipuladores de alimentos

13. RIESGO BIOLÓGICO

14. ATROPELLOS Y GOLPES CON VEHÍCULOS (TRANSPORTE RUTA ESCOLAR)

15. ACCIDENTES DE TRÁFICO

16. CONDICIONES AMBIENTALES DEL MEDIO AMBIENTE FÍSICO DEL TRABAJO

1


17. RUIDO

18. INCENDIOS

18.1. Medidas de prevención de incendios

18.2. Medidas de actuación ante un incendio

19. EXPLOSIONES

20. MANIPULACION DE PRODUCTOS QUIMICOS

20.1. Manipulación de productos de limpieza

21. EXPOSICION A RADIACIONES NO IONIZANTES

22. ATRAPAMIENTOS Y CONTACTO TÉRMICO FOTOCOPIADORA

23. EXPOSICIÓN A SUSTANCIAS NOCIVAS O TÓXICAS

24. EXPOSICIÓN A OZONO

25. SOBREESFUERZOS

26. POSTURAS FORZADAS

27. MOVIMIENTOS REPETITIVOS

28. CARGA MENTAL

29. RIESGOS EMERGENTES

29.1. Introducción

29.2. Riesgos físicos emergentes relacionados con la salud y la seguridad en el

trabajo

29.3. Buenas prácticas para la disminución de los Trastornos

Musculoesqueléticos (TME)

30. RIESGOS PSICOSOCIALES

30.1. Introducción

30.2. Ritmo de Trabajo y Carga Mental

30.3. Estrés Laboral

30.4. Síndrome del Quemado o Burnout

30.5. Mobbing

30.6. Acoso Sexual

30.7. Bullying

BIBLIOGRAFÍA

30.8. Violencia en el Trabajo

2


1. INTRODUCCIÓN.

Prevenir las enfermedades profesionales, los accidentes laborales y, en general,

cualquier perjuicio en la salud de los trabajadores del sector de la enseñanza supone

dar un paso adelante en la mejora de sus condiciones de vida y trabajo.

La Seguridad es responsabilidad de todos los integrantes del Centro Educativo. Todos

debemos contribuir en la lucha contra los accidentes. Los esfuerzos en Prevención

serán recompensados con el éxito si todos colaboramos en la identificación y

eliminación de los riesgos. Preocuparnos por la seguridad y la salud del personal no

docente en los Centros Educativos supone proporcionar bienestar a los trabajadores

en su relación inmediata con el trabajo que realizan; es por tanto, ocuparse de la

calidad del sistema educativo.

El trabajo es sobre todo una necesidad e influye de manera determinante en la vida de

los trabajadores. Efectivamente puede ser nocivo para la salud de quien lo realiza,

pero también puede ser beneficioso si se realiza en las condiciones adecuadas de

seguridad, con autonomía y responsabilidad proporcionadas a nuestras capacidades

personales, un ambiente adecuado, siendo participes de la importancia de nuestra

labor en el conjunto del centro educativo y su aportación social. Ello puede y debe

suponer una fuente de autorrealización personal y por tanto de salud.

A lo largo de estas páginas vamos a ver una serie de consejos para evitar los riesgos

más comunes que conlleva el desarrollo de nuestra actividad como personal no

docente dentro de un Centro Educativo.

No obstante, además de la información recogida en este manual, deben considerarse

los riesgos propios del Centro en que se está trabajando, y que no dependen de la

actividad propia del personal no docente. Por ello, se deben conocer y acatar las

normas de seguridad y medidas de emergencia de cada Centro Educativo.

3


Recuerde que la empresa debe proporcionar las mejores condiciones

de seguridad posible, pero no debemos olvidar que somos nosotros

los que, con nuestras actitudes, podemos colaborar en

CAÍDA DE PERSONASAL MISMO NIVEL

la mejora de dichas condiciones

4


2. CONCEPTOS BÁSICOS Y LEGISLACIÓN

2.1. CONCEPTOS BÁSICOS

2.1.1. SALUD E INCAPACIDAD LABORAL

Definiciones de salud hay muchas y, además, han ido cambiando con el tiempo. En la

actualidad, la definición de la salud más extendida es la que realizó la Organización

Mundial de la Salud, que la define como:

La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no meramente la

ausencia de enfermedad

Por otra parte, los daños ocurridos a la salud, entendidos como desequilibrios físicos,

mentales o sociales pueden ser clasificados en dos categorías:

Contingencias Comunes: daños a la salud ocurridos por motivos extralaborales

(fuera del medio ambiente laboral).

Contingencias Profesionales: daños a la salud derivados del trabajo

(enfermedades o lesiones ocurridas dentro del medio ambiente laboral).

Dentro de este apartado se contemplan los casos de Accidentes de Trabajo y

Enfermedades Profesionales, tratados en las próximas páginas.

Cuando un trabajador no puede desempeñar su trabajo por haber sufrido un daño en

su salud, cuyo origen sea una contingencia común o una contingencia profesional, se

encuentra en la situación de INCAPACIDAD LABORAL, y tendrá derecho al uso de la

acción protectora de la Seguridad Social. En función de la duración que tenga la

incapacidad laboral, la situación del trabajador puede clasificarse en Incapacidad

Temporal e Incapacidad Permanente.

5


2.1.2. ACCIDENTE DE TRABAJO

DEFINICIÓN LEGAL: Trabajadores por cuenta ajena

El concepto de accidente de trabajo, desde un punto de vista legal y reglamentario,

viene especificado en el artículo 115 del Texto Refundido de la Ley General de

Seguridad Social (R.D. 1/94), que lo define como «toda lesión corporal que el

trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta

ajena».

Como puede verse, la definición hace referencia a la necesidad de que exista

lesión del trabajador, sea cual fuere su gravedad o consecuencias. En

ocasiones, la gravedad de la lesión que sufra un trabajador o la existencia de la

misma es un hecho en gran parte fortuito, de manera que algunos accidentes

potencialmente muy importantes, como por ejemplo una explosión, pueden

causar daños materiales irreparables y, por fortuna, no causar lesión alguna a

los trabajadores. En este caso, el accidente no cabría considerarlo como

accidente de trabajo desde el punto de vista legal, por lo que suele utilizarse el

calificativo de accidente blanco o las denominaciones de incidente o

cuasiaccidente.

Por ejemplo (figura):

- Un paquete apilado que cae sobre el pie de un trabajador produciéndole un daño es

considerado un accidente.

6


- Un paquete apilado que cae sobre una zona de paso pero que no afecta a ningún

trabajador que circule por la zona es considerado un incidente.

DEFINICIÓN LEGAL: Trabajadores por cuenta propia o autónomos

El concepto de accidente de trabajo desde un punto de vista legal para trabajadores

autónomos, viene recogido en el artículo 3 del Real Decreto 1273/2003, que lo define

como «el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por

su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación del régimen

especial».

Por tanto, según esta definición, quedan excluidos los accidentes que el trabajador

sufra al ir o volver del lugar de trabajo.

Se debe partir de la premisa de que los accidentes son siempre evitables,

no existiendo la mala suerte como causa de los mismos

7


Clasificación

Cualesquiera que sean las causas que han motivado un accidente, estos pueden

clasificarse atendiendo a diferentes criterios:

Lugar de trabajo

Situación laboral del trabajador

Por la gravedad de la lesión

(en función de la apreciación médica)

2.1.3. ENFERMEDAD PROFESIONAL

CLASIFICACIÓN DE LOS ACCIDENTES

Sucedidos en el centro de trabajo

"In Itinere".

Con baja (si al día siguiente de haberse

producido el accidente el trabajador no

acude a su puesto de trabajo).

Sin baja.

Leves.

Graves.

Mortales.

Desde un punto de vista legal, el artículo 116 del Texto Refundido de la Ley General de

Seguridad Social (R.D. 1/94) define como enfermedad profesional «toda enfermedad

contraída a consecuencia de trabajo ejecutado por cuenta ajena, en las actividades

que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y

desarrollo de esta Ley, y que esté provocado por la acción de elementos o sustancias

que en dicho cuadro se indiquen por cada enfermedad profesional». El cuadro al que se

hace referencia en dicha definición viene recogido en el Real Decreto 1995/1978, de

12 de mayo y sus modificaciones posteriores: R.D. 2821/1981 Y Resolución de 30 de

diciembre de 1993.

8


Según las puntualizaciones realizadas, aquellas enfermedades causadas por la

exposición a sustancias o agentes no incluidos en la lista oficial de la Seguridad Social

no se consideran como profesionales, dándoles el calificativo de enfermedades del

trabajo. El apartado «e» del artículo 115.2 define las enfermedades del trabajo como

«las enfermedades no incluidas como enfermedades profesionales, que contraiga el

trabajador con motivo de la realización de su trabajo siempre que se pruebe que la

enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo».

Las enfermedades del trabajo tienen la consideración legal de accidente de trabajo.

2.1.4. TÉCNICAS DE PREVENCIÓN DE RIESGOS

La Prevención de Riesgos Laborales es la "herramienta" utilizada para la protección de

la salud del trabajador en el medio ambiente laboral. La Seguridad en el Trabajo, la

Higiene Industrial, la Medicina del Trabajo y la Ergonomía y Psicosociología Aplicada

son las técnicas preventivas, utilizadas en la mejora de las condiciones de trabajo, para

conseguir que el trabajo se realice en unas condiciones adecuadas que, además de no

perjudicar ni física, ni mental, ni socialmente, permitan el desarrollo integral de los

individuos a través de su trabajo.

Seguridad en el trabajo

La Seguridad en el Trabajo estudia las condiciones materiales que ponen en peligro la

integridad física de los trabajadores a causa de los Accidentes de Trabajo.

9


Se entienden por condiciones materiales:

Condiciones generales de los locales.

Máquinas y equipos.

Herramientas manuales y a motor.

Manipulación mecánica de cargas.

Condiciones de almacenamiento de los materiales.

Utilización de la electricidad.

Condiciones de protección contra incendios en los locales.

Higiene industrial

Es la técnica preventiva que estudia, caracteriza, evalúa y elimina o controla los

contaminantes físicos (formas de energía como ruido, vibración, etc.), químicos

(materia no viva que puede entrar en el organismo por distintas vías) y biológicos

(producidos por microorganismos) presentes en el medio de trabajo, que pueden

causar alteraciones reversibles o permanentes en la salud (enfermedad laboral).

10


Ergonomía y Psicosociología

La Ergonomía trata de adecuar el trabajo a la persona de tal forma que todo se diseñe,

proyecte y organice para se trabaje en unas condiciones adecuadas.

La Psicosociología aborda la investigación y evaluación de los riesgos psicosociales

mediante los métodos, conceptos y principios de la Psicología y la Sociología.

11


Es Aplicada porque con sus investigaciones pretende mejorar las condiciones de

trabajo para lograr un ajuste entre las características individuales y las exigencias del

trabajo.

El objetivo de la Ergonomía y Psicosociología es que el trabajo sea lo

más seguro, rápido, sencillo y confortable posible

Recordemos, una vez más, la definición de salud proporcionada por la O.M.S.:

La salud es el estado de bienestar físico, mental y social completo

y no meramente la ausencia de enfermedad

Por lo recogido en las líneas anteriores, se entiende por qué la Salud Laboral estudia

también las condiciones psíquicas y sociales. De nada serviría estar sano físicamente si

psicológicamente no estamos bien.

Medicina del Trabajo

La Medicina del Trabajo estudia las consecuencias de las condiciones materiales y

ambientales sobre la salud de los trabajadores.

12


Detecta los posibles daños en la salud del trabajador que puedan ser causados por los

riesgos a los que se está expuesto, y recomienda las limitaciones o modificaciones

necesarias para el desarrollo de sus tareas. Por lo tanto, es necesaria una estrecha

cooperación con el resto de disciplinas, ya que necesita conocer los riesgos a los que

está expuesto el trabajador para establecer las pruebas médicas que se deben efectuar

en los reconocimientos médicos.

2.2. LEGISLACIÓN

2.2.1. NORMATIVA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (L.P.R.L)

En la exposición de motivos, y en particular su apartado 5, se dice cuál es el objetivo

fundamental que persigue la L.P.R.L.: la protección de la seguridad y la salud de los

trabajadores. Para ello, la Ley establece un nuevo enfoque en el establecimiento de

las condiciones de trabajo: LA PREVENCIÓN, que va a constituir, como el título de la

Ley indica, el principio fundamental. Se entenderá por prevención "el conjunto de

actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la

empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo".

ACTUAR ANTES DE QUE SE

PRODUZCAN LOS DAÑOS

SOBRE LA SALUD

Otra normativa de prevención

=

EVITAR LOS RIESGOS

Además de la L.P.R.L., también forman parte de la normativa de prevención:

El desarrollo reglamentario de la L.P.R.L.

Normativa de ámbito no laboral, como por ejemplo los distintos Reglamentos

de Seguridad Industrial.

13


Los Convenios Colectivos.

En los Convenios Colectivos se podrá desarrollar la L.P.R.L. y sus normas

reglamentarias, llevando sus obligaciones a ámbitos más específicos del centro de

trabajo, o de la empresa, o de la demarcación territorial o profesional del convenio.

2.2.2. OBLIGACIONES Y DERECHOS

La L.P.R.L. reitera el derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de

seguridad y salud en el trabajo. Estos derechos pueden ser de tipo individual: como,

por ejemplo, el de recibir cada trabajador la formación necesaria en materia

preventiva; o derechos de tipo colectivo: como el de ser consultados, a través de sus

representantes y por parte del empresario, a la hora de decidir la introducción de

nuevas tecnologías que puedan tener consecuencias sobre la seguridad o la salud en el

medio de trabajo. De esta forma, todo aquello que constituya un derecho de los

trabajadores es, a su vez, una obligación para el empresario.

DERECHO DEL TRABAJADOR A LA PROTECCIÓN

EFICAZ CONTRA LOS RIESGOS DEL TRABAJO

OBLIGACIÓN DEL EMPRESARIO DE PREVENCIÓN

DE LOS RIESGOS DEL TRABAJO

14


Obligaciones del empresario

En el artículo 14.3 de la L.P.R.L. se formula que, en todo caso y al margen de la

obligación general de seguridad, "el empresario deberá cumplir las obligaciones

establecidas en la normativa sobre prevención de riesgos laborales"; es decir, las que

se denominan como "obligaciones específicas o particulares" que se encuentran

recogidas en los artículos 16 a 32 de la L.P.R.L. Para su mejor compresión y análisis, las

hemos agrupado, atendiendo a la naturaleza, contenido y objeto de la obligación, en

tres grupos:

Obligaciones relacionadas con las condiciones y organización del trabajo. Es el

empresario quien impone las condiciones laborales y, por tanto, él que debe

asegurar que dichas condiciones no suponen un riesgo para la seguridad y salud

de los trabajadores.

Obligaciones de organización de la prevención. Se refiere a medidas de

organización dedicadas a la prevención y su integración en la estructura

organizativa de la empresa.

Obligaciones respecto de los trabajadores. Aquellas que exigen al empresario

conductas respecto de los trabajadores.

15


OBLIGACIONES RELACIONADAS

CON LAS CONDICIONES

Y ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

GENERALES

• Garantizar que los equipos de

trabajo sean los adecuados

(art. 17 L.P.R.L.).

• Proporcionar a los

trabajadores equipos de

protección adecuados y velar

por el uso efectivo de los

mismos (art. 17 L.P.R.L).

EN CIRCUNSTANCIAS

EXCEPCIONALES

O ESPECIALES

• Analizarlas medidas a adoptar

en situaciones de emergencia

(art.20 L.P.R.L).

• Adoptar las medidas y dar las

instrucciones necesarias para

que, en caso de peligro grave e

inminente, los trabajadores

puedan abandonar de

inmediato el lugar de trabajo

(art. 21 L.P.R.L).

OBLIGACIONES DEL EMPRESARIO

OBLIGACIONES RELACIONADAS

CON LA ORGANIZACIÓN

PREVENTIVA EN LA EMPRESA

•Realizar un Plan de

Prevención de Riesgos

Laborales (art. 2 Ley 54/2003).

• Elaborar y conservar a

disposición de la autoridad

laboral y sanitaria la

documentación relativa a las

obligaciones establecidas (art.

23 L.P.R.L. y art. 2.3 Ley

54/2003).

GENERALES

• Informar a los trabajadores

sobre los riesgos, las medidas

de protección y de prevención y

las medidas de emergencia

adoptadas (art. 18 L.P.R.L.).

• Consultar a los trabajadores y

permitir su participación en la

prevención de riesgos en la

empresa (art. 18 L.P.R.L.).

• Dar formación teórica y

práctica de los riegos y medidas

preventivas que afecten al

trabajador (art. 19 L.P.R.L.).

• Garantizar reconocimientos

médicos periódicos en función

de los riesgos (art. 22 L.P.R.L.).

OBLIGACIONES

RESPECTO DE LOS TRABAJADORES

PARA COLECTIVOS

ESPECÍFICOS

• Garantizar la protección de

los trabajadores especialmente

sensibles a determinados

riesgos (art. 25 L.P.R.L.).

• Adoptar las medidas

preventivas necesarias, en el

caso de que haya trabajadoras

en situación de embarazo o

parto reciente (art. 26 L.P.R.L.,

modificado por la Ley 39/1999).

• Considerar los riesgos para los

trabajadores menores de edad

(art. 27 L.P.R.L.).

• Los trabajadores temporales

y de empresas de trabajo

temporal deberán disfrutar del

mismo nivel de protección que

el resto de los trabajadores (art.

28 L.P.R.L.).

16


Dentro de las obligaciones del empresario hay un caso especial, el de COORDINACIÓN

DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES, que viene recogido en el art. 24 de la L.RR.L.: "En el

caso de la coincidencia en un mismo centro de trabajo de trabajadores de dos o más

empresas, se establecerán los medios de coordinación entre ellas para cumplir con las

obligaciones anteriores": Este articulo ha sido desarrollado reglamentariamente por el

R.D. 171/2004. En él se tratan, de forma más detallada, los distintos supuestos en los

que es necesaria dicha coordinación y los medios que deben establecerse con esta

finalidad en los casos, cada día más habituales, en que un empresario subcontrata con

otras empresas la realización de obras o servicios en su centro de trabajo. De forma

resumida, las obligaciones que se establecen en los distintos casos son las siguientes:

Empresas de mera coincidencia física sin vínculo contractual: cooperación en la

aplicación de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

Empresas con vínculo contractual, además de coincidencia en un mismo centro

de trabajo: obligación de la empresa principal de dar información a las

empresas contratadas y, si realiza el mismo tipo de actividad que la empresa

principal, vigilar el cumplimiento por dichos contratistas y subcontratistas de la

normativa de Prevención de Riesgos Laborales.

Empresas con vínculo contractual que deban operar con maquinaria, equipos,

materias primas o útiles proporcionados por la empresa principal, aunque no

presten sus servicios en centros de trabajo de esta: obligación de informar

para que la utilización y manipulación se produzca sin riesgos para la seguridad

y salud de los trabajadores.

17


Obligaciones de los trabajadores

(art. 29).

Es evidente que las obligaciones

más numerosas e importantes en

el ámbito de la seguridad laboral

recaen sobre el empresario,

frente a las que el trabajador está

dotado de derechos que le

permiten exigir su cumplimiento.

Pero el trabajador tiene, a su vez,

determinadas obligaciones en

relación con la seguridad en el

trabajo y que pueden sintetizarse

en la idea de velar por su propia

seguridad en el trabajo y por la

de las personas a las que pueda

afectar su actividad profesional

Usar adecuadamente los medios con los que desarrolle su actividad

(máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de

transporte, etc.).

Utilizar correctamente los medios y equipos de protección que se hayan

facilitado al trabajador.

No poner fuera de funcionamiento los dispositivos de seguridad existentes.

Informar de inmediato a su superior jerárquico directo, y a los trabajadores

designados para realizar tareas de prevención o, en su caso, al Servicio de

Prevención acerca de cualquier situación que, a juicio del trabajador, entrañe

un riesgo para su seguridad y la salud o la del resto de los trabajadores.

Contribuir al cumplimiento de las obligaciones establecidas por la autoridad

competente con el fin de proteger la seguridad y salud de los trabajadores.

18


Cooperar con el empresario para que éste pueda garantizar condiciones de

trabajo seguras.

2.2.3. REPRESENTACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN MATERIA DE

SEGURIDAD Y SALUD

Dentro de la enumeración que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales hace de los

derechos de los trabajadores y de las obligaciones empresariales, es posible encontrar

repetidas referencias a la "consulta y participación". Es más, en un artículo concreto

(el art. 34) establece que "los trabajadores tienen derecho a participar en la empresa

en las cuestiones relacionadas con la prevención de riesgos en el trabajo". En ese

mismo artículo se recoge que "en empresas o centros de trabajo con 6 ó más

trabajadores, la participación se canalizará a través de sus representantes y de la

representación especializada". En empresas de menos de 6 trabajadores la

participación y consulta se hará directamente a los trabajadores.

La representación especializada que establece son los Delegados de Prevención, el

Comité de Seguridad y Salud y el Comité Intercentros. Veamos que dice la L.P.R.L sobre

cada uno de ellos.

19


Delegados de Prevención

Los Delegados han de ser elegidos por y entre los representantes del personal (es

decir, por y entre los Delegados de Personal o en el seno del Comité de Empresa).

Las competencias de los Delegados de Prevención son las siguientes:

Comité de Seguridad y Salud

Colaborar con la empresa en la mejora de la

acción preventiva.

Promover y fomentar la colaboración de los

trabajadores.

Ejercer labores de vigilancia y control de

cumplimiento de la normativa.

Ser consultados por el empresario, con

carácter previo a su ejecución, sobre decisiones

relacionadas con la salud laboral.

Se trata del órgano de encuentro para la participación conjunta de la empresa y los

trabajadores en la acción preventiva. Su composición paritaria asegura un equilibrio a

la hora de analizar los diferentes asuntos que se lleven al mismo.

2.2.4. ORGANIZACIÓN DE RECURSOS PARA LAS ACTIVIDADES

PREVENTIVAS

Para afrontar el "deber de prevención" por parte del empresario y el cumplimiento de

las obligaciones definidas en la L.P.R.L. se han creado los SERVICIOS DE PREVENCIÓN.

En el arto 31.2 de la L.P.R.L., se define como "el conjunto de medios humanos y

20


materiales necesarios para realizar las actividades preventivas a fin de garantizar la

adecuada protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, asesorando y

asistiendo para ello al empresario, a los trabajadores y a sus representantes (Delegados

de Prevención) y a los órganos de representación especializados (Comité de Seguridad

y Salud)".

