De Diosas, Brujas y Sabias - Rebelión

tartessos.info

De Diosas, Brujas y Sabias - Rebelión

habÌa agotado la vitalidad de la civilizaciÛn cl·sica. La creciente

iglesia cristiana estaba consolidando su poder e intentando extirpar

la influencia y la cultura pagana. Hypatia se encontraba en

medio de estas tensiones. Cirilo, el arzobispo de AlejandrÌa la

despreciaba por la estrecha amistad que mantenÌa con el gobernador

romano y porque era un sÌmbolo de cultura y de ciencia,

que la primitiva iglesia identificaba en gran parte con el paganismo.

Un dÌa del aÒo 415 fue asaltada por una turba fan·tica

de feligreses de Cirilo. Sus restos fueron quemados, sus obras

destruidas y su nombre olvidado. Cirilo fue proclamado santo.

La gloria de la Biblioteca de AlejandrÌa es un recuerdo lejano.

Sus ˙ltimos restos fueron destruidos poco despuÈs de la muerte

de Hypatia.

Por causa de que estas culturas suscribieron una visiÛn del

mundo tan diferente a la dominada por lo masculino, ellas no

fueron bien entendidas por los ·mbitos de la arqueologÌa y la

antropologÌa y fueron menos conocidas y/o ocultadas para el

p˙blico. TodavÌa tienen mucho para enseÒarnos porque no son

simplemente contrapartidas de las culturas patriarcales. Los valores

e instituciones de las culturas centradas en lo femenino, emanan

y transforman el principio femenino, y es por eso que son

vastamente diferentes de los valores e instituciones de las culturas

patriarcales, las cuales emanan del principio masculino. Un

regalo de estas culturas es la revelaciÛn acerca de que la guerra

no es inherente a la naturaleza humana y que la gente podÌa vivir

miles de aÒos sin necesidad de ella. Ciertamente, el hecho de

que estas culturas florecieran en tiempos m·s simples y en un

139

More magazines by this user
Similar magazines