Views
5 years ago

0015 - Viento Sur

0015 - Viento Sur

La izquierda se

La izquierda se encuentra en todo el mundo en una situación de retroceso político y colonización ideológica desde la que es difícil puede emprender esa tarea histórica de regeneración que se precisa. Y sin embargo, nunca como ahora ha sido tan necesaria la existencia de un sujeto político práctico, que sirva de referencia, de encuadramiento y de instancia directiva para las potencialidades de renovación que tienen las sociedades actuales. La recomposición de la izquierda, la creación de una nueva izquierda para el próximo siglo, es una demanda urgente para superar la civilización capitalista en nombre del género humano. La Ecología Política proporciona elementos de reflexión, análisis e intervención adecuados para la recomposición de la izquierda. El partido emancipatorio del Siglo XXI deberá ser en buena medida el partido de la Ecología Política. Los Estados Generales pueden ser el primer paso de su construcción. Jesús González Bravo y Sancho Moneada Una Educación sentimental. ¡La hostia! José Luis Moreno Pestaña 25 de mayo. En vísperas de las elecciones, la Dirección General de Trabajo ratifica la resolución de la Junta de Andalucía sobre Santana. El futuro de la empresa permanece incierto. El diario regional lo ofertaba en gruesos caracteres. Cualquiera recuerda -aunque en algún sitio cerca de donde escribo, se encuentran- a qué demonios referían. La electricidad, chisporroteaba desde la foto en blanco y negro. Un rostro anónimo destellaba en un escorzo forzado que bombardeaba angustia y miedo. Un jeroglífico de rabia hermética se adivinaba en el resto de semblantes, que una foto tomada desde atrás impedía individualizar. Aglomeración que se sintetizaba en las palabras lacradas en la espalda: Santana. Y en el vector que desde ellas se dirigía hacia alguna parte del dichoso titular: "Se cierra" ¿En cuantos días, decía? ¿Diez, quince...? Sin pan. Joder. Y ese día arreé con toda la prensa, y volví a casa sin el pan que había ido a comprar para desayunar y le repetía espasmódico a todo el que tuviera oídos "Sabes, la cierran. Ahí trabajaba mi padre. Más de veinte años. Y sabes quien más, el de Roque y el del Negro Y ¿sabes? Que esto no lo dicen los capullos estos de la prensa. El PSOE prometió... yo qué sé del parque automovilístico de Andalucía... Y tienen los sueldos más bajos de todo el metal...". - Pues a mí me han dicho que allí cualquiera pasaba de los doscientos talegos... - Así será de cabrón quien te lo haya dicho... 12 VIENTO SUR Número 15/Junio 1994

La mayoría escuchaba conmovida, con esa mezcla de pena y solidaridad que distingue a la buena gente de los profetas apocalípticos de la ultraizquierda. Pero como estamos en año de licenciatura, la gente no se resignaba a no conceptualizar la particular: - Así es el Capital. - ¡Qué hablas... eso no es el Capital: es la fábrica donde mi padre ha dejado los huesos por una cochina pensión, el sitio de donde comíamos en mi casa, en la casa de los colegas, del que come mi pueblo. El Capital... ¡Dejadme de mierdas! El Capital es muy puñetero, pero a mí no siempre se me sube este asmático nudo a la garganta... ¿Ves la foto? Esa imagen la tengo en negativo desde enano. Allí íbamos mamá y yo a esperar a mi padre cuando subíamos a comprar al economato de la Empresa. De ahí salían los pantalones rok, distintivo de todo hijo de santanero. Y esos bloques son los del barrio del Negro, y el del Oso. Sí, hombre, el que vivía conmigo, ¿Por qué Oso! Se jaló treinta y cinco sardinas en la fiesta de la cofradía... sí, cuando mozuelos salimos empujando una virgen... Si yo te contara, no dirías esas paridas del Capital... - ¿Vas a ir para allí? - Bueno, ahora., tengo exámenes... Aquella noche no dormí bien. Un lomo verde claro llamó mi atención de insomne desde la estantería. Ocaso. Max Horkheimer. 1926. "£7 Espacio social. Para conocer el espacio en que uno se encuentra es necesario percibir sus límites...". ¿Cuál es el espacio? ¿Los 155 kilómetros que separan Granada de Linares? ¿Cuanta distancia hay entre el dolor sobrecogido que transfieren las imágenes del sitio donde nací y el anodino trasiego de juventud feliz de la Facultad de Letras? ¿Tiene el Capital el rictus encrespado de un conocido? ¿Acaso esa gente rezando en los aledaños de la factoría son el proceso sin sujeto ni fines de la historia? "Mientras uno se mantiene en el centro de la sociedad, es decir mientras ocupa una posición respetada no entra en contradicción con la sociedad, no percibe de su ser lo decisivo " La gallarda imagen del presidente González en televisión tiene un fondo de sombras chinescas que recuerdan la aparatosa caída de fantoches con el índice señalando el horizonte: "Nosotros no somos quién para decir cuantos trabajadores debe tener una empresa". - (Papá está al otro lado del teléfono)... Entonces quién es quién para decirlo. Ochenta mil personas, ayer, aquí, que por cierto habló Antonio Gutiérrez... Ochenta mil, y somos sesenta y pocos en Linares, ya sabes... y claro los viejos muy viejos y los niños de teta no van... - Te quiero papá. - Y yo hijo. "Cuanto más se aleja uno del centro seguro, bien sea por la reducción o pérdida de su patrimonio, de sus conocidos, o de sus relaciones -que sea o no culpable no VIENTO SUR Número 15¡Junio 1994 13

Die Linke, balance de una etapa - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
Ajuste y Salario: las consecuencias del neoliberalismo ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur