Arte Digital - Inmortales - Rock - Poesía - Mensa Argentina

mensa.com.ar

Arte Digital - Inmortales - Rock - Poesía - Mensa Argentina

- Chejov

- Arte Digital

- Inmortales

- Rock

- Poesía

- Peste

- Juegos

- Niños genios


- 2 - Mensapiens


MENSAPIENS

Revista Oficial de Mensa Argentina

Año 4 — Número 15

Enero / Febrero 2003

Edición:

Diego A. Zanandrea

Colaborador Permanente:

Rodrigo Pablo Escudero

Colaboran en este número:

Carlos Allende

Noemi Brenta

Andrea De Gennaro

Ariel Griglio

Hernán Freedman

Robustiano Garrido

Yamila Gomez

Federico Pacheco

Héctor Roldán

Pablo San Martín

Marina Torres

Vladimir Zahornaský (Eslovaquia)

Diego Zanandrea

Colaboración Especial:

Lic. Beatriz Pizarro de Zulliger

Comentarios, sugerencias y

colaboraciones a:

editor@mensapiens.com.ar

En la Tapa:

Editorial

Ante todo, ¡Feliz Año Nuevo! Con algo de retraso involuntario

tenemos finalmente disponible el nuevo número de Mensapiens.

Espero que la espera haya valido la pena...

Entre el material que tenemos figuran cuentos cuyos autores han

preferido permanecer en el anonimato, por lo cual aparecen firmados

con seudónimos. Si alguien quería enviar su material pero sentía vergüenza,

ya tiene la solución. También hay un cuento de Robustiano

Garrido dedicado a los Reyes magos, a pesar de que llega un poco

demorado, realmente vale la pena leerlo.

Tenemos también el final de "Las Barras Bravas" y el primero de una

serie de artículos acerca de los géneros musicales. y no nos olvidemos

del tercer capítulo de "El fantasma de canterville".

Ah! El resultado del concurso abierto de juegos y el nuevo concurso

de Arte Digital, en el que espero que participen.

Indice

Editorial ............................................ 3

Mensapiens News................................. 4

Notas ............................................... 5

El niño genio ....................................... 5

Las Barras Bravas (Final)........................... 5

La peste bubónica.................................. 7

Problemas de peso (II) ............................. 7

¿Que tiene Mensa para ofrecer al...? ............... 8

Crítica a la Crítica de la Actividad Física ........... 9

La caida de Yrigoyen ..............................10

¿Anthrax o Carbunclo? ............................12

Sobre estilos musicales (I).........................13

Con sed de aprender ..............................14

Personajes ........................................15

Las Barras Bravas (Final)..........................15

Reviews ...........................................16

Escritos............................................18

‘El fantasma de Canterville’ ......................18

‘La última estación’...............................20

‘Nunca más F...’...................................20

‘Ohmim’ ..........................................21

‘Melchor, Gaspar y Baltazar’ ......................21

‘Chist!’............................................22

Poemas ...........................................23

Preguntas y Propuestas ........................24

Soluciones ........................................25

Juegos .............................................26

The End ...........................................28

Mensapiens

Diego

- 3 -


Mensa News

Exámenes de Ingreso

La idea de las tomas de

tests de ingreso masivos en

el Club Argentino de Ajedrez está

dando buenos resultados.

En la última toma se presentaron

más de 10 aspirantes los

cuales, una vez que obtuvimos

los resultados, hicieron que

Mensa Argentina superara los

100 miembros. ¡Toda una gran

noticia!

Están todos invitados a las

siguientes tomas de test, a realizarse

los días 7 de febrero y 7 de

marzo. Pueden concurrir cualquiera

de los dos días, a partir de

las 19 horas al Club argentino de

Ajedrez:

- Fecha: 07/02 o 07/03

- Hora: 19:00 Hs.

- Dirección: Paraguay 1858 1º

piso (Confitería)

- Valor: $30

Concurso de Juegos

Los primeros puestos del

concurso de juegos estuvieron

realmente peleados.

Las diferencias de puntajes

fueron mínimas y de hecho dos

participantes quedaron empatados

en el primer lugar.

A pesar de lo dicho en las

bases del concurso acerca de

los casos de empate, se decidió

otorgar un doble premio para los

mejores puntajes. Ellos son:

- Ariel Griglio

- Horacio Kozaczuk

Ambos obtuvieron un total de

40 puntos. También cabe mencionar

a Hector Roldán y a Pablo

San Martin, quienes obtuvieron

39 y 38 puntos respectivamente.

