11.05.2013 Views

SECTOR ELÉCTRICO

SECTOR ELÉCTRICO

SECTOR ELÉCTRICO

SHOW MORE
SHOW LESS

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

Entrevista Entrevista

SECTOR

ELÉCTRICO

Pedro Mielgo

Presidente de Red Eléctrica de España

Nº 187 Junio 1999


SOCIEDAD SOCIEDAD NUCLEAR NUCLEAR ESPAÑOLA

ESPAÑOLA

Campoamor, 17, 1.° 28004 MADRID -

Tels.: (91) 308 63 18/62 89- Fax: (91) 308 63 44

e mail: postmaster@sne.es - http:// www.sne.es

Junta Directiva

Presidente: Domingo PÉREZ ALONSO.

Vicepresidente: Lucila IZQUIERDO ROCHA.

Secretario General: Mª Teresa DOMÍNGUEZ BAUTISTA.

Tesorero: Fernando REY MORENO.

Vocales: Mar DOMÍNGUEZ BLANCO, Manuel GÁMEZ

BERTOS, Antonio MARCO PELEGRÍN, Humberto MARTA

GÓMEZ, Luis PALACIOS SÚNICO y Francisco PERRAMÓN

ENRICH.

Comisión de Programas

Presidente: Fernando MICÓ PÉREZ DE DIEGO.

Vocales: Javier ALONSO CHICOTE, José Antonio

CARRETERO FERNANDINO, Javier DE SANTIAGO GARCÍA,

Rafael DELGADO TABERNER, José Antonio ESPALLARDO

MAURANDI, Ricardo GRANADOS GARCÍA, José Javier

HONRUBIA CHECA, Alejandro RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ y

Joaquín SANTAMARÍA TAMAYO.

Comisión de Publicaciones

Presidente: Luis PALACIOS SÚNICO.

Vocales: Javier ARROYO ZORRILLA, Eugeni BARANDALLA

CORRONS, Andrés GALICIA SAAVEDRA, Javier GONZÁLEZ

MARTÍNEZ, Ricardo MANSO CASADO, Julio MARTÍNEZ

MONTERO, Cesar QUERAL SALAZAR, Mª Fernanda

SÁNCHEZ OJANGUREN, Francisco TARÍN GARCÍA y

Alfonso de la TORRE FERNÁNDEZ DEL POZO.

Comisión Técnica

Presidente: Mª Teresa DOMÍNGUEZ BAUTISTA.

Vocales: Juan CORTÉS SIERRA, Carmen GIL GASCÓN,

Alfonso JÍMENEZ FERNÁNDEZ SESMA, Jorge JIMÉNEZ

RODRÍGUEZ, José Luis MANSILLA LÓPEZ, Francisco

MARÍN MOLINA, Mª Dolores MORALES DORADO,

Ramón MORCILLO LINARES, Alejandro RODRÍGUEZ

FERNÁNDEZ y Ramón SABATÉ FARNOS

Presidentes de los Grupos de Trabajo: Ángel BENITO RUBIO,

Jerónimo IÑIGUEZ SÁEZ y Ángel VIÑAS JUNQUERA.

Comisión Aula-Club

Presidente: Eduardo RAMÍREZ ONTALBA

Vocales: Miguel BARRACHINA GÓMEZ, Ignacio

FERNÁNDEZ HERRERO, Eduardo GALLEGO DÍAZ, Rosa

PEREDA REVUELTA, José L. PIZARRO MOGROVEJO,

Aurelio SALA CANDELA y Jesús TALAYERO ROYO

Comisión de Comunicación

Presidente: Eduardo GALLEGO DÍAZ.

Vocales: Jesús CRUZ HERAS, Inés GALLEGO CABEZÓN,

José GARCÍA DE LA TORRE, Jorge LANG-LENTON, Piluca

NÚÑEZ, Pedro ORTEGO SÁIZ, J. Manuel PERLADÓ

MARTÍN, Vicente SERRADELL GARCÍA, Eduardo SOLLET

SAÑUDO y Enrique VALERO ABAD.

Comisión Terminología

Presidente: Manuel LÓPEZ RODRÍGUEZ.

Secretario: Francisco DE PEDRO HERRERA.

Vocales: Agustín ALONSO SANTOS, Eugeni BARANDALLA

CORRONS, Miguel BARRACHINA GÓMEZ, Rafael CARO

MANSO, José Ángel CERROLAZA ASENJO, Carlos Enrique

GRANADOS GONZÁLEZ y Luis PALACIOS SÚNICO

Comisión Jóvenes Generaciones

Presidente: Mar DOMÍNGUEZ BLANCO.

Vicepresidente: Ricardo IZQUIERDO LABELLA.

Comisión XXV Reunión Anual

Presidente: Joaquín ARBÓS FERNÁNDEZ.

Vicepresidente: José Luis PIZARRO MOGROVEJO.

Vicepresidente Técnico: Ramón REVUELTA LAPIQUE.

Secretario: Juan ISLA SÁNCHEZ.

Tesorero: Luis MARTÍN VIDAL.

Vocales: Javier ARROYO ZORRILLA, Antonio BRAVO

MARTOS, Inés GALLEGO CABEZÓN, Ricardo MANSO

CASADO, Matilde PELEGRÍ TORRES, Virginia PEYRES

MEDINA y Javier SEQUEIROS ROMÁN.

ABB ATOM

ABB GENERACIÓN

ACS

AMARA

ANDERSEN CONSULTING

ASEGURADORES RIESGOS

NUCLEARES

ASOC. NUCLEAR ASCÓ

AUXITROL IBERICO

BECHTEL ESPAÑA

BORG SERVICE, S.A.

BW/IP INTERNATIONAL

CENTRAL TRILLO I

C.N. ALMARAZ

C.N. VANDELLÓS

CIA. SEVILLANA DE ELECTRICIDAD

CIEMAT

COGEMA

COLEGIO INGENIEROS

CAMINOS, CANALES Y PUERTOS

COLEGIO INGENIEROS ICAI

Edita SENDA EDITORIAL, S.A.

Directora: Matilde PELEGRÍ TORRES

Consejero de Redacción: Comisión de Publicaciones de la SNE

Secretaria de Redacción: P.S. MONTENEGRO Traducciones Inglés: Sara L. SMITH

Publicidad: Roberto AYALA NIÑO Director Técnico: Ildefonso SERRANO SERRANO

Jefe de Producción: Alfredo ZAPATA GARCÍA

Diseño y Maqueta: Clara TRIGO CASANUEVA y José RIBERA MORENO

Multimedia: Carlos DÍAZ ISABEL y Klaus JANIPKA MELGAR

Fotografía: Javier LERÍN BARATAS

Administración y suscripciones: Mª Dolores PATIÑO RAMOS

c/ Isla de Saipán, 47. 28035 MADRID Phone:(34) 91 373 47 50

Fax: (34) 91 316 91 77. • e mail: nuclear@sendaeditorial.com

Junio 1999

S UMARIO

CONTROL Y APLICACIONES

COOR. MUNICIPIOS NUCLEARES

DTN

ELECNOR

EMPRESA NACIONAL BAZAN

EMPRESARIOS AGRUPADOS

ENDESA

ENRESA

ENUSA

ENWESA OPERACIONES

EPTISA

EQUIPOS NUCLEARES

EXPRESS TRUCK

FECSA

FRAMATOME S.A.

FUNDACIÓN INASMET

GAIMA

GENERAL ELECTRIC INTERNATIONAL

GEOCISA

GUANTES RIPOLLES

HELGESON

Suscripción : España: 15.000 ptas. + IVA - Europa: 190 Euros - Otros: $ 255

Imprime: NEOGRAFIS, Fotocomposición: GRÁFICAS 4, Fotomecánica: RECORD

D. L.: M-22.829/1982 - ISSN: 1137-2885

EDITORIAL

ENTREVISTA

ENTREVIST

• Pedro MIELGO

Presidente de Red Eléctrica de España

COMISIÓN JÓVENES

GENERACIONES

SECTOR ELÉCTRICO

• La Energía Nuclear en el marco normativo europeo.

María-Teresa ESTEVAN BOLEA

• La competencia entre energías primarias.

El papel de la Energía Nuclear. Costes y Ctc’s

Rafael MIRANDA ROBREDO

• Aceptación social y ambiental de las instalaciones energéticas nucleares.

Javier HERRERO SORRIQUETA

•Alianzas internacionales en un marco liberalizado.

Victoriano REINOSO y REINO

•Las decisiones de inversión en un sector liberalizado.

Pedro RIVERO TORRE

TERMINOLOGÍA

SECCIONES FIJAS

SOCIOS COLECTIVOS

HIDROELECTRICA DEL CANTABRICO

IBERDROLA

IBERDROLA INGENIERIA

Y CONSULTORIA

INITEC

INYPSA

KEON

KSB-AMVI

LAINSA

MAESSA

MARSEIN

MITSUBISHI

MONCASA

MONTAJES NERVIÓN

NECSO

NORCONTROL

NOVOTEC CONSULTORES

NUCLENOR

NUSIM

PIRELLI CABLES Y SISTEMAS, S.A.

MIEMBRO DE:

APP

(Asociación de Prensa Profesional)

FIPP

(Federación Internacional

de la Prensa Periódica)

OJD Difusión controlada

por la Oficina de la Justificación

de la Difusión

1 Revista SNE

PROINSA

PROSEGUR

SAINCO

SENER

SENUSA

SIEMENS

SIEMSA & UIDIESA ESTE

TAPROGGE IBÉRICA

TECNASA

TECNATOM

TECNICAS REUNIDAS

TECNOS

UNESA

UNION FENOSA

WALTHON WEIR PACIFIC

WANNER Y VINYAS

WESTINGHOUSE

TECHNOLOGY SERVICES

ASOCIACIÓN

DE PRENSA

PROFESIONAL

MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN

INTERNACIONAL DE LA

PRENSA PERIÓDICA

OFICINA DE JUSTIFICACION

DE LA DIFUSION


RIAL EDIT DITORIA

L

Junio 1999

EL NUEVO MERCADO ELÉCTRICO

a economía española, en consonancia con la situación mundial y las características

derivadas del fenómeno de globalización, está siendo transformada profundamente por un

proceso de liberalización, con el doble objetivo de repercutir los beneficios logrados a la

sociedad que la sustenta y de prepararse ante un futuro, quizá ya presente, que nadie duda en

calificar de “distinto”.

España está en el grupo pionero de liberalización del mercado eléctrico y la ley eléctrica 54/97

es un claro exponente de una visión adelantada y decidida ante un nuevo mercado que debe

integrar aspectos novedosos como la irrupción de nuevos e importantes mercados de

abastecimiento de gas natural, la disponibilidad de tecnologías de gran eficiencia como las

turbinas de gas y el apoyo al desarrollo de las energías renovables, que deben alcanzar el 12%

del consumo de energía primaria en el 2010.

Por otra parte, la apertura a la libre competencia en la generación y comercialización, con el

derecho de acceso a la red, pero soportando el riesgo comercial y financiero, y la concepción

de un mercado al que acceden nuevos productores y concursan con grandes empresas

energéticas, son características que definen también este nuevo escenario liberalizado.

El sector eléctrico ha realizado un tremendo esfuerzo de ajuste, probablemente superior al de

otros sectores de parecidas características económicas de partida, y así se le ha reconocido. Por

ello, bienvenida sea la competencia, si ésta cumple con los objetivos que marca la política

energética de asegurar el suministro eléctrico, que es un factor económico y social de carácter

básico, respetar el medioambiente y aportar soluciones competitivas, que favorezcan la

economía y la mejora de las condiciones de vida.

Esta Sociedad Nuclear considera fundamental resaltar que en este nuevo mercado la energía

nuclear seguirá estando presente con unos costes de operación competitivos, unas reversas

extensas de combustible y una producción eléctrica libre de la emisión de gases del efecto

invernadero que contribuirá a cumplir con los compromisos internacionales de reducción de

estos gases.

Además de estos factores, la nuclear es una energía capaz de asegurar una potencia firme

durante largos períodos de tiempo, abasteciendo a una sociedad con una demanda creciente

de calidad, seguridad y economía.

2

Revista SNE


PEDRO MIELGO

Presidente

de Red Eléctrica

de España

El proceso de liberalización del sector eléctrico,

iniciado en enero de 1998, ha recorrido los

primeros dieciocho meses de trayectoria. Para

conocer cómo ha sido su evolución y las

perspectivas de futuro entrevistamos al Presidente

de Red Eléctrica de España, Pedro Mielgo.

Profesional con una amplia experiencia en el

sector energético, inició su actividad profesional

en el campo petroquímico, pasando

posteriormente a la ingeniería en INITEC, empresa

en la que desarrolló trabajos propios de ingeniería

y, posteriormente, en la dirección comercial. Fue

responsable de proyecto en diversas centrales

térmicas y director de proyecto de la central

nuclear de Lemóniz. Desempeñó el cargo de

Director General Adjunto de Iniexport, empresa de

comercio exterior del Grupo INI, pasando a ocupar

la presidencia de Red Eléctrica de España en 1997.

En el momento de realizar esta entrevista, REE se encuentra en pleno proceso de preparación a la privatización. A pesar de ello, su

Presidente nos recibe cordialmente en un edificio cuyas señas de identidad son la luz y los espacios abiertos, todo un símbolo de

presente que se abre a un futuro lleno de retos y perspectivas.

La fecha de enero de 1998 será para siempre

una referencia obligada en la historia del

sector eléctrico español. Para Pedro Mielgo, la

experiencia de estos primeros meses de mercado

liberalizado se puede abordar «en varias

direcciones, porque no sólo influye en

Red Eléctrica, sino también en el sector en su

conjunto, en el resto de la economía española

y también, lo que a mí me parece muy importante,

en el plano supranacional de la Unión

Europea. Al fin y al cabo, el proceso de liberalización

español no es independiente de la

UE, sino que, por el contrario, es parte de un

proceso de creación de un mercado interior

de la energía.

»En cuanto al sector, ha habido varios hechos

importantes. En primer lugar, la adaptación

ha sido muy rápida, demostrando la gran

flexibilidad de nuestras empresas eléctricas,

especialmente si se compara con lo que está

ocurriendo en otros países de nuestro entorno.

Esa capacidad ha permitido la puesta en

marcha del mercado en un plazo récord a escala

mundial sin problemas significativos.

Durante el último año y medio, tanto el funcionamiento

del mercado como el nuevo

Junio 1999

marco de operación del sistema eléctrico han

dejado claro que tenemos un sector más preparado

de lo que muchos creían hace un par

de años, lo cual es un hecho muy positivo.

Además, en este mismo tiempo las empresas

españolas han dado pasos en el exterior, creando

alianzas que avalan su gran capacidad

de adaptación al nuevo marco.

,,

Las empresas eléctricas

españolas han demostrado una

gran flexibilidad

»Por otra parte, es importante destacar el

proceso de competencia que han iniciado las

empresas generadoras. Independientemente

de cuestiones tales como el número de compañías

o la eficacia en la variedad de la oferta

de precios, lo cierto es que las empresas

eléctricas españolas han planteado una competencia

real, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Algunas de ellas han adquirido instala-

,,

3 Revista SNE

ciones en otros países, hay operadores extranjeros

vendiendo energía en España, se han

firmado contratos de exportación a

Marruecos, Portugal y Francia, se han creado

empresas comercializadoras que están funcionando,

y todo eso, en año y medio, representa

un ritmo de adaptación a la competencia

impresionante.

»Además, también hay un proceso en paralelo

de globalización e integración de energías

primarias, que se refleja en los cambios accionariales

y las alianzas planteados con las

empresas del sector del gas y del petróleo.

Esto es un ejemplo de hacia dónde pueden ir

los movimientos empresariales en los próximos

años.

»En cuando a la economía española, creo

que el objetivo de contribuir a la competitividad

de nuestras empresas, a través de la liberalización

del sector eléctrico, se va cumpliendo

paulatinamente. Las tarifas han

descendido y parece que en los próximos

años el ritmo de reducción de precios va a

permitir que las tarifas españolas se sitúen no

ya en la media europea –donde están en este

momento– sino ligeramente por debajo, lo


,,

La competencia es real,

dentro y fuera de nuestras fronteras

cual es muy positivo y contribuye a la reducción

general de precios.

»En el plano supranacional, estimo que tanto

el sector como las instituciones españolas,

en general, han tomado una decisión muy correcta:

adelantarse y ser de los primeros en liberalizar

el sector. Somos un país que está

verdaderamente en la vanguardia de la liberalización

eléctrica en Europa, con la excepción

del Reino Unido y de los países nórdicos, que

son los más avanzados. Creo que, aunque ser

el primero tiene sus costes, a largo plazo las

empresas y las economías que se preparan

bien son las más abiertas y avanzadas, con lo

que en un futuro próximo veremos lo acertado

de estas políticas y decisiones.»

,,

La liberalización en los países

europeos

La situación planteada en el mercado eléctrico

español es común a los países de nuestro

entorno. Sin embargo, parece evidente

que cumplir una normativa europea de este

tipo no es tarea fácil, especialmente si se tiene

en cuenta que cada país tiene unas características

propias. «La Directiva de diciembre

de 1996, ahora prorrogada, no establece un

modelo único de organización sectorial y de

la competencia. Es muy flexible, lo cual es

bueno como primer paso, pero plantea de

forma inmediata, como ya está ocurriendo,

problemas de armonización, de reciprocidad,

de convergencia normativa. No hay que

olvidar que quince países con sistemas jurídicos

distintos y tradiciones muy antiguas, así

como prácticas comerciales diferentes, no se

pueden poner de acuerdo de forma inmediata

en temas tan complejos. Inevitablemente,

éste es un proceso largo, pero está abocado

a una convergencia y a una cierta uniformidad

mucho mayor que la actual.»

El proceso de avance hacia la liberalización

se realiza, en Europa, a través de diversos

estamentos, según nos explica Pedro

Mielgo. «En primer lugar, la Unión Europea, a

través de sus instituciones -el Parlamento y la

Comisión–, ha iniciado un proceso de revisión

y análisis del desarrollo de liberalización

de cada país, con el objetivo de ver cuáles

son los pasos siguientes que aseguren el éxito.

Esto se lleva a cabo mediante reuniones

formales y discusiones de los temas concretos

más urgentes.

»En segundo lugar, se ha creado una nueva

Asociación de Operadores de Sistemas

Eléctricos, en la que estamos presentes, que

tiene la finalidad de ir resolviendo las cuestiones

técnicas que comportarán consecuencias

normativas y que tienen que ver con la integración

de los mercados y el fomento de los

intercambios internacionales, los tránsitos de

electricidad y todas las cuestiones relacionadas

con la materia.

»Esta Asociación está formada por todos

los países de la Unión Europea, directamente

y a través de los órganos que corresponden a

los sistemas interconectados. Se trata de una

iniciativa muy importante, porque, a diferencia

de otros, el de la electricidad no es un

mercado físico en sentido estricto. No hay

mercancías que se puedan almacenar, lo que

impone unas condiciones radicalmente diferentes

a las de cualquier otro mercado, donde

los operadores juegan un papel fundamental.

»Es importante señalar que también se han

dado otros pasos. Los plazos que fijaba la

Directiva para las primeras medidas de implantación

se han cumplido, salvo en las naciones

que tenían un periodo transitorio adicional,

y muchos países, aunque no todos,

han promulgado leyes, han puesto en marcha

procesos de reestructuración sectorial, de separación

jurídica de las entidades encargadas

de la operación del sistema o del mercado

en su caso. De esta forma, se está empezando

a andar con una estructura sectorial muy

diferente que parece indicar que se producirán

más privatizaciones en Europa en un plazo

relativamente corto.»

,,

Junio 1999

El entorno es competitivo también

para nosotros

Entre los mercados europeos, nos interesamos

especialmente por el francés, por su cercanía

y posible influencia en el español y por

sus características específicas. A este respecto,

Pedro Mielgo afirma que «el sistema eléctrico

francés tiene una estructura histórica muy

diferente, que lo hace más complicado si hablamos

de liberalización. Sin embargo, países

con una sola empresa pública, como Italia, ya

han promulgado una Ley y están reestructurando

sus sectores. En el caso francés, hay un

cúmulo de dificultades conocidas, tanto políticas

como sindicales y estructurales. Es evidente

que la Directiva hay que implantarla y el

Gobierno francés está en ese camino, aunque

con más lentitud de la que hubiera sido deseable.

De hecho, en estos momentos se está

estudiando un Proyecto de Ley en la

Asamblea Nacional y todos estamos a la espera

de su evolución.»

El nuevo mapa de generación

,,

La nueva situación del mercado eléctrico

ha permitido que se incorporen a la red nuevas

fuentes de energía. En este sentido, el

Presidente de REE opina que «en España se

está produciendo un cambio muy importante

en el mapa de generación. Estábamos acostumbrados,

en los últimos treinta o cuarenta

años, a periodos de inversión largos, tanto en

4 Revista SNE

las centrales térmicas como en las nucleares, y

a recursos naturales, en particular el carbón y

el agua, situados en unas regiones determinadas.

Pero esta situación está cambiando rápidamente

porque se avecina la época del gas,

cuyo mapa es diferente y, por otra parte, la

energía eólica está empezando a tener un papel

importante y los pequeños productores o

autogeneradores se están introduciendo con

diferentes energías primarias.

»Este cambio en el mapa de generación

origina la necesidad de desarrollos y refuerzos

de la red importantes, que ya venimos realizando.

