t opos ropost - Topos y Tropos

toposytropos.com.ar

t opos ropost - Topos y Tropos

Segundo Seminario:

"Salarios y Empleo en la Argentina actual"

Primera Parte: Cuadro de la

situación actual.

A mí me propusieron en este

ciclo, que están organizando los

compañeros, hablar del tema

«Salarios y Empleo en la Argentina

actual». Lo que voy a tratar de hacer

en el curso de estas dos reuniones,

alternando entre una exposición y la

posibilidad de conversar entre

nosotros es, en primer lugar, tratar

de exponer una suerte de diagnóstico

sobre cuál es la situación, es decir el

cuadro de situación, que tenemos

hoy y por qué; y luego, a partir de

esto, intentaré exponer cuales son

aquellas líneas que nosotros

proponemos como alternativas de

solución de lo que hoy ocurre. Estos

serian los dos aspectos de la

presentación, lo que voy a tratar de

hacer primero es ir completando el

diagnóstico porque siempre lo que

uno propone, alguna relación tiene

con un modo de ver la realidad. Por

lo tanto lo primero que hay que

tratar de poner en común es eso.

Primera Parte: diagnóstico de la

situación del salario y del empleo

Cuando uno intenta hablar de

la situación que tienen los salarios y

el empleo en Argentina, lo primero

que tiene que tener en claro es que

está hablando, sobre todo si lo

ubicamos en la perspectiva del

funcionamiento de la economía está

hablando de un resultado, del efecto

que sobre lo que se suele denominar

el mercado de trabajo, o el mundo

laboral, tiene el funcionamiento del

conjunto de la economía. Para

entender lo que pasa en el mundo

Por Claudio Lozano*

* Director del Instituto de Capacitación de la CTA Nacional, Diputado

Nacional y Director del Instituto de Estudios del Sindicato de ATE.

laboral o en el denominado mercado

del trabajo, hay que tener alguna

idea del tipo de dinámica económica

que en todo caso ha venido primando

en nuestro país. Dicho de otra

manera, toda economía supone la

vigencia de un régimen de

funcionamiento, por régimen me

refiero a un conjunto de relaciones

que se establecen en la sociedad

para que su economía funcione. Más

allá de si uno acuerda o no acuerda

con esas relaciones, lo cierto es que

siempre hay un conjunto de

relaciones que determinan el modo

de funcionamiento de la economía.

Ese conjunto de relaciones que

determinan el modo bajo el cual se

organiza el sistema económico en

una sociedad determinada, es lo que

determina su régimen de

funcionamiento económico.

Nosotros en general cuando

hablamos de ese conjunto de

relaciones, solemos decir que lo que

se está definiendo es la matriz

distributiva de la sociedad. Por

matriz distributiva me refiero al

modo en que se distribuyen los

esfuerzos, las capacidades, las

oportunidades y los beneficios en el

funcionamiento general que esa

sociedad tiene. Esa matriz que podrá

ser más igualitaria o menos,

profundamente injusta o poco

injusta, esa matriz distributiva es la

que determina el tipo de régimen

económico que uno tiene.

Para ser mas preciso, hay por

lo menos cuatro grandes relaciones

que hay que observar y que son las

que definen el régimen económico y

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

1

Revista


que tienen que ver con esa matriz

distributiva que esta primando en

cada una de las sociedades que uno

quiere examinar. Esas cuatro

relaciones fundamentales son:

· La primera el modo en que se

distribuyen los medios de

producción, es decir, aquellos

medios que sirven para

organizar el proceso

económico y producir, esto

remite al grado de

concentración en la economía,

es decir si son pocos o

muchos lo que tienen control

sobre el funcionamiento

económico. Rápidamente para

ustedes no debe ser difícil

asimilar, que en el caso

argentino como consecuencia

del proceso vivido, lo que se

ha dado es un fenómeno de

alta concentración de los

principales mercados en muy

pocas manos, son muy pocas

empresas las que terminan

controlando los principales

mercados de la economía

argentina. Entonces tenemos

que la primera relación

importante es la distribución

de los medios de producción

vigente, o existente, en una

sociedad.

· La segunda relación, que

también es constitutiva de

esta matriz, es la relación

entre ingresos populares y los

ingresos de los sectores

empresariales. En realidad

esta segunda relación es la

que normalmente suele

presentarse como distribución

del ingreso. Esta segunda

relación por cierto va a tener

mucho que ver con la

primera, porque

indudablemente si son pocas

las firmas, las empresas o los

grupos empresarios que

controlan cada mercado,

implica que esos actores van

a tener mayor capacidad para

apropiarse de buena parte del

excedente económico que la

sociedad genera. Por lo tanto

van a determinar esta segunda

relación que acabo de

mencionar que es la relación

de distribución del ingreso

entre los ingresos de los

sectores populares y los

ingresos de los sectores

empresariales existentes.

· La tercer relación tiene que ver

con el modo en que interviene

el estado en la economía, esto

supone bajo qué modalidad

recauda sus impuestos; esto

implica de qué modo asigna sus

gastos; a quiénes subsidia o

deja de hacerlo; qué tipo de

regulación hace del

funcionamiento de la

economía; si tiene o no tiene

intervención empresaria. Esta

es una tercera relación

sumamente importante en

esta matriz de relaciones que

digo define todo régimen de

funcionamiento económico en

una sociedad.

· La cuarta relación tiene que ver

con las características de su

sistema monetario, es decir de

su moneda y de su sistema

financiero.

Por lo tanto, recapitulando, cuatro

relaciones fundamentales definen la

matriz distributiva que determina el

régimen de organización económica

de una sociedad. La distribución de

los medios de producción o el grado

de concentración de los mercados;

la distribución del ingreso, es decir

relación entre ingresos populares y

los ingresos de los distintos sectores

empresariales; tercera relación: el

modo de intervención del estado

dentro de la economía; y, cuarta

relación, la moneda, el sistema

monetario y financiero dentro de la

sociedad. Estas cuatro relaciones

van a ser las que definan el tipo de

vinculo que esa economía tenga con

el sistema internacional, es decir

define el tipo de vinculo que tiene con

su región y con el mundo. Por lo

tanto, lo que quiero decir con esto,

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

2


es que de acuerdo a la matriz

distributiva que tenga el régimen

económico que analicemos van a ser

diferentes los resultados que en

términos de empleos y de salarios

vamos a tener en cada economía.

Hecha esta precisión puntual,

para tener en claro que cuando uno

habla de empleos y salarios las

causas del problema están en toda

esta otra discusión, lo que se tiene

que pasar en limpio mínimamente

son algunas de las características que

ha tenido el proceso histórico

reciente de la economía Argentina y

que efectivamente es el que explica

por qué, este conjunto de

relaciones, tienen en nuestro país

determinadas características y por

qué razón entonces se han

producido determinados impactos en

lo que tiene que ver con el salario y

el empleo en nuestro país. En este

sentido la visión que nosotros

tenemos es que en la Argentina,

desde mediados de la década del 70

hasta finales del 2001, rige un

esquema de funcionamiento

económico que nosotros

caracterizamos como un régimen de

acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales, Y, que la vigencia de ese

régimen, que va a tener impacto en

cada una de estas relaciones que yo

acabo de mencionar, va a producir

efectos concretos sobre la situación

que tenemos en materia de salario

y empleo. Obviamente cuando se

dice mediados de la década del 70

lo que se está señalando es que hay

un punto de ruptura en el

funcionamiento de la economía

Argentina, un punto de ruptura que

esta puesto en marcha a partir del

golpe de Estado del 76 y que va a

tener una profundización importante

durante la década del 90 hasta la

crisis del 2001 y 2002, ingresando

hoy en una etapa que sus

características en todo caso vamos

a comentar luego.

Ese régimen de valorización

financiera, se implanta a partir de una

definición fundamental, que es el

tema de la apertura de la economía.

Apertura que implica desmontar todo

aquel conjunto de regulaciones -por

lo tanto estaba interviniendo en una

de las relaciones que yo mencioné

anteriormente, que es la de la

intervención del estado-, se estaba

modificando el tipo de intervención

que el estado tenía en la economía

Argentina.

Esa apertura, implicó por lo

menos dos grandes cuestiones:

· Una, es la apertura al ingreso

de producción extranjera, que

entraba en competencia con la

producción local, esa fue una

de las líneas de la apertura que

se vivió en la economía

argentina, y que es lo que se

suele denominare apertura

comercial, porque pone en

competencia los productos

locales con los extranjeros.

· La otra, probablemente la más

relevante por el tipo de

impacto que produjo, e incluso

es en la que ha habido menos

modificaciones hasta el

momento, que es la

denominada apertura

financiera; es decir, aquella

que tiene que ver con las

posibilidades que los capitales

ingresen o egresen, entren o

salgan de la economía

Argentina sin explicación de

ningún tipo. Nosotros no

establecemos como país

ningún tipo de diferenciación

respecto a si tal capital puede

o no ingresar en función del

destino que van a tener, nos

da igual si el capital ingresa

para realizar una renta

financiera, que si ingresa para

realizar una inversión

productiva y nos da igual si

ingresa para alojarse en un

sector que en otro, no hay por

parte del país una regulación

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

3

Revista


del ingreso del capital

extranjero.

Esa es la doble realidad, las dos

líneas de lo que en todo caso fue la

clave determinante en el cambio en

el régimen de intervención del estado

en la economía, una de las relaciones

del régimen económico y que pone

en marcha el proceso de

acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales.

¿Qué es lo que va a producir la

apertura? Esta apertura va a permitir

en un particular contexto

internacional, que era el contexto

internacional de abundancia de la

disponibilidad de fondos, porque

existían los petrodólares en el marco

de la crisis del mundo desarrollado;

es decir que como había fondos

disponibles en el mundo a bajas

tasas de interés, permitía la apertura

financiera que capitales existentes en

la Argentina, fundamentalmente

grandes firmas, grandes grupos

empresarios locales o extranjeros,

pudieran tomar créditos a bajo

costo, por lo baja de la tasa de

interés, y puedan traerlo a la

economía argentina colocándolos

por ejemplo en el sistema financiero

local, que en el marco del dispositivo

de política económica que se

establece desde la dictadura en más,

tiene una tasa de interés o va a

mantener siempre una tasa de

interés superior a la existente en el

mundo. Es decir que la existencia de

una apertura que permitía la entrada

y salida de capitales sin ningún tipo

de límites, con el mantenimiento de

un dólar prefijado en la tablita o fijo,

que era lo que estableció primero

Martínez de Hoz y después Cavallo

la convertibilidad, y con las tasas de

interés que en nuestro país eran más

altas que las vigentes en el mundo

se permitió tomar fondos a bajo

costo, en moneda internacional, que

se los transformaba al valor del dólar

vigente en moneda local, esos

fondos se los invertía en el sistema

financiero argentino a altas tasas de

interés y luego con el dólar que se

mantenía al mismo valor, se los

volvía convertir en moneda

internacional y la diferencia o todos

los fondos se los sacaba del país.

Habiendo en este proceso un doble

movimiento, primero de

endeudamiento de ese grupo

empresario privado, que estaban

tomando fondos, luego acumulación

financiera, porque lo que estaba

realizando era una ganancia

financiera en función de la diferencia

entre la tasa de interés nacional y el

de interés vigente en el mundo, y

tercero haciendo posible la salida de

ese capital a resguardo de cualquier

eventualidad colocado en el exterior.

Esta lógica de acumulación

financiera, endeudamiento externo y

fuga de capitales, va a ser la lógica

central que organiza el

funcionamiento del proceso

económico argentino desde 1.976

en delante.

Las condiciones de posibilidad que

hacían que esto funcionara era: por

un lado la apertura de la economía

argentina y por otro lado la

existencia de fondos en el mundo,

es decir fondos disponibles en el

sistema financiero internacional.

Había una tercera condición, que

hizo posible todo esto, que fue el

papel que cumplió el estado dentro

del funcionamiento de la economía,

por eso empecé diciendo que una de

las relaciones es el modo en que

interviene el estado, lo que permite

modificar drásticamente las

condiciones de funcionamiento de la

economía argentina, es un cambio

cualitativo en el tipo de intervención

del estado en la economía. Más allá

del discurso neoliberal que dice que

se retira, en la práctica lo que hubo

fue una nueva forma de regular el

funcionamiento económico.

En este sentido. ese nuevo papel

del estado se caracterizó por una

lógica fundamental, que es un estado

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

4


dedicado a garantizar el negocio del

gran capital privado:

· Este estado va a tener, por un

lado un tipo de política

económica y de lógica de

funcionamiento fiscal, que

establecía las tasas de interés

a nivel local más altas que las

existente a nivel mundial; es

decir, viabilizaba la ganancia

financiera, esta es una primer

función que el estado cumplía.

· En segundo lugar, el estado lo

que hizo, cada vez que el

negocio principal de la

economía argentina que era el

negocio financiero entraba en

crisis, fue hacerse cargo de

esa crisis financiera y de las

deudas privadas. Porque,

como ya dije antes quienes

comenzaron con esta lógica de

acumulación financiera, es

decir realizar ganancias

financieras endeudándose para

luego fugar capitales, fueron

grupos empresarios privados,

no empezó endeudándose el

estado como muchas veces

dice el discurso liberal en la

Argentina sino el gran capital

privado. Y el estado ante la

crisis, crisis que se produce en

determinadas circunstancias

que luego voy a explicar, toma

la decisión de asumir la deuda

privada y transformándola en

deuda pública. Es decir lo que

va a haber por lo general en

cada crisis es un proceso de

asunción de deudas privadas

por parte del estado

argentino, el estado absorbe la

deuda privada.

La primer característica del

estado era garantizar la renta

financiera con un tipo de cambio fijo

una tasa de interés alta y

estableciendo una política de

apertura. La segunda característica

del estado, es que en cada crisis

absorbía la deuda de los privados. Y

tercera característica del estado es

que, cuando no había dólares

suficientes en la Argentina para

poder sacar al exterior vía fuga de

capitales la renta financiera, el

estado a través de sus empresas se

endeudaba tomando créditos en

dólares en el exterior para

transferirlos a esas empresas

privadas que los necesitaban. Es

decir que si uno sigue la lógica de

endeudamientos de las empresas

públicas argentinas, no está

determinada por sus necesidades,

sino por la necesidad de sostener la

fuga de capitales. Esto hace incluso

que hubiera endeudamiento en

dólares para cuestiones en donde

uno no hubiera necesitado dólares

por parte de las empresas. Los que

si necesitaban dólares para poder

sacar los capitales al exterior, eran

los agentes económicos más

importantes de la economía local.

