MANUAL PARA EL CÁLCULO DEL COSTO DE LA GESTIÓN ...

ambiente.gob.ar

MANUAL PARA EL CÁLCULO DEL COSTO DE LA GESTIÓN ...

MANUAL PARA EL CÁLCULO DEL COSTO

DE LA GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS

Y PARA EL USO DE LA MATRIZ DE COSTO GIRSU

Octubre de 2010

Trabajo realizado por Santiago Solda


Acerca del Trabajo

Este Manual ha sido desarrollado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la

Nación con el objetivo de apoyar a los municipios del país a mejorar la gestión de los Residuos

Sólidos Urbanos (RSU). El mismo ha sido pensado como una herramienta concreta para atender

una necesidad general de la mayor parte de los gobiernos locales.

La gestión de los residuos es un tema muy importante en nuestro país. Constituye una actividad

central en todos los municipios en los que va creciendo la necesidad de brindar una respuesta

integral a esta problemática. La misma debería brindar una solución a las cuestiones ambientales,

sociales y económicas.

Este trabajo se propone entregar una herramienta que permita resolver un tema muy importante

que hace a la gestión económica: la gestión de RSU insume entre un 15% y un 30% de los

presupuestos municipales. A pesar de ello, el manejo de los residuos debe ser más efectivo y

manejarse de un modo más eficiente.

Creemos que si bien esta problemática es de incumbencia del ámbito municipal, si los gobiernos

locales pudieran ordenar económicamente su gestión, ello se traduciría en una mejora importante

del manejo de los residuos, que beneficiaría a toda la población servida y elevaría los niveles

provinciales y nacionales de tratamiento.

Una gestión económica ordenada permite llevar adelante programas y acciones sostenibles en el

tiempo y garantiza desarrollar una cierta continuidad de acciones. Ese es el objetivo que se podría

alcanzar a través de la implementación del estudio de costos municipales.

Este trabajo fue muy importante para adaptar el análisis y la teoría a la realidad y a las

necesidades municipales actuales. El contacto y trabajo al lado de los funcionarios y responsables

locales permitió ver muy de cerca la situación local y adaptar el estudio a esta situación. Para

realizar el mismo, en ambos casos se tuvieron una serie de encuentros con el personal de los

municipios. Con ellos se fue analizando las diferentes actividades realizadas y evaluando los

costos de cada una de ellas respecto del último año.

Una vez realizado el cálculo de costos, se llevó adelante el trabajó de diseño y armado de la

Matriz que compilara y brindara aquella información que fuera más útil para los municipios. El

mismo se realizó para que un responsable de RSU de cualquier municipio de la Argentina pudiera

calcular por si mismo los costos de gestión de su localidad.


Introducción – La importancia del Cálculo del Costo GIRSU

Los Residuos Sólidos Urbanos están ganando cada vez más lugar en la agenda de los temas

municipales de la Argentina y el mundo. La entrada en la escena política de los temas ambientales

está fuertemente ligada al aumento de la preocupación por la cuestión ambiental y por las

consecuencias que puede tener en el futuro el problema del cambio climático. En este último caso,

se ha mostrado la influencia directa de las emisiones de metano, que surge de los residuos

orgánicos dispuestos en basurales y rellenos sanitarios, en el efecto invernadero.

En nuestro país, cada año aumenta la cantidad de gobiernos locales que desean implementar

mejores sistemas de gestión de residuos, para responder a la demanda de los vecinos por la

problemática de la salud, la calidad de vida en su lugar de residencia o el cuidado del

medioambiente. También son numerosos los casos de gobiernos municipales que en los últimos

años han implementado sistemas de gestión de RSU que se preocupan por recuperar materiales

comercializables y compostables, de manera de enviar menos residuos a los rellenos sanitarios y

alargar, de este modo, la vida útil de los mismos.

Lentamente, va cambiando la percepción de lo que implica una gestión de residuos de calidad,

incorporando el concepto de “integralidad” de la misma para poder brindar respuestas a las

diferentes necesidades que plantea. Ya no alcanza con brindar una buena recolección diaria, o

con una disposición segura, como sucedía décadas atrás. Para cumplir con las nuevas

necesidades y demandas de la población se necesita implementar una gestión que abarque todas

las áreas y fases de los RSU, desde la planificación territorial, la educación, la participación, hasta

la reducción, la recuperación y la disposición adecuada.

Actualmente, la gestión de los residuos debe encararse con un criterio de sustentabilidad en el

sentido amplio, es decir, teniendo en cuenta las diferentes problemáticas en todas sus

dimensiones: la problemática ambiental, la problemática social y la problemática económica, de

manera que ninguna de las diferentes facetas quede desatendida y se pasen los problemas de

una esfera a la otra.

Alrededor de este último tema, el de la sustentabilidad económica, se inserta este trabajo que

estamos presentando. El mismo apunta a comprender que la gestión de los residuos requiere de

recursos para financiarse. Todas las actividades que se llevan, o se quieren llevar adelante, deben

poder cubrirse con recursos económicos que el municipio debe disponer. Si este requisito no se

cumple, probablemente, actividades que se ponen en funcionamiento deberán ser abandonadas

en el futuro, provocando grandes desmotivaciones para los vecinos y funcionarios. Para evitar

ésto, es que se debe estudiar con mucha precisión la estructura de costos de toda la gestión de

residuos y de cada programa a llevar adelante.

Ya es necesario asumir que en la gestión de RSU no hay milagros ni soluciones fáciles. Y aunque

algunas corrientes de opinión han difundido erróneamente la idea de que se pueden obtener gran

cantidad de recursos a partir de los residuos, ello no ha sido demostrado en ningún estudio serio,

ni en ninguno de los programas implementados en alguno de los países líderes en manejo de

RSU. En general, y más allá de casos puntuales donde hay una mala gestión que pudiera ser

reorganizada y, con ello, ser ahorrados fondos mal utilizados, hay que ser consciente de que

cualquier mejora en la gestión de los residuos requiere de recursos para llevarse adelante.


Por ello mismo es que debe cuidarse y dársele un mejor uso a los recursos que se invierten en la

gestión. Y para ello se presenta esta iniciativa de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo

Sustentable de la Nación. La misma busca cubrir una realidad de la mayor parte de los municipios

de Argentina: en la gran mayoría de los casos, éstos no disponen datos fehacientes sobre cuánto

les cuesta implementar los programas de gestión de RSU que llevan adelante.

Esta problemática obedece a diferentes factores. El problema principal es que los municipios no

disponen de un sistema integrado, ni de una práctica para calcular los costos de la gestión de

RSU. Si bien podrían calcularlo sin disponer de una herramienta específica, la situación se vuelve

más simple y más institucional contando con la misma.

Además de ello, se da la situación de que no hay un único sistema que permita unificar los de

ingresos y los gastos de GIRSU. No se cuenta con un sistema único e integral de contabilidad,

ejecución y financiamiento, por lo que hay múltiples partidas de gasto y de ingreso de recursos.

Ello dificulta la posibilidad de poder calcular y conocer el costo final.

En tercer lugar, los gobiernos locales no recaudan lo suficiente en concepto de tasas, como para

financiar todos los gastos de la gestión. Normalmente, son minoría los casos de gobiernos locales

que cubren con recursos genuinos más del 80% de los costos de esta partida. Ello genera que,

tanto desde las provincias, como de la nación, se suela asistir a los municipios con fondos extra

municipales, para cubrir los problemas más urgentes. Ello también agrega una fuente de dificultad

a la problemática inicial.

Por último, hay un problema de organización general de la administración municipal. La gestión de

los RSU implica el trabajo de diferentes áreas municipales, que muchas veces no se encuentran

bajo el área específica del máximo responsable de los RSU, ni acostumbran trabajar

coordinadamente. Por ello, éste no tiene el control total del trabajo, ni de las personas, ni de la

información específica, lo que provoca que se pierda la visión general del manejo de los residuos

y que cada responsable asigne tiempos, esfuerzos y recursos diferentes para esta problemática.

Para resolver estas cuestiones es que se ha planteado este trabajo.

Para concientizar y capacitar a los funcionarios en la temática y para entregar una herramienta útil

y práctica que permita resolver esta cuestión específica. La misma fue pensada para resolver

estos problemas mencionados y fue desarrollada en una base simple, de manera que cualquier

municipio de la Argentina que cuente con una computadora, un programa de planilla de cálculos, y

un operador, pueda aplicarlo y resolverlo.

Esperamos que el mismo resulte de utilidad.


Metodología del Trabajo

Este Manual ha sido desarrollado luego de un trabajo previo de análisis e investigación teórica y

de un trabajo de campo práctico sobre la temática. El primero de ellos consistió en una

investigación sobre temas económicos, financieros, legales y presupuestarios sobre los residuos

en municipios de la Argentina, que sirvieron para tener una aproximación más real sobre la

problemática de los costos de los RSU. El trabajo de campo sobre los costos GIRSU se realizó en

dos municipios de la Provincia de Buenos Aires, para ajustar mejor el modelo. El primer estudio

fue llevado adelante en Campana, durante el segundo semestre de 2009. El siguiente trabajo de

campo se realizó en San Vicente, durante el primer trimestre de 2010.

Este trabajo previo fue muy importante para adaptar el análisis y la teoría a la realidad y las

necesidades municipales actuales de nuestro país. El contacto diario y el trabajo cotidiano con los

funcionarios y responsables locales permitió ver muy de cerca la situación local y ordenar y

adaptar el trabajo a esta situación.

Junto a los responsables municipales, se fue analizando las diferentes áreas y programas

municipales que comprenden la gestión de RSU y, posteriormente, las diferentes actividades que

comprenden el trabajo de cada área. Una vez definidas las mismas, se procedió a la valorización

de cada actividad y la agregación posterior de todas ellas. Con ello se pudo averiguar el costo

GIRSU de cada fase de la gestión de RSU y el correspondiente Costo Total.