Por su parte, la estabilidad de la red

no es una cuestión estática sino dinámica y

depende, sobre todo, de criterios, pautas y

decisiones de operación. Por lo tanto, es una

situación que debe resolverse no sólo con un

esquema de desarrollo de la red, sino con

procedimientos de operación que permitan

garantizar la seguridad del suministro y del

funcionamiento. Es un hecho que técnicamente

que no se puede ignorar y que está expresamente

encomendado por la Ley a Red

Eléctrica.

»Con respecto al futuro, no hay ninguna

previsión clara de cuál puede ser la participación

de las energías alternativas a la cobertura

de la demanda eléctrica en un plazo de cinco

ó diez años, porque, como también es conocido,

aunque se han anunciado proyectos de

generación que suman más de 26.000 MW,

entre ciclos combinados de gas y energía eólica,

sin contar otros autoproductores, parece

lógico que, por razones diversas, no todas

esas instalaciones se construyan. En este momento,

tenemos ya una estructura de demanda

que es abastecida por autoproductores

del orden del 12%, que incluye pequeña hidráulica,

biomasa y energía eólica. No se han

planteado problemas importantes de estabilidad

o de seguridad aunque, a medida que

esta oferta crece, los análisis son más complejos,

sobre todo porque hay energías cuya generación

no se puede regular con tanta facilidad

como la hidráulica o la térmica, y

estamos trabajando en ello.»

La nuclear como energía de base

En este nuevo escenario, en el que cada

energía debe competir para formar parte de

una oferta global, nos planteamos cómo concursan

las centrales nucleares, teniendo en

cuenta que generan una energía que es considerada

de base. Para Pedro Mielgo, la situación

es clara. «Las decisiones de los agentes en el

mercado son libres. Por lo tanto, la energía

nuclear entra como los generadores decidan,

y asegurar su inclusión es relativamente fácil

ofertando a precio bajo o cero; en cualquier

caso, salvo rarísimas excepciones, la demanda

de valle cubre perfectamente toda la potencia

nuclear instalada en España y, desde

ese punto de vista, no se plantea ningún problema.

»El hecho de que la energía nuclear esté

funcionando en base parece absolutamente


,,

Nuestros indicadores

de calidad están entre

los mejores del mundo

lógico desde el punto de vista de una estrategia

comercial y de operación, no ya desde la

perspectiva del sistema eléctrico, sino desde

la de los generadores, cuya gestión contempla

una energía nuclear en base y una energía

hidráulica en media base y en las puntas, según

las condiciones de hidraulicidad y la

época del año. Desde el punto de vista de

estrategias de generación, no hemos visto nada

que llame la atención o que sea diferente

de lo que hubiera podido esperarse antes de

entrar en funcionamiento el mercado. Creo

que se está produciendo un uso racional y lógico

de los diferentes tipos de generación

eléctrica.»

REE. Presente y futuro

,,

El cambio de escenario que se produce

con la Ley del Sector Eléctrico plantea retos

muy importantes para el futuro de Red

Eléctrica. «Se abre ahora un periodo de clara

competencia. De hecho, en el marco de la

Unión Europea ya se están produciendo las

comparaciones entre empresas de transporte

y entre operadores, tratando de ver quién es

más eficiente, qué estrategia sigue y qué papel

va a jugar cada uno. Es decir, el entorno

es competitivo también para nosotros. Pero

además, Red Eléctrica tiene que actuar de

una forma diferente en el sistema eléctrico

español. Por una parte, debe mantener la

misma calidad técnica, el mismo rigor, los

mismos resultados de disponibilidad de líneas,

de calidad de la operación, pero con una

presencia hacia el exterior mucho mayor. En

un sector liberalizado se es examinado a diario,

y es necesario explicar las decisiones que

se toman e informar a los agentes del mercado,

a la opinión pública y a las instituciones.

Todo ello implica que Red Eléctrica tiene que

moverse en un entorno competitivo y mirar

mucho más hacia el exterior, pensando en todos

los estamentos relacionados con el funcionamiento

de la empresa: accionistas, empleados,

agentes del sistema eléctrico e

instituciones.

»Estos dos aspectos, junto con el hecho

de que la Ley dice que Red Eléctrica debe ser

una empresa privada, conforman las tres bases

del cambio de la Directiva.» En el momento

en el que los lectores reciban esta revista,

REE habrá comenzado a cotizar en

bolsa. Este es un cambio fundamental, que

refuerza, para Pedro Mielgo, «la necesidad de

mirar hacia fuera, porque todo el mundo va a

estar pendiente de nosotros. Probablemente

tendremos muchos miles de accionistas, lo

que nos obligará a comportarnos como cualquier

otra empresa cotizada en bolsa en todos

los aspectos.

Junio 1999

Alfonso de la Torre, Pedro Mielgo y Matilde

Pelegrí en un momento de la entrevista.

»Esos cambios implican la búsqueda de

una mayor eficiencia y no sólo los resultados

sino las actuaciones internas van en esa dirección,

en el sentido de reducir costes, mejorar

la productividad y reorganizar algunas actividades

en función de la nueva situación.

Hemos iniciado la estrategia de expansión internacional

y de diversificación, que nos debe

permitir, sin abandonar en absoluto las actividades

reguladas y la calidad, generar

negocios adicionales y más valor para los accionistas.

Hemos hecho una primera inversión

en Perú, estamos estudiando otras y se ha aumentado

el volumen de negocio en consultoría,

asesoría e ingeniería para terceros. Como

es lógico, todo esto conlleva un cambio cultural

muy profundo y absolutamente necesario,

en el que la empresa está embarcada.»

,,

El sector eléctrico

español tiene y tendrá a su servicio

una empresa de

primera calidad

Dentro de toda la preocupación por los

factores productivos dentro de la competencia,

la calidad sigue representando un papel

fundamental. «No podemos abandonar la calidad

del sistema eléctrico y, de hecho, estamos

manteniendo una política que se concreta

en varias certificaciones de AENOR,

concedidas unas y en curso otras, de forma

que para el próximo año tendremos todas

nuestras actividades certificadas, incluida la

operación del sistema. Somos la primera empresa

que ha obtenido la certificación del

Sistema de Gestión Medioambiental para todos

los centros de trabajo de España, lo que

demuestra nuestra preocupación por conseguir

la máxima calidad en todas nuestras actuaciones.»

El cuidado del medio ambiente es un objetivo

que se plantean, con creciente interés,

las empresas en todo el mundo. Por otra parte,

los tendidos eléctricos han sido objeto de

críticas, por su efecto sobre la fauna, en multitud

de ocasiones. A este respecto, Pedro

Mielgo afirma que «la actividad de Red

Eléctrica tiene elementos de impacto sobre el

medio ambiente, como casi todas las activi-

,,

5 Revista SNE

ENTREVISTA

dades industriales o humanas. Sin embargo,

nuestra preocupación por el medio ambiente

es real y está demostrada. Como he dicho antes,

contamos con la certificación de AENOR

y somos reconocidos a escala mundial como

una de las empresas que más se ha preocupado

por los problemas que se plantean con

las líneas eléctricas, como la mortandad de

aves, habiendo diseñado, e incluso patentado,

dispositivos de protección, algo que pocos

en el mundo pueden decir. Hemos realizado

publicaciones, que son auténticas

primicias mundiales, y mantenemos equipos

de especialistas trabajando en estos temas.

»Para dar una idea de nuestra preocupación,

puedo decir que en este momento tenemos

veinte estudios de impacto ambiental

de instalaciones en curso, estamos presentes

en todas las organizaciones internacionales

relacionadas con las líneas eléctricas y el medio

ambiente. Nuestra política medioambiental

consiste en anticiparse al máximo a todos

los problemas, aportando soluciones a los diseños

y a la construcción de líneas de la forma

más compatible con el medio ambiente y,

por supuesto, con la legislación.»

REE. Empresa de primera división

La idea de competencia está presente en

toda esta entrevista y, en este sentido, Pedro

Mielgo deja una idea clara en el cierre.

«Competimos con cualquier empresa comparable

a la nuestra, aunque no sea de forma

directa; esto es real, está ocurriendo. Dentro

de unos años, habrá una diferencia muy

grande entre los operadores o las empresas

de transporte de primera categoría y el resto.

Nosotros somos y seremos de primera división,

ya que nuestros indicadores de calidad,

medidos en tiempos de interrupción

medios o energía no suministrada, están entre

los mejores del mundo.

»Por otra parte, no somos la primera empresa

que sale a bolsa, pero sí estamos en el

grupo de cabeza. Red Eléctrica ha contribuido

históricamente al buen funcionamiento

del sistema eléctrico y, a partir de ahora, el

sector eléctrico español puede estar seguro

de que este objetivo se va a mantener aún

con más dedicación e interés y que tendrá, a

su servicio, una empresa de primera calidad.»


COMISIÓN

Jóvenes Generaciones

La idea de crear el proyecto denominado "Jóvenes Generaciones" ("Young Generation") surge en

Suecia en 1994. Fue Mr Jan Runermark (†), entonces presidente de ABB Atom, quien, consciente de que

los pioneros europeos de la industria nuclear comenzaban a retirarse, propuso conceder más

protagonismo a la generación que tomaría el relevo.

Es un sentir generalizado en el campo nuclear el reconocimiento

de que, con el surgir de la industria nuclear, se produjo en Europa un

"boom" durante el cual los técnicos se preparaban, acudían a múltiples

encuentros internacionales, se conocían entre ellos... Eran tiempos

de entusiasmo.

En esa época, con un sector emergente y en clara progresión, el

campo nuclear presentaba buenas perspectivas. Sin embargo, las circunstancias

socio-políticas han cambiado, y con ellas el panorama

de nuestra industria. El sector ha ido envejeciendo debido a su estancamiento

y a un futuro no muy esperanzador en muchos países, y

los jóvenes estudiantes y profesionales no están tan atraídos por esta

industria.

Por todo ello, se defendió la conveniencia de impulsar la presencia

de los jóvenes en la industria nuclear. La idea fue recibida con mucho

interés en la Sociedad Nuclear Europea (ENS) en el seno de la

cual se creó la "Young Generation Network" (YGN) europea con el fin

de promover el establecimiento de redes de jóvenes generaciones

nacionales en cada uno de los países participantes, ofreciendo una

plataforma de intercambio de experiencias entre sus miembros. En un

Junio 1999

principio, los países integrantes fueron Alemania, Bélgica, Dinamarca,

España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Reino Unido, Rusia, Suecia y

Suiza. A estos se han ido sumando, entre otros, Eslovaquia, Eslovenia,

Hungría, República Checa, Ucrania, hasta un total de 21 países.

JJGG: JÓVENES GENERACIONES

DEL SECTOR NUCLEAR ESPAÑOL

El programa arrancó en España en octubre de 1996, con un grupo

de 41 jóvenes profesionales de 22 empresas y organizaciones del

sector nuclear español, con Mª del Mar Domínguez Blanco (ENUSA)

como presidenta de este primer grupo de las JJGG.

Los objetivos de las JJGG quedaron definidos tal y como se enumera

a continuación:

- Facilitar el intercambio de conocimientos entregeneraciones.

- Atraer a los jóvenes hacia el sector nuclear

- Fomentar que los jóvenes de empresas y organismos españoles de

distintos ámbitos del sector nuclear español se conozcan a nivel local,

provincial y nacional.

6 Revista SNE


Visita de las

JJGG a la mina

de uranio de

ENUSA, en

Ciudad Rodrigo

(Salamanca).

Septiembre 1997

- Mostrar a la sociedad la imagen de profesionalidad y calidad de

los que trabajan en el sector nuclear español.

La primera actividad de las JJGG consistió en la visita a las instalaciones

de ENRESA en El Cabril en Diciembre de 1996. A esta visita siguió

en Septiembre de 1997 la de las instalaciones de ENUSA en

Salamanca: Fábrica de Elementos Combustibles en Juzbado y Mina de

Uranio en Ciudad Rodrigo.

Este tipo de encuentros permite a los participantes adquirir conocimientos

técnicos sobre las distintas actividades del sector nuclear a

la vez que les ofrece una ocasión para conocer y cambiar impresiones

con otros jóvenes profesionales de las diferentes empresas que integran

la industria nuclear española...

ACTIVIDADES EN EL ÁMBITO EUROPEO

Primera reunión

de la YGN

(young generation

network).

Mayo 1995

1997: manifiesto pronuclear: el famoso “position paper”

En 1997, la YGN decidió escribir un manifiesto (“position paper”)

en defensa de la energía nuclear, firmado por los representantes de los

distintos países de la YGN, a través del que se pretendía dejar constancia

de que ese grupo de jóvenes confiaba en la energía nuclear, trabajaba

voluntariamente en el sector, y se sentía ecologista. Esta carta

abierta fue traducida a los idiomas oficiales de los distintos países que

integraban entonces la YGN y se intentó publicarla en bloque en todos

los países y enviarla a políticos, Naciones Unidas, profesorado, gente

joven, periodistas...

En España, un resumen del manifiesto fue publicado en el diario EL

PAÍS, dando lugar a distintas respuestas posteriores en prensa que,

contrariamente a lo que se nos tiene acostumbrados, no fueron agresivas

ni críticas.

En paralelo, el manifiesto completo fue enviado al Presidente del

Gobierno, Ministro de Industria y Energía, Ministra de Medio Ambiente,

Comisión de Industria del Congreso y Casa Real.

1998 y 1999: Cada vez haciendo más ruido

A lo largo de 1998, los jóvenes fueron ganando protagonismo en

las distintas manifestaciones internacionales del sector nuclear.

En febrero, la “Young Generation Network” (YGN) presentó en

Maastricht, durante la Conferencia dedicada a la Comunicación, PI-

ME’98, la participación de los jóvenes en la Conferencia sobre Cambio

Climático que había tenido lugar en Kyoto, en Diciembre de 1997. Se

comentó cómo los periodistas

y grupos de

presión ecologistas

quedaron sorprendidos

al constatar que profesionales

jóvenes, que

vestían y se peinaban

Abajo: Stand en la

reunión COP5-SB

en Bonn.

Junio 1999.

En la foto, representantes

de

Young Generation

Network. Jovenes Generaciones Españolas. Junio 1999. De

izquierda a derecha: Isabel Gómez, Oscar Cabellos,

Piluca Núñez, Marina Rodríguez y Luis García.

Presencia de Jóvenes Generaciones en la Cumbre

del Cambio Climático en Buenos Aires.

Junio 1999

como ellos...¡eran pronucleares!...También

gustó el que estos jóvenes

no adoptasen actitudes

agresivas ni

ofensivas y presentasen

la opción nuclear

como una de las posibles

formas de energía

que deben coexistir

con otras y no

como la única opción

a la hora de generar

energía eléctrica...

También sorprendió

que los jóvenes partidarios

de la energía

nuclear reconociesen

que, como otras in-

dustrias, la nuclear presenta riesgos inherentes que son manejables.

En abril, el Foro Nuclear Japonés invitó a un representante de la

YGN para presentar en Tokyo los distintos programas de “Young

Generation” que se estaban constituyendo en Europa. El año 1998 marcó

el inicio de la “globalización”, el momento de hablar ya no de la

“Young Generation Network” de la Sociedad Nuclear Europea, sino el

momento de la “Young Generation “ a escala intercontinental. Se establecieron

por aquel entonces los primeros contactos con Japón,

Estados Unidos, Latinoamérica y Australia.

En octubre, en la ENC’98 (Niza), los jóvenes hicieron más ruido que

durante la edición precedente de 1994, en la que se empezó a hablar

de los grupos “Young Generation”. En esta ocasión, la YGN fue invitada

como ponente durante la sesión de apertura y organizó dos mesas redondas

en torno a los siguientes temas: “Transferencia de “know-how”

(de la generación pionera en el sector nuclear a la generación más joven)”

y “Opinión pública y comunicación con el público”. Estas sesiones

fueron bastante concurridas y ofrecieron una posibilidad de encuentro

entre las dos generaciones del sector nuclear.

La presencia de los Jóvenes Nucleares fue de nuevo importante en

la Cumbre del Cambio Climático en Buenos Aires, donde se participó

activamente en las sesiones y comisiones oficiales, en la preparación

de información sobre el seguimiento de la reunión y en su distribución

a diferentes medios de comunicación y delegaciones nacionales. La visibilidad

de este grupo se ganó la simpatía de otras organizaciones internacionales,

muchas de ellas antinucleares. Los medios de comunicación

también dieron importancia a los jóvenes nucleares allí

representados.

7 Revista SNE


¿SABES QUE LA ENERGÍA NUCLEAR ES LA CREADA POR LA FISIÓN DEL ÁTOMO?

Nosotros, la Generación Joven de la Sociedad Nuclear Europea, queremos destacar el papel que corresponde a la energía nuclear

en la futura diversificación de energías del mundo, y deseamos que la sociedad tome sus decisiones basándolas en argumentos

racionales. Tememos que el futuro de la energía nuclear se encuentre con la oposición de generaciones con prejuicios y una falta

de comprensión sobre las cuestiones y los hechos fundamentales.

Nosotros somos jóvenes profesionales del sector nuclear. No somos científicos fanáticos, intolerantes y moralmente peligrosos,

enganchados sin remedio a una teoría carente de corazón. Por el contrario, creemos que la energía nuclear puede ser una

vanguardia, y estamos a favor de un “calentamiento global” de las relaciones entre personas. Vemos ésto como un paso adelante

para lograr la apertura de un nuevo debate nuclear. Con estos Retos queremos aprovechar la oportunidad para formular algunas

peticiones al mundo exterior...

Nosotros, la Generación Joven de la Sociedad Nuclear Europea, con nuestro conocimiento y nuestra confianza en la tecnología

nuclear, y nuestras preocupaciones a cerca de las personas y el medio ambiente, deseamos proporcionar un foro destinado a llevar

el nuevo debate a todos los que quieran tomar parte en la venidera era de la energía.

“Bliss was it in that Dawn to be alive, But to be young was very Heaven!”

(En aquel Amanecer era una felicidad estar vivo; Pero ser joven, era el mismo cielo) Wordsworth.

Durante

1999 la YGN

ha recibido

invitaciones

para participar

en numerosasconferencias,

así

como en las

reuniones de

constitución

de las Jóvenes

Generaciones

americanas y australianas. En varios países se han iniciado debates y

mesas redondas con jóvenes políticos de hoy, gobernantes de mañana,

que emiten con frecuencia juicios sobre la energía nuclear con escaso

conocimiento de la realidad técnica. Por otra parte, la Sociedad

Nuclear Europea, a la vista de la buena labor y los logros de los jóvenes,

continúa apoyando plenamente a la YGN e incluso les ha reservado

una plaza en su Junta Directiva.

Formación

RETO 1 RETO 2 RETO 3

En el futuro, los suministros de energía

han de satisfacer la demanda, y han

de estar diversificados

La energía es como los garbanzos: todos en el

mundo civilizado creemos que disponer de ellos

en casa es algo obvio. Para asegurar la continuidad

del suministro en el siglo próximo, necesitamos

una diversificación de energías procedentes

de todas las fuentes: nuclear, gas, petróleo, carbón

y renovables. El nuevo desafío estriba en

definir la importancia de cada una de estas

aportaciones.

La única solución está en la diversificación.

¿Que medio estamos legando a las

futuras generaciones?

Creemos que el efecto invernadero o calentamiento

global puede llegar a ser un grave problema,

y que la energía nuclear tiene que desempeñar

un papel en la búsqueda de una solución.

Confiamos firmemente en la tecnología nuclear,

con una confianza determinada por nuestra formación

y también por nuestra conciencia social.

Gracias a una investigación constante y a las

cinco décadas de experiencia adquirida, la energía

nuclear es una tecnología madura y probada,

y las grandes cuestiones sobre posibles accidentes,

riesgos de proliferación y tratamiento de

residuos radiactivos, tienen respuesta.

La comunicación consiste en escuchar

al igual que en hablar

¿Por qué los debates sobre cuestiones nucleares

terminan siempre en discusiones acaloradas, llenas

de argumentos irracionales y emocionales?

Todos somos culpables de la evidente falta de

empatía que se aprecia en el curso del debate

nuclear, miles de personas (jóvenes y no tan

jóvenes) se preocupan por una energía de alta

calidad, limpia y barata.

Petición a la industria nuclear y a los grupos de presión.

Las preocupaciones y preguntas del público acerca de la energía nuclear son principalmente de carácter emocional: la industria se defiende, usualmente, con respuestas

puramente racionales. Creemos que, tanto la industria nuclear como los grupos de presión, deberían tratar de responder a las cuestiones nucleares con un buen

equilibrio entre los factores racionales y emocionales.

Invitamos a ambas partes a mantener conversaciones reales, basadas en hechos y en cifras, con una mente crítica, pero sin actitudes defensivas.

Petición al público y a los medios de comunicación.

A Vd. le solicitamos que antes de adoptar una opinión acerca de cuestiones nucleares se pregunte: ¿estoy en posesión de todos los datos? ¿Comprendo todas las cuestiones?

De no ser así, ¿Sabe Vd. dónde puede encontrar las respuestas? ¿A quién puede creer? ¿A quién puede preguntar?

Nuestra petición a los medios de comunicación consiste en que mantengan siempre un mente crítica cuendo se trate de “noticias nucleares”. Preparen los trabajos,

comuniquen los hechos o los datos y, lo que es más importante, sigan planteando las preguntas y buscando las respuestas sin ningún sesgo o predisposición.

Petición a los políticos, tanto de nivel nacional como internacional.

Siempre manteniendo presentes los factores y preocupaciones medioambientales, pedimos a los políticos que mantengan una mente abierta y una visión a largo plazo

cuando se trate de desarrollar estratégias de suministro energético, y que lo hagan en un esfuerzo conjunto con las empresas eléctricas, los institutos nacionales de investigación

y las organizaciones internacionales existentes.

La energía nuclear no debería ser sólo una herramienta en las campañas electorales.