CONSTITUYEN LA FORMA MÁS ESTRUCTURADA Y SÓLIDA DEAFRONTAR POR PARTE

DEL EMPRESARIO SU DEBER DE PREVENCIÓN.

Los Servicios de Prevención son sólo una de las posibles alternativas por las que el

empresario puede optar. En el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se

aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención (en adelante R.S.P), se

especifica qué modalidades puede adoptar el empresario para realizar la actividad

preventiva. Estas modalidades son alternativas que no quedan a la libre y plena opción

o decisión del empresario, sino que es una opción condicionada, dado que la

modalidad de organización a establecer viene determinada por las características, tipo

de actividad y exigencias de prevención de la empresa y en las normas reglamentarias

de desarrollo que regulen los sistemas de organización de prevención en la empresa.

La Ley 54/2003 incorpora una nueva obligación respecto a la organización de recursos

para las actividades preventivas: la presencia de los recursos preventivos en el centro

de trabajo, en determinados supuestos y situaciones de especial riesgo y peligrosidad:

Cuando los riesgos puedan verse agravados o modificados en el desarrollo del

proceso o la actividad, por la concurrencia de operaciones diversas que se

desarrollan sucesiva o simultáneamente y que hagan preciso el control de la

correcta aplicación de los métodos de trabajo.

21


Cuando se realicen actividades o procesos que reglamentariamente sean

considerados como peligrosos o con riesgos especiales.

Cuando lo exija la Inspección de Trabajo, debido a las condiciones de trabajo

detectadas.

Tener la capacidad suficiente.

Disponer de los medios necesarios.

Ser suficientes en número.

LOS RECURSOS PREVENTIVOS DEBEN:

Permanecer en el centro de trabajo durante el tiempo en que se mantenga la

situación que determine su presencia.

Se consideran recursos preventivos, a los que el empresario podrá asignar su

presencia, a:

Uno o varios trabajadores designados de la empresa.

Uno o varios miembros del Servicio de Prevención Propio de la empresa.

Uno o varios miembros del o de los Servicios de Prevención Ajenos

concertados por la empresa.

Además, el empresario podrá asignar la presencia de forma expresa en el centro de

trabajo a uno o varios trabajadores de la empresa que, sin formar parte del Servicio

de Prevención Propio ni ser trabajadores designados, reúnan los conocimientos, la

cualificación y la experiencia necesaria. Estos trabajadores deben tener la formación

preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones del nivel básico. En este

22


supuesto, tales trabajadores deberán mantener la necesaria colaboración con los

recursos preventivos del empresario.

2.2.5. RESPONSABILIDADES Y SANCIONES

Tras la enumeración de los derechos y obligaciones en el ámbito de la prevención de

riesgos, la L.P.R.L. y las posteriores modificaciones de la misma abordan lo referido a

las responsabilidades que se derivan del incumplimiento de las obligaciones

mencionadas. Siendo las obligaciones imputables en su mayor parte al empresario, es

lógico que las responsabilidades establecidas se refieran sobre todo a la empresa. No

obstante, y sin menoscabo de la que corresponde al empresario, también se pueden

pedir responsabilidades a cualquier persona o entidad que esté relacionada con la

prevención de riesgos laborales.

Es necesario indicar que aunque sólo indiquemos la existencia de responsabilidades

civiles y penales para el empresario, también se pueden pedir también este tipo de

responsabilidades a cualquier otra persona o empresa que pueda tener relación con

los hechos que se juzguen.

EMPRESARIO

RESPONSABILIDADES

DENTRO DE LA EMPRESA FUERA DE LA EMPRESA

SERVICIOS DE PREVENCIÓN PROPIO Y

TRABAJADORES DESIGNADOS *

FABRICANTES EQUIPOS Y

IMPORTADORES DE PRODUCTOS

SUMINISTRADORES QUÍMICOS

DIRECTIVOS Y MANDOS INTERMEDIOS * SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS

TRABAJADORES DE LA EMPRESA * AUDITORAS

ENTIDADES FORMATIVAS

PROMOTORES Y PROPIETARIOS DE OBRA

TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA

23


*La responsabilidad recae en el empresario a no ser que la autoridad judicial depure

más responsabilidades.

Responsabilidades empresariales

La responsabilidad en la prevención de riesgos está claramente establecida desde

diversos puntos de vista:

RESPONSABILIDADES EMPRESARIALES

CIVIL PENAL ADMINISTRATIVA

(Código Civil,

Código Penal)

(Código Penal)

Responsabilidad de Seguridad Social (Laboral)

(LPRL; Ley 54/2003;

Ley de Infracciones

y Sanciones en el

Orden Social)

DE SEGURIDAD

SOCIAL

(Laboral)

(Ley General de la

Las responsabilidades en materia de Seguridad Social se determinan en la Ley General

de Seguridad Social, la L.P.R.L no hace mención a dicha responsabilidad.

Supone un recargo de prestaciones para el empresario.

Responsabilidad Administrativa

La regulación de la responsabilidad empresarial contenida en la L.P.R.L., está centrada

en la de tipo administrativo. En este sentido, la L.P.R.L. incluye un amplio catálogo de

S.S.)

24


conductas a las que va a calificar como infracciones leves, graves o muy graves, según

sea la naturaleza del deber que se haya infringido y el derecho afectado. De igual

modo que en las infracciones, las sanciones se califican en leves, graves y muy graves,

dividiéndose dentro de cada calificación en tres grados (mínimo, medio y máximo), en

función de una serie de criterios, como por ejemplo, el número de trabajadores

afectados, la peligrosidad de la actividad de la empresa, la conducta general del

empresario, entre otros. Corresponde a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

(I.T.S.S.) el efectuar la propuesta de sanción a la Autoridad Laboral competente, que

variará en función de la cuantía de la sanción propuesta.

Es necesario comentar que otro de los objetivos de la Ley 54/2003 es el reforzamiento

de la función de vigilancia y control del sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad

Social. Para ello, los funcionarios de las Administraciones Públicas que ejerzan labores

técnicas en materia de prevención de riesgos laborales, podrán desempeñar funciones

de asesoramiento, información y comprobatorias de las condiciones de seguridad y

salud en las empresas y centros de trabajo.

Responsabilidades del Trabajador

Los trabajadores pueden ser objeto de responsabilidad disciplinaria por parte del

empresario. El artículo 58.1 del Estatuto de los Trabajadores establece que "los

trabajadores podrán ser sancionados por la dirección de las empresas en virtud de

incumplimientos laborales, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se

establezcan en las disposiciones legales o con el convenio colectivo que sea

aplicable". Este supuesto es trasladable al ámbito de la Prevención de Riesgos

Laborales puesto que, todo incumplimiento por parte del trabajador de las

instrucciones y normas que respecto a la seguridad y salud en el trabajo determine el

empresario, es susceptible de sanción como incumplimiento laboral.

Al no existir disposición legal general que regule dichas faltas y sanciones, salvo que los

supuestos de incumplimiento encajasen en los de extinción de relación laboral por

causas objetivas o despido disciplinario (regulados en el Estatuto de los Trabajadores),

habrá que estar a lo que los Convenios Colectivos determinen.

25


3. CAIDA DE PERSONAS AL MISMO NIVEL

La caída de personas al nivel del suelo con consecuencia de torceduras, golpes,

fracturas, etc. es uno de los riesgos y de los accidentes más habituales debido a:

Tropiezos con cables u objetos en zonas de paso del lugar de trabajo.

Mal estado del suelo donde habitualmente transitemos

Posibles derrames que se puedan producir de sustancias

Presencia de obstáculos en zonas de tránsito .

Los suelos recién fregados son también una causa muy frecuente de accidentes.

Para evitar estas desafortunadas situaciones, recuerde:

El orden y la limpieza son fundamentales para mantener unas condiciones

seguras e higiénicas en los lugares de trabajo.

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su sitio

Mantenga limpia y libre de obstáculos las zonas de paso y su zona de trabajo

(cableado de equipos, prolongadores, papeleras…).

Recoger de forma inmediata cualquier derrame que se produzca en las zonas

de paso tales como charcos, goteras, derrames de sustancias, etc… para evitar

posibles resbalones.

Evitar pisar sobre suelos mojados.

No circular con objetos que impidan la visibilidad, apresuradamente o con

calzado de suela resbaladiza o inestable (tacón alto).

Para el depósito de papeles o basura se utilizarán los recipientes dispuestos a

tal efecto.

26


Se debe evitar que se produzcan charcos, goteras o derrames que en su caso

deberán limpiarse con la mayor rapidez posible para evitar resbalones.

Los suelos deslizantes son auténticas trampas y la causa de muchos accidentes

Las operaciones de limpieza se realizarán en ausencia de trabajadores o

alumnos. De no ser así, se deben colocar anuncios indicadores de que el suelo

está mojado para advertir al personal. Respete esta indicación.

.

27


Se debe utilizar el calzado adecuado y en buenas condiciones:

• Utilice calzado de tacón bajo, mejor si va con cordones.

• Un calzado con la suela antideslizante (de goma o poliuretano) es lo más

conveniente. El calzado con suela de PVC o cuero es el menos adecuado.

• La suela debe tener un dibujo muy definido. Cuantos más surcos tenga y más

profundos, mejor se agarrará al suelo.

Si camina sobre suelo mojado, hágalo con pasos cortos y sin prisa.

¡¡¡NO CORRA!!!

La prisa exagerada es causa frecuente de accidentes

Correr por los pasillos o saltar los peldaños de las escaleras de tres en tres no es

la mejor forma de prevenir las caídas o evitar golpes con cualquiera de los

obstáculos que encuentra a lo largo de las zonas de tránsito.

CAÍDAS DE PERSONAS

3ADISTINTO NIVEL

28


4. CAIDA DE PERSONAS A DISTINTO NIVEL

Bajar o subir por escaleras fijas o de mano puede ser el origen de accidentes si no se

toman las medidas adecuadas.

4.1. ESCALERAS FIJAS

4.2. ESCALERAS DE MANO

No circule demasiado deprisa por las

escaleras, ni corra ni salte.

BAJE LAS ESCALERAS UTILIZANDO

TODOS LOS PELDAÑOS

Si observa escaleras defectuosas o

resbaladizas no piense solo en que no es

asunto suyo solucionarlo. Póngalo en

conocimiento del Director del Centro o

de su jefe inmediato.

Las escaleras de mano son frecuentemente utilizadas

para alcanzar objetos de niveles altos y provocan

buena cantidad de accidentes, que no se pueden

justificar recurriendo al destino o la mala suerte.

29


Generalmente las causas de estos accidentes son el uso incorrecto de las escaleras de

mano o, lo que es más grave, a la falta de escaleras.

¡Cuando se necesitan no hay ninguna a mano!

Como contrapartida se suele utilizar una caja o improvisar sobre la marcha elementos

que puedan servir para tal fin. Como puede verse las posibilidades de romperse una

pierna, un brazo o incluso el cuello son numerosas.

No trepe por las pilas de materiales,

estanterías, expositores o cualquier otro soporte

de almacenamiento elevado

Localice unas escaleras y utilícelas, teniendo en cuenta las siguientes precauciones:

Nunca las apoye sobre cajas o superficies poco firmes

No las coloque cerca de conductores eléctricos con tensión o delante de una

puerta sin trabarla y señalizarla.

Se debe subir y bajar de cara a la escalera.

Sujétese con las manos en los largueros y no a los

peldaños.

mano.

No ocupe los últimos peldaños de las escaleras de

Cuide que su calzado esté limpio

de agua, barro, etc.

30


No trate de alcanzar objetos alejados de la escalera. Si necesita moverse

lateralmente baje de la escalera y desplácela. No haga juegos de equilibrio

innecesarios.

Deben almacenarse cuidadosamente, en lugar cubierto y protegidos de la

humedad.

Déjelas en posición horizontal, no ponga pesos encima que puedan

deteriorarlas.

Nunca deberán dejarse

abandonadas en el suelo o lugares

peligrosos donde puedan causar accidente.

En las escaleras no debe haber

nunca más de una persona. Si tuvieran que

subir varias personas por la misma escalera

o plataforma, se esperará a que el

compañero anterior le haya dejado libre

para empezar a subir o bajar.

No utilice escaleras de tijera como

escaleras de apoyo. En cualquier momento

se deslizarán y puede tener un accidente;

las escaleras de tijera no se han diseñado

para eso.

Solamente en las escaleras de tijera

puede subirse hasta los últimos peldaños;

en los demás tipos deben quedar libres los

últimos peldaños para poder asirse a ellos.

Nunca hay que situarse a caballo

sobre ella.

Antes de utilizar una escalera

portátil es preciso asegurarse de su buen

estado, rechazando aquellas que no

31


ofrezcan garantías de seguridad (sin empalmes, peldaños flojos o rotos o

reemplazados por barras, ni clavos salientes, etc.)

Utilice solamente escaleras en perfectas condiciones: Con dispositivos

antideslizantes y tirantes de seguridad si son de tijera.

Las escaleras deben colocarse con una inclinación correcta. La relación entre la

longitud de la escalera y la separación en el punto de apoyo será de 4 a 1.

No utilice escaleras portátiles pintadas, ya que la pintura puede ocultar a la

vista defectos o anomalías que pudieran resultar peligrosas. Todo lo más

aplicar una capa de barniz transparente.

Las escaleras las apoyaremos siempre en superficies planas, estables y sólidas.

Recuerde el acto de subir o bajar de una escalera portátil o de trabajar sobre ella,

parece fácil y sin riesgo, pero las estadísticas demuestran que no es así, pues son

muchos y a veces graves, los accidentes que provocan.

Tan solo con seguir los normas elementales de prudencia enumeradas

podrían evitarse casi la totalidad de esos accidentes

32


5. RIESGO DE GOLPES

5.1. GOLPES CON PUERTAS

Este tipo de accidentes aunque no son muy graves, si son muy

numerosos. Por ello hacemos una serie de recomendaciones:

Quizás en los lugares o zonas donde usted. presta sus

servicios haya instaladas puertas de cristal. Son frecuentes,

sobre todo, en edificaciones nuevas. Para facilitar su

visibilidad, deben estar señalizadas a la altura de los ojos

para evitar accidentes.

Si hay puertas de vaivén ( en zonas de cocina del comedor escolar ) tenga

precaución si se encuentra cerca; cualquier "inoportuno" puede darle un golpe

al empujarla o ser usted. mismo el que provoque un accidente.

Las puertas de vaivén deben ser transparentes y con señalización o tener partes

transparentes que permitan la visibilidad de la zona a la que se accede.

33


5.2. GOLPES CON MATERIALES

Las puertas de vaivén típicas en cocinas

deben tener un “ojo de buey” para ver si hay

alguien detrás al abrirla y cada una de las

hojas debe utilizarse en un solo sentido.

Son frecuentes los choques o golpes originados por la falta de orden y planificación de

las áreas de trabajo. Es muy importante eliminar las cosas innecesarias y situar las

necesarias en el lugar que les corresponde. Puede conseguirse un lugar más seguro de

trabajo aplicando, entre otras, las siguientes recomendaciones:

Deje los pasillos despejados. Los carros de elementos de limpieza o los carros

portabandejas en la zona del comedor escolar no deben dejarse nunca en las

zonas de paso.

34


Siga las instrucciones de almacenamiento y no apile materiales, ni siquiera

momentáneamente fuera de las zonas destinadas para ello.

5.3. CHOQUES ENTRE PERSONAS

Este riesgo es frecuente en las cocinas, en los momentos de más actividad:

Por ello, debe advertirse a los demás cuando se transportan elementos

peligrosos (cacerolas con alimentos calientes, cuchillos, etc.) o cuando se pase

por espacios reducidos.

35


Conozca de antemano todas las tareas a realizar por usted y sus compañeros para

evitar accidentes.

36


6. GOLPES O CORTES POR OBJETOS O HERRAMIENTAS

Se considera un accidente por golpes o cortes producidos por objetos o herramientas,

aquellas situaciones en las que el trabajador tiene un contacto repentino y violento

con un utensilio con el que trabaja, o con uno o varios objetos colocados de forma fija

e invariable en situación de reposo.

En los entornos de oficinas este tipo de accidentes suelen tener como causas básicas:

Cortes o pinchazos con tijeras o vidrios rotos.

Tropiezos por la presencia de cables por el suelo.

Almacenamientos de material en el suelo de los pasillos y en las inmediaciones

al puesto de trabajo.

Golpes con las esquinas de la mesa.

Puertas de armarios y cajones abiertos.

Utilización de herramientas no adecuadas para la tarea a realizar

Las medidas básicas a adoptar para la prevención del riesgo podrían ser:

Asegurar el correcto orden y limpieza en las áreas de trabajo. Es muy

importante eliminar las cosas innecesarias y situar las necesarias en el lugar

que les corresponde.

Tener siempre las tijeras con fundas.

Colocar las tijeras lejos de los bordes de las mesas para evitar su caída.

No arrojar vidrios rotos o materiales cortantes en la papelera.

37


La instalación de tomas de enchufe debe ser suficiente o en su defecto, los

cables sueltos deben estar cubiertos con regletas adecuadas.

Mantener cerrados los cajones y las puertas de los armarios cuando no estén

siendo utilizados.

Almacene el material sólo en los lugares destinados a tal fin, no en pasillos, ni

en las inmediaciones del puesto de trabajo.

Las esquinas del mobiliario y del equipamiento deben ser redondeadas.

Entre un puesto de trabajo y el contiguo debe haber distancia suficiente para

permitir su acceso con facilidad.

Comprobar que las herramientas manuales cumplen con las siguientes

características:

- Tienen que estar construidas con materiales resistentes, serán las más

apropiadas por sus características y tamaño a la operación a realizar y no

tendrán defectos ni desgaste que dificulten su correcta utilización.

- La unión entre sus elementos será firme, para evitar cualquier rotura o

proyección de los mismos.

- Los mangos o empuñaduras serán de dimensión adecuada, no tendrán bordes

agudos ni superficies resbaladizas y serán aislantes en caso necesario.

- Las partes cortantes y punzantes se mantendrán debidamente afiladas.

- Las cabezas metálicas deberán carecer de rebabas.

- Se adaptarán protectores adecuados a aquellas herramientas que lo admitan.

Hay que realizar un correcto mantenimiento de las herramientas manuales

realizándose una revisión periódica por parte del personal especializado.

Además, este personal se encargará del tratamiento térmico, afilado y

reparación de las herramientas que lo precisen.

Adoptar las siguientes instrucciones para el manejo de herramientas

manuales:

- De ser posible, evitar movimientos repetitivos o continuados.

38


- Durante su uso estarán libres de grasa, aceites y otras sustancias

deslizantes.

Se deben disponer de armarios o estantes para colocar y guardar las

herramientas. Las herramientas cortantes o con puntas agudas se guardarán

provistas de protectores de cuero o metálicos.

Se deben utilizar Equipos de Protección Individual certificados, en concreto

guantes y calzado, en los trabajos que así lo requieran para evitar golpes y/o

cortes por objetos o herramientas.

39


7. RIESGO DE CORTE Y PINCHAZOS

Los cuchillos son una de las herramientas más comunes y de más uso, por parte de las

auxiliares de comedor y por lo tanto, también una de las causas principales de

accidentes con consecuencia de corte. Además, las auxiliares de comedor sufren con

frecuencia cortes con la vajilla o la cristalería.

7.1. MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES

Los vasos, platos y copas con bordes en mal estado deben retirarse del

servicio.

¡¡¡Cuidado al abrir las botellas!!!. Hágalo siempre con las manos y las botellas

secas.

En el almacenamiento de materiales, no maneje las cargas por los flejes, puede

cortarse.

TOME PRECAUCIONES AL VACIAR LAS PAPELERAS, NO INTRODUZCA EN ELLA

LAS MANOS

Si tiene que recoger vidrios rotos, hágalo con útiles adecuados y no con las

manos.

No los arroje a la basura sin proteger.

No apriete nunca los residuos o bolsas de basura, ni con el pie, ni con la mano.

Coja las bolsas de basura por la parte superior y asegúrese de que están bien

cerradas. Manténgalas alejadas del cuerpo cuando las transporte.

40


Las auxiliares de comedor deben manipular los desechos de forma segura,

disponiendo de recipientes especiales para ello y de guantes de protección

adaptados, para lo cual debe verificarse que tienen el marcado CE que

garantiza su eficacia frente al riesgo.

7.2. MEDIDAS PREVENTIVAS EN EL USO DE CUCHILLOS

Para evitar accidentes, lo primero a tener en cuenta, es escoger

adecuadamente el cuchillo. Hay que tener en cuenta el material a cortar y lo

fino y delicado del corte:

• Para cortes bastos, hojas gruesas.

• Para cortes finos, hojas delgadas de buen filo.

Las operaciones de corte se realizarán en sitios bien iluminados que nos

permitan ver perfectamente.

41


Cuando corte zonas con hueso o más duras de lo normal, extreme las

precauciones porque el cuchillo podría resbalar o desviarse, cortándole.

Utilice superficies duras para el corte de pescado, carne ... y de fácil limpieza.

El cuchillo debe ser de buena calidad y encontrarse siempre

limpio y en buen estado

Debe limpiar los cuchillos periódicamente, pero hágalo con una bayeta

adecuada y siempre hacia el exterior del filo, nunca al revés.

La hoja nunca se debe encontrar mellada.

Se deben afilar periódicamente. Las cuchillas u hojas deben estar bien afiladas,

pues así se empleará una fuerza menor para el corte.

Utilice fundas para cuchillos y tijeras.

Guárdelos en lugar adecuado, como cajones preparados o soportes para

cuchillos.

No deje nunca los cuchillos abandonados en lugares donde puedan caerse o

tropezar con ellos. No los deje sobre los alimentos.

jjj Úselos siempre con las manos secas !!!

42


Evite las distracciones y no juegue, ni haga malabarismos; un cuchillo no es un

juguete.

Traslade los cuchillos con el borde mirando hacia el suelo y pegados al cuerpo.

Si se le cae un cuchillo, no intente cogerlo en el aire.

IMPORTANTE:

El operario que vaya a utilizar cuchillos se le debe indicar la manera correcta

de manejarlo, no cayendo en el error de pensar que por la sencillez del

Con respecto a los mangos, recuerde:

manejo conoce como usarlo correctamente

• No es recomendable utilizar los cuchillos con asidero de material

absorbente (madera...).

• No emplee cuchillos que tengan los mangos astillados, rajados o

que tengan su hoja y mango deficientemente unidos.

• Siempre se agarrarán por el mango.