Para que este trabajo fuera más útil, se diseñó específicamente una herramienta de

procesamiento y clasificación, de manera que cada actividad tuviera una asignación por Fase de

RSU, una asignación por Categoría de Gasto y una asignación por Programa, entendiendo por

programa la agrupación de actividades con un fin común. Ello permitió que los costos finales se

pudieran clasificar de diferente manera, con el objetivo de brindar más información a los

responsables municipales.

Una vez terminado el trabajo de cálculo de costos, se llevó adelante el trabajo de diseño y armado

de la Matriz. La misma se intentó desarrollar de la manera más sencilla y más útil posible. En su

desarrollo se tuvo claro el objetivo de que un responsable municipal de RSU, en cualquier lugar de

la Argentina, pueda hacerse de la herramienta, utilizarla sin dificultades y sacarle provecho sin

dificultades ni trabas. El ideal al que se aspira es que, una vez entendido el procedimiento y el

modo de trabajo, el estudio pudiera realizarse todos los años, para ir ajustando sucesivamente el

análisis y la evaluación de la gestión de RSU. Además de ello, con este trabajo se buscó que el

trabajo pudiera ser realizado por la misma municipalidad, de manera de fortalecer

institucionalmente a los equipos de trabajo, y de manera que no se debiera destinar gran cantidad

de recursos al estudio.

Para que se tenga una medida precisa sobre el tiempo que podría llevar concluir un trabajo de

estudio de costos como éste, vale informar que, en los casos trabajados en los dos municipios de

la Provincia de Buenos Aires, se mantuvieron, en total, 5 encuentros con el personal de los

municipios. A ello debe agregarse el trabajo de análisis y procesamiento de la información luego

de cada encuentro. No parece exagerado suponer que, contando con la herramienta que se

brinda con este manual, una persona ya capacitada podría realizar el trabajo completo en una

semana o diez días de trabajo. La inversión de tiempo en su capacitación y en la realización del


estudio, no cabe duda que será muy útil al municipio y a los responsables municipales. El hecho

de reunir información relevante y específica sobre los fondos invertidos en el sistema de gestión

de RSU que permitieran analizar y evaluar la gestión, debería ser un buen aliciente para que los

máximos responsables municipales le dedicaran tiempo y atención a la tarea.

Necesidades para su Utilización

El uso de la Matriz de Cálculo de los Costos Municipales de RSU solo requiere para su utilización

de una computadora que tenga un programa de planilla de cálculos compatible con Excell y de

una persona que sepa utilizarlo. El mismo puede descargarse de la dirección de internet de la

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación siguiente:

http://www.ambiente.gob.ar/observatoriorsu

Más allá de la parte tecnológica, se requiere que una persona del área de residuos municipales

reciba el mandato y el apoyo para llevar adelante un estudio coordinado con las diferentes áreas

municipales que participan en la gestión. Con el apoyo de este manual se podrá realizar ambas

tareas: relevar la información y cargarla en la Matriz.


Utilidad del Trabajo

El trabajo a llevar adelante será muy beneficioso para el equipo municipal. Su principal objetivo

debería ser poder reunir información específica sobre el costo del sistema vigente de gestión de

RSU y la utilización de la misma para ir mejorando gradualmente el mismo. El trabajo también

permitiría reunir en un cálculo único, todas las actividades ligadas a los RSU. Es muy común en

nuestro país que existan numerosas cuentas simultáneas de gasto, que provoca una pérdida

visión sobre el total comprendido. Desde ese punto de vista, una vez finalizado este estudio se

podrá contar con buena información, actualizada y relevante, para conocer e integrar todos los

costos de la gestión. Entre otras cosas, ello posibilitará:

• Tener claro cuánto le cuesta al Estado Municipal llevar adelante toda la gestión de los

residuos

• Saber dónde se están invirtiendo los mismos, es decir, en qué fases de la gestión, en qué

áreas de gasto y en qué programas

• Disponer información de gasto específica y relevante para analizar la pertinencia y la

eficiencia del gasto, y para mejorar la gestión de los residuos

• Evaluar con precisión la sustentabilidad entre ingresos y gastos

• Reunir a las áreas vinculadas con la gestión de los RSU, para trabajar coordinadamente

Este Manual fue especialmente realizado para que los responsables municipales puedan

monitorear regularmente en qué invierten los fondos municipales, de manera de contar con

información específica, relevante y oportuna que les permita gestionar sus Residuos Sólidos de la

manera más adecuada para la realidad de cada comunidad. Al concluir el trabajo, las autoridades

y funcionarios municipales podrán disponer de la siguiente información:

1- Cuál es el Costo de cada Fase de la Gestión Integral de RSU:


2- Cuánto se invierte, organizada por Categoría de Gasto:

3- Cuánto se gasta por cada uno de los diferentes Programas:


El Costo Total GIRSU

El Costo Total de la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (CTGIRSU) es el costo que

tiene para un municipio, en un período de tiempo, llevar adelante la gestión de RSU. Ello implica

calcular el costo de todas las actividades, de todas las fases que componen la gestión de RSU.

Para calcularlo, se aplica un sistema de cálculo que implica una serie de pasos ordenados, que

permite obtener el costo final.

Para poder realizar este análisis sin dificultades, resulta necesario tener en cuenta una serie de

factores:

a. Alcance en el Tiempo:

Este cálculo se efectúa en un período de tiempo determinado, en el que queremos calcular el

costo de la gestión de RSU. Usualmente, se calcula para un año de duración. Este período es el

mismo que se emplea para el cálculo del presupuesto y la rendición

1. El Costo Total GIRSU se

calcula para un período de

tiempo. Por un tema de

conveniencia se suele

tomar un año de duración.

b. Gestión Integral de RSU:

de gastos municipal. Por ello deberá tener en cuenta las actividades

que se produjeron en el último período anual.

Es importante señalar que lo que se tiene en cuenta en el análisis

es cuándo se llevaron adelante las actividades, independientemente

del momento en que se hayan pagado las mismas.

En segundo término, es importante tener claro que las acciones

que se van a valorizar corresponden a las diferentes fases de

gestión de los residuos. Pero se pone el acento en que es una

Gestión INTEGRAL, porque abarcan a todas las fases, desde la

disposición inicial, hasta la disposición final en el relleno, incluyendo las acciones relacionadas con

la planificación, la educación o el cierre del basural.

Ello implica incluir el costo de todas las acciones municipales que se realizan en cada una de las

fases de la GIRSU:

1- Disposición Inicial

2- Barrido y Limpieza

3- Residuos de Poda y Áreas Verdes

4- Recolección

5- Transferencia

6- Transporte

7- Compostaje

8- Recuperación y venta de Materiales

9- Limpieza de Microbasurales

10- Disposición Final

11- Cierre Basural

2. El CTGIRSU es

INTEGRAL porque debe

abarcar todas las fases de

la gestión de los RSU


12- Administración

13- Planificación y Control

14- Educación y Comunicación

c. Actividades que deben a Incluirse en el cálculo

En tercer término, debe dejarse claro que deben valorizarse TODAS las actividades que se han

3. En el Costo Total GIRSU

deben incluirse TODAS las

actividades que se hallan

implementado en el año,

relacionadas con la gestión de

los residuos

llevado adelante en el curso del año. Por esta razón es que se

llama a este cálculo, Costo Total. Porque incorpora cada una

de las acciones desarrolladas por el municipio, como ser la

limpieza de microbasurales, campañas de educación para la

separación domiciliaria, ordenamiento y mejora del basural, o

compra de contenedores.

d. Actividades que se realizan en más de un período:

Hay algunos gastos o inversiones que, por su propia naturaleza, no se consumen en un solo

período, sino que tienen una vida útil prolongada. Podríamos incluir en este grupo a las compras

de vehículos para la recolección, las construcciones para

albergar distintas actividades, o máquinas que se utilizan en

la gestión diaria.

Todos estos ejemplos tienen la característica común de que

no desaparecen al primer uso, sino que tienen una vida útil

prolongada, independientemente que se paguen en el

momento de su compra (o construcción) o no.

Como se mostrará más adelante, en estos casos, la práctica indica estimar cuál es la vida útil de

estos bienes, asignando al costo la parte de la misma utilizada cada año. En general, los bienes

que se amortizan en muchos períodos corresponden a construcciones, maquinarias, equipos,

vehículos o programas informáticos. Se utilizan diferentes modos para calcular la vida útil de los

mismos, como se verá más adelante.

e. ¿Qué actividades incluir?

5. En el Costo Total GIRSU se

deben incluirse TODAS las

actividades que se hallan

implementado en el año,

relacionadas con la gestión de

los residuos

4. En los casos que un bien

que se adquiere o fabrica,

tiene una vida útil de más de

un período, el Costo GIRSU

para cada año se corresponde

con la amortización anual del

mismo.

En tercer término, debe dejarse claro que las actividades a

valorizarse son las que están relacionadas DIRECTAMENTE

con la gestión de los residuos. Porque incorpora solamente

aquellas acciones ligadas a los residuos y no al resto de las

actividades.


Fases de la Gestión de Residuos

A los fines de tener en claro las diferentes fases de la gestión de los residuos, es útil hacer un

breve repaso de las mismas así como de las acciones que implica cada una. Ello va a permitir

incluir correctamente las diferentes actividades llevadas a cabo por el municipio en cada una. A

continuación hacemos una breve descripción de las mismas:

1. Disposición Inicial:

La Disposición Inicial abarca a aquellas acciones ligadas a disposición de los residuos por parte

de los vecinos, en la vía pública, previa a su recolección. Estas

1. La disposición inicial está

ligada a las actividades de

acomodamiento de los

residuos, previa a su

recolección.

2. Barrido y Limpieza:

actividades abarcan acciones que realiza el municipio

vinculadas a esta primera fase de los RSU, como la compra o el

montaje de contenedores para colocar en calles donde los

residuos se acumulan frecuentemente; o cestos que se colocan

en las plazas y calles para que la gente no tire los residuos en el

suelo.