Además, pedimos a los gobiernos locales, así como a los de la UE y de los EEUU, que continúen dando su apoyo a los programas de investigación y desarrollo (R&D)

así como a los de formación y entrenamiento.

Representantes de

European Nuclear Society

Young Generation:

María del Mar Domínguez Blanco - España

Marko Cepin - Eslovenia

Cesare Frepoli - Italia

Astrid Gisbertz - Alemania

Roland Jansma - Países Bajos

Patrick Miazza - Suiza

Gaston Meskens - Bélgica

Laure Perisot - Francia

Dorte Elde Pearson - Reino Unido

Stanislav Rapavy - Eslovaquia

Patricia Stavervik - Suecia

Tomas Stepanek - República Checa

Virpi Kouhia - Finlandia

Alexandre Tsyboulia - Rusia

Este texto es un resumen del artículo que se encuentra en la dirección de Internet: www.sne.es

Tratándose de grupos de jóvenes profesionales, en su mayoría técnicos,

del sector nuclear, uno de los objetivos principales de la YGN

ha sido desde sus inicios el consistente en centrarse en la formación

de los jóvenes profesionales del sector. Con este espíritu, la YGN ha

Junio 1999

organizado distintas manifestaciones

en este sentido, como dos

cursos sobre reactores VVER, en la

República Checa, o la “misión a

Rusia” durante la cual un grupo de jóvenes profesionales

y estudiantes de Francia, Países Bajos y

Finlandia hicieron un circuito de dos semanas

por Rusia, visitando instalaciones nucleares y centros

de investigación.

La renovación en España

Desde mediados de 1999, Luis García Delgado

(Iberdrola) ha tomado el relevo de la representación

nacional e internacional de Jóvenes

Generaciones. En esta nueva etapa, el grupo está

trabajando con gran entusiasmo para el cumplimiento

de los objetivos de la Comisión. Como

primeros objetivos particulares se han propuesto:

• lograr la participación del mayor número posible

de jóvenes del sector

• continuar con la participación

activa en la YGN y foros de discusión

internacionales

• tener una presencia destacada

en la Reunión Anual de la SNE en

Granada;

Para la próxima Reunión Anual,

Jóvenes Generaciones organizará

una mesa redonda sobre el presente

y el futuro de la energía nuclear.

Esta actividad irá dirigida a

los universitarios de Granada y su

objetivo es informar a este colectivo

sobre los fundamentos

de la energía nuclear, su importancia

como fuente energética, el

sector nuclear desde los puntos

de vista industrial, docente y

de investigación y las aplicaciones

en medicina nuclear.

Además, presentará dos ponencias

sobre las actividades

de las Jóvenes

Generaciones y participará

en el stand de la SNE.

Para que esta Comisión progrese

es fundamental que

los jóvenes del sector comprendan

la importancia de

sus objetivos y que se involucren en las

actividades. Con una participación numerosa

conseguiremos un grupo de trabajo con suficiente fuerza que

permitirá un intercambio enriquecedor de experiencias y opiniones,

así como el desarrollo de un plan de actividades diversas. Contamos

en la actualidad con una lista de unos 40 jóvenes que esperamos ampliar

en el futuro. Para el mes de septiembre se convocará una reunión

abierta tanto para los jóvenes ya inscritos como para los que se quieran

incorporar. Queremos animar desde aquí a todos los jóvenes del

sector a participar en las actividades de esta Comisión.

Es de sobra conocido el gran nivel que ha alcanzado la industria

nuclear española y la capacidad de sus profesionales. Desde esta

Comisión queremos contribuir a que los jóvenes estemos preparados

para afrontar responsabilidades y tomar el relevo en el futuro; y queremos

aportar nuestro granito de arena en tareas de comunicación, fundamentales

para mejorar la percepción que tiene la sociedad de

nuestro sector.

8 Revista SNE


Aunque las competencias en materia de

política energética no se incluyeron en los

Tratados de la Comunidad Europea ni tampoco

figuran en el Tratado de Amsterdam,

las decisiones adoptadas en los últimos

años por la Comisión Europea en este dominio

son de gran trascendencia.

Asimismo, la legislación comunitaria promulgada

y traspuesta ya al ordenamiento

jurídico interno español es de gran entidad.

El Consejo y el Parlamento Europeo

aprobaron los criterios y directrices que

conforman la política energética de la

Unión y que se articula sobre tres ejes:

• Energía competitiva. La energía es un

factor decisivo a largo plazo para el aumento

de la competitividad de las economías

europeas, de la que depende estrechamente

el crecimiento económico en el

seno de la Unión Europea;

• Seguridad de los abastecimientos. La

seguridad del abastecimiento y la satisfacción

de las necesidades de energía en

condiciones aceptables económicamente

y desde el punto de vista del medio ambiente

presupone, en particular, la diversificación

y la flexibilidad del abastecimiento

y el uso eficaz de la energía en todos

los sectores, así como una política de investigación

y desarrollo tecnológico;

• Protección del Medio Ambiente

En los tres grandes ejes de la política

energética europea: competitividad, seguridad

de los abastecimientos y protección

del medio ambiente juega un papel

muy favorable la energía nuclear.

Competitividad del sector eléctrico

y de la energía nuclear

Para disponer de una energía competitiva

se ha legislado liberalizando los mercados

de la electricidad y del gas y potenciando

las redes transeuropeas de energía

(eléctrica y gasoductos) a fin de mejorar

los intercambios transnacionales.

La Directiva 96/92/CE sobre Normas comunes

para el mercado interior de la electricidad

y la Directiva 98/30/CE sobre

Normas comunes para el mercado interior

del gas natural han sido los instrumentos

jurídicos en que se ha apoyado la liberalización

de los mercados de la electricidad

y del gas en Europa y en España. Estas

Directivas se han recogido en la Ley

54/1997, del Sector Eléctrico y en la Ley

34/1998, del Sector de Hidrocarburos,

respectivamente.

En España, se ha cumplido el objetivo

prioritario de introducir mayores dosis de

competencia dado que, a lo largo del período,

se ha desarrollado un proceso global

de liberalización, con incidencia en todos

los subsectores energéticos, habiendo

procedido, con carácter previo, a la privatización

de las compañías públicas del

sector (Repsol, Enagas y Endesa). Con ello,

no sólo se ha producido una importante

Junio 1999

LA ENERGÍA NUCLEAR EN EL

MARCO NORMATIVO NORMATIVO

EUROPEO

adecuación de los subsectores al marco

jurídico europeo, sino que España se encuentra

en los primeros puestos de la liberalización

del sector eléctrico, lo que es

esencial para nuestro sector energético, ya

que las empresas pioneras en afrontar el

reto de la liberalización serán las que, con

posterioridad, puedan consolidar su presencia

en los mercados internacionales.

Como resultado de este nuevo enfoque

de la política energética, se ha producido

un importante descenso de las tarifas eléctricas.

Entre 1996 y 1998, la tarifa eléctrica

se redujo en un 3% en 1997 y un 3,63%

adicional en 1998.

La producción nuclear española en

1998 fue de 59.002 GWh, un 6,7% superior

a la del año 1997. La contribución de

la energía nuclear al abastecimiento eléctrico

en 1998 ha sido del 37,1%.

La disponibilidad del parque nuclear

durante 1998 ha sido del 91,5% y el fac-

Mª T. ESTEVAN

9 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

tor de carga medio de las Centrales en

1998 ha sido del 88,4%.

El dato correspondiente al factor de

carga es fundamental de cara a la competitividad

de la energía nuclear. Estas

plantas trabajan en base y superan las

7.700 horas/ año de funcionamiento, lo

que no puede suceder con las energías

renovables —hidráulica, eólica, solar—

ya que en este último caso la disponibilidad

de agua sólo permite que las

Centrales hidráulicas operen entre 2000-

3000 horas, igual que las instalaciones solares

y las eólicas no pueden superar las

2.500 horas/año porque el viento útil se

produce sólo en estos períodos.

El segundo factor de competitividad corresponde

al costo del combustible, muy

bajo en las nucleares y muy alto, por ejemplo,

en las Centrales de gas.

En el cuadro siguiente figuran una serie de

datos que recogen el coste medio del KWh

Evolución del coste total de generación por tipo de combustible (PTA/KWh)

1992 1993 1994 1995 1996 1997

Hidráulica + bombeo 8,88 7,75 6,57 8,56 4,92 5,58

Nuclear 8,45 9,53 9,10 9,72 9,20 7,69

Hulla + antracita 9,13 9,94 9,96 10,05 9,21 7,31

Lignito pardo 9,06 8,94 9,31 9,00 8,96 9,58

Lignito negro 10,86 10,16 10,03 10,12 9,89 8,49

Carbón importado 6,04 6,87 7,08 6,82 8,66 15,45

Fuel/gas (*) 10,02 28,80 33,75 16,23 25,92 13,13

Total 8,77 9,40 9,04 9,57 8,34 7,70

Datos procedentes de compensaciones por generación. Incluye el coste de stock nuclear.

(*) Incluye GICC (Elcogás)

Evolución del coste de combustible neto en la generación eléctrica (*)

(PTA/KWh)

Coste

Año Carbón Hidráulica Fuel/Gas Nuclear Medio

1991 4,51 0 4,24 1,18 2,39

1992 4,51 0 4,24 1,18 2,39

1993 4,75 0 4,37 1,10 2,51

1994 4,95 0 4,56 1,00 2,50

1995 4,84 0 4,44 0,98 2,62

1996 4,22 0 4,75 0,89 1,88

1997 3,86 0 5,40 0,82 2,02

(*) Datos procedentes de compensaciones por generación

Fuente: REE. Explotación del Sistema eléctrico. Informes 1995,1996 y 1997.


producido en España en los años 1992-

1997 y la evolución del costo del combustible

en el período 1991-1997.

Por su alto coste de producción no se

consideran las energías renovables, excepto

la hidráulica convencional.

El coste del combustible nuclear

es el 20% del coste del gas o el 22% del

coste del carbón. Cabe destacar que si el

coste medio se sitúa en valores bajos

(1,88 ptas/KWh en 1996 ó 2,02 ptas/KWh

en 1997) se debe a la participación en la

producción de la energía hidroeléctrica

—en donde no hay costo de combustible—

y en la energía nuclear. En general,

el 70% de los costes de combustibles en

la generación son imputables a las centra-

les de carbón, el 14% a las nucleares y el

16% a los grupos de gas natural.

En 1997 y 1998 el coste del combustible

nuclear neto se sitúa entre 0,65 y 0,80

ptas/KWh, con tendencia a la baja. Como

puede observarse, el coste del combustible

nuclear es muy bajo y además muestra una

tendencia descendente cada año. En los

costes variables se incluyen los gastos de

operación y mantenimiento, combustible

y cánones. El coste variable medio para el

KWh nuclear en 1997 fue de 0,991 ptas.

El dato más importante que debe considerarse

en el coste de producción del

KWh es el del combustible, por cuanto en

estas plantas que operan 25, 30 ó 40 años,

la incidencia de los costes de inversión es

La participación de las distintas energías en la cobertura de la demanda ha sido la siguiente: la producción

hidroeléctrica ha alcanzado valores horarios comprendidos entre los 435MW y 6.335 MW, la

realizada con carbón ha alcanzado un valor mínimo de 4.390 MW y máximo de 10.402 MW; y el fuelgas

tuvo un mínimo de 131MW y un máximo de 4.990. La producción nuclear ha tenido una producción

horaria media de 6.953 MW.

Junio 1999

10 Revista SNE

mucho menor, incluso en el caso de las

centrales nucleares en que los costos de

inversión son muy altos.

Por otra parte, nuestras centrales nucleares

están en un grado avanzado de

amortización, quedándoles una larga vida

útil remanente, lo que las hace muy competitivas.

En la Unión Europea el coste de combustible

varía según el tipo de reactor y la

opción elegida para el ciclo del combustible.

En un ciclo de combustible con reelaboración,

el coste total del combustible (a precios

de 1991) se estima en 4,6 ECU/100 KWh

(0,76 ptas/KWh) y si se opera en ciclo abierto,

con almacenamiento sin reproceso, el

coste es más bajo, 4,1 ECU/1000KWh

(0,68 ptas/KWh) que son cifras semejantes

a las que resultan en España.

En términos de coste de materias primas,

cualquiera que sea la evolución del

precio del uranio o de los tipos de cambio,

probablemente tendrán una incidencia

bastante escasa sobre la competitividad

de la industria nuclear, puesto que el

precio de compra del material fuente representa

actualmente bastante menos del

10% de los costes de producción de la

electricidad. El resto de los costes de producción

está constituido fundamentalmente

por recursos tecnológicos e industriales

de dentro de la Unión Europea. La

Unión tiene el dominio necesario en tecnología

nuclear y la capacidad de mejorar

aún más esta tecnología.

En el caso del gas el costo de la materia

prima representa, como mínimo, el 60%

del costo de generación eléctrica.

Actualmente el precio del gas es muy bajo,

puesto que lo es el precio del petróleo,

pero en los años 2010 y siguientes habrá

aumentado mucho la demanda del

gas, y los precios serán más altos.

Costes de la generación eléctrica

Si bien es cierto que no se puede hablar

de forma genérica sobre los costes de


Los valores máximos de potencia media horaria fueron superiores a los registrados el año anterior

durante todo el mes. Estos valores máximos de potencia fueron superiores a los 28.000MW en las últimas

tres semanas del mes.

generación eléctrica, si es útil analizar unos

valores medios. Para operar con rigor, la evaluación

debe referirse a un proyecto concreto

en un emplazamiento determinado,

teniendo en cuenta la tecnología, las condiciones

de suministro de combustibles y las

exigencias legales medioambientales.

Dos factores claves son el tamaño de la

instalación y el factor de utilización que va

a tener en los años de explotación.

En los cálculos del coste de generación

se incluyen los costos de inversión inicial y

los costos de operación y mantenimiento.

El mayor componente de los costes de

operación es el coste de combustible.

La incidencia del costo del combustible

en la generación eléctrica en España

es —según datos de la OCDE— del

55,2% del costo total en el caso del carbón,

el 20,42% en el caso

nuclear y entre el

70,77% si se utiliza gas

natural.

Tarifas y precios de

la electricidad desde

el 1.1.1998

Desde el 1 de enero

de 1998 está en funcionamiento

el nuevo sistema

eléctrico español. En

dicho sistema coexisten

dos tipos de precios de

la electricidad:

a) los que se establecen

libremente en el

mercado de producción

y

b) los fijados por el

Gobierno a través de tarifas

reguladas.

Junio 1999

Los consumidores cualificados pueden

acogerse al tipo a) pagando por la energía

el precio libremente pactado con el suministrador

o el derivado del sistema de ofertas

competitivas en el mercado de producción,

así como una tarifa de acceso al

mercado fijada por la Administración. Los

consumidores no cualificados pagan el suministro

de acuerdo con las tarifas fijadas

por el MINER.

Este proyecto de liberalización del

mercado eléctrico ha supuesto un descenso

de las tarifas eléctricas, como se

ha indicado.

Seguridad de los suministros

La sociedad actual depende totalmente

de la energía, tanto que la misma repre-

11 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

senta una vulnerabilidad esencial del

mundo moderno. La ruptura de la continuidad

o de la seguridad de los abastecimientos

energéticos pueden originar incertidumbre

e inestabilidades gravísimas,

y eventualmente el colapso de todo tipo

de actividad.

Los suministros energéticos requieren

por encima de todo seguridad y ello exige

una diversificación de las fuentes de energía

y de su procedencia.

Para conocer a fondo el sistema eléctrico

es imprescindible examinar la curva de carga

del sistema.

La demanda de energía en un mercado

eléctrico no es constante y va variando a lo

largo del día. Al representar gráficamente la

potencia demandada en cada instante por

el mercado en función del tiempo se obtiene

una curva que se denomina curva

diaria de carga que evoluciona semanalmente

y a lo largo de cada año. La representación

gráfica se realiza manteniendo

las demandas de energía en cada hora y

dibujando el resultado de los datos correspondientes

a las 24 horas del día.

La curva de carga diaria se modifica según

la demanda semanal, tomándose como

referencia para los análisis los diagramas

correspondientes al centro de la

semana miércoles y al día festivo domingo.

Estos diagramas que van cambiando

de semana en semana, también lo hacen

de mes en mes como consecuencia de las

variaciones estacionales. El estudio de un

mercado se refiere por lo general a los valores

medios mensuales de los diagramas

del miércoles y del domingo.

En el mercado español los diagramas de

los terceros miércoles mensuales presentan

una evolución que partiendo de la hora

0 va disminuyendo la demanda horaria

hasta las 4 ó 5 de la madrugada y luego

empieza a ascender para alcanzar valores

SISTEMA PENINSULAR: Balance 1990-98 y Capacidad Instalada

Balance eléctrico (GWh) 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998

Hidráulica 25.021 26.378 19.176 23.521 26.264 21.966 37.692 33.168 33.992

Nuclear 54.265 55.579 55.782 56.059 55.314 55.445 56.329 55.298 59.003

Carbón 59.321 59.440 63.596 61.3666 0.5626 4.736 52.394 62.098 60.191

Hulla + Antracita 32.358 30.936 31.894 30.891 31.758 33.188 26.627 37.337 30.052

Lignito Pardo 12.210 12.341 13.081 12.656 11.9101 3.227 12.317 11.187 13.718

Lignito Negro 7.918 8.301 8.888 8.759 8.974 9.144 7.948 10.742 6.406

C. Importación 6.835 7.862 9.733 9.060 7.920 9.177 5.503 2.832 10.014

Gas natural 640 630 828 70 119 172 680 6.597 2.396

Fuel-oil 2.446 3.649 7.017 1.816 1.388 3.697 1.469 246 3.262

Producción bruta 141.693 145.676 146.399 142.832 143.647 146.016 148.564 157.407 158.844

- Consumos generación 6.570 6.594 6.806 6.325 6.073 6.247 5.511 6.325 6.310

- Consumos bombeo 1.036 1.434 2.792 1.888 1.345 2.081 1.523 1.761 2.588

Producción neta 134.087 137.648 136.801 134.619 136.229 137.688 141.530 149.295 149.946

+ Régimen especial 1.640 3.144 4.032 5.698 8.198 9.595 13.656 15.958 19.531

± Intercambios

Internacionales -420 -676 642 1.266 1.855 4.486 1.059 -3.073 3.402

Demanda bruta 135.307 140.116 141.475 141.583 146.282 151.769 156.245 162.180 172.878


máximos hacia las 12 ó 13 horas. Como

consecuencia del comportamiento social

disminuye levemente la demanda en las

horas del almuerzo y luego vuelve a ascender

para alcanzar el máximo total del

día hacia las 19 ó 20 horas empezando a

descender rápidamente a partir de las 22

horas.

El estudio comparativo de las curvas de

carga se realiza en forma porcentual tomando

como referencia el valor medio

horario de la demanda del día = 100.

En la página dieciséis figura la curva monótona

de demanda mensual correspondiente

al mes de enero de 1999. Como

puede observarse la máxima demanda de

potencia fue de casi 30.000 MW.

Téngase en cuenta que la potencia

eléctrica total instalada en España —

Diciembre 1998— es de 48.896 MW y

que de ellos 16.532 MW son hidroeléctricos,

que en períodos de sequía en muchos

casos, no se puede disponer de

ellos.

En los gráficos adjuntos se muestra el

balance eléctrico de los años 1990-1998 y

la cobertura de la demanda en dicho período.

En dicha figura se observa la gran

variabilidad que se produce en la generación

hidroeléctrica, función de la pluviometría

de cada año. En 1998 con una potencia

hidráulica de 16.532 MW se

generaron 33.992 GWh, lo que supone

una media de operación de las Centrales

hidroeléctricas de sólo 2.056 horas/año.

Las Centrales nucleares, con una potencia

de 7.633 MW generaron en 1998,

59.003 Gwh, con una media de operación

de 7.729 horas/año. En este punto radica

la gran diferencia entre unas fuentes y

otras de cara a garantizar los suministros y

a la competitividad de las mismas.

Cabe destacar también que cada vez

tiene más entidad el aporte de los autoproductores.

En cualquier caso todas las fuentes de

energía son necesarias. El problema radica

en sus costos que se derivan no sólo de

las diferentes tecnologías sino básicamente

de las horas/año que puedan operar

por disponibilidad del recurso (agua, aire,

sol, combustibles fósiles y nucleares).

Si se examina el dominio de las energías

renovables se pueden formular conclusiones

muy interesantes de cara a su participación

futura en los suministros eléctricos

y sobre todo al factor seguridad,

dado que en todos los casos apenas

pueden operar el 25 por 100 del periodo

anual.

La estructura de las energías renovables

en España en 1998 era:

Gran hidráulica 33,91 %

Minihidráulica (< 10 MW) 6,30 %

Total hidráulica 40,21 %

Biomasa 53,32 %

Residuos Sólidos Urbanos 3,30 %

Junio 1999

Eólica 2,70 %

Solar térmica 0,40 %

Solar fotovoltaica 0,02 %

Geotérmica 0,05 %

A fin de promocionarlas en España se

ha fijado una prima importante para estas

energías renovables pero quizás no puedan

mantenerse estas ayudas —realmente

grandes— muchos años en mercados

cada vez más competitivos.

Protección del Medio Ambiente

La política medioambiental de la Unión

Europea es para nosotros de singular importancia,

puesto que toda la acción española

en esta materia se deriva del derecho

comunitario y de las exigencias de

los Programas de Acción Ambiental, así

como de la financiación europea procedente

de Fondos Estructurales y Fondo

de Cohesión que subvencionan buena

parte de las infraestructuras e instalaciones

construidas en los últimos años.

La política medioambiental de la Unión

Europea se concreta mediante los denominados

Programas de Acción Medioambiental.

Desde 1972 hasta la fecha de hoy

se han promulgado cinco, estando en estos

momentos en desarrollo el quinto.

El quinto programa, aprobado en

1992, se ha marcado como objetivo conjugar

la protección del medio ambiente

con un desarrollo sostenible. Es el vigente

y su contenido es realmente ambicioso.

Se incorporó a este Programa el concepto

de “desarrollo sostenible” del

modo que se definió en el Informe

Brumdtland de 1987. Los aspectos más

destacados del 5º Programa son:

• Centrar la atención en las actividades

y agentes que pueden agotar los recursos

naturales y, por consiguiente, perjudicar

el medio ambiente.

• Asegurar el bienestar y el crecimiento

a las generaciones futuras, modificando

las tendencias y prácticas que vayan

en detrimento del medio ambiente.

• Modificar los comportamientos sociales

actuales en línea con un espíritu de

responsabilidad compartida.

• Ampliar de forma significativa el rango

de los instrumentos que se han de

aplicar simultáneamente para solucionar

problemas particulares.

Se ha evaluado el cumplimiento del

mismo en sus primeros años de aplicación

y está en curso de elaboración el 6º

Programa. Todas las cuestiones relativas a

la producción –transporte– consumo de

energía están concernidas, pero de forma

especial la generación de electricidad.

Electricidad y Medio Ambiente

La utilización de la electricidad es el

proceso ambiental más limpio, pero en

12 Revista SNE

cambio la generación da lugar a problemas

ambientales de enorme entidad.

Cabe distinguir los efectos microecológicos,

de dimensión local y regional que

corresponden a la incidencia directa de

las emisiones de contaminantes, por

ejemplo, y los macroecológicos, debidos

a los primeros, con una dimensión transfronteriza

internacional y ya realmente

mundial. Son efectos indirectos, con importantes

procesos de sinergia, entre los

que hay que resaltar las lluvias ácidas y la

posible alteración del clima por la creciente

presencia de CO2 en la atmósfera.

Las relaciones entre energía, medio

ambiente y economía son tan directas y

estrechas ya, que en los próximos años

no podrá llevarse a cabo ningún Proyecto

energético nuevo sin haber considerado

la protección ambiental y en consecuencia

tomando las medidas protectoras

pertinentes. Ello significa añadir nuevas

inversiones e internalizar los costos.

España debe hacer un esfuerzo grande

en mejorar la relación entre la demanda

de energía primaria y la de energía final y

el PIB, es decir, en mejorar el contenido

energético de nuestros bienes y servicios.

La intensidad energética industrial

(relación entre la demanda final de energía

y el Producto Industrial Bruto) y la de

los sectores domésticos y terciario, han

tenido mejoras aunque no suficientes, lo

que se ha producido en menor medida

en el sector del transporte.

El ahorro de energía está muy ligado,

según la Comisión Europea, a la creciente

penetración de la electricidad. Aún con

fuertes inversiones y acciones legales que

impulsen el ahorro de energía, el consumo

de energía eléctrica aumentará al crecer

la economía, como se observa claramente

en 1998 y 1999.

La mejora del rendimiento energético

puede lograrse, sobre todo, al aplicar

nuevas tecnologías. La microelectrónica,

la informática y otras acciones en el campo

de los procesos y materias primas

pueden permitir ahorros sustanciales de

energía, así como la cogeneración y los

ciclos combinados. Naturalmente, todo

ello requiere una fuerte inversión.

Además de imponer cada vez límites

de emisión de contaminantes a la atmósfera

y de efluentes líquidos más estrictos,

así como una gestión de residuos más

eficaz, se prevé la adopción de las mejores

técnicas disponibles y el empleo de

mecanismos de mercado, como son los

acuerdos negociado, el mercado de

emisiones, los mecanismos de desarrollo

limpios, las nuevas tasas a la energía y

otros instrumentos que faciliten la adecuación

de las plantas a las exigencias

ambientales, optimizando los costos.

En la Unión Europea preocupa especialmente

el problema de la contaminación

atmosférica y sobre todo el cambio


1998

Capacidad Instalada MW

Hidráulica 16.532

Nuclear 7.633

Carbón 11.224

Hulla+Antracita 5.960

Lignito Pardo 1.950

Lignito Negro 1.450

C.Importación 1.864

Gas Natural 3.582

Fuel-oil 4.632

Régimen ordinario 43.603

Régimen especial 5.293

Sistema peninsular 48.869

climático y el cumplimiento del

Protocolo de Kioto.

Va a ser difícil que España — y toda la

UE— cumpla los compromisos de Kioto,

puesto que se ha previsto un gran incremento

del consumo de gas que también

genera CO2 en su combustión.

El incremento de las emisiones de CO2

de origen energético en España entre

1990 y 2010 se aproxima al 26 por ciento,

según los datos preliminares de un

estudio de prospectiva sobre la evolución

de la demanda energética elaborada

por la Secretaría de Estado de Energía

y Recursos Minerales y el Instituto de

Diversificación y Ahorro Energético

(IDAE), en colaboración con el Ministerio

de Economía y Hacienda y otras instituciones,

además de empresas públicas y

privadas.

La energía nuclear puede jugar un papel

muy importante para alcanzar los objetivos

de reducir la contaminación y en

el mercado de emisiones, si se establece.

El papel de la energía nuclear en la

Unión Europea es de gran entidad. Un

tercio de la electricidad que se produce

en la UE es de origen nuclear. 8 países de

los 15 disponen de Centrales nucleares

que cubren los siguientes porcentajes de

la producción eléctrica:

Francia 75 %

Bélgica 60 %

Suecia 50 %

España 33 %

Finlandia 33 %

Alemania 33 %

Reino Unido 25 %

Países Bajos 5 %

Finalmente y no menos importante es

la característica de recurso interno que se

confiere a la energía nuclear. La dependencia

media de los suministros energéticos

externos en la UE es del 50 por 100

y en España en 1998 del 74,1 por 100.

Dentro del 25,9 por 100 de abastecimiento,

la energía nuclear representa un

100 por 100 de recurso autóctono.

El mundo de la energía está en un

cambio continuo —como toda actividad

Junio 1999

económica— en el que ocupan un papel

singular la desregulación de muchos mercados

energéticos, la liberalización de

los mercados del gas y la electricidad, la

adopción de nuevas tecnologías, la urgencia

de mejorar la eficacia energética,

la presencia de las compañías europeas

en mercados emergentes —con intensos

crecimientos anuales de las demandas

eléctricas—las grandes necesidades financieras

en los mercados iberoamericano

y asiático para cubrir nuevas y enormes

potencias de energía eléctrica, las

exigencias ambientales para reducir las

emisiones de contaminantes a la atmósfera,

los vertidos de efluentes al agua, los

residuos industriales y sobre todo la contribución

al control de los grandes fenómenos

macroecológicos, como son el

cambio climático, las lluvias ácidas, la alteración

de la capa de ozono, las radiaciones

ionizantes o la deforestación de

enormes áreas del planeta.

Desde el magnífico observatorio que

ha sido mi actividad en la Comisión de

Energía e Investigación y Desarrollo

Tecnológico y en la Comisión de Medio

Ambiente del Parlamento Europeo, así

como mi pertenencia a las Delegaciones

de relaciones del Parlamento Europeo

con Rusia, Eslovenia, Eslovaquia y

Hungría y los numerosos viajes y reuniones

que hemos tenido con miembros de

los Parlamentos, Gobiernos y empresas

de las Américas —Norte y Sur— Japón,

China, India y otros países tengo para mí

que es posible que en plazos de 10-15

años se inicien en Europa construcciones

de nuevas Centrales nucleares. Ello no se

producirá en un futuro inmediato, pero sí

se ampliará la vida útil de las plantas existentes

hasta 40-50-60 años y se irán produciendo

los aumentos de potencia que

la tecnología permita.

La I+DT en materia de residuos radiactivos

creo que va a tener una serie de

avances importantes y sólo será preciso

que —una vez más— se produce mejorar

la comunicación a la Sociedad de los

inconvenientes y ventajas de la energía

nuclear y las otras fuentes energéticas a

13 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

fin de clarificar las a veces confusas ideas

existentes en muchos ámbitos del sector

energético.

María-Teresa ESTEVAN BOLEA es Ingeniera

Industrial por la ETSII de Barcelona y Diplomada

en Alta Especialización en Soldadura e

Ingeniería Ambiental.

Pertenece al Cuerpo de Ingenieros Industriales

al servicio del Ministerio de Industria y

Energía.

Ex-Diputada del Parlamento Europeo y

miembro de las Comisiones de Energía, Investigación

y Desarrollo Tecnológico y Medio

Ambiente, de 1994 a 1999.

Ha sido Diputada por Madrid durante dos legislaturas

y Miembro y Portavoz del Grupo

Popular en materia de Energía y Medio Ambiente

de la Comisión de Industria del

Congreso de los Diputados, así como Miembro

y Portavoz de este Grupo en la Comisión

Mixta Congreso-Senado sobre Ciencias y

Tecnología y Miembro de la también Comisión

Mixta para la Igualdad de Oportunidades

de la Mujer.

Ha sido Directora General del Medio Ambiente

y Secretaria General de la Comisión

Interministerial del Medio Ambiente en el

MOPU, así como Subdirectora General en dicho

Ministerio.

Ingeniera Jefe del Gabinete de Estudios del

Consejo Superior del Ministerio de Industria y

Energía, Directora General de Sitesa Ingenieros,

Consejera-Delegada de Ecoconsult y

Directora Técnica de Proyectos, Inspecciones

y Construcciones Metálicas.

Directora de los Planes de Saneamiento Atmosférico

de Madrid, Bilbao, Huelva y Avilés

y del Inventario Nacional y Plan Director de

Plantas Depuradoras de aguas residuales y

municipales.

Es miembro de numerosas y prestigiosas

Asociaciones e Instituciones.


LA COMPETENCIA ENTRE ENERGIAS PRIMARIAS.

EL PAPEL PAPEL

DE LA ENERGIA NUCLEAR.

COSTES Y CTC’S

EL MERCADO MAYORISTA

DE ELECTRICIDAD

La Ley 54/1997 del Sector Eléctrico, introdujo

un cambio sustancial en el marco

regulatorio del sector eléctrico con respecto

a la legislación anteriormente vigente,

que se sustentaba sobre el Marco

Legal Estable.

Como principales diferencias, en el

ámbito del artículo que nos ocupa, cabría

destacar:

- Creación de un mercado mayorista

para la compra-venta de electricidad,

- Libre competencia en generación y

comercialización,

- Libre instalación de nueva capacidad

de generación,

- Libertad de utilización de energías

primarias,

- Libre contratación de suministro para

los clientes elegibles y

- Cobro de un máximo de 1.988.561

MPTA en concepto de costes de transición

a la competencia (CTC)

El mercado mayorista de electricidad

entró en funcionamiento el 1 de enero

de 1998 y se organiza sobre un mercado

diario, como mercado principal, y una

serie de mercados posteriores, de menor

entidad física y económica, tanto de

energía como de servicios complementarios,

cuyo objeto final es adecuar en todo

momento la oferta a la demanda, en

condiciones de seguridad para la continuidad

del suministro.

Los agentes generadores participan en

el mercado, ofertando hora a hora precio

y energía para cada una de sus unidades

de producción.

En paralelo, los demandantes realizan

sus ofertas de compra. La ordenación,

con relación a su precio, de las de ofertas

de compra y de venta da como resultado

un punto de cruce, o precio marginal

del sistema, con el que se liquidan

todas las transacciones horarias de compra-venta

de energía. El precio marginal

del sistema coincide con el de la oferta

Junio 1999

de energía más cara a la que ha sido necesario

acudir para satisfacer la demanda.

(ver figura I)

Son varias las razones que justifican la

adopción de un sistema marginalista, como

sistema básico de competencia en el

sector eléctrico, y en este sentido, la

práctica totalidad de países del mundo

con sistemas eléctricos liberalizados han

optado por modelos de corte marginalista.

Entre ellas, y de forma sucinta, destacaría

dos:

- La escasa capacidad práctica de la

demanda para realizar ofertas de compra

condicionadas a un precio. El valor económico

que perdería el consumidor en

caso de renunciar a la energía sería, salvo

en casos excepcionales, mayor que el

precio de mercado.

- La diversidad de tecnologías que

acuden al mercado. Por la concepción

cortoplacista del mercado, es el coste

variable o marginal de cada tecnología el

que guía las decisiones de los operadores.

Precio

(Pta./kWh)

Figura I

R. MIRANDA

Grupos despachados

14 Revista SNE

De esta forma, se establece una competencia

natural entre las diferentes unidades

de generación sobre la base de

sus costes variables operativos o costes

marginales. Los agentes repercuten en su

oferta todos aquellos costes que son evitables

ante la opción de no funcionar, es

decir, el coste del combustible, los costes

de arranque y parada, los costes asociados

a las restricciones operativas que

puedan surgir de los programas comprometidos

en las diferentes sesiones de

mercado, así como otros posibles costes

que se derivarían de un posible despacho

no óptimo para determinadas tecnologías

y que más adelante se detallará,

por aplicar, este último concepto, a la

tecnología nuclear especialmente.

La generación también percibe ingresos

en concepto de retribución por garantía

de suministro a largo plazo Esta retribución

responde a la garantía que se

ofrece a la clientela de que habrá suficiente

capacidad instalada para atender

su demanda, evitando incertidumbres

Demanda total del Sistema

en la hora considerada

Precio marginal

del pool en la hora

considerada

Cantidad

(MW)


Coste

(Pta./kWh)

Figura II

que pudieran traducirse en una inestabilidad

de los precios, previa a faltas de

suministro.

Adicionalmente, en el caso español y

al igual que en otros países que han transitado

desde un sistema regulado a otro

liberalizado, se reconocen unos costes

de transición a la competencia.

Conceptualmente, los ingresos vía costes

de transición a la competencia, se

destinan a la recuperación de los costes

incurridos al amparo de la regulación anterior,

en exceso sobre los correspondientes

a las tecnologías marginales de

las instalaciones de generación.

COMPETENCIA ENTRE

ENERGÍAS PRIMARIAS

Sin entrar en el detalle de los números,

que a fin de cuentas vendrían a representar

el escenario energético peninsular, los

costes de combustible de las diferentes

energías se ordenarían por orden de preferencia

desde la energía hidráulica fluyente,

o no gestionable, con coste nulo

o prácticamente nulo, hasta la generación

proveniente del equipo de fuel o gas na-

Figura III

Nuclear e hidráulica

fluyente

CONCEPTUAL

Carbón importado Carbón nacional e

hidráulica gestionable

Junio 1999

Fuel/Gas

Energía

(MW)

tural, que sería, en las circunstancias

energéticas actuales, la más cara.

A continuación de la energía hidráulica

fluyente se ubica, como energía más

competitiva la energía nuclear, con unos

costes variables de combustible en el

entorno de 1 PTA/kWh. Constituye, junto

con la energía hidráulica fluyente, lo que

denominamos la energía de base del sistema,

es decir, son energías cuyo despacho

está asociado a su disponibilidad,

teniendo una utilización plena de la misma,

al ser las de menor coste.

En el argot de mercado, este tipo de

centrales se denominan “tomadoras de

precio”, dado que ellas nunca, en circunstancias

normales, son marginales y el

ingreso que perciben siempre viene fijado

por el de otras tecnologías, que sí están

en el margen. (ver figura II)

En el caso concreto de la energía nuclear,

al ser su operación más compleja

desde el punto de vista operativo y por

tanto más lenta para llevar a cabo modificaciones

de carga, se tiende a interiorizar

en el precio de la oferta el coste que implicaría

obtener un programa de mercado

no factible.

Por el medio, se

ubican los carbones

importados y

acto seguido los

carbones nacionales,

si bien estos

tienen un espectro

de costes más amplio,

derivado tanto

del tratamiento

regulatorio contemplado

por la

actual legislación

como de la diversidad

de los costes

de la oferta de

carbón nacional,

condicionada por

el nivel de ayudas

que percibe la minería.

Finalmente, nos

quedaría la energía

hidráulica gestio-

nable, o aquella que, hablando en términos

más coloquiales, de alguna forma

puedo decidir el momento en el que

deseo producirla y que, lógicamente,

coincidirá con aquel en el que mis expectativas

de ingreso por producir son

mayores, es decir, en momentos de demanda

punta. En realidad, esta forma de

gestión aplica no solamente a la energía

hidráulica gestionable, si no también a

toda aquella tecnología cuya energía es

limitada; pongamos por caso el de una

central térmica que dispone únicamente

de carbón nacional en una cantidad limitada

para funcionar únicamente cien días

a lo largo del año. La gestión óptima de

esa energía equivalente a cien días de

funcionamiento, soslayando las infactibilidades

de gestión a que ello conllevaría,

sería aquella que ubicase esa producción

en los cien días de mayor precio

del año.

Obviamente la tecnología marginal en

cada hora viene determinada, además de

por el volumen de energía asociado a

cada tecnología, por el nivel de demanda

que presente el mercado.

Además, existen unas variables no gestionables

de forma directa, como es la

paridad dólar-euro, el precio del barril,

el coste de los fletes, etc. que en mayor

o menor medida vienen a alterar la ordenación

antes mencionada, aproximando

o alejando a determinadas tecnologías

de la tecnología marginal. Existen fórmulas

activas para gestionar el riesgo incurrido

por la volatilidad de estas variables, si

bien conllevan un sobrecoste adicional;

estamos hablando de los seguros de

cambio, contratos a largo plazo con

cláusulas take or pay, etc.

BALANCE DEL AÑO 1998

15 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

A lo largo del año 1998, el conjunto

del parque nuclear tuvo una producción

de 59.002 GWh, lo que representó el

37,1% del total de la producción peninsular.

Así mismo y con respecto al año

anterior, la producción se incrementó en

un 6,7%. Sin duda sobre éste último guarismo

tienen una repercusión importante

las paradas por revisión y recarga efectuadas

a lo largo del año, y que fueron

inferiores a las del año anterior, así como

la buena disponibilidad del equipo, que

situó la tasa de fallo fortuito en un 3,6%.

(ver figura III).

Estas cifras vienen a corroborar lo que

de alguna forma comentábamos anteriormente,

en el sentido de ubicar a la energía

nuclear, como una energía altamente

competitiva en costes variables, constituyendo

junto con la energía hidráulica fluyente

la energía de base del sistema,

siendo el resto de energías las que actúan

como marginales, dependiendo del

nivel de la demanda. (ver figura IV)


8,0

6,0

4,0

2,0

0,0

NUCLEAR

Figura IV

4,16 4,35 4,47 4,47 4,52 4,81 4,88

LIGNITO PARTDO

El ingreso medio de la energía nuclear

en el mercado durante 1998 se situó en

4,16 PTA/kWh, siendo, tal y como comentábamos

antes, el más bajo por tecnología,

por el hecho de ser una energía

de base y estar presente tanto en momentos

de precios altos como de precios

bajos. El resto de tecnologías, sobre

la base de su competitividad en costes,

obtienen mejores ingresos unitarios, en la

medida que concentran su menor producción

preferentemente en períodos

de precios altos.

EL PAPEL DE LOS COSTES DE

TRANSICIÓN A LA COMPETENCIA

INGRESO MEDIO DE MERCADO (PTA/kWh)

C. IMPORTADO

H-A NACIONAL

El concepto de CTC aparece cuando

se introduce competencia sobre un sistema

regulado, de base empresarial privada

y en un entorno de costes marginales decrecientes.

Podríamos definir los CTC como

costes y cargas, básicamente de inversión,

en los que las empresas han

incurrido de forma prudente o por mandato

del regulador en el régimen tarifario

del contexto anterior y que no se cubrirán

en un mercado en competencia. En el caso

español, se han calculado como el exceso

de coste incurrido por las empresas

con respecto a la tecnología marginal de

referencia, constituida por un mix 50% de

ciclo combinado de gas natural y 50% de

carbón de importación.

Por tecnologías, la energía nuclear representa

el 49% de los CTC, un 32% la

térmica clásica y el 19% restante entre la

hidráulica convencional y de bombeo.

Los CTC son recuperados a través de

las tarifas y los peajes y su influencia sobre

el mercado es nula, ya que éste se

basa en costes marginales o “evitables”,

mientras que los CTC son costes hundidos,

ya incurridos y por tanto inevitables.

La no recuperación de los CTC pondría

en juego la viabilidad misma de las empresas

eléctricas españolas, permitiendo

la entrada de nuevos operadores en mejores

condiciones competitivas y financieras

que las empresas existentes.

MEDIO

LIGNITO NEGRO

HIDRÁULICA

Junio 1999

FUEL-GAS

5,84

HCA. BOMBEO

REFLEXIONES SOBRE

EL DESARROLLO FUTURO

DEL MERCADO Y EL PARQUE

DE GENERACIÓN

7,30

El mercado eléctrico como tal, tendrá

una influencia directa y sensible en la

evolución de la industria eléctrica. No sólo

porque evidentemente está fijando la

rentabilidad de las plantas actualmente

existentes, sino porque, además, orientará

las decisiones de expansión de la capacidad

futura.

España parece estar abocada en un futuro

a este tipo de competencia, todo

ello sin olvidar nuestro contexto; somos

un país geográficamente alejado del centro

de gravedad eléctrico de Europa, con

escasos recursos energéticos y con un

crecimiento de demanda elevado.

¿Con qué alternativas?. Evidentemente

el gas natural en ciclo combinado constituye

actualmente la tecnología de referencia

cuyos costes marcarán los precios

en un futuro inmediato.

De hecho ya se están encarando numerosos

proyectos de nuevas centrales, tal y

como podíamos ver recientemente en artículos

de prensa.

El que el precio del mercado de corto

plazo refleje directamente estos costes, o

que surjan con más fuerza otros mecanismos

(contratos bilaterales y mercados alternativos)

dependerá de toda clase de circunstancias.

Influirá en ello la organización

de la industria, el marco regulatorio nacional

y europeo, las características de los

contratos de gas y muchos otros factores.

El mercado eléctrico en su concepción

actual tendrá indudablemente su

papel, dada la ventaja que presenta respecto

a otras opciones: permite la operación

técnica centralizada del sistema

eléctrico y preserva la libertad de los

agentes en cuanto a las decisiones de tipo

comercial, permitiéndoles la captura

de beneficios que serían impensables sin

la eficaz coordinación de una explotación

conjunta del sistema generacióntransporte.

16 Revista SNE

Así pues, lo más probable es que aún

cuando en el futuro nos encontremos con

diversos instrumentos de contratación, el

mercado de corto plazo continúe orientando

los precios.

En este mercado, tal y como decíamos

más arriba, la energía nuclear es altamente

competitiva por sus bajos costes variables

de combustible, recibiendo, en

consecuencia, un importante margen del

mercado. Por contra, presenta el inconveniente

de sus elevados costes de inversión

para adaptarse a un entorno de competencia

marginalista. Ello, representa

riesgos para el inversor que difícilmente

pueden asumirse sin la seguridad de mecanismos

de cobertura de largo plazo.

No obstante el tratamiento regulatorio

de la garantía de suministro a largo plazo

será un elemento decisor clave para las

nuevas inversiones.

Así mismo, la diversificación de fuentes

primarias de energía junto con su impacto

ambiental, serán otros de los factores

clave que condicionarán la

estructura del futuro parque generador.

Rafael MIRANDA ROBREDO es

Ingeniero Superior Industrial del ICAI,

Diplomado M.S. (Métodos

Cuantitativos de Gestión) por el EOI y

miembro de: American Management

Associations, Consejo Social

Universidad Autónoma de Madrid,

Círculo de Empresarios y Economic

Advisory Board, de RWE Energie.

Su experiencia profesional se inició en

Tudor, donde fue Adjunto a la

Dirección Técnica, Director de EMISA

(Grupo Tudor), Director de la Factoría

de Manzanares y Subdirector Técnico

del Grupo Tudor.

Posteriormente, en Campofrío, fue

Subdirector General y máximo

responsable de la División Industrial.

Por último, ingresó en ENDESA, donde

actualmente es Consejero Delegado

del Grupo, desempeñando además los

siguientes cargos: Consejero de Red

Eléctrica, Consejero del Club Español

de la Energía, Vicepresidente del

Comité Español del Consejo Mundial

de la Energía, Presidente de Sevillana

de Electricidad, Presidente de FECSA,

Presidente de ENDESA Internacional y

Presidente de ENERSIS.


ACEPTACIÓN ACEPTACIÓN

SOCIAL Y AMBIENTAL

AMBIENTAL

DE LAS INSTALACIONES INSTALACIONES

ENERGÉTICAS

NUCLEARES

Los avances sociales y económicos de

las sociedades modernas han propiciado

la aparición de una nueva demanda de

los ciudadanos: la protección del medio

ambiente. En los últimos veinte años, los

países más avanzados han desarrollado,

a partir de esta sensibilización ciudadana,

políticas cada vez más preocupadas

por la preservación del entorno natural.

Remitiéndonos a la última década, es,

sin duda, la Conferencia de las Naciones

Unidas sobre Medio Ambiente y

Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro

en 1992, el más claro ejemplo de la asunción

global de esta nueva demanda social.

En Río, más de ciento cincuenta gobiernos

se comprometieron con la

necesidad de compaginar la protección

del medio ambiente y el desarrollo económico

y social bajo la definición de desarrollo

sostenible.

A partir de entonces, se ha producido

una creciente concienciación que, como

no podía ser menos, condiciona al sector

industrial de generación de energía eléctrica.

En 1997, la Conferencia Internacional

sobre Cambio Climático, celebrada en

Kyoto, estableció unos objetivos de reducción

de emisiones de gases que pueden

producir efecto invernadero con cuya

consecución los países de la Unión

Europea se han comprometido. Resulta,

por ello, necesario que utilicemos de forma

creciente aquellos recursos energéticos

que supongan un menor impacto

ambiental, contribuyendo a estabilizar las

concentraciones de dichos gases y a reducir

emisiones a la atmósfera a un nivel

que no favorezca posibles cambios climáticos,

y todo ello sin menoscabar el

continuo desarrollo económico y social.

El marco regulatorio que establece el

funcionamiento del sector eléctrico español

ha cambiado de forma sustancial a

lo largo de los tres últimos años. Por lo

que se refiere a la generación de electricidad,

la nueva regulación sustituye un

régimen de planificación por otro en el

Junio 1999

J. HERRERO

que la planificación centralizada queda

restringida a las instalaciones de transporte,

reconoce el derecho al libre establecimiento

de productores y ordena el funcionamiento

de las instalaciones de

producción en torno a un mercado en libre

competencia.

Como consecuencia de todo ello, nos

encontramos con un sistema caracterizado

por una mayor competencia entre las

empresas productoras y entre las diversas

alternativas energéticas. Si bien el proceso

de liberalización se ha diseñado sobre

la base de un período transitorio, se

hace ya necesaria una correcta percepción

por parte del consumidor del valor

añadido de las diversas fuentes energéticas.

En este sentido, no puede considerarse

solamente la variable económica sino

que la incidencia en el medio

ambiente, con cuya protección la sociedad

se siente especialmente identificada,

cobra una importancia singular.

Y es aquí donde la Energía Nuclear adquiere

un renovado protagonismo, ofreciendo

energía segura, fiable, económicamente

competitiva y libre de

emisiones de CO2, lo que la convierte en

una tecnología indispensable para conseguir

las metas medioambientales y asegurar

el desarrollo.

La Energía Nuclear es una fuente de

energía con una importante contribución

al suministro eléctrico mundial: alrededor

del dieciseis por ciento. Treinta y un países

del mundo, entre ellos gran parte de

los países más industrializados (EE.UU.,

Japón, Alemania, Francia y Reino Unido)

y los más significativos de los países

emergentes o en vías de desarrollo

(China, India, Brasil y Méjico), utilizan la

tecnología nuclear para generar electricidad.

Existen cuatrocientas treinta y cuatro

centrales nucleares en operación en el

mundo, que generan 2300 TWh de energía

eléctrica cada año. Hay, además,

treinta y seis grupos en fase de construcción,

lo que permite prever que la

17 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

Energía Nuclear seguirá abasteciendo de

forma significativa la creciente demanda

de electricidad en el mundo y contribuirá,

de este modo, al previsto crecimiento

sostenido en el próximo futuro.

Por añadidura, si nos aventuramos a hacer

un ejercicio de prospectiva a más largo

plazo, la Energía Nuclear como tal, independientemente

del desarrollo

tecnológico concreto, aparece como la

alternativa de abastecimiento energético

más sólida de cuantas hoy existen.

No obstante, la Energía Nuclear, pese a

sus claras ventajas - fiabilidad, seguridad,

eficiencia, competitividad y su contribución

a disminuir el “efecto invernadero” -

se enfrenta, en este mundo globalizado,

a su no aceptación pública, lo que sigue

constituyendo una cuestión pendiente

de la sociedad actual.

La utilización bélica del átomo, que ha

conducido a una continua vinculación de

la energía nuclear con el uso militar, ha

condicionado históricamente su percepción

pública. Además, se trata de una actividad

tecnológicamente compleja y,

por tanto, de difícil comprensión para el

gran público, hecho éste que ha sido

aprovechado, en ocasiones, por determinados

grupos para realizar erróneas interpretaciones

de determinadas situaciones

operativas con un claro objetivo político.

Uno de los principales retos del sector

nuclear español en su afán por ser aceptado

y comprendido por la opinión pública,

ha sido y es la promoción y mejora

de su imagen, trasladando la realidad

tecnológica y operativa de nuestro parque

nuclear hasta la opinión pública desde

una perspectiva global que identifique

aspectos socio-económicos y de

interés general, así como otros asuntos

que, de antemano, originan polémica en

nuestra sociedad como son: residuos,

seguridad, radioactividad, etc.

Cubrir las necesidades de información

de la sociedad en relación con la industria

nuclear para conseguir resultados

adecuados de cara a la opinión pública

Pasa a página 28


no es una tarea fácil. Para vencer esta dificultad

y dar a conocer los beneficios

de la Energía Nuclear, deben establecerse

estrategias adecuadas que, sobre la

base de los asuntos que preocupen realmente

a la opinión pública, permitan

elaborar mensajes que lleguen a un amplio

sector de la sociedad, utilizando

para ello todos los mecanismos al alcance

del sector.

El sector nuclear español, y más concretamente

las centrales nucleares, se

han esforzado por aplicar esta teoría,

desarrollándola con la puesta en práctica

de diversas actuaciones:

- Crear Centros de Información y dotarlos

de los medios adecuados con objeto

de que sean una referencia permanente

para hacer llegar la actividad

nuclear al gran público.

- Consolidar un clima de confianza

mutua y transparencia informativa con

los medios de comunicación, informándoles

de hechos relevantes e incidencias

además de otros aspectos del funcionamiento

de las centrales.

- Destacar la seguridad del funcionamiento

de las instalaciones, avalada por

los muchos años de operación de las

plantas.

- Establecer con las instituciones loca-

Septiembre 1998

les, regionales y nacionales, iniciativas de

colaboración en temas de interés mutuo

mostrando así la vocación cooperadora

de las centrales con su entorno.

Pero todavía queda mucho por hacer

en la tarea de potenciar aún más la idea

de respeto medioambiental asociada a

la Energía Nuclear. Para ello, habrá que

incidir especialmente en la reducción de

emisiones a la atmósfera que supone la

utilización de centrales nucleares; subrayar

el estricto cumplimiento de la reglamentación

por parte del sector, tal y como,

de continuo, queda demostrado

por los Programas de Vigilancia

Radiológica Ambiental; e informar que,

en lo que se refiere a los residuos radiactivos

que las plantas generan, se dispone

de soluciones tecnológicas aplicadas

que evitan el impacto medioambiental.

En definitiva, en un contexto de competencia

entre las distintas alternativas

energéticas, el convencimiento acerca

del importante peso que la Energía

Nuclear ha tenido, tiene y tendrá en relación

con el desarrollo sostenible constituye

el punto de partida desde el que el

sector eléctrico debe emplear su mejor

y mayor esfuerzo para conseguir un pleno

y eficaz encuentro con la opinión pública.

18 Revista SNE

Javier HERRERO SORRIQUETA es Ingeniero

Industrial Energético por la ETSII de Bilbao, graduado

en el Programa de Alta Dirección de

Empresas del IESE y en distintos cursos y seminarios

de la Universidad de Stanford y del

Massachussets Institute of Technology.

Ingresó en Iberduero en 1970 en la División de

Planificación y Estudios, participando activamente

en la elaboración del primer PEN. En 1974 pasó a

la División de Energía Nuclear y Térmica, hasta

1982, en que fue nombrado Jefe del

Departamento de Estudios Generales y, en 1983,

Director de Ingeniería y Construcción.

En 1991, y tras la fusión de Iberduero e

Hidroeléctrica Española, se hizo cargo de la

Dirección de Planificación, Regulación e

Inversiones de IBERDROLA, siendo designado

Director General en 1993 y Consejero en 1996,

manteniendo su responsabilidad de Director

General. En 1998 accede al puesto de Consejero

Delegado y, en noviembre de ese año, es nombrado

Consejero de Electricida de Portugal (EDP).

Es Presidente del Consejo de Administración de

Iberdrola Ingeniería y Consultoría, Iberdrola

Energía e Iberdrola Sistemas.


ALIANZAS INTERNACIONALES

EN UN MARCO LIBERALIZADO

Para cualquier persona interesada en la

marcha de la economía resultan realmente

sorprendentes los cambios que, en los

últimos años, están experimentando los

sectores básicos, influidos por la globalización

de la economía y la liberalización

de los mercados. En el caso del sector

eléctrico español la transformación está

siendo radical y presenta, además, implicaciones

en el ámbito internacional.

Estos cambios no se experimentan únicamente

en España. En la Unión Europea

desde la aprobación en 1996 de la

Directiva, sobre Normas Comunes para el

Desarrollo del Mercado Interior Eléctrico,

todos los países miembros, con ritmos

más o menos intensos, iniciaron un proceso

de apertura e incorporación de mayores

elementos de competencia. Fuera de

la Unión Europea, otros países como

Estados Unidos, Canadá, Argentina o

Chile, abordaron también importantes

cambios y cada día son más los sistemas

eléctricos que van sumándose a este proceso

transformador.

En España, la Ley de Sector Eléctrico

de 1997 ha supuesto una verdadera ruptura

con los modelos anteriores. El nuevo

sistema, basado en la libertad, la

transparencia y la libre competencia se

está llevando a cabo con enorme profundidad

y rapidez. Así, a partir del primero

de julio del 2000 todos los consumidores

de alta tensión podrán elegir

suministrador. Se anticipa por tanto, de

forma significativa, la fecha prevista por

la autoridad europea para la liberalización

del mercado y España junto con el

Reino Unido ha pasado a ser uno de los

países de la Unión Europea más avanzados

en la desregulación y apertura de los

mercados eléctricos.

En todo este proceso el sector prestó

su colaboración técnica y está realizando

un gran esfuerzo económico y financiero.

Este esfuerzo esta siendo muy beneficioso

para mejorar la competitividad de la

economía.

En los tres años que transcurren entre

1997 y 1999, el precio regulado de la

electricidad se había reducido un 11,4%

en términos nominales y un 16,4% en términos

reales. Sobre estas rebajas, el

Gobierno ha solicitado al sector una nueva

reducción del 1,5% en la tarifa domés-

V. REINOSO

Junio 1999

tica y, además, tiene establecida una senda

de nuevos descensos. También el precio

de la electricidad en el mercado de

venta directa a clientes cualificados, -es

decir el precio no sometido a tarifa-, está

también experimentando notables reducciones.

Es fácil comprender que la disminución

de los márgenes en la actividad

eléctrica nacional, que son el reflejo de la

liberalización y competitividad, sólo

puede amortizarse con constantes mejoras

de eficiencia, y con la búsqueda de

nuevos mercados y de nuevas actividades.

Estas son líneas estratégicas que llevan

a políticas de diversificación y de internacionalización

para lograr una

presencia empresarial adecuada en el

ámbito internacional.

Por otra parte en los mercados internacionales,

están surgiendo muy buenas

oportunidades para crecer. Son muchos

los países que están abordando la privatización

de sus empresas y la liberalización

de sus mercados eléctricos. Son países

en los que la demanda eléctrica está

creciendo con fuerza, en tasas muy superiores

a las de los países más desarrollados,

y donde el Estado se ha replegado

para dar entrada a una mayor participación

de la iniciativa privada, tanto de capital,

como de tecnología, que haga posible

atender este fuerte crecimiento de

la demanda.

Los procesos de privatización presentan

oportunidades, que las empresas españolas

están aprovechando bien. En los

últimos años España está siendo exportadora

neta de capitales y el sector eléctrico

está siendo uno de los motores de la

presencia internacional de la industria española.

En el proceso de internacionalización,

cada empresa debe establecer sus propias

estrategias para aprovechar en todo

su valor sus ventajas competitivas. Para

ello es fundamental, por una parte, conocer

las peculiaridades sociales, políticas y

legales de cada país, sopesar adecuadamente

los riesgos que siempre tiene cualquier

inversión en el exterior y diversificar

las posiciones, porque no es

prudente acudir a un sólo mercado o invertir

en un único tipo de negocio. Por

otra parte, es importante también definir

19 Revista SNE

cómo la empresa va a abordar la presencia

internacional con un ámbito global y

de competencia.

En este sentido, los procesos de internacionalización

llevan necesariamente a

establecer alianzas y acuerdos que refuercen

la posición de las empresas. Es necesario

adecuarse mejor a las características

de los mercados para afrontar el crecimiento

y las nuevas inversiones con las

mayores garantías posibles.

La importantísima actividad empresarial

en el sector petróleo resulta paradigmática

de un nuevo enfoque para afrontar un

mercado más global en el siglo XXI. Con

diverso alcance y enfoque, durante 1998

se han llevado a cabo un buen número de

alianzas y acuerdos en los que intervienen

las empresas eléctricas, que marcan claramente

el deseo de relacionarse con grandes

grupos nacionales e internacionales.

Son pasos de un proceso que, previsiblemente,

va a continuar en los próximos

años y que conducirá, sin duda, a un posicionamiento

estratégico que tenga en

cuenta un ámbito más global de las empresas

eléctricas, aunque sus mercados

directos sean, en general, los nacionales o

los regionales de ámbito reducido.

Entre las razones que favorecen las políticas

de fusiones y de alianzas, cabria citar

las ventajas de compartir riesgos, especialmente

en aquellos proyectos de gran dimensión,

o de reforzar la posición en los

mercados. Las alianzas permiten también

complementar recursos, disminuir costes y

obtener sinergias para afrontar estrategias

de crecimiento que difícilmente podrían

desarrollar por sí mismas cada una de las

empresas. Se facilita también el conocimiento,

el intercambio de experiencias y

la superación de las barreras culturales de

entrada en los nuevos mercados.

En consecuencia, las alianzas estratégicas

parecen responder a la necesidad de

conseguir que las empresas se conviertan

el operadores globales y atender sus objetivos

básicos de largo plazo, tanto de

crecimiento como de refuerzo de posiciones

de innovación tecnológica. Por

tanto, las alianzas no sólo obedecen a razones

tácticas de carácter inmediato, sino

que comportan planteamientos de carácter

estratégico, muy relacionados con una

visión global de los negocios y con los

proyectos de futuro de las empresas.

Cuando el objetivo perseguido es un

cambio fundamental en la dimensión de

las empresas, un procedimiento para conseguirlo

es la realización de fusiones entre

empresas. En estos últimos meses, la proliferación

de fusiones se ha extendido y

ha afectado a varios sectores, especialmente

al ya citado sector del petróleo.

Otro camino seguido por las empresas,

que refuerza su posición en determinados

mercados o en determinadas segmentos

del negocio, es la adquisición o toma de


participaciones relevantes en aquellas

empresas que se consideren complementarias.

EL ACUERDO ESTRATÉGICO

DE UNIÓNFENOSA Y

NATIONAL POWER

Este es el camino elegido por Unión

Fenosa y National Power, que por su alcance

y novedad en el sector eléctrico

español, pasaré a describir. Se trata de

compañías complementarias, que pueden

beneficiarse mutuamente de sus

competencias profesionales y tecnológicas

en un amplio conjunto de frentes.

Entre ellos, la orientación internacional

de ambas empresas es uno de los elementos

en los que se soporta la alianza.

La política de expansión internacional de

National Power presenta una interesante

complementariedad geográfica con la

proyección internacional ya lograda por

Unión Fenosa.

En concreto, la alianza suscrita permitirá

reforzar la posición común en el proceso

de liberalización de los sistemas eléctricos,

al incorporar la experiencia de

National Power en los mercados competitivos.

Los mercados ingleses de electricidad

emprendieron su proceso liberalizador

hace más de diez años y la favorable

posición lograda por National Power a lo

largo de este proceso será de indudable

utilidad para mejorar la capacidad competitiva

en el mercado español que se está

liberalizando con enorme rapidez.

Por otra parte, la alianza impulsará el

desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías

en ambas empresas. La experiencia

de National Power en la construcción y

operación de centrales de ciclo combinado,

así como su conocimiento de los

mercados del gas, fortalecerán el posicionamiento

estratégico de Unión Fenosa y

reforzarán la eficiencia de las inversiones

tanto nacionales como internacionales,

que conjuntamente se ha previsto realizar

en el futuro.

El acuerdo entre ambas empresas, se

instrumentaliza a través de una alianza para

el mercado ibérico, una alianza internacional

y un acuerdo de intercambio de

acciones.

La alianza ibérica es la parte de los

acuerdos relativa a la generación, actual y

futura, en la península Ibérica y

Marruecos. Se ha estructurado mediante

la toma por parte de National Power de

una participación del 25% en la empresa

de Unión Fenosa Generación, a la que, en

cumplimiento de lo establecido en la

nueva Ley del Sector Eléctrico, se han

aportado todos los activos de generación

de Unión Fenosa, que han sido segregados

jurídicamente del resto de las actividades.

La alianza en generación permitirá

aunar las capacidades de los socios en el

Junio 1999

nuevo mercado liberalizado, y en consecuencia,

maximizar el valor de las centrales

existentes y la rentabilidad de las futuras

inversiones en generación.

Unión Fenosa Generación operará el

parque existente y será el instrumento exclusivo

para las nuevas inversiones en generación

que se realicen en la península

ibérica y Marruecos. Esta sociedad realizará,

también en régimen de exclusividad,

la comercialización de electricidad

a los clientes con consumos anuales superiores

a 1 GWh.

La alianza internacional se circunscribe

principalmente al ámbito de la generación

eléctrica, con independencia de

que ambos socios, dentro del ánimo de

amplia cooperación que se establece,

puedan colaborar en el desarrollo de otro

tipo de actividades energéticas.

En Francia y en Italia las inversiones en

cualquier proyecto de interés común se

realizarán al 50%. Igual porcentaje de participación

tendrán las inversiones realizadas

en Latinoamérica pero, en este caso,

bajo el liderazgo de la sociedad española

a través de la presencia de la empresa

Unión Fenosa Acción Exterior. Para el resto

de los países del mundo, existirá un

acuerdo de cooperación a través de un

análisis que se realizará caso por caso,

adoptándose las condiciones más convenientes.