• Compruebe que los cuchillos tienen una buena base de agarre para

evitar que la mano resbale hacia el filo, no deben utilizarse cuchillos

con mangos demasiado lisos.

• Deberán llevar topes en los mangos, de manera que eviten que la

mano pueda deslizarse hasta la hoja de corte.

Para los trabajos de deshuesado, trinchado y corte de carnes o embutidos

jamones) es necesario utilizar equipos de protección:

• Los esfuerzos que con el cuchillo se suelen realizar, no dejan de

tener un cierto riesgo para el trabajador. Esfuerzos en dirección a su

cuerpo en el deshuese de jamones, trinchado y corte de carne o

similares, pueden producir heridas graves y muy graves en el

abdomen. Se recomienda que para este tipo de tareas se use el

mandil de malla metálica, o en su defecto puede servir cualquiera que

resista una violenta punción del cuchillo.

43


• Utilice, además, guantes de malla metálica de 3 ó 5 dedos en este

tipo de trabajos, para proteger la mano contraria a la que se porta el

cuchillo. Es fundamental que el guante esté bien adaptado a la mano,

las correas de sujeción deben estar convenientemente ajustadas.

LOS EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL

TIENEN QUE LLEVAR EL MARCADO CE

44


8. CONTACTOS TÉRMICOS

8.1. QUEMADURAS POR CALOR

Las quemaduras por hornillos calientes, bandejas, lavaplatos, freidoras, salpicaduras

y derrames de grasa caliente, vapor de agua y líquidos hirvientes son un riesgo

habitual de las cocinas. También en la zona de lavandería pueden producirse

quemaduras por planchas calientes.

Pueden prevenirse mediante una adecuada planificación de las cocinas, con

amplio espacio en las áreas de peligro.

Para evitar quemaduras debe orientarse hacia el interior de los fogones los

mangos de las cacerolas y sartenes, de tal manera que no entorpezcan la zona

de trabajo.

Se debe comprobar el correcto funcionamiento de los termostatos de

freidoras, planchas, secadoras, etc. y avisar al servicio técnico en caso de

anomalías.

Los lavavajillas pueden producir quemaduras en la piel al retirar platos

calientes o al acceder a su interior antes de que haya finalizado el ciclo de

lavado. Utilice guantes al retirar la vajilla de su interior.

Recuerde que si se incendia una sartén con aceite, no lo debe apagar con agua.

45


No echar nunca agua en una sartén, aunque ésta se incendie. Las salpicaduras

pueden producir quemaduras muy graves. Tendremos una tapa igual o de

mayor tamaño que la sartén.

Utilice los utensilios adecuados para el transporte de objetos calientes,

avisando de su paso.

Utilizar encendedores específicos y apropiados para encender los fogones de la

cocina.

Protéjase las manos y el cuerpo de recipientes calientes: utilice guantes

antitérmicos (mejor que un simple trapo) para el calor cuando:

• Coja cazuelas u ollas calientes o recipientes sacados del microondas.

• Use el horno.

• Saque la vajilla del lavavajillas.

• Limpie cocinas y hornillos calientes.

La extracción de agua caliente en cafeteras para preparar infusiones puede ser

también el origen de quemaduras, manipule los mandos de la cafetera con

prudencia.

También es frecuente que los auxiliares de comedor sufran quemaduras en la

piel por salpicaduras de comida muy caliente (sopa, café ... )

Advierta a los clientes y a sus compañeros cuando lleve

recipientes o alimentos calientes

Al llevar cafeteras y teteras al comedor deben protegerse las manos con una servilleta.

46


12.2. QUEMADURAS POR FRÍO

El contacto con alimentos y materiales congelados (pescado y carne congelada, barras

de hielo...) puede originar quemaduras por frío. Por ello, utilice guantes cuando vaya a

manipularlos.

47


9. EXPOSICIÓN A TEMPERATURAS EXTREMAS

El estrés térmico es una consecuencia del trabajo realizado en ambientes con altas o

bajas temperaturas.

9.1. ALTAS TEMPERATURAS

En las cocinas de los comedores escolares pueden darse situaciones que pueden ser el

origen de golpes de calor:

Cocinas con ventilación y extracción de humos insuficiente.

Calderas de calefacción.

Si el trabajo requiere caminar a menudo, subir escaleras, transportar pesos o realizar

esfuerzos musculares con cierta frecuencia, aumentará el riesgo de estrés térmico.

Así mismo, en las lavanderías debido a la humedad y en la cocina en las horas punta

por el elevado número de personas existente el riesgo se incrementa. Por ello

recordamos:

Las superficies radiantes de calor deben apantallarse o aislarse.

Las aberturas de ventilación deben estar en buenas condiciones y libres de

cualquier obstáculo. El personal de cocina está a menudo sometido a altas

temperaturas, calor irradiado y una gran variedad de olores fuertes, lo cual

hace necesaria una eficiente ventilación sin corrientes, generalmente con

aspiradores de chimenea sobre los hornillos.

Se debe ingerir agua con frecuencia para reponer las pérdidas de sudor.

Debe usarse ropa suelta y cómoda.

48


9.2. BAJAS TEMPERATURAS

Quizás, usted debido a su actividad tenga la necesidad de penetrar en CÁMARAS

FRIGORÍFICAS con el riesgo de exposición a temperaturas ambientales extremas que

ello conlleva. Los problemas principales que se derivan del trabajo en cámaras debido

a las bajas temperaturas pueden ser:

Lesiones por frío (congelaciones parciales).

Enfermedades como reumatismo o enfermedades pulmonares.

Disconfort por frío.

Las medidas que se deben seguir para evitar estos riesgos al trabajar en cámaras

frigoríficas:

Regule los tiempos de permanencia.

Después del cese de trabajo, la persona expresamente encargada de la cámara

frigorífica, debe comprobar que nadie se ha quedado encerrado.

No es recomendable que trabaje una persona sola en un recinto frigorífico. Si

no es posible evitarlo, esta persona deberá ser visitada cada hora.

Revise los elementos de seguridad al entrar en la instalación:

• Las puertas de las cámaras frigoríficas deben disponer de un

sistema de cierre que permita que éstas puedan ser abiertas desde el

interior.

• En el exterior debe haber una señal luminosa que advierta de la

presencia de personas en su interior.

• En el interior, junto a la cámara se debe disponer de un hacha tipo

bombero.

49


En el interior y exterior de la cámara frigorífica figurará un cartel con las

instrucciones claras y precisas para parar la instalación en caso de emergencia

(escape o fuga de gases). Léalas detalladamente.

Deben estar dotadas de un sistema de detección que avise de las fugas o

escapes de los gases utilizados para producir el frío. Asegúrese que sabría

reconocer este aviso.

50


10. ACCIDENTES POR ATRAPAMIENTOS

Los accidentes por atrapamiento se originan cuando un objeto voluminoso vuelca, de

modo que cae sobre una persona, aprisionándola contra otros objetos.

En los entornos de personal no educativo este tipo de accidentes suelen tener como

causa básica:

Atrapamientos por estanterías, armarios, archivadores.

Las medidas básicas a adoptar para su prevención serían:

Cerciorarse de la estabilidad de los citados elementos para evitar su vuelco o

caída.

No intentar sujetar un armario o estantería que se cae.

Precaución con los cajones de los archivadores ya que se deslizan fácilmente.

No sobrepase el límite de carga.

No se suba a los estantes inferiores para alcanzar a los superiores, utilice una

escalera.

El correcto almacenamiento de los distintos materiales evitará en gran medida los

riesgos de su desprendimiento, corrimiento, etc., con las graves consecuencias que se

pueden derivar. Pueden conseguirse condiciones de almacenamiento más seguras

aplicando, entre otras las siguientes recomendaciones:

Respete la capacidad máxima de estanterías

NO SOBRECARGUE LAS ESTANTERÍAS

51


El suelo y las estanterías deben ser resistentes, horizontales y homogéneas.

Asegure la estabilidad de las pilas de material.

Evitar la colocación de objetos en la parte superior, especialmente si son

pesados, rodantes o punzantes.

Evite pilas demasiado altas. Si las cajas llevan indicada la altura máxima

recomendada para su apilamiento. Respétela.

No deje que los objetos sobresalgan de los

estantes donde se encuentran

Evite pilas demasiado altas. Si las cajas llevan indicada la altura máxima

recomendada para su apilamiento. Respétela.

52


Cuando apile cajas recuerde que las pilas se deben colocar de modo que no

coincidan las esquinas con los de la caja inferior sino que conviene disponerlas

de tal modo que cada caja repose sobre la cuarta parte de la situada debajo.

Esto proporciona una mayor resistencia y estabilidad a la pila.

Mantener ancladas las estanterías, para evitar su vuelco.

No almacene objetos delante de las estanterías. Deje espacio suficiente para

pasar y acceder fácil a ellas.

53


11. RIESGO ELÉCTRICO

Aunque las condiciones de seguridad de las instalaciones eléctricas donde usted

trabaja le parezcan excelentes y carentes de peligro ¡no se fíe!. El riesgo está ahí, y si

no toma las más elementales precauciones puede surgir un accidente.

Este tipo de riesgo se suele producir por:

Contactos accidentales con instalación eléctrica en mal estado.

Uso de máquinas o equipos eléctricos con aislamiento defectuoso.

Manipulación de cuadros eléctricos durante el encendido y apagado de luces y

Por ello:

cuidado del normal funcionamiento de las instalaciones.

Recuerde que la tensión normal de alumbrado en cualquier edificio o vivienda

(220 V o 125 V, en raros lugares ya) es peligrosa, contrariamente a lo que se

pueda pensar.

En caso de contacto, puede producir desde el conocido "calambre" hasta la

muerte de la persona por paro cardiaco (todo depende de la resistencia que

oponga al paso de la corriente y, en consecuencia, de la intensidad que circula

por el cuerpo).

Comprobar que la toma de corriente es adecuada al equipo que queremos

conectar, de forma que si el equipo requiere toma de tierra, el enchufe

disponga de conector de tierra. Si la clavija del aparato tiene unas pletinas

metálicas en el lateral, también debe tenerlas el enchufe al que la conectemos.

54


El peligro de contacto eléctrico se agrava cuando se encuentra en ambiente

mojado (cuando sus pies pisen agua o cuando alguna parte de su cuerpo esté

mojada: los pies o las manos suelen ser lo más frecuente). Por tanto no

manipularemos elementos eléctricos que se hayan mojado o con las manos

mojadas.

Si cae agua u otro líquido sobre algún aparato eléctrico, desconectar el circuito.

No use ni toque aparatos ni interruptores eléctricos con

las manos mojadas o descalzo, aunque el suelo esté seco.

No conecte aparatos que se han mojado.

Si un aparato o máquina ha sufrido un golpe, no lo utilice, y haga que lo revise

un electricista y comuníquelo a la Dirección del Centro.

Ante la duda considerar que toda instalación, conducto o cable eléctrico se

encuentra conectado y en tensión.

Si alguna máquina o equipo de trabajo tiene el interruptor estropeado, no tiene

clavija o presenta cables estropeados o con defectos en su aislamiento

comunicar a la Dirección del Centro para su reparación.

Atención a los cables pelados; no los conecte si no dispone de clavija.

55


Antes de su uso, asegurarse del buen estado de los aparatos eléctricos. No

trabajar con equipos o instalaciones que presenten defectos o estén

defectuosos. Desechar aquellos cables que estén estropeados, quemados o

semidesnudos.

No sobrecargue los enchufes

No realice "chapuzas" ocasionales como conexiones de cables por el suelo para

alargar el recorrido. Si lo necesita disponga de alargadera o, en su lugar,

conecte los aparatos cuantas veces sea necesario en los enchufes más

próximos de su recorrido.

No sobrecargar los enchufes abusando de ladrones o regletas, no utilizar

regletas en cascada, ni conectar a las bases de enchufe aparatos de potencia

superior a la prevista o varios aparatos que en conjunto suponga una potencia

superior, tampoco se realizaran empalmes o conexiones.

Recuerde que las chapuzas provisionales terminan siendo definitivas con todos

los riesgos que entrañan.

Pero nunca efectúe conexiones que no reúnan todas las garantías.

Antes de utilizar una máquina, asegúrese de que los conductores eléctricos no

han sufrido cortes por útiles afilados o máquinas en funcionamiento.

56


No tire de los cables eléctricos para mover o desplazar

los aparatos o maquinaria eléctrica

Para desenchufar un aparato no agarre nunca el cordón, sino de la clavija, es

más seguro. Desconectaremos los equipos eléctricos tirando de la clavija,

nunca del cable.

No se deben dejar los aparatos eléctricos en lugares con peligro de que sean

averiados por golpes, proyecciones calientes, agua, etc.

En caso de duda o avería AVISE A UN ELECTRICISTA. No se debe intentar

reparar la avería eléctrica. Solamente lo deben hacer los electricistas

profesionales.

No puentear, sustituir o anular los elementos de los cuadros eléctricos.

Si nota algún "calambre" utilizando algún aparato de su trabajo, observa que

aparecen chispas o humos procedentes de un aparato o de los cables de

conexión o el calentamiento anormal de un motor o de un cable, pare

inmediatamente y póngalo en conocimiento de su jefe para que avise al

electricista.

Recuerde: en este tipo de situaciones, no utilice e impida que otros lo hagan, el

aparato averiado hasta después de su reparación.

57


No tenga miedo, pero tenga respeto a la electricidad.

No deje que un elemento tan útil y necesario

en nuestras vidas se vuelva contra usted.

No tocar nunca a una persona que esté bajo tensión eléctrica, desconectar

primero la electricidad.

Recuerde que la reparación y mantenimiento es única y exclusivamente

competencia del personal formado y cualificado del instalador autorizado en

Baja Tensión contratado para el mantenimiento en el centro docente.

58


12. RIESGOS ASOCIADOS A LA MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS

Un adecuado manejo, conservación y almacenamiento

de los alimentos proviene accidentes y enfermedades,

tanto para los propios trabajadores como para los clientes

Se pueden contraer enfermedades infecciosas, principalmente zoonosis

(enfermedades originadas por el contacto con animales enfermos o de los

productos derivados de ellos, o por carnes o pescados en proceso de

descomposición).

Por otra parte, pueden sufrirse trastornos de tipo alérgico que afectarán

principalmente el sistema respiratorio y a la piel. Así, es posible la aparición de

dermatosis por la presencia de hongos asociados a la materia prima.

12.1. CONDICIONES DE LOS LOCALES Y UTENSILIOS

Las condiciones que deben reunir los locales y utensilios donde se realiza la

manipulación de alimentos son:

Como norma general, deben conservarse en frío todos los alimentos. Se

controlarán los niveles de temperatura necesarios en cada sala, según los

alimentos que se almacenen.

No se depositarán nunca recipientes con alimentos directamente en el suelo.

Debe cuidarse que los productos alimenticios no entren en contacto con

sustancias químicas (productos de limpieza).

59


Debe vigilarse las fechas de caducidad y retirar los productos caducados.

Es preciso vigilar la higiene y limpieza escrupulosa de los lugares donde se

almacenan y de los puestos donde se expenden los productos alimenticios.

Mantenga los alimentos protegidos.

Los alimentos deben colocarse lejos de poder ser alcanzados por cualquier

animal o insecto.

Se comprobará que las ollas, recipientes, etc.

están perfectamente limpios

Tape la comida mientras se está preparando.

60


La vajilla y las máquinas como hornos, freidoras, etc. deben limpiarse

minuciosamente.

Las puertas de acceso a la cocina deben permanecer habitualmente cerradas.

12.2. RECOMENDACIONES PARA LOS MANIPULADORES DE ALIMENTOS

A continuación, se describen las recomendaciones que deben seguir los trabajadores

que manipulen alimentos:

Mantenga una escrupulosa higiene personal. Sobre todo manos y uñas bien

limpias.

Debemos lavarnos las manos con frecuencia, al empezar el trabajo y después

de cada interrupción.

Limpieza y desinfección de útiles y superficies de cocina

No fume mientras manipule alimentos.

No estornuda o tosa sobre ellos.

Extreme las precauciones cuando hable cerca de los alimentos.

En caso de tener heridas o cortes en las manos, emplee protección adecuada

(tiritas o vendas impermeables, dediles o guantes de goma).

Use ropa de trabajo siempre limpia y diferente de la utilizada como de calle y

que cumpla las siguientes características: ser ligera, holgada, de tejido

transpirable y a la vez que absorba el sudor, de color claro y que permita ser

lavada con facilidad.

61


Los manipuladores deben llevar el pelo recogido y protegido con un gorro o

una redecilla.

Será obligación del manipulador afectado de enfermedad contagiosa cuando

sea consciente o tenga sospecha de estar en esta situación, poner el hecho en

conocimiento de su superior.

Exigencia del Carné de Manipulación de Alimentos

Mantener los alimentos a temperatura correcta:

Alimentos congelados: inferior a -18 ºC.

Alimentos refrigerados: entre 2 y 6 ºC.

Alejar las basuras de las cocinas

Limpieza y desinfección de cocinas

Utilizar guantes en operaciones de limpieza

62


13. RIESGO BIOLÓGICO

En la manipulación de alimentos, especialmente carnes y pescados, se pueden

producir contactos con agentes biológicos presentes en ellos que pueden pasar al

trabajador ocasionándoles problemas de salud.

Si usted sufre alguna enfermedad provocada por agentes biológicos consúltelo

con el médico especialista.

En operaciones de limpieza de baños y aseos se puede estar en contacto con otros

microorganismos susceptibles de ocasionar enfermedades a los trabajadores.

Los conductos de aire acondicionado o ventilación, si no se ha hecho el mantenimiento

y limpieza correcta, pueden albergar agentes biológicos que pueden ocasionar

molestias respiratorias y alergias a los trabajadores.

Por otra parte las auxiliares de comedor, en general pueden estar también expuestos a

contaminantes biológicos durante las operaciones de limpieza y en el manejo de

residuos.

RECUERDE QUE DEBE UTILIZAR GUANTES PARA PROTEGERSE

Realice un mantenimiento y limpieza de filtros y conductos del aire acondicionado

63


14. ATROPELLOS Y GOLPES CON VEHÍCULOS (TRANSPORTE DE

RUTA ESCOLAR)

En el transporte de ruta escolar se pueden producir golpes o atropellos por el vehículo

durante la jornada de trabajo producidos por vehículos en movimiento . Incluye los

accidentes de tráfico en jornada de trabajo. Excluye los accidentes al ir o volver del

trabajo in itinere.

Para evitar este tipo de riesgo aconsejamos:

Utilizar ropa de alta visibilidad ( chalecos reflectantes homologados )

Señalizar zonas de paso para peatones ( recogida de niños ) y la zona de

vehículos

Mirar por los espejos retrovisores para evitar los puntos muertos y usar espejos

convexos en zonas de paso.

Observar las normas de tráfico.

Señalizar y establecer una zona de seguridad en la zona donde se estacionan, se

recogen o se dejan a los niños que van en la ruta escolar.

Mantener hábitos seguros al conducir,

Respetar las señales de circulación

Conducir con prudencia

Circular dentro del recinto del centro escolar a 20 km/hr (10km/hr si hay

hielo)

Evitar cambios bruscos de dirección y virajes con poco radio

Caminar por zonas de peatones evitando las vías de circulación de vehículos

Aparcar correctamente

Los vehículos de ruta escolar dispondrán de los elementos de seguridad y aviso,

necesarios y en buen estado (resguardos, frenos, claxon, luces, etc.)

La iluminación de la zona y/o la del propio vehículo, garantizarán siempre, a

vehículos y personas, ver y ser vistos.

64


15. ACCIDENTES DE TRÁFICO

Desplazamientos al ir y volver del centro de trabajo o durante la jornada por motivos

laborales.

Para evitar sufrir un accidente de tráfico siga las siguientes recomendaciones:

Respete y siga las recomendaciones del Código de Circulación.

Procuré flexibilidad horaria y evitar horas punta.

Incrementar el uso del transporte público.

Realice cursos de reciclaje práctico y teórico sobre seguridad vial.

Evite el consumo de alcohol y medicamentos contraindicados.

No fume, ni utilizar el móvil durante la conducción.

Use el cinturón de seguridad en turismos y autobuses escolares.

Realice la inspección técnica del vehículo con la perceptiva periodicidad (ITV) y

el mantenimiento necesario de los frenos, ruedas, luces, dirección, aceite…

Ajuste el reposacabezas lo más alto posible sin sobrepasar la altura máxima de

la cabeza, la parte superior quedará por encima de la altura de los ojos.

Realice los reconocimientos médicos periódicamente para garantizar la aptitud

inicial.

Los motoristas deberán utilizar siempre el casco.

Los ciclistas deberán utilizar casco, catadióptrico rojo trasero en la bicicleta,

chaleco reflectante, así como circular con luces u otros objetos reflectantes.

65


16. CONDICIONES AMBIENTALES DEL MEDIO AMBIENTE FÍSICO

DE TRABAJO

El Centro Educativo como lugar de trabajo debe conservar unas adecuadas condiciones

ambientales que eviten riesgos o molestias para los trabajadores durante el desarrollo

de las tareas.

En los Centros Educativos fundamentalmente se produce un disconfort debido a

alteraciones en el microclima de trabajo que se crea en el espacio de trabajo.

Una iluminación inadecuada, un ruido excesivo, una sobrecarga térmica, producen un

aumento del ritmo cardiaco incrementando la fatiga física y mental así como el

número de errores, disminuyendo la capacidad de trabajo físico y mental.

Un exceso de calor puede producir somnolencia aumentado el esfuerzo para mantener

la vigilancia y afectando negativamente a los trabajos que requieren atención y

decisiones críticas. Al mismo tiempo, en condiciones de baja temperatura disminuye la

destreza manual, lo que puede ser causa una peor calidad del trabajo y errores. Al

obligar al trabajador a aumentar la atención se incrementa la fatiga tanto física, como

mental, produciendo también irritabilidad.

Aún, asumiendo que en cualquier situación (laboral o no), y por óptimas que resulten

sus condiciones térmicas, puede existir un 5% de los individuos que mostrarán

insatisfacción por calor o frío, así como la existencia de múltiples factores que pueden

influir como por ejemplo las diferencias biológicas individuales, debemos cuidar por

tanto las condiciones térmicas.

Debemos de controlar los factores de riesgo: temperatura, ventilación, humedad

relativa del aire, iluminación, ruido…:

66


La Temperatura en invierno debe oscilar entre 20ºC y 24ºC, excepto en

periodo estival que estará comprendida entre 23ºC y 26ºC.

La Humedad relativa tanto en invierno como en verano estará comprendida

entre 45% y el 65%. El uso de calefacción provoca un bajo descenso del nivel

de humedad.