- 4 - Mensapiens

PRIMER CONCURSO ABIERTO MENSAPIENS

DE ARTE DIGITAL

En este número presentamos un nuevo concurso, esta vez dedicado

al Arte Digital. Se trata de un concurso para imágenes desarrolladas

por ordenador abierto a todos los lectores de Mensapiens, sean

o no miembros de Mensa. Las bases:

1. Existirán dos categorías dentro del concurso: La categoría “A”

corresponderá a obras desarrolladas 100% en computadora, mientras

que la categoría “B” admitirá retoques fotográficos, montajes

y collages y la utilización de cualquier tipo de imagen adicional,

como fotografías digitales o dibujos escaneados.

2. La o las herramientas a utilizar quedan a libre criterio del autor.

Pueden ser herramientas de dibujo o tratamiento de bitmap, de

dibujo vectorial, 3D, CAD, etc., o bien cualquier combinación de

ellas. El tema de las obras es completamente libre.

3. Cada participante puede enviar hasta 3 trabajos para cada categoría.

Los trabajos deben enviarse en formato JPG en un tamaño

no superior a 1024x768 pixels. El o los trabajos deben enviarse

dentro de un archivos ZIP que debe incluir un archivo de texto con

los datos del autor (nombre, teléfono, e-mail). En el mismo archivo

de texto deberán incluir cualquier aclaración que deseen realizar

sobre el trabajo (título, técnica, herramientas utilizadas, etc.).

4. El tiempo de recepción de trabajos es hasta el 15 de Marzo de

2003. Dirección: artedigital@mensapiens.com.ar.

5. Todos los trabajos serán evaluados por un jurado y se elegirá un

ganador dentro de cada categoría. Los ganadores serán publicados

en el próximo número de Mensapiens ademas de ser contactados

via e-mail. se harán acreedores a un libro de premio cada uno.

además los trabajos serán publicados tanto en la revista como en

la página web de Mensapiens.

6. Cualquiero otro trabajo recibido que no sea ganador pero que se

considere con méritos suficientes, podrá ser publicado en la revista

y/o la página web, hciendo mención al autor.

Bueno, esperamos su participación y ¡Buena suerte para todos!


El niño genio

Lic. Carlos Allende

En todos los paises desarrollados

del mundo el tema de los

IQ y su medición tiene suma

importancia, a tal punto que la detección

de niños con condiciones excepcionales

es muy habitual, y se posibilita por

el nivel de información y la preparación

del personal docente, quien enfoca un

trabajo especializado y sistemático

con el niño, además de facilitarle los

medios pedagógicos para que desarrolle

sus habilidades.

Un niño llamado Sho Yano de tan

solo diez años, y de origen Coreano,

ingresó en la Universidad Loyola de

Chicago, EEUU para estudiar medicina.

Previamente se le administraron todas

las pruebas de inteligencia, cosa que en

EEUU es muy común, manifestando un

IQ superior a 200. Sus padres se dieron

cuenta que tenían un niño prodigio en

la familia a los tres años. Su madre,

pianista, tocaba un complicado pasaje

de una obra de Chopin; cansada frente

a diversos intentos de perfeccionar

su ejecución, fue rumbo a la cocina

y sintió que su hijo había tocado la

misma pieza en forma perfecta, sólo de

haberla oído.

Yano dejó atrás el jardin de infantes,

la escuela de niños prodigio y

el colegio secundario antes de tener

la edad en que cualquier otro niño

aprende a escribir. Hasta las clases de

cálculo y microbiología que su mamá le

preparaba, con ayuda de textos terminó

por aburrirlo.

Sho está entre los pocos seres de

esta tierra considerados de una inteligencia

fuera de los límites normales. Al

cumplir los 9 años el pequeño genio dijo

que quería estudiar en la universidad,

y la carrera elegida fue medicina. Para

entonces, Sho había leído las obras de

Shakespeare, Salinger y C.S.Lewis y la

Biblia, y ejecutado en el piano las obras

de Bach y Beethoven.

Sin demasiada convicción, el

padre del chico asegura: somos gente

común.Esto ha sido toda una experiencia

para nosotros.

Pero lo cierto que la otra hija del

matrimonio, Sayuri, de 4 años, ya

empezó a dar indicios de una inteligencia

aún mayor que la de su hermano.

Con la entrada a la universidad,Sho

empezó a tener un reto verdadero, al

asistir a clase por primera vez en su

vida. En las universidades del Noroeste

y Chicago las autoridades pusieron objeciones

a su ingreso, debido a la corta

edad del aspirante, pero finalmente la

Universidad Loyola lo aceptó después

de una negativa.