Finalmente, con objeto de reforzar el

acuerdo y facilitar la coordinación de los

dos grupos, la alianza contempla un intercambio

accionarial y de miembros de

sus respectivos Consejos.

Como consecuencia de este acuerdo

ambas empresas refuerzan de forma significativa

su capacidad de competir y ampliar

considerablemente sus perspectivas

de crecimiento. En concreto los beneficios

que se esperan de este acuerdo estratégico

se centran en un incremento de

la eficiencia ya que se podrán reducir los

costes de operación y adquisición de

combustibles y se podrán optimizar los

márgenes y los ingresos de comercialización

y trading. Además se diversificarán

los riesgos al disponer de mayor experiencia

en la construcción y operación en

Plantas de ciclo combinado y un mayor

conocimiento de los mercados de gas. La

posición internacional de Unión Fenosa

en más de 30 países es también un factor

muy positivo y valioso para las iniciativas

empresariales conjuntas. Podremos además

utilizar mejor nuestros recursos y todo

ello permitirá que ambas empresas

dispongan de una mayor masa crítica para

crecer, fortalecer su desarrollo internacional

y ser capaces de proporcionar mayor

valor al accionariado de ambas

empresas.

Desde que en el pasado mes de octubre

se establecieron las normas básicas

de esta alianza, se han consolidado unas

20 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

excelentes relaciones entre Unión Fenosa

y National Power que han permitido un

amplio conocimiento mutuo y han reafirmado

la confianza inicial en este acuerdo.

Por todos estos motivos, tal como indicó

recientemente el presidente de National

Power, Sir John Collins, estamos convencidos

que con esta alianza se logrará que

“uno más uno sean tres”.

La vía elegida por Unión Fenosa para

afrontar un mercado global frente a las

tendencias de liberalización y privatización

que predominan en el sector eléctrico,

le permitirá posicionarse mejor en un

entorno nacional e internacional y es la

solución adecuada en un sector cuyas

posibilidades de crecimiento se encuentran

más en los mercados exteriores. La

alianza estratégica con National Power refuerza

las oportunidades de crecimiento

internacional, particularmente acusado en

algunos países, mientras le permite mejorar

su posición en el mercado español, incorporando

la experiencia de una empresa

líder con probada experiencia en

nuevas tecnologías y en mercados en

competencia.

Victoriano REINOSO Y REINO es Ingeniero de

Caminos Canales y Puertos por la Escuela de

Madrid y Master de Economía y Dirección de

Empresas por el IESE de Barcelona.

Ingresó en Fenosa en 1973 como Adjunto al

Director General, responsabilizándose del Área

Financiera. A lo largo de su carrera profesional,

ha pasado por todas las áreas de gestión de la

compañía, siendo nombrado en 1983 Director

General, en 1989 Consejero Delegado y en

1993 Vicepresidente Primero Ejecutivo.

Fue Presidente de la Junta del Puerto de La

Coruña de 1978 a 1981, tarea que compatibilizó

con su responsabilidad en Fenosa.

Es Presidente de Madritel Comunicaciones,

UNIÓN FENOSA Inversiones y Compañía

Española de Industrias Electroquímicas. Es

miembro, entre otros, de los Consejos de

Administración de CEPSA, Retevisión Móvil,

Hullas del Coto Cortés, Red Eléctrica de España

y Administrador General de Lignitos de

Meirama.

Preside en Club Español de la Energía, el

Instituto Español de la Energía y la Asociación

para la Formación Empresarial de Galicia. Es

Vicepresidente del Comité Español del Consejo

Mundial de la Energía, Consejero de la APD,

Miembro de la Junta Directiva del Circulo de

Empresarios, de la Junta Rectora de la FEUGA y

de la Fundación Cotec para la Innovación

Tecnológica. Forma parte del Patronato de la

Fundación Príncipe de Asturias.

Posee la Medalla al Mérito Profesional del

Colegio Nacional de Ingenieros de Caminos,

Canales y Puertos y ha sido nombrado Doctor

Honoris Causa por la Universidad de Vigo.


INTRODUCCIÓN

Tal y como se enuncia en su exposición

de motivos, la Ley 54/1997, del

Sector Eléctrico, “se asienta en el convencimiento

de que garantizar el suministro

eléctrico, su calidad y su coste no requiere

de más intervención estatal que la

que la propia regulación específica supone”.

Fruto de esta convicción es el confinamiento

de la planificación estatal en las

instalaciones de transporte y el abandono

de “la idea de una planificación determinante

de las decisiones de inversión

de las empresas eléctricas”. El entorno de

decisiones de inversión marcado por la

Ley 40/1994, de ordenación del Sistema

Eléctrico Nacional, basado en una “planificación

de carácter básico”, realizada

por las administraciones públicas conforme

a criterios de garantía del suministro,

gestión integrada de recursos, mejora de

la eficiencia de las instalaciones eléctricas,

protección del medio ambiente y de

los derechos de los consumidores y racionalización

de la retribución de los

costes, y sometida al control del

Congreso de los Diputados desaparece y

es sustituido “por una planificación indicativa

de los parámetros bajo los que cabe

esperar que se desenvuelva el sector

eléctrico en un futuro próximo, lo que

puede facilitar decisiones de inversión

de los diferentes agentes económicos”.

Por consiguiente, la decisión de restringir

las competencias estatales en la industria

eléctrica tiene uno de sus primeros

efectos en la ampliación del campo

de decisión de las empresas eléctricas

hasta el espacio de la inversión en nueva

capacidad de producción, lo que es habitual

en otras industrias, pero constituye

una novedad importante para la industria

eléctrica.

En su decisión de invertir en instalaciones

de producción, las empresas eléctri-

LAS DECISIONES DE INVERSIÓN

EN UN SECTOR LIBERALIZADO

Junio 1999

P. RIVERO

cas contarán con el auxilio de la planificación

indicativa realizada por las administraciones

públicas, también sometida

al control del Congreso de los Diputados

y realizada con criterios similares a los de

la “planificación básica” anterior, pero, en

última instancia, como corresponde a un

entorno competitivo, la decisión de invertir

pasa a formar parte de su exclusivo

ámbito de responsabilidad y se tomará

presidida por el criterio que rige todas

las actuaciones de las sociedades anónimas,

es decir, el de la creación de valor

para sus accionistas.

LA DECISIÓN DE INVERTIR

ORIENTADA A LA CREACIÓN

DE VALOR

Existe una tendencia creciente a que

en las empresas eléctricas los inversores

particulares se vean sustituidos por inversores

institucionales. Estos inversores institucionales

son cada vez más exigentes,

en el sentido de que requieren de los

gestores de las empresas en las que invierten

unas rentabilidades mínimas, porque

también ellos mismos tienen que soportar

cada vez mayores exigencias.

Fondos de pensiones, fondos de inversión

o compañías de seguros están obligados

a garantizar a sus partícipes o accionistas

altas rentabilidades de forma

sostenida.

Esas altas rentabilidades son cada vez

más difíciles de alcanzar en el contexto

económico que afrontan las empresas

eléctricas. La mayoría de las empresas

eléctricas europeas se enfrentan a mercados

maduros, en los que las perspectivas

de crecimiento de la demanda son limitadas.

Además, pese a las escasas oportunidades

que ofrece el crecimiento de

los mercados, nuevos participantes

irrumpen en diversos segmentos de negocio,

con la idea de aprovechar algunas

nuevas tecnologías disponibles y sus co-

21 Revista SNE

nocimientos de gestión para competir

ventajosamente con las empresas ya establecidas.

Para contrarrestar las escasas oportunidades

de negocio que ofrecen los mercados

tradicionales y la creciente presión

competitiva de nuevos agentes, las empresas

eléctricas buscan mejorar su rentabilidad

aprovechando las oportunidades

que brindan los denominados mercados

emergentes.

Por otra parte, las empresas tratan también

de mejorar su rentabilidad por la vía

de invertir en otros negocios en los que

pueden aprovechar importantes economías

de escala, generalmente negocios

relacionados con prestaciones de servicios

como el suministro de gas o agua o

las telecomunicaciones. Surgen así las

denominadas “multiutilities”, como una

de las respuestas posibles a la necesidad

de incrementar las tasas de rentabilidad

de las inversiones.

Tanto el interés por los mercados

emergentes como el afán de aprovechar

sinergias en el desarrollo de nuevas unidades

de negocio significan nuevas

oportunidades de inversión que requieren

la movilización de cuantiosos recursos.

Adicionalmente, en el negocio eléctrico,

que aún constituye el segmento

esencial de la actividad de las empresas

son cada vez mayores las exigencias que

clientes y reguladores plantean relacionadas

con la calidad del servicio y su prestación

de forma plenamente respetuosa

con las restricciones medioambientales.

Las crecientes necesidades de inversión

obligan a ser selectivos, a fin de evitar

malgastar recursos. Las empresas deben

clasificar sus proyectos de inversión

de acuerdo con sus diferentes tasas de

rentabilidad esperadas. Por debajo de un

cierto “suelo” de rentabilidad no deberían

acometerse los proyectos de inversión.

Este “suelo” de rentabilidad representaría

un coste de oportunidad, esto


es, la rentabilidad que los inversores podrían

esperar obtener por su cuenta,

comprando acciones o bonos de otras

empresas con un nivel de riesgo asociado

similar. Los proyectos con tasas de

rentabilidad inferiores al “suelo” deberían

rechazarse, pues los accionistas podrían

obtener rentabilidades iguales o superiores

en inversiones alternativas.

Una empresa que acometiera uno o

varios proyectos de inversión por debajo

del umbral de rentabilidad estaría retribuyendo

a sus inversores por debajo del

coste de los capitales utilizados. Dicho

coste vendría dado por la rentabilidad

mínima que los inversores podrían obtener

en inversiones alternativas.

La empresa que no retribuye adecuadamente

los capitales utilizados se expone

al castigo de sus inversores. Puede

que este castigo consista solamente en

que los inversores retiren sus capitales de

la empresa y los dediquen a otros fines,

pero este no tiene porqué ser el caso

más frecuente.

En la actualidad, ya se ha comentado

que se da una marcada tendencia a incrementar

la presencia de inversores institucionales

en el accionariado de las empresas.

Estos no se conforman normalmente

con retirar sus capitales de las empresas

mal gestionadas, pues con los volúmenes

que alcanzan sus participaciones, ventas

demasiado apresuradas pueden redundar

en caídas significativas en los precios

de los activos, que es lo que menos interesa

a estos inversores. Por lo tanto, por el

grado de compromiso asociado a la inversión

realizada, estos inversores, antes

de retirar sus capitales, tratan de retirar de

la gestión de sus inversores a aquellos

ejecutivos en los que han perdido su

confianza y sustituirlos por otros que

consideren más propensos a conseguir

las rentabilidades que necesitan.

Tasa de

rentabilidad

Coste de

oportunidad

De la exposición hecha hasta ahora no

parece que se deduzcan graves dificultades

para determinar cuáles son las inversiones

creadoras de valor. Los gestores

de las empresas deben seleccionar

aquellos proyectos de inversión en los

que el descuento de los flujos de caja

esperados ofrezca rentabilidades superiores

al coste de los capitales empleados

para su financiación o, dicho de otro

modo, superiores a rentabilidades alternativas

que los suministradores de fondos

pudieran obtener en otras inversiones

de riesgo similar. Los inversores

deben situar sus capitales en aquellas

empresas que, por medio de los dividendos

pagados y las revalorizaciones

de los títulos representativos de su inversión

en los mercados en los que coticen,

proporcionen rentabilidades superiores

a inversiones alternativas.

Las dificultades se presentan cuando

los inversores se plantean utilizar sus capitales

en la compra de títulos que no

cotizan en mercados o cuando los gestores

de empresas o inversores se enfrentan

con la decisión de invertir en proyectos

o actividades en los que es difícil

evaluar los flujos de caja esperados, lo

que sucede cuando estas actividades

consisten en servicios que no son objeto

de transacción en un mercado. En tales

casos resulta más complicado determinar

qué actividades son creadoras de valor y

deben mantenerse y qué actividades deben

abandonarse.

Aparentemente, sólo puede hablarse

de “creación de valor” cuando los negocios

emprendidos aportan una corriente

de dividendos y cotizan en un mercado,

o cuando puede estimarse la corriente

esperada de ingresos de una inversión a

partir de la venta de sus servicios en un

mercado en el que ya operan unidades

similares. No obstante, la inversión en ac-

SELECCIÓN DE OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN

Junio 1999

r*

Proyectos de

inversión

22 Revista SNE

SECTOR ELÉCTRICO

tuaciones dirigidas a la preservación del

medio ambiente, en programas de formación

del personal o en actuaciones

que pretenden mejorar la imagen corporativa

de las empresas pueden también

ser “creadoras de valor”, aunque sea más

difícil de medir.

En esos casos, la labor de los gestores

consiste en evaluar la capacidad de las

actuaciones para satisfacer las necesidades

de los diferentes “stakeholders” afectados

(empleados, accionistas, clientes,

reguladores, etc.,), sin perder de vista

que tales actuaciones deben también

procurar la máxima eficiencia en términos

de coste. Dado que estas evaluaciones

son esencialmente subjetivas, es necesario

recurrir a todas las técnicas disponibles

para llegar lo más cerca posible de

una verdadera medición.

LAS NUEVAS OPORTUNIDADES

DE INVERSIÓN

La creciente dificultad de encontrar las

tasas de rentabilidad demandadas por

sus inversores ha empujado a las empresas

eléctricas a buscar nuevas oportunidades

de negocio. Esa búsqueda se ha

visto favorecida por el proceso de globalización

y apertura de los mercados

energéticos y, en particular, de los eléctricos.

En los países del centro y este de

Europa, del sudeste asiático y de

América Latina existe una evidente necesidad

de modernizar y ampliar los sistemas

energéticos, a fin de aportar la infraestructura

necesaria para un crecimiento

económico sostenido. En el caso de

América Latina , según la Organización

Latinoamericana de Energía, la potencia

instalada es poco más de tres veces superior

a la española para una población

diez veces superior. Con una previsión

de crecimiento del PIB del 4% anual,

la demanda eléctrica debería aumentar

un 6%, lo que obligaría a realizar,

sólo en nueva potencia instalada,

una inversión en torno a los

12.000 millones de dólares, sin contar

las inversiones necesarias en mejora

de los sistemas de transporte y

distribución y de la gestión de las

empresas.

Para evitar que los sistemas eléctricos

constituyan una restricción al

crecimiento económico de estas

áreas, es necesario que alguien se

comprometa a satisfacer las nuevas

necesidades de capital, necesidades

derivadas no sólo del crecimiento

económico, sino también de

exigencias medioambientales, de la

necesidad de modernizar las infraestructuras

de transporte y distribución

para incorporar mayores niveles de

calidad y seguridad en el suministro


y de la necesaria renovación de centrales

para cumplir con unos mínimos de eficiencia.

En la mayoría de estas regiones la necesidad

de recursos financieros es de tal

magnitud que no puede ser acometida

por los inversores nacionales, públicos o

privados. De ahí la frecuencia con que se

desarrollan procesos privatizadores en

todos estos países, a la búsqueda de inversores

extranjeros que aporten los fondos

necesarios y que aporten también

mejoras tecnológicas y de gestión.

Las empresas eléctricas españolas han

sido protagonistas destacados de estos

procesos, desarrollando una activa estrategia

de internacionalización en la que la

región de América Latina ha constituido

un ámbito de selección preferente permitiendo

un cierto aprovechamiento de

sinergias.

RESUMEN Y CONCLUSIONES

Las empresas eléctricas españolas se

desenvuelven en un entorno en el que la

“planificación básica”, o imperativa, ha sido

sustituida por una planificación meramente

indicativa, lo que significa que las

decisiones de inversión pasan a formar

parte de su ámbito de decisión autónomo,

presidido por su obligación de bus-

Junio 1999

car la mayor rentabilidad para sus accionistas.

Un entorno fuertemente competitivo,

en el que las decisiones de inversión deben

perseguir la mayor creación de valor

posible obliga a ser muy selectivo. Sólo

los proyectos que superen un cierto umbral

de rentabilidad, marcado por las

rentabilidades de inversiones alternativas,

deben acometerse.

Ante este criterio de selección, la decisión

sobre ciertas oportunidades de inversión

en las que la evaluación de la

rentabilidad no es inmediatamente mensurable

plantea considerables problemas.

En estos casos, no se puede eludir

la decisión y debe tomarse recurriendo a

todos los indicadores posibles de la capacidad

de satisfacción de necesidades

de las actuaciones y proyectos que se

pretenden acometer.

En su búsqueda de oportunidades de

negocio más rentables, las empresas

eléctricas han concedido un interés preferente

a los denominados mercados

emergentes. Estos mercados prometen

más creación de valor, pero sujeta a más

incertidumbres que las que las empresas

han estado acostumbradas a manejar. El

resultado final de estas inversiones es básico

en el diseño futuro de las empresas

eléctricas españolas.

23 Revista SNE

Pedro RIVERO TORRE es doctor en

Ciencias Económicas y Empresariales por

la UCM y miembro de la Real Academia

de Doctores.

A su responsabilidad como

Vicepresidente Ejecutivo y Director

General de UNESA, une su cargo como

vocal de la Asamblea General y de la

Junta Directiva de la CEOE. Es miembro

del Consejo Consultivo de la CNSE, de

UNIPEDE y de EURELECTRIC, y presidente

de ASINEL, ADAE y AMYS.

Entre otros libros, es autor

de “Cash-Flow, Estado de origen y

aplicación de fondos y control de

gestión”, publicado por la APD, y de

“Análisis de balances y estados

complementarios”, de Editorial Pirámide.

Cuenta con la Cruz del Mérito

Aeronáutico con distintivo Blanco de

Primera Clase (Madrid, 24 de junio de

1986).


almacenamiento alejado del reactor

I.- away-from-reactor storage

F.- stockage à distance du réacteur

Almacenamiento de conjuntos combustibles gastados, procedentes

de una central nuclear, en una instalación alejada del

emplazamiento de la misma, generalmente en una central nuclear

cercana o en un almacén centralizado.

almacenamiento centralizado

I.- centralized storage

F.- stockage centralisé

Almacenamiento de conjuntos combustibles gastados, procedentes

de varias centrales nucleares, en una instalación única

situada generalmente en un emplazamiento distinto a los de las

centrales.

almacenamiento en húmedo

I.- wet storage

F.- entreposage humide; stockage humide

Tratándose de combustible gastado, almacenamiento en un

dispositivo o instalación donde se utiliza agua para asegurar la

refrigeración y, en su caso, el blindaje.

almacenamiento en seco

I.- dry storage

F.- entreposage sec; stockage sec

Tratándose de combustible gastado, almacenamiento en un

dispositivo o instalación donde se utiliza aire o un gas para asegurar

la refrigeración.

almacenamiento próximo al reactor

I.- at reactor storage

F.- stockage auprès du réacteur

Almacenamiento de conjuntos combustibles gastados, procedentes

de una central nuclear, en una instalación integrada en

el emplazamiento de la misma.

autorización de desmantelamiento

Acto de la Administración que define las condiciones que

deben cumplir las acciones de descontaminación, desmontaje

de equipo, demolición de estructuras y retirada de materiales

de una instalación nuclear, así como el estado final al que se ha

de llegar, y faculta al titular de la instalación para realizar dichas

acciones.

Este acto de la Administración se recoge solamente en las reglamentaciones

nucleares de algunos países, entre ellos España.

COMENTARIOS

La vida de los sistemas tecnológicos que encierren peligros,

como las centrales nucleares o las grandes instalaciones

del ciclo del combustible nuclear, no puede concluir

sin una declaración formal de su final, y sin antes haber

neutralizado, retirado o acondicionado aquellas caracterís-

T E R M I N O L O G Í A

Nuclear

Junio 1999

12 TERMINOLOGÍA NUCLEAR

ticas y productos causa del peligro. La declaración formal

del final de la vida de la instalación recibe el nombre de

clausura, mientras que las actividades requeridas para eliminar

el peligro reciben el nombre genérico de desmantelamiento.

El vocablo clausura, del latín “clausura”, tiene conocidas

acepciones religiosas, pero también es el “acto solemne

con que se terminan o suspenden las deliberaciones de un

congreso, un tribunal, etc...”; mientras que “clausurar” es

sinónimo de “cerrar”; es decir “poner fin a la actividad de

organismos políticos, establecimientos científicos, industriales,

etc...”, definición que se ajusta bien al concepto

que aquí se quiere definir.

El vocablo “desmantelar”, del que deriva desmantelamiento

como acción y efecto del verbo, deriva del latín

“dis-mantellum”, con el significado de “demoler o deshacer

un edificio o fortificación”; este concepto no se ajusta

bien al que se quiere definir, que incluye, además de la

demolición de estructuras, la neutralización y la retirada

cuidadosa y sin riesgo de los elementos peligrosos contenidos

en el sistema tecnológico que se desea clausurar. Sin

embargo, no ha sido posible encontrar un vocablo mejor

en castellano.

La legislación española no contempla de forma detallada

los conceptos que antes se definen. Tan sólo la ley 15/1980

sobre creación del Consejo de Seguridad Nuclear asigna a

este organismo la función de “emitir informes al Ministerio

de Industria y Energía previos a las resoluciones que éste

adopte sobre ... la clausura de instalaciones nucleares y radiactivas”,

sin que tal concepto se haya desarrollado posteriormente

en ningún otro documento legal.