Sintetizando un poco lo que digo

es que si uno va analizar el empleo

y el salario hay que entender

primero que lo que ocurre allí es el

efecto de un régimen económico.

Esta es la primer cuestión que intento

dejarles claro; la segunda cuestión

es que ese régimen está determinado

por una matriz distributiva, esa

matriz distributiva supone un

conjunto de relaciones y esas

relaciones son cuatro: distribución de

los medios de producción,

distribución del ingreso, modo de

intervención del estado en la

economía, y régimen monetario.

Estas son las cuatro relaciones que

determinan el régimen cuyo efecto

va a estar expresado en el nivel de

empleo y de salarios. Pasando en

limpio esto, en lo que hace a la

economía argentina dijimos que

desde 1.976 hay un régimen de

acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales. Primera condición de esto

es la apertura de la economía

argentina tanto comercial como

financiera; la segunda es la

disponibilidad de fondo en el exterior,

en el sistema financiero

internacional; la tercera es el papel

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

5

Revista


del estado que tuvo tres funciones:

garantizar la renta financiera,

absorber la deuda privada y

endeudarse para sostener la fuga.

El hecho de que se haya

instaurado en la Argentina un

régimen de acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales, da como resultado una

dinámica económica que va tener

impacto sobre el nivel de empleo y

los salarios. Todo esto lo estuve

diciendo para que vayamos a ese

punto. En realidad, este régimen

tiene una característica que es la

acumulación financiera, que la

principal fuente de obtención de

beneficios en la economía argentina

a partir del 76/77 pasó a ser la

ganancia que se obtiene en

actividades financiera. Ya sabemos

que una economía capitalista

funciona en base a la obtención de

beneficios, la lógica de una economía

capitalista no se organizan los

recursos disponibles para satisfacer

las necesidades, una economía

capitalista se organiza para obtener

beneficios. Pero en una economía

capitalista el hecho de que la principal

fuente de beneficio fuera la ganancia

financiera, dio lugar a una lógica de

funcionamiento, que fue mas o

menos la siguiente, y que casi sin

interrupciones estuvo presente

desde 1.976 hasta el 2001; más allá

de las diferentes coyunturas y de las

diferentes estrategias de políticas

que en cada coyuntura se aplicaba.

El hecho de que la principal ganancia

fuera la financiera, determinó la

tendencia de que fuera más

conveniente invertir en el sistema

financiero que en la producción. Por

lo tanto, eso hizo que lo que crecía

en la Argentina fuera la inversión

financiera y, en esto hay que ser

muy claro, no era patrimonio

exclusivamente de los bancos, sino

incluso de las grades empresas

argentinas que controlaban

mercados, los recursos que obtenían

en lugar de ponerlos en inversión de

sus plantas, para ampliar su

capacidad productiva o mejorar la

productividad, los utilizaban para

invertir en el sistema financiero, a las

tasas que tenía. Por lo tanto

Argentina tuvo una etapa de alta

inversión financiera que dio lugar una

baja inversión productiva. El hecho

de que hubiera una baja inversión

productiva, es decir inversión en

ampliar y mejorar nuestra

posibilidad de producción en el país,

como ocurría en el marco de una

economía que estaba abierta, porque

funcionaba a la apertura y a la

apertura comercial, entraba

producción del exterior a competir

con la producción nuestra. En un

contexto donde nuestras empresas

no invertían adecuadamente, dio

como resultado un impacto de

destrucción del aparato productivo,

que en términos mas estrictos uno

podría llamar desindustrialización.

En la Argentina pierde espacio el

sector productivo industrial respecto

al resto de la economía. Las altas

ganancias financieras hacen que la

inversión dominante sea la

financiera. Como esa baja inversión

productiva se daba en un contexto

donde el aparato productivo

argentino competía con lo que venía

de afuera, se destruye el aparato

productivo local y se produce la

desindustrialización. A su vez, la

desindustrialización va a dar como

resultado una expulsión de

trabajadores, por lo que va a haber

un impacto creciente en términos de

desempleo. Esto va a adoptar

distintas formas, pero en una

primera etapa, la expulsión del

sector formal, no necesariamente

implicaba ir al desempleo porque por

ahí la gente podía mantener alguna

estrategia de cuentapropismo o lo

que fuere; esto ocurrió por ejemplo

en la primer parte de la dictadura;

luego, dado que el sector formal

expulsaba trabajadores, va a ir

debilitando la capacidad de discusión

salarial que tenían quienes mantenían

el empleo y por lo tanto se va a

expresar en términos de caída del

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

6


ingresos de los que quedan

ocupados. Posteriormente la pérdida

del empleo va a significar la

indigencia, con nulas o escasas

posibilidades de cuentapropismo.

Es decir que puesto en términos

muy sencillos, este régimen de

acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales, cuya condiciones son la

apertura, la posibilidad de la

existencia de disponibilidad de fondos

en el exterior y un estado que se hizo

cargo de cubrir los negocios privado,

va a tener un dinámica de

funcionamiento que va a ser alta

inversión financiera, baja inversión

productiva, desindustrialización, alto

desempleo, y caída de los ingresos

de los que están ocupados. Estas son

las tendencias básicas que va a tener

el régimen Argentino a partir de 1976

hasta la última crisis, que comienza

en el año 98 y dura hasta el año

2002, donde se da el proceso que

estamos viviendo en la actualidad.

En términos concretos estas

tendencias van a dar como

resultado, o van a estar pautadas

durante este período largo que yo

estoy comentando, desde 1.976 a

2.001, por distintas crisis. Es decir,

no es que fue todo lineal sino que

hubo crisis en Argentina durante todo

este período. Y en realidad las crisis

van a estar vinculadas, a la

posibilidad de que funcionara este

dispositivo de la apertura con fondos

disponibles en el exterior y con un

estado con capacidad de hacerse

cargo de los negocios privados. Todo

este período implicó crisis de

distintos tipos: la primera crisis la

vamos a tener en el año 82; la

segunda crisis en el año 89; la

tercera en el 94/ 95; y, la cuarta en

el período 98/ 2002.

La crisis del año 1.982. Les decía

que este modelo funcionaba sobre

la base de tomar fondos en el

exterior para producir renta

financiera que después salían los

capitales con esas rentas

acumuladas. En 1.982 hay un cambio

en la situación internacional, por la

crisis mexicana, y se produce un

salto en la tasa de interés mundial

que rompe con la lógica interés

barato en el mundo, y que permitían

hacer este proceso de acumulación

financiera. Casualmente la crisis del

82 va a dar lugar al primer momento

en que el estado, con Cavallo a la

cabeza, se queda con la deuda de

los grandes grupos privados, es decir

sale a cubrirlos, cuando se produce

la ruptura de este esquema porque

suben las tasas de interés en el

mundo y los grupos empresarios

privados que estaban endeudados en

dólares y no podían afrontar el

nuevo costo de sus deudas, para

aliviarles esa deuda Cavallo

implementa un conjunto de

instrumentos que son los que van a

dar como resultado final el proceso

de estatización de la deuda externa

privada de la Argentina, que se

transforma en deuda pública.

La crisis del año 1.989. Esa

deuda privada se transformó en

deuda pública y el proceso siguió

funcionando básicamente con el

mismo esquema hasta el año 89, en

que va a volver a entrar en crisis,

pero esta vez no por la coyuntura

internacional, sino por el hecho que

este estado que fue el que sostuvo

la acumulación financiera, del 82 en

adelante endeudándose, llegó a

niveles tales de endeudamiento que

quebró. En este momento se

produce la quiebra del estado

argentino, quiebra que es seguida

por la espiral hiperinflacionaria que

todos conocimos y es el segundo

momento de ruptura de esta lógica

de funcionamiento económico.

La crisis del año 1.994/95. Las

cosas se recomponen en el marco

de la convertibilidad, cuando otra vez

vamos a tener un dólar fijo con

tasas más altas que las

internacionales y se vuelve a romper

en el 94/95 en el marco de lo que

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

7

Revista


se conoció como Efecto Tequila. Otra

vez la coyuntura internacional y su

modificación van a tener o producir

un impacto negativo en el

funcionamiento de la economía

argentina.

La crisis del año 1.998/ 2.002. Y

el cuarto el periodo que se abre a

partir de 1.998 y termina en el 2.002

va a coordinar ambas cosas, por un

lado hay cambios en la situación

internacional y por el otro el estado

llega a nivel de endeudamientos

tales, que ya no podían seguir

tomando deuda porque nadie le

prestaba, el período que supone el

colapso de la convertibilidad es un

período donde se mezcla tanto la

crisis internacional con el sobre

endeudamiento del estado argentino.

Lo que quiero decir con esto es

que ese período de 1.975 al 2.002,

de alta inversión financiera, baja

inversión productiva

desindustrialización, desempleo y

caída de los ingresos va a tener

distintas crisis. Ahora, esas crisis van

a tener una peculiaridad que es que

desde el 76 en adelante va a haber

como una especie de escalera, en

realidad esto se puede entender de

la dos formas, o escalera hacia abajo

si uno lo mira en términos del

empobrecimiento de la sociedad

argentina o escalera hacia arriba si

uno lo mira en los términos de que

sube el nivel de pobreza y suben los

niveles de desempleo. Cada crisis 76/

82, 89, 94/95, 98/2002, va a

producir un cimbronazo en los

ingresos de la población; cimbronazo

del cual la población luego no se

recupera, es decir, por ejemplo, en

el momento de la implantación de la

etapa del golpe de estado en el 76

donde se produce claramente una

fuerte caída de los salarios y se va a

producir un primer efecto de impacto

a la suba de la tasa de desempleo,

hay un primer momento en el 76

donde bajan los salarios en términos

reales; luego cuando uno toma el

período 77/ 81 si uno se fija puede

ver que en realidad tantos los salarios

como desempleo van a estar mejor

que en el 76. En el momento del

estallido de la crisis hay un golpe muy

fuerte a los ingresos, luego viene una

etapa más tranquila donde se

recompone en parte el nivel de

ingresos, baja un poco la tasa de

desempleo pero nunca vuelve a los

niveles de la etapa anterior a la crisis,

a los del 75. En el 77 y el 81 va a

estar un escalón mas abajo del que

veníamos antes de la crisis. En el año

82 se produce otra crisis brutal

también hay devaluación, caen los

salarios aumenta el desempleo, luego

va a venir un período entre 1.983/

84 y 1.988 donde si uno lo compara

con el 82 estaba un poco mejor, pero

estaba peor que en 1.977/ 81.

En el 89 se produce la otra

ruptura, también la hiperinflación

produce un fuerte golpe. Y, si uno

toma lo que pasa a partir de 1.891/

94, se puede ver que en el 91/ 94

estaba mejor que el 89, pero estaba

peor que el 83/ 88 y lo mismo para

94/ 95. Se produce una ruptura,

aumenta la tasa de desempleo, baja

aun más el valor salarial. De 1.995 a

1.998 la cosa mejora en términos

relativos respecto a la crisis, pero

también es un escalón hacia abajo

en el nivel de ingreso de la población.

De última, de lo que estamos

hablando cuando hablamos de

salarios y empleos es del nivel de

ingreso que la población tiene a partir

del régimen de funcionamiento que

la economía describe.

La razón de plantearles esta

dinámica es para que se entienda

porque este régimen produjo este

efecto en términos de alta

desocupación y caída de los ingresos,

y presentar los momentos de crisis,

tiene que ver con que cada

momento de crisis supone un golpe

brutal sobre el nivel de ingreso de la

población y, mas allá de que se

produce una ligera recuperación en

el momento posterior, nunca se

vuelve al escalón anterior. Esto va a

dar como resultado algo muy

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

8


concreto que es que, si uno mide,

en el año 75 la población argentina

era de 22 millones de habitantes y

había alrededor de un millón

ochocientas mil personas en

situación de pobreza. Hoy, en el

2004, como resultado posterior a la

crisis esta, tenemos 37 millones de

habitantes y 17 millones y medio

aproximadamente de persona en

situación de pobreza. Si uno se fija

para pasar de 22 a 37 lo que se

obtuvo fue una evolución de 15

millones de personas, la población

creció en la Argentina, en el lapso de

los últimos 30 años, en 15 millones.

Lo que ustedes tienen que observar

es que entre el 75 y la actualidad lo

que ha habido es un crecimiento

mayor de la pobreza que de la

población; dicho

de otro modo

aunque no es

cierto todo pibe

que nació en la

Argentina a

partir del 75 es

pobre, esto no

e s

estrictamente

cierto pero

puede leerse de

ese modo, en

realidad lo que

muestra esto es

el carácter de la

involución social

que la Argentina

tuvo a partir del régimen que

estamos presentando. (Ver Cuadro

1 y Gráfico 1: Allí se ven los picos

de pobreza en cada crisis; y, en los

Cuadros 2 y 3, cómo baja luego,

pero permanece a niveles más altos

que en el ciclo anterior. Ven que si

bien hay un descenso del nivel de

pobreza, desciende cada vez menos,

hasta que se estanca en el nuevo

nivel estructural)

Cuadro 1:

Periodos T a s a

de Pobreza T a s a

de Indigencia

60

50

40

30

20

10

0

Pico Octubre de 1.989 47,3

16,5

Promedio mayo 91 – mayo 94

19,7 3,7

Pico Octubre de 1.996 27,9

7,5

Promedio mayo 97 – mayo 01

27,5 7,1

Pico Octubre de 2.002 54,5

24,7

II Semestre 2.003 47,8

20,5

I Semestre 2.004 44,3

17,0

Fuente: Elaboración propia en base

a la Encuesta Permanente de

Hogares (EPH) para el GBA y

Total País –Varias ondas- INDEC

Gráfico 1

Evolución de las tasas de Pobreza e Indigencia

GBA (1.989-2.001) y Total País (2003-2004)

47,3

16,5

Pico

Octubre de

1.989

19,7

3,7

Promedio

mayo 91 –

mayo 94

Pico

Octubre de

1.996

27,9 27,5

7,5 7,1

Promedio

mayo 97 –

mayo 01

54,5

24,7

Pico

Octubre de

2.002

47,8

20,5

II Semestre

2.003

Tasa de Pobreza Tasa de Indigencia

44,3

17,0

I Semestre

2.004

Entonces lo que tenemos es que

el funcionamiento de este régimen de

acumulación financiera,

endeudamiento externo y fuga de

capitales va a producir un cuadro de

involución social, que es el que se

grafica de manera muy precisa

cuando uno dice que entre 1.975 y

el

2.004 la pobreza creció más que la

población. Esto va a estar en el

centro, como una de las

características fundamentales de la

sociedad argentina que es por un

lado la involución social, y por otro

lado declive de sus sectores medios;

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

9

Revista


es decir, que el hecho de que haya

crecido la pobreza más que la

población es expresión concreta de

que muchos de los nuevos pobres

vienen de las viejas capas medias de

la sociedad argentina. Esa franjas

medias que le otorgaban al país una

diferencia sustantiva respecto a otras

sociedades latinoamericanas y que

dieron lugar a lo que fue una lógica

de movilidad social ascendente, en

donde los padres tenían previsto de

alguna manera el futuro de sus hijos,

esto es lo que se rompe con el

proceso de cambio estructural en

materia económica e involución

social como resultado que se vive

entre el 75 y la actualidad.

