De Diosas, Brujas y Sabias - Rebelión

tartessos.info

De Diosas, Brujas y Sabias - Rebelión

188

ciÛn y repulsiÛn.

(2) Oficio: Nombre que se le da a una ceremonia pr·ctica. El Mensaje de Silo.

(3) Ataraxia: Perdida del temor y ausencia de preocupaciones.

(4) Marcescible: marchitable, perecedero, seco. Lo contrario es rozagante, lozano, juvenil

puro, inmarchitable.

(5) Experiencia guiada de la pareja ideal: "Mira en la profundidad de mis ojos, porque ya

he dejado de ser una proyecciÛn para convertirme en algo real... mira en la profundidad

de mis ojos y dime dulcemente quÈ ves en ellos... me levanto para tocar la figura

pero ella me elude, desapareciendo tras una columna. Cuando llego al lugar compruebo

que se ha esfumado. Sin embargo, siento en mi hombro una mano que se

apoya suavemente, al tiempo que alguien dice: "No mires hacia atr·s. Debe bastarte

con saber que estamos muy cerca el uno del otro y que, gracias a eso, pueden aclararse

tus b˙squedas". En el momento en que termina la frase, me vuelvo para ver a

quiÈn est· a mi lado, pero sÛlo percibo a una sombra que huye. Simult·neamente, el

fuego central ruge y aumenta su brillo deslumbr·ndome. Me doy cuenta que la escenografÌa

y la proyecciÛn han creado el ambiente propicio para que brote la imagen

ideal. Esa imagen que est· en mÌ y que llegÛ a rozarme, pero que por una impaciencia

incomprensible desapareciÛ entre mis dedos. SÈ que ha estado cerca de mÌ y eso

me basta. Sin embargo, compruebo que el ordenador central no pudo proyectar una

imagen t·ctil como la que sentÌ sobre mi hombro..." extractado de Experiencias

Guiadas. Silo

(6) Respeto: Lo primero que tenemos que aprender es a respetar nuestro cuerpo. "respeto"

significa volverse para mirar. Seg˙n su etimologÌa, el sustantivo "respeto" remite al

verbo "respectar", el respeto hace una insinuaciÛn al conocimiento, porque "respectare"

significa "mirar con atenciÛn o considerar" y est· relacionado con la contemplaciÛn.

Es dirigirse a la realidad para conocerla tal como es, sin permitir que ning˙n

tipo de prejuicio o interÈs personal desfigure o violente esa contemplaciÛn. Nuestra

dignidad reclama ese nivel supremo, o la magnificaciÛn del respeto que calificamos

como veneraciÛn o reverencia. La reverencia o el respeto a los m·s dÈbiles constituye

el test para medir hasta quÈ punto una cultura concreta ha profundizado y toma en

serio las exigencias de la dignidad personal, y eso lo podemos comprobar por contraste

en el mundo actual. Retornando a la etimologÌa: respeto proviene de mirar, de

un mirar atr·s. Contra las apariencias, cuesta mucho ver. No es f·cil mirar bien, la

mirada atenta no es f·cilmente disponible, asÌ que es probable que pueda haber un

esfuerzo en ella que dÈ lugar a una manera determinada de mostrar las cosas y que

conlleve un esfuerzo especÌfico. Es una mirada que requiere prestarle atenciÛn, y la

atenciÛn exige la abstracciÛn de uno mismo. En todas las culturas y en todos los tiempos,

siempre novedosos y multifacÈticos, lo femenino posee un n˙cleo irreductible

More magazines by this user
Similar magazines