El mencionado Consejo de Seguridad Nuclear, en el ejercicio

de sus funciones, ha propuesto al Ministerio de

Industria y Energía un texto donde se revisa el vigente

Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas,

aún en trámite de aprobación, en el que se introducen los

conceptos de clausura y desmantelamiento, así como las

expresiones autorización de desmantelamiento y declaracion

de clausura, los cuales dan nombre a los actos legales

correspondientes, que se aplican a la fase final de la vida

de las instalaciones nucleares y radiactivas.

De acuerdo con dicho documento, el concepto clausura

de una instalación tiene como objetivo regular las actividades

que se han de realizar en la misma después de extinguida

o retirada la correspondiente autorización de explotación.

La clausura incluye la petición por el Titular, y

consiguiente concesión por la Autoridad, si procede, de la

autorización de desmantelamiento y se concreta y perfecciona

con una declaración de clausura, que puede ser restringida

o total, la cual libera, en todo caso, al Titular de su

responsabilidad legal como explotador de la instalación.

La autorización de desmantelamiento se une a otras autorizaciones

–previa, de construcción y de explotación– contempladas

en la reglamentación nuclear española y regula

las actividades que se han de realizar en la instalación para

retirar de la misma, de forma segura, los contaminantes

radiactivos, desmontar los equipos y demoler las estructuras,

hasta el nivel previsto.

En la terminología inglesa se utiliza “decommission” para

definir el concepto de clausura. En la legislación de los

24 Revista SNE


13 TERMINOLOGÍA NUCLEAR

Estados Unidos de América (10CFR Part 50.2) tal vocablo

se define como el “medio para retirar del servicio con seguridad

una instalación y reducir la radiactividad residual

hasta un nivel que permita liberar la propiedad y cancelar

la autorización de operación”. La solicitud de clausura debe

ir acompañada de un plan de desmantelamiento, llamado

“decommissioning plan”, cuyo contenido se especifica

con mucho detalle y ha de ser aceptado por la autoridad,

quien considera cancelada la autorización de explotación

cuando comprueba que tal plan se ha realizado correctamente

y se han obtenido los objetivos propuestos.

En la terminología francesa se utiliza la expresión “arrêt

définitif” para indicar que la instalación deja de funcionar,

sin que esto signifique que la central quede clausurada

(”déclassée”, en el vocabulario francés), permaneciendo

como una instalación “classée”, es decir, sometida a prescripciones

de seguridad. Para que una instalación pueda

ser “déclassée”, es decir, liberada de todo requisito de seguridad

nuclear, tiene que someterse a un proceso de “déclassement”,

que implica la evacuación de los productos

radiactivos que contiene, y a un proceso de “démantèlement”,

es decir desmantelamiento, de todas las estructuras

contaminadas y activadas. Sólo en el caso de que estas

operaciones se hayan completado de forma satisfactoria la

instalación es declarada “déclassée”, es decir, clausurada.

barrera de un repositorio

I.- repository barrier

F.- barrière d’un cimetière

En un repositorio radiactivo, sistema material que impide o

retarda la dispersión de los radionucleidos. Las barreras pueden

ser de fábrica, según diseño tecnológico, o estar constituidas

por los propios materiales naturales del entorno geológico.

calentamiento global

I.- global warming

F.- réchauffement global

Incremento de la temperatura en la superficie de la Tierra como

resultado de las actividades humanas, especialmente por la

emisión excesiva de gases de invernadero.

cambio climático

I.- climate change

F.- changement climatique

Aparición de una diferencia a largo plazo entre el valor de un

parámetro climático y su valor medio en un intervalo de tiempo

determinado, generalmente de varios decenios. Destaca por su

importancia el cambio causado por el aumento del contenido

de determinados gases en la atmósfera como resultado de las

actividades humanas.

cierre definitivo

I.- closure

F.- clotûre

1. Tratándose de un repositorio radiactivo en superficie que

ha llegado al final de su vida operativa y sobre el que se han

ejecutado las operaciones que aseguran su inocuidad, declaración

que lo certifica y que autoriza a efectuar en su emplazamiento

cualquier actividad, incluso recubrirlo con materiales o

tierra vegetal para reintegrarlo al entorno natural.

2. Tratándose de un repositorio geológico profundo que ha

llegado al final de su vida operativa, sellado de los accesos seguido

de una declaración que lo certifica y que puede prescribir

un control estatal posterior.

Junio 1999

clausura (Rev. l*)

I.- decommission

F.- déclassement

1. Conjunto de actos de la Administración y de acciones técnicas

que, una vez caducada o cancelada la autorización de explotación

de una instalación nuclear, se realizan con el objeto de

liberar el emplazamiento de la misma, de forma total o restringida.

La clausura requiere una autorización de desmantelamiento y

se perfecciona con una declaración de clausura.

2. Proceso en virtud del cual cesa definitivamente la explotación

de una central nuclear. Esta acepción es hoy desaconsejada.

COMENTARIOS

Véase autorización de desmantelamiento

control estatal

I.- institutional control

F.- contrôle institutionnel

Tratándose de un repositorio radiactivo tras su cierre definitivo,

o del emplazamiento de una instalación clausurada, control

del lugar por un organismo designado de acuerdo con la legislación

vigente. El control puede ser activo, mediante vigilancia,

monitado y mantenimiento; o pasivo, con la observancia de las

restricciones impuestas a su uso.

cultura de la seguridad

I.- safety culture

F.- culture de la sûreté

Conjunto de principios aceptados por una comunidad nuclear

que favorece que sus miembros adopten actitudes que garanticen

el cumplimiento de los requisitos de la seguridad con

el rigor exigido por su importancia.

COMENTARIOS

La expresión que se glosa empezó a usarse por la comunidad

nuclear desde que en 1986 tuvo lugar el accidente de la

central soviética de Chernobyl, acerca del cual la opinión casi

unánime es que se produjo por la insuficiente importancia

asignada a la seguridad nuclear en la Unión Soviética. La expresión

cultura de la seguridad representa un concepto global

que favorece todos los esfuerzos racionales que se hagan

para aumentarla, en contra de quienes consideran que los

gastos a que obliga pueden ser excesivos o incluso innecesarios.

Cuando se usa esta expresión, la voz “cultura” parece que

debe tomarse en el sentido que está definido en el DRAE formalmente

como una cuarta acepción, que dice: “Conjunto de

modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo

artístico, científico, industrial en una época o grupo

social, etc.”

Desde el punto de vista del buen uso del lenguaje, llamar

“cultura” a los valores mantenidos por una comunidad reducida,

en materia de alcance limitado, por mucha que sea su

importancia, resulta exagerado y poco de acuerdo con la sobriedad

y mesura que ha sido tradicional en el español a lo

largo de muchos siglos.

Es evidente que la costumbre de hablar de culturas a troche

y moche no se ha originado en el campo nuclear. Muy probablemente

está provocada por el mimetismo fonético o visual

que empujaría antes a imitar que a traducir el término

inglés “culture”. Esta voz significa primero “cultivo de la tierra”

y solamente por extensión se usa para la “cultura” de la

cuarta acepción española citada más arriba.

En buena correspondencia con esta ordenación de conceptos,

también en el DRAE la primera acepción de “cultura” es

“cultivo”. A su vez, lo mismo que pasa en inglés, “cultivar”,

25 Revista SNE


en sentido propio, es un término agrícola y sólo figuradamente

se refiere al cuidado y fomento de cualquier conocimiento,

trato o amistad. Aún así, la extensión es tan corriente

que no merece más discusión.

Con todo esto se justifica la propuesta de hablar sencillamente

del cultivo de la seguridad, sin elevar su práctica a caracterizar

una época o los modos de vida de una comunidad social.

No obstante, las trágicas circunstancias del accidente de

Chernobyl, que provocaron el empeño de los países occidentales

en marcar las diferencias sustanciales de su concepción

de la seguridad nuclear con las deficiencias que explican

aquel desastre, constituyen un argumento de peso para quienes

consideran que “cultivo” es una palabra demasiado pálida

para expresar su empeño en conseguir una “seguridad a

ultranza”, o sea, a prueba de fallos de cualquier tipo.

Esta última expresión se ha propuesto también como apropiada

al caso, pero no nos parece aconsejable por cuanto

son muchos los que piensan que establecer por norma la seguridad

a ultranza es muchas veces la vía para obtener una

inseguridad real, pues el exceso de obligaciones formales

puede obligar a aceptar licencias para salir de situaciones imposibles

y, una vez rota la norma, la discrecionalidad siempre

degenera en desorden.

Para expresar el sentido reverencial que quiere darse a la seguridad,

colocándola en el primer lugar de las preocupaciones

de la comunidad nuclear, por encima de las consideraciones

económicas, sería pertinente utilizar la palabra “culto”,

que es otro miembro de la familia léxica encabezada por el

cultivo, aceptada por el DRAE dentro de las acepciones de

“cultura” y que es la preferida de quienes desearían usar un

lenguaje bien matizado.

Los defensores de la sobria tradición española soportan mal

que se prefiera aceptar cualquier expresión que haya sido

consagrada por el uso, aunque sufra el espíritu del idioma.

Ahora bien, en contra de esto, en la recién publicada edición

corregida y aumentada del “Diccionario de uso del español”

de María Moliner, aparece una acepción para la palabra “cultura”,

que coincide casi exactamente con lo que se quiere decir

cuando se utiliza la expresión que se está glosando. Dice

así: «conjunto de valores cumplidos por un grupo social que

son favorables al hecho que se expresa: “La cultura del ocio

(o del pelotazo)”».

Reconocemos en el “Diccionario de uso” una fuente de autoridad

que nos inclina a recoger su opinión y darla por buena

y aunque todavía no se pueda aducir en su favor la sanción

del DRAE, aceptamos el uso de cultura de la seguridad, como

ya se viene haciendo en publicaciones de prestigio.

declaración de clausura

Acto de la Administración que exime al titular de una instalación

nuclear de su responsabilidad como explotador de la

misma; define, en el caso de liberación restringida del emplazamiento,

las limitaciones de uso que sean aplicables; y designa

al responsable de mantenerlas y vigilar su cumplimiento.

Este acto de la Administración se recoge solamente en las

reglamentaciones nucleares de algunos países, entre ellos

España.

COMENTARIOS

Véase autorización de desmantelamiento

defensa en profundidad

I.- defense in depth

F.- défense en profondeur

Tratándose de una instalación nuclear, protección que proporciona

un conjunto de barreras de seguridad independientes

que actúan en coordinación, de manera que reducen al mínimo

la posibilidad de un incidente o las consecuencias del mismo.

Junio 1999

14 TERMINOLOGÍA NUCLEAR

desmantelamiento (Rev. 1)

I.- dismantling; decommissioning

F.- démantèlement

Conjunto ordenado de acciones técnicas para desmontar los

componentes o sistemas de una instalación cuya licencia de explotación

ha caducado o se ha cancelado. Dichas acciones

pueden realizarse por etapas que reduzcan progresivamente el

riesgo radiológico en el emplazamiento.

COMENTARIOS

Véase autorización de desmantelamiento

dosis efectiva (Rev. 1)

I.- effective dose

F.- dose effective

Suma de las dosis equivalentes procedentes de irradiaciones

internas y externas, extendida a todos los órganos o tejidos del

individuo, multiplicadas en cada caso por el factor de ponderación

de cada órgano o tejido.

dosis efectiva comprometida

I.- effective dose commitment

En protección radiológica, suma de las dosis equivalentes

comprometidas para todos los órganos o tejidos del individuo

desde la incorporación de los radionucleidos al organismo hasta

el final de un período de 50 años para los adultos, o de 70

para los niños.

dosis equivalente (Rev. 1*)

I.- dose equivalent

F.- dose équivalente

En protección radiológica, energía que tendría que comunicar

a la unidad de masa de un tejido una radiación de referencia

para producir sobre él el mismo efecto biológico que la dosis

absorbida de la radiación que se estudia. Su valor es el

producto de la dosis absorbida en el órgano o tejido por el

factor de ponderación de la radiación.

dosis equivalente comprometida

I.- equivalent dose commitment

En protección radiológica, cuando hay incorporación de radionucleidos

al organismo, valor calculado de la dosis equivalente

en un órgano o tejido desde dicha incorporación hasta un

momento determinado. El cálculo se extiende a un período de

50 años para adultos y de 70 para los niños.

efecto de invernadero

I.- greenhouse effect

F.- effet de serre

Elevación de la temperatura en la superficie de la Tierra como

resultado de la presencia de determinados gases en la atmósfera,

que son transparentes a la radiación solar incidente

pero impiden el escape de la radiación infrarroja emitida por la

Tierra hacia el espacio exterior.

exento, ta

I.- exempt

F.- exempt, te

Tratándose de residuos radiactivos, dícese del que no está

sometido a reglamentación o del que ha sido desclasificado.

26 Revista SNE


15 TERMINOLOGÍA NUCLEAR

factor de ponderación

I.- weighting factor

F.- facteur de pondération

1. En protección radiológica y referido a un tipo de radiación,

coeficiente adimensional empleado para estimar los efectos

biológicos de la dosis absorbida de ese tipo de radiación,

tomando en consideración su naturaleza y energía.

2. En protección radiológica y referido a un órgano o tejido,

coeficiente adimensional empleado para estimar la contribución

a la dosis efectiva de las dosis equivalentes de dicho órgano

o tejido.

monitado

I.- monitoring

F.- surveillance

Acción y efecto de monitar

COMENTARIOS

Véase monitar

monitar

I.- monitor (to)

F.- surveiller

Efectuar una vigilancia radiológica habitual, prolongada o extendida,

por lo general mediante detectores muy sensibles,

aunque faltos de precisión.

COMENTARIOS

De antiguo se ha considerado un problema traducir la voz

inglesa “monitoring” que, como es bien sabido, indica la acción

y el efecto de “to monitor. v.tr. & v.i. to watch or check

on (a person or thing) as a monitor”.

Ambas voces están directamente emparentadas con el conjunto

latino siguiente (tomado del diccionario latino-español,

Valbuena reformado) (1) :

“moneo, es, e re, ui, i tum, a. Avisar, advertir, hacer saber,

amonestar, acordar.

monitio, onis. aviso, monición, consejo.

moníto, as, are. frecuentativo o iterativo de moneo.

monítor, oris. m. Monitor, admonitor, el que avisa, advierte,

amonesta.

monítörius, a, um. Monitorio, lo que sirve o es propio para

amonestar.

monítum, i y monítus, us. Monición, aviso, admonición,

amonestación, recuerdo.

monítus, a, um, part. pas. de moneo. Avisado, aconsejado,

amonestado”.

Que en español han generado, entre otras, las siguientes voces:

“monición”. f. consejo que se da, o advertencia que se hace

a uno, admonición.

monitor 2 . m. cualquier aparato que revela la presencia de las

radiaciones y da una idea más o menos precisa de su identidad.

Suelen ser detectores muy sensibles y de poca precisión.

De la lista latina resulta que contra lo que muchos estamos

inclinados a suponer, monitor no procede directamente del

verbo “monere”, sino más bien del que expresa su acción

continuada, es decir de “monitare”, de donde proceden con

más facilidad que del primitivo “monere”, y de forma enteramente

legítima, tanto monitor, como “monición”.

(1) Quinta edición. París; librería de Rosa y Bouret, 1859

Junio 1999

Salvo por el problema del desuso, (del que por cierto no padecen

sus parientes, “admonición” o “premonición”), “monición”

es la respuesta natural a la pregunta de cómo traducir

el inglés monitoring como acción y efecto de “to monitor”.

Porque de haberse introducido antes de ahora el verbo monitar,

para traducir directamente el “monitare” latino, pocas

razones hubieran podido darse para no aceptar que “monición”

fuese la acción y el efecto de monitar.

En todo caso, es indudable que en español, lo que hace el

monitor es una “monición”, luego el problema esencial se

nos ha dado resuelto. Falta lo más importante, que es construir

una palabra que pueda ser aceptable y para eso, “monición”

tiene el gravísimo inconveniente de que parece una deformación

indeseada de “munición”, que viene de “munire”,

y el menos grave de que en rigor más bien se refiere a un

consejo que a una acción de vigilancia iterativa, que es lo

que se busca.

Ahora bien, en principio, lo que nos falta es una traducción

del verbo “to monitor” y existe el inconveniente de que, en

vez de haber inventado la palabra monitar, con el sentido

frecuentativo de “ir avisando” (si se quiere con un detector

sensible y poco exacto), se ha inventado la aberrante “monitorar”,

siguiendo la reprobable técnica de “cuanto más larga,

mejor”, y la facilona de aprovechar al máximo la palabra inglesa

ya existente: “monitor-ar”.

¿Qué hacer? A nuestro modo de ver, aprovechar que ni

“monitorar” ni “monitorear” hayan entrado todavía en el diccionario

y aconsejar que en su lugar se introduzca el cultismo

monitar (de “monitare”), o como mucho inventar “monitear”,

como frecuentativo de vigilar y avisar, todo en una

pieza. Así podremos ir “monitando” o “moniteando” (como

se va pisando o pisoteando) y con ello efectuar un monitado

o un “moniteo” u otras acciones “monitivas” porque, si no,

habremos de conformarnos con “monitorar” o “monitorear”,

y de ahí pasar a trabajar en el “monitoreo”, lo que lleva aparejada

la obligación de advertir que con nada de todo ello se

indica la acción de torear monas ni siquiera actuar de monosabio

en la plaza de toros.

Por desgracia, la tendencia a alargar palabras y complicar la

elocución es muy fuerte y un buen ejemplo lo tenemos en

la invención de la horrenda “desalinizar” para expresar lo

que de siempre se estuvo llamando “desalar” (pues no se sabe

que ningún ama de casa prepare el bacalao desalinizándolo,

sino que acostumbra a desalarlo). O, si se prefiere seguir

con una palabra ya tocada en esta glosa, se puede

criticar la aparición de “municionar”, donde hubiera bastado

con “munir”. Como de costumbre, el peligro real de estas

formaciones acumuladas, no se pierda eso de vista, es que

alguien pretenderá algún día que tras admitir que la acción y

efecto de “municionar” sea “municionamiento” (¿Y por qué

no “municionación”?), se nos diga que de ahí debe formarse

el verbo “municionamientar”. Aunque no se sabe si es bueno

quejarse de una manera de actuar que podría tal vez acabar

con las guerras, por agotamiento.

monitor (Rev. 1*)

I.- monitor

F.- monitor

Instrumento usado para monitar. Suele incluir un detector muy

sensible que, aunque falto de precisión, puede dar alguna idea

de la naturaleza de las radiaciones presentes. Según el uso a

que se destine puede denominarse de área, personal, etc., o

incluir el nombre de la radiación o el radionucleido que puede

detectar especialmente.

COMENTARIOS

Véase monitar.

27 Revista SNE


SSEECCCCIIOOONNNEEESSS

FIJAS

ACTIVIDADES

de la SNE

ACUERDO CON LA

SOCIEDAD NUCLEAR CHINA

El 17 de junio tuvo lugar, en la

sede de la SNE, la firma del

Acuerdo de Colaboración entre

las Sociedades Nucleares

China y Española. Este acto

estuvo enmarcado en la visita

de una representación de la

industria nuclear china a diversas

instalaciones del sector

nuclear en nuestro país.

En la firma estuvieron presentes

el Secretario General de la

Sociedad Nuclear China, Sr.

Feng Ming Xin, el Director

Adjunto del Departamento de

Planificación y Desarrollo de

la Corporación de la Industria

Nuclear China, Sr. Shen Ti

Ming, y el Coordinador de actividades

nucleares de la

Asociación Internacional de

Ferias y Asuntos Económicos,

Sr. Lin Yi.

El acuerdo de cooperación

ratifica el firmado en 1985, según

el cual ambas sociedad

deciden promover contactos

entre sus organizaciones

miembro, con el propósito

de ayudar al intercambio de

información y de visitas y misiones

técnicas, fomentar el

establecimiento de relaciones

comerciales e informar sobre

las actividades internacionales

que ambas sociedades organicen,

facilitando la participación

de sus miembros.

En su visita a la sede de SNE,

los representantes chinos nos

expusieron la actualidad de la

industria nuclear en su país. La

Sociedad Nuclear China, que

cuenta con veinte locales, está

organizada en cuatro departamentos,

uno dedicado a los

intercambios técnicos; el segundo,

el editorial, responsable

de la publicación de la revista

de la Sociedad; el tercero

tiene como objetivo la información

al público de la energía

nuclear, y un cuarto aborda

las labores de administración y

organización general.

Con relación a las actividades

científicas, la Sociedad

Nuclear China cuenta con 19

comités especializados para

distintos sectores de actividad.

Destaca el Sr. Feng Ming

Xin que todos los académicos

importantes son miembros

de la Sociedad. Por otra

parte, las reuniones son actividades

de apoyo habituales,

se celebran entre diez y quince

conferencias al año, además

de las reuniones internacionales,

habitualmente una

cada dos años. Por otra parte,

la Sociedad Nuclear China organiza

conferencias dirigidas

a los estudiantes sobre información

general de la energía

nuclear.

El sector nuclear en China está

en proceso de crecimiento. El

Sr. Lin Yi nos informa que hay

tres reactores nucleares, uno

en Daya Bay, en la Provincia

de Guandong, y dos en

Qinshan, cerca de Shanghai,

uno de los cuales ha finalizado

su construcción. Además,

hay ocho unidades en construcción.

En la actualidad, la participación

de la energía nuclear en

el total de producción en

China está entre el 0,6 y el 0,8,

pero parece claro que el programa

nuclear se ampliará.

Son varias las razones que fa-

Junio 1999

Shen Ti Ming

Feng Ming Xin

vorecen estos planes, y una

de ellas es la dificultad en el

transporte de materias primas,

como el carbón, a las centrales

que surten de energía a las

grandes poblaciones costeras.