Personas I Sem. 2.003

II Sem. 2.003 I Sem. 2.004

Pobres 20.613.022

18.355.455 17.145.034

Indigentes 10.573.717

7.872.105 6.579.358

Diferencia respecto al período

anterior

Pobres — -

2.257.567 -1.210.421

Indigentes — -

2.701.612 -1.292.747

Cuadro 2:

Fuente: Elaboración propia en base

a la Encuesta Permanente de

Hogares (EPH) continua y

proyecciones de población - INDEC

Cuadro 3:

Variaciones 2.004 –

2.003 1.991 –

1.990*

Tasa de Pobreza 18,0 %

32,0 %

Tasa de Indigencia 38,6 %

59,2 %

PBI 9,0 %

10,6 %

* Las variaciones de las tasas de

pobreza e indigencia corresponden al

GBA

Fuente: Elaboración propia en base

a la Encuesta Permanente de

Hogares (EPH) – INDEC- Varias

ondas y Secretaría de Hacienda del

MECON

Ahora bien, para decirlo de

manera muy simple, lo que produce

el régimen de funcionamiento

económico implantado en la

Argentina va a ser un cambio

sustantivo como resultado del

proceso de desindustrialización,

expansión del desempleo y

pauperización de los ingresos de la

población, es un cambio en lo que

sería la condición salarial. En la

Argentina anterior a esta etapa, el

acceso al empleo suponía, el acceso

a un salario razonable, que tenía

algún vínculo con la canasta

promedio de la población, ya que

cuando se accedía al empleo se

accedía también a la cobertura

sanitaria, previsional, porque la

característica dominante era la

asalarización formal. Lo que logra

imponer este régimen que estamos

analizando es el cambio absoluto de

la condición salarial. Hoy los que

acceden al empleo: primero, no

necesariamente acceden a un ingreso

razonable; y, segundo, en una

proporción muy alta no acceden a

coberturas sanitarias y previsionales,

digamos, que sean adecuadas en

muchos casos, y en muchos otros

casos es inexistentes. Este es un

cambio sustantivo en la condición del

trabajador asalariado. (Ver cuadro

Nº 4, aquí se puede ver que sobre el

total de la población en condiciones

de trabajar –PEA- unos 14 millones

de personas, para finales del 2.003,

los asalariados privados registrados

son el 20,9 % del total –empleo

formal-; asalariados estatales –

completan el empleo formal- son el

13,9 % de la PEA; el total son apenas

el 34,8 % de la PEA, apenas un poco

más de la tercera parte. El asalariado

privado no registrado es el 19,1 %

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

10


de la PEA, casi igual a los privados

registrados. El cuentapropista no

profesional es un trabajador que

factura, es la tercera categoría, es

un asalariado disfrazado y llega al

18,8 % de la PEA. Los no registrados

y los cuentapropistas, son más que

los registrados formales.

Desocupados son el 14,6 % y los que

perciben Planes que en la EPH se

presentan como si fueran ocupados

que llegan al 6,4 %. Con lo que en

realidad los desocupados llegan al 21

%. Y los trabajadores del servicio

doméstico que son el 6 %. Y, los

cuentapropia profesionales apenas

0,2 %).

Cuadro 4: Composición del a

Fuerza Laboral, Total Urbano.

Cuarto Trimestre del 2.003

Categoría Ocupacional

Cantidad

Porcentaje

Total

14.558.232

100,00

Asalariado privado registrado

3.041.761 20,9

Asalariado privado no registrado

2.774.922 19,1

Cuenta propia no profesional

2.738.067 18,8

Desocupados

2.132.370 14,6

Asalariado público

2.020.604 13,9

Programas de empleo

930.604 6,4

Trabajado del servicio doméstico

895.733 6,2

Cuenta propia profesional

24.172 0,2

Fuente: Elaboración propia en base

a la Encuesta Permanente de

Hogares (EPH) – INDEC- Varias

ondas y Secretaría de Hacienda del

MECON

Solo la tercera parte de los

trabajadores tienen que ver con

trabajo formal y registrado. Esto

muestra un cambio drástico en la

estructura del empleo en la

Argentina, es un cambio sustancial en

la condición del asalariado. Lo que me

parece importante que ustedes vean

es el cambio drástico de la estructura

de la fuerza de trabajo en la

Argentina, que implica haber pasado

de una economía que tenía bajo

niveles de desempleo y que tenía

altos niveles de asalarización formal

y registrada, y un peso importante

de los trabajadores industriales, a

una economía cuyo reflejo en

término de empleo es, alto nivel de

desempleo, bajo nivel de

asalarización formal y registrada, alto

nivel de ilegalidad laboral y alto nivel

de cuenta propismo.

Esta es en todo caso la

resultante en términos de empleo de

las transformaciones producidas en

ese régimen de funcionamiento

económico que por vía de la

valorización financiera produjo un

alto grado de concentración de los

mercados en pocas manos,

apuntando con esto a la primera

relación que yo les mencionaba, por

esta vía destruyó pequeñas unidades

de negocios, en segundo lugar

produjo una redistribución regresiva

de los ingresos, apuntando a la

segunda relación que yo les

mencionaba, se sostuvo en un

cambio drástico de la intervención del

estado en la economía por vía de la

apertura, la desregulación y las

privatizaciones y que como

contrapartida de todo eso hizo

prácticamente desaparecer la

moneda, si por moneda se entiende

disponer de un signo monetario que

tenga valor, en la Argentina nosotros

tenemos la moneda local pero todos

sabemos que el valor no está en la

moneda local sino que está en una

moneda externa que es el dólar.

Todas esta modificaciones que

son las que se producen en la

Argentina desde 1.976 para acá,

tienen su correlato en términos de

empleo en esta estructura de la

fuerza de trabajo que les acabo de

comentar.

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

11

Revista


Planteada la situación en

términos de empleo podemos pasar

a preguntarnos por la situación en

términos de salarios en relación en

esta estructura de la fuerza de

trabajo que acabo de presentarles.

En primer lugar, si ustedes ven en el

Cuadro 5, lo que tienen es un

indicador, agregado promedio, del

ingreso medio promedio de los

asalariados comparando el año de

1.974 con el de 2001; allí les

muestra que si un asalariado en el

gran Buenos Aires ganaba $100 en

el 74 en el 2001 gana $61, es decir

estamos en una caída prácticamente

del 40% en términos del poder

adquisitivo del salario. Es decir, que

la desindustrialización considerada en

términos de desempleo e ilegalidad

laboral impacta sobre el nivel de

ingreso promedio de los ocupados

bajando en un 40% el poder

adquisitivo de los salarios.

Cuadro 5: Ingreso medio de

asalariados GBA, 1974 = 100

Años

1974 = 100

1.974 100

1.980 85,5

1.986 72,5

1.991 56,0

1.994 66,6

1.997 61,2

1.998 63,6

1.999 62,0

2.000 61,8

2.001 61,1

Fuente: Elaboración propia en base

a datos del Ministerio de Economía,

Trabajo e INDEC.

Luego de ver esa caída brutal

en el nivel de salario en ese período

de 30 años, podemos ver en el

Cuadro Nº 6 los distintos ingresos

por categorías de ocupado. Si se fijan

que a finales del 2.003, los

asalariados privados registrados

tienen un ingreso promedio de $

828; el asalariado público tiene un

ingreso promedio de $ 728; el

ingreso promedio de todos los

ocupados está por debajo de los dos

anteriores, en $ 572, porque las

otras categorías de ocupados –los

cuentapropia no profesionales que

tienen un promedio de $ 471; el

asalariado privado no registrado, que

tiene un ingreso promedio de $ 385;

los trabajadores del servicio

doméstico que tienen $219 como

ingreso promedio; y por último los

Planes y Programas de empleo que

perciben $157- están más por

debajo.

Cuadro 6: Ingreso Medio de los

ocupados según categoría

ocupacional – Cuarto Trimestre de

2.003 – Total Urbano –En pesos

corrientes

Categoría Ocupacional

Pesos

Relación con ingreso promedio

Asalariado privado registrado

828,4

+ 44,6 %

Asalariado público

726,6

+ 27,2 %

Total Ocupados

572,8

0,0 %

Cuenta propia no profesional

461,3 -

19,5 %

Asalariado privado no registrado

385,5 -

32,7 %

Trabajado del servicio doméstico

219,5 -

61,7 %

Programas de empleo

157,8 -

72,5 %

Fuente: Elaboración propia en base

a Bases Usuarios Ampliada (BUA) de

la EPH – Onda Continua - INDEC

Lo que esta estructura muestra

en primer lugar es que cuando

hablamos de ingresos ya no

hablamos solo de salarios, porque

hay ingresos que no son salarios, el

cuentapropista no percibe salario, no

tiene una relación de asalariado. En

segundo lugar tenemos asalariados

en blanco y en negro. Y, en tercer

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

12


lugar, la situación de los programa de

empleos que ciertamente supone

otro trato distinto de los casos

anteriores que estamos

mencionando, en la práctica el

programa de empleo, para decirlo de

alguna forma, un verdadero seguro

de desempleo de la economía

argentina. Pero como la economía

argentina tiene un mercado laboral

donde lo que predomina es la

ilegalidad, el propio programa de

empleo también es un signo de

ilegalidad y de precariedad, porque en

realidad esas personas no tienen

cobertura de ninguna naturaleza, no

se le reconoce una relación asalariada

y por tanto no tiene acceso a

prestación de ningún tipo, ni aportes

previsionales.

La segunda cosa es que entre

cada una de estas categorías hay

diferencias sustantivas: los

asalariados privados registrados

ganan un 44 % más que el

promedio, y los no registrados están

32 % por debajo del promedio. En el

cuadro N º 3, se ve que la fuerza

laboral formal tiene un ingreso

promedio de $788 y la fuerza laboral

precarizada tiene un ingreso

promedio de $282; es decir que

mientras la fuerza laboral formal está

casi 40% encima del promedio

general de ingresos, la precarizada

está más del 50% por debajo del

promedio de ingresos que tenemos

en la economía. Y si ustedes

observan la fuerza laboral formal

involucra a 5 millones de personas

mientras la fuerza laboral precarizada

involucra a 9 millones cuatrocientos

mil personas; es decir que el 65%

de la fuerza laboral tienen ingresos

que son un 50 % inferiores a lo que

uno puede decir que es el promedio

del ingreso de la economía argentina.

Esto apunta a que

reflexionemos sobre lo que nos dicen

los promedios, porque una de las

características que tiene la etapa en

la que estamos es su profunda

dispersión, es decir el promedio da

una indicación pero en realidad dice

poco de la realidad, porque la gran

mayoría de los ocupados de la

Argentina tienen ingresos

sustancialmente inferiores al

promedio.

En el cuadro 7 –Ingresos por

tamaño de establecimiento- se puede

ver que los establecimientos que

tienen más de 100 ocupados son los

que tienen salarios más altos, están

prácticamente 40% por encima del

promedio general, mientras que los

establecimientos que son hasta 5

ocupados que son buena parte de la

informalidad laboral están 27% por

debajo del promedio general. En el

cuadro 4 –Ingresos por rama de

actividad- se ve que esta situación

de dispersión salarial se presenta

también por ramas de actividad; por

ejemplo en el sector de minas y

canteras, tenemos un promedio

salarial muy alto, $ 2.117, mientras

que en electricidad, gas y agua baja;

y así sucesivamente va bajando en

termino de intermediación financiera,

actividades inmobiliaria transporte y

comunicaciones, administración

pública etc etc. Y lo que vamos a

tener por debajo del promedio son

básicamente otros servicios sociales

y comunitarios, que es básicamente

la cuestión municipal en general, el

comercio al por mayor y menor,

enseñanza, construcción y todo lo

que sería el sector gastronómico que

también aparece bastante por debajo

del promedio.

Cuadro 7: Ingreso promedio

según tamaño del

establecimiento. Total Urbano. IV

Trimestre 2.003

Tamaño del Establecimiento

Ingreso Medio Ocupados

Pesos

Relación con ingreso promedio

Cantidad Porcentajes

Hasta 5 ocupados

421,2 -26,5

%

6.136.718 47,2

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

13

Revista


6 a 25 ocupados

555,5 -3,0 %

2.144.020 16,2

26 a 100 ocupados 696,5

+21,6 %

1.474.953 11,3

más de 100 ocupados

785,1 +37,1 %

3.284.016 25,2

Total* 572,8

0,0 % 13.009.707

100,0 %

* El total de ocupados incluye a los

patrones.

Fuente: Elaboración propia en

base a Bases Usuarios Ampliada

(BUA) de la EPH – Onda Continua

- INDEC

Recapitulemos un poco.