Las actividades de Barrido y Limpieza están básicamente relacionadas con las acciones de

limpieza del espacio público. Hay muchas áreas y espacios comunitarios que requieren de las

actividades de limpieza llevadas adelante por la municipalidad. Estos, normalmente, se

concentran en acciones de limpieza de calles y espacios comunes.

2. Las actividades de Barrido

y Limpieza están ligadas a la

limpieza del espacio público.

3. Residuos de Poda y Áreas Verdes:

Dentro de las actividades más características de esta fase se

encuentran las de limpieza de calles, veredas, plazas, patios y

espacios de ferias, entre otras.

Las actividades de la gestión de residuos vinculadas a los Restos de Poda y Áreas Verdes están

ligadas al mantenimiento de espacios verdes, parques y jardines públicos. Pero no deben

confundirse con ellas, ya que el mantenimiento y cuidado de parques y la forestación urbana nada

tienen que ver con la gestión de los RSU. Sólo corresponde incorporar a esta categoría los

residuos que quedan de estas actividades. Los mismos son residuos urbanos pero de una

particularidad: son residuos orgánicos de origen vegetal.

3. La gestión de residuos de

áreas verdes están ligadas al Las actividades más comunes de esta fase de la gestión de

manejo de los restos verdes de RSU corresponden al manejo de restos de poda de arbolado

los espacios públicos.

urbano, corte de césped de parques, plazas y espacios verdes

comunitarios, restos de poda de plantas, entre los más importantes.


4. Recolección:

La actividad de recolección es la que normalmente insume la mayor parte del presupuesto de

RSU de los municipios e implica el retiro de los residuos luego de la fase de disposición, tanto de

las casas, como de los espacios comunitarios, o edificios y lugares públicos.

Normalmente, en las grandes ciudades, los residuos que recolectan los camiones son llevados

por éstos a Estaciones de Transferencia, donde son traspasados a camiones de mayor tamaño,

más eficientes para el transporte de los RSU hasta el relleno o basural, que suele estar a gran

distancia del lugar de la recolección. En las localidades más

4. La recolección corresponde al pequeñas, en cambio, esta transferencia de residuos no se

traslado de los RSU desde los realiza, de modo que los camiones recolectores llevan los

puntos de disposición hasta la residuos hasta el relleno o basural. En esta fase, lo que

Estación de Trasferencia o el

corresponde incluir son todas las acciones que abarca el

relleno sanitario.

traslado de los residuos hasta la Estación de Transferencia (si

esta existe) o hasta el basural (si no se tiene esta estación de traslado de RSU).

Las actividades que abarca la Recolección es la carga y traslado de los residuos de las casas, de

los contenedores, cestos y residuos de lugares públicos, del transporte de los residuos de las

áreas verdes y los provenientes de la limpieza y el barrido urbano.

5. Estación de Transferencia:

Como se explicó en el apartado anterior, las estaciones de transferencia son plantas donde los

RSU son trasladados de los camiones recolectores a camiones de transporte. Normalmente

5. Las estaciones de

transferencia consisten en

plantas donde se traspasan

los RSU de los camiones

recolectores a los camiones de

transporte.

consiste en un playón de descarga, una tolva para el

traspaso de los RSU, un sistema de descarga, carga y

compactación de los RSU en los camiones y de un

sistema de limpieza y tratamiento de líquidos.

Esta transferencia se realiza por un tema de costos, en

aquellas situaciones donde el relleno está distante del

circuito de recolección y los camiones recolectores consumen tanto combustible, que son

ineficientes económicamente para llevar los residuos hasta el centro de disposición final.

6. Transporte:

Ligado al apartado anterior, esta fase de la gestión integral está asociada al transporte de los

residuos al relleno sanitario o basural. Este tipo de transporte existe sólo si hay una estación de

transferencia. Si no existiera la misma y no hubiera un traspaso de los residuos de los camiones

recolectores a los camiones de transporte, la fase de Recolección y la de Transporte irían juntas.

En el caso donde sí hay Estación de Transferencia, es aconsejable diferenciar las tres fases:

Recolección, Estación de Transferencia y Transporte.

6. El Transporte de los RSU

implica el traslado de los

deshechos al relleno, luego de

la Estación de Transferencia.

Las actividades típicas de la fase de Transporte de residuos

son la compra y mantenimiento de los camiones y carros de


transporte, los gastos típicos del traslado (combustible y honorarios de los maquinistas).

7. Tratamiento de Orgánicos:

Si bien los residuos orgánicos constituyen, en promedio, entre el 45% y el 55% de los RSU de la

Argentina, son pocos los municipios que tienen funcionando sistemas de tratamiento de residuos

orgánicos. El tratamiento más habitual en nuestro país es el compostaje, que implica el

tratamiento aeróbico de los residuos orgánicos utilizando la acción natural de bacterias y

microorganismos que se encuentran libremente en el ambiente, transformando el material

orgánico en un mejorador y componedor de suelos.

Otro tratamiento de orgánicos muy utilizado en otros países es el sistema anaeróbico que tiene la

propiedad de generar gas metano que puede ser aprovechado para generar calor o energía. Este

sistema de tratamiento, al menos en mediana y gran escala, es más complejo desde el punto de

vista técnico por lo que aún no está difundido en la Argentina.

7. El Compostaje es el proceso

para tratar de modo natural Las acciones más comunes asociadas al compostaje son la

los residuos orgánicos, de compra de maquinaria (como chipeadoras, máquinas para

manera de hacerlos inocuos y remover y airear el material orgánico, sistemas de riego,

beneficiosos para adicionar a

instrumentos de control de humedad, PH y temperatura),

los suelos.

materiales para el embolsado o empaquetado del producto

final, actividades asociadas a la venta y el reparto del compost obtenido y la mano de obra.

8. Recuperación y venta de Materiales:

Son cada vez más los municipios que están implementando programas de separación y

recuperación de materiales. En diferentes municipios se están aplicando diferentes modos de

organización. En algunos se ha montado plantas de separación de materiales, en otros los

mismos se acondicionan en un espacio o playón.

Habitualmente, esta fase de la gestión recibe el nombre erróneo de Reciclado pero, técnicamente,

el Reciclado se produce en etapas más avanzadas de la

8. Esta fase abarca las

actividades ligadas al

acondicionamiento y venta de

los materiales recuperados.

cadena productiva, donde se produce la transformación de los

materiales recuperados.

Dependiendo del tipo de separación implementado, las

actividades más comunes asociadas a esta fase son las del

montaje y equipamiento de la planta, operación, mantenimiento de las máquinas (si la hubiera), el

acondicionamiento de los diferentes materiales separados y las actividades ligadas a la

comercialización de los mismos.

9. Limpieza de Microbasurales:

Si bien esta actividad no constituye una fase en sí misma de la gestión de los residuos, sino una

consecuencia de fallas en instancias previas de la gestión integral que no se han implementado


9. El trabajo de Limpieza de

Microbasurales implica la

limpieza y recuperación de

espacios en los que se

acumulan materiales y

residuos inadecuadamente.

correctamente (como la disposición inicial, la recolección y la

higiene urbana) representa una actividad o problemática

muy común de la mayoría de los municipios del país, que

acredita a analizarla de manera aislada.

Normalmente, esta actividad abarca el movimiento de suelos, la limpieza de terrenos, la carga y el

traslado de los materiales al relleno o basural.

10. Disposición Final:

La fase de la Disposición Final de los residuos implica, como su nombre lo indica, el enterramiento

final de los mismos o de los deshechos resultantes de algún tratamiento previo. Dependiendo de

la infraestructura y la organización del sistema adoptado para la disposición, será la calidad de la

misma y el cuidado del medioambiente.

10. Esta fase implica los

trabajos de disposición de los

RSU y las tareas de

movimiento y ordenamiento del

predio.

En la actualidad, más de un 25% de los residuos

generados diariamente en nuestro país son vertidos en

basurales a cielo abierto, casi un 30% es dispuesto con

controles parciales en rellenos controlados (en su mayor

parte insuficientes) y el 45% restante es dispuesto en

Rellenos Sanitarios.

Las actividades de esta fase se relacionan con la preparación y mantenimiento del relleno o

basural, el manejo de gases, el mantenimiento de los caminos de acceso, el movimiento de

suelos, el enterramiento y cubrimiento de los residuos, aislamiento y tratamiento de líquidos, así

como el ordenamiento del sitio para la amortiguación visual del mismo, entre otros.

11. Cierre del Relleno:

Una vez completada la carga máxima que el relleno o basural puede tolerar (dadas las

condiciones físicas del lugar, del terreno y de las obras realizadas) se procede al cierre del sitio.

11. Esta fase abarca las

actividades ligadas al

ordenamiento y cuidado del

relleno una vez cerrado el

mismo a nuevas disposiciones.

degradar. Este es un largo proceso que dura alrededor de 20 años.

Este implica que en el mismo se dejan de tirar residuos

(para lo cual se comienza a operar un sitio nuevo) y se

comienzan a realizar las tareas de movimiento,

ordenamiento y monitoreo, para garantizar que el mismo no

daña el medio ambiente durante el tiempo en que los

residuos que se encuentran en su interior, se terminen de

Normalmente abraca tareas de alambrado, movimiento de residuos y tierras, forestación,

cubrimiento vegetal, control de lixiviados y venteo o quema de controlada de gases.


12. Administración:

Numerosas acciones de apoyo llevadas adelante por la municipalidad no implican necesariamente

actividades de manejo de residuos, sino que implican actividades administrativas necesarias para

asegurar que se cumplen en tiempo y forma todos los pasos que requiere una adecuada gestión

de RSU.

12. Es necesario incluir en el

estudio todas las tareas Las mismas se relacionan con actividades de contabilización

administrativas que abarca de gastos, registro de pagos, liquidación de haberes al

una gestión integral de RSU. personal, estado de ejecución del presupuesto, trámites

administrativos, asuntos legales, etc. Muchas de estas

actividades son llevadas adelante por personas que trabajan en áreas centrales de la

municipalidad, pero es necesario incluir su trabajo en los costos GIRSU.

13. Planificación y Control:

Hay actividades estratégicas vinculadas a los residuos que hacen a la planificación a largo plazo

de la gestión. Estas actividades pueden ser tanto realizadas por personal de la secretaría o

13. Las actividades de

Planificación están ligadas a

los definiciones estratégicas

de la gestión. Las actividades

de Control hacen al monitoreo

de cómo funcionan algunos

servicios y actividades.

tercerizadas en equipos externos, si la municipalidad no tiene

los recursos necesarios. También es necesario llevar adelante

actividades de monitoreo y control general de la gestión para

evaluar cómo está funcionando la misma y qué opinión tienen

de ella los vecinos.

Muchas de ellas están ligadas a la planificación y se

relacionan con la preparación de ordenanzas ligadas a la

gestión de RSU, la elección y obtención de certificados ambientales necesarios para el

funcionamiento y la operación de las obras, la redacción de pliegos de licitación, estudios de

impacto ambiental, análisis de sustentabilidad económica, etc.

14. Educación y Comunicación:

En la gestión de los residuos es fundamental la concientización y participación de los vecinos. El

rol que ellos juegan en la correcta separación y disposición,

12. La educación y la

comunicación permiten

concientizar a la ciudadanía y

explicar las razones por las

que se realizan las acciones.

así como en entender que es necesario pagar las tasas para

poder sustentar un adecuado nivel de servicios, obligan a

dedicar tiempo y esfuerzos la educación y de la

comunicación como un tema central de la gestión de RSU.

Las actividades de educación refieren a las actividades de concientización, motivación y

educación, tanto formal como informal. La Comunicación hace a la manera de organizar la

gestión, integralmente, de una manera estratégica y profesional, abarcando a las diferentes áreas

que interactúan y forman parte de la gestión integral.


Pasos para calcular el Costo GIRSU

El Costo Total de la Gestión Integral de RSU (CTGIRSU) es un método que requiere llevar

adelante una serie ordenada de pasos. Trabajar de manera metódica permitirá realizar el trabajo

de manera sencilla, procediendo de manera ordenada y metódica, evitando omitir o duplicar

actividades que pudieran alterar el costo total de la gestión de los residuos.

Como ya se ha señalado, el CTGIRSU implica calcular qué costo tiene el conjunto de la gestión

integral de los RSU, para lo cual se debe valuar cada una de las actividades que la conforman. En

este sentido, un camino eficaz para lograr llegar a este resultado final es el que planteamos a

continuación:

1. definir las fases de la GIRSU que se aplican en el municipio

2. identificar las diferentes actividades llevadas adelante en cada una de ellas

3. calcular el costo de implementar cada actividad

4. agregar todas las actividades de cada fase y sumar todas éstas para obtener el valor total

5. realizar un análisis crítico de lo realizado

6. calcular los indicadores de eficiencia.

En la siguiente sección explicaremos cada uno de estos pasos.

1. Definir las áreas a analizar

Las tareas de la gestión integral de residuos pueden agruparse de acuerdo a diferentes criterios.

El que resulta más útil a los fines de este trabajo es el de agruparlas siguiendo la secuencia de las

fases de los residuos, desde la generación hasta su disposición final y cierre del relleno.

Normalmente, las fases en que se divide la gestión de RSU son las siguientes:

1- Disposición Inicial

2- Barrido y Limpieza

3- Residuos de Poda y Áreas Verdes

4- Recolección

5- Transferencia

6- Transporte

7- Compostaje

8- Recuperación y venta de Materiales

9- Limpieza de Microbasurales

10- Disposición Final

11- Cierre Basural

12- Administración

13- Planificación y Control

14- Educación y Comunicación

1: Definir las fases del sistema

de tratamiento de residuos

que se manejan en el

municipio.

El trabajo de cálculo del costo GIRSU implica el cálculo y posterior agregación de las actividades

de cada una de estas fases. Por supuesto, todas estas fases no tienen presencia en todos los

municipios. Cada uno, en función de sus necesidades y de cómo tiene organizada la gestión de


los residuos, tendrá actividades que corresponden a algunas de ellas y otras no. Definir todas las

fases que se llevan adelante en el municipio es importante para ordenar las actividades que son

llevadas adelante.

2. Definir las diferentes actividades de cada fase:

El segundo paso, una vez definidas las fases en que se organiza la gestión, es el de identificar las

actividades que se realizan en cada una de ellas. El objetivo es especificar todas las actividades

ligadas a la gestión de los residuos que se han llevado adelante, tanto las implementadas por los

equipos municipales como las contratadas de terceros.

Este listado de actividades realizadas tiene por

objetivo evitar omitir o duplicar acciones llevadas

adelante, lo que provocaría una subestimación o

sobreestimación de los recursos municipales

invertidos.

Presentamos como ejemplo de las actividades de las

primeras dos fases de la gestión de RSU de un supuesto caso:

Fase 1: Disposición Inicial

Actividades: Cestos para la vía pública

Contenedores de Zona Comercial

Arreglo de cestos de Residuos de Avenida Belgrano

Mejoramiento de contenedores del Barrio Las Orquídeas

Fase 2: Barrido y Limpieza

Actividades: Renovación de Barredora Mecánica

Equipamiento para equipo de Barrenderos

Galpón para elementos de limpieza

Contratación de Cooperativa de Trabajo del Barrio San Martín

3. Calcular los costos de cada actividad:

Esta actividad es la parte central del trabajo. La misma consiste en valorizar el costo de cada una

de las actividades realizadas de cada fase de la gestión de residuos. Para ello se debe evaluar

qué costo tuvieron las mismas para la municipalidad. Ello se lleva a cabo realizando un análisis

pormenorizado del costo de cada una. El objetivo final

de esta etapa es lograr calcular qué costo tuvo el

desarrollo de cada actividad.

2: Identificar e incluir dentro

de cada fase, todas las

actividades realizadas,

ligadas a la gestión de RSU

3: Calcular el costo de

implementar cada actividad

Para conocer en detalle cómo se calculan los costos,

hemos desarrollado esta temática en particular en la

sección siguiente de este manual. Pero por ahora basta con entender que hay diferentes

componentes en los costos de las actividades. Un componente lo constituye el trabajo de las

personas que llevan delante las actividades; otro componente importante es el de los materiales,


servicios o insumos utilizados para llevar adelante cada actividad; otro componente lo constituyen

las inversiones en construcciones, máquinas o equipos; también deben incluirse los servicios o

actividades contratados.

4. Agregar los resultados de cada fase:

Una vez calculado el costo de cada una de las actividades desarrolladas en el año por cada fase,

corresponde agregar la información. La misma abarca:

• La agregación de las actividades por fase de la gestión

de residuos

• La agregación final de todas las fases para llegar a un

valor del costo total.

Además de esta acción de compilación, se puede agregar y la clasificar la información de acuerdo

a los objetivos de cada administración. Una forma posible (que presentamos en la sección

siguiente) es clasificar los gastos por Categoría de Gasto (personal, combustibles, construcciones,

maquinarias, entre otros). Pero cada municipio, siguiendo criterios correctos, puede utilizar la

información para sus propias necesidades y de acuerdo a su conveniencia.

5. Analizar la información obtenida:

Una vez calculado el costo total, el paso siguiente, necesario, es revisar la información obtenida

para buscar su validez, coherencia y consistencia. La misma debería abarcar, tanto al Costo Total,

como al subtotal de cada fase.

Una vez reunida toda la información, corresponde evaluar:

• Si en cada fase se han incorporado todas las

actividades

• Si las actividades que se han incluido están

directamente ligadas a los RSU

• Si las actividades están bien asignadas a cada fase de la gestión de los residuos

• si todos los costos incluidos corresponden a acciones ligadas a RSU

• Si los costos están correctamente calculados

• Si la información agregada es consistente

6. Calcular indicadores de eficiencia:

Una vez que se haya asegurado que la información obtenida es consistente y apropiada, se debe

pasar a calcular los indicadores de eficiencia. Ello comprende

vincular los datos calculados, con la información socioeconómica

y la específica del municipio sobre cantidades de residuos, que

permitirá tener una visión de la eficiencia de la gestión de RSU.

4. Agregar los costos de

todas las actividades

realizadas, por fase de la

GIRSU y el total de ellas.

5. Teniendo toda la

información reunida, es

necesario hacer una revisión

crítica de la misma.

6. Para el cálculo de los

indicadores se debe vincular

los valores económicos

obtenidos con la información

de específica de RSU.


Nos referimos a vincular el Costo Total y los costos parciales de las diferentes fases con la

correspondiente a la cantidad de residuos gestionados, las personas atendidas y las áreas de la

ciudad y de la población cubiertas por los servicios:

Ello permitirá obtener los siguientes indicadores:


Parte 4: ¿Cómo se calcula el Costo GIRSU?

Como se mencionó en las primeras partes de este trabajo, el Costo Total GIRSU es el Costo que

tiene para el Municipio llevar adelante la totalidad de las actividades relacionadas con la Gestión

de RSU en un lapso de tiempo, normalmente tomado de un año. Este costo total es la suma del

costo de múltiples actividades, individuales o coordinadas, que se llevan adelante en la gestión de

los residuos.

En la sección anterior indicamos los pasos que deben seguirse para calcular el costo GIRSU. En

esta sección nos concentraremos en el cálculo en sí mismo del costo de cada actividad.

Para ello, un tema central, es entender que no todos los rubros se costean de la misma manera.

Si bien la mayoría de los bienes o servicios se consumen en el momento en que se utilizan, hay

otros, generalmente ligados a construcciones, máquinas o equipos, que duran en el tiempo y que

necesitan calcularse de un modo especial.

Otro tema que merece especial atención es el del valor del trabajo de las personas que participan

de las actividades. En el mismo, muchas veces, no se tiene en cuenta el costo de otros aportes

diferentes a los honorarios directamente pagados.