Los trabajadores no deben estar expuestos de forma frecuente o continuada a

corrientes de aire cuya velocidad exceda los siguientes límites:

-Trabajos en ambientes no calurosos: 0,25 m/s.

-Trabajos sedentarios en ambientes calurosos: 0,5 m/s

-Trabajos no sedentarios en ambientes calurosos: 0,75 m/s.

Estos límites no se aplican a las corrientes de aire expresamente utilizadas para

evitar el estrés en exposiciones intensas al calor, ni a las corrientes de aire

acondicionado, para las que el límite será de 0,25 m/s en el caso de trabajos

sedentarios y 0,35 m/s en los demás casos.

Ya que la mayor parte de información que se requiere para el desarrollo de una tarea

administrativa, es visual, se deben estudiar las condiciones de iluminación con el fin de

favorecer al máximo su percepción, permitiendo asegurar una apropiada ejecución de

las mismas, garantizando por una parte la seguridad el trabajador y por otra

proporcionar un aceptable grado de bienestar visual.

Obtener el mayor rendimiento de la luz natural siempre que sea posible. El

nivel de iluminación debe ser acorde a las exigencias de la tarea.

ZONA O PARTE DEL LUGAR DE TRABAJO (*)

Zonas donde se ejecuten tareas con:

NIVEL MINIMO DE ILUMINACION

1º. Bajas exigencias visuales 100

2º. Exigencias visuales moderadas 200

3º. Exigencias visuales altas 5000

4º. Exigencias visuales muy altas 1000

Áreas o locales de uso ocasional 50

67


Áreas o locales de uso habitual 100

Vías de circulación de uso ocasional 25

Vías de circulación de uso habitual 50

(*) El nivel de iluminación de una zona en la que se ejecute una tarea se medirá a la

altura donde ésta se realice; en el caso de zonas de uso general a 85 cm. del suelo y en

el de las vías de circulación a nivel del suelo.

En la mayoría de los trabajos de oficina, el nivel de iluminación recomendado es de

500 lux.

Adecuar el puesto, evitando fuentes luminosas situadas frente a los ojos y/o

apantallando las fuentes de luz brillante.

El estudio de las condiciones de iluminación desde un punto de vista ergonómico debe

comprender:

Análisis de las exigencias visuales de la tarea (cantidad de luz necesaria).

LA DEFICIENTE ILUMINACIÓN AUMENTA LA FATIGA VISUAL E

INCREMENTA LOS ERRORES Y ACCIDENTES

Evaluar las condiciones de iluminación del lugar de trabajo.

LOS RESPLANDORES Y REFLEJOS PROVOCAN DESLUMBRAMIENTOS

Conocer las características y capacidades individuales del trabajador.

Tan importante como un nivel suficiente de iluminación es la distribución del brillo en

el campo visual, ésta debe ser lo más homogénea posible, pues el ojo debe adaptarse

según la intensidad luminosa y si esta adaptación es muy frecuente, provoca daños en

la percepción visual y fatiga.

68


Una homogeneidad total del brillo es prácticamente imposible de lograr. Por lo tanto,

considerando tres zonas en el campo visual:

centro de la tarea

alrededor inmediato

alrededor mediato

Las diferencias entre brillos de las tres zonas no debe ser superior a la relación 10: 3: 1

.

A fin de evitar reflejos o deslumbramientos se procurará:

Que las ventanas dispongan de persianas de láminas con el fin de poder regular

la entrada de luz.

Ninguna ventana debe encontrase ni delante ni detrás de la pantalla de

visualización de datos, ésta debe quedar alejada de las ventanas para que la

sobreiluminación diurna no dificulte la adaptación de los ojos del operador a la

relativa oscuridad de la pantalla.

La pantalla debe colocarse de forma perpendicular a las ventanas y es

preferible que estas queden a la izquierda del operador, si es diestro, o a la

derecha si es zurdo, a fin de no crear sombras

La pantalla se situará preferentemente entre filas de luminarias de forma que la

línea de visión del operador a la pantalla sea paralela a las lámparas del techo.

Otro punto a tener en cuenta en este apartado de iluminación es la elección del color

de los elementos que componen el puesto de trabajo y del entorno. Los colores

provocan unos efectos psicológicos sobre el trabajador, por lo tanto es importante,

antes de decidir el color de una sala, tener en cuenta el tipo de trabajo que se va a

realizar.

Si se trata de un trabajo monótono, es aconsejable la utilización de colores

estimulantes, no en toda la superficie del local pero sí en superficies pequeñas

como mamparas, puertas, etc.

Si la tarea a realizar requiere una gran concentración elegiremos colores claros

y neutros.

69


Por regla general los colores intensos los reservaremos para zonas en que la

estancia de los trabajadores sea corta, ya que a largo plazo pueden provocar

fatiga visual, reservando para paredes y techos de salas de trabajo, colores

claros y neutros.

Renovación periódica del aire para mantener un ambiente más limpio e

incrementar el bienestar durante la actividad profesional. Evitar corrientes de

aire.

Tanto o más que las condiciones térmicas, para que el ambiente de trabajo sea

confortable, es la percepción de respirar aire fresco, en lugar de cargado o

viciado, y que sea sano, es decir libre de contaminantes químicos o biológicos.

Una pobre calidad de aire interior provoca dolor de cabeza, mareos, fatiga, piel

seca, irritación de ojos, congestión y tos. Este disconfort puede causar

reacciones psicológicas como cambios de humor, de estado de ánimo, etc.

El R.D. 486/97 de lugares de trabajo establece una renovación mínima de 30

m3 de aire limpio por hora y trabajador y de 50 m3 en ambientes contaminados de

humo de tabaco a fin de evitar el ambiente viciado y los olores desagradables.

La posible contaminación microbiológica difundida por los sistemas de

ventilación climatización puede controlarse mediante la colocación de filtros

adecuados y la implantación de programas de limpieza y desinfección de los

diversos componentes del sistema (sistemas de filtración, refrigeración,

humidificación, material de los conductos).

Otras medidas básicas a aplicar son:

Observar que las rejillas y alrededores de los difusores carecen

de suciedad

Los suelos enmoquetados son un mayor foco de acumulación de

polvo, por lo que es importante extremar la limpieza en ellos y

asegurar la aplicación de tratamiento antigérmenes.

70


17. RUIDO

El ruido del teléfono, las impresoras, las conversaciones, constituyen un ruido de fondo

habitual en los centros educativos. A pesar de no estar sometido a 80 dB(A), nivel

hasta el cual se considera que no existe daño para la salud, y que es estudiado desde la

Higiene Industrial, sí existen molestias psicológicas que provocan la disminución de la

atención, de la concentración y como consecuencia, el incremento de errores o

pérdida de calidad e incluso de la satisfacción personal.

Los niveles de ruido máximos asumibles del ambiente de trabajo dependen de las

características de las actividades que deban ser realizadas tales como la exigencia de

concentración y atención.

Por ello se recomienda que tareas que exijan una alta concentración, los niveles de

ruido para no ser perturbadores no deban superar los 45 o 50 dB(A).

Estos efectos en los que intervienen de forma importante las peculiaridades

individuales son difícilmente medibles. Debido a esto se intentan buscar efectos más

fáciles de cuantificar. Así, por ejemplo, para valorar la importancia del ruido en cuanto

a "molestias", se puede utilizar la interferencia que aquel produce en la comunicación

oral entre las personas. Parece ser que el

ruido resulta especialmente molesto,

cuando impide oir algo que deseamos. Es

el caso de las conversaciones interferidas

por el ruido de fondo de un determinado

ambiente.

Fuentes principales de ruido en las

oficinas:

Ruido exterior: el tráfico rodado, aéreo, las

obras públicas, etc.

71


Ruido de las instalaciones: principalmente el sistema de ventilación y climatización.

Equipos de oficina: las impresoras laser emiten un ruido apenas medible, mientras que

las máquinas de escribir y las impresoras matriciales pueden generar niveles de 70

dB(A)

Ruido producido por las personas: conversaciones, ...

La exposición continuada a elevados niveles de ruido puede producir alteraciones

psíquicas, estrés, irritabilidad, insomnio, etc.

72


18. INCENDIOS

18.1. MEDIDAS DE PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Muchos de los incendios originados en Centros Educativos son originados por:

Instalaciones eléctricas defectuosas

La mala utilización de los equipos

La negligencia de los fumadores.

Vamos a ver una serie de instrucciones para la correcta actuación del personal, en el

sentido de evitar el inicio de un incendio, dentro del desarrollo de sus cometidos

habituales:

Procure ante todo, no ser usted un foco de incendio. Si ha de efectuar su

trabajo en zonas donde está prohibido fumar (sala de calderas, almacén...),

respete la prohibición aunque no le observe nadie.

Si fuma cuide de dejar su cigarrillo en ceniceros o elementos adecuados y lejos

de corrientes de aire que puedan arrastrar chispas o las propias colillas hacia

lugares inadvertidos y con presencia de un material combustible (papeles,

cartón...)

Los aparatos eléctricos no indispensables se deben apagar y desconectar al

final de la jornada.

Notifique cualquier deficiencia en las instalaciones,

particularmente eléctricas, que pueda ser causa de incendio

73


No sobrecargue los enchufes.

Es evidente que un local en orden tiene menos posibilidades de arder, pues

los materiales que pudieran inflamarse han sido apartados o bien situados:

Los papeles y basuras no deben depositarse fuera de los recipientes

previstos para ello.

Debe existir una recogida regular de las papeleras y contenedores de

basura.

18.2. MEDIDAS DE ACTUACIÓN ANTE UN INCENDIO

No, no se asuste. No le vamos a pedir que se convierta en un bombero ni en un héroe

si ocurre una emergencia. Sólo le vamos a dar una serie de recomendaciones de cómo

actuar ante una situación de este tipo:

Infórmese acerca de la localización de todos los extintores. ¡Ojalá nunca tenga

que usarlos!, pero si es así el saber donde se encuentran le ahorrará unos

segundos preciosos.

74


Aprenda a distinguir los diferentes tipos de extintores y forma de utilizarlos.

Seguro que pasa muchas veces a lo largo del día delante de ellos, sin verlos si

quiera. Claro, siempre vamos con prisas. La próxima vez que pase cerca, párese

unos minutos y lea las instrucciones de uso, en caso de incendio "el haber

perdido este tiempo" puede ser crucial.

Si alguna vez tiene que utilizarlo, no olvide decírselo al encargado para que se

vuelva a recargar.

Como norma general, si advierte un incendio no debe intentar apagarlo solo,

salvo que sea un conato y esté seguro de que no le ofrece ningún tipo de riesgo

para su persona.

Procure mantener la calma, gritando o

corriendo no mejora la situación

Dé al pulsador de alarma de incendios más cercano si existe. Sino avise al

encargado, indíquele las posibles causas de la emergencia y si existen heridos.

Diríjase hacia la "Salida de Emergencia". Sin duda en su trabajo estará

acostumbrado a ver muchas puertas con este rótulo. Son puertas especiales

preparadas para garantizar una rápida evacuación del edificio en caso de

emergencia.

Por ello no coloque delante de ellas obstáculos: cajas, embalajes vacíos, escaleras o

trastos diversos. Si observa que esto no se cumple así, dé aviso de ello a los

responsables.

75


Cerciórese bien de que permanecen abiertas durante su estancia en el edificio para no

perder tiempo en caso de tener que abandonarlo.

Las señales de emergencia deberán ser visibles de día y de noche. Localícelas,

le indicarán hacia donde debe dirigirse para encontrar la salida de emergencia.

Los dispositivos de extinción de incendios deberán ser fácilmente visibles. No

coloque obstáculos delante de ellos que dificulte su accesibilidad.

No coloque obstáculos delante de ellos

que dificulte su accesibilidad

Si se encuentra con otras personas que desconocen la salida, diríjalos hacia ella

y ayúdeles a salir.

No utilice los ascensores en caso de emergencia, si el ascensor se

queda sin corriente, tal vez se pare entre dos plantas incendiadas

76


Si el humo es abundante, camine agachado. El humo es más ligero que el aire y

tenderá a concentrarse en la parte superior.

No abra las puertas de golpe, ni de frente.

Si la puerta de un local está caliente, aléjese el fuego está próximo.

Vaya cerrando las puertas que encuentre a su paso, de este modo dificultará la

propagación del humo y ahogará el incendio.

No intente recoger sus efectos personales, puede perder un tiempo precioso.

¿Conoce el número de teléfono de los bomberos?

¿Ha pensado que esto le puede salvar la vida

en una situación de emergencia?

77


En caso de emergencia llame siempre al 112 de EMERGENCIAS.

78


19. EXPLOSIONES

Debido fundamentalmente a deficiencias en las instalaciones a presión o fallos en los

suministros y fallo en el control de su correcto funcionamiento.

Los conserjes de los Centros Educativos estarán capacitados para realizar el

control del correcto funcionamiento de la caldera, siendo conscientes de los

peligros que puede ocasionar una falsa maniobra, entretenimiento o una mala

conducción, para ello dispondrán de la formación, documentación e

instrucciones adecuadas al riesgo.

En caso de no estar automatizada la marcha y paro de la caldera, durante el

proceso de arranque manual será obligatorio que la caldera sea conducida por

el operador de la misma, no pudiendo ausentarse hasta que se haya

comprobado que el funcionamiento, incluyendo la seguridad es correcto.

Deberá poder actuar de forma inmediata, manual o remota, en caso de que se

dispare la seguridad de la instalación, utilizando los procedimientos escritos

reglamentarios.

79


20. MANIPULACION DE PRODUCTOS QUIMICOS

20.1. MANIPULACIÓN DE PRODUCTOS DE LIMPIEZA

Aunque no en grandes cantidades, en las tareas de limpieza por los auxiliares de

comedor o las limpiadoras del centro educativo se utilizan productos químicos

clasificados como tóxicos y corrosivos como lejías, amoníaco, sosa, sulfumán, etc. El

uso de productos químicos puede conllevar diferentes tipos de riesgos:

Por ello, recuerde:

Riesgo de inhalación de productos químicos tóxicos: pueden producirse

intoxicaciones por inhalación de gases y vapores de productos utilizados en

zonas poco ventilados (aseos, vestuarios...).

Riesgo de ingestión de productos químicos, normalmente causados por

confusión.

Riesgo de irritación en los ojos o en la piel por salpicadura o contacto con

productos químicos irritantes.

Riesgo de quemaduras por contacto con productos químicos corrosivos.

80


No utilice ningún producto de limpieza sin saber sus características y sus

riesgos. Consulte siempre la etiqueta del producto.

Antes de utilizar cualquier producto de limpieza, leer detenidamente su ficha

de seguridad y la etiqueta donde se indican los peligros de ese producto.

Para identificar un producto nunca se ha de probar o inhalar.

Exija el correcto etiquetado de los envases. En caso de trasvase a otro

recipiente identificar adecuadamente el recipiente de destino para evitar

intoxicaciones por ingestión

No introduzca líquidos corrosivos en botellas de agua envasada, licores,

cerveza, etc., que pueda ocasionar que alguien inadvertidamente pueda

ingerirlos.

Trasváselos a recipientes de pequeña capacidad, a ser posible, dosificadores.

Al hacer el trasvase evite el vertido libre para evitar proyecciones del líquido.

Hágalo despacio y con cuidado.

Asegúrese de que, cerca de donde realice el trasvase de productos exista agua

para poder lavar, en su caso, la zona afectada (ojos, manos, etc).

¡¡¡NO DEBEN MEZCLARSE LOS PRODUCTOS LIMPIADORES!!!

pueden formarse gases peligrosos o reacciones con desprendimiento

de calor que originan salpicaduras que originarán quemaduras

81


Por ejemplo:

• No mezcle lejía con amoniaco, se forma un gas muy tóxico. Si la zona no

está bien ventilada puede llegar a ser mortal.

• El agua fuerte con amoniaco puede producir una reacción donde se

desprende calor, lo que puede ser la causa de quemaduras en la piel o en

los ojos.

Utilice guantes de protección, gafas de seguridad y/o mascarilla cuando

manipule productos de limpieza.

En cualquier caso, después de utilizar estos productos, lávese las manos.

Manténgalos alejados de las fuentes de calor. Preferiblemente alejados de la

luz solar.

Ventile los locales mientras este limpiando y después de limpiar

(especialmente aseos, vestuarios y recintos de pequeño tamaño).

Guarde los envases de los productos bien cerrados y ordenados en lugar seco y

fuera de los focos de calor.

No fume, ni coma o masque chicle

cuando utilice productos de limpieza

Siempre que se le produzca un derrame de un producto corrosivo sobre alguna

parte del cuerpo introdúzcala en un recipiente con agua fría pero no debajo

del chorro del grifo. El impacto puede producirle mayores lesiones y, sin duda,

más dolor.

No se dé ningún tipo de cremas ni ungüentos, ni siquiera remedios de los

llamados populares (aceite, vinagre). Agua y solo agua hasta que pueda acudir

a un centro sanitario.

Si alguien accidentalmente ingiriere un producto de éstos, haga que beba

tanta agua como sea posible para que el producto se diluya y ¡atención!, no

82


provoque el vomito; volverá a dañar toda la vía digestiva con la expulsión del

producto.

En caso de ingestión accidental llame al Instituto Nacional de Toxicología:

91-5620420

Si el material corrosivo le ha entrado o salpicado en los ojos, manténgalos

cerrados y aclárelos constantemente hasta que pueda acudir a un centro

sanitario.

83


21. EXPOSICIÓN A RACIACIONES NO IONIZANTES

La exposición a radiaciones no ionizantes se produce principalmente por:

Empleo de láser de Clase I en fotocopiadoras e impresoras láser.

Exposición a radiación ultra violeta desprendidas por la lámpara durante el uso

de las fotocopiadoras.

En las condiciones normales de uso y mantenimiento, el diseño de las impresoras o

fotocopiadoras láser asegura que la radiación queda completamente confinada dentro

de las cubiertas protectoras y las carcasas exteriores, de modo que el rayo láser no

puede escapar en ninguna de las fases de funcionamiento normal.

Así mismo en las fotocopiadoras, la exposición a radiación UV es casi despreciable ya

que la lámpara emisora está prácticamente aislada en su alojamiento y se apaga

automáticamente al detenerse la máquina.

Para mantener estas condiciones de seguridad se recomienda:

Recabar información acerca de las condiciones de uso y características de la

fotocopiadora o impresora antes de manipularla. Para ello se debe consultar el

Manual de Instrucciones de la máquina.

Asegurar el mantenimiento de la protección de la máquina frente a las

radiaciones, la limpieza periódica y las necesarias revisiones de la máquina, en

función del manual de instrucciones del fabricante.

84


Siempre que realice fotocopias en el cristal de copia superior, cierre la tapa o

proteja la vista de la luz.

No intente reparar o actuar en el interior de la máquina. La reparación y

mantenimiento es única y exclusivamente competencia del personal formado y

autorizado por el Servicio Técnico contratado por el centro docente.

Es importante llamar al servicio técnico si la impresora o fotocopiadora ha

sufrido algún golpe o si la carcasa está dañada o presenta alguna otra avería.

85


22. ATRAPAMIENTOS Y CONTACTO TÉRMICO FOTOCOPIADORA

Podemos sufrir atrapamientos y contactos térmicos como consecuencia de la

manipulación insegura de la fotocopiadora y el desconocimiento de las instrucciones

de uso del fabricante.

En caso de un atasco de papel, reposición de tóner u otra circunstancia que

obligue a tener que abrir las protecciones de la fotocopiadora, no se deben

tocar otros elementos que los indicados en las instrucciones de uso,

procurando que ningún objeto metálico (pulseras, collares…) entren en

contacto con zonas en tensión o se enganche en elementos de la máquina ya

que puede quemarse o recibir una descarga eléctrica.

Antes de manipular, desconectar siempre la máquina tirando de la clavija,

nunca del cable y esperar un tiempo a que se enfríe.

No tocar las zonas indicadas con las etiquetas de precaución en el interior de

las tapas frontal y posterior de la impresora. cuando se utiliza la impresora,

estas zonas alcanzan una elevada temperatura. Si ha de accederse a estas

zonas para desatascar un papel, apague la máquina y espere por lo menos 10

minutos, de este modo se evitarán quemaduras.

No inserte objetos de ninguna clase (clips, grapas…) por las ranuras de la

carcasa, ya que pueden entrar en contacto con puntos de voltaje peligroso o

bien cortocircuitar componentes, lo cual podría provocar un incendio o una

descarga eléctrica.

Nunca vierta líquidos encima de la maquina.

Aleje las manos, el cabello, las alhajas y las corbatas de los rodillos de

alimentación de salida.

86


23. EXPOSICIÓN A SUSTANCIAS NOCIVAS O TÓXICAS

Durante el proceso de copia o impresión se producen pequeñas emisiones de polvo

por las fibras de papel y las partículas de tóner o durante el cambio de los toner de las

impresoras y fotocopiadoras.

El Tóner es aquel pigmento que utilizan ciertas fotocopiadoras e impresoras para

reproducir letras e imágenes en el papel.

Las impresoras actuales tienen unos niveles de emisión muy inferiores al valor de

concentración considerado aceptable. Asimismo el polvo de tóner no está identificado

como sustancia peligrosa o tóxica o cancerígena, aunque si presenta los riesgos

inherentes a la inhalación de “polvo".

En la práctica, las concentraciones de polvo suelen ser muy inferiores a los valores de

referencia, incluso durante las operaciones de mantenimiento, por lo tanto, es muy

bajo el riesgo para la salud provocado por el polvo de tóner en su uso normal. No

obstante, al reponer el tóner en el equipo o tirar el residual, es recomendable

proceder con cuidado con el fin de evitar que accidentalmente se disperse en el aire

una cantidad excesiva de tóner, para ello se cumplirán con las siguientes normas

básicas:

87


NORMAS BÁSICAS DE SEGURIDAD PARA SUSTITUCIÓN DE CONSUMIBLES

Al usar las fotocopiadoras e impresoras… sigua las instrucciones de uso del

fabricante, especialmente durante el cambio de toner u otros componentes.

Recordar la precaución de no tocar las zonas calientes del interior de la

impresora

Al igual que otros tipos de polvo orgánico, la dispersión accidental de toner

podría provocar explosiones de polvo en caso de ignición. Por esta razón, se

debe evitar que haya fuentes de ignición cerca de una nube de polvo de tóner.

Los cartuchos deben extraerse y recolocarse manteniéndose siempre

horizontales, evitando darles la vuelta o inclinarlos.

Algunos fabricantes suelen recomendar agitar los nuevos cartuchos para

distribuir el tóner de manera uniforme. Este movimiento ha de ser siempre

horizontal y sólo después de hacerse puede retirarse la tira protectora si la

hubiera.

Evitar el contacto directo con el polvo de tóner al manipular o cambiar los

cartuchos y al desatascar el papel. Hay que realizar estas operaciones con

precaución y lavarse posteriormente las manos. No tocar el tóner ni inhalarlo y

evitar que entre en contacto con los ojos.

Si se mancha las manos con tóner no se las lave con agua caliente, ha de usarse

únicamente agua fría y jabón para enjuagarse. El agua caliente fija el tóner y

dificulta su eliminación, si el tóner llega a los ojos, éstos deben lavarse con agua

abundante durante varios minutos.

88


En el supuesto de un derrame accidental de toner debe evitarse su inhalación,

una pequeña cantidad no supone ningún problema, pero si alguna persona

inhala una gran cantidad, deberá ser trasladada a un lugar con aire limpio y

seguir las indicaciones de un médico.

Dado que debe evitarse la creación de nubes de polvo de tóner, en el supuesto

de un derrame no debe soplarse nunca para retirar el polvo de la superficie

sobre la que haya caído y si ha de barrerse, hay que hacerlo muy lentamente

Para usuarios normales, salvo las precauciones comentadas, no se requiere

ningún tipo de protección respiratoria; ni de ojos; ni guantes protectores,

excepto lavarse las manos después del cambio o manipulación del toner,

También se recomienda no comer, ni beber en las salas con fotocopiadoras.

89


24. EXPOSICIÓN A OZONO

Exposición a los gases que pueden desprenderse durante el funcionamiento de la

fotocopiadora, como el NH3, O3 y otros.

El ozono es un gas producido de forma natural a partir del oxígeno del aire mediante la

luz del sol y los rayos, pero también se produce de forma artificial en algunas

fotocopiadoras e impresoras láser y solamente al imprimir.

El ozono se considera contaminante del aire, y presenta un olor apreciable a

concentraciones muy bajas (ligeramente picante, recordando a la lejía) que puede

irritar los ojos, la nariz y la garganta.

El riesgo de exposición está directamente relacionado con las dimensiones del recinto,

sus parámetros ambientales y la ventilación adecuada o no del mismo.

FACTORES A CONSIDERAR PARA LA UBICACIÓN DE LAS FOTOCOPIADORAS

Seguir las recomendaciones recogidas en el Manual de Instrucciones de la

máquina facilitado por el fabricante sobre aspectos relacionados con la mejor

ubicación, la necesidad de ventilación…

Se debe instalar la fotocopiadora en una habitación correctamente ventilada, a

fin de asegurar la necesaria renovación de aire del local.

90


No exponer la impresora o fotocopiadora a la luz solar directa, ni situar cerca

de una fuente de calor.

No colocar la impresora o fotocopiadora en una corriente de aire frío

proveniente de un sistema de aire acondicionado.

La impresora debe situarse de forma que los gases residuales y el calor

generado no se expulsen directamente al rostro del usuario.

Evitar lugares sujetos a temperaturas y humedad extremas o a cambios

rápidos de dichas condiciones. La temperatura debería oscilar entre los 20‐25

grados centígrados y la humedad entre el 40‐70%.

Dejar un espacio adecuado para la ventilación de la impresora, así las ranuras y

aberturas de los laterales o parte posterior están destinadas a la ventilación,

por lo tanto no las obstruya, ni las cubra con objetos, mobiliario…. Se

recomienda dejar una distancia de al menos 20 cm. entre estas aberturas y la

pared o la superficie más cercana con el fin de evitar sobrecalentamientos y

eventuales incendios.

Debe realizarse la ventilación periódica del lugar en el que se encuentran las

máquinas fotocopiadoras. Abrir la ventana o la puerta del local de vez en

cuando para generar corriente.

Si en un recinto hay varias fotocopiadoras, es preciso asegurarse de que se

cumplen las exigencias más estrictas en materia de ventilación y refrigeración.

Si han de imprimirse trabajos de gran volumen es preferible utilizar las

impresoras situadas en los lugares más abiertos y mejor ventilados de la

dependencia (en el supuesto de oficinas con sistemas de ventilación forzada,

las zonas más próximas a los conductos de retorno).

A fin de evitar distracciones provocadas por el ruido que emiten las máquinas,

no conviene situar las fotocopiadoras cerca de puestos de trabajo que

requieran concentración.

Al instalarla, recordar dejar espacio suficiente alrededor de la máquina para

realizar de forma adecuada las operaciones de mantenimiento.

91


25. SOBREESFFUERZOS

Se considera un accidente por sobreesfuerzo, cuando se realiza un esfuerzo superior al

normal al manipular una carga de peso excesivo, o siendo de peso adecuado, se

manipula de forma incorrecta. Hay que tener en cuenta, que casi un tercio de los

accidentes tienen como causa los sobreesfuerzos.

En el personal no docente este tipo de accidentes suele tener como causa básica la

Manipulación Manual de Cargas de modo incorrecto.

En muchas ocasiones seguro que usted va a tener que mover repetidamente cargas

pesadas (por ejemplo, cajas de material, archivadores, etc….).

La manipulación de cargas podrá ocasionar lesiones al trabajador dependiendo del

peso y/o volumen de los mismos. También, podrá ocasionar problemas físicos, la

colocación de estos y la accesibilidad, es decir, los movimientos, posturas, torsiones,

etc. que tendrá que realizar para acceder a materiales, etc…

Las lesiones fundamentalmente se producen por:

92


Manipular cargas demasiado pesadas y de forma incorrecta durante el

desarrollo normal de la actividad que implica movimiento de enseres y

mobiliario.

No tener formación adecuada sobre la forma correcta de manipular cargas.

No utilizar medios auxiliares para transportar cargas.

Realización de movimientos bruscos (giros bruscos del tronco), durante la

manipulación manual de cargas.

Por ello tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Evite mover en lo posible cargas excesivamente pesadas usted solo.

¡¡¡PIDA AYUDA, SI ES NECESARIO!!!

Utilice si es posible medios auxiliares para transporte de cargas (p.e.:

transporte de cajas con carros)

Para transportar una carga manualmente primero inspecciónela para evitar

sorpresas desagradables. Compruebe el peso aproximado, partes salientes...

Utilice guantes para el movimiento de cargas.

93


Utilice para evitar golpes y fracturas utilizar calzado con puntera metálica

preferentemente.

Se recomiendan cursos de formación en el manejo adecuado de cargas y

realizar la vigilancia periódica de la salud.

Disminuir siempre que se pueda el peso de las cargas a transportar de manera

manual.

No mueva o y transporte manualmente cargas pesadas o voluminosas (de más

de 15 Kg.) Si se manipulan cargas superiores de 15 Kg se hará con la ayuda de

medios mecánicos adecuados y/o se requerirá la ayuda de una segunda

persona.

Almacene el material en los armarios, bajo criterios de uso, los más frecuentes

en zonas intermedias y los menos usados en las zonas más altas o bajas de los

armarios.

No cargue con más pesos del que puedes. Lleve menos y realiza más viajes.

94


En términos generales deben evitarse todas aquellas posturas que tienden a curvar la

espalda, a hundirla o torcerla. En otras palabras, hay que adoptar posiciones en el que

el torso se mantenga erguido y no realizar giros con la espalda (girar todo el cuerpo).

Para evitar dolores de espalda, adquirir la buena costumbre de agacharse, doblando

las rodillas (ponerse en cuclillas manteniendo la espalda recta), para realizar todas

aquellas tareas o ademanes que antes realizábamos curvando la espalda.

En el manejo manual de las cargas la posición del cuerpo se ajustará a los siguientes

principios:

Pies firmemente apoyados y ligeramente separados

Mantener la espalda recta y llevar el peso lo más próximo al cuerpo

Flexionar las rodillas al levantar la carga

Sujetar firmemente la carga con ambas manos, conservando esta posición

durante la carga y transporte

Levante la carga con la espalda recta

Mantenga la carga tan cerca del cuerpo como sea posible

Utilice faja lumbar en caso de esfuerzos muy repetidos

Si la pieza a mover es incómoda o plantea dificultad pida ayuda a un

compañero para transportarla o moverla

95


Transportar pesos pegándolos al cuerpo y en posición erguida.

96


26. POSTURAS FORZADAS

El personal no docente puede verse obligado a permanecer largas horas de pie en

ocasiones y en otras ocasiones a trabajar sentado. Si en el puesto nos vemos obligados

a permanecer largas horas de pie ,esta postura puede generar una simple fatiga y un

poco de dolor, pero también puede provocar alteraciones más serias.

En primer lugar, esta postura hace que los músculos se contraigan, lo cual causa una

disminución de la circulación sanguínea. Lo que puede producir dolor en los músculos

y articulaciones y que la sangre se estanque, lo cual induce a la aparición de venas

varicosas.

Además, la permanencia de pie ocasiona el aplanamiento extenso del pie.

Las personas con exceso de peso corren un mayor riesgo debido a

que el peso de su cuerpo impone un esfuerzo adicional en sus pies

Le damos una serie de consejos para prevenir la aparición de estos efectos si trabaja

de pie:

Procure mantener una actitud corporal correcta, manteniendo la espalda recta,

pero sin forzar la postura en exceso.

97


No permanezca inmóvil durante mucho tiempo. Doblar las piernas de vez en

cuando ayuda a aliviar los problemas circulatorios.

El plano de trabajo estará de forma general, a nivel de los codos.

Si el trabajo a realizar es de precisión, el plano de trabajo debe estar

ligeramente más alto para facilitar la visualización de los pequeños detalles.

Si los brazos han de realizar esfuerzos, el nivel del plano deberá estar más bajo,

así se aprovechará mejor la fuerza del cuerpo.

Trate de mantener, alternadamente, un pie levantado, descansándolo sobre

algo (reposapiés, pequeña banqueta, tarima ,etc.).

Procure dormir o descansar con las piernas más altas que el cuerpo.

Durante las pausas, cambie la posición del cuerpo y efectúe movimientos

suaves de estiramiento de los músculos.

Utilice medias especiales elásticas si es necesario.

Utilizar calzado cómodo, ancho y que sujete bien el pie.

El uso de plantillas para los pies puede mejorar la comodidad y reducir el dolor

de la espalda, piernas y pies de personas que deben permanecer de pie todo el

día.

Evitar las inclinaciones y torsiones innecesarias o superiores a 20º y en lo

posible los movimientos bruscos y forzados del cuerpo.

Para ordenar, colocar o acceder a material, archivos, etc. que se encuentren

próximos o al nivel del suelo, no doble la espalda, si no puede realizarlos sobre

la mesa hágalo de cuclillas.

Realizar la vigilancia periódica de la salud.

98


Evite giros, torsiones ya sea de manos, brazos o tronco, principalmente si lleva

peso. Quizás para ello realice mayor número de movimientos pero su cuerpo

los hará en posturas más saludables.

Practique algunos ejercicios gimnásticos para relajar la musculatura del cuello,

columna, espalda y brazos.

Le damos una serie de consejos para prevenir la aparición de estos efectos si trabaja

de sentado:

No deje que el cuerpo se doble hacia adelante arqueando la espalda.

99


La silla ideal ha de ser rígida y con respaldo alto para apoyar al menos la zona

lumbar.

El plano de trabajo es recomendable que esté a nivel de los codos. Si es más

alto tendremos que levantar la espalda con el consiguiente dolor de los

omóplatos, si por el contrario es demasiado baja provocaremos que la espalda

se doble más de lo normal creando dolores en músculos de la espalda.

No mantenga mucho tiempo la misma posición, sea sentado o de pie; evitará

así la fatiga muscular.

Aproveche los pequeños descansos durante el trabajo para relajar el cuerpo.

Efectúe suaves movimientos de estiramiento de los músculos.

Estos pequeños descansos le ayudarán a incrementar la circulación, aliviar la

tensión y mejorar su actitud mental.

Efectúe suaves movimientos de estiramiento de los músculos, por ejemplo:

100


Una buena disposición de los elementos a manipular en el área de trabajo no nos

obligará a realizar movimientos forzados del tronco con los consiguientes problemas

de dolores de espalda.

101


27. MOVIMIENTOS REPETITIVOS

Muchas operaciones obligan al trabajador a efectuar una serie de movimientos

repetidos como agarres, giros, al manejo de pequeñas cargas, sin la consiguiente

recuperación; con el transcurso del tiempo, frecuentemente, estos movimientos

provocan molestias y lesiones conocidas como síndrome del túnel carpiano, tendinitis,

tenosinovitis, epicondinitis (codo de tenista, lumbalgia, etc.).

Este tipo de lesiones aparece en los tejidos blandos del cuerpo, fundamentalmente en

los tendones y sus vainas, en los nervios; también se observan diferencias del riego

sanguíneo en determinadas partes del cuerpo. Frecuentemente se presentan en el

área de la mano, muñeca, antebrazo, brazos, hombros y cuello.

Estas alteraciones aparecen en los trabajadores que efectúan tareas manuales

reiterativas, que exigen la realización de esfuerzos en posiciones forzadas de las

extremidades en trabajos que requieren ejercer presión con los dedos, manos y

brazos, en trabajos que conllevan la utilización continuada de tijeras, grapadoras, uso

de ratón, teclado, etc.

102


28. CARGA MENTAL

Al igual que la carga física, si la realización de la tarea obliga al mantenimiento

prolongado de un esfuerzo mental continuo, al límite de nuestras posibilidades, podría

surgir fatiga mental.

La carga mental es el esfuerzo mental que debe realizar el trabajador para poder

realizar la tarea. Esta viene determinada principalmente por la cantidad de

información que debe tratarse, el tiempo que se dispone y la importancia de las

decisiones.

También es necesario considerar el grado de atención que requiere la tarea, tanto si

requiere un nivel elevado, como si requiere mantenerla durante un tiempo

continuado.

Otros factores que influyen en la aparición de la fatiga mental son la rapidez con que

debe ejecutarse la tarea, posibilidad de desviar la vista, la posibilidad de hablar, y las

consecuencias de las posibles inadvertencias como la repercusión de los errores.

El principal síntoma de este tipo de fatiga es una reducción del rendimiento, y

aumento del número de errores, debido entre otros factores a la disminución de la

atención, lentitud de pensamiento y disminución de la motivación.

103


Si la tarea conlleva una carga mental elevada, es necesario recurrir al establecimiento

de pausas o rotación de tarea con otros requerimientos menores de esfuerzo mental.

Por ello es importante la posibilidad de realizar pausas, si tiene pocas posibilidades de

recuperarse de la fatiga mental producida por la tarea, implica que a medida que esté

más fatigado, la realización de la tarea le supondrá una mayor carga.

104


29. RIESGOS EMERGENTES

29.1. INTRODUCCIÓN

En los últimos años, se ha prestado gran atención al estudio de riesgos nuevos y

emergentes en el lugar de trabajo. Muchos investigadores han supervisado y previsto

nuevas tendencias de los accidentes relacionados con el trabajo, y en particular con los

trastornos de la salud, con el propósito de mejorar la prevención. Por ejemplo, el

Observatorio Europeo de Riesgos ha publicado recientemente un estudio de riesgos

nuevos y emergentes en el trabajo en la Unión Europea (UE).

Se puede definir como “riesgo emergente” cualquier riesgo nuevo que va en aumento.

El concepto de “nuevo” significa que el riesgo no existía antes, o bien, que siendo un

factor conocido no se ha considerado como un riesgo hasta que los recientes

descubrimientos científicos lo han puesto de manifiesto.

Los riesgos del trabajo, nuevos y emergentes, pueden ser provocados por la

innovación técnica o por el cambio social u organizativo, por ejemplo:

• Nuevas tecnologías y procesos de producción.

• Nuevas condiciones de trabajo, por ejemplo, mayores cargas de trabajo,

intensificación del trabajo a raíz de los recortes, etc.

Estos riesgos pueden gozar de un reconocimiento más amplio a través de una mejor

comprensión científica, por ejemplo, los efectos de los riesgos ergonómicos en los

trastornos del sistema osteomuscular.

Y también pueden verse influenciados por los cambios operados en las percepciones

sobre la importancia que revisten determinados factores, por ejemplo, los efectos de

los factores psicosociales en el estrés relacionado con el trabajo.

105


Nuevas tecnologías

Los riesgos desconocidos anteriormente provocados por las nuevas tecnologías, los

nuevos procesos de trabajo y el cambio organizativo empiezan a suscitar

preocupación. Los nuevos descubrimientos y su aplicación en la industria suelen tener

lugar antes de que conozcamos bien sus efectos en la seguridad y la salud.

Riesgos químicos

A pesar de los notables progresos realizados en lo que respecta a la regulación y

gestión de los productos químicos, éste sigue siendo un ámbito de preocupación ya

que no sólo afecta al medio ambiente sino también a la salud de los trabajadores,

debido al empleo de sustancias alergénicas, sensibilizantes, cancerígenas y mutágenas,

así como de sustancias tóxicas para el sistema reproductivo. Muchos pesticidas

pueden causar cáncer, poner en peligro la reproducción y afectar negativamente a los

sistemas nervioso, inmunológico u hormonal.

En los últimos veinte años, el número de productos químicos utilizados en el entorno

industrial ha experimentado un enorme crecimiento, y muchos de ellos no se han

probado de manera adecuada. La impracticabilidad de probar sistemáticamente todos

los materiales nuevos significa que muchos riesgos no se detectan hasta que existe una

amenaza demostrable para la salud o el medio ambiente. Existen numerosos ejemplos

de los efectos de exposiciones mixtas conocidas, por ejemplo, pesticidas múltiples,

gases emitidos por motores diesel y otros gases, y solventes mixtos. Sigue habiendo

una brecha importante en la comprensión de los efectos potenciales de las

exposiciones a productos químicos combinados y al modo en que éstos pueden

interactuar con la exposición no laboral, como el humo de los cigarrillos, aunque ésta

será menor ahora por la reciente prohibición de fumar en espacios públicos, y lugares

de trabajo.

106


Riesgos biológicos

Los riesgos biológicos pueden afectar a las auxiliares de comedor , que pueden estar

expuestos a agentes biológicos, como bacterias, hongos, virus en los lugares de trabajo

donde se manipulan alimentos.

Los efectos clínicos van desde fiebre, enfermedades infecciosas, efectos tóxicos

agudos, alergias alimentarias, etc…

Los trabajadores en los centros educativos también pueden verse afectados por

riesgos de tipo biológico, debido a la mala calidad del aire en interiores, producida por

ejemplo por los mohos suspendidos en el aire, que se generan por un mantenimiento

inadecuado de los sistemas de acondicionamiento del aire. La exposición a los mismos

puede producir asma, enfermedades respiratorias de vías altas, dolor de cabeza,

síntomas pseudogripales, infecciones, enfermedades alérgicas e irritación de nariz,

garganta, ojos y piel.

La exposición combinada a agentes biológicos y productos químicos también puede

plantear una serie de riesgos complicando determinar que componentes producen

determinados efectos concretos.

29.2. RIESGOS FÍSICOS EMERGENTES RELACIONADOS CON LA SALUD Y LA

SEGURIDAD EN EL TRABAJO.

Falta de ejercicio físico

Los trabajos que implican un escaso ejercicio físico pueden registrar una alta

prevalencia de trastornos musculoesqueléticos (TME) ya que estos trabajos conllevan,

por lo general, permanecer sentado mucho tiempo. Por otro lado, los puestos de

trabajo donde se pasa largo tiempo de pie también son fuente de preocupación. Los

efectos que producen son los TME que afectan a las extremidades superiores y a la

107


espalda, venas varicosas y trombosis venosa profunda, obesidad así como

determinados tipos de cáncer.

La falta de ejercicio físico está relacionado con puestos de trabajo donde se utilizan las

de pantallas de visualización de datos (PVD) .

Exposición combinada a trastornos musculoesqueléticos y a factores de

riesgo psicosociales

Los aspectos psicosociales negativos acentúan los efectos de los factores de riesgo

físico y contribuyen a que los TME tengan una mayor incidencia tales como: una

excesiva o una insuficiente demanda del trabajo, presión debida a los plazos, control

bajo de las tareas, bajo nivel de decisión, escaso apoyo de los compañeros, inseguridad

y acoso laboral.

La exposición combinada a TME y a factores de riesgo psicosocial tiene unos efectos

más graves sobre la salud de los trabajadores que la exposición a un único factor de

riesgo.

29.3. BUENAS PRÁCTICAS PARA LA DISMINUCIÓN DE LOS TME.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA), la mayor

parte de los TME de origen laboral se van desarrollando con el tiempo y son

provocados por el propio trabajo o por el entorno en el que éste se lleva a cabo.

También pueden ser resultado de accidentes, como por ejemplo, fracturas y

dislocaciones. Por lo general, los TME afectan a la espalda, cuello, hombros y

extremidades superiores, aunque también afectan a las inferiores pero con menor

frecuencia.

Los TME pueden afectar a los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, huesos y

nervios del cuerpo.

108


Los problemas de salud abarcan desde incomodidad, molestias y dolores hasta cuadros

médicos más graves que obligan a solicitar la baja laboral e incluso a recibir

tratamiento médico. En los casos más crónicos, el tratamiento y la recuperación suelen

ser insatisfactorios y el resultado puede ser una discapacidad permanente, con la

consiguiente incapacidad para trabajar.

Una serie de buenas prácticas que pueden ayudar a la disminución de los trastornos

musculoesqueléticos pueden ser las que combinen un buen diseño del lugar de trabajo

y de las herramientas utilizadas, la organización del trabajo, y las técnicas de ejecución

del mismo. Algunas recomendaciones pueden ser:

• Intentar automatizar o reorganizar el trabajo para evitar levantar peso

manualmente, causante de lesiones dorsolumbares. Las cargas deberían estar a una

altura que permita no tener que encorvarse para poder levantarla. Estar cerca de la

carga, con los pies juntos direccionados frente a la misma.

• Evitar torsiones bruscas del tronco. Por ejemplo en el sector del comercio , los

objetos colocados en estanterías no deberían estar colocados a una altura superior a la

de la cabeza.

• Deben tomarse descansos de al menos 10 minutos, por cada 50 minutos de trabajo

repetitivo, o rotar con otras tareas no repetitivas si es posible.

• Adquirir, siempre que se pueda, equipos o herramientas asistidas (eléctricas o

neumáticas) equipos con mangos adecuados, y extensibles, si las actividades requieren

una elevación de brazos.

109


30. RIESGOS PSICOSOCIALES

30.1. INTRODUCCIÓN.

En un futuro inmediato, los riesgos para la salud mental ligados al trabajo van a ir

aumentando cada vez más y van a requerir una mayor atención de los profesionales de

la prevención.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud no es sólo la ausencia de

enfermedad, sino el bienestar físico, psíquico y social del individuo”.