Empecé diciéndoles cuánto era la

caída del poder adquisitivo promedio

de los salarios entre 1.974 y 2.001,

vimos que pasaba de 100 a 61.1,

casi un cuarenta por ciento de

descenso en los niveles de salario;

luego, vimos eso mismo puesto en

termino de las realidades sectoriales,

pero el impacto de la crisis 1.998-

2002 y fundamentalmente la

devaluación, la aceleración de precios

y demás, hace que cuando uno mide

el 2.004 con respecto al 2.001, en

realidad se encuentre con la siguiente

situación: si se considera al año

2.001 que dijimos estaba 40%

debajo del año de 1.974 como valor

100, es decir que ganaba $100, el

promedio salarial hoy, a septiembre

de 2004, está en 85, es decir que el

salario cayó en términos reales 15

puntos en promedio hoy respecto al

año 2001. Como vinimos diciendo el

promedio no refleja la totalidad, y si

uno toma el sector privado registrado

que como vimos antes es el sector

asalariado formal registrado, y por

lo tanto estaba mejor en términos

de ingreso la evolución el marca que

haciendo 100 en el 2.001 el

trabajador registrado esta hoy en un

nivel de 96, perdió solo 4 puntos,

mientras que la pérdida del promedio

es 15 el trabajador registrado perdió

solo 4 puntos, para el no registrado

implicó caer de 100 a 74, es decir

esta 26% por debajo de lo que

estaba en el 2001; miren la diferencia

entre el comportamiento del

registrado y el del no registrado. Y

también en el caso particular del

sector público, que desde el 2001

para acá no tuvo aumentos sacando

una mínima corrección durante el

curso de este año, desde el valor

100 del 2001 se encuentra en 72

hoy, es decir que sufrió una caída del

28%.

Ese promedio salarial que nos

dice que en el años 2004 los salarios

son un 15% menores que lo que eran

en el 2001, en el cual eran un 40 %

inferiores a los del año 2004, se

reparte diciéndonos que los

trabajadores registrados están

apenas 4 puntos debajo del 2001,

los no registrados 26 % debajo, el

sector público 28% debajo de ese

nivel. Este es básicamente el cuadro

que define la situación en materia

salarial, y quizás esto haya que

completarlo con el siguiente

señalamiento, que tiene que ver con

tener en cuenta la situación en

materia de los que están ocupados.

Cuando uno toma el total de los

ocupados, suma a quienes son los

que están en situación de

precariedad está involucrando en

esto a los trabajadores no

registrados, al servicio doméstico, a

los cuentapropistas no profesionales,

y a los que tienen o dependen de un

plan de empleo. Estas cuatros

categorías que son considerados

ocupados, son ocupados precarios,

sobre el total de la estructura de

ocupados el 56 % está representado

por estas cuatros categorías, es

decir que más de la mitad son estas

cuatros categorías que acabo de

mencionar. Pero a su vez, si yo me

fijo en los que tienen menos de un

años de antigüedad,

fundamentalmente en los que

consiguieron empleo en el último

tiempo, estas cuatros categorías que

definen el empleo precario

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

14


epresentan el 83% del total de los

ocupados.

Lo que quiero decir es que acá

hay un doble problema. Como fruto

de lo que ocurrió la foto nos marca

una situación ocupacional

fuertemente precaria, porque más de

la mitad de los ocupados están

ocupados en servicio doméstico,

cuenta propismo no profesional,

asalariado no registrado, o viven de

un plan laboral. Pero lo que también

ocurre además de la foto es que

cuando la economía se recupera y

crece, y se genera empleo, el grueso

del empleo que se genera esta

dominantemente vinculado con estas

cuatros categorías, se entiende lo

que digo, por eso pasa de 56 a 83.

¿Ahora cuál es el problema que esto

genera? que estas cuatros

categorías son las que tienen un nivel

de ingreso mas bajo, por lo tanto

esto define que por cada punto de

crecimiento de la economía, el efecto

sobre el nivel de ingreso de la

población es muy bajo. Si bien es

cierto que como etapa de la

recomposición económica que se

está dando hoy, desde el 2.002 al

2.004, ha habido generación de

empleo, el grueso del empleo

generado tiene que ver con estas

actividades. Por lo tanto el impacto

en materia de ingreso y el efecto

sobre la situación de pobreza

termina siendo bajo. Auque aumente

el empleo el ingreso global promedio

de los asalariados no sube, ya que el

empleo que se genera es en la parte

más baja de la escala.

Conclusiones de la primera parte

Ahora quiero formular algunas

conclusiones que me parece

importantes plantearles, para cerrar

la primera parte de esta exposición

que era una caracterización o

diagnóstico de la situación del salario

y del empleo.

La primera cuestión es que el

hecho de pasar de una situación

donde la Argentina, era la de la

industrialización, la que teníamos a

mediado de los 70, tenía una

estructura salarial con bajo nivel de

desempleo, con asalariados formales

dominantemente, con una alta

presencia del trabajador industrial; lo

que determinaba en primer lugar, que

como había bajo desempleo y una

mayor homogeneidad entre los

trabajadores, es decir la situación era

mas parecida, los trabajadores

tenían mayor capacidad para

organizarse y tenían mayor

capacidad para discutir sus niveles de

ingresos. Es decir, en los contextos

de crecimiento económicos los

trabajadores tenían mayor capacidad

para disputar cuánto se llevaban de

ese crecimiento. Es más, el hecho de

tener bajo nivel de desempleo y una

estructura asalariada bastante

homogénea se reflejaba en la

importante capacidad organizativa

que tenían sus sindicatos. Mas allá

de cualquier discusión respecto a las

diferentes corrientes que existían en

aquel momento de la Argentina,

siempre hubo corrientes al interior del

sindicalismo argentino, lo cierto es

que todas esas corrientes abonaban

en una estructura común, que era

afiliar al trabajador formal, en cuanto

ese trabajador formal era el eje

principal de presencia de los sectores

populares en Argentina, porque los

niveles de pobreza, marginalidad, y

desempleo eran muy bajos. Por lo

que la fortaleza sindical estaba

fuertemente asociad a esa

estructura económica y a esa

estructura de empleo, vinculad a esa

estructura industrial que la Argentina

tenía.

Digo esto porque si ustedes

miran el cuadro que vimos sobre la

composición de la fuerza de trabajo

en donde solo el 34 % son

asalariados formales y en donde el

70 % se reparte entre desocupación

y fuerza de trabajo con distintos

niveles de precariedad lo que está

puesto en discusión aquí es, en

primer lugar el debilitamiento objetivo

de la situación de los trabajadores

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

15

Revista


para discutir el nivel de ingresos; y

en segundo lugar está puesto en

cuestión el modo bajo el cual se

organizan los trabajadores para

discutir, porque lo cierto es que lo

que desaparece en esta realidad, que

como vimos tiene un promedio que

representa muy poco porque el

grueso está por debajo y hay

profunda diferencias entre todos, lo

que es muy difícil hoy en la realidad

laboral argentina es dar con una

modalidad organizativa que permita

expresar de manera conjunta a todas

estas realidades diversas que

estuvimos describiendo. Entonces

hay menor asalarización formal, hay

mayor dispersión de intereses al

interior de la realidad de los sectores

populares que ya no pueden ser

organizados bajo la forma tradicional

que conoció la experiencia sindical

argentina. Hay intereses diferentes

que platean discrepancias en las

estrategias para ser un actor

colectivo, partiendo del supuesto de

que la única forma que un actor

puede discutir es en tanto tenga

alguna trama organizativa que le

permita expresarse de manera más

unívoca.

En ese sentido, y mas allá de

cualquier definición respecto a lo

mejor o lo peor, las razones por las

cuales nosotros, desde lo que fue la

experiencia de la CTA, nos

planteamos otra forma de

organización de la central no tiene

que ver con entender o hacer un

planteo crítico de la CGT, respecto a

si sus dirigentes son más o menos

corruptos, o si tienen que ver o no

con tal o cual proyecto político, esa

es una discusión que se puede dar y

es legítima darla; pero no es la que

por lo menos para nosotros está en

el centro del problema. Nuestra

preocupación es como se restituye

capacidad de accionar colectivo y

organizado a una clase trabajadora

que hoy no tiene nada que ver con

la que era, esta es nuestra

preocupación. Cuando nosotros

planteamos el tema ya no solo de la

integración de sindicato que agrupan

a trabajadores formales dentro de la

central, sino también de la afiliación

directa del trabajador a la central, lo

que estamos tratando de buscar,

más allá de si nos sale mejor o peor,

es la inclusión del trabajador

desocupado y el trabajador que está

en negro, que por definición en el

espacio laboral resulta de muy difícil

organización. Y, cuando decidimos

una implantación territorial de la

Central, no solo tomamos lo que

históricamente ha sido el desarrollo

sindical de la Argentina que es la

organización por rama de actividad,

sino tratar de organizarnos en el

territorio, es porque en el contexto

donde dentro de las relaciones

laborales hoy uno encuentra en una

empresa todas estas categorías

distintas. En una empresa esta el

cuentapropista no profesional que

trabaja facturando, está el asalariado

formal registrado, está el asalariado

privado no registrado, tenemos

distintos tipo de relaciones, y es muy

difícil a veces organizar eso dentro

del propio espacio laboral, ni que

hablar cuando uno le agrega aquellos

que directamente están afuera del

circuito laboral porque están

desocupados. La idea del territorio es

pensar otro espacio además del

sector de trabajo, es pensar en otro

espacio organizativo que permita

encontrar un punto de articulación de

las diferentes categorías

ocupacionales que estamos

mencionando.

Para decirlo en concreto, esto

que estoy mostrando tiene en la

realidad el un efecto de haber

desmontado las características

anteriores del actor trabajo que

existía en la Argentina y haber puesto

en crisis la lógica sindical tradicional

en el país. Por lo tanto las

transformaciones que dije en

términos económicos en realidad,

tiene un impacto político y social

concreto, que supone el

debilitamiento de un actor colectivo,

que por cierto es representativo del

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

16


interés de la mayoría; por eso tiene

un resultado tan regresivo en

términos de distribución de la riqueza,

por que lo que hay es debilidad

objetiva de parte de ese actor para

poder imponer sus condiciones en la

trama de la organización social. Las

relaciones sociales que organizan a

la sociedad argentina, se fundan en

una profunda desigualdad porque el

actor colectivo trabajo fue

desmontado, vía las

transformaciones operadas en los

últimos 30 años en el país.

Ahora bien, esto que ocurre

con los trabajadores tiene un

correlato con ese proceso de

desindustrialización y de valorización

financiera en los cambios al interior

del sector empresario también,

porque lo que hubo en la Argentina

fue un proceso de concentración en

pocas manos como dije

anteriormente y de extranjerización.

Si uno toma las 500 empresas más

importantes en el país, y mide lo que

agregan en valor se observa que el

73 % del valor agregado por esas

empresas lo producen empresas de

capital extranjero y el 17 % lo

producen grupos empresarios de

capital local, pero que en realidad

están fuertemente

transnacionalizados como el grupo

Techint, el grupo Loma Negra, el

grupo Bridas. Son en realidad grupos

locales que en realidad tienen fuertes

inversiones en el exterior, y por eso

tienen una lógica ya

transnacionalizada. Entonces con el

75% extranjero puro y el 17% capital

local transnacionalizado, es decir,

que la cúpula empresarial de las 500

mas importantes que representan

más de la mitad de la economía

argentina, nos demuestra que

prácticamente el empresariado

nacional no existe. Entonces que es

lo que quiero decir con esto, muy

simplemente, la lógica que

organizaba la Argentina del pasado,

era la lógica de producción dirigida al

mercado interno, producción

industrial dirigida al mercado interno,

este mercado interno se activaba en

base al nivel de empleo y a nivel de

salario, en realidad que creciera el

salario provocaba demanda en el

mercado interno que favorecía el

desarrollo de la producción. Y esto

se sostenía en actores que eran

trabajadores con capacidad de

organización, y en sectores

empresariales de signo nacional.

La transformación vivida rompe

con la producción industrial dirigida

al mercado interno, desarticula a los

trabajadores y liquida al

empresariado nacional. En ese marco

lo que se produce es un cambio en

la lógica del mercado interno, el

mercado interno de hoy, es el

mercado interno de los ricos, es decir

de los que tienen capacidad de

consumo en la Argentina. Al

producirse este brutal cambio en la

distribución de los ingresos, producto

de todo lo que dijimos anteriormente,

en realidad el verdadero mercado de

consumo es el consumo de los que

tienen guita, por lo tanto es un

mercado, en primer lugar, mas chico

que el anterior y en donde si el

mercado como empresa es el

mercado de los ricos o el mercado

mundial, el salario y el nivel de

empleo no sirve como demanda, son

un costo. Y como costo cuanto más

bajo mejor. Entonces lo que quiero

decir es que lo que se rompió acá

fueron las bases estructurales y los

andamiajes sociales que sostenían un

modo de funcionamiento de la

economía argentina. Y lo que se ha

roto es la lógica del salario. Por lo

tanto eso define que la discusión

respecto a este punto, no se resuelve

apelando al esquema anterior, no se

resuelve apelando al esquema

anterior; primero, porque los actores

no están, los que están hoy son

diferentes y para que funcionen en

base al criterio de modificar la

situación hay que dar una discusión

concreta; y, segundo, los

instrumentos que se utilizaban para

que esto funcionaran cambiaron. Y

lo voy a sintetizar en un solo punto:

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

17

Revista


en el marco de una economía donde

los asalariados eran centralmente

asalariados registrados y donde el

desempleo era muy bajo, si el

gobierno decreta un aumento

salarial, ese aumento salarial lo

perciben todos, si se incrementaba

el salario mínimo impactaba sobre el

conjunto, porque el grueso de los

trabajadores eran trabajadores

formales.

En cambio, si hoy se

incrementa el salario mínimo, como

resulta que solo un 34% de

trabajadores son registrados y el

resto son trabajadores no

registrados, o que no laburan o que

son cuentapropistas, el impacto es

mucho menor; es más, si se

incrementa el salario mínimo en una

estructura de trabajadores

registrados, que como vimos es la

que tiene ingresos más altos, e

incluso si lo mido en las grandes

firmas que cuando vimos la

descripción por tamaño de

establecimiento son las que mas

pagan, en realidad, a esas empresas

no les preocupan porque ellos pagan

más que eso, y en realidad lo que

hacen es blanquear aumentos que ya

dieron en muchos casos. En el fondo

la lógica de la Argentina es muy

peculiar porque si bien lo que ganan

menos son los que están en las

empresas más chicas, los que son

más explotados son los que están en

las empresas mas grandes; ¿qué

quiero decir con esto?, que en la

empresa mas chica esa persona

gana menos, pero si uno agarra una

firma petrolera que tiene alto nivel

de ganancia, si bien paga mejor, en

términos relativos pagan mucho

menos respecto a sus costo total que

lo que pagan las chicas. O sea que

hay sobre explotación laboral en las

grandes, porque el nivel promedio lo

fijan las chicas y lo fija el desempleo,

eso les sirve a las grandes para tener

salario retrasados en las que sus

trabajadores no participan de la

fuerte productividad, o dela masa de

ganancias que esas empresas tienen.

Pero además si se aumentan

los salarios, en esa economía que

tenía empleo registrado, lo recibían

todos y eso producía un impacto

grande en el mercado interno y

producía un importante volumen de

demanda lo que impactaba en la

producción. En cambio hoy si se

produce un incremento de salario,

impacta solo sobre 34% de la fuerza

de trabajo, pero ocurre que en

realidad las grandes ya están

pagando más, por lo tanto no tienen

porque aumentar, y en realidad solo

le doy aumento al sector privado,

porque al sector público como está

ajuste no recibe el aumento, en

realidad los que terminan percibiendo

el aumento son el 19 % de la fuerza

de trabajo. En consecuencia eso no

genera ningún impacto importante

sobre el mercado interno y no tiene

el mismo efecto que tenía antes.

Entonces, para sintetizar lo que

cambió es esto, esta es la situación

que tenemos como resultado de las

transformaciones abiertas, y discutir

alternativas implica discutir todo

esto, discutir una estrategia de

reconstrucción organizativa de los

actores que efectivamente participan

de esta discusión y discutir nuevos

elementos para que puedan tener

intervención en el nuevo mercado

laboral.

Yo les planteé la idea de

régimen, que es lo que cambia con

la ruptura de la convertibilidad y la

etapa actual; lo que uno tiene es

claramente un cambio con el valor

de la moneda, vía devaluación pero

las cuatro relaciones que planteaba

en materia del régimen económico,

el grado de concentración de la

economía, la distribución, los

mecanismos de intervención fiscal y

estatal, y el esquema monetario no

han tenido variaciones sustantivas.

Por lo tanto si bien hay un cambio

en el valor de la moneda, el régimen,

las bases que se implantaron, se

mantienen. Esto da como resultado

que el proceso de recomposición de

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

18


la actividad económica de mediado

del 2.002 en adelante, si bien es

cierto que la economía crece,

respecto al pozo al que llegamos en

el 2.002, en realidad como se

sostienen todavía las bases del

régimen anterior, el crecimiento tiene

contenidos de regresividad o de

injusticia en el reparto; es decir

crecen mas las ganancias de los

sectores mas concentrados, que lo

que crecen los ingresos de los

sectores populares. En el cuadro 8

sobre distribución del ingreso, en la

columna donde dice masa de

ingresos nominal de los ocupados

para los años 2.001, 2.002, 2.003

y, 2.004 estimado, se puede ver que

si se suma todos los que cobran, los

que tienen empleo, empleo de

cualquier tipo, registrado no

registrado, plan laboral, cuenta

propia, se tiene que en el 2.001 ese

total de ingreso representaba sobre

el producto total de la economía el

29,9 %; para el 2.002 pasa a ser el

24,9%; en el 2.003 baja al 23,8%

y, para el 2.004 es del 22%.

Cuadro 8: Evolución del PBI

corriente, del ingreso promedio

nominal de los ocupados, de los

ocupados, de la masa de ingresos

nominal de los ocupados, y de la

participación de la masa nominal

de los ocupados en porcentajes del

PBI, 2.001 – 2.003

Año PBI

Ingresopromedionominal de

losocupados

Ocupadostotalesurbanos

Masa de ingresosnominales de los

ocupados M a s a

deingresosnominales de los

ocupados/PBI ctes.

2.001 268.696.709

100,0 576,5

100,0 11.610.798

100,0 80.323.189

100,0 29,9

100,0

2.002 312.580.144 116,3

537,6 93,3 12.052.577

103,8 77.754.604 96,8

24,9 83,2

2.003 376.231.840 140,0

573,0 99,4

13.009.707 112,0

89.454.745 111,4

23,8 79,5

1º T. 2.004 424.168.000

157.9 603,3

104,6 12.879.610

110,9 93.243.224

116,1 22,0 73,5

Fuente: Elaboración propia en

base a datos oficiales del INDEC

En el siguiente cuadro, el Nº 9,

donde se está computando no solo

los ocupados sino incluso los

jubilados, es decir todo lo que se

cobra, lo que cobran los que están

ocupados bajo alguna forma, más lo

que cobran los jubilados, los

números dan 34,3 %, 28.7 %, 27.4

% y 25.6 %. Es decir que, a pesar

de que la economía crece, los

ingresos de los que depende el

conjunto de la población evolucionan

por debajo de lo que crece el

conjunto de la economía, la razón

está explicada por lo que ocurre del

otro lado del mostrador; si uno toma

las primera 100 empresas de la

Argentina en facturación, ellas tienen

ganancias, cuando la economía esta

creciendo al 8 % anual, ganancias

equivalentes al 47 % al año, y las

primera 10 tienen ganancias

equivalentes al 308 %. Entonces, el

hecho de que no existan mecanismos

regulatorios que modifiquen el modo

en que se apropian del ingreso

generado los distintos actores, en el

marco de una economía que tiene

niveles de alta concentración, hace

que si bien se recomponga la

actividad económica se mantenga

una distribución profundamente

desigual. Es decir, que aunque crece

un poco el nivel de ingreso de los que

están ocupados y son más los que

están ocupados que los que estaban

ocupados en momento del pozo, a

pesar de eso, la participación en el

ingreso de los trabajadores crece por

debajo de lo que crece la economía.

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

19

Revista


Cuadro 9: Evolución del PBI

corriente, nominal de los

ocupados y de la masa de

monetaria de jubilaciones y

pensiones en porcentajes del PBI,

2.001 – 2.003

Año Masa de

ingresosnominales de los

ocupados (I) Masa de

ingresosnominales de jubilaciones

y pensiones (II) T o t a l

masa de ingresos (III)= (I) +

(II) Masa deingresosnominal

total /PBI corrientes.

2.001 80.323.189 100,0

11.817.406 100,0

92.140.595 100,0

34,3 % 100,0

2.002 77.754.604

96,8 11.887.702

100,6 89.642.306

97,3 28,7 % 83,6

2.003 89.454.745

111,4 13.524.090

114,4 102.978.836

111,8 27,4 % 79,9

1º T. 04

93.243.224

116,1

15.537.880

131,5

108.781.104

118,1

25,6 %

74,8

Fuente: Elaboración propia en

base a datos oficiales del INDEC

Pregunta:

En la parte que explicaba el

funcionamiento del capital financiero

durante la dictadura, hablaba de que

el estado se endeudaba cuando había

que sostener la fuga de capitales. No

me quedó claro como operaba eso

beneficiando al capital financiero.

¿Cómo se producía concretamente el

proceso?

Bueno, tomemos el proceso de

endeudamiento de YPF por ejemplo.

¿La Argentina como consigue

dólares? Consigue dólares a partir de

la diferencia que hay entre lo que le

vende al mundo y lo que compra, si

le vende al mundo más de lo que

compra tiene dólares propios, fruto

del saldo del comercio exterior. Otra

forma de conseguir dólares es que

entren capitales. Y, en esos años

entraban capitales por la lógica que

yo describía, había grupos

empresarios que tomaban deuda en

el exterior para hacer una ganancia

financiera por la diferencia en las

tasas de interés entre el exterior y

la interna, luego lo que esos capitales

querían era transformar lo invertido

más esa ganancia financiera en

dólares, que era más que los dólares

que habían ingresado, para sacarlo

de país. Si el saldo que la Argentina

en su comercio no le daba los

dólares suficientes había que

sacarlos de algún lado, ¿de dónde se

sacaban? Las empresas públicas, por

ejemplo YPF, salían a tomar deuda

en el exterior y por este mecanismo

traían las divisas que en el mercado

cambiario interno se les vendía a los

actores privados que los compraban.

Porque opera una absoluta no

restricción para comprar y sacar

divisas. En ese sentido, primero el

estado garantiza la renta financiera,

por la diferencia entre las tasas

internacionales y locales, después

garantiza que el dólar no se mueva,

porque lo que se saca es más plata

en pesos al mismo valor de dólar,

porque el estado garantizaba el dólar

fijo, con la tablita Martínez de Hoz y

la lógica de la convertibilidad. Y

tercero cuando no hay dólares

genuinos para sacarlos el estado se

endeuda.

La apertura financiera se

mantiene ahora, lo que cambia es el

hecho de que como la Argentina esta

todavía en default, el tema de la

confianza de los capitales para venir

a la es menor. La expectativa

respecto a que con el cierre de el

acuerdo de la deuda, permita el

ingreso de capitales como muchas

veces se dice, en realidad tiene que

ver con el ingreso de capital

especulativo dominantemente, que

es lo que se debiera modificar en

términos de política económica,

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

20


aceptar solamente el ingreso de

aquellos capitales que se inviertan en

actividades que pueden ser de utilidad

para la sociedad. No el ingreso de

cualquier capital solamente para ser

llevarse renta financiera.

La segunda cosa que tiene

diferente este esquema, que también

le plantea ciertos riesgos además del

default, es que no tiene un tipo de

cambio fijo o prefijado, es decir que

el dólar puede subir respecto al

momento en que entraron, no tienen

garantías como sí les daba la

convertibilidad o les daba la tablita;

es decir que hay diferencias en el

riesgo que corre el inversor que hace

esto es mayor que el que tenía en

aquel contexto. Porque hoy hay un

país sobre endeudado y en default y

con tipo de cambio flotante.

En tanto no se modifique el tipo

de cambio estableciendo un

mecanismo de control y fijación del

valor de la moneda, y de restricción

al movimiento de capitales no se

puede manejar de manera

simultánea lo que tendría que

manejarse para poder enfrentar una

estrategia de desarrollo, es decir el

dólar y la tasa de interés. La tasa de

interés opera como un mecanismo

de control del dólar, se levanta para

que haga renta y se mantiene el tipo

de cambio, se baja y sube el tipo de

cambio. Cuando empecé dije que de

la apertura lo más relevante no es

tanto la apertura comercial, como la

apertura financiera y ese punto es el

que no se ha tocado, ese punto se

mantiene hoy en la Argentina; es el

punto que implicó que desde el 2.001

al 20004 se haya tenido una salida

de capitales muy importante. Esto

está asociado a la Ley de Entidades

Financieras que sigue vigente la de

Martínez de Hoz, también está

asociado a la reforma de la Carta

Orgánica del Banco Central, está

asociado a todo un dispositivo que

tiene las mismas características que

tenía y sobre el cual no hay ninguna

modificación en puerta.

Les recuerdo las cuatro

relaciones, concentración de los

medios de producción, distribución

del ingreso, modo de intervención del

estado y régimen monetario. En el

régimen monetario no hay ninguna

alteración, lo que en todo caso hay

es un contexto distinto, el régimen

es el mismo, hay un régimen

cambiario distinto y hay condiciones

internacionales diferentes, pero la

lógica es la misma; Martín Redrado

inclusive.

La intención de esta charla es

que ustedes tengan en claro que lo

que impacta sobre el empleo y el

salario es un régimen económico, y

que ese régimen económico supone

un conjunto de relaciones, lo que

quiere decir que si se quiere modificar

la distribución del ingreso, que es una

de las relaciones, hay que hacer cosas

en las otras, no hay ninguna

posibilidad de distribuir el ingresos si

yo no se hace nada con lo otro, o

sea no hay posibilidad de distribuir sin

una estrategia integral. No es que hoy

no se distribuya porque son malos,

digamos, si quieren distribuir tienen

que replantar una lógica de la política

económica, no se puede distribuir

con esta lógica de la política

económica, no puede haber una

redistribución de los ingresos con,

por ejemplo, lo que decíamos antes

la apertura financiera, no puede

hacerse. No puede distribuir si no se

modifica la concentración de los

medios de producción; y aquí hay un

tema clave, que son las empresas

privatizadas. No se puede modificar

la distribución del ingreso sin alterar

la lógica de la moneda y el tipo de

sistema financiero, entonces el hecho

de plantearlo en estos términos tiene

que ver con todo el esquema. Por

eso cuando nosotros planteamos la

cuestión distributiva como la

cuestión principal no hablamos de

repartir manteniendo el resto del

esquema, sino de cambiarlo. Lo que

se necesita es una matriz distributiva

de mayor igualdad en el conjunto de

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

21

Revista


esas relaciones, que lo que pasó aquí

fue que se reemplazo una matriz por

otra, eso es lo que hizo el golpe, o

mejor dicho la política desde que el

golpe en más tuvimos; ese

reemplazo es el que está operando

hoy. Por eso es que se necesita una

estrategia integral y por lo tanto

hacerse cargo de ese punto es

absolutamente indispensable; sino

uno entra en planteos que son

incoherentes, como suponer que si

se toca una cosita acá se resuelve,

y resulta que no es así.

Pregunta:

Claudio para ser respetuoso de tu

estrategia expositiva, en la que vos

empezaste por plantear un

diagnóstico, un mapa. Identificaste

responsabilidades, en términos de

sectores de poder que se apropiaron

del estado, modelos ideológicos que

se apropiaron del Estado y

configuraron este régimen que vos

definiste. Me gustaría escuchar tu

opinión sobre el rol de la dirigencia

sindical en este proceso, toda vez

que vos das la explicación que la

precarización tira el salario medio

para abajo y existe en la organización

social una identidad naturalmente

constituida para defender esos

derechos y una dirigencia que ejerce

la conducción de esas

organizaciones; (...) quiero saber

cuál es tu identificación de la

responsabilidad política de esa

dirigencia en este proceso.