En su reunión con los encargados

de admisiones, Sho explicó claramente

cual era su plan: ciclo de 4 años de

medicina, con énfasis en química y

biología, y cursos de música clásica,

específicamente piano.

Su primer escrito para la universidad

fue un trabajo sobre la relación entre el

uso de teléfonos celulares y el cáncer.

Una vez completados estos estudios a

los 12 años, Sho quiere graduarse como

médico a los 14 y pasar a una escuela

de postgrado.

La historia de Sho es posible porque

en EEUU y en Europa, el tema del IQ, su

evaluación y detección es frecuente y

hay muchas instituciones especializadas

en ello.

Lamentablemente no podemos decir

lo mismo por aquí, donde se plantea

que hablar de cociente intelectual, de

puntajes etc., etc., es mala palabra,

como si esto de por sí estableciera

barreras entre unos niños y otros.

Es sabido que la única manera que

existe de detección de altas capacidades

son los test de IQ, los cuales

no determinarán rigurosamente cuán

inteligente es una persona, pero sí nos

ajustarán a perfiles bastante aproximados

de las reales capacidades.

Nota recreada a partir de un artículo del diario

Clarín de fecha 5 de diciembre de 2000

Notas

Las Barras Bravas (Final)

Informe especial de HAR

El futuro llegó - Códigos 2D

Los códigos de dos dimensiones

representan uno de los más grandes

avances en el campo de la captura

automática de datos en los años

recientes. Con los avances en la

tecnología y con procesadores cada

vez más pequeños y veloces, todavía

hay mejoras en camino. Sin embargo,

al analizar cualquier sistema que

requiera recolección de datos, las

ventajas deben ser comparadas

contra el incremento en costo. Los

códigos de 2D deben ser considerados

como un complemento a la tecnología

tradicional de códigos de 1D, no como

su reemplazo.

Imaginemos al código de barras

como una cerca. Cuando se lee,

únicamente se mide el ancho de los

barrotes y la distancia entre ellos, su

altura no importa. Sin embargo, es la

altura la que proporciona al código de

barras su durabilidad, al proporcionar

redundancia y facilidad para la lectura.

Pero si se es riguroso, un código

de barras normal es hipotéticamente

un objeto de una sola dimensión.

Un código de dos dimensiones

(2D) se logra apilando muchos códigos

uni-dimensionales uno arriba de otro.

Con la ayuda de un lector adecuado,

se puede obtener mucha información

de un código muy pequeño. Siempre

hemos concebido a los códigos

de barras como una clave de pocos

dígitos que se asocian a una base de

datos, del mismo modo que la patente

de un coche refiere a un registro detallado

del vehículo.

Con los códigos 2D el registro completo

puede ser codificado en un solo

símbolo. Esta tecnología tiene un gran

potencial ya que el código no sólo

codifica letras y números que hacen

referencia a un registro en una base

de datos, sino que el mismo puede ser

codificado e impreso.

En los códigos bidimensionales los

datos están codificados en la altura

y longitud del símbolo, y la cantidad

de información que puede contener

un solo código es significativamente

mayor a la almacenable en los símbolos

tradicionales. De hecho, en un

código del tamaño de una estampilla

Mensapiens

- 5 -


Notas

se pueden almacenar más de mil

caracteres alfanuméricos.

Obviamente, la principal ventaja

de utilizar códigos de 2 dimensiones

es el potencial de que un producto

“viaje” con una gran cantidad de

información sobre sí mismo que

además puede ser leída de manera

rápida y confiable. Cada día hay

nuevas aplicaciones basadas en códigos

bidimensionales.

Uno de los aspectos más sorprendentes

y benéficos de los códigos

bidimensionales es su gran resistencia

y durabilidad. Para “sabotear” la

legibilidad de un código de 1D, basta

con agregar otra barra al inicio o final

del símbolo o trazar una línea paralela

a las barras en cualquier lugar

dentro del código. Esto confunde al

equipo de lectura y decodificación

y hace ilegible al código. Por el

contrario, en los códigos de 2D se

pueden construir muchos grados de

redundancia. Aunque esto aumenta

las dimensiones del símbolo, la

seguridad del contenido se incrementa

notablemente. Se han hecho

pruebas de resistencia a códigos

bidimensionales perforándolos, marcándolos

con tinta y maltratándolos;

en muchos casos, el símbolo resultó

legible aún después de todos estos

abusos.

Los lectores bidimensionales eran

bastante más caros que los lectores

tradicionales de 1D cuando fueron

introducidos al mercado en 1994.

Recientes avances en tecnología de

microprocesadores han permitido

reducir esta distancia; al mismo

tiempo, los algoritmos de decodificación

han ido mejorando para lograr

lecturas más rápidas, operación más

sencilla y un mayor grado de legibilidad

para códigos severamente

maltratados.

Hay varias simbologías bidimensionales

en creciente uso actualmente.

Estas caen dentro de dos

categorías: apilados (“stacked”) y

matriz (“matrix”).

Uno arriba del otro – Código PDF 417

Digno heredero del código 49

(ver: barras bravas 1), el PDF 417

(portable data file) se presenta como

el mas popular de los códigos 2D de

tipo stacked, el mismo puede llegar

- 6 - Mensapiens

a contener hasta 1800 dígitos y entre

las diferentes ramas a las que pueden

aplicarse estos códigos están: transportación,

manufactura, seguimiento

de paquetes, servicios de salud,

gobierno y control vehicular. Acompañamos

con un par de ejemplos:

Tarjeta de visitante a exposición

Formulario de la DGR de la provincia de Buenos Aires

Chau barras – Código DATAMATRIX

Los códigos 2D tipo matriz abandonan

definitivamente el formato de

las barras, aunque mantienen el concepto

básico de los códigos 1D, para

ello conforman los dígitos mediante

puntos y espacios.

el DATAMATRIX es el código mas

difundido de los códigos 2D tipo

matriz. Desarrollado en 1989 por

International Data Matrix Inc., trascendió

públicamente con la versión

ECC 200, realizado también por esta

compañía pero en 1995.

el mismo tiene capacidad para

2340 caracteres alfanuméricos y

encuentra amplia difusión en las

industrias automotriz y electrónica;

estas últimas tienen en común que,

implementan elaborados sistemas

de trazabilidad (procedimientos que

permiten reconstruir la “historia” de

un componente) en sus procesos productivos.

Los siguientes son ejemplos

de la utilización del datamatrix donde

además se pueden ver las distintas

tecnologías de impresión de estos

códigos, desde chorro de tinta hasta

láser.

¿El final?

Industria Automotriz

Industria Electrónica

Desde el bull´s eye code donde las

barras no eran tales hasta el datamatrix

donde las barras y espacios se han convertido

en un arreglo de puntos, hemos

pasado brevemente por la historia de los

códigos de barras; como verán, no solo

llegaron para quedarse, sino que además

seguirán evolucionando siguiendo el

camino indicado por nuestra cada vez

mas compleja, aldea global.


La Peste Bubónica

Andrea De Gennaro

¿Qué es?

Es una enfermedad infecciosa causada

por la bacteria Yersinia pestis.Se

transmite en principio por contacto con

roedores que la portan y a través de sus

pulgas infectadas. Los síntomas en un

primer momento son malestar general,

dolores de cabeza, alteraciones nerviosas

y un signo característico es el bubón

(palabra procedente de un término

griego que significa ingle) que es una

tumefacción muy dolorosa debida a la

masiva proliferación del bacilo en los

ganglios linfáticos próximos a la picadura,

generalmente en axila e ingles.

A partir del ganglio se difunde por el

organismo, invade el hígado, el bazo

y provoca una septicemia mortal (la

sangre se vuelve negra). Después de la

septicemia pueden darse convulsiones

y shock y por último la piel adquiere

un tono negruzco por la gran cantidad

de hemorragias lo cual hizo llamarla

la muerte negra, puesto que llegado a

este efecto es mortal.

Si la epidemia adquiere mayores

dimensiones aparece la peste pulmonar

que tiene un porcentaje de mortandad

de casi el 100%. El periodo de incubación

en la peste bubónica va de 2 a 6

días y en la pulmonar de 1 a 3.

Su Pasado:

En el siglo VI se estima que mató a

100 millones de personas y durante los

siglos XIV-XVI gracias a esta enfermedad

murió un tercio de la población mundial

(25 millones de personas en el siglo XIV)

convirtiéndose en una de las mayores

plagas de la historia.

Otro ejemplo es la población inglesa

y galesa, que en 1300 era de casi seis

millones de habitantes, y que no volvió

a alcanzar esa cifra hasta mediados del

siglo XVIII.

Además, se puede considerar una de

las primeras armas bacteriológicas pues

se usaron cadáveres de apestados como

proyectiles en las catapultas utilizadas

en las ciudades sitiadas.

Una escuela de pensamiento sostiene

que las oleadas de enfermedades

infecciosas (la peste bubónica junto

con la viruela, la gonorrea) asolaron

al mundo mediterráneo entre el 250 y

el 650 d.C., contribuyendo a la caída

del Imperio Romano. El asalto de gérmenes

“redujo la población (del Imperio

Romano) al menos en una cuarta

parte”. Esto originó una carencia de

trabajadores en una sociedad cuya productividad

dependía casi por completo

de la abundancia de mano de obra.

El resultado tuvo un largo alcance: el

descenso del suministro de alimentos y

una reducción drástica de la producción

industrial. Esto causó una disminución

en la ya inadecuada base tributaria, lo

que redujo los fondos para el sector de

la burocracia y la defensa.

Su Presente

La peste sigue siendo hoy en día

una enfermedad activa. Cada año se

dan 15.000 casos y en un 10% son mortales.

Se deben a brotes aislados generalmente

debidos a varias causas muy

dispares: la temperatura y humedad de

la zona, una mayor densidad de roedores,

los incendios, la tala de bosques, el

hacinamiento, etc. Hay inclusive focos

permanentes en zonas montañosas y

desérticas (por ejemplo en Brasil y USA)

siempre que las poblaciones de roedores

sea realmente alta.

También se han encontrado focos

infecciosos en Asia y África, donde la

pobreza es alta y los indices de sanidad

e higiene muy bajos o prácticamente

inexistentes.

Lo cierto es que esta peste no tiene

vacuna alguna y sólo puede ser inhibida

mediante el tratamiento precoz con

antibióticos (tetraciclinas, cloramfenicol

y estreptomicina) luego de ser

contraída.

Asímismo, ya no es una de las más

potentes plagas, al menos no de manera

protagónica debido a que hoy en día es

el SIDA el que ocupa el primer lugar en

la lista de las plagas.

Problemas de Peso (II)

Diego Zanandrea

Notas

Hace un par de números hablamos de

problemas con balanzas de dos platillos.

Esta vez vamos a tratar otro subgé-

nero de los problemas de pesadas: Los que

utilizan balanzas de peso exacto.

Aquí, las balanzas tienen un único platillo y

una aguja o display que indica el peso exacto

del contenido. Generalmente estos problemas

requieren menos pesadas que los de balanza de

platillo. Un problema clasico es el siguiente:

Se tienen 10 pilas de 10 monedas cada una. Se

sabe con certeza que una de las pilas contiene

solamente monedas falsas. Las otras pilas sólo

contienen monedas verdaderas. Sabiendo que una

moneda verdadera pesa 10 gramos y una falsa sólo

9, ¿cómo se determinaría en la menor catidad de

pesadas cual es la pila de monedas falsas?

Intenten resolverlo antes de seguir leyendo.

La respuesta, asombrosa, es que sólo se

requiere una pesada. La forma de realizar

la identificación es la siguiente: se nume-

ran las pilas del 1 al 10 y se colocan en

la balanza tantas monedas de cada pila

como el número asignado (1 moneda de la

pila 1, 2 de la pila 2, etc.). Esto resulta en

un total de 55 monedas, que de ser todas

verdaderas deberían pesar 550 gramos.

Ahora bien, sabemos que las falsas

pesan 1 gramo menos, por lo que el peso

final variará en tantos gramos como mone-

das falsas existan, lo cual a su vez nos indi-

cará la pila correspondiente a las monedas

falsas: Si el peso final fuera 547 gramos, la

diferencia con 550 es de 3 gramos, lo que

indica que existen 3 monedas falsas; es

decir que la pila falsa es la número 3.

Así de sencillo.

Les dejo una variante para pensar:

Se tienen 7 cajas de 25 monedas cada una.

Se sabe que cuatro de las cajas contienen sólo

monedas verdaderas mientras que las 3 restantes

contienen todas falsas. ¿Como las identificaria

en la menor cantidad de pesadas?

Este artículo se editó con anterioridad en “La columna

de mensa” de la revista Humor&Juegos.

Mensapiens

- 7 -


Notas

¿Que tiene Mensa para ofrecer

al discapacitado visual?

Vladimír Zahoranský

Mi nombre es Vladimír Zahoranský.

Soy estudiante de

matemática en la Facultad de

Matemática, física e Informatica de la

Universidad de Comenius en Bratislava.

Bratislava es la capital de la República

Eslovaca. Eslovaquia es un pequeño país

de Europa Central. Soy discapacitado

visual. Mi calidad de visión es del 5 por

ciento. No puedo ver demasiado. Las

sombras son mi vida. Puedo ver mejor

en lugares oscuros, ya que soy albino

-no tengo pigmento-.

Me gusta la matemática, la resolución

de puzzles, los fractales, oir buena

música, oir buenos libros, ver películas

documentales acerca de astronomia

o sobre nuestro planeta. Me gusta la

buena música Checa y Eslovaca de los

años ‘70 y ‘80, como Václav Neckár,

Helena Vondrácková, la banda Elan

y otros. También me gusta la música

del resto del mundo, como por ejemplo

Depeche Mode, The Doors, Abba,

Smoukie y otras.

Durante mis estudios siempre fui

muy bueno en ciencias. Participé de

lecturas en conferencias internacionales

sobre matemática, tanto en Eslovaquia

como en otros países. He escrito

numerosos articulos científicos, los

cuales fueron publicados en principio

en la revista de Mensa de la República

Checa. El estudio, para el discapacitado

visual, sigue siendo complicado. No

todas las escuelas son capaces de inte-

- 8 - Mensapiens

grar al discapacitado visual, especialmente

si el estudiante posee una alta

inteligencia. Yo he estudiado en escuelas

normales, sin ninguna herramienta

de compensación, sin ninguna adaptación

de educación, lo cual causó que no

tuviera amigos. Estar solo es algo indescriptible,

algo que no se puede explicar.

He tenido muchisima suerte de que mi

ingreso a Mensa lo cambiara todo.

¿Que me brinda Mensa? ¿Porqué me

uni a Mensa? ¿Porqué debo ser miembro

de Mensa?

Estas son preguntas típicas, qu

toda la gente de alta inteligencia se

hace. Yo soy miembro de Mensa desde

hace 3 años. Tengo una membresía

individual, dado que los test de IQ no

están estandarizados para la gente con

discapacidad visual. Esto se debe a que

los grados de variación en el daño visual

son muy grandes lo que hace su estandarización

muy complicada. Pienso que

es muy interesante compartir con otra

gente la experiencia de mi pertenencia

a Mensa. Me gustaria dar las diez razones

por las que soy miembro de Mensa.

Pienso que esto puede motivar a otras

personas a formar parte de Mensa.

¿Que significa ser miembro de Mensa?

Creo que es una oportunidad para:

1. Encontrar gente que te entiende.

2. Encontrar y conocer gente con

intereses similares.

3. Presentar tu país al mundo, dar a

conocer sus tradiciones, hábitos, comidas

típicas, etc.

4. Motivar a otros discapacitados

visuales (o de otro tipo) con alto IQ para

formar parte de Mensa.

5. Descubrir nuevos horizontes de

conocimiento, descubrir nuevas cosas

interesantes acerca de tu propia vida

6. Conocer otras culturas, hábitos,

comidas típicas, maravillas de nuestro

planeta y a otras organizaciones de

Mensa.

7. Promover la paz y la amistad

entre la gente y laas naciones, más alla

de la religión, cultura, política, educación,

sexo, discapacidades u otras

diferencias.

8. Avanzar en el desarrollo del discapacitado

visual (y otros) de alto IQ.

9. Avanzar en la comunicación e

información de todas las oportunidades

de vidad para el discapacitado visual (y

otros), sin ningún tipo de barreras.

10. Encontrar un lugar en la

sociedad, desarrollar las habilidades,

enseñar el trabajo en grupo,

vivir con otra gente, tener buenas

expaeriencias de vida y aprender

otros idiomas.

z


Crítica a la crítica

de la actividad física

Federico Pacheco

En este apartado Mensapienístico

voy a dedicarme a ampliar la

interesane polemica que plantea

Ariel en el numero anterior de la revista.

Como podemos apreciar, la actividad física

puede no ser amada por algunos, asi como

el futbol o el poker no son amados por otros,

pero la cosa se extiende mas allá, veamos

las mediocres explicaciones que se intentan

dar ante tamaña barbaridad planteada.

Como leimos en el otro número, prime-

ramente se apela a rebatir solemnes excusas

que muchos iniciados dan por el solo hecho

de no comprender el porqué de su activi-

dad, asi como uno se pone colorado cuando

siente verguenza, pero no es su culpa, sino

la de la cultura en la que estan inmersos,

que los lleva por un mundo de marketing

fisico que no logran comprender, pero con-

sumen a diario. Pero bien, ahora la verdad

de la milanesa.