Por ello empezaremos esta parte del trabajo aclarando estos puntos:

1. ¿Cómo se calculan diferentes tipos de costos?

Si bien el criterio que se utiliza para calcular un costo es el mismo, el sistema para calcularlo

puede variar, dependiendo del tipo de bien, servicio de que se trata.

Para el cálculo de los costos, hay tres tipos de actividades que ameritan un tipo de cálculo

diferente:

a. Los bienes o servicios que se consumen en el momento en que se usan (bienes o servicios

de consumo)

b. Los bienes, servicios o equipos que se consumen a lo largo de un período (construcciones,

terrenos, maquinarias o equipos)

c. El trabajo de las personas que llevan adelante las actividades.

Es importante ver especialmente cada uno.

a. Bienes o servicios que se consumen en el momento del uso:

Estos bienes y servicios, cualquiera sea su condición, se consumen íntegramente en el

momento en que son utilizados. En esta categoría entran los combustibles, elementos de

trabajo, ropa, elementos de oficina, insumos generales, etc. También se encuentran en

esta categoría los servicios contratados, cuando son realizados.

A pesar que su costeo es sencillo, es necesario hacer algunas aclaraciones y

recomendaciones para su correcta aplicación:


i. Siempre que se pueda, los bienes y servicios deben valuarse al precio que se

ha pagado.

ii. En caso de no conocerse este valor de adquisición, deberá utilizarse el valor de

mercado

iii. El costo se asigna al período en que el bien o servicio se ha consumido,

independientemente de cuándo se lo pague.

iv. Complementariamente al punto anterior, si existiera un servicio financiero al que

hacer frente por el hecho de existir una financiación, ésta deberá computarse en

al período que corresponda, más allá de cuando se pague, y si se paga o no.

v. Si un bien o servicio se utiliza en más de una actividad, se debe asignar a la

misma sólo la parte utilizada.

Ejemplos de cálculo de bienes de consumo:

a. Compra de 10 escobillones de barrido

b. Canje de Materiales a cambio de la limpieza de un terreno baldío

c. Compra de Combustible para máquina barredora

d. Compra de materiales para el arreglo de la vía pública, adquiridos mediante un

préstamo bancario

e. Contratación de una campaña de prensa para los años 2010 y 2011

a. Compra de 30 escobillones de barrido

Se compran 10 escobillones para barrido de la vía pública, a un costo de 50$ cada uno.

Como se supone que estos escobillones se utilizarán durante el presente año y que no

durarán más allá del período, esta compra tiene un costo total de 500$ ($50 por escoba) que

se asignarán a esta actividad.

b. Canje de Materiales a cambio de la limpieza de un terreno baldío

Un municipio necesita limpiar un terreno baldío. Consulta con una empresa de servicios

ambientales y ésta le hace un presupuesto de 3.000$ por la actividad. En forma paralela,

dispone de un conjunto de materiales que no ha utilizado y que le son solicitados por unos

vecinos. Se tiene un encuentro con éstos y acuerdan cambiarles los materiales por la limpieza

del terreno. Se averigua el costo de los materiales y éstos tienen un valor de mercado de

2.800$. En este caso, se calcula que la actividad de limpieza tuvo un costo de $2.800, que

era el costo de los materiales de que se disponía.

c. Combustible para máquina barredora

Se adquieren 1.500 litros de Gas Oil para utilizar una máquina barredora. La misma utiliza

menos de los previsto y consume sólo 1.000 litros durante el año 2010 y 500 durante el año

2011. El municipio adquiere el Gas Oil a un precio de $3 por litro. El costo del combustible

utilizado es de $3.000 en 2010 (1.000 litros por $3) y de $1.500 en 2011 (500 litros por $3).

d. Compra de materiales para el arreglo de la vía pública, adquiridos

mediante un préstamo bancario

Se pide un préstamo al banco local para pagar un arreglo en un galpón, que tiene un costo de

$5.000. El mismo se paga en 6 meses, con un interés de 20% que se paga mensualmente a

razón de 85$ mensuales, de abril a octubre. En este caso, el arreglo tiene un costo de $5.000


y la suma de los intereses de $510. Así, el costo total de la obra será de $5.510, que deberá

computarse como $5.000 por la obra y $510 por los intereses.

e. Contratación de una campaña de prensa

Se contrata una empresa de comunicaciones para dirigir una campaña de concientización

que durará desde inicios de junio de 2010 hasta fines de mayo de 2011. Se contrata la misma

por $24.000. En este caso el costo de la campaña es de $14.000 durante 2010 y de $10.000

en 2011 ($ 24.000 / 12 meses = $2.000 mensuales; 7 meses en 2010 tienen un costo de

$14.000; 5 meses en 2011 tienen un costo de $ 10.000)

b. Los bienes, servicios y equipos con una vida útil de más de un período:

Además de los bienes o servicios que se consumen en el momento mismo de su

utilización, existen otros bienes que, por sus propias características, no se extinguen

inmediatamente con su uso. Nos referimos a construcciones, terrenos, maquinarias y

equipos y a cualquier otro tipo de bien o servicio que mantenga sus características

principales por un período de tiempo prolongado.

En estos casos, cabe aclarar que aunque el bien o servicio se pague inicialmente, su uso

se extiende en varios períodos. Por ello, el sistema que se utiliza para calcular el costo de

utilización del mismo, es el de asignar a cada período, la parte que se consume de su

valor.

Técnicamente, a la pérdida de valor de un bien por el paso del tiempo, o por el uso, se le

llama depreciación. Esa pérdida de valor, cuando se registra contablemente se denomina

amortización.

Hay diferentes modos de amortización posibles. Describiremos los dos métodos

principales:

• Amortización por el paso de tiempo

• Amortización por Uso

Amortización por el paso del tiempo:

La amortización por el paso del tiempo es el método más sencillo y el más utilizado en la

práctica. El mismo consiste en estipular el tiempo de vida que tiene el bien y repartir en ese

número de períodos su valor, estipulando ese costo resultante para cada etapa.

Veamos unos ejemplos:

a. Compra de un camión recolector abierto

b. Adquisición de un terreno para instalar un relleno sanitario

c. Compra de un programa informático para gestión de RSU


a. Compra de un camión recolector abierto

Se compra 1 camión recolector por $ 120.000. Se calcula que el mismo tiene una vida útil de

14 años. El costo del uso del camión es de $ 8.571 anuales ($ 120.000 / 14 años). Vale la

pena recalcar que, aunque se pague al contado $120.000 el primer año, sería incorrecto

cargar todo el costo del camión a ese primer período, ya que el mismo se va a seguir

utilizando los 13 años siguientes.

b. Adquisición de un terreno para instalar un relleno sanitario

La Municipalidad de El Carmen adquiere un terreno de 5 hectáreas para la construcción de un

relleno sanitario. Dada la población y el nivel de generación de residuos, se calcula que este

relleno tendrá una vida útil de 15 años. El precio de compra del terreno es de $ 84.000. En

este caso el costo anual por el uso del relleno es de $ 5.600 anuales ($ 84.000 / 15 años).

c. Compra de un programa informático para gestión de RSU

En el Municipio de Las Aguadas se adquiere un programa informático para llevar la gestión de

los RSU. El mismo tiene un costo de $ 9.000. Los funcionarios evalúan que el mismo va a ser

utilizado durante los próximos 5 años antes de necesitar nuevas actualizaciones. El costo por

el uso del programa es de $ 1.800 anuales ($ 9.000 / 5 años).

Amortización por Uso:

La amortización por uso es similar al sistema anterior, con la diferencia que en lugar de

estimarse que los bienes, equipos o terrenos tienen una pérdida de valor uniforme en el

tiempo, la misma se ajusta de a cuerdo al uso que se hace de la misma. Es importante

señalar que para poder aplicar este método se debe contar con información precisa de la

vida útil del bien o servicio en cuestión, dada por los fabricantes o técnicos especialistas.

Para ilustrarlo, veremos dos ejemplos utilizando este sistema alternativo:

a. Compra de una bomba para succión de los líquidos lixiviados

b. Adquisición de un terreno para instalar un relleno sanitario

a. Compra de una bomba para la succión de los líquidos lixiviados

Se compra una bomba por $ 15.000 que, según sus fabricantes, tiene una vida útil de 8.500

horas de uso, si se la utiliza respetando las especificaciones técnicas. Dado que la bomba

solo se ha utilizado 1.000 horas durante el primer año, el costo por el uso de la misma ha sido

de $ 1.933 (1.000 horas / 8.500 horas = 12,88%; $ 15.000 * 12,88% = $ 1.933).

Si la misma se utilizara 1.500 horas el segundo año, el costo por el uso de la misma en ese

segundo año sería de $ 2.648 (1.500 horas / 8.500 horas = 17,65%; $ 15.000 * 17,65% =

$2.648)

b. Adquisición de un terreno para instalar un relleno sanitario

La Municipalidad de El Carmen adquiere un terreno de 5 hectáreas para la construcción de un

relleno sanitario. Dada la población y el nivel de generación de residuos, se calcula que este


elleno podrá albergar en total 82.000 Toneladas. El precio de compra del terreno es de $

84.000. Si en el primer año se han dispuesto 6.000 Toneladas de RSU, el costo anual por el

uso del relleno durante el primer año fue de $ 6.000 anuales (6.000 Tn / 84.000 Tn = 7,1%;

$84.000 * 7,1% = $ 6.000).

Algunas Recomendaciones para el cálculo de las amortizaciones:

i. El cálculo por tiempo de vida útil es más sencillo y es el más utilizado

ii. Debe consultarse a los técnicos para calcular la vida útil de un bien o servicio

iii. Se necesita disponer de información técnica precisa para utilizar el método de la

amortización por uso

iv. Se debe comparar la información de ambos métodos para hacer un cálculo lo más

realista posible y evitar desviaciones.

v. Debe hacerse algunas correcciones si al extenderse el plazo de vida útil, en un

contexto de aumentos de precios, se va licuando el costo anual. Para estos casos,

y cuando se tienen bases objetivas para asumir que con el paso del tiempo, el

precio del bien en cuestión ha aumentado fuertemente, se podría reemplazar el

precio de compra por el precio de mercado de un bien similar, del mismo año de

fabricación y con la misma vida útil restante.