En realidad, lo que uno puede

observar es que desde marzo del 76

para acá, han existido en todos los

sectores de la sociedad, mejor dicho

en parte de la dirigencia

correspondiente a los distintos

sectores, que fueron funcionales al

régimen que se implantó. Así como

se puede encontrar una cúpula

empresarial vinculada con la

experiencia del golpe, y que

ciertamente ocupaba el papel

dominante, del mismo modo uno

puede encontrar una cúpula de la

iglesia involucrada en el golpe, puede

encontrar una parte de la dirigencia

política partidaria involucrada en el

golpe, y uno puede encontrar una

parte de la estructura sindical

involucrada en el golpe, en el golpe

y en todo el proceso que se da

después. Si uno sigue la cronología

tiene al «grupo de los 15», como

contrapartida de la experiencia

sindical asociada a la experiencia

militar; luego ese mismo «grupo de

los 15» termina ocupando el

ministerio de trabajo en la época de

Alfonsín, y hoy sigue habiendo una

CGT vinculada a sindicatos

empresarios que acompañó toda la

experiencia de Menen; entonces en

ese sentido hay una parte de la

estructura sindical que fue funcional

a la implantación del régimen. Ahora

lo que yo intento plantear, mas allá

de las responsabilidades que les cabe

en términos puntuales a los

dirigentes, es ver la diferencia del

golpe del 76 con los otros que hubo

antes. No fue un golpe contra un

gobierno, no fue el golpe contra el

gobierno de Isabel, fue un golpe para

desmontar la estructura que tenía la

sociedad argentina, la estructura que

históricamente se había acuñado en

la sociedad argentina fruto de las

luchas sociales y de las diferentes

experiencias políticas que se habían

vivido y que le otorgaban a ese país

una capacidad de cuestionamiento de

lo que era el poder en la Argentina

muy alta, y que incluso se

materializaba en la capacidad, aún

con la presencia dominante de la

burocracia en las estructuras

sindicales, de presión muy alta en

términos distributivos. Como lo

demuestra por ejemplo la crisis del

75, en la que, en el marco de la

devaluación, la estructura sindical

logra prácticamente empardar lo que

fue la devaluación a través del

convenio colectivo de la Unión Obrera

Metalúrgica. Entonces lo que digo es,

que esa estructura es la que viene a

romper el golpe; y esa estructura

implica la ruptura de la estructura de

trabajadores organizados,

empresariado nacional, la puesta en

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

22


crisis de las identidades políticas

tradicionales que tuvo la Argentina y,

por lo tanto, identidades políticas que

le daban sentido y le habían otorgado

determinado tipo de perspectiva

dominantes al sindicalismo de

nuestro país.

Ahora pierde sentido la idea

sindical de que se organiza a los

trabajadores organizando a los

asalariados formales. Vos hablaste

del tema del clasismo, ¿qué es la

clase hoy?, en el marco de esta

estructura... ¿cuál es la clase? Y vos

tenés incluso una discusión porque

por derecha vos podrías identificar

una estrategia de organización de la

clase vía organización de

trabajadores formales, que es la que

sigue primando en la estructura

sindical existente tradicional. Para

nosotros esa propuesta fractura la

unidad de la clase, de esta clase que

tenés hoy, del mismo modo por

izquierda tenés otra concepción que

es que el sujeto es el piquete, el

piquetero y el desocupado. Para

nosotros esa concepción también

fractura, porque la clase hoy no es

ni una cosa ni la otra, son los dos y

algunos más que no son ni

desocupados, ni asalariados

formales. Entonces lo que está

planteado como desafío es cuáles

son las nuevas formas políticoorganizativas

que tienen la capacidad

de restituirles a los sectores

populares, a los trabajadores, o a la

clase o como lo quieras denominar,

capacidad de acción colectiva.

Porque si no hay capacidad de acción

colectiva no hay actor que dispute,

encarne y sostenga la pelea por la

distribución, en realidad la

experiencia de la humanidad, es una

experiencia en donde la distribución

existe porque hay actores que lo

disputan, de lo contrario no existe;

por definición la lógica del régimen

capitalista no es la de distribuir. Solo

se distribuye en los momento donde

hubo actores que discutieron,

entonces para poner esa discusión

tiene que haber un actor, reconstruir

ese actor implica hacerse cargo de

la situación que tenés.

La opción nuestra, de la CTA

no se toma por se diferente en

términos del proyecto político de que

los dirigentes sindicales están

comprometidos con proyectos

reaccionarios o por su nivel de

corrupción; ese es un tema que en

realidad tiene más que ver con la

discusión del pasado al interior del

movimiento sindical, en donde había

corrientes que reflejaban proyectos

políticos distintos y pero dentro de

una estructura sindical que era

común. No estaba en discusión que

el sindicato se organizaba con los

trabajadores registrados, porque esa

era la clave de la organización sindical

en Argentina. Entonces el clasismo y

los burócratas disputaban sobre un

mismo tipo de estructura, lo que yo

estoy queriendo decir es que lo que

esta en discusión hoy es la

estructura misma bajo la cual se

organiza a los trabajadores, es decir

la forma histórica de representación

no da cuenta de este tiempo.

Entonces no es solo, crisis de

representación porque los que

representan son malos, sino porque

la forma histórica de representación

no puede representar esto.

Pregunta:

¿La firma del ALCA en el 2005, es

decir de ponerse en práctica buscaría

una apertura comercial o una

apertura financiera como fue el

NAFTA para México?

Las dos, supone las dos y

básicamente lo que supone no es

solo la apertura, sino que supone

también lo que se suele denominar

«la seguridad en las inversiones» y

el trato de «nación más favorecida»,

lo que implica que las inversiones

estadounidenses van a ser tratadas

del mismo modo que los productores

nacionales. Por ejemplo, el estado no

puede aplicar un régimen de compre

nacional priorizando a los

productores locales en detrimento de

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

23

Revista


un productor norteamericano. Por lo

tanto, es un paso mucho más

profundo que la apertura, porque

significa desmontar otros

instrumentos de política económica,

no solo lo que serían las barreras para

el ingreso de producción, que ya las

tenés desmontada y que en todo

caso profundizarías, sino que incluso

perderías otros instrumentos más.

Supondría el mantenimiento de lo

que hoy ocurre y la profundización

en la pérdida de otro tipo de

instrumentos y además el agregado

de que en caso de que el estado

disponga modificarle las condiciones

a la inversión que ingresa, sería

penado con una multa, debería

indemnizar al productor por haberle

modificado las condiciones. O sea

que se establece un esquema donde

el estado renuncia al conjunto de sus

instrumentos de política económica,

prácticamente el único instrumento

que le queda es el cobro de

impuestos el disciplinamiento de la

fuerza de trabajo y se compromete

a que si altera las condiciones le paga

indemnización a los inversores, esa

es la lógica del ALCA.

Pregunta:

Yo quisiera preguntar una cosa

puntual sobre la guerra de las

Malvinas, ¿cuánto costó realmente

para el país financieramente o

económicamente la guerra?, teniendo

en cuenta que cuando uno pierde una

guerra tan desastrosa como esa,

tiene que pagar los costos o sea

indemnizaciones, gastos de guerra,

etc., nadie hasta ahora en el

Congreso lo ha planteado porque el

pueblo quiere saber cuanto nos costó

y nos está costando, porque

sabemos que es parte de la deuda

externa, digamos cuando se rinden

los militares fachistas encabezados

por Galtieri, se rinden

incondicionalmente, eso significa que

tenemos que pagar todos los costos

de la guerra, entonces no vemos que

el Congreso de la Nación se haya

abocado a investigar ese inmenso

desastre económico que significó la

guerra de Malvinas, esa es una

pregunta. La otra, quisiera saber su

opinión sobre este plan Fénix que

han ideado los desarrollistas

radicales y reformista de todo tipo,

encabezado por Aldo Ferrer que fue

el ministro de economía de la

dictadura de Levingston, para los

que tienen memoria, entonces cual

es la propuesta de este famoso plan

Fénix que se presenta como

alternativa al plan Lavagna que está

haciendo agua por todos lados.

Bueno, dos cosas. Primero,

como en todo, del mismo modo que

dije antes en la dirigencia eclesial, de

la político partidaria, etc., en todos

hay un compromiso del poder

dominante y sectores que trataron

de confrontar con él, en el ámbito

del congreso hay un planteo concreto

firmado por aproximadamente 50

diputados para constituir una

comisión investigadora, sobre la

base de plantear la ilegitimidad de la

deuda, y planteando la tesis

reconocida en derecho internacional

de la «deuda odiosa», es decir

aquella deuda que es generada por

un régimen que no tiene autoridad ni

legitimidad para endeudar a una

Nación no debe ser reconocida, tesis

que se ha practicado en distintos

momentos de la historia mundial, y

que incluso hoy, el propio Bush

reclama para el caso de Irak -Bush

dice que Irak no debe pagar su deuda

porque fue contraída por Sadan

Huseim que es un dictador-, si

nosotros aplicáramos esa misma

tesis para el caso argentino, la deuda

originada en la dictadura, sería

claramente una deuda de régimen, y

por lo tanto entraría dentro de lo que

sería el tipo de «deuda odiosa». Es

más, el Congreso de la Nación a

diferencia de lo esperable a comienzo

de los 90 no aprobó las cuentas de

inversión de la dictadura, es decir lo

le otorgó legitimidad, que bien podría

haberlo hecho, habida cuenta de lo

que hizo en la práctica el sistema

político argentino; pero

objetivamente el Congreso no

legitimó la deuda dictatorial y no solo

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

24


que no lo legitimo, sino que en ningún

caso delegó en el ejecutivo la facultad

para negociar el endeudamiento, por

lo tanto habría argumentación

jurídica razonable para sobre la base

de un proceso de investigación,

armar un tratamiento del tema de la

deuda en términos políticos y no

financieros tal cual es como se lo esta

manejando hoy. Hay un proyecto en

el Congreso, que tiene

aproximadamente unos 50 diputados

que lo acompañan, hay una sesión

especial convocada para el próximo

martes, que por cierto no creo que

haya mas diputados que estos, no

obstante no es una cifra menor,

respecto a la historia reciente y

ciertamente en donde se juega la

posibilidad de una cosa o la otra es

en la capacidad de organización

política que la sociedad tenga en

torno a estos temas. De hecho el

parlamento opera en este sentido

modificando sus números y mas allá

de sus integrantes, en función de

esto, un ejemplo basta en este

sentido, la ley de obediencia de vida

y punto final que fue anulada, en

realidad fue anulad en algunos caso

por muchos de los mismos que las

instituyeron. Si uno toma los

diputados que estaban, o los

senadores que estaban, cuando

dichas leyes fueron implantadas en

la Argentina, y los compara con el

momento en que estaban cuando las

anulaban, en muchos casos se

superponen. Lo que cambió fue el

contexto social y político del país, la

importancia de una lucha histórica

que el pueblo argentino planteó y

consecuentemente eso se plasmó a

nivel institucional. Por lo tanto en

este caso de la deuda pasa igual, en

tanto no exista capacidad política

organizada de la sociedad para poner

este tema en el centro del tablero,

indudablemente el número de

diputados o de senadores que habrá

involucrados en esta problemática

será menor al necesario.

Segundo, respecto al tema de

la cuestión bélica yo no soy un

experto en ese punto, pero los

números que alguna vez tuvimos

sobre este tema, no le otorgaban a

lo que uno podía vincular con deuda

contraída en el conflicto militar un

papel significativo, esto no quiere

decir que no exista, existe; los

números que nosotros en algún

momento vimos estaban en el orden

de los cuatro mil millones de dólares,

en aquel momento. Sobre una deuda

que al final de la dictadura estaba en

torno a los cuarenta y tres mil

millones de dólares, estamos

hablando del 10% del

endeudamiento.

Respecto del Plan Fénix, desde

mi punto de vista, tiene una virtud;

yo creo que cumple una función, la

virtud que tiene es ser la primera

manifestación de la Universidad

Argentina, en este caso de la

Universidad de Buenos Aires,

institucional, diciendo que lo del

neoliberalismo no está bien, no es

científico en economía, eso es un

aporte a lo que es el discurso público

y el debate económico, ayuda en la

discusión. Segundo el plan Fénix tiene

una primacía de una suerte de

neodesarrollismo, que por cierto en

ese punto su diferencia con el plan

Lavagna transita más, por el hecho

de que está afuera de la gestión y

por lo tanto puede tener un discurso,

que por el hecho de que tenga

profunda diferencias. Porque la

verdad es que el discurso que se está

plasmando en la Argentina luego de

la convertibilidad y que es el discurso

que encarna Lavagna, es un discurso

que retoma muchos puntos del

desarrollismo. En este sentido

retoma primero la idea de nación,

que el desarrollismo planteaba, hay

un discurso de lo nacional, que

obviamente se plante como

legitimación y en confrontación con

el discurso liberal del pasado. La

forma en que hoy Lavagna legitima

su plan no es la misma que la que

utilizaban los liberarles durante la

década del 90. Es más Lavagna

legitima su plan supuestamente

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

25

Revista


confrontando con ellos, el primer

punto en que confronta es la

cuestión nacional, ahora que quiere

decir lo nacional en este discurso

económico, quiere decir que la

Argentina pueda colocar mas

producción en el mercado mundial,

es decir esta ligado a la salida

exportadora de quienes condensan y

concentran la salida exportadora en

Argentina, no esta ligada la idea de

nación a la resolución de los

problemas de la sociedad Argentina.

Tiene diferencias, es discurso

nacional versus a otra cosa, segundo

la regulación del estado es distinta

que en aquella etapa, pero no pasa

por el papel empresario del estado,

Lavagna no quiere saber nada con un

estado empresario. Los únicos que

incorporaron la discusión empresaria

dentro de la gestión del gobierno

actual, fue el sector más vinculado a

Kirchner. Toda la discusión que

implicó la reestatización del espacio

radioeléctrico o que implico la

cancelación de la concesión del grupo

Macri en correo, que es lo que uno

podría asociar con la lógica de

reestatización, no viene por lavagna,

es más Lavagna estaba en

desacuerdo. Ahora también es

importante desde esas definiciones

que se dieron en ese momento a hoy,

hay una suerte de retroceso, de

retroceso en el sentido de que no se

siguió por línea de continuar en el

proceso que había, lo que implicaba

cancelarle la concesión a Macri,

porque en realidad, si uno toma que

tiene que rescindirle las situación a

las empresas privatizadas que no

cumplieron, en el mismo caso que

Macri en correos, o peor, estaba el

caso de Aguas Argentinas que tiene

hoy un acta de continuidad del

negocio firmada por el gobierno. En

el mismo caso estaría Eurnekian y

los aeropuertos, que tienen una

deuda por canon impago igual o

superior a la del correo y sin embargo

no solo que no se canceló la

concesión de aeropuerto, sino que

se le dio un corredor de peaje cuando

Erunekian no participaba del peaje en

el esquema anterior. No se

rescindieron los contratos en

ferrocarriles que es otro caso.