El primer planteo que voy a re-rebatir

es: “Tener una vida sana” vs “Todos nos

vamos a morir”. Es cierto, pero no existe

evidencia de que aquellos que hacen depor-

tes vayan a carecer de suerte y tener un

accidente automovilistico, cosa que podría

pasarle a cualquiera independientemente

de su estado fisico, aunque estos ultimos

tendrian mas posibilidades de sobrevivir. Si

una persona se prepara para un cancer, el

resultado será un cancer. Si una persona se

prepara para vivir 100 años, el resultado son

cien años de vida. El cerebro y el corazon

son dos organos fundamentales, el primero

necesita constante irrigación que el segundo

le provee, y una vida sana optimiza el fun-

cionamiento de ambos. Las probabilidades

de sufrir enfermedades en gente sana son

bajisimas en comparación con los que

practican deportes. Esto es casi un axioma

científico médico. Por lo tanto, podemos

decir que es verdad que todos vamos a

morir, pero yo prefiero poder valerme por

mi mismo incluso con 70 u 80 años, en vez de

que tengan que tratarme como a un lactante

o en un asilo, y eso se logra con esfuerzo,

como todo en la vida.

Como segundo argumento a re-rebatir, se

comenta que “Uno se siente mejor durante

el dia” vs “Yo puedo relajarme igual”. Tam-

bien podria ser cierto en la medida en que

la relajacion sea mental, ya que existe una

parte meramente fisiológica por la cual es

necesario nutrir a las celulas de compo-

nentes escenciales para que puedan lograr

su trabajo de la manera mas eficaz, y esta

manera es haciendo actividad fisica. De

otra forma, lo ingerido no es correctamente

metabolizado y se transforma normalmente

en tejido adiposo, que no contribuye sino a

un aspecto fisico indeseable cuando es exce-

sivo. Y en este punto podemos enganchar la

proxima frase planteada hace dos meses:

“Ser fisicamente atractivo” vs “La apariencia

es efímera”.

Para este planteo podemos hacer una

simple analogía pensando en un libro, lo

importante es el contenido, siempre, de

hecho muchas veces la tapa engaña, pero

a decir verdad, cuales son los libros que

mas duran en la biblioteca y a pesar de ser

utilizados constantemente tal vez por varias

generaciones de personas? Cuales? los bien

encuadernados? o los mal encuadernados?

La respuesta es obvia. De todas maneras

puede que durante mi vida no vea envejecer

el libro, pero mis hijos lo verán. Eso no es

narcisismo, es solo el cuidado del envase

que tenemos que llevar de por vida, y cuanto

mas sano esté, la calidad de vida será mejor.

Si hablamos del sexo opuesto, vamos a sin-

cerarnos una vez mas: es cierto que nuestra

pareja no es una super M 2002 ni un dios del

verano, de hecho no nos interesa porque

hay cosas mas importantes, pero... a quien

no le gusta que su pareja sienta que uno se

esfuerza por ser mas atractivo? Acaso nos

gustan las personas zaparrastrosas? acaso

nos enamoramos a primera vista de una per-

sona que acaba de entrar en la asociacion de

gordos? (sin animo de ofender) Esto es triste,

pero es una cruel realidad, esa gente puede

ser fantástica, pero casi nadie le daría la

poportunidad de demostrarlo al comienzo.

Finalmente se aduce un “No le hago mal

a nadie” vs “Hay hambre en el mundo”. Es

verdad, pero la proteina que yo como para

abastecer mi sistema muscular no le llegaría

de ninguna manera a los niños pobres de

áfrica, ni de tucumán, sino que iria a parar

a otra familia que jamas se va a haber pla-

netado esto, y no por eso estaria haciendole

mal a alguien. Yo pago por mi comida con

mi trabajo, y a la vez le compro una ham-

burguesa a un chico pobre. Los que le hacen

mal al mundo no son los que LO aprovechan,

sino los que SE aprovechan. Por otro lado, la

buena alimentacion no implica la cantidad

de alimentos, acaso los astronautas comen

grandes banquetes en sus dietas? No, comen

algo mas que pastillas y sin embargo los

Notas

astronautas son algunas de las personas mas

sanas del mundo, aunque no lo crean. Como

verán este ultimo es un patético manotazo

de ahogado en el hecho de desbancar a

la actividad fisica, hasta hace pensar que

quien se alimente bien tiene la culpa de

lo que un sucio sistema capitalista esta

cosechando. Acaso alguien se creyó que el

sistema financiero argentino colapsó por los

1000 pesos que la gente que trabaja sacó de

los bancos? No será que los grandes capitales

se fueron por la puerta de servicio? De solo

pensar lo que nos quieren hacer creer, me da

verguenza ajena de quién lo crea.

Un comentario final, es obvio que

defiendo esta postura porque amo la vida

sana, soy intructor de fisicoculturismo entre

otras cosas, y puedo dar fe de la vida que

se lleva haciendole honor a la naturaleza.

Seguramente los detractores del esfuerzo

intenten justificar su postura mediante

mediocres teorias que no tienen sustento

científico, sino meramente filosófico, estoy

orgulloso de que Mensa nos ofrezca un

espacio de debate tan maravilloso. Tambien

es posible que todos los que critiquen esta

postura estén sentados en un sillón fumando,

tomando una cerveza y mirando televisión.

Mala noticia, mis amigos, estan contami-

nando el ambiente con pura basura, estan

tapando sus arterias, estan matando precio-

sas neuronas que les van a faltar cuando las

necesiten, a la vez estan haciendo que sus

fibras musculares se transofmen en membra-

nas laxas debido al alcohol, y como si esto

fuera poco, no creo que esten mirando el

Discovery Channel ni la National Geographic,

asi que cambien eso o apaguenlo, y al menos

dediquense a subir a su departamento por

las escaleras, que les va a dar unos cuantos

años mas de vida, años que sus hijos van a

nacesitar. Si no lo hacen por ustedes haganlo

por los demas, por la gente que los quiere,

por sus familias y amigos. Van a ver que en

el fondo no es tan malo.

(La discusion sigue abierta, espero apoyos y detractores

para continuar con la polemica)

Mensapiens

- 9 -


Notas

La caída de Yrigoyen

Yamila Gomez

Hay hechos históricos que son paradigmáticos

de una época y al arrojar luz

sobre ellos pueden comprenderse otros

sucesos que son parte de un mismo proceso

histórico. Desde este punto de vista, uno de

los acontecimientos más relevantes del siglo

XX en Argentina fue la caída del gobierno

de Hipólito Yrigoyen el 6 de Septiembre

de 1930 y la asunción a través del golpe de

estado del General José Félix Uriburu. Para

comprender la relevancia de este suceso

deben tenerse en cuenta diversos aspectos:

el régimen oligárquico, el surgimiento y cre-

cimiento del radicalismo, y las implicancias

del golpe de estado de 1930. A continuación

se explicarán cada uno de estos puntos.

A comienzos del siglo XIX se produjo la

caída del orden colonial español en el Río de

la Plata, comenzando a conformarse la nación

argentina. No obstante, la formación de este

estado como tal se completaría décadas más

tarde. La nación no se constituyó de un día

para otro ni en un solo año, ni siquiera en una

década. Fue un proceso en el cual intervinieron

y se enfrentaron los grupos dominantes criollos

que tras la caída de la autoridad española

pugnaban entre ellos para obtener el control

y el poder de la nueva nación. Estas luchas, en

principio entre unitarios y federales y luego

ente mitristas y roquistas, dieron lugar a la

conformación del estado faccioso del siglo XIX

en Argentina. Las facciones estaban constitui-

das por familias propietarias de tierras y eran

dirigidas por un caudillo, como Bartolomé

Mitre o Julio A. Roca, con el componente de

la militarización del grupo. Su objetivo, más

que impulsar un modelo de país determinado,

era sacar el máximo beneficio económico

del poder político: enriquecerse a través del

reparto de tierra pública, renta y comisiones.

La lucha giraba entorno a las “regalías” del

poder, pues la estructura del país no estaba en

duda: políticamente la oligarquía terrateniente

gobernaría a través de una u otra de sus fac-

ciones mediante el fraude en cada elección, y

- 10 - Mensapiens

socialmente se daría lugar a una estructura de

castas donde el acceso al poder y al ascenso

social estaría en manos de ciertas familias ricas.

A nivel económico, se establecería un modelo

agroexportador que beneficiaría a los propie-

tarios de latifundios, con una fuerte presencia

de capital extranjero y la consiguiente atadura

del rumbo económico del país a las oscilaciones

del mercado externo y a las fluctuaciones de

los países importadores de materias primas

argentinas y exportadores de manufacturas

y capital. Tras la caída del virreinato español,

Argentina comprometió su soberanía con el

dominio económico de Gran Bretaña espe-

cialmente. Esta alianza con el extranjero y el

modelo librecambista implementado otorgaban

ventajas a los terratenientes que exportaban

productos primarios como carne, lana y cerea-

les. A la vez, importaban bienes de consumo

más baratos que los nacionales, disminuyendo

costos como el mantenimiento de la mano de

obra, que al consumir productos más económi-

cos requería de menor salario. Esto no habría

ocurrido con un sistema