En el caso de una máquina que ya se posee, igual se debe calcular qué parte de

la misma se ha utilizado cada año. Para ello se averigua su valor de mercado, se

calcula la vida útil restante, se divide el valor por la cantidad de años y se asigna

esa proporción al costo del año en estudio.

Lo mismo debería hacerse en el caso de un relleno en uso. Se calcula cuánto vale

un nuevo terreno, se calcula qué parte de terreno se ha utilizado el año en estudio

y se calcula cuánto se hubiera gastado si se hubiera pagado esa proporción de un

terreno nuevo. Con ese dato, lo correcto sería crear una reserva especial para

poder enfrentar la compra del nuevo terreno en el momento que el relleno en uso

se ocupe plenamente.

c. El valor del trabajo de las personas que llevan adelante las actividades:

El último de los temas en los que se debe profundizar en el cálculo de costo de la gestión

de RSU, es el del cálculo del valor del trabajo de las personas que llevan adelante las

actividades ligadas a la gestión de residuos. Los hechos principales de esta temática se

refieren a dos puntos: incluir en el cálculo a todas las personas que trabajan en relación

con los RSU y tener en cuenta todos los conceptos que se abonan, además de los

honorarios.

En el primer caso, el tema principal es no dejar de incluir en el cálculo de costo el trabajo

de todas las personas que realizan tareas vinculadas directamente con la gestión de

residuos. Esto podría suceder en ocasiones, dado que en la mayoría de los casos, tanto la

administración, como los pagos de honorarios son realizados por áreas diferentes a la de

la gestión de los RSU. A veces, ello provoca que se pierda la visión de todo el proceso y

que se subestime el valor del trabajo de los mismos.


Con esto nos estamos refiriendo tanto a los empleados que trabajan en tareas de

recolección, limpieza y disposición de residuos, como a los que se desempeñan en áreas

de administración, planificación, control o diseño, entre otras. Se debe tener en cuenta que

para hacer el cálculo lo más apropiado posible, se debe incluir a todas las personas que

dedican tiempo de su trabajo a la GIRSU, aún cuando trabajen formalmente para otras

áreas.

Por ejemplo, si una persona que pertenece al área de Administración dedica regularmente

parte de su trabajo a la liquidación de sueldos del área GIRSU, independientemente de

que trabaje formalmente para otra área, el valor de ese tiempo de trabajo debería ser

incluido entre los costos de la Gestión de Residuos, ya que ese trabajo es necesario para

el normal desarrollo de las tareas GIRSU.

De igual modo, si el personal de los talleres de mantenimiento que pertenecen a otra área

municipal, dedica parte de su trabajo al arreglo de las maquinarias de la GIRSU, ese

tiempo de trabajo también debería ser incluido en el costo de la gestión de residuos, como

se hace con los repuestos o materiales que se utilizan en dichos arreglos.

El segundo tema de consideración es el que hace a los conceptos que deben tenerse en

cuenta al valorizar su trabajo. El primer impulso podría ser contabilizar por este concepto

los honorarios que percibe en mano, netos, cada trabajador. Pero, en realidad, existen

otros montos que son finalmente pagados por el municipio y que el trabajador no percibe

directamente cada mes. Nos referimos a aportes municipales de seguridad social, así

como al pago de seguros o inversiones en capacitación. Todos estos conceptos son

realizados por el municipio y están ligados al sostenimiento de la gestión de los residuos, y

por ello deben ser incorporados al cálculo del Costo GIRSU.


Parte 5: Uso de la Matriz

En esta última parte del trabajo, nos disponemos a explicar cómo se utiliza la matriz de cálculo de

Costo GIRSU que hemos desarrollado para los municipios de Argentina. El mismo está

especialmente desarrollado para que sea de uso muy sencillo, pero es necesario haber entendido

antes los conceptos de Costo GIRSU señalados en las otras secciones.

a. Organización de la Matriz

Las 16 hojas de la matriz se relacionan entre sí. Todas están numeradas, pero no todas deben

completarse. Dos de ellas son para completar datos del Municipio: las hojas 1 y 2. Y sólo 3 hojas

son las que se utilizan para calcular los costos: las hojas nº 3, 4 y 5. Las otras 11 hojas, son sólo

para obtener información y resultados, por lo que no deben modificarse.

Las 5 hojas que deben completarse tienen su pestaña, al pie de la página, pintadas de color

amarillo. Todos los campos que deben completarse en estas 5 hojas, también se han coloreado

de color amarillo.

La hoja nº1 corresponde a datos del Municipio sobre RSU, población, presupuesto y tasas:

La hoja nº2 corresponde a la definición de los nombres de los programas que se implementan o

que conviene agrupar para analizar. La misma debe ser completada con los nombres apropiados

del municipio, de acuerdo a las Programas que lleva adelante el Municipio y a las Fases de los

RSU en que se divide la gestión en el municipio en cuestión:


Las tres hojas siguientes, nº 3, 4 y 5 son las que se utilizan para el cálculo de costos y están

organizadas de la siguiente manera: la nº 2 es para el cálculo de costo referido a bienes

amortizables, la nº 3 es para el cálculo de costos relativo al personal y la nº 4 es para el cálculo de

costo de los bienes de consumo:

A partir de la Hoja 6, con excepción de la última hoja, la nº 16, de cálculo de los indicadores, todas

tienen un formato similar: en sus columnas aparece cada una de las fases de gestión de RSU. Las

cuatro hojas con pestaña de color verde brindan información relativa a los programas llevados

adelante por el municipio: la hoja nº 6 brinda información sobre los bienes o servicios

amortizables, organizados por Programas, la hoja nº 7 corresponde a los costos del personal,

clasificados por Programas, la hoja nº 8 corresponde a la asignación de personal por programas y

la hoja 9 corresponde a bienes o servicios que se consumen en el momento de utilizarse,


agrupados por programa. Al igual que en el caso anterior, toda esta información está organizada

por fase:

Las 3 hojas siguientes, con pestañas de color lila, corresponden a categorías de gasto (personal,

combustibles, maquinarias, construcciones). La hoja nº 10 corresponde a bienes amortizables

agrupados por categorías, la hoja nº 11 corresponde a los gastos de personal clasificados por

categorías y la hoja nº 12 corresponde a bienes y servicios consumibles clasificados por

categorías:

Finalmente, las 4 últimas hojas brindan los resultados del trabajo. La primera de ellas, la nº 13,

que es de color celeste, representa los Costos GIRSU totales, divididos por fase de la gestión:


La hoja nº 14, de color verde, corresponde a los Costos GIRSU totales organizados por categoría:

La hoja nº 14, de color rojo, corresponde a los Costos GIRSU totales organizados por Programa:


Finalmente, en la Hoja nº 16 se entregan los indicadores de RSU calculados para el Municipio:

b. Relación entre las tablas

Las tablas de la matriz tienen una lógica interna que conviene explicar para su mejor comprensión

y uso. La Hoja nº 1 contiene la información que se replicará en todas las demás tablas de la

matriz. Las Categorías de Gasto, que figuran en la Columna A de esta tabla, son las que van a


aparecer repetidas en las columnas de las tablas 10, 11 y 12 de Costos por Categorías, y en la

Hoja de Resultado nº 14 de Costo GIRSU por Categorías.

Las Fases de la GIRSU que figuran en la columna C serán las columnas de todas las tablas de

información, desde la Hoja nº 6 hasta la hoja 15.

Los nombres de los programas de cada municipio, que deben cargarse en la columna B, serán las

que aparecerán en las Hojas 6, 7, 8 y 9 de Costos por Programa y en la Hoja de Resultado nº 15

de Costo GIRSU por Programa.

Como ya se comentó, las únicas hojas que deben completarse van de la 1 a la 5. Las hojas 1 y 2

tienen la función de adaptar las tablas a la realidad del municipio y las 3, 4 y 5 son para el cálculo

del costo en sí mismo.

Estas tres hojas para el cálculo del costo se diferencian según el método de cálculo utilizado: la

Hoja nº 2 es la de Costo de Bienes y Servicios Amortizables en el tiempo, la Hoja nº 3 es la de

Costos de Personal y la Hoja nº 4 es la de Costo de Bienes o Servicios que se consumen en el

momento de uso.

Cada una de estas 3 hojas tiene una organización similar. En cada una se pueden realizar hasta

23 operaciones. Creemos que las mismas son suficientes, pero puede ampliarse rápidamente a

pedido, comunicándose con este programa de la SAyDS, si algún municipio necesita expandir

esta cantidad.

Dentro de cada uno de estos cuadros de la tabla, en la base de cada uno, en las celdas amarillas,

se cargan los datos específicos de cada operación, necesarios para el cálculo del costo. En el

gráfico siguiente se señalan estas celdas con los círculos rojos. El resultado de cada operación,

que aparecerá en la celda Costo GIRSU, se imputará automáticamente en las hojas intermedias

de Programas y Categorías y en las Hojas de Resultado finales.

En sentido vertical, también coloreados de amarillo, se cargan los datos de asignación de ese

costo a las diferentes Fases, Programas y Categorías, señaladas con los círculos azules en el

gráfico siguiente.


Una vez cargadas todas las operaciones llevadas adelante por el municipio en estas 3 hojas, el

resto se completa automáticamente. Esto refiere a las Hojas intermedias 6 a 12, a las Hojas de

Resultado 13 a 15, y a la hoja 16 de indicadores.

En adelante explicaremos con detalle cómo se realiza esta carga de las diferentes actividades,

que es el objetivo del trabajo.

c. Descripción de las Hojas

Hoja nº 1: Información del Municipio

Esta hoja tiene la finalidad de reunir los datos propios del municipio que se utilizarán

posteriormente para el cálculo de los indicadores. Como en toda la matriz, sólo las celdas en

amarillo deben completarse.

En la primer tabla aparecen datos de generación, recolección, recuperación, compostaje y

disposición. Los datos a completarse deben cargarse calculados por día. La tabla,

automáticamente los recalcula en forma mensual o anual. En caso de disponerse del dato en

forma mensual, dividirlo por 30 y cargarlo en la celda correspondiente. En caso de tener los

valores anuales, dividirlo por 365 y también volcarlo a la celda de cálculo por día. En la segunda

tabla aparecen datos de población, hogares y cuadras. En la tercer tabla aparecen datos de

presupuestos e ingresos generales y específicos de los RSU.


Hoja nº 2: Programas Municipales

Esta hoja tiene la función de dar a los programas de la matriz los mismos nombres que se les da

en el Municipio. En caso de que el municipio no dispusiera de programas que agruparan

actividades, esta matriz se podría utilizar del mismo modo. Su uso será muy útil para estudiar el

costo de una serie determinada de actividades que se quisiera relacionar y evaluar en conjunto.

Para ello bastará con darles un nombre específico, y vincularlas luego, a la hora de cargarlas, en

el momento de indicar su asignación.

En esta hoja aparecen tres tipos de datos: las Categorías de Gasto, las Fases de la GIRSU y los

nombres de los Programas Municipales.

Tanto las Categorías de Gasto, como las Fases GIRSU son los usualmente aceptados, por lo que

no recomendamos modificarlo. Para organizarlas y nombrarlas de ese modo hemos revisado y

analizado diferentes realidades de municipios y países.

En el caso de las Categorías de Gasto, la misma es muy similar a la que se utiliza en numerosos

sistemas presupuestarios de Argentina. Las categorías hacen referencia a los rubros más

comunes en los que se clasifican los gastos. En este manual hemos abierto las siguientes

categorías:

• Edificios, Construcciones y Materiales

• Bienes

• Combustibles y Lubricantes

• Maquinarias y Equipos

• Vehículos

• Personal

• Ropa y Elementos de Trabajo

• Servicios

• Otros

Estas categorías son transversales a cualquier actividad, por lo que cada acción que se esté

costeando, deberá estar asignada a una categoría de gasto determinada. Ello va a permitir luego,

saber cuánto insume cada categoría del costo total GIRSU, o, expresado de otro modo, cómo se

reparte el costo total entre las diferentes categorías de gasto.


En el caso de las Fases de la GIRSU, es muy probable que algunas de ellas no se estén

implementando en el municipio, por lo que en el momento de la carga no se completarán,

quedando con costo nulo dentro del costo total. Éste, nos parece el mejor tratamiento, de manera

que se visualice la situación y que se evalúe si es conveniente o no reasignar algunas partidas y

comenzar a implementar alguna de estas fases.

Por otra parte, debe quedar claro desde el inicio que esta matriz es un instrumento para calcular

los Costos GIRSU de un municipio, pero que requiere para ello de un trabajo previo. La mayor

utilidad de la misma es que provee información desagregada, en este caso, de los programas y

actividades municipales.

Para ello, un primer paso es realizar el relevamiento de Programas llevados adelante en cada una

de las fases de la gestión, antes de volcar esa información en la matriz. El objetivo de este

sistema es tener claro cuáles son los Programas en que se agrupan las diferentes actividades. Ya

que uno de los reportes de la matriz es la clasificación del Gasto por Programas, una buena

clasificación de los mismos es fundamental para obtener el mayor provecho posible. Vale la pena

recordar que con el nombre de Programas nos referimos a un conjunto de actividades, vinculadas

entre ellas, que tienen un objetivo común. Más allá de que los programas no tengan un

reconocimiento formal por parte del municipio, agruparlos puede ser muy útil desde el punto de

vista de la evaluación de los costos en que invierte en ellos el gobierno local.

Ejemplos:

Programa 1: Limpieza de Plazas.

Actividades:

• trabajo de la cuadrilla de barredores

• colocación de tachos de residuos en las plazas

• arreglo de los tachos de residuos de las plazas

• retiro de los restos de poda de las plazas

• limpieza de la plaza.

Programa 2: Ordenamiento del Relleno Sanitario.

Actividades:

• Alambrado del Relleno Sanitario

• Arbolado del Relleno

• Consolidación de los Caminos Rurales

• Trabajo de los operarios viales

• Arreglo de la bomba de extracción de líquidos lixiviados.

Programa 3: Campaña de Educación en Escuelas Primarias.

Actividades:

• Diseño e impresión de folletos

• Capacitación de Docentes

• Capacitación de Voluntarios


• Compra de materiales de trabajo

• Organización de viandas y comidas

Cada una de estas Actividades va a ser posteriormente costeada separadamente, pero

agrupándolas temáticamente, a la medida y la necesidad de cada municipio, se va a poder

obtener un nivel más detallado de información, muy útil para visualizar la eficiencia conjunta de los

programas implementados.

Vale aclarar que en esta matriz se ha puesto un límite de 33 Programas, como máximo, en que se

pueden agrupar las Actividades. El mismo es suficiente para evaluar las necesidades de los

Municipios. Depende cada municipio la agrupación que hace. Como casos límite, se puede hacer

todo el trabajo suponiendo que se dispone de 1 sólo programa (con lo que perderá un nivel de

desagregación de la información) o trabajar con 1 programa diferente para cada actividad (que

impedirá vincular los programas). Lo ideal es que cada programa cubra una serie de 5 ó 6

actividades, fijando un límite ilustrativo y práctico, aunque no necesario.

Como queda claro por el color amarillo, los campos a completar deben realizarse en la Columna

B, donde deben cargarse los nombres de las diferentes Programas llevadas adelante por el

Municipio. Acá los nombramos de un modo ilustrativo:

Una vez cargados las Programas con los nombres utilizados por el Municipio, ya se puede pasar a

la etapa principal de cálculo de costos de las Actividades.

Hoja nº 3: Costo de Actividades que se amortizan en el tiempo

Si bien se han explicado diferentes sistemas de cálculo de costo de bienes amortizables, como ya

señalamos en la sección correspondiente, en esta matriz se utilizará el sistema más simple, de

amortización por tiempo, medido en años de vida útil.


Como en los otros casos, los únicos campos que deben completarse son los de las celdas de

color amarillo. Para su reconocimiento individual, cada operación tiene un número de

identificación. En la Imagen que se anexa, dichos números están indicados con color y

corresponden a las celdas B4 y B10, que se encuentran combinadas.

Continuando con la descripción del proceso de cálculo de costos, el primer campo que se debe

completar es el que corresponde a la celda B8, señalado como “Ítem”. Allí debe escribirse el

nombre del bien o servicio a valorizar. Cabe indicar que el nombre que se escribe, tiene

importancia, porque luego permitirá reconocer claramente de qué operación se trata, por lo que

conviene detallarlo con un mínimo de atención y especificidad.

Supongamos que la operación a valorizar comprende la compra de 2 camiones recolectores

abiertos, de $ 120.000 cada uno y con 15 años de vida útil.

En este caso, en la celda B8 colocaremos como nombre del ítem a valorizar “Camiones

Recolectores”,


A continuación, se indicará qué porcentaje de los camiones se afecta a las actividades GIRSU.

Este valor se colocará en la celda C8. Si los camiones se compartieran en partes iguales con otras

áreas municipales, se colocaría 50%. En este caso que estamos analizando, la asignación es de

100%:

Luego habrá que indicar la cantidad de camiones que se adquirieron, en este caso 2. Este valor se

colocará en la celda D8. Hay que aclarar en este punto, que se debe indicar cuántos bienes o

servicios que se han utilizado o adquirido, reúnen las mismas características. Es decir, tienen el

mismo precio, se afectan en el mismo porcentaje al GIRSU, tienen la misma vida útil y

corresponden al mismo programa, categoría y Fase GIRSU. Si alguno de estos elementos no

coincidiera, se debería hacer operaciones separadas para los que fueran diferentes:

Aclarado el tema de la cantidad, sigue el tema del valor de mercado. Este valor se colocará en la

celda E8. Como ya se señaló en las secciones previas, si se conoce el precio pagado, debe

colocarse éste. Si no se lo conoce porque se ha realizado alguna transacción especial, debe

estimarse el mismo. Si no se tiene el precio pagado, lo que corresponde es colocar el precio de

mercado de un bien o servicio de similares características (antigüedad, vida útil, estado, etc.):

Luego debe indicarse la vida útil del mismo, según sus especificaciones técnicas (15 años en

nuestro ejemplo). Este valor se colocará en la celda F8:


Como se puede apreciar, una vez completado este dato, aparecen automáticamente la

Depreciación y el Costo GIRSU.

Asignación del costo:

El paso siguiente tiene que ver con la asignación de ese costo en subcategorías. Esto implica que

se definirá a qué Programa, Categoría de Gasto y Fase GIRSU pertenece esa operación. En este

punto es donde queda clara la necesidad de cargar bien los programas de la hoja nº1, señalada

en la sección anterior. A diferencia de los anteriores pasos señalados, en este caso no se debe

escribir, sólo elegir entre las opciones predeterminadas.

En el Caso del “Programa”, lo asignamos arbitrariamente a un programa llamado “Recolección

Barrio Central”:

En el caso de la Categoría de Gasto, debe asignarse la compra a alguna de éstas, como lo

explicamos en la sección anterior. En este caso, seleccionamos la categoría “vehículos”:


Finalmente, se debe indicar la Fase GIRSU a la que pertenece esta adquisición, en este caso,

“Recolección”:

Una vez completados todos estos datos, se puede observar cómo evoluciona la hoja nº6, donde

figuran los costos de los Bienes Amortizables por Programa. Hasta ahora sólo figura una sola

operación, la recién cargada, pero se puede apreciar que, hasta el momento, el Costo GIRSU

anual es de $16.000, como consecuencia de la Fase GIRSU “Recolección” y del Programa

“Recolección Barrio Central”.

