Views
5 years ago

Descargar - Viento Sur

Descargar - Viento Sur

Este es el telón de

Este es el telón de fondo de la crisis de la deuda pública en la “periferia”, que comenzó en Grecia en el 2009. La crisis demostró que la UE es una unión de bancos y corporaciones. El Banco Central Europeo (BCE), que actuó como prestamista de última instancia de la banca privada europea, no comenzó a jugar el mismo papel de prestamista de los gobiernos de la zona euro hasta mayo del 2010, cuando los mercados comenzaron a especular salvajemente sobre un impago de la deuda en Grecia. El BCE tiene prohibido comprar directamente la deuda pública de los Estados miembros de la UE. Sin embargo, los bancos fueron rescatados por el BCE, y el entorno económico en el que opera la banca recibió el apoyo de políticas fiscales expansivas que se aplicaron para evitar que la recesión se convirtiese en depresión. Hoy día sin embargo, son los mismos bancos los que exigen tipos de interés elevados para compensarles por el riesgo de impago por parte de los gobiernos, y los que amenazan con dejar de prestarles a los gobiernos que no sean capaces de reducir el riesgo de impago. En países como Grecia, donde un nivel elevado de deuda y déficit públicos conviven con un déficit de la balanza comercial abultado, los especuladores han llevado al país al borde de una crisis de deuda pública. Anteriormente a Grecia, en el 2009 fueron los países de Europa del Este los que sufrieron los ataques Gráfico 1: Participación salarial en la renta nacional ajustada, Selección de economías de la UE occidental Fuente: AMECO de los especuladores. Después de Grecia el foco de atención se dirigió a Portugal y España, de nuevo hacia Irlanda, y hacia los países del ‘núcleo’ como Italia, Bélgica, Gran Bretaña e incluso EE UU. Tras las especulaciones sobre la posibilidad de que Grecia cometiera un impago de su deuda y se saliera de la zona euro, los gobiernos de la UE dudaron durante meses antes de diseñar un plan de rescate entre marzo y mayo del 2010. Este plan sólo sirve para posponer el proble- VIENTO SUR Número 112/Octubre 2010 43

ma. La UE no se pregunta por qué surgieron estos déficit, ignorando con ello las divergencias estructurales en la productividad así como los desequilibrios de las balanzas comerciales provocados por las políticas alemanas, que promueven el crecimiento a costa de las economías vecinas mediante el fomento de las exportaciones. El plan de rescate de los gobiernos de la zona euro está diseñado para prevenir que los bancos europeos, sobre todo los bancos franceses y alemanes, sufran pérdidas en sus carteras de deuda pública griega. Si Grecia u otro país tuviese que reestructurar su deuda, los gobiernos de la zona euro estarían efectivamente salvando a sus propios bancos. El BCE dio un giro radical en su política en mayo, y lanzó un programa de compra de títulos de deuda pública de los países periféricos de la zona euro que sólo sirvió para calmar temporalmente a los especuladores. Modelos El modelo a seguir que se les presentó a Grecia, Portugal y España era Irlanda, un país que había recortado los salarios del sector publico entre un 5-15%, y que había recortado el gasto para reducir su déficit fiscal del 12,5% en el 2009 hasta el 2,9% en el 2014. Sin embargo, ninguna de las medidas adoptadas por Irlanda evitó que los especuladores le exigieran tipos de interés cada vez más elevados sobre su deuda pública tras desatarse la crisis griega. El otro modelo a seguir fue el de Letonia, un país que gestionó una devaluación en el valor real de su moneda no mediante el abandono de su tipo cambiario fijo, sino a través de la aplicación de profundos recortes salariales y de gasto público, que le costaron perder el 25% de su PIB en dos años y una tasa de paro del 22,9% en el 2009. Fuera de la euro zona, el gobierno británico también está promoviendo recortes sin precedentes en el empleo público, los salarios y el gasto público. Estas medidas de austeridad harán daño a los trabajadores, pero no servirán para rescatar a los países de la “periferia” del impago. A medida que se profundice la recesión, la recaudación fiscal caerá y, a pesar de los recortes, puede que el déficit presupuestario no mejore. En el 2010 la recesión se transformó en estancamiento del crecimiento económico, de modo que los recortes en el sector público que se lleven a cabo ahora sólo servirán para transformar el estancamiento económico en una segunda recesión. El supuesto efecto positivo que ejerce la reducción del déficit presupuestario sobre la inversión privada, se basa en la idea de que el menor endeudamiento público favorece tipos de interés más bajos y que estos a su vez sirven de estímulo a la inversión privada y al consumo. Pero en las condiciones actuales, donde los consumidores están intentando reducir su endeudamiento, donde las inversiones son pospuestas debido a la incertidumbre sobre la recuperación económica y donde los tipos de interés ya son bajos de por sí, esta lógica no tiene relevancia alguna. De modo que hablar de crisis fiscal suena más bien a un intento del empresariado de evitar aumentos de impuestos, de hacer pagar a los asalariados la crisis 44 VIENTO SUR Número 112/Octubre 2010

Algo se mueve en Alemania - Viento Sur
Entrevista a Abraham Serfaty - Viento Sur
Algo se mueve en la izquierda - Viento Sur
"Abasso Italia". Reflexiones sobre una nación ... - Viento Sur