Ciertos gobiernos locales

ya han solicitado la construcción

de reactores nucleares y

el Gobierno está actualmente

trabajando en el plan para los

próximos cinco años, del año

2000 al 2005. Con relación a

la financiación, aunque algunas

provincias requieren el

apoyo económico del

Gobierno central, otras como

Guandong cuentan con suficiente

capacidad financiera

para tomar sus propias decisiones

sobre el desarrollo del

programas energéticos. Para

nuestros invitados, parece

claro que China es un mercado

de gran importancia para

el sector nuclear de todo el

mundo.

Con relación a la participación

de la industria nuclear

española en el programa chino,

el Sr. Shen Ti Ming hace

referencia a la presencia que

ya tienen algunas empresas en

su país, fundamentalmente en

la fase 2 del proyecto de

Qinshan, en el que participa

el grupo nuclear SEPI con el

consorcio formado por

28 Revista SNE

SECCIONES FIJAS

Lin Yi

Westinghouse, Mitsubishi

Heavy Industry y British

Nuclear Fuel. Es un grupo muy

importante que trabaja conjuntamente

con la industria nacional

y que podría suponer

una contribución importante

al programa nuclear chino.

Campeonato de Golf

25 REUNIÓN ANUAL

La 25 Reunión Anual celebrará

el tradicional Torneo de Golf,

el sábado 20 de noviembre en

el Campo de Golf de Granada.

Los socios que deseen participar

deben inscribirse en la

Secretaría de la SNE.

Tel.91 308 63 18

Fax 91 308 63 44

ANTES DEL 15 DE OCTUBRE.

Visita de WIN al CSN

El Acuerdo

entre ambas

sociedades fue

firmado por los

Secretarios

Generales de

las Sociedades,

Sr. Feng Ming

Xin, y

Dª María Teresa

Domínguez

Dentro de su programa de

actividades dirigido a las mujeres

del sector nuclear, WIN

organizó, con el apoyo de la

SNE, una visita al Centro de

Información del Consejo de

Seguridad Nuclear, que tuvo

lugar el 14 de junio.

El numeroso grupo visitante

hizo el recorrido por las diversas

áreas que aborda el

Centro, desde el origen de


las radiaciones, pasando por

su aplicación, hasta las funciones

del Consejo como

organismo regulador y garante

de la seguridad nuclear

en España.

Las excelentes explicaciones

de los responsables del

Centro, así como la calidad

y claridad de la información

expuesta, captaron el interés

de los visitantes, que se interesaron

fundamentalmente

por las múltiples aplicaciones

de las radiaciones.

WIN prepara ya su participación

en la 25 Reunión Anual

de la SNE, dentro del

Programa da Acompañantes.

En esta ocasión, Pilar López

Franco, Jefe del Servicio de

Protección Radiológica del

Hospital de la Princesa, dará

una conferencia sobre las

aplicaciones médicas de las

radiaciones ionizantes.

NOTICIAS

de ESPAÑA

Gestión unificada

de Almaraz y Trillo

En línea con acciones similares

emprendidas en otros

países, Endesa, Hidroeléctrica

del Cantábrico,

Iberdrola y Unión Fenosa han

acordado acometer la gestión

técnica de las centrales

nucleares de Almaraz y Trillo

de forma conjunta. El principal

objetivo de las empresas

propietarias consiste en poner

en común los recursos

de ambas centrales y así

aprovechar mejor las experiencias

obtenidas en la explotación

de las mismas para

garantizar su máxima seguridad

y optimizar su eficiencia.

El acuerdo establece que la

gestión de ambas centrales

se realizará bajo la fórmula

de Agrupación de Interés

Económico, manteniendo

inalterable la propiedad de

las instalaciones a través de

las correspondientes Comunidades

de Bienes.

Con este paso, los cuatro

grupos eléctricos refuerzan

su compromiso con la explotación

segura y fiable de las

centrales de Almaraz y Trillo

y su confianza en la energía

nuclear en un sector diversificado

y respetuoso con el

medio ambiente.

Para dirigir la nueva gestión

conjunta, se ha nombrado

Director General a Eduardo

González, Director Técnico a

José Antonio Tallos y

Director de Administración a

Eduardo Martínez. Esta organización

se completa con la

confirmación al frente de las

centrales de sus actuales responsables:

Antonio Bustamante,

Gerente de Almaraz,

y Eduardo Díaz Río, Gerente

de Trillo.

Con objeto de implantar la

nueva organización y dirigir

el proceso, se constituirá de

manera inmediata una única

Junta de Administradores,

formada por representantes

de las empresas propietarias.

43 Congreso Europeo

de la Calidad

Bajo el lema “Calidad, el desafío

para el siglo XXI. Un

compromiso para las PYME”,

y organizado por la Asociación

Española para la Calidad

(AEC), tuvo lugar en el

Palacio Municipal de Congresos

de Madrid, del 9 al 11

de junio, el 43 Congreso

Europeo de la Calidad.

En palabras del Presidente

de la AEC, Armando Veganzones,

este 43 Congreso ha

sido un éxito, tanto por la

participación de 1.100 congresistas,

como por el nivel

técnico de las ponencias. Lo

que pretendía ser un Congreso

europeo ha terminado

siendo un Congreso mundial,

gracias a la participación de

representantes de 58 países”.

El creciente interés de empresas

de sectores cada vez

más diversos por la Normas

de Calidad ISO 9000 ha hecho

necesaria su revisión, a

fin de conseguir una adecuación

más sencilla a los diferentes

sectores. Las nuevas

normas han sido elaboradas

por la International Organization

for Standardization

(ISO) y entre las principales

novedades está la reducción

de su número de 24 a 4 y su

total compatibilidad con las

Normas de Certificación anteriores.

Junio 1999

CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS

ALMARAZ

Almaraz I Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 631.360 3.404.660 111.821.7200

Producción neta MWh 609.233 3.295.882 107.385.382

Horas acoplado h 672,00 3.551 130.002

Factor de carga % 87,17 96,53 75,31

Factor de operación % 90,32 98,01 82,01

Disparos no programados 0 0 75

Paradas programadas 1 1 29

Paradas no programadas 0 0 16

Almaraz II Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 717.980 3.484.130 107.311.600

Producción neta MWh 696.494 3.385.074 103.355.396

Horas acoplado h 744 3.614,50 120.393

Factor de carga % 98,21 97,87 83,50

Factor de operación % 100 99,77 87,78

Disparos no programados 0 1 55

Paradas programadas 0 0 20

Paradas no programadas 0 0 17

ASCÓ

Ascó I Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 723.8600 3.529.610 102.045.412

Producción neta MWh 694.920 3.399.701 98.141.786

Horas acoplado h 744 3.623 114.142,03

Factor de carga % 99,37 99,50 78,57

Factor de operación % 100 100 82,41

Disparos no programados 0 0 79

Paradas programadas 0 0 17

Paradas no programadas 0 0 15

Ascó II Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 720.620 3.511.030 94.913.700

Producción neta MWh 692.571 3.386.072 91.463.671

Horas acoplado h 744 3.623 104.898,17

Factor de carga % 99,22 99,27 84,85

Factor de operación % 100 100 87,96

Disparos no programados 0 0 38

Paradas programadas 0 0 17

Paradas no programadas 0 0 3

COFRENTES

29 Revista SNE

Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 548.530 2.709.520 107.590.135

Producción neta MWh 528.780 2.606.150 103.621.660

Horas acoplado h 566,43 2.968,18 113.973,06

Factor de carga % 71,90 72,93 85,51

Factor de operación % 76,18 81,93 88,17

Disparos no programados 0 0 81

Paradas programadas 0 1 31

Paradas no programadas 0 0 33

JOSÉ CABRERA

Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 110.550 526.870 28.608.970

Producción neta MWh 104.705 497.554 27.193.464

Horas acoplado h 744 3.600,23 204.437,78

Factor de carga % 92,87 90,89 66,71

Factor de operación % 100 99,37 76,27

Disparos no programados 0 1 133

Paradas programadas 0 1 -

Paradas no programadas 0 0 -


Sta. Mª DE GAROÑA

UNIÓN EUROPEA

Resultado electoral

positivo para el sector

nuclear

El centro-derecha, tradicionalmente

relacionado con los negocios

y la industria, será el

mayor grupo político del nuevo

Parlamento Europeo, por lo

que, según algunos observadores,

puede pensarse, en

principio, en un “desarrollo

favorable” de la industria nuclear.

Los socialistas no tuvieron

suerte en las elecciones de

Alemania, el Reino Unido y

otros países nucleares importantes.

Todavía está por ver si

los recién elegidos socialistas

alemanes adoptarán una postura

antinuclear menos rígida,

debido a la caída sufrida en

las últimas elecciones (de un

10,1% a un 6,4%).

Sin embargo, el buen resultado

de los Verdes en Francia

podría forzar a los socialistas

Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 345.971 1.145.328 81.404.110

Producción neta MWh 331.235,6 1.096.560,4 77.323.634,7

Horas acoplado h 744 2.565,78 188.850,32

Factor de carga % 99,79 67,84 71,91

Factor de operación % 100 70,82 76,79

Disparos no programados 0 1 125

Paradas programadas 0 1 37

Paradas no programadas 0 2 55

TRILLO I

Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 790.162 1.987.687 82.760.553

Producción neta MWh 743.141 1.868.290 77.482.416

Horas acoplado h 744 1.892,8 80.906

Factor de carga % 99,63 61,47 80,99

Factor de operación % 100 52,24 83,75

Disparos no programados 0 1 11

Paradas programadas 0 1 15

Paradas no programadas 0 3 20

VANDELLÓS II

Mayo Acumulado Acumulado

en el año a origen

Producción bruta MWh 518.060 2.147.195 82.674.551

Producción neta MWh 495.218,4 2.057.820,1 79.143.995,1

Horas acoplado h 585,35 2.313,46 86.042,02

Factor de carga % 64,18 57,72 82,35

Factor de operación % 78,68 63,85 85,59

Disparos no programados 1 1 34

Paradas programadas 0 1 14

Paradas no programadas 0 0 8

NOTICIAS

del MUNDO

en el poder a mejorar sus relaciones

y apoyar la posición

del Ministro de Medio Ambiente

Verde.

EUROPA DEL ESTE

Mejora de la seguridad

nuclear

No hay duda del gran progreso

alcanzado en la seguridad nuclear

de Europa del Este. Ésta

es una de las principales conclusiones

de la Conferencia recientemente

organizada por el

OIEA en Viena, para evaluar la

evolución de la seguridad nuclear

de los reactores VVER y

RBMK en la última década.

El informe del OIEA señala los

esfuerzos realizados para reforzar

la independencia y capacidad

técnica de las autoridades

reguladoras. Añade que

se precisa más atención por

parte del Gobierno para asegurar

que los reguladores tengan

suficientes recursos financieros

y autoridad para llevar a

cabo sus misiones.

Asimismo, se requiere un mayor

esfuerzo de los reguladores

para realizar la transferencia

Junio 1999

de la responsabilidad de seguridad

a los operadores, que

han demostrado “un claro progreso”

logrando mejoras en las

operaciones de seguridad. No

obstante, el informe añade

que son precisos importantes

esfuerzos adicionales para

mantener y mejorar una cultura

de seguridad efectiva, debiendo

concentrarse las acciones

futuras en este sentido.

Fuente: OIEA

BÉLGICA

Plan de cierre nuclear

Los líderes de la nueva coalición

formada por los partidos

Liberal, Socialista y Verde se

han puesto de acuerdo para

implantar una política de cierre

de las centrales nucleares, estableciendo

un límite de 40

años de vida para los siete reactores

del país.

Más del 55% de la electricidad

belga se genera en las plantas

de Doel y Tihange. Las primeras

unidades de estos dos emplazamientos

empezaron a funcionar

en 1974 y 1975, por lo

que su cierre tendrá lugar en el

2014 y 2015 respectivamente,

estando prevista la finalización

del proceso para el año 2025.

Un representante de Electrabel

ha manifestado que la empresa

sentía que la coalición política

no hubiera hecho un análisis

detallado de las cuestiones

técnicas y las consecuencias

económicas y medioambientales

que esta decisión podría

tener para el país. Asimismo,

señaló que las centrales nucleares

habían realizado grandes

inversiones para cumplir los requisitos

de seguridad más estrictos,

habiendo demostrado

una gran disponibilidad sin

ningún incidente serio que hubiese

afectado a su operación

normal. Gracias a esas continuas

inversiones y a las mejoras

llevadas a cabo, Bélgica cuenta

con uno de los parques nucleares

de mejor funcionamiento

del mundo.

FRANCIA

Nuevos planes

de normativa sobre

la radiación en la UE

Un reciente informe de la

Academia Nacional de Medicina

Francesa afirma que no

30 Revista SNE

SECCIONES FIJAS

existe justificación científica

para los planes de la UE sobre

la reducción de los límites de

exposición de la radiación.

Según el documento, no hay

“ningún argumento epidemiológico

o biológico” que justifique

la reducción de los límites

de la dosis anual al público de

5 a 1mSv. La nueva normativa,

que también podría reducir el

límite anual para los trabajadores

expuestos a la radiación de

50 a 20mSv, espera ser implantada

en los países comunitarios

en mayo del 2000.

La Academia declara que el límite

propuesto de 1mSv está

“considerablemente por debajo

del nivel de radiación natural

al que millones de seres humanos

en todo el mundo han

estado siempre expuestos, sin

que se hayan detectado efectos

negativos”. Añade que los

riesgos de salud relacionados

con el uso de la energía nuclear

deben compararse con los

asociados a otras energías, en

cuyo contexto la energía nuclear

es una de las fuentes de generación

eléctrica que menos

contribuye al daño al medio

ambiente y a la salud pública.

Igualmente, se señala en el documento

que la reducción

propuesta por la UE “aumenta

los temores en lugar de calmarlos

y crea miedos injustificados”.

En cuanto al concepto

de dosis colectiva, estudios recientes

sugieren que si el riesgo

es insignificante a nivel individua,l

lo es también a nivel de

la población.

Finalmente, la Academia se

opone a que recientes movimientos

políticos en Francia

adquieran la responsabilidad

total de la protección radiológica

sin contar con el Ministerio

de Sanidad, puesto que

ésta debería depender de médicos

cualificados y profesionales

de la salud “completamente

independientes de

cualquier tema no relacionado

con la medicina”.

JAPÓN

Uso de MOX

en Fukushima-Daiichi

El gobierno japonés ha aprobado

una solicitud de la empresa

Tepco para el uso de combustible

MOX en la central nuclear

de Fukushima-Daiichi-3.


La Agencia de Recursos

Naturales y Energía, dependiente

del Ministerio de

Comercio e Industria, aprobó

recientemente la solicitud,

tras un acuerdo entre Tepco y

la prefectura local y una recomendación

positiva de la

Comisión de Seguridad

Nuclear Nacional. Esto abre el

camino para que la primera

carga del combustible MOX

se realice en Fukushima-

Daiichi durante la parada programada

para octubre.

Tepco también ha solicitado

el uso del combustible MOX

en Kashiwazaki-Kariwa-3, y

otra gran empresa japonesa,

Kepco, ha presentado una

propuesta similar para su unidad

nuclear de Takahama-4.

Ambas compañías, junto con

BNFL y Cogema, anunciaron

recientemente los convenios

para el primer envio de combustible

MOX de Europa a

Japón, que tendrá lugar en

breve.

Fuente: Japan

Atomic Industrial Forum

POLONIA

La energía nuclear,

único camino para cumplir

los compromisos de Kioto

El Comité Nacional Polaco del

World Energy Council afirma

que lo más probable es que

el país tenga que desarrollar

un programa nuclear en los

próximos veinte años, si quiere

cumplir los compromisos

internacionales adquiridos

con el Protocolo de Kioto. El

Presidente del Comité señaló

que los resultados preliminares

de un estudio a largo plazo

demuestran que Polonia

necesitará una contribución

nuclear de un 12% para el

año 2020. El análisis considera

dos posibles escenarios de

su industria eléctrica para dicho

año:

En el primero, Polonia respetaría

sus recientes compromisos

internacionales en relación

con la disminución de

emisiones de S02, pero no en

cuanto a las de CO2. En tal

caso, carbón y lignito –que

constituyen actualmente el

97% de la generación de

electricidad polaca– continuarían

dominando la situación,

dejando al gas natural

un papel muy pequeño y sin

construir centrales nucleares.

Las emisiones anuales globales

de CO2 aumentarían,

aproximadamente, de 130

millones de toneladas en

1998 a 170 millones en el

2020.

En el segundo caso, Polonia

respetaría plenamente sus

compromisos de Kioto, con

lo que las emisiones totales

de CO2 disminuirían al menos

un 6% durante el periodo

2008-2012, en comparación

con los niveles de 1990. Este

escenario prevé que las emisiones

anuales de CO2 procedentes

de la generación de

energía eléctrica no excedan

los 130-140 millones de toneladas

en el 2020, quedando

la siguiente estructura energética:

67% de carbón y lignito,

21% de gas natural y 12% de

origen nuclear.

Fuente: National Atomic

Energy Agency-WEC

RUSIA

Necesidad de energía

nuclear

Miembros de la Cámara Alta

del Parlamento Ruso han pedido

al Presidente Yeltsin que

introduzca medidas urgentes

para la estabilización y el desarrollo

de la energía nuclear

en el país hasta los años 2005

y 2010.

Un documento político aprobado

por el Consejo Federal

trata sobre el estado actual y

perspectivas de la energía nuclear

en Rusia, señalando que

aunque el tema nuclear se halla

en una situación difícil, su

papel adquirirá importancia

conforme se vayan reduciendo

las reservas de combustibles

fósiles, especialmente en

la parte europea de la

Federación. Advierte que

ocho unidades de la primera

generación van a ser cerradas

entre el 2001 y el 2006, por lo

que dicha zona de Rusia podría

sufrir una gran crisis energética

en ese momento.

Según el Consejo, la reducción

drástica de la capacidad

de generación hará que la estabilidad

social y el crecimiento

económico sean

“prácticamente imposibles”.

En resumen, el documento

afirma que, debido a las difi-

Junio 1999

cultades económicas actuales,

no se hacen suficientes

progresos para extender la vida

útil de operación de las

centrales y para crear capacidad

de generación sustitutiva.

Los fondos dedicados a estos

proyectos llegan solo al 40%

del nivel requerido para alcanzar

el desarrollo adecuado

del sector energético nuclear.

Fuente: Sociedad Nuclear

Rusa.

SUECIA

Cierre de CN Barsebäck

Sydkraft, empresa propietaria

de la central nuclear de

Barsebäck, ante la decisión

del Tribunal Supremo de

Suecia apoyando el cierre

previsto por el Gobierno, ha

declarado que este alto

Tribunal no solo no ha tenido

en cuenta sus alegaciones, sino

que ni siquiera ha solicitado

la opinión del Tribunal

Europeo de Justicia, ante el

que ha presentada una demanda.

Sydkraft afirma que, según el

Tratado de Roma, un tribunal

nacional, considerado como

la más alta instancia de apelación,

debe consultar al

Tribunal Europeo antes de tomar

una decisión definitiva, si

no existen precedentes legales.

En este caso, la compañía

sostiene que existen aspectos

legales relacionados con la

UE sobre los que no hay antecedentes.

El Tribunal Supremo

de Suecia ha manifestado

que la decisión del Gobierno

era válida y que la remisión

del caso al Tribunal Europeo

era innecesaria. También ha

especificado que Barsebäck-1

podrá seguir operando hasta

finales de noviembre.

EMPRESAS

ENUSA, miembro

del Consejo de Gobierno

del WNFM

ENUSA ha sido elegida uno

de los seis miembros del

Consejo de Gobierno del

World Nuclear Fuel Market

(WNFM), asociación mundial

que acaba de cumplir 25

años de existencia y cuya misión

fundamental es el inter-

31 Revista SNE

cambio de información comercial

sobre el combustible

nuclear.

Al WNFM pertenecen 83 entidades

comerciales del ámbito

nuclear pertenecientes a 15

países. El representante de

ENUSA en el citado Consejo

de Gobierno será Germán

García Calderón, actual

Director Comercial de la compañía.

Combustible español

para Doel 4

ENUSA, que viene suministrando

combustible nuclear a

la central de Doel 4 desde

1993, ha firmado, a primeros

de junio, un nuevo acuerdo

con las compañías eléctricas

belgas Electrabel y Tractebel

para la fabricación de dos recargas

firmes y una opcional

de combustible para la citada

central. La entrega está prevista

para los años 2000, 2001 y

2002.

El contrato se ha llevado a cabo

en el marco del European

Fuel Group (EFG), consorcio

formado por Westinghouse,

British Nuclear Fuels y ENUSA,

que comercializa en Europa

el combustible PWR producido

por la compañías española

en su fábrica de Juzbado

(Salamanca).

NOVOTEC obtiene

la Certificación ISO 14001

Novotec Consultores ha obtenido

de AENOR el Certificado

de Gestión Medioambiental,

de acuerdo con la norma

UNE-EN ISO 14001, que cubre

todas sus actividades a

escala nacional: consultoría y

auditoría en calidad, medio

ambiente, organización, prevención

de riesgos laborales

e instrumentación y control;

inspección voluntaria y reglamentaria;

desarrollo de productos

software.

ÍNDICE DE ANUNCIANTES

4ªC 25 REUNIÓN ANUAL

2 BORG

10 C.N. TRILLO

11 EMPRESARIOS

AGRUPADOS

4 ENUSA

2ªC INITEC

6 LAINSA

1 RED ELÉCTRICA

DE ESPAÑA

3ªC SIEMSA

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!