A su vez, la Hoja nº 10, que corresponde a Costos de Bienes Amortizables por Categorías,

también se ha modificado de acuerdo a lo completado. En ella puede verse que, clasificado por

fases, el costo total es el mismo visto recién, lo que es lógico y necesario. Pero ahora la matriz

muestra en la Categoría de Gasto “Vehículos” que se ha realizado la inversión:


Mostraremos a continuación una operación ya terminada, de compra de una balanza electrónica

para pesar camiones que cuesta $ 56.000 y tiene una vida útil de 10 años:

Estas dos operaciones cargadas pueden observarse en la Hoja nº 6, que se ha modificado. Allí

puede verse que el Costo Total GIRSU ahora es de de $ 21.600, de los cuales $ 16.000 se han

invertido en la fase de recolección y $ 5.600 en Disposición Final. A su vez, $ 16.000

corresponden al programa de Recolección del Barrio Central y $ 5.600 al Programa de Control de

RSU:


Por otra parte, la Hoja nº 10, de Costo de Bienes Amortizables por Categorías, reparte el costo

entre las categorías de Maquinarias y Equipos y la de Vehículos:

a. Carga de Actividades de Trabajo del Personal

La carga de operaciones relativas al trabajo del Personal se lleva a cabo en la hoja nº 4. Igual que

en la hoja anterior, aquí también, los únicos campos que deben completarse son los de las celdas

que tienen color amarillo.

En general, estas tablas de Personal son similares a las hojas de Bienes o Servicios Amortizables.

Igual que en el caso anterior, cada operación tiene un número de identificación. Para reconocer

cada valuación, el nombre con que se identificará cada operación debe escribirse en las celdas

que, en esta imagen, señalan las posiciones B8 y B14:

Para ilustrar esta operativa vamos utilizar un ejemplo:


Supongamos que se contrata un grupo de 3 barrenderos para la limpieza del Barrio Central. Cada

uno de ellos recibe honorarios por $ 3.000 mensuales. Además, el Municipio abona aportes por $

630 en concepto de aportes y obra social y tiene contratado un seguro por $70 mensuales.

Comenzando por el nombre de la operación, nombramos la misma “Equipo de Barrenderos”:

Luego, indicamos que este grupo de trabajadores destinan el 100% de su trabajo a este

programa:

Como ya dijimos, son 3 trabajadores que perciben el mismo sueldo (si tuvieran diferentes

honorarios o aportes, habría que realizar operaciones diferentes para cada uno):

Para el cálculo del costo, más allá de lo que cada trabajador percibe en mano, el pago total que

realiza el municipio cada mes es de $ 3.700 para cada uno, incluyendo aportes y seguro, que en

13 meses incluyendo aguinaldo totalizan $ 44.400 mensuales y $ 133.200 anuales:


Los siguientes 3 pasos, igual que en la hoja anterior de los bienes y servicios amortizables,

corresponde a la asignación del costo a un programa, una categoría de gasto y una fase GIRSU.

Comenzamos con el programa:

A continuación, indicamos la categoría a la que pertenece. En el caso del costo del trabajo, la

categoría debe ser siempre “Personal”. Esto es muy importante recalcarlo:

Y finalmente se indica la fase GIRSU:

Con todos los datos ya completos, podemos observar cómo se ha modificado la hoja nº7, de

Costos de Personal por Programa. En la misma se aprecia que el Costo GIRSU en Personal es de

$ 133.200 anuales, los cuales se han generado en la fase de Barrido y Limpieza, del Programa

Cooperativa de Barredores:


A su vez, la Hoja nº 11 de Categorías de Gasto, también se modifica automáticamente. En ella se

observa el costo de Personal, que también corresponde a la Fase de Barrido y Limpieza. Como ya

dijimos, como un modo de control, en esta hoja, la única categoría que debe estar llenada es la de

Personal

Finalmente, en la hoja 7, se puede encontrar la cantidad de trabajadores que se dedican al GIRSU

en cada programa y cada fase. Esta hoja sirve para tener un control rápido de en qué áreas se

asignan las personas que trabajan en la GIRSU:


Para culminar la explicación de esta hoja, incluiremos un segundo ejemplo de un programa de

educación, donde se contrata un profesor para concientizar a los chicos, al que se le abona

mensualmente $ 2.800:

Luego de estas dos operaciones, la Hoja 7 queda modificada de la manera siguiente, totalizando

$166.800, asignados a los diferentes programas y fases:


A su vez, la Hoja nº 11, indica Los costos de Personal por Categoría en las fases de “Barrido y

Limpieza” y “Educación”. A su vez, visto desde las categorías de gasto, obviamente, ambas

operaciones corresponden a la categoría “Personal”:

b. Carga de operaciones de Bienes y Servicios que se Consumen en el

momento de uso

Esta última hoja, la nº 5, corresponde a los bienes y servicios que se consumen en el momento en

que se utilizan. Igual que en las dos hojas anteriores, la Hoja nº3 y la Hoja nº4, aquí también, los

únicos campos que deben completarse son los de las celdas de color amarillo. También esta hoja

tiene las mismas 3 celdas de asignación, para Programas, Categorías de Gasto y Fase GIRSU:


Para ejemplificar su uso, supongamos que se compra un lote de pintura, parte del cual se va a

utilizar para pintar una pared de la Planta de Recuperación de Residuos. La compra es por $ 347

y la pintura se usa en los siguientes dos meses. Para ilustrar el ejemplo, supongamos que la mitad

de dicha pintura se usa para el GIRSU y la otra mitad para otro programa municipal de otra área.

Se asigna esa compra al Programa de Recuperación y Reciclaje. Comenzamos por completar el

nombre del ítem que se ha adquirido:

A continuación indicamos que sólo el 50% de la pintura se usa para estos programas del GIRSU:

Luego incorporamos la cantidad. En este ejemplo, a pesar de que se han comprado varios litros

de pintura, la cantidad corresponde a una sola compra por este valor:


Finalmente indicamos el monto de la compra:

Por su parte, entrando a las celdas de asignación, indicamos en la celda de Programa que esta

operación pertenece al Programa de Recuperación y Reciclaje:

A continuación, completamos el campo de Categoría de Gasto:


Y finalmente, la Fase GIRSU a que corresponde:

Con esta última especificación, ya queda completada la operación. Con ello, podemos ver cómo

queda la Hoja nº 9 de Costo de Bienes y Servicios de Consumo por Programa. En ella se percibe

el total asignado a la Fase “Recuperación” y al Programa “Recuperación”:


Por su parte, la Hoja nº 12, del costo de los Bienes y Servicios de Consumo por Categorías de

Gastos, muestra la asignación a la Fase de “Recuperación y Venta de Materiales” y a la Categoría

“Edificios y Construcciones”:

Desarrollamos un ejemplo más para ilustrar el funcionamiento: Se compran 2 juegos de

Mamelucos para cada operario de los camiones de Recolección. En total se adquieren 30

mamelucos, que cada uno tiene un costo de $ 150. Estos mamelucos se asignan al Programa

“Camiones Compactadores”, a la Categoría “Ropa y Elementos de Trabajo” y a la Fase GIRSU

“Disposición Final”:


De este modo, la Hoja nº 9, de Costo de Bienes de Consumo por programa, queda completada de

este modo:

Y la Hoja nº 12, de Costos de Bienes y Servicios de Consumo por Categorías de Gasto, de la

siguiente manera:


c. Análisis de las Tablas de Resultado:

Las tablas de resultados del Costo Total GIRSU son las correspondientes a la Hoja nº 13 (Costo

GIRSU por Fase), la Hoja nº 14 (Costo GIRSU por Categorías) y la Hoja nº 15 (Costo GIRSU por

Programa). Las mismas recolectan y combinan automáticamente los resultados de las tablas que

describimos anteriormente.

Por el hecho de combinar la información de Bienes y Servicios Amortizables, la información de

Costos de Personal y la información de Bienes y Servicios de Consumo, las tres tablas de

resultados tienen los mismos costos totales finales. Esto quiere decir que, lógicamente, los

resultados de las 3 tablas coinciden.

A pesar de ello, cada una tiene una utilidad. La Hoja nº 13 presenta los resultados totales en cada

una de las fases de la GIRSU:

La Hoja nº 14, por su parte, presenta la información coincidente, pero organizada por las

categorías de Gasto. Como puede apreciarse, los costos totales de cada fase coinciden con los de

la hoja anterior:

Finalmente, la Hoja nº 15 presenta la información organizada por programas, que como ya se

señaló, representan conjuntos de actividades con algún fin común. Igual que en el caso anterior,

tanto el total, como los subtotales por Fase GIRSU coinciden en las 3 tablas de resultados:


d. Análisis de la Hoja de Indicadores

Para finalizar, detallamos el análisis de la Hoja nº 16 correspondiente a los indicadores de RSU.

La misma se genera automáticamente con los datos que se calculan en las tablas de resultados y

la información del municipio completada en la Hoja nº 1. Ésta compila información de Costo Total,

Costos de Recolección, Costos de Recuperación de Materiales, Costos del Compostaje, Costos

de la Disposición Final. En general, todos están calculados por toneladas, por habitante y por

contribuyente, para evaluar la eficiencia de los programas. Por otra parte, se presentan

indicadores de participación de las principales fases de la gestión en el total del costo GIRSU.

Finalmente se presenta un cuadro de indicadores de sustentabilidad económica de la GIRSU.


El siguiente trabajo fue realizado por Santiago Solda

Observatorio Nacional de Residuos Sólidos Urbanos

Coordinador Observatorio Nacional Pablo Schamber

Programa Nacional de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos

Coordinador General Pablo Edgardo Mesa

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable

Secretario Homero Bibiloni

More magazines by this user
Similar magazines