La actividad laboral aparece como un factor determinante de la salud mental de la

persona, pudiendo ser positivo o negativo.

Los factores psicosociales pueden definirse según la Organización Internacional del

Trabajo (OIT) como “las interacciones entre las condiciones de trabajo y las

capacidades y necesidades y expectativas del trabajador, que están influenciadas por

las costumbres, cultura y por las condiciones personales fuera del trabajo”.

Las características del trabajador van a determinar la percepción e interpretación de

las condiciones psicosociales, ya que la realidad psicosocial hace referencia no tanto a

las condiciones que objetivamente se dan, sino a cómo son percibidas y

experimentadas por la persona.

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), “las acciones

preventivas en riesgos de origen psicosocial, como en muchos otros casos, no suelen

ser inminentes ni fulminantes en sus efectos, por lo que lo más habitual será diseñar

una intervención planificada que implica establecer objetivos, fases, recursos,

responsables, hacer seguimiento, etc. Es decir, actuar con una visión a medio-largo

plazo, que es uno de los factores de éxito en los que los expertos coinciden cuando

analizan experiencias de intervención psicosocial”.

110


El trabajador del comercio puede correr riesgos de tipo psicosocial de diferentes

formas, pero teniendo generalmente al estrés de común denominador.

Los factores psicosociales, desde un punto de vista metodológico, se pueden dividir en:

• Factores inherentes a la organización del trabajo.

• Factores inherentes a la tarea.

• Características individuales.

Metodología y evaluación de los factores psicosociales.

En el lugar de trabajo, el empresario es el que tiene las responsabilidades de garantizar

la seguridad y salud en todos los aspectos relacionados con el trabajo. De ahí que, a

través de una evaluación de las condiciones de trabajo desde una perspectiva

psicosocial, se puedan poner de manifiesto cuáles de ellos están deteriorando la salud.

Evidentemente también es necesario que cuente con la participación de los

trabajadores, ya que es el trabajador en último término el que conoce mejor su puesto

de trabajo, las condiciones que engloba y el riesgo y la fatiga que éste le produce.

Necesidad de evaluar los riesgos de carácter psicosocial

Existen algunos indicadores que pueden servirnos de guía de que es necesaria una

evaluación de este tipo de riesgos. Son los siguientes:

• Por la constatación de disfunciones: baja productividad, absentismo.

• Debido a requisitos legales.

• Para comprobar si las medidas preventivas son las adecuadas.

• Para realizar una evaluación específica.

• Por la introducción de una innovación técnica, material u organizativa.

111


Fases de la Evaluación de Aspectos Psicosociales.

1) Determinar los riesgos que se van a analizar.

En esta primera fase se ha definir de forma precisa el problema a estudiar.

2) Identificador de los trabajadores expuestos a dichos riesgos.

En esta fase hay que determinar cuál es el colectivo de trabajadores y puestos de

trabajo implicados en la evaluación.

3) Evaluación de la metodología y de las técnicas.

Elección de método cuantitativo o cualitativo.

4) Formulación de hipótesis.

Para comprobar al final si se confirman o no.

5) Planificación y realización de trabajo de campo.

Para llegar así al conocimiento complejo de la situación.

6) Análisis de los resultados.

Después de realizar el trabajo de campo, se procede al tratamiento de los datos. Esta

fase de análisis debe permitir encontrar las causas de las posibles malas condiciones

psicosociales del trabajo.

7) Elaboración de un informe.

Como resultado del estudio, se elaborará un informe que debe ser lo suficientemente

claro, como para que sea accesible al entendimiento de todos los implicados.

8) Elaboración de un programa de intervención.

Una vez definidos los problemas, manifestados en el informe, se tiene que elaborar un

programa de intervención que detalle las propuestas de acción y su puesta en práctica.

9) Establecimiento de los métodos de seguimiento y control que vayan a utilizarse.

112


30.2. RITMO DE TRABAJO Y CARGA MENTAL

La carga mental depende primordialmente de la cantidad de información que el

individuo recibe y a la cual debe dar respuesta. Ello implica:

• Recibir una información.

• Analizarla e interpretarla.

• Dar una respuesta.

Para evitar el exceso de carga mental, el trabajo ha de requerir un esfuerzo

proporcional a la capacidad de respuesta del trabajador. El exceso de carga mental, es

decir, una demanda superior a la capacidad del trabajador, hace que aparezca la fatiga

mental y el estrés.

La fatiga nerviosa se presenta en todas aquellas ocasiones en las que el trabajo exige

una concentración, un esfuerzo prolongado de atención, etc., a los que la persona no

puede adaptarse, es decir, cuando existe una sobrecarga que se va repitiendo y de la

cual no nos podemos recuperar. Sus principales síntomas son la irritabilidad, la

depresión y la falta de energía y voluntad para realizar el trabajo.

Estos síntomas generales están frecuentemente acompañados de otras

manifestaciones físicas, como dolores de cabeza, mareos, insomnio, taquicardia o

problemas digestivos.

La carga mental puede valorarse a través de la cantidad y la calidad del trabajo

realizado. Cuando se está cansado disminuye el ritmo de trabajo y aumentan los

errores.

Por ello, siempre que observemos un descenso en la producción o un aumento en el

número de errores tendremos un indicador bastante fiable de que existe fatiga

nerviosa.

113


Para establecer un ritmo de trabajo adecuado a la persona se deben tener en cuenta

dos factores, la autonomía y la complejidad de la tarea.

AUTONOMIA COMPLEJIDAD DE LA TAREA

Pausas de Trabajo Rapidez de Respuesta

Ritmo de Trabajo Esfuerzo de memorización

Contenidos del trabajo Toma de decisiones

Parece demostrarse, según diversos estudios que algunas actividades son

especialmente estresantes, como por ejemplo la atención al público. En estos casos

hay que tener en cuenta que, al igual que sucede con el esfuerzo y la fatiga física, la

fatiga mental precisa del descanso para recuperarse de ella.

Siempre que sea posible debe organizarse el tiempo de trabajo (jornada, turnos,

pausas, descansos, etc.) de manera que se adapte lo mejor posible a las capacidades

de los trabajadores.

30.3. ESTRÉS LABORAL.

30.3.1. LA IMPORTANCIA DEL ESTRÉS EN LA POBLACIÓN.

El estrés se identifica como un mal de la sociedad moderna, sin embargo esta

afirmación no es correcta, ya que el estrés es algo inherente a la vida, es necesario

para sobrevivir.

Cuando el cerebro percibe la existencia de una situación potencialmente estresante, se

produce un aporte de adrenalina que puede llevarnos a una mejora de nuestra

reacción.

Describir la prevalencia tanto de los estresares (factores que causan estrés) como los

problemas de salud relacionados con éste resulta difícil. Lo importante es no traspasar

114


el nivel optimo que tiene cada uno, es decir que no supere la capacidad de adaptación

y resistencia y que por lo tanto no afecte negativamente a la salud.

El termino estrés no tiene por sí mismo, ningún sentido peyorativo, es el factor

desencadenante de una reacción orgánica frente a todo lo que nos “amenaza”. En

realidad el estrés debe considerarse como “un mal necesario” para que nosotros y

nuestro organismo aprendamos a enfrentarnos a las condiciones de vida en todo

momento.

Por otra parte, el estrés es un fenómeno muy personal e individualizado: agradable

para unos, puede ser como veneno para otros. Un mismo agente estresante puede

provocar respuestas muy diferentes de una persona a otra, según el contexto genético,

social, ambiental y fisiológico.

La definición del concepto de estrés es muy compleja y ha sido, y sigue siendo, objeto

de múltiples estudios y enfoques diversos.

30.3.2. LA IMPORTANCIA DEL ESTRÉS A NIVEL LABORAL.

Según los autores S. Cohen, R.C. Kesler y L.V. Gordon, el estrés se define como “el

proceso en el que las demandas ambientales comprometen o superan la capacidad

adaptativa de un organismo, dando lugar a cambios biológicos o psicológicos que

pueden situar a la persona en riesgo de enfermedad”.

El estrés en el trabajo aparece cuando las exigencias del entorno laboral superan la

capacidad de las personas para hacerles frente o mantenerlas bajo control. No es una

enfermedad pero, si se sufre de una forma intensa y continuada, puede provocar

problemas de salud física y mental: ansiedad, depresión, enfermedades cardiacas,

gastrointestinales y musculoesqueléticas. Actualmente, el estrés se identifica como

uno de los riesgos laborales emergentes más importantes. Estudios realizados en la

115


Unión Europea sugieren que entre el 50% y el 60% del total de los días laborales

perdidos está vinculado al estrés.

En España, el estrés es el segundo problema de salud más común en el trabajo; Según

datos de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, el 7% de las bajas

laborales de 2008 se debieron a esta causa, además de provocar altas tasas de

rotación y el 50% del absentismo laboral no justificado.

Se considera a Hans Selye endocrinólogo de la Universidad de Montreal, como “padre

del concepto del estrés”. Ya en 1956 estableció que cuando se está expuesto a

estresores el organismo reacciona intentando adaptarse a la situación normal (sin

estrés) y se pueden establecer 3 fases:

• Fase de alarma: Es el primero y más importante de los tres. En el ocurren las

alteraciones más significativa. Cuando algo nos estresa, en nuestro organismo se

produce una reacción automática que te prepara.

• Estado de resistencia: Si el estresor es intenso y prolongado en el tiempo, se pasa a

este segundo estado, en el que el organismo intenta hacerle frente. El organismo

alcanza un elevado nivel de resistencia, de capacidad de esfuerzo frente a la situación,

es decir, el peligro persiste igual que al principio, pero el individuo ha desarrollado más

resistencia y se ha habituado a ese ritmo de vida, a esa forma de estar y a convivir con

la situación amenazante.

• Estado de agotamiento: En esta fase el estresor no sólo es intenso y prolongado, sino

que perdura excesivamente en el tiempo o alcanza una intensidad que el organismo es

incapaz de superar, es decir, se produce la derrota de las estrategias adaptativas.

Existen dos fórmulas básicas para explicar el síndrome del estrés:

116


Consecuencias fisiológicas de un individuo que padece estrés:

• Consecuencias físicas:

Problemas de espalda, problemas de corazón, úlcera péptica, hipertensión, depresión

del sistema inmunitario, etc.

• Consecuencias psicológicas:

Preocupación excesiva, irritabilidad, agresividad, incapacidad para tomar decisiones,

olvidos frecuentes, falta de concentración, trastornos del sueño, ansiedad, depresión,

etc.

• Consecuencias a nivel de conducta:

Conductas impulsivas, tics, explosiones emocionales, trastornos del apetito,

tartamudeo, incremento del consumo de tabaco, abuso de alcohol o de drogas,

violencia, hostigamiento o acoso.

1

1

ESTIMULO AMBIENTAL

PENSAMIENTO NEGATIVO

ACTIVACIÓN FISIOLÓGICA

EMOCIÓN DOLOROSA

2

ESTIMULO AMBIENTAL

ACTIVACIÓN FISIOLÓGICA

PENSAMIENTO NEGATIVO

EMOCIÓN DOLOROSA

117


Hay varias señales que nos pueden alertar de estrés en individuos de la empresa:

• Con referencia a la participación:

Absentismo, elevado volumen de rotación del personal, incumplimientos horarios,

problemas disciplinarios, hostigamiento, comunicación agresiva, aislamiento.

• Con referencia al rendimiento:

Producción o calidad reducidas del producto o del servicio, accidentes, toma de

decisiones deficiente, errores, etc.

• Con referencia a los costes:

Costes cada vez mayores de compensación o sanitarios, consultas a servicios

sanitarios, etc.

Por lo que invertir en salud es rentable para el individuo y para la propia organización:

• Beneficios para la Organización:

- Las personas sanas son mejores empleados.

- Rinden más y mejor.

- Rendir más y mejor, supone mayor competitividad y beneficios más elevados.

En consecuencia: Cuidar de la salud de la persona es una inversión interesante en la

empresa.

• Beneficios para el propio trabajador:

- Las personas sanas se sienten mejor.

- Viven bien y trabajan mejor.

- Vivir y trabajar mejor, supone calidad de vida, tanto personal como

profesional.

118


30.3.3. SITUACIONES QUE PUEDEN LLEVARNOS A TENER ESTRÉS.

(ESTRESORES).

Los estresores pueden ser de varios tipos:

Estresores del ambiente físico:

Como pueden ser el ruido excesivo o una inadecuada iluminación y/o temperatura.

Estresores de la tarea:

Hay personas que se sienten cómodas realizando una tarea sencilla y rutinaria,

mientras que otras prefieren llevar a cabo tareas más complejas. No es entonces el

contenido de la tarea en sí mismo el estresor, sino la adecuación entre lo que exige la

tarea y las expectativas y la capacidad del trabajador.

Se producirá estrés cuando en el individuo se dé un desacuerdo entre la percepción

que él tiene respecto a la demanda de la tarea y su habilidad para hacerla frente.

• Sobrecarga de trabajo:

Se produce cuando el volumen o complejidad de la tarea, así como el plazo de tiempo

para ejecutarla, sobrepasa las capacidades del trabajador para responder a esa tarea.

Los cuatro factores principales que contribuyen a tal exceso de exigencia son:

- Urgencia de tiempo.

- Responsabilidad excesiva.

- Falta de apoyo.

- Expectativas excesivas de nosotros mismos o de los que nos rodean.

119


• Infracarga de trabajo.

Contrariamente a lo anterior, el trabajador experimenta estrés cuando queriendo

trabajar no se le proporciona una tarea o no la hay. Se aumenta la ansiedad cuando el

resto de compañeros sí la tienen.

También ocurre por la disminución de la complejidad del trabajo de las capacidades

del trabajador, convirtiéndose para él en una actividad aburrida y sin interés. Puede

provocar pérdida de autoestima y en un fin extremo conductas autodestructivas.

• Carga mental.

Grado de capacidad mental que la persona tiene que poner en juego para desempeñar

la tarea. Para analizar esta situación hay que tener en cuenta tanto la cantidad de

información como la complejidad de las tareas a realizar. Se puede presentar tanto por

sobrecarga como por infracarga de trabajo.

En ocasiones el trabajador para mitigar la sobrecarga de trabajo, se alarga la jornada

laboral. Este exceso de trabajo, no sólo aumenta la fatiga del trabajador sino que

también puede verse perjudicadas las relaciones sociales y familiares, reduciéndose las

oportunidades de apoyo social, tan importantes a la hora de afrontar y reducir el

estrés.

• Control sobre la tarea

En este apartado entran en juego varios factores:

- Repetitividad del trabajo: El trabajo a realizar es monótono, rutinario, y no

hay posibilidad de estimular la creatividad.

- Ritmo de trabajo: Cuando el ritmo lo marca una máquina, por ejemplo trabajo

en cadena, y no hay posibilidad de variación por parte del trabajador.

- Responsabilidad: Las tareas de algunos trabajadores exigen una gran

responsabilidad: tareas peligrosas, toma de decisiones importantes, etc.

120


- Libertad de decisión: Es lo que le ocurre a trabajadores que tienen poca

libertad en la toma de decisiones ya que todo su trabajo tiene una estricta

supervisión por parte de los superiores.

Estresores de la Organización (empresa):

• Conflicto y ambigüedad de rol.

Se produce una ambigüedad de rol, cuando el trabajador tiene falta de claridad sobre

el trabajo que está desempeñando, los objetivos que persiguen y sobre todo hasta

donde alcanzan sus responsabilidades.

El trabajador no sabe qué hacer, ya que si asume una decisión que no corresponde a

su responsabilidad, puede entrar en conflicto con su superior o sus compañeros, y si

no la asume puede que le tachen de irresponsable o incompetente. Este tipo de

situaciones son fruto de la falta de información por parte de la empresa. También

puede estar ligado con el estilo de mando ya que puede causar tanto estrés un estilo

autoritario, como en los que no hay una autoridad que pueda identificar claramente el

trabajador.

• Relaciones interpersonales.

Las malas relaciones entre los compañeros, superiores o subordinados pueden llegar a

ser un agente estresor importante en el ámbito laboral. Tampoco ayuda el aislamiento

físico o social de un trabajador.

Estresores derivados de las características del trabajo.

Pueden estar relacionadas con varios factores:

• Precariedad en el trabajo: Derivadas de una inseguridad en el empleo, de no poder

cubrir las necesidades económicas con el sueldo, estar siempre presente en el

ambiente la amenaza encubierta de despido.

• Riesgos de la actividad física: Determinados sectores como la construcción, y la

industria química entre otros, tienen un mayor índice de siniestralidad.

121


• Organización del tiempo de trabajo: La duración de la jornada superior a lo normal

por realización de horas extras, el trabajo días festivos, o fines de semana, los trabajos

a turnos, o el trabajo nocturno tienen repercusiones tanto físicas y psicológicas, como

sociales y en la conciliación de la vida familiar y laboral.

Características individuales.

No todas las personas son igual de vulnerables frente al estrés.

Existen tres patrones o tipos de personalidad establecidos: A, B y C.

Personalidad A:

Las personas tipo A son impacientes, hiperactivo, competitivo, hostil. Pueden ser

conflictivas al predominar la dominancia, agresividad y tensión.

Personalidad B:

Este tipo de personas son relajadas, confiadas, tranquilas, y están atentas a las

necesidades y desarrollo personal. Se adaptan a todas las emociones incluidas las

hostiles.

Personalidad C:

Este tipo de personas son cooperadoras, pasivas, no asertivas, conformistas, apacibles.

Suelen ser sumisas y guiadas por el deseo de agradar controlando la expresión de

hostilidad.

Locus de control.

Otras variables individuales a tener en cuenta son determinadas características

cognitivas que influyen en las respuestas de los estresores, como son el “locus de

control” que hace referencia a las explicaciones que una persona se da a sí misma

sobre las cosas que suceden.

122


En este sentido tendríamos dos tipos de locus:

• Las personas con “locus de control externo”, que son las que atribuyen los sucesos

que el acontecen a situaciones, circunstancias externas, sobre las que no tienen

control y que dependen del azar.

• Las personas con “locus de control interno” que atribuyen los sucesos a

circunstancias internas, perciben que tienen control sobre la situación, por lo que

sienten los estresares externos como menos amenazantes y buscan soluciones para

enfrentarse a los problemas.

Los trabajadores autónomos pueden aprender a gestionar de un modo más saludable

el estrés, mediante técnicas de relajación, gestión de forma más eficiente del tiempo, y

mediante una mejor comunicación entre otros.

Las personas más resistentes al estrés son aquellas que:

• Logran encontrar un significado a lo que hacen.

• Conocen el sentido de su trabajo.

• Afrontan los cambios como algo consustancial a la vida, ya que lo normal no es la

estabilidad sino el cambio, pudiendo suponer una oportunidad o un reto, más que una

amenaza.

30.3.4. TÉCNICAS PARA CONTROLAR EL NIVEL DE ESTRÉS DEL

TRABAJADOR.

• Aprender a relajarse. Aplicar métodos de relajación para dejar la tensión fuera del

cuerpo y mente.

• Llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico regular.

• Dedicar suficiente tiempo a dormir para conseguir descanso.

• No preocuparse por los asuntos poco importantes. Poner las cosas en perspectiva.

123


• Intentar no enfadarse constantemente. Evitar perder los nervios. Intentar mantener

el control sobre los sentimientos de enfado y orientarlos de forma constructiva.

• Aprender a organizarse.

• Manejar el tiempo de forma eficaz. Controle su agenda en la medida de lo posible.

• Hacer uso de su red de apoyo social. Compartir tiempo con la familia, amigos y

compañeros.

• Vivir de acuerdo con sus propios valores. Asegurarse de que las metas que persigue

tienen un significado personal.

• Hacer uso de su sentido del humor. Aprender a reírse de sí mismo y de las

circunstancias.

30.3.5. MEDIDAS PREVENTIVAS EN RELACIÓN A LAS CAUSAS

RELACIONADAS CON LA TAREA Y LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO.

1) Facilitar una descripción clara del trabajo que hay que realizar (información), de los

medios materiales de que se dispone y de las responsabilidades. La falta de definición

de lo que se espera de un individuo, que su papel sea confuso, es un factor importante

en la generación de estrés. El desconocimiento (desinformación) se traduce en una

sensación de incertidumbre y amenaza.

2) Asegurarse de que las tareas sean compatibles con las capacidades y los recursos de

los individuos y proporcionar la formación necesaria para realizarlas de forma

competente, tanto al inicio del trabajo como cuando se produzcan cambios.

Igualmente, hay que facilitar una información detallada sobre el significado y las

repercusiones del cambio para evitar la aparición de falsas ideas que induzcan a

preocupación, solicitando, además, la opinión de las personas afectadas.

3) Controlar la carga de trabajo. Tanto un exceso de trabajo como la poca actividad

pueden convertirse en fuentes de estrés. Ocurre lo mismo cuando el individuo no se

siente capaz de realizar una tarea o cuando ésta no ofrece la posibilidad de aplicar las

124


capacidades de la persona. En estos casos hay que redistribuir las tareas o plantear un

nuevo diseño de su contenido de manera que sean más motivadoras

4) Establecer rotación de tareas y funciones en actividades monótonas y también en

las que entrañan una exigencia de producción muy elevada

5) Proporcionar el tiempo que sea necesario para realizar la tarea de forma

satisfactoria, evitando prisas y plazos de entrega ajustados. Prever pausas y descansos

en las tareas especialmente arduas, físicas o mentales. Igualmente, hay que planificar

el trabajo teniendo en cuenta los imprevistos y las tareas extras, no prolongando en

exceso el horario laboral.

6) Favorecer iniciativas de los individuos en cuanto al control y el modo de ejercer su

actividad: forma de realizarla, calidad de los resultados, cómo solucionar problemas,

tiempos de descanso, elección de turnos, etc. Las posibilidades de intervención

personal sobre la tarea favorecen la satisfacción en el trabajo.

7) Explicar la función que tiene el trabajo de cada individuo en relación con toda la

organización, de modo que se valore su importancia dentro del conjunto de la

actividad de la empresa. Saber el sentido que tiene la tarea asignada repercute de

manera positiva en la realización del trabajo.

8) Diseñar horarios laborales que no entren en conflicto con las responsabilidades no

relacionadas con el trabajo (vida social). Los horarios de los turnos rotatorios deberían

ser estables y predecibles, con una alternancia que vaya en el sentido mañana- tarde -

noche.

9) Evitar ambigüedades en cuestiones como la duración del contrato de trabajo y el

desarrollo de la promoción profesional. Potenciar el aprendizaje permanente y la

estabilidad de empleo.

10) Fomentar la participación y la comunicación en la empresa a través de los canales

que sean más idóneos para cada organización: charlas de trabajo, instrucciones de

125


trabajo escritas, tablón de anuncios, buzón de sugerencias, periódico de la empresa,

reuniones del Comité de Empresa, Comité de Seguridad y Salud, etc.__

30.4. SÍNDROME DEL QUEMADO O BURNOUT

El síndrome de “burnout”, también llamado síndrome de “estar quemado” o de

desgaste profesional, se considera como la fase avanzada del estrés profesional, y se

produce cuando se desequilibran las expectativas en el ámbito profesional y la realidad

del trabajo diario.

Entre las manifestaciones del estrés laboral más analizadas está el denominado

“síndrome del quemado” en el trabajo —en inglés “burn-out”—. Su característica

básica es que provoca una situación de desgaste profesional del trabajador en el que

concurren, al menos, tres rasgos:

• La persona siente que tiene una baja realización personal en el trabajo, por la

imposibilidad de poner en práctica sus conocimientos.

• Se siente con un especial cansancio o agotamiento emocional ante esta

situación, de modo que su resistencia se va consumiendo y se agota su

capacidad de entrega a los demás.

• La respuesta ante este problema o “conflicto” es la despersonalización, es

decir, la aparición de unos sentimientos y actitudes negativas y cínicas hacia el

sujeto o sujeto con los que trabaja.

Su prevención es compleja, pero cualquier tipo de técnica adecuada en el tratamiento

del estrés, es una técnica adecuada de intervención.

126


Cuando decimos que un profesional está quemado, se indica que la situación (familiar,

social o laboral) le ha sobrepasado y ha quedado reducida su capacidad de adaptación.

No debe confundirse esta situación con la simple “fatiga profesional”, derivada de un

excesivo número de horas dedicadas al trabajo y la escasez de tiempo libre, aunque

queda claro que este efecto también es relevante para la política preventiva, pues la

fatiga genera mayores errores en el trabajo y accidentes y enfermedades relacionadas

con él. Aunque esta situación se da con mayor incidencia en determinadas profesiones

—docencia, sanidad, servicios sociales…—, no se descarta su existencia en otros

sectores, especialmente si implican contacto frecuente y regular con usuarios o

clientes. Entre las causas más típicas podemos señalar:

• La sobrecarga de trabajo.

• El trato directo con usuarios que se encuentran en una situación de angustia y

la implicación en sus problemas.

• Los conflictos interpersonales con supervisores y compañeros de trabajo en la

organización debidos a la ambigüedad de papeles o roles.

• La introducción de nuevas tecnologías y la falta de formación para hacer uso

de ellas.

• La demanda y presión social de ciertos servicios.

• La escasa valoración salarial de los esfuerzos realizados.

La forma de manifestarse se presenta bajo unos síntomas específicos y estos son los

más habituales:

A. Psicosomáticos: fatiga crónica, frecuentes dolores de cabeza, problemas de

sueño, úlceras y otros desórdenes gastrointestinales, pérdida de peso, dolores

musculares, etc.

B. Conductuales: absentismo laboral, abuso de drogas (café, tabaco, alcohol,

fármacos, etc.), incapacidad para vivir de forma relajada, superficialidad en el

contacto con los demás, comportamientos de alto riesgo, aumento de

conductas violentas.

C. Emocionales: distanciamiento afectivo como forma de protección del yo,

aburrimiento y actitud cínica, impaciencia e irritabilidad, sentimiento de

127


omnipotencia, desorientación, incapacidad de concentración, sentimientos

depresivos.

D. En ambiente laboral: detrimento de la capacidad de trabajo detrimento de la

calidad de los servicios que se presta a los clientes, aumento de interacciones

hostiles, comunicaciones deficientes.

Existe un grupo de personas que sintomáticamente puede padecer esta enfermedad,

estos son los profesionales con contacto con personas, como el personal de hostelería.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Medidas a nivel organizativo

• Realización de una correcta identificación y evaluación de riesgos psicosociales en la

empresa, actuando específicamente sobre aquellas condiciones y antecedentes que

puedan promover la aparición del síndrome.

• Desarrollo de una cultura organización óptima, incidiendo especialmente en los

procesos sociales y humanos que integran la organización.

• Incrementar el nivel de confianza y apoyo mutuo entre los trabajadores/as para un

desarrollo conjunto de todos los puestos de trabajo, fomentando así la colaboración

en detrimento de la competitividad en la organización.

• Aumentar el grado de autonomía y control del trabajo, descentralizando la toma de

decisiones.

• Definición clara de las competencias y responsabilidades. Formación a los gestores

para una correcta dirección de los equipos de trabajo.

• Motivar a los trabajadores/as en el desarrollo de sus puestos de trabajo así como en

los planes de promoción de la empresa.

• Incrementar la comunicación entre los propios trabajadores/as y entre estos y sus

mandos superiores.

• Fomentar la flexibilidad horaria.

• Promover una formación continua a fin de conseguir una mayor implicación y

conocimiento en los procesos existentes en la empresa.

128


Medidas a nivel personal

• Formación y entrenamiento a los trabajadores/as hacia la identificación,

discriminación y resolución de problemas que puedan plantearse en la empresa.

• Formación y entrenamiento en el manejo de la distancia emocional con el cliente o

usuario, haciendo especial hincapié en la formación para la afrontación de situaciones

de ansiedad y estrés con clientes o usuarios.

• Programas de manejo del tiempo, estableciendo objetivos y prioridades en las

decisiones.

• Diversificación de tareas y rotación de las mismas.

• Flexibilidad de horarios, especialmente los referentes al turno de trabajo nocturno.

• Incrementar los recursos o habilidades comunicativas o de negociación.

30.5. MOBBING

Es una situación en la que una persona o un grupo de personas ejercen una violencia

psicológica extrema, de forma sistemática (al menos, una vez por semana), durante un

tiempo prolongado (más de 6 meses), sobre otra persona en el lugar de trabajo. En

castellano, podríamos traducirlo como “acoso moral” u “hostigamiento psicológico en

el trabajo”. En el caso del mobbing hay que destacar que el agresor se sitúa siempre

por encima de la víctima en cuanto a su categoría profesional.

Si las circunstancias que te detallamos a continuación te resultan familiares, tienes

entonces que considerar que te encuentras ante una situación de mobbing:

Si sufres ataques con medidas organizacionales, por ejemplo:

· Tu superior limita tus posibilidades de comunicación.

129


· Cambia tu ubicación separándote de tus compañeros.

· No te asigna tareas, o bien te encomienda trabajos degradantes o en contra

de tu conciencia.

· Juzga el trabajo que desempeñas de manera ofensiva.

· Cuestiona tus decisiones.

Si experimentas ataques a tus relaciones sociales:

· El agresor o agresores restringen a tus compañeros la posibilidad de hablar

contigo.

· Rehúsan la comunicación contigo a través de miradas y gestos.

· Rehúsan la comunicación directa.

Si acometen contra tu vida privada:

· Te acosan mediante terror telefónico.

· Intentan que quedes como un estúpido/a ante los demás.

· Dan a entender que tienes problemas psicológicos.

· Se mofan de tus gestos, tu voz, tus discapacidades, tu nacionalidad...

· Critican tus actitudes y creencias políticas o religiosas.

Si te amenazan con violencia física:

· Tu superior te acosa con ofertas y violencia sexuales.

· Tu agresor llegar a hacer uso de violencia menor.

Si te atacan verbalmente:

· Te insultan o gritan.

· Critican continuamente tu trabajo.

· Recibes amenazas verbales.

· Hablan mal de ti a tu espalda y difunden rumores.

PREVENCIÓN DEL MOBBING

Algunas de las principales medidas preventivas a implantar en una empresa

Para evitar situaciones de acoso laboral:

Adecuación y modernización de las formas deorganización del trabajo.

• Eliminación de sistemas de gestión excesivamente burocráticos y rígidos.

130


• Facilitar a los trabajadores/as un elevado control sobre la tarea que desempeñan y

sobre la toma de decisiones relacionadas con esta.

• Formación de los mandos intermedios y superiores en el reconocimiento y

mediación en conflictos que puedan darse en la empresa.

• Implementar sistemas de promoción dentro de la empresa basados en los méritos

personales y en la equidad.

Desarrollo de un comportamiento organizativo socialmente aceptable.

• Eliminación del comportamiento supervisor autoritario.

• No fomentar situaciones de competitividad entre los trabajadores/as.

• Desarrollo de planes de acogida para nuevos empleados, tanto para trabajadores/as

como mandos intermedios y superiores.

• Actuar inmediatamente sobre todo aquellos actos que puedan ser identificados

como discriminatorios, vejatorios, de acoso, etc.

Protección y defensa de la posición social de los trabajadores/as en la empresa.

En caso de que las medidas preventivas que se hayan podido implementar en la

empresa no hayan sido suficientes para evitar la formación de situaciones de acoso en

la misma, deberán adoptarse medidas encaminadas a intervenir sobre aquellos

aspectos que hayan conducido a la situación de acoso en la empresa, planificando y

diseñando de forma más eficiente las relaciones sociales dentro de la misma.

• Aceptación e identificación del problema. La negación, tanto por parte del acosado/a

ante la situación que se le plantea, como la empresa, a partir de su esquema de

gestión de conflictos y su capacidad de autocrítica en el proceso de mobbing y su

incredulidad ante esta situación, no hacen más que dilatar el problema en el tiempo.

Es necesario un proceso de afirmación que identifique el acoso.

• Control de las reacciones agresivas. Se debe formar a los trabajadores en aspectos

relativos al control de la rabia e ira, así como en la potenciación de aspectos

relacionados con las relaciones interpersonales, tanto a nivel social en general, como

131


profesional en particular. En última instancia, si los intentos de modificar el

comportamiento del acosador ante el resto de compañeros mediante estas

formaciones fueran infructuosos, este debería ser apartado de la organización.

• Medidas de apoyo social. El apoyo que los trabajadores/as acosados puedan

encontrar en su vida privada (fuera del ámbito de la empresa) será fundamental para

no sentirse aislado enteramente.

Las interacciones de los trabajadores/as acosados/as con estas personas ajenas a la

empresa, y su posicionamiento y comprensión por la situación sufrida por el

hostigado/a, pueden marcar la diferencia en cuanto a la resolución en casos de acoso.

• Ayuda psicológica: En los casos en los que el trabajador/ a acosada, junto con las

personas que le rodean en el ámbito de su vida privada, no sean capaces de afrontar

con garantías la situación que se les plantea, deberán tratar de buscar ayuda

profesional.

30.6. ACOSO SEXUAL

La Recomendación de las Comunidades Europeas 92/131 de 27 Noviembre 1991,

relativa a la dignidad de la mujer y el hombre en el trabajo aborda el acoso sexual y

propone la siguiente definición:

“La conducta de naturaleza sexual u otros comportamientos basados en el sexo que

afectan a la dignidad de la mujer y el hombre en el trabajo, incluida la conducta de

superiores y compañeros, resulta inaceptable si:

A) dicha conducta es indeseada, irrazonable y ofensiva para la persona que es objeto

de la misma

B) La negativa o el sometimiento de una persona a dicha conducta por parte de

empresarios o trabajadores (incluidos los superiores y los compañeros) se utiliza de

forma explícita o implícita como base para una decisión que tenga efectos sobre el

132


acceso de dicha persona a la formación profesional y al empleo, sobre la continuación

del mismo, el salario o cuales quiera otras decisiones relativas al empleo y/o

C) dicha conducta crea un entorno laboral intimidatorio, hostil y humillante para la

persona que es objeto de la misma; y de que dicha conducta puede ser, en de terminas

circunstancias, contraria al principio de igualdad de trato”.

En tal sentido son elementos a destacar la naturaleza claramente sexual de la conducta

de acoso, el que tal conducta no es deseada por la víctima, el tratarse de un

comportamiento molesto, la ausencia de reciprocidad y la imposición de la conducta.

Las principales víctimas del acoso sexual son mujeres solteras menores de 30 años,

solas con cargas familiares, viudas, separadas, o divorciadas, con trabajo inestable o

precario. También corren este tipo de riesgos, homosexuales y hombres jóvenes.

También existen leyes como las que a continuación se mencionan que abordan el

acoso sexual:

*Resolución de 28 de julio de 2011, de la Secretaría de Estado para la Función Pública,

por la que se aprueba y publica el Acuerdo de 27 de julio de 2011 de la Mesa General

de Negociación de la Administración General del Estado sobre el Protocolo de

actuación frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo en el ámbito de la

Administración General del Estado y de los Organismos Públicos vinculados a ella. La

*Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, aplicable a las

empleadas y empleados públicos que trabajen en la Administración General del Estado

(AGE) (artículo 93.4) tipifica como falta muy grave «toda actuación que suponga

discriminación por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones,

discapacidad, edad u orientación sexual, lengua, opinión, lugar de nacimiento o

vecindad, sexo o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, así como el

acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u

orientación sexual y el acoso moral» (art. 95.2. b).

*El Criterio Técnico de la Inspección de Trabajo NÚM/69/2009, sobre actuaciones de la

Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de acoso y violencia en el trabajo

considera infracción en materia de prevención la ausencia de evaluación y de adopción

de medidas preventivas de la violencia de género en el ámbito laboral.

133


*El Acoso sexual también se encuentra regulado en el Real Decreto Legislativo 5/2000,

de 4 de agosto, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley sobre Infracciones y

Sanciones en el Orden Social (artículo 8); en la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora

de la jurisdicción contencioso administrativa (artículo 19.1.i) y en la ley 1/2000, de 7 de

enero, de Enjuiciamiento Civil (artículo 11 bis) en materia de legitimación; en el Real

Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, que aprueba el Texto Refundido de la Ley

del Estatuto de los Trabajadores (artículos 4.2.e, 54.2 y 95.14), en el Real Decreto

Legislativo 2/1995, de 7 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de

Procedimiento Laboral (artículos 175 a 182); en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General

de Sanidad (artículo 18.9) y artículo 184 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de

noviembre, del Código Penal.

*Asimismo, el Plan de Igualdad entre mujeres y hombres en la Administración General

del Estado y en sus Organismos Públicos, aprobado en el seno de la Comisión Técnica

de Igualdad de Oportunidades, el 20 de enero de 2011 y ratificado por la Mesa General

de Negociación de la Administración General del Estado el 26 de enero de 2011,

elevado el Acuerdo al Consejo de Ministros y aprobado el 28 de enero de 2011, cuyo

objetivo general es la promoción, fortalecimiento y desarrollo de la igualdad de trato

entre mujeres y hombres en el ámbito de la Administración General del Estado, uno de

los compromisos que contempla es la elaboración de un Protocolo de actuación que

regule el acoso sexual y el acoso por razón del sexo.

CONDUCTAS QUE PUEDEN CONSIDERARSE COMO ACOSO SEXUAL EN EL

TRABAJO.

El contacto físico no deseado (conducta física de naturaleza sexual) puede ser variado

e ir desde tocamientos innecesarios, palmaditas o pellizquitos o roces con el cuerpo de

otro empleado hasta el intento de violación y la coacción para las relaciones sexuales.

Una buena parte de estas conductas equivaldrían a un delito penal si tuviera lugar en

la calle entre desconocidos y algunas de ellas están ya tipificadas como delito por la

legislación española.

134


La conducta verbal de naturaleza sexual puede incluir insinuaciones sexuales molestas,

proposiciones o presión para la actividad sexual; insistencia para una actividad social

fuera del lugar de trabajo después que se haya puesto en claro que dicha insistencia es

molesta; flirteos ofensivos; comentarios insinuantes, indirectas o comentarios

obscenos.

En la conducta no verbal de naturaleza sexual quedaría incluida la exhibición de fotos

sexualmente sugestivas o pornográficas, de objetos o materiales escritos, miradas

impúdicas, silbidos o hacer ciertos gestos.

Uno de los aspectos problemáticos del acoso sexual reside en aquellos supuestos en

que las conductas indeseadas no llegan a una acción violenta del primer tipo, sino que

consisten en insinuaciones, propuestas, manifestaciones verbales que también

agreden al trabajador afectado pero que lo hacen más desde una perspectiva psíquica

que física, ya que las acciones violentas tienen una clara cobertura penal.

CONSECUENCIAS PARA LAS VÍCTIMAS DE ACOSO SEXUAL.

A nivel de efectos o consecuencias, el acoso sexual afecta negativamente al trabajo.

Repercute sobre la satisfacción laboral, incrementa los intentos de evitar tareas e

incluso el abandono del trabajo; las víctimas se toman tiempo libre, lo que implica un

incremento de costes al empleador vía paga por enfermedad y seguros médicos.

Cuando acuden a trabajar se suele dar una menor productividad, menos motivación, lo

que conlleva menos cantidad y calidad de trabajo.

Además el porcentaje de trabajadores que denuncian es muy bajo, sólo del 1%.

135


MEDIDAS PREVENTIVAS FRENTE AL ACOSO SEXUAL.

Además de la necesidad de que el sistema legal contemple un conjunto de recursos

eficaces para actuar contra el acoso, la manera más efectiva de hacerle frente es

elaborar y aplicar una política en el ámbito empresarial.

Las medidas que la Comisión Europea propone para hacer frente al acoso sexual son

las siguientes:

• Debe existir una declaración de principios de los empresarios en el sentido de

mostrar su implicación y compromiso en la erradicación del acoso, en la que éste se

prohíba y se defienda el derecho de todos los trabajadores a ser tratados con dignidad,

manifestando que las conductas de acoso ni se permitirán ni perdonarán y se

explicitará el derecho a la queja de los trabajadores cuando ocurran.

• Se explicará qué se entiende por comportamiento inapropiado y se pondrá en claro

que los directores y superiores tienen el deber de poner en práctica la política contra

el acoso sexual.

• La declaración deberá explicar el procedimiento que deben seguir las víctimas,

asegurando la seriedad y la confidencialidad, así como la protección contra posibles

represalias. Se especificará la posible adopción de medidas disciplinarias.

• La organización de la empresa debe asegurarse de que la política de no acoso sea

comunicada a los trabajadores y de que éstos sepan que tienen un derecho de queja

para el que existe un firme compromiso en no tolerar los comportamientos de acoso.

• La responsabilidad de asegurar un entorno de trabajo respetuoso es de todos los

trabajadores, recomendándose a los mandos que tomen medidas para promocionar la

política de no acoso.

• Se debe proporcionar una formación general a mandos y gestores. Aquellos a

quienes se asignen cometidos específicos en materia de acoso sexual habrán de recibir

una formación especial para desempeñar con éxito sus funciones (información legal

sobre la materia, habilidades sociales para manejar conflictos, etc.).

136


30.7. BULLYING

El acoso escolar o Bullying es un problema extendido en

los colegios, que tiene como principal aliado al silencio de

la víctima que calla por vergüenza o por miedo a que se

repitan las agresiones.

El Bullying es una amenaza para el sistema escolar que

necesita de la sensibilidad social. Según el Observatorio

Estatal de la Convivencia Escolar existe un aumento

preocupante en la aparición de problemas de acoso y

todo ello teniendo en cuenta que suele ser una forma de

violencia que no se suele divulgar, ni siquiera entre la

familia.

La concienciación social es importante sobre todo para descubrir que determinadas

reacciones violentas y agresivas en los niños/as suelen estar enmascarando

situaciones de acoso escolar que no revelan a su entorno familiar y que son una forma

de canalizar la rabia que sufren y que aflora sin que exista una causa aparente.

No es satisfactorio para el personal no docente este ambiente de trabajo y las

tensiones con los padres repercuten en su trabajo.

¿QUÉ ES EL BULLYING O ACOSO ESCOLAR?

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un

niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo de

someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los

acosadores o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos

suelen presentar.

137


El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede

provocar la exclusión social de la víctima.

CARACTERÍSTICAS DEL BULLYING

- Suele incluir conductas de diversa naturaleza (burlas, amenazas, agresiones físicas,

aislamiento sistemático, etc.).

- Tiende a originar problemas que se repiten y prolongan durante cierto tiempo.

- Suele estar provocado por un alumno, apoyado por un grupo, contra una víctima

que se encuentra indefensa.

- Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los

agresores y a las víctimas sin intervenir directamente.

- La víctima desarrolla miedo y rechazo al contexto en el que sufre la violencia; pérdida

de confianza en sí mismo y en los demás y disminución del rendimiento escolar.

- Disminuye la capacidad de comprensión moral y de empatía del agresor, mientras

que se produce un refuerzo de un estilo violento de interacción.

- En las personas que observan la violencia sin hacer nada para evitarla, se produce

falta de sensibilidad, apatía e insolidaridad.

- Se reduce la calidad de vida del entorno en el que se produce: dificultad para lograr

objetivos y aumento de los problemas y tensiones.

TIPOS DE BULLYING

Podemos hablar de varios tipos de acoso escolar que, a menudo, aparecen de forma

simultánea:

- Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en

primaria que en secundaria.

- Verbal: insultos y motes, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el

más habitual.

- Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.

- Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

138


CAUSAS DEL BULLYING

Las causas de este fenómeno de bullying o acoso escolar son múltiples y complejas.

Existen, en nuestra sociedad, ciertos factores de riesgo de violencia, como la exclusión

social o la exposición a la violencia a través de los medios de comunicación.

Sin embargo, carecemos de ciertas condiciones protectoras que podrían mitigar los

efectos de dichos factores, como modelos sociales positivos y solidarios, contextos de

ocio y grupos de pertenencia constructivos o adultos disponibles y atentos para

ayudar.

La familia

A través de la familia se adquieren los primeros modelos de comportamiento, que

tienen una gran influencia en el resto de relaciones que se establecen con el entorno.

Cuando los niños están expuestos a la violencia familiar, pueden aprender a ver el

mundo como si sólo existieran dos papeles: agresor y agredido. Por ello, pueden ver la

violencia como la única alternativa a verse convertido en víctima.

Una situación de maltrato del niño por parte de los padres contribuye a deteriorar la

interacción familiar y el comportamiento del niño en otros entornos:

Disminuye la posibilidad de establecer relaciones positivas.

Se repite crónicamente, haciéndose más grave.

Se extiende a las diversas relaciones que los miembros de la familia mantienen.

139


Un importante factor de riesgo de violencia familiar son las condiciones de pobreza y

dificultades que de ella se derivan, ya que esto aumenta el estrés de los padres, que

muchas veces es superior a su capacidad para afrontarlo. Por eso, son necesarias

acciones encaminadas a mejorar las condiciones de vida de familias en graves

dificultades económicas.

Entorno escolar

Muchas veces escuchamos a los escolares quejarse de que "el profesor me tiene

manía" y tendemos a pensar que es una excusa para justificar una mala nota o una

reprimenda. Sin embargo, conviene prestar atención porque estas protestas pueden

tener múltiples causas: insatisfacción con la asignatura, con la personalidad del

profesor o con la manera en que está planteado el sistema educativo; pero también

pueden ser una señal de una necesidad de mayor atención por parte de profesores y

padres.

Varios estudios muestran que, a menudo, los profesores se crean expectativas,

positivas o negativas, respecto a sus alumnos e interactúan en público más

frecuentemente con los estudiantes de expectativas positivas. Esto da como resultado

que haya un grupo pequeño de alumnos "brillantes" que intervienen casi siempre y

otro pequeño grupo de alumnos más "lentos" que no participa casi nunca. Además, los

estudiantes de altas expectativas suelen recibir muchos elogios y, los de bajas

expectativas, muchas críticas.

Así, la motivación de estos últimos disminuye y se sienten discriminados respecto al

resto de la clase. Blanca García Olmos, presidenta nacional de la Asociación de

Profesores de Secundaria (APS) reconoce que es inevitable que se establezcan mejores

relaciones con unos alumnos que con otros porque, al fin y al cabo, los profesores son

personas y pueden sentir más afinidad hacia ciertos estudiantes.

140


Pero esto puede ser peligroso, ya que una mala relación entre profesor y alumno

puede ser causa de ansiedad y depresión en los chicos y chicas, así como de un

descenso de su rendimiento escolar.

Una de las posibles formas de mejorar las relaciones entre profesores y alumnos y, por

tanto, la convivencia en el entorno escolar, es reforzar las tutorías como medio para

solucionar las tensiones, como señala Concepción Medrano, profesora del

departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad del País

Vasco. También es necesario preparar bien a los profesores en cuestiones de

psicología y pedagogía.

Además, sería positivo implicar a los alumnos a la hora de fijar los objetivos de su

formación para que se sientan motivados por aprender y mejoren sus relaciones con

los profesores.

Medios de comunicación

Los medios de comunicación, sobre todo la televisión, nos exponen continuamente a la

violencia, tanto real (telediarios) como ficticia (películas o series), y por eso son

considerados como una de las principales causas que originan la violencia en los niños

y jóvenes.

- Los comportamientos que los niños observan en televisión influyen en el

comportamiento que manifiestan inmediatamente después, por lo que es necesario

proteger a los niños de la violencia a la que les expone la televisión e incluso debería

plantearse la posibilidad de utilizar la televisión de forma educativa para prevenir la

violencia.

- La influencia de la televisión a largo plazo depende del resto de relaciones que el

niño establece, ya que interpreta todo lo que le rodea a partir de dichas relaciones. Por

eso la violencia no se desarrolla en todos los niños, aunque estén expuestos por igual a

la violencia televisiva.

- La repetida exposición a la violencia puede producir cierta habituación, con el riesgo

de considerarla como algo normal, inevitable y de reducirse la empatía con las

141


víctimas. Es importante promover en los niños la reflexión respecto a la violencia que

nos rodea.

- La incorporación de la tecnología audiovisual al aula podría ser de gran utilidad

como elemento educativo en la prevención de la violencia.

AGRESORES Y VÍCTIMAS

Los estudios realizados acerca de la violencia en la escuela señalan que tener amigos y

ser aceptado son factores protectores frente dicho fenómeno.

A continuación presentamos los antecedentes y características que presentan, en

general, los niños que ejercen o sufren la violencia:

Víctima pasiva

- Situación social de aislamiento. Con frecuencia no tiene un solo amigo entre sus

compañeros. Presenta dificultad de comunicación y baja popularidad.

- Conducta muy pasiva, miedo ante la violencia y manifestación de vulnerabilidad, alta

ansiedad, inseguridad y baja autoestima. Existe una tendencia a culpabilizarse de su

situación y a negarla por considerarla vergonzosa.

- Cierta orientación a los adultos, relacionada con una posible sobreprotección por

parte de la familia.

142


Víctima activa

- Situación social de aislamiento e impopularidad.

- Tendencia impulsiva a actuar sin elegir la conducta más adecuada a cada situación.

Disponibilidad a emplear conductas agresivas, irritantes, provocadoras. A veces, las

víctimas activas mezclan este papel con el de agresores.

- Un rendimiento peor que el de las víctimas pasivas.

- Parecen haber tenido, en su primera infancia, un trato familiar más hostil, abusivo y

coercitivo que los otros escolares.

- Situación más frecuente entre los chicos. Pueden encontrarse en ella, con

frecuencia, los escolares hiperactivos.

Agresores

- Situación social negativa, siendo incluso rechazados por una parte importante de sus

compañeros, aunque están menos aislados que las víctimas y tienen algunos amigos

que les siguen en su conducta violenta.

- Tendencia a la violencia y al abuso de fuerza. Impulsivos, con escasas habilidades

sociales, baja tolerancia a la frustración, dificultad para cumplir normas, relaciones

negativas con los adultos y bajo rendimiento.

- Carecen de capacidad de autocrítica, lo que se traduce en una autoestima media o

incluso alta.

- Ausencia de una relación afectiva cálida y segura por parte de los padres, sobre todo

de la madre. Tiene dificultad para enseñarle a respetar límites y combina la

permisividad ante conductas antisociales con el empleo de métodos coercitivos

(incluido, en ocasiones, el castigo físico).

- Podría establecerse una división entre agresores activos, que son lo que inician y

dirigen la agresión; y agresores pasivos, que son los que les siguen y animan y que

presentan problemas similares, aunque en menor grado.

143


CONSEJOS PARA LAS VÍCTIMAS DEL BULLYING

Muchas veces, los padres y profesores de las víctimas son los últimos en enterarse de

que está sufriendo el acoso escolar de sus compañeros. La vergüenza o el miedo a las

represalias son los principales motivos. Aquí damos consejos para detectar el bullying y

saber qué podemos hacer si nos encontramos en esta situación.

Consejos para el personal educativo de niños que sufren Bullying

Los profesores deben estar atentos a:

- La relación de los alumnos/as en los pasillos y en el patio. Los peores momentos se

sufren cuando los profesores no están presentes.

- Las "pintadas" en las puertas de baños y paredes (qué nombres aparecen

habitualmente).

- La no participación habitual en salidas de grupo.

- Las risas o abucheos repetidos en clase contra determinados alumnos o alumnas.

- Las faltas continuadas a clase, ya que pueden indicar que no quieren acudir a clase

por miedo.

- Estar atentos a los alumnos que sean diferentes, por su forma de ser o aspecto físico.

- Se queja de forma insistente de ser insultado, agredido, burlado...

- Si comenta que le roban sus cosas en el colegio o si cada día explica que pierde su

material escolar.

- Investigar los cambios inexplicables de estados de ánimo: tristeza, aislamiento

personal del alumno o alumna, aparición de comportamientos no habituales, cambios

en su actitud, poco comunicativo, lágrimas o depresión sin motivo aparente...

- Escasas o nulas relaciones con los compañeros y compañeras.

- Evidencias físicas de violencia y de difícil explicación: moratones, cortaduras o

rasguños cuyo origen el niño no alcanza a explica,; ropa rasgada o estropeada, objetos

dañados o que no aparecen...

144


- Quejas somáticas constantes del alumno: dolores de cabeza, de estómago o de otro

tipo cuya causa no está clara.

- Accesos de rabia extraños.

- Variaciones del rendimiento escolar, con pérdida de concentración y aumento del

fracaso.

- Quejas de los padres, que dicen que no quiere ir al colegio.

Consejos para testigos del Bullying

Si estás siendo testigo de las agresiones de algunos compañeros hacia otro, debes

tener en cuenta los siguientes consejos:

- Si alguno de los presente dice algo como "¡Basta ya!", en la mitad de los casos, las

acciones violentas cesan. Es difícil de hacer, pero estar ahí y no hacer nada es igual que

aprobar la agresividad.

- Si sientes que no puedes decir nada, vete del sitio y díselo al adulto más cercano. Haz

que vaya a ayudar.

- Si ves que alguien sufre una y otra vez agresiones, puedes hacer algo para terminar

esa situación.

- Si el colegio tiene algún tipo de programa para informar de agresiones, como un

teléfono o un buzón, utilízalo. Puedes hacerlo de forma anónima.

- Intenta conseguir que la víctima se lo cuente a sus padres o a los profesores. Ofrécete

a ir con él o ella si crees que eso puede ayudarle.

- Si el acosado no quiere hablar con nadie, ofrécete para hablar con alguien en su

nombre.

- Involucra a tanta gente como puedas, incluso a otros amigos y compañeros de clase.

- No uses la violencia contra los agresores ni trates de vengarte por tu cuenta.

145


Consejos para las víctimas del Bullying

Si estás siendo víctima de agresiones (físicas o verbales) por parte de alguno o algunos

de tus compañeros, aquí tienes algunos consejos sobre lo que puedes hacer para

acabar con esa situación:

- Ignora al agresor, haz como si no lo oyeras. Ni siquiera le mires.

- No llores, ni te enfades, ni muestres que te afecta. Eso es lo que el agresor pretende,

así que no le des esa satisfacción. Más tarde podrás hablar o escribir sobre tus

reacciones y lo que sentiste en ese momento.

- Responde al agresor con tranquilidad y firmeza. Di por ejemplo: "No, eso es sólo lo

que tú piensas".

- Si puedes, intenta ironizar o tratar con humor lo que te diga. Por ejemplo, si te dice

"¡qué camisa más fea!" , puedes responder "gracias, me alegro de que te hayas dado

cuenta".

- Aléjate o corre si es necesario, si crees que puede haber peligro. Aléjate de la

situación. Vete a un sitio donde haya un adulto.

- Si eres una víctima constante de los agresores, lo más importante que tienes que

hacer es hablar con un adulto. Comienza con tus padres. Eso no es acusar, es pedir

ayuda a las personas que te quieren cuando la necesitas. Intenta que tus padres

hablen con alguien del colegio, pero no con los padres de los agresores.

- Si sientes que no se lo puedes contar a tus padres o que ellos no pueden ayudarte,

habla con otro adulto en quien confíes, como un profesor o el director del colegio. Si

no quieres hablar de ello con nadie a solas, pídele a un amigo o hermano que te

acompañe. Te ayudará llevar a alguien que te haya visto cuando te agreden.

- Deja claro al adulto que la situación te afecta profundamente, sobre todo si eres

víctima de agresiones verbales, ya que a veces los adultos no las consideran

importantes y, sin embargo, son las que más daño pueden hacer.

- Si sientes que no puedes decir nada a nadie, trata de escribir una carta explicando lo

que te pasa. Dásela a un adulto en quien confíes y guarda una copia para ti.

146


RECUERDA:

- Tú no tienes la culpa de ser agredido.

- No tienes que hacer frente a esta situación tú solo.

- Recuerda que es el agresor quien tiene un problema, no tú.

- Trata a los demás como quieres que te traten a ti. Ayuda al que lo necesite y así,

cuando tú necesites ayuda, te ayudarán.

PREVENIR EL BULLYING

Es muy importante intentar prevenir el bullying y la violencia en las aulas a a través de

la educación y de las relaciones entre la escuela y la familia. Muchas veces, las causas

están en esos entornos y es allí mismo donde hay que intentar atajarlas.

Algunas de las posibles medidas de prevención contra el bullying y la violencia escolar

en general son las siguientes:

Decálogo educativo antiviolencia

1. Adaptar la educación a los cambios sociales, desarrollando la intervención a

diferentes niveles y estableciendo nuevos esquemas de colaboración, con la

participación de las familias y la administración.

2. Mejorar la calidad del vínculo entre profesores y alumnos, mediante la emisión de

una imagen del educador como modelo de referencia y ayudar a los chicos a que

desarrollen proyectos académicos gracias al esfuerzo.

3. Desarrollar opciones a la violencia.

4. Ayudar a romper con la tendencia a la reproducción de la violencia.

5. Condenar, y enseñar a condenar, toda forma de violencia.

6. Prevenir ser víctimas. Ayudar a que los chicos no se sientan víctimas.

7. Desarrollar la empatía y los Derechos Humanos.

8. Prevenir la intolerancia, el sexismo, la xenofobia. Salvaguardar las minorías étnicas

y a los niños que no se ajustan a los patrones de sexo preconcebidos.

147


9. Romper la conspiración del silencio: no mirar hacia otro lado. Hay que afrontar el

problema y ayudar a víctimas y agresores.

10. Educar en la ciudadanía democrática y predicar con el ejemplo.

Pautas de disciplina

1. Uno de los objetivos de la disciplina es enseñar a respetar ciertos límites. Es

necesario que las normas sean claras y coherentes y ayuda el que hayan sido

elaboradas por todos los miembros de la comunidad escolar.

2. La impunidad ante la violencia genera más violencia.

3. La sanción debe contribuir a diferenciar entre agresores y víctimas.

4. La disciplina debe favorecer cambios cognitivos, emocionales y conductuales en la

dirección de los objetivos educativos y estimular la capacidad de adopción de

perspectivas.

5. El respeto a los límites mejora cuando se aprenden habilidades no violentas de

resolución de conflictos como la mediación y la negociación.

6. Es preciso que la disciplina ayude a luchar contra la exclusión en lugar de aumentar

su riesgo.

7. Conviene incluir la disciplina en un contexto de democracia participativa, que todos

participen en la creación de las normas.

Relaciones entre la escuela y la familia

Uno de los principales factores de riesgo de violencia es el aislamiento de la familia

con respecto a otros sistemas sociales en los que el niño se relaciona.

El apoyo social a las familias es muy importante y puede reducir significativamente el

riesgo de violencia porque proporciona ayuda para resolver los problemas, acceso a

información sobre formas alternativas de resolver dichos problemas y oportunidades

de mejorar la autoestima.

Una importante condición para mejorar la educación es estimular la comunicación

entre la escuela y la familia, sobre todo, cuando los niños tienen mayores dificultades

de adaptación escolar y/o con más riesgo de violencia.

148


Aprendizaje cooperativo

Uno de los procedimientos educativos que pueden ayudar a prevenir la exclusión y,

por lo tanto, la violencia en las aulas, es el aprendizaje cooperativo en equipos

heterogéneos, tanto en educación primaria como en secundaria. Este método puede

ayudar a: adaptar la educación a la diversidad, desarrollar la motivación de los

alumnos por el aprendizaje, mejorar la cohesión del grupo y las relaciones dentro de

éste y distribuir las oportunidades de protagonismo académico.

Resolución de conflictos

El conflicto forma parte de la vida y es un motor de progreso, pero en determinadas

condiciones puede conducir a la violencia. Para mejorar la convivencia educativa y

prevenir la violencia, es preciso enseñar a resolver conflictos de forma constructiva; es

decir, pensando, dialogando y negociando. Un posible método de resolución de

conflictos se desarrolla en los siguientes pasos:

Definir adecuadamente el conflicto.

Establecer cuáles son los objetivos y ordenarlos según su importancia.

Diseñar las posibles soluciones al conflicto.

Elegir la solución que se considere mejor y elaborar un plan para llevarla a

cabo.

Llevar a la práctica la solución elegida.

Valorar los resultados obtenidos y, si no son los deseados, repetir todo el

procedimiento para tratar de mejorarlos.

Una buena idea puede ser ir escribiendo las distintas fases del proceso, para facilitar su

realización.

En los programas de prevención de la violencia escolar que se están desarrollando en

los últimos tiempos, se incluyen la mediación y la negociación como métodos de

resolución de conflictos sin violencia.

149


30.8. VIOLENCIA EN EL TRABAJO

Se entiende por violencia en el lugar de trabajo ”toda acción, incidente o

comportamiento que se aparte de lo razonable mediante el cual una persona es

agredida, amenazada, humillada o lesionada por otra en el ejercicio de su actividad

profesional o como consecuencia directa de la misma".

Es decir, podemos comprobar cómo, más allá de la tendencia a asociar la violencia con

una agresión física, el concepto de violencia debe ser más amplio, incluyendo y

comprendiendo otras conductas susceptibles de violentar e intimidar al que las sufre

(tales como conductas verbales o físicas amenazantes, intimidatorias, abusivas o

acosantes).

Una de las clasificaciones más difundidas sobre los tipos de violencia en el trabajo

existentes, es la elaborada por la California Division of Occupational Health and Safety

(Cal/OSHA), que divide los eventos violentos en tres grupos en función de quienes son

las personas implicadas y del tipo de relación existentes entre ellas.

150


•Violencia Tipo I. Caracterizada porque quienes llevan a cabo las acciones violentas

no tienen ninguna relación legítima de trato con la víctima (no existe trato comercial o

de usuario entre el perpetrador y la víctima). Sería el caso de robos, atracos, etc.

• Violencia Tipo II. En estos casos existe algún tipo de relación profesional entre el

causante del acto violento y la víctima. Normalmente estos hechos violentos se

producen mientras se ofrece el servicio.

• Violencia Tipo III. En este tipo de violencia el causante de la misma tiene algún tipo

de implicación laboral con el lugar afectado o con algún trabajador concreto de tal

lugar.

Dentro del sector de educativo, son los de Tipo II los más corrientes, ya que se derivan

del trato diario de los trabajadores y trabajadoras con los usuarios de los servicios

prestados.

Las consecuencias más habituales en estos casos son las agresiones físicas con

consecuencias leves, así como abusos verbales y amenazas.

Según datos aportados por la Encuesta Europea de Condiciones del Trabajo, la

violencia física en el lugar de trabajo afectó al 3,6 % de los trabajadores y trabajadoras

de la Unión Europea.

Ello se debe principalmente a que en el sector educativo, una de las características de

identidad del desempeño del trabajo en este sector es la interrelación de los

trabajadores y trabajadoras con otras personas.

Como ya hemos dicho, el problema de la violencia en el lugar de trabajo en el sector de

educativo se centra principalmente en abusos verbales y amenazas.

El inconveniente en estos casos, y que no ocurre con las agresiones físicas, es que en la

mayoría de casos no se les presta la atención necesaria o se asumen como parte

integrante del trabajo, pero que pueden tener importantes efectos negativos sobre las

personas que los sufren.

151


MEDIDAS PREVENTIVAS

En primer lugar, cabe destacar que es imposible el desarrollo de unas adecuadas

medidas preventivas contra la violencia en el lugar de trabajo sin la participación activa

de los sujetos pasivos de dichos actos violentos: los trabajadores y trabajadoras.

Por ello, empezando por estos trabajadores y trabajadoras, y acabando por los

gestores de la propia empresa, deben adoptarse políticas de no violencia, en el sentido

de no permitir que existan acciones de intimidación, amenaza ni daño entre propios

empleados ni en la relación con los clientes.

Dentro de las medidas preventivas a la hora de hacer frente a los posibles casos de

violencia en los centros educativos, la formación específica en tratamiento y resolución

de conflictos a todos los niveles de la empresa, así como la formación en el manejo y

reconocimiento de la violencia, son los puntos más importantes, ya que pueden

suponer una importante ventaja a la hora de afrontar posibles casos de violencia

laboral.

152


BIBLIOGRAFÍA

Ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales.

Real Decreto 39/1997 de 17 de enero Reglamento de los Servicios de

Prevención.

Real Decreto 485/1997 de 14 de abril, de Señalización de Seguridad y Salud en

el Trabajo.

Real Decreto 486/1997 de 14 de abril, de Disposiciones mínimas de Seguridad y

Salud en los Lugares de Trabajo.

Real Decreto 487/1997 de 14 de abril, de Disposiciones mínimas de Seguridad y

Salud relativas a la Manipulación Manual de Cargas.

Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de

seguridad y salud relativas al trabajo que incluye Pantallas de visualización de

datos

Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo, de Protección de los trabajadores

frente a Riesgos Biológicos.

Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo, de Disposiciones mínimas de Seguridad

y Salud relativas a la utilización de Equipos de Protección Individual.

Real Decreto 1215/1997 de 18 de julio, de Disposiciones mínimas de Seguridad

y Salud relativas a la utilización de Equipos Trabajo.

Real Decreto 374/2001, de 6 de abril sobre la protección de la salud y

seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes

químicos durante el trabajo.

Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, de Protección de los trabajadores

contra el Ruido.

Real Decreto 374/2001 de 6 de abril sobre la protección de la salud y seguridad

de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los Agentes Químicos

durante el trabajo.

Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la

protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.

Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo sobre disposiciones mínimas para la

protección de la salud y seguridad de los trabajadores expuestos al ruido.

153


Reglamento CLP, de 1 de diciembre de clasificación, etiquetado y envasado de

sustancias químicas.

NTP 018: Estrés térmico. Evaluación de las exposiciones muy intensas.

NTP 099: Métodos de extinción y agentes extintores.

NTP 177: La carga física de trabajo: definición y evaluación.

NTP 178: Reglamentaciones relativas a productos químicos (actualización de

NTP-8/1982)

NTP 179: La carga mental del trabajo: definición y evaluación.

NTP 180: Los guantes en la prevención de las dermatosis profesionales.

NTP 193: Ruido: vigilancia epidemiológica de los trabajadores expuestos.

NTP 239: Escaleras manuales.

NTP 260: Trabajo a turnos: efectos médico-patológicos.

NTP 298: Almacenamiento en estanterías y estructuras.

NTP 310: Trabajo nocturno y trabajo a turnos: alimentación.

NTP 318: El estrés: proceso de generación en el ámbito laboral.

NTP 349: Prevención del estrés: intervención sobre el individuo.

NTP 371: Información sobre productos químicos: Fichas de datos de seguridad.

NTP 445: Carga mental de trabajo: fatiga

NTP 455: Trabajo a turnos y nocturno: aspectos organizativos.

NTP 462: Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales.

NTP 476: El hostigamiento psicológico en el trabajo: mobbing.

NTP 481: Orden y limpieza de lugares de trabajo.

NTP 489: Violencia en el lugar de trabajo

NTP 507: Acoso sexual en el trabajo

NTP 534: Carga mental de trabajo: factores

NTP 575: Carga mental de trabajo: indicadores

NTP 704: Síndrome de estar quemado por el trabajo o "Burnout" (I): definición

y proceso de generación.

NTP 705: Síndrome de estar quemado por el trabajo o "Burnout" (II):

consecuencias, evaluación y prevención.

NTP 748: Guantes de protección contra productos químicos.

NTP 854: Acoso psicológico en el trabajo: definición.

154


Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo.

Encuesta Europea sobre Condiciones de Trabajo.

155

More magazines by this user
Similar magazines