el sexo: un aparato en la historia - Papeles de Arqueología ...

arqueologiasalvadorena.clic.org.sv

el sexo: un aparato en la historia - Papeles de Arqueología ...

Exhumación

de un Prócer

Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

Y en la búsqueda de otros próceres

Fabricio Valdivieso S.

Este documento surge a raíz del proyecto de exhumación y

traslado de los restos mortales de quien en vida fuese el Gral.

Manuel José Arce, ilustre prócer de El Salvador.

Lo que a continuación se expone son los resultados

obtenidos luego de una inusual búsqueda de entierros de

próceres, y la experiencia tenida en la exhumación de uno de

los más emblemáticos personajes de nuestra historia patria.

¿Qué tanto de verdad se tiene sobre el yacimiento de próceres

supuestamente enterrados en los templos cristianos de

nuestra época?


EXHUMACIÓN DE UN PRÓCER.

UN ENCUENTRO CON EL GRAL. MANUEL JOSÉ

ARCE Y EN LA BÚSQUEDA DE OTROS PRÓCERES

Fabricio Valdivieso

Breve introducción

E

l Gral. Manuel José Arce es recordado como el primer

presidente de las Provincias Unidas de Centroamérica

entre 1825 y 1829. Fue el primer jefe de las fuerzas

armadas de El Salvador. Se le recuerda su participación

en aquella histórica misión enviada a los Estados Unidos, en cuyo

intento fallido pretendía lograr que El Salvador formara parte de

aquella gran nación. Arce nace en San Salvador el 1 de enero de

1787 y muere en la misma ciudad el 14 de diciembre de 1847.

Sus restos fueron sepultados en la iglesia La Merced de su ciudad

natal, en donde perduraron hasta el 4 de septiembre del año

2002, fecha en que fue por segunda vez exhumado y trasladado a

un monumento dedicado a los próceres de El Salvador.

Aquel año 2002, en vista de la construcción del nuevo

monumento dedicado a los próceres, el gobierno emprendió la

búsqueda de los restos mortales de los padres de la patria. El

ejercicio de traslado de próceres a un nuevo sitio, activó un

proyecto paralelo, dirigido por la entonces Unidad de

Arqueología del Consejo Nacional para la Cultura y el Arte

(CONCULTURA) y coordinado con la Dirección de Investigaciones

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

2

de la misma institución. Dicho proyecto objetaba confirmar la

presencia de los restos mortales de los próceres en las iglesias o

lugares donde la historia les hace constar como la última morada

para estos personajes. Una vez localizados, el procedimiento de

extracción de osamentas sería dirigido por un arqueólogo con el

objeto de registrar a detalle todo el procedimiento, y el contexto

en cual yacen los referidos restos, y conocer con ello algo de lo

debió corresponder a las modalidades funerarias de la época e

inducir en hechos no detallados por las referencias históricas en

lo relacionado a la muerte y sepelio de estas personas en el siglo

XIX. Al mismo tiempo, la intervención arqueológica pretende

rescatar muestras materiales para que éstas en un futuro sean

analizadas con ADN, o partes de la indumentaria para ser

estudiadas en laboratorio.

La dirección del proyecto de búsqueda de próceres y

exhumación fue encomendado al arqueólogo Fabricio Valdivieso,

quien junto a auxiliares técnicos emprendieron el estudio.

La intervención arqueológica propuso un registro de toda

la información cultural posible proveniente de los contextos en

los cuales yacen tan distinguidos personajes. Se esperaba que

dicha información pudiese sugerir patrones de enterramiento del

siglo XIX que desconocemos, y obtener muestras de artefactos

que permitan comprender una industria de la época, vestimenta,

estudios óseos que permitan deducir patologías, o una

descripción o características físicas del individuo. Así también se

esperaba el registro de modalidades funerarias, féretros y otros.

En base a lo anterior se proyecta deducir contexto de los

entierros y artefactos que lo componen, permitiendo comprender

modalidades, visión o comportamiento social hacia personajes

ilustres de la época.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


De todos los próceres a quienes se les proyectaba

trasladar, únicamente fue posible la exhumación del Gral. Manuel

José Arce. De este personaje se extrajeron restos de su calzado y

de su uniforme, así como una falange, mientras el remanente fue

entregado a las autoridades para su nuevo traslado al

monumento de los próceres en el Complejo Cultural San Jacinto.

El material recuperado fue entregado al Museo Nacional de

Antropología “Dr. David J. Guzmán” en San Salvador, en donde se

suponen hasta la actualidad.

Resumen de antecedentes

La arqueología aplicada en las iglesias y edificios históricos tuvo

un pequeño repunte a finales de la década de 1990 y la primera

mitad de la década 2000. Mucho se debió a los trabajos de

restauración venidos luego de los terremotos del año 2001, en

cuyas intervenciones de restauración de los edificios se

aprovechó la práctica arqueológica en lo inmuebles dañados por

el siniestro. Todo trabajo de intervención de suelos y estructura

debía ser supervisado por un arqueólogo. La busqueda y

exhumación de próceres se da en este contexto, época en que el

foco de atención fue puesto en la arqueología urbana, sobre todo

concentrada en la época colonial y republicana.

En cuanto a la arqueología en iglesias, por lo general el

patrón funerario ha sido el de mayor presencia, teniéndose casos

que permiten señalar un número estimado de entierros, muchas

veces, incluso, pueden llegar a sobrepasar los 200 individuos en

un área reducida o definida por los limites estructurales del

edificio. En muchos casos, mediante las excavaciones de carácter

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

3

arqueológico en el interior y atrio de estos inmuebles se lográ

también la recuperación de material cerámico que incluye

muchas veces porcelana y alfarería. Estos materiales permiten

conocer parte de lo que debieron ser los enceseres domésticos en

antaño.

La antigua porcelana y otros fragmentos como el vidrio o

metales, suelen localizarse en la mezcla utilizada en las bases o

rellenos sobre el que emerge la estrutura, depositados en la

época en que el templo debío ser construído. Incluso, los

materiales contendios pueden en algunos casos corresponder a

remanentes de épocas anteriores a la construcción del actual

inmueble santo.

En un caso se tuvo el particular hallazgo de antiguas

monedas de plata acaecido en una de las iglesias, sumado a

fragmentos de vidrio que formaron parte de vajillas o botellas,

estas últimas también las hay en cerámica mismas que debieron

contener cerveza. No omitiremos citar la gran cantidad de

fragmentos metálicos tal es como clavos, hierros no

identificables, restos de candelabros o antiguas latas de alimento

en pésimo estado de conservación entre otros. Algunos de los

cuantiosos fragmentos de porcelana recuperados, suelen traer

impresos dibujos y pinturas que reflejan escenas domésticas del

siglo XVIII y XIX, y otras variadas decoraciones.

Los casos de hallazgo son variados. En una ocasión,

durante las excavaciones en el templo Santiago Apóstol, en

Chalchuapa, en el año de 1998 fueron encontrados restos de una

botella de salsa inglesa Worcestershire Lea & Perrins de finales

del siglo XIX. Sin duda aquella botella, como otros materiales,

debió ser traída por barco desde Europa, luego de su largo

trayecto con destino a ser servida en la mesa de alguna

distinguida familia pudiente de Chalchuapa. Poco después, este

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


vidrio fue desechado y pasó a constituir parte de la basura

utilizada para la mezcla constructiva en algunas edificaciones

parciales en el templo en la última década del siglo XIX.

Entre otras curiosidades encontradas, en otra ocasión en

uno de los templos, se tuvo el hallazgo de una botella contiguo a

un entierro colectivo compuesto de tres cuerpos: dos adultos y

un infante, en cuyo interior se encontró un mensaje el cual

redactaba el nombre de los individuos y el motivo de su muerte,

fechado éste hacia el siglo XIX. El frasco y los entierros fueron

nuevamente enterrado.

Si bien es sabido que las áreas ocupadas por los templos

coloniales o de la época federal e inclusive hasta la época

republicana, fungieron también como cementerios desde la

llegada de los colonizadores españoles, nos es de gran valor

conocer la tradición mortuoria de la época en que estos

individuos fueron sepultados, y la transformación de la

modalidad funeraria al paso del tiempo; es decir, modos de

enterramiento, maneras de ofrendar y costumbres con relación a

la muerte. Un entierro nos puede decir anatomías de las personas

enterradas, patologías, y acontecimientos en la zona en

determinada época, entre otros.

La actividad arqueológica en las iglesias ha

proporcionado muestras interesantes de patrones de

enterramientos, y una rica colección de materiales extraídos de

templos como Santiago Apóstol en Chalchuapa, Nuestra Señora

de la Asunción en Ahuachapán, San Pedro Apóstol en Metapán,

los templos de Nahuizalco e Izalco, Basílica El Pilar de San

Vicente entre otros. Es así como se ha logrado rescatar

información importante, por citar un ejemplo, se tiene nota del

entierro de quien a principios de la época republicana fuese el

segundo Obispo de El Salvador Dr. Tomas Pineda y Saldaña

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

4

encontrado en el demolido templo Inmaculada Concepción en

Nueva San Salvador. Saldaña yacía en ese desde el año de 1875.

El registro arqueológico logró demostrar algo más que una fecha

de sepultura: Tomás Pineda y Saldaña fue localizado en el

interior de un féretro de lujo elaborado con vidrio y madera

decorada, sepultado con todo sus ornamentos, que incluían hilos

metálicos, lentejuelas, y un suntuoso traje de terciopelo bordado

con flores, así también se tuvo restos del calzado. Su féretro de

vidrio, al momento de su sepultura fue depositado en una

bóveda, bajo el piso de la nave central del templo. Se encontró en

el interior de la bóveda y contiguo al ataúd una botella adherida

al suelo, casi como ofrenda, detalle curioso que permite formular

algunos supuestos.

En otros casos incluso se han encontrado restos de

antiguos empedrados sugiriendo anteriores atrios o

componentes estructurales. La forma de construir conforme

pasan los años, también es variada, por ende también es

información de interés histórico y arqueológico.

Un caso interesante lo determinan las intervenciones

realizadas por el arqueólogo Fabio Amador en la basílica de El

Pilar, en San Vicente, en el año 2003, lugar en el cual una

excavación logra evidenciar la existencia de catacumbas, bajo la

nave central del templo, con dos recámaras o habitaciones

interceptadas por un pasillo central. Estas habitaciones fueron

selladas hace más de 80 años, sin que las nuevas generaciones se

percataran de su existencia. Las paredes de las recámaras se

encontraban saturadas de graffiti con leyendas fechadas a

mediados del siglo XIX. Dichos graffiti dan testimonio de

peregrinaciones venidas desde muy lejos hasta esta iglesia,

misma en donde se localizan los restos del prócer José Simeón

Cañas.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


La lista de interesantes hallazgos en el interior de las

iglesias se extiende, aún hacía elementos que no necesariamente

requieren una excavación para encontrar información

importante. De este modo se puede citar el ocasional hallazgo de

piedras de moler incrustadas en las paredes de uno de los templo

intervenidos, cuya construcción sobrepasa los cien años,

utilizadas curiosamente como material constructivo. El autor fue

testigo, en el año 2003, durante las intervenciones en el templo a

Nuestra Señora de la Asunción en Ahuchapán, de cómo los

trabajadores de la obra se percataron en lo alto e interior de las

paredes del templo, de la precencia de piedras de moler las

cuales yacían mezcladas entre otras rocas basálticas y bloques de

adobe. Las paredes eran construidas con este material.

Siguiendo la investigación mediante excavaciones en el

interior de los templos, en ocasiones se han encontrado suelos

culturales que sugieren actividades realizadas en periodos

prehispánicos en el mismo lugar del actual edificio.

El subsuelo de nuestra Catedral Metropolitana nos

enseño en otra ocasión el curioso hallazgo de un entierro

colonial, siendo muy probable que éste refiera a un eclesiástico

del antiguo Monasterio de Santo Domingo, rasgo el cual se

acompañaba de ofrendas compuestas de vasijas cuya decoración

y forma presentan motivos nativos, sugiriendo con ello una

costumbre indígena en rituales cristianos hacía un personaje

anónimo de la época.

Poco a poco estos hallazgos dan las pruebas con las cuales

tanto arqueólogos como historiadores, antropólogos u otros

especialistas pueden perfilan un nuevo rostro a sus inquietudes,

demostrando del mismo modo un panorama más amplio del

accionar de estas ciencias y propiciando paulatinamente el

desarrollo de las mismas en nuestro país.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

5

Las investigaciones que en este documento se presentan,

responde a la labor científica desarrollada luego que el gobierno

optara, en el año 2003, por trasladar los restos mortales de

próceres salvadoreños independentistas al Complejo Cultural

Recreativo San Jacinto,

en San Salvador.

Construcción de Monumento

Conmemorativo a los Próceres

Salvadoreños Independentistas, en

Complejo Cultural Recreativo San Jacinto.

El registro del

material contenido en

los entierros a tratar,

vendría a enriquecer el

acervo cultural

relacionado al siglo

XIX, fortaleciendo el

conocimiento tenido de

la época, mediante los

atributos

contemplados a través

de los restos materiales

que lo componen.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Investigación de restos óseos de próceres independentistas en

iglesia El Rosario, en el centro histórico de San Salvador

La presente investigación se enfoca primeramente en demostrar

la veracidad de la presencia de los restos mortales de los

próceres Dr. José Matías

Delgado, y los hermanos

Vicente Aguilar y Nicolás

Aguilar en el interior de la

iglesia El Rosario, en donde

se suponen sepultados. Este

templo se ubica en el sector

Este de la Plaza Libertad, en

el Centro Histórico de San

Salvador. El objetivo de la

investigación consiste en

localizar dichos restos

pretendiendo luego una

exhumación

Presbítero y

Doctor José Matías Delgado

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

Antes de ejecutar

cualquier intervención de

suelos, se realizaron

investigaciones preliminares,

consistiendo éstas en ubicar y abordar toda fuente directa de

información, la cual pueda referir datos precisos del lugar de

enterramiento en el interior del templo. Es decir, si estos han de

encontrarse frente al altar, o en los pasillos de los costados de la

nave central por ejemplo.

Para el día 15 de agosto de 2002, los arqueólogos Marlon

6

Escamilla y Fabricio Valdivieso (quien redacta), acompañados del

Coordinador de Investigaciones de CONCULTURA Dr. Mario

Romero, y el Arq. Rubén Martínez, este último diseñador y

constructor del actual templo El Rosario, realizan una inspección

técnica al referido inmueble. En aquella ocasión, la comitiva logró

entrevistarse con el Padre Antonio, Párroco de la Iglesia, y con el

Padre Gregorio, quienes los acompañaron en un recorrido por el

templo. Los Padres mostraron algunas lápida removidas del

templo predecesor al actual, ubicadas actualmente en una

recámara en el sector noreste de la Iglesia.

En primera instancia se constató que entre las lápidas

mostradas, una de éstas es alusiva al Centenario del Grito de

Independencia, colocada el 11 de noviembre de 1911, la cual

conmemora al Dr. José Matías Delgado. Así también se tiene otra

lápida fragmentada que refiere a los restos mortales de Nicolás

Aguilar, quien murió en 1818. Del mismo modo se percibe otra

lápida fragmentada que hace referencia en latín, al tercer Obispo

del Salvador, Dr. Carcamo y Rodríguez, sepultado en el referido

templo hacia 1885.

Según el Arq. Rubén Martínez, en los trabajos de

construcción realizados entre 1964 y 1971, se encontró, a

escasos 100 cm. de profundidad aproximada, una bóveda

conteniendo un féretro, rasgo localizado en un lugar no

claramente determinado en el interior del templo, contiguo a las

paredes del sector Sur Este. El Arq. Martínez afirma haber

presenciado en el interior del ataúd, restos de calzado y tela

putrefacta, prohibiéndose que éste fuese tocado por los

trabajadores, dejando todo en su lugar para luego enterrarlo y

continuar con la edificación del templo sin que el rasgo fuese

alterado.

Los datos recuperados del entierro encontrado en el

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


febrero de año 2001, en la demolida Iglesia Inmaculada

Concepción de Santa Tecla, el cual correspondía al segundo

Obispo de El Salvador Dr. Miguel Tomás Pineda y Saldaña,

sepultado en 1875, refieren a un patrón de enterramiento

consistente en féretro contenido en una bóveda. Dicho féretro se

localizaba a un metro de profundidad aproximada, dato muy

similar al proporcionado por el Arq. Martínez. Lo anterior hace

creer que lo encontrado en los trabajos de construcción del

templo pueda referir a los restos del tercer Obispo de El Salvador

Dr. Cárcamo y Rodríguez, sepultado en el segundo templo

edificado en el área, lo cual consta mediante fuentes

documentales y la misma lápida aquí localizada. O bien puede

tratar de otro personaje de la época cuya lápida, en caso la hubo,

haya desaparecido. Las iglesias eran ugares donde se

enterraban sacerdotes.

Por otro lado, algunas fuentes señalan que a raíz de las

batallas tenidas por el gobierno de Gerardo Barrios y Rafael

Carreras, los restos del Gral. Bracamonte fueron enterrados en el

atrio del primer templo edificado en el área.

El primer templo, denominado Iglesia Parroquial, fue uno

de los edificios que más dominaba la urbe de 1811. Este edificio

se ubicaba al oriente del otrora Plaza Mayor o Plaza de Armas,

hoy Plaza Libertad. Esta Iglesia Parroquial fue edificada por el Dr.

José Matías Delgado, misma que se admira en una estampa

francesa publicada en los viajes de Enault. Este templo fue

llevado al grado de Catedral el 1 de octubre de 1843, en cuya

ocasión el Dr. Jorge Viteri y Ungo, primer Obispo de El Salvador,

ofició una misa.

Este antiguo inmueble fue edificado en forma de cruz

latina, con dos torres: una para el campanario y otra para el reloj.

Este templo, aparentemente abarcaba toda la manzana donde

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

7

hoy se encuentra la Iglesia El Rosario.

La Iglesia Parroquial, después Catedral, fue dañada por el

terremoto del 16 de abril de 1854, a causa de un golpe

ocasionado por la torre que en un tiempo diminuto lució

adornada por un nuevo reloj traído de Europa hace apenas un

año antes *, llevando a su caída gran parte de la contemporánea

estructura. Luego del siniestro, a criterio de los eclesiásticos, la

arruinada catedral aún brindaba seguridad pudiéndose guardar

temporalmente en su interior lo que contiene y algunas cosas de

los demás templos dañados, entre imágenes y alhajas. Mientras

tanto las misas se daban provisionalmente en una ermita de teja

localizada en la Plaza Mayor. Este templo ya había soportado los

terremotos de 1815, 1831 y 1839. Luego de 1854, el templo fue

restaurado por el gobierno, hasta el terremoto del 19 de marzo

de 1873 el cual procuró su demolición.

Iglesia Parroquial y posteriormente catedral de San Salvador en 1843,

demolida por el terremoto de 1873

* El Heraldo de Nueva York. 15 de junio de 1854.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Hoy día no se cuanta con los planos originales de aquel

antiguo templo, así tampoco se tienen los planos de los templos

que le prosiguieron. Los templos posteriores ocuparon la porción

norte de la cuadra donde lució el primero. Un plan de

investigación consistiría en primera instancia, comprender las

dimensiones y orientación del antiguo primer templo dentro del

área que ocupó, y con ello pretender localizar los entierros

dentro del mismo. Así también se hace necesario comprender las

construcciones de los templos que le procedieron, considerando

así la remoción de contextos que dieron paso a dichas

edificaciones.

Nicolás Aguilar, según fuentes históricas, fue enterrado en

una fosa abierta en la capilla mayor de aquel primer templo, en

septiembre de 1818. Vicente Aguilar fue sepultado en la nave

derecha de la misma iglesia, en abril de 1818. Así también, el Dr.

José Matías Delgado, que según algunos historiadores fue

enterrado al pie del altar mayor del mismo templo, en noviembre

de 1832. En el actual templo no se percibe una lápida que refiera

a los restos del Dr. José Matías Delgado y a Vicente Aguilar.

Así también, si estos restos existiesen, no se tiene dato

preciso de la localización de los mismos en el terreno que antes

localizase la primera catedral, comprendida hoy tanto por la

Iglesia El Rosario, como por el ex colegio Fray Martín de Porres

en el sector Sur del mismo, y algunos comercios en el sector Este

de la cuadra.

Por otro lado, la remoción de suelos para terracería que

dieron lugar a la construcción de establecimientos comerciales y

la actual Iglesia El Rosario, permite dudar de la existencia de

dichos restos. Así también se desconocen datos precisos de la

vestimenta o rasgos físicos particulares de los individuos al

momento de ser enterrados. Esto último garantizaría la

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

8

identificación de los restos de determinado personaje, evitando

cometer un falso histórico, y exhumar y trasladar así a la persona

erronea al nuevo monumebnto de los próceres. Lo anterior es

considerando que en este espacio también fueron enterrados

otros eclesiásticos o personajes distinguidos en diversos tiempos.

En conclusión, no se consideró conveniente realizar una

excavación sin antes contar con las pruebas suficientes que

garanticen la existencia y localización de los cuerpos en el

referido inmueble, cosa que se carece. Los estudios magnéticos

en el área pueden identificar anomalías en el subsuelo, lo que

sería normal que ello aconteciese puesto que las iglesias de la

época fungieron como cementerios. Así también, dichas

anomalías no garantizarían que estas tratan en realidad, de un

entierro.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Exhumación de los restos del Prócer

Independentista Gral. Manuel José Arce

Muerte de un prócer

Según La Gaceta del Salvador correspondiente al 17 de diciembre

de 1847, el Gral. Manuel José Arce muere el día 14 de diciembre

del mismo año en la casa del Gral. Fermín Paredes ubicada frente

a la Administración de Rentas, en el barrio La Vega de San

Salvador, a la edad de 60 años.

El Ocaso de un sol. El prócer Manuel José Arce en su lecho de muerte

recibe al Presidente Aguilar, 12 de diciembre de 1847. Pintura realizada

por Luis Vergara en 1958, localizado en uno de los salones de Ex Casa

Presidencial.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

9

Los restos mortales del Gral. Manuel José Arce fueron

sepultados frente al Altar Mayor del antiguo templo La Merced. El

actual templo La Merced, por ende, la tumba del Gral. Manuel

José Arce, se localiza en la 10ª Av. Sur y 6ª calle oriente, en el

Centro Histórico de San Salvador.

La edición del 5 de septiembre de 1978 del periódico EL

Diario de Hoy, publica que los restos del Gral. Manuel José Arce

fueron exhumados, sin que el reportero lograse conseguir mayor

información en lo concerniente a procedimientos utilizados. Las

fotografías de aquella exhumación, archivadas en CONCULTURA,

poseen fecha de los meses abril y mayo del mismo año. Este

entierro de 1978 se localizaba en el sector Sureste de la actual

iglesia. Para esa fecha, estos restos fueron removidos para ser

trasladados a una capilla edificada en el sector sur del templo, la

que luego fue conocida como “Capilla Cívica” frente al Cristo

Crucificado. Durante los últimos años, esta capilla contuvo una

lápida fúnebre alusiva al prócer.

No se tiene dato de alguna exhumación realizada a los

restos, antes de 1978. Así tampoco se tienen notas de interés

científico tomadas de la exhumación de ese mismo año.

Habrá que considerar que aquella exhumación de 1978

pudo ser la primera realizada a los restos del prócer, desde 1847.

Partiendo de ello, no hay nota alguna que nos pudiese dar a

conocer si efectivamente estos restos estuvieron siempre ahí

desde 1847, en el lugar antes mencionado. De ser así, con la

presencia de un arqueólogo en aquel momento, se hubiese tenido

nota de anteriores intervenciones, saqueos, o en caso de

encontrarse in situ, se tendría un patrón de enterramiento

modalidades funerarias, forma y naturaleza del féretro,

vestimenta, en fin, toda aquella información en esta ocasión

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


uscada.

Actividades de exhumación

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

Gral. Manuel José Arce

La Unidad de Arqueología a través de la Coordinación de

Investigaciones de CONCULTURA, conformó un equipo de

trabajo para el rescate de muestras de información cultural

recuperables contenidas en el entierro. Este equipo se compone

de la siguiente manera: para el trato del material óseo se requirió

del paleontólogo Dr. Mario Romero, quien a la vez es

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

10

Coordinador de la Coordinación de Investigaciones de

CONCULTURA; para la consolidación del material se contó con la

asistencia de la Srta. Alejandra Gonzáles, miembro del Taller de

Restauración del Museo Nacional de Antropología “Dr. David J.

Guzmán”; en cuanto al levantamiento fotográfico y registro del

material en gabinete, estuvo a cargo el Sr. José Concepción

Torres, miembro de la Coordinación de Registro e Inventario; y

en cuanto al registro escrito, análisis de los restos in situ,

selección del material de interés cultural y dirección del rescate

estuvo a cargo el Lic. Fabricio Valdivieso S., quien al mismo

tiempo funge como Jefe de la Unidad de Arqueología de

CONCULTURA.

Durante toda la actividad, el equipo de exhumación

estuvo rodeado por una elegante escolta o guardia de honor

conformado por cadetes de la Escuela Militar Capitán General

Gerardo Barrios, quienes se apostaron al contorno del área de

actividad y sector de la sepultura, hasta el acceso al templo.

Los restos del Gral. Manuel José Arce fueron exhumados

en fecha 4 de septiembre de 2002, siendo ésta la segunda

exhumación conocida realizada, tal se menciona en líneas

anteriores.

A pesar que la información cultural en esta ocasión

recuperada es mínima, aun fue posible conocer algunos aspectos

útiles. Entre éstos aspectos se tienen artefactos contenidos en el

cuerpo: tela, que permitirá conocer texturas, decoración,

colorantes utilizados en la época, entre otros. Así también se

tienen restos de metales, que permitirán conocer algo referente a

esta industria y sus características; cueros, sus acabados,

funcionalidad y decoración; madera, naturaleza de la misma y sus

utilidades; y otros que comprenden tanto parte de la vestimenta,

como del resto del primer féretro. Así también, las muestras del

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


mismo cuerpo pueden proporcionar datos sumamente

importantes: análisis de ADN, patologías, estatura, nutrición,

entre otras cosas.

Este rescate se aplica, prácticamente, a un entierro

secundario, indirecto, contenido en un féretro y bóveda

construidos en la década de 1970, tal se menciona anteriormente.

Procedimiento:

El objetivo de la investigación consiste en extraer muestras

culturales y osamentas para futuros análisis, que puedan éstos

enriquecer el acerbo científico tenido en torno al prócer Gral.

Manuel José Arce y su época. Así también, se pretende disponer

de las mismas cuando la ocasión lo requiera.

El procedimiento seguido se detalla de la siguiente manera:

1- Excavación hasta el nivel del féretro.

2- Identificación de materiales culturales y selección del mismo.

3- Limpieza superficial del material seleccionado.

4- Clasificación.

5- Consolidación con Paraloid B-72 en Thinner, aplicado

superficialmente con brochuelo. Únicamente se aplica

consolidante a las muestras óseas y metales, puesto que la tela

tendrá otro procedimiento de laboratorio.

6- Embalado de cada muestra en papel aluminio.

7- Traslado de las muestras, al Museo Nacional de Antropología

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

11

“Dr. David J. Guzmán”.

8- Levantamiento fotográfico del material.

9- Segundo tratamiento de consolidación del material, en

gabinete.

10- Presentación de Informe Inmediato.

11- Registro y traslado del material, al depósito de la

Coordinación de Registro e Inventario de CONCULTURA.

12- Pendiente para futuros análisis o exposición.

13- Entrega de Informe Final de Actividades realizadas en campo.

Detalle:

La exhumación inició a las 9: 00 a.m. del día 4 de septiembre de

2002, aún sin la presencia del equipo de rescate de

CONCULTURA. Este último se presentó media hora después. La

exhumación fue escoltada por cadetes de la Escuela Militar Cap.

Gral. Gerardo Barrios.

Para estas actividades se requirió de dos trabajadores,

quienes al iniciar los trabajos en el piso, quebraron cuatro

ladrillos al Norte y cinco al Este dentro de la Capilla Cívica. Con

esto último se logró mostrar dos (2) de las cuatro (4) tapaderas

de cemento que cerraban la bóveda que contuvo el féretro. Estas

últimas fueron levantadas. Cabe señalar que los trabajadores, en

su inicio, quebraron la lápida mortuoria que hace alusión a los

restos del prócer, ello antes de la presencia del equipo de rescate.

La referida lápida fue recuperada por los miembros del equipo y

posteriormente llevada a las instalaciones del Museo Nacional de

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Antropología “Dr. David J. Guzmán” para su restauración y

resguardo.

Al observar los restos que yacían en el interior de la

bóveda, se logra constatar que éstos refieren a un entierro

secundario, indirecto, cuyas osamentas se perciben envueltas en

tela y otros materiales que componen parte de la indumentaria

del individuo, rasgo que se le denominó “bulto”. El bulto se

encuentra en el interior de un féretro moderno putrefacto, el cual

colapsó sobre los restos. El féretro se localizaba en el interior de

una bóveda de cemento misma que en la que se percata una

ligera fuga de agua. El agua, obviamente fue el causante del

acelerado proceso de putrefacción del féretro, a la vez contribuyó

al deterioro del contenido en bulto al que se hace referencia,

permitiendo que el material óseo se pulverizara, el metal se

oxidara aceleradamente, y el cuero y tela se pudrieran. Pese a lo

anterior se extrajeron muestras en pésimo estado de

conservación. Se separaron los restos del féretro y se seleccionó

el material útil para muestreo, según el procedimiento.

La mayor parte del material óseo, tanto pulverizado cómo

semi completo, se colocó en un féretro lujoso, y listo para su

traslado a la funeraria La Auxiliadora, en San Salvador, y luego

inhumarlos en el Monumento Conmemorativo a los Próceres

Independentistas, localizado en el Complejo Cultural Recreativo

San Jacinto. En este nuevo féretro, se tiene un revestimiento

metálico en su interior, el cual permitirá que los restos del

prócer, se conserven por mucho más tiempo. Así también se

dejaron restos de tela, los cuales fueron llevados por el personal

de la funeraria, posiblemente para enterrarlos junto al nuevo

féretro.

Las evidencias culturales fueron pocas, si consideramos la

posibilidad de atuendos de un General de la época y prócer de la

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

12

nación. Lo anterior puede deberse a que en la primera

exhumación o mucho antes posiblemente, se extrajo la mayor

riqueza del material contenido en el referido entierro, siendo

éste repartido en manos particulares.

Luego de la exhumación, se dio un acto en honor al prócer.

Material recuperado como muestras para análisis

El material recuperado, contiene las pruebas mínimas que

identifican visualmente su naturaleza o forma.

Indumentaria:

11 fragmentos de tela

8 fragmentos que en primera instancia aparentan restos de

cuero.

2 tacones de calzado.

4 restos de capona.

1 fragmento de fibra no identificada.

Metales:

25 clavos

1 botón del traje

4 fragmentos no identificados.

4 fragmentos que aparentan alambres.

Hueso:

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


1 falange.

1 fragmento de hueso largo.

El total de materiales recuperados asciende a 62

muestras, los cuales fueron fotografiados para el registro.

Asimismo se recupera también la placa fúnebre elaborada

en mármol, misma que se presenta completa , aunque

fragmentada en ocho partes. Las medidas de la placa son: 1.24

cm. de largo con 64 cm. de ancho.

Conclusiones preliminares:

Según las muestras recuperadas, es notable que este individuo

portaba indumentaria de lujo. En base al tipo de botón, de

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

13

aproximadamente 1 pulgada de diámetro, éste sugiere

pertenecer a un traje con cierres suntuosos. Así también, los

restos de caponas, confirman su rol militar en la sociedad del

siglo XIX.

La localización en el interior de un templo católico cuyos

antecedentes datan del siglo XIX, identifican a esta persona como

un personaje de importancia. Las fuentes históricas, la lápida y el

carácter de la indumentaria del individuo suponen corresponder

al Gral. Manuel J. Arce. Pruebas de ADN lograrían cerrar con

certeza la identidad de este individuo.

La investigación a través de los restos materiales del

prócer Gral. Manuel José Arce, quien fue el primer Presidente de

Centroamérica, queda abierta a quienes interesen conocer a

fondo su historia y su tiempo.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


SECUENCIA FOTOGRÁFICA DE ACTIVIDADES DE

EXHUMACIÓN

Restos óseos en “bulto”, localizados en el interior de la bóveda al

momento de abrir la tumba.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

14

Actividades realizadas por el equipo de CONCULTURA al momento de

realizar la exhumación. Selección y clasificación del material y

aplicación del consolidante.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Selección de material para análisis, mediante el tamizado.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

15

Colocación de los restos óseos en el nuevo féretro.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Féretro en el cual actualmente yacen los restos del Gral. Manuel José Arce.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

MATERIAL RECUPERADO

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

16

Clasificación del material en gabinete.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

Restos de calzado y botón.

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

17

Restos de capona y cuero.

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

Fragmentos metálicos.

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

18

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


El autor, en 2006, frente al monumento a los próceres independentistas

en donde actualmente yacen los restos del Gral. Manuel José Arce.

Memorial. Izquierda- Un acercamiento al monumento a los próceres

independentistas en el complejo cultural San Jacinto. Nótese a los

costados en letras doradas los nombres de los padres de la patria.

Derecha- Una placa y laureles dan muestra del lugar donde ahora yacen

los restos exhumados de la iglesia La Merced el 4 de septiembre de

2002, en el interior de un pequeño féretro de lujo.


Bibliografía

Fomento Cultural Banco Agrícola

2000 El Salvador, La República. Tomo I y II. Banco Agrícola

Comecial. San Salvador, El Salvador.

García, Miguel Ángel

1952 Diccionario Histórico Enciclopédico de la República de El

Salvador. Tomo I y II. Imprenta Nacional. San Salvador, El

Salvador.

Leistenshneir, María y Freddy Leistenshneir

1980 Gobernantes de El Salvador (Biografías). Publicación del

Ministerio del Interior. San Salvador.

Magaña Menéndez, Enrique

1955 Gobernantes Salvadoreños. Comentarios, cuartillas y

crónicas. Imprenta “Kelly”. Ahuachapán. El Salvador.

Valdivieso S., Fabricio

2001 Rescates Arqueológicos y Recopilación de Datos Históricos

de la Parroquia Inmaculada Concepción y su Contexto Urbano en

Nueva San Salvador. Luego del Terremoto del 13 de Enero del

2001. Inédito, elaborado para CONCULTURA. San Salvador, El

Salvador.

2005 Una Visión del Pasado desde Nuestra Señora de la Asunción

de Ahuachapán. Inédito, elaborado para CONCULTURA. San

Salvador,El Salvador.

Fundación Clic

http://www.clic.org.sv

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA – COMPILACIÓN DE LECTURAS Y DOCUMENTOS-

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv/?cat=3

20

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. –Fabricio Valdivieso S.


http://www.clic.org.sv

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv

© Fabricio Valdivieso S.

© Fundación CLIC-Papeles de Arqueología

Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel José Arce

y en la búsqueda de otros próceres. - San Salvador, El Salvador (2009)

ARQUEOLOGÍA SALVADOREÑA. PAPELES DE ARQUEOLOGÍA

Coordinación de contenidos y diagramación: Fabricio Valdivieso S.

Implementación tecnología Web y apoyo en diagramación: Levi Vázquez

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA es un proyecto documental no comercial de acceso libre que compila y publica de

forma periódica, de la mano y con la autorización de los autores y autoras, investigaciones y lecturas de

carácter científico y cultural realizadas o vinculadas a El Salvador. Cada una de las colaboraciones es una

fuente informativa invaluable que en muchos de los casos han permanecido inéditas o son de difícil acceso,

hasta ahora. La difusión y el desarrollo de este esfuerzo, sin duda, contribuirán a la construcción de un

registro público cada vez más amplio del pasado, la cultura y la identidad salvadoreña.

PAPELES DE ARQUEOLOGÍA no sería posible sin la desinteresada contribución de arqueólogos,

antropólogos, historiadores e investigadores destacados que por medio de la Fundación CLIC desean

compartir parte de su valioso legado profesional sobre nuestro país con la comunidad nacional e

internacional.

Los derechos de autor de los textos de “Exhumación de un Prócer. Un encuentro con el Gral. Manuel

José Arce y en la búsqueda de otros próceres” pertenecen a Fabricio Valdivieso S.. La Fundación

CLIC-Papeles de Arqueología está autorizada por el autor a publicar el documento en

http://arqueologiasalvadorena.clic.org.sv para su libre descarga. Se prohíbe la reproducción total o parcial

del documento con fines comerciales.

More magazines by this user
Similar magazines