Views
5 years ago

0015 - Viento Sur

0015 - Viento Sur

educción del

educción del pensamiento de un gran revolucionario sino atrás está (no el problema de la violencia esta transmutación de Villalobos realmente fue la más espectacular: él, precisamente él, criticando a Lenin por militarista y poco pacifista es un poquito fuerte) la renuncia a la toma del poder. Existía un acuerdo fundamental entre todas las fuerzas del FMLN en lo que tenía que ver con los mecanismo propuestos para la transición, en especial en lo que tenía que ver son su objetivo central, a saber, transformar el Estado de contrainsurgencia hacia un estado democrático. Las diferencias se ubicaban más hacia una perspectiva futura en tanto las FPL, el PCS y el PRTC no abandonaban una idea de transformación revolucionaria de la sociedad. Leonel González dirigente de las FPL lo formulaba así: "Sin poder político la construcción de una democracia verdadera y estable no es posible. Por lo tanto el FMLN y las demás fuerzas democráticas y revolucionarias pretendemos el poder político y guiar la nación hacia un sistema de paz, democracia y justicia social. De ahí el compromiso del movimiento democrático revolucionario de asegurar el triunfo de la revolución política y la revolución social". Desde ese primer momento era obvio que las diferencias al interior del FMLN se iban a profundizar. La concreción de esa división está en función del proceso de conversión socialdemócrata que Resistencia Nacional y el ERP han sufrido. Es en este marco que estalla la crisis actual del FMLN. La actitud indisciplinada de los 7 diputados, tanto de la RN como del ERP, no se puede ubicar simplemente como un problema estatutario, sino fundamentalmente político. Ellos buscan convertir al FMLN en una fuerza de presión al sistema oligárquico que hoy existe y que se ha visto fortalecido. Para esto se requiere dejar de actuar como si se fueran guerrilleros para modernizarse y comenzar a actuar como yuppies. El problema es que los que siguen actuando igual son los escuadrones de la muerte. El jueves 19 de mayo realizaron un segundo atentado contra Nidia Díaz. En esa ocasión la ex-comandante y actual diputada dijo: "No les gusta que les llamemos escuadrones de ¡a muerte, por que andan de saco y corbata, pero ahí están: intocables". Mejor descripción no se puede encontrar. El problema es que otros que andan con saco y corbata ya no son los mismos. Los escuadrones han sabido actuar en medio de la división del FMLN. Publicaron un volante en nombre del Frente Revolucionario Salvadoreño en el que se amenazaba de muerte a Villalobos, Sancho, Ana Guadalupe, etc (el FRS surgió inmediatamente después de la firma de los acuerdos de paz y se afirma que está compuesto fundamentalmente por ex-militantes de las diversas fuerzas del FMLN). El FRS inmediatamente desmintió que estas amenazas provinieran de sus filas. Pero ya, tanto Villalobos como Sancho habían hecho declaraciones altisonantes que inevitablemente profundizaban la división en el seno del FMLN. Villalobos dijo: "Estas amenazas son resultado de la actitud confrontativa y polarizante de los líderes del PRTC, FPL y PCS". Sancho dijo: "Ya es hora de que esos grupos (se refería al FRS) dejen de existir" {La Jornada, 7 de mayo). La situación no puede ser más contradictoria en el seno del FMLN. Es muy difícil imaginar un FMLN sin fracturas. En la práctica en casi todas las organizaciones se han dado una serie de rupturas. Siendo la más importante la que se dio en el seno del ERP, donde un buen grupo de militantes se organizaron en 32 VIENTO SUR Número 15/Junio 1994

una tendencia que realmente está por fuera de esta organización, e incluso ha exigido ser reconocido como parte del FMLN. Esta corriente ha sido víctima de una serie de ataques muy fuertes por parte de los ex-comandantes. Lo cual no deja de ser significativo: hablan en contra del autoritarismo "marxista leninista" y de la necesidad de una sociedad abierta y participativa, pero no pueden admitir la menor discrepancia en su interior. Una efemérides y una conclusión Tirado López, Sergio Ramírez, Villalobos, Sancho y los sectores de derecha del PT de Brasil, en última instancia comparten una tesis, del economista brasileño Helio Jaguaribe: " En estos países (latinoamericanos) la única democracia viable es una socialdemocracia de masas. El modelo socialdemócrata... con una economía de mercado, sometido a programas o planes sociales de envergadura que aceleran la incorporación de amplias masas a niveles de vida superiores... es obvio que constituye la fórmula mejor para hacer frente a las necesidades de esos países" (citado por J. Castañeda en "La Utopía desarmada"). Este modelo no existe en Francia o en España y entró en crisis en Suecia, en tanto es absolutamente ineficaz para competir contra el más descarnado neoliberal. Pues bien, este modelo es aún más inviable en países como El Salvador o Nicaragua (en última instancia eso fue lo que se aplicó en ese país bajo el sandinismo, por eso aquellos que hablan de que en Nicaragua fracasó la economía planificada no tienen la menor idea de lo que dicen: lo que fracasó fue el modelo de economía mixta, altamente keynesiana). La dificultad para elaborar un proyecto alternativo, como hemos dicho, es entonces enorme. Sin embargo siempre será preferible ubicarse en función de tratar de resolver los problemas más significativos de las masas. INPRECOR LATINOAMERiCANo/Junio de 1994/México VIENTO SUR Número 15/Junio 1994 33

Die Linke, balance de una etapa - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur
Ajuste y Salario: las consecuencias del neoliberalismo ... - Viento Sur