Entonces en ese sentido,

primero la discusión sobre el papel

empresario del estado la planteó

Kirschner y no Lavagna; segundo,

desde lo que fue el primer momento

de la discusión a ahora lo que se

observa es una suerte de retroceso

en esto, e incluso lo que ha

trascendido en las últimas semanas,

que es postergar lo que sería el

marco regulatorio para los servicios

públicos privatizados, para después

de la negociación de la deuda y cerrar

los contratos antes. Eso es un tema

grave, porque en realidad el marco

regulatorio solo sirve si se lo discute

antes que los contratos, si yo cierro

los contratos antes del marco

regulatorio, cuando quiero regular a

las empresas que tienen contratos

firmados con antelación la empresa

te dice en realidad mi contrato es

previo, esto fue lo que ocurrió en los

90 y en este esquema, en donde otra

vez vuelven a hipotecar en el altar

de la negociación de la deuda el

esquema de la política interna,

podríamos ingresar en una situación

similar.

Este discurso neodesarrollista

tiene un contenido nacional, que es

exportación y no resolución de los

problemas locales; segundo, es un

discurso desarrollista que tiene un

problema, no tiene un fuerte

contenido industrial, sigue sostenido

en una base productiva que esta más

ligada al resultado de lo que ocurrió,

que sería la importancia del sector

primario, tanto en agro como en

energía o minería, antes que la

cuestión industrial que era la clave

del discurso desarrollista de aquel

momento; tercero, y en relación a

lo del Plan Fénix, el punto mas grave

que es el punto mas grave del

discurso neodesarrollista con

contenido nacional, es que parte de

un supuesto que en mi opinión es

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

26


falso, que es la existencia de una

burguesía nacional. Lo que quiero

decir con esto no es que no haya

empresarios nacionales, que los hay,

pero sí lo que le dije antes sobre las

500 firmas más importantes del país,

y el hecho de que no estaban

presentes en los núcleos principales

de la actividad económica, del país

lo que existe como empresariado

nacional, es un empresariado

sumamente menor en términos de

impacto económico y por lo tanto la

regulación pública necesaria para que

se pueda empalmar una estrategia

industrial en el contexto actual de la

Argentina, es mucho mas importante

y fuerte que la que se necesitó en el

pasado. El Fénix tiende por la vía de

suponer que hay un empresario

nacional, confundiendo como

empresario nacional a las

trasnacionales o grupos nacionales

transnacionalizados, a suponer que

no tiene que regular tanto, y en

realidad es ahí donde se equivoca,

desde una lectura benigna con los

amigos del Fénix.

Pregunta:

Si estamos bajo un esquema en

donde solo el 30 o el 35 % de los

trabajadores son los que están

registrado ¿el único actor con

capacidad de impacto dentro de lo

que es la distribución del mercado

interno sería el estado? esa es la

primer pregunta.

La segunda iba un poco en torno a lo

que señalabas recién ¿qué impacto

podría llegar a tener bajo este

esquema una política de apoyo

industrial; o sea, si apostar a la

industria, al desarrollo de la industria

nacional podría llegar a generar un

movimiento contrario al que se ha

venido generando desde el 74-75

hacia esta parte?

Si uno asume que el resultado

del proceso vivido por la Argentina

supuso desmontar los actores

tradicionales existentes en nuestro

país y, por lo tanto, que ese

desmonte implicó debilitamiento

político y debilitamiento estructural

de los mismos, cualquier estrategia

que se proponga una perspectiva

distinta, debe tener en la cabeza,

cómo fomentar la formación de una

articulación de actores que puedan

coincidir en un proyecto nuevo; en

un proyecto diferente al vigente, por

lo tanto debiera, por un lado

potenciar políticamente el mayor y

máximo nivel de organización de la

comunidad, para sostener un

proyecto colectivo, y debiera

favorecer del mejor modo que

pudiera la democratización sindical,

es decir de otorgarles a los

trabajadores la capacidad de decidir

en libertad como se organizan y se

consideran que el sindicato que tienen

no les sirven puedan hacer otro y que

si quieren organizarse puedan hacerlo

y tengan garantías.

Lo estamos diciendo porque lo

que ocurre hoy son dos cosas, en el

mayor de los casos las empresas

importantes de la Argentinas lo que

hacen es tratar de impedir la

organización de los trabajadores y

¿cómo la impiden?, si ellos tienen una

forma de contratación donde por un

lado hay registrados, por otro lado

hay no registrados, por otro lado hay

cuenta propistas que trabajan en la

empresa y además hay un alto nivel

de desempleo, su capacidad para

disciplinarlos, penalizando con el

despido al trabajador, es muy alta,

por lo tanto tienden a ilegalizar por

esa vía la organización gremial. Dicho

de otro modo, en la práctica, en

mucha de las principales empresas

del país esta prohibida la

organización; pero no es que esta

prohibida por ejemplo para la CTA,

esta prohibida para todos, para la

CGT también. Además hay otro caso,

que es en aquellos casos donde el

sindicato tiene un alto nivel de

compromiso con la patronal, el que

regula esta limitación para la

organización de los trabajadores es

el propio sindicato. El sindicato tiene,

por ejemplo, la capacidad de

disponer de recursos, porque mas

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

27

Revista


allá de los afiliados de los que

disponga todos trabajador que

ingresa en la práctica le aporta y le

aporta porque el patrón decide que

le aporte, por ejemplo Cavallieri, para

poner un ejemplo concreto, en eso

el propio sindicato opera ilegalizando

otro tipo de organización; si aparece

otro sindicato diferente lo rajan,

porque el que tiene cobertura para

actuar sindicalmente es el que

depende de Cavallieri.

Entonces digo, favorecer

mecanismos de organización que

permitan que los trabajadores

discutan, le otorga soporte y sostén

a una estrategia desde el estado que

quiera modificar la distribución. Si yo

quiero hacer esto, quiero modificar

la distribución pero no democratizo

y garantizo la libertad sindical, estoy

teniendo un problema concreto

porque por un lado digo lo que quiero

hacer pero no favorezco la

constitución del actor que puede

sostener lo que estoy proponiendo;

y del mismo modo que digo se

necesitan definiciones en el campo

institucional, se necesitan

definiciones en el campo económico,

porque si yo digo voy a cambiar la

distribución pero sigo operando, con

instrumentos del pasado, suponiendo

que funciona la lógica del salario, y

digo aumento el salario mínimo y

opero solo sobre el 34 % de los

trabajadores, o menos porque en

realidad a los del estado no les doy,

en realidad tampoco estoy

distribuyendo. Lo que requiere la

etapa actual, en tanto uno tenga la

decisión de distribuir, es una

estrategia de democratización

institucional que favorezca la

organización de la comunidad a nivel

territorial para disputar la asignación

de recursos públicos por vía del

presupuesto, y legalizar la

organización de los trabajadores a

nivel de las firmas, para discutir la

porción del crecimiento a nivel del

sector privado; y necesito

estrategias de políticas públicas que

excedan el simple expediente del

aumento salarial. Si yo hago esto

puedo empalmar esto que estoy

diciendo, que supone modificar la

distribución, supone ampliar el

consumo popular y el mercado

interno, y supone ampliar la

demanda, puedo vincular esto con

una estrategia industrial, que por

definición supone otros actores

empresarios que los existentes,

supone fomentar otros actores

porque los que están, están atados

al esquema que dije antes, por eso

es que requiere de un protagonismo

estatal mucho mayor que el que tuvo

la industrialización Argentina anterior.

Entonces efectivamente, si yo

quiero además de sostener una

estrategia distributiva, favorecer un

actor social, también debo avanzar

en un nuevo perfil productivo, porque

el perfil productivo que yo tengo hoy,

es el que me vuelve en esa estructura

ocupacional que yo les decía que

tiene el 56% de los trabajadores en

el sector precarizado. Ahora, ¿por

qué eso es así? ¿cuál es el parque

productivo que tiene la Argentina

hoy? La Argentina tiene como

exportaciones productos vinculados

fundamentalmente al sector agrario,

es decir agroindustria, y el sector

energético, minería y algunas

comodities industriales de bajo nivel

en términos de elaboración y que se

sostienen en el bajo costo de la

energía que tienen estos sectores,

me refiero con esto a todo lo que es

el sector de la siderurgia o de los

tubos de aceros sin costura que

Argentina exporta. Este es su patrón

exportador, que tiene baja capacidad

de generación de empleo, porque

ocupa poca gente, en el sector

productivo vinculado al mercado

interno y que sustituye al consumo

importado para los sectores de altos

ingresos, tiene empresas que son

fuertemente capital intensivo y que

en muchos casos abastecen en el

exterior; un ejemplo es la industria

automotriz, de los 250.000 autos

que se llevan vendidos en Argentina

este año, solo 80.000 se hicieron

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

28


acá, el resto se importa, y de los

80.000 que se hicieron acá el 75%

de los componentes viene de afuera.

Lo cual supone que, más allá de que

hay una evolución favorable del

consumo de automóviles en la

Argentina y por lo tanto un

incremento en la facturación de las

empresas que operan en el sector,

esto no impacta en términos de

ingreso, ni de empleo. Este parque

productivo, es un parque exportador

de recursos primarios, con baja

capacidad de generación de empleo,

es un parque productivo capital

intensivo, que genera muy poco

trabajo por cada unidad de capital

que se invierte. Y en donde el sector

que más ocupa mano de obra cual

es el textil, la construcción y la

gastronomía tienen, los tres, niveles

de informalidad laboral y de ilegalidad

laboral muy altos, son los que tienen

más altos que el promedio. Por lo

tanto cuando aparece empleo en la

Argentina, siempre aparecen empleos

de mala calidad; por lo tanto si no

se va a reestructurar el perfil

productivo, no se puede sostener la

generación de empleo de mejor

calidad que en todo caso sería el que

se necesita. Un ejemplo de que no

se va en la dirección correcta es el

uso de los recursos públicos para

financiar inversiones, ha salido en los

últimos días el mecanismo de

financiamiento de inversión pública

vía desgravación impositiva, se

beneficiaron a las principales

empresas, cuando uno mira la lista

están, Techint, Aluar, Cargill, Dreyfus,

Peugeot, etc., presentan inversiones

por seis mil doscientos millones de

dólares, el estado pone mil

doscientos millones es decir

prácticamente el 20% de la inversión,

y cuando uno mira el empleo que

genera ese tipo de inversión, cada

puesto de trabajo de necesita una

inversión de equivale a trescientos

mil pesos. Si cada puesto de trabajo

vale trescientos mil pesos y eso es

lo que se financia como perfil

productivo, bajar la tasa de

desempleo con ese perfil lleva 74

años. Entonces se tiene que

establecer otro tipo de

financiamiento para otro tipo de

producción; en ese sentido,

obviamente hay que ir a una

reestructuración productiva que debe

tener el sentido inverso a la

desindustrialización que vivimos.

Esto es lo que hay que discutir,

y para discutirlo se necesitan actores

sociales que lo banquen, entonces

esto vuelve a la discusión anterior

porque ¿qué es el estado?, el estado

es el conjunto de instituciones que

definen el modo en que funciona una

sociedad. Y en ese conjunto de

instituciones también está el sistema

de partidos, el sistema sindical, todas

son instituciones, todo eso define en

la práctica el verdadero concepto de

estado. La idea del estado como una

cosa alejada, en realidad es una idea

equivocada, que además hace que

prácticamente no se pueda discutir

cual es la estrategia política a

adoptar. En realidad, lo que hicieron

ellos fue construir otro tipo de

estado, y este tipo de estado supone

un actor sindical que es el dominante

hoy. Porque este actor sindical

tapona la posibilidad que se

organicen los laburantes en la

Argentina, lo impide. Entonces si se

quiero otro estado debo

democratizar esto y debo hacerlo

desde la política si estoy gobernando

o debo hacerlo desde la sociedad si

estoy construyendo, pero el objetivo

es el mismo: hay que democratizar.

Si yo quiero construir otro estado

debo sacarle a la cúpula empresarial

el papel dominante que tienen en las

cámaras empresarias y debo

favorecer la organización de los

otros actores empresarias que no

tienen prácticamente expresión. Y así

sucesivamente, eso es armar otro

estado, se puede hacer con política

desde arriba pero hay que sostenerlo

con construcción desde abajo, si no

hay política desde arriba hay que

construirlas desde abajo, pero hay

que hacerlo, no hay otra vuelta, sino

uno piensa la política como una

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

29

Revista


especie de entelequia o de

abstracción en la cual la política es

fruto de la magia y no es fruto de la

magia, es fruto de los actores

concretos que disputan en la

sociedad el modo en que la misma

funciona.

Que la sociedad Argentina

funcione de manera desigual e injusta

es fruto de que la sociedad en su

conjunto, los más no tienen

capacidad para influir en como

funciona la sociedad, es un problema

de poder político.

El poder en una sociedad, es

un fenómeno integral y complejo, no

es un fenómeno económico, es

económico, es social, es político, es

cultural, está en todos los terrenos,

por eso la disputa es en todos los

planos. Del mismo modo que hay

comunicadores sociales que

promueven al cultura dominante, es

tarea de una construcción política

distinta, promover otro tipo de

cultura. Parte de ese estado son los

medios de comunicación en manos

privadas difundiendo lo que difunden

dominantemente, por lo tanto la

estrategia de articulación y creación

de medios propios, por parte nuestra

es una estrategia política diferente.

También es cierto que más allá

de todo y que las cosas son difíciles,

la sociedad argentina produjo

conmociones, digamos que

demuestra cada tanto que no se

acostumbró a este proceso brutal,

que en todo caso produjo el hecho

que desde 1.974 al 2.004 se tenga

una involución social de la magnitud

que tuvimos, que se tenga un grado

de cuestionamiento aunque se tácito

al sistema político, que de hecho

existe; la visión que del sistema

político tiene la sociedad es mala,

saquemos a un costado la legitimidad

puntual que tiene hoy el presidente

de la nación, y que entre otras cosas,

es una legitimidad construida porque

hizo el gesto de confrontar con el

poder en algunas cosas, no tiene la

legitimidad por nada. Las encuestas

que dicen tal aval popular a Kirchner

es porque están reconociendo un

discurso, que es diferente al del

pasado, una actitud respecto a

algunos poderes: caso militares,

caso derechos humanos, caso

justicia. Reconocen actitudes de

conflictos con estructuras de poder

identificadas por la sociedad.

Sacando el caso de Kirchner, el resto

del sistema político dominante,

comprometido con la historia

reciente de la Argentina, carece de

legitimidad, es visualizado como un

problema para la sociedad. Eso me

parece que es una actitud saludable

y razonable, a mí me resultaría

mucho mas complejo, que la visión

fuera de creerle. En todo caso la

pregunta es ¿qué capacidad tenemos

nosotros con nuestras estrategias

políticas -que yo creo que no hemos

logrado hasta el momento que sean

integrales, y cuando digo integrales

quiero decir que puedan actuar en

todos los campos de lo que implica

construir una alternativa de poder en

este país-? Porque si el poder es un

fenómeno complejo que supone una

experiencia sindical, una experiencia

eclesial, una experiencia partidaria,

una experiencia cultural, a nivel de

medios de comunicación y demás,

una respuesta política nuestra tendría

que tener correlato en todos los

campos. ¿Cuales son las experiencias

nuestras que articulan todas esas

cosas? No las hay. Las experiencias

político- partidarias que nosotros

hemos promovido, cuando digo

nosotros me refiero a los sectores

«progresistas», por lo general no

pasaron de ser mayores, peores o

mejores experiencias electorales,

pero sin articulación ni anclaje en

cada uno de los ámbitos y sin

posibilidad de una estrategia integral.

¿Y qué diferencia tiene a que sea

integral o no? Que tiene consistencia,

que la sociedad la percibe como que

puede gobernar, porque si uno no

puede mostrar una articulación de

esta naturaleza ¿qué idea de

gobierno se tiene? El gobierno de una

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

30


sociedad supone la capacidad de

poder anclar en todos los campos,

sino no hay posibilidad de mostrar

esa capacidad. Si se piensa que el

único momento que se puede

demostrar que existe esta propuesta

es cuando se va a una elección y se

gana, que es a veces la cultura que

tiene una parte importante de

nosotros mismos, y no en la disputa

concreta que hay hoy para resolver

el conflicto en el medio de

comunicación, en el barrio, en la

escuela, en tal lugar y por lo tanto

demuestro hoy que puedo modificar

la situación, después me van a votar

muchos menos. Se tiene que

demostrar hoy que se gobierna

aunque sea disputando y desde

afuera del estado para ser

considerado con capacidad de

construir un estado distinto. La idea

de no pensar la política en términos

integrales, es lo que le quita muchas

veces a nuestras estrategias la

posibilidad de aprovechar una

situación social que es favorable.

Porque en el 2.001, la sociedad

argentina puso en crisis en términos

de cultura política dominante al

neoliberalismo, no es causal que hoy

el discurso oficial dominante que

gobierna no sea el discurso

neoliberal. Es más yo hablaba recién

con los compañeros que me vinieron

a ver por el tema de canalizar un

reclamo en torno a la política de

derecho humanos vigente, que dicen

los compañeros vemos espacios,

ahora porque vemos espacio, el

espacio se gano con una lucha

popular y ese espacio tiene un

reconocimiento institucional. Para

este gobierno decir que no a una

demanda en ese terreno es difícil, si

nosotros pudiéramos tener el mismo

grado de legitimidad que construimos

en el tema institucional, por ejemplo

en el campo de los derechos

humanos, o en el conflicto con los

militares o lo que fuere, lo

tuviéramos en la discusión

económico social, a este gobierno

que habla de distribución pero que no

distribuye, le resultaría difícil; es más

le va a resultar crecientemente más

difícil sostener el planteo, en tanto

no modifique su rumbo. Va a ser el

punto de crisis que el gobierno va a

tener, porque lo que tiene es un

discurso que acumula legitimidad con

algunos gestos institucionales pero

que en la práctica, en la cuestión

económica y social cotidiana no se

percibe con claridad que la cosa vaya

cambiando tanto. En ese sentido

aparece un punto flojo, todavía viene

gozando de lo que es la

recomposición desde el del pozo; en

términos subjetivos, cuando uno

viene cayendo como venía cayendo

la sociedad argentina, cuando uno

toca fondo, deja de caer y eso ya

por definición produce placer, produce

una sensación de tranquilidad, si

encima además se recompone un

poquito, te dan un empleo de mierda,

te pagan dos mango con cincuenta

pero tenés algún laburo, algo hay.

Ahora eso dura un años, a partir de

ahora la generación de empleo va a

ser menor que la que fue, y el efecto

en materia de ingreso va a ser menor

que el que fue, si no hay cambios en

la estrategia de políticas en la

materia.

En este sentido me parece que

la sociedad argentina logro instalar

una etapa política diferente, hay un

espacio y hay un desafío estratégico

nuestro, pero implica hacernos cargo

de pensar las cosas en todos los

terrenos. A mí me parece importante

percibir que lo que está en debate

acá no es solamente lo que pasó; lo

que está en debate es que lo que

pasá transforma mis instrumentos

políticos organizativos del pasado, a

saber, en el caso concreto de los

trabajadores: los sindicatos; y mis

instrumentos de política económicos

del pasado, a saber, el incremento

del salario, transforma a esos

instrumentos en instrumentos que

hoy no alcanzan ni sirven para

resolver el problema de la

organización de los sectores

populares y la distribución del

ingreso. Si yo sigo recitando como

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

31

Revista


discurso que lo que hay que hacer

es aumentar el salario y mantener la

estructura sindical actual, no resuelvo

el problema. Esta es la discusión, que

yo creo que esta planteada para una

estrategia de poder seria desde

quienes queremos cambiar las cosas

en la Argentina.

Pregunta:

La negociación por deuda externa

tiene comprometido, si llegara a

100% de adhesión, un superávit

fiscal y dos cláusulas gatillo atadas

al crecimiento con los acreedores; mi

pregunta es ¿esto hace insostenible

la creación de un nuevo estado de

bienestar?. Y, segundo, si la

negociación por la deuda externa

llega a un 100% de adhesión ¿es

cierto que puede llegar a un 90% del

producto bruto actual, por lo cual es

un ficción, como la novela china, el

poder pagarla?

La idea es completar hoy la

cuestión de la caracterización o el

diagnóstico, y mañana era

restringirnos más a cuestiones de

alternativas y propuestas, varias de

lo que hacen ustedes acá tienen

bastante que ver con esta segunda

parte, así que en términos muy

puntuales porque lo podemos

desarrollar mejor mañana. Primero,

la estrategia sobre la deuda por

definición, fue una estrategia que

evitó un tratamiento político del

tema; un tratamiento político del

tema es lo que le contesté antes al

compañero cuando me preguntaba,

la idea de la ilegitimidad, la idea de

encarar una discusión por ese lado,

que hubiera planteado otras cosas.

En el marco en que se hizo la

negociación lo que termina pasando,

en el mejor de los casos, es que se

va a aplicar un 50% de quita, o de

reducción de deuda, sobre la mitad

de la deuda, porque la otra mitad no

esta en discusión. La deuda con los

bancos locales, y la deuda con los

organismos multilaterales de

créditos, Fondo Monetario

Internacional, Banco Mundial y BID no

se tocó. Por lo tanto como es el 50

% sobre el 50 %, en realidad la

verdadera reducción es del 25%. Esa

es la reducción real de deuda, por lo

tanto cuando se compara el total de

deuda que va a quedar para la

economía, es decir para el producto

interno, y si todo funcionara como

el gobierno dice que quiere que

funcione, se va a tener al salir del

default una proporción de deuda

sobre el producto más alta que

cuando se entró. Esto en primer

lugar le pone límite a todos esos

argumentos que dicen si salimos del

default van a ingresar capitales, digo

todo eso es un cuento chino también,

que no tiene nada que ver con la

realidad.

En segundo lugar, como la

deuda sigue siendo grande, el

compromiso de pago que se toma

es más alto que los históricos, se está

comprometiendo un volumen de

pago superior, por ejemplo en

porcentaje del producto, al que se

comprometió en la década del 90.

Tercero como se mantiene

como acreedor privilegiado al Fondo

Monetario Internacional, hay que

soportar también toda la

condicionalidad que plantea en la

discusión de la política económica.

Hoy hay por lo menos señales

complicadas en lo que hace a que

recientemente el gobierno viene

renunciando a estrategia de política

interna en función al acuerdo de la

deuda. Una, es el tema de los

mangos que el dice que existen en

superávit, y que puesto desde

nosotros es incoherente, desde una

idea de política diferente es

incoherente e irracional decir que

tienen recursos en caja y no los

ponen, y están apelando a otros

mecanismos supuestos de desarrollo

económico o de crecimiento

económico mejor dicho. ¿Por qué

digo esto? Porque ellos no están

manteniendo dinero en caja por

casualidad; están manteniendo

dinero en caja, primero, porque no

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

32


saben cuánto les va a terminar

saliendo el cierre de la deuda, no

tienen en claro cuánto van a tener

que poner, ni tampoco saben cómo

va a cerrar el acuerdo con el Fondo,

tampoco saben cuánto les va a salir,

pero sí saben que esta política tiene

una decisión que es cerrar el

acuerdo; entonces como no saben

cuánto pero si que van a pagar,

guardan fondos para asegurarse. El

acuerdo se va a cerrar aunque salga

más caro.

De hecho desde Dubai hasta

acá la estrategia implicó acercarse

cada vez más a la propuesta de los

acreedores, implicó poner cada vez

más mangos, entonces cuando

terminen recién van a tener en claro

cuánto tienen que pagar. Por lo

tanto, hasta que no terminen, esa

plata la van a tener en caja y por

eso en la discusión del presupuesto

2005, mientras yo en el Parlamento

demostraba que con los recursos

disponibles se podía financiar la

recuperación salarial, financiamiento

a la salud, a las universidades,

cambio a las políticas sociales y

demás, ellos presentaban un

presupuesto absolutamente injusto

ocultando veinte mil palos, que

directamente ni lo declaraban, con

esos veinte mil palos vos podrías

hacer todo esto. Ahora, para qué los

tienen, los tienen para ver como

termina esta historia, si esta historia

termina y tienen que poner diez mil,

verán como los otro diez mil los

asignan internamente, si tienen que

poner quince mil pondrán quince mil

y si tienen que poner veinte mil

pondrán veinte mil, la prioridad esta

ahí, en esta estrategia de política

economía.

Del mismo modo que lo que

hacen ahí, también lo hicieron con el

tema previsional, el acuerdo

previsional que hicieron para mejorar

la negociación de la deuda lleva

implícito la idea, que supone un

retroceso del gobierno, y esto tiene

que ver también con las

privatizaciones, porque el discurso

oficial fue vamos a reforma

previsional y vamos contra las

administradoras porque son el

problema, este fue el discurso no

solo de Kichner sino de Lavagna

incluido, la letra no escrita del

acuerdo con las aseguradoras es

mantener a futuro el régimen de

fondos de pensión privatizados.

Pregunta:

La pregunta era sobre el tema de la

política tributaria que es otra

cuestión clave en la distribución del

ingreso, hace poco tiempo hubo un

amague del gobierno de bajar tres

puntos el iva y hubo una respuesta

inmediata en los empresarios, en los

comercio, que hizo que se volviera

todo a foja cero, y que es una

cuestión que no se discute en el país

que es la carga enormemente

regresiva tributaria que tiene el país.

Respecto al tema tributario el

tema impositivo es uno de los

instrumentos de intervención del

Estado que permite redistribuir

ingresos. Lo que demostró el

gobierno fue la decisión de no bajar

el iva, fue la voluntad del gobierno

de hacerle caso a los empresarios.

Porque aún suponiendo que

aumentaran el precio por una vez,

luego quedaría el iva más bajo. Por

lo que no tiene ninguna lógica decir

que por ese motivo no se reduce. Lo

que si estba en discusión es el tema

de los recursos que el estado tendría,

porque la única forma que tienen

para mantener la recaudación

bajando el iva, es otorgándole mayor

importancia a los impuestos directos

que son a la riqueza, el patrimonio y

las rentas. Porque la recaudación en

términos de volumen sobre la

economía que tiene el estado

argentino no es importante, es baja.

Es aproximadamente el 25 o 26 %

del PBI, mientras Brasil recauda 34

o 35 %, 10 puntos más, ni hablar si

se lo compara con los países

desarrollados, incluso con Chile; o

TOPOSROPOS

&

T Córdoba/ Nº3

33

Revista


sea que en términos relativos en

Argentina se recauda muy poco,

como recaudación total entre nación,

provincias y municipios. Por lo tanto

si se va a bajar el iva pero no se va

a ir a una tributación más justa, lo

que implica es una pérdida de

recaudación, y si se pierde

recaudación, se pierden recursos

para la prioridad que, como dije

antes, es el cierre de la deuda.

Entonces esta es la razón real por la

cual no se baja, no por el hecho de

que los empresarios aumentaran,

porque después el iva quedaba más

bajo, por lo que la carga tributaria

sobre el consumo iba a ser menor.

Respecto al tema de la

economía social, muy puntualmente

digo, yo creo que en un contexto

donde hay ausencia de un

empresariado nacional,

cuando uno tiene que

discutir los actores para el

desarrollo, además del

tema de los trabajadores,

la discusión sobre la

construcción de un área de

economía pública y social,

es una discusión

importante. Y en este

sentido digo, la idea de

economía social pensada

no como respuesta a la

pobreza, no como

economía de los pobres que

es lo que hoy ocurre, sino

como otro modo de

organización de la

economía que es lo que hay

que discutir, en ese marco

yo creo que es una

cuestiona importante a

debatir.

TOPOSROPOS

Revista

&

T

Córdoba/ Nº3

34

More magazines by this user
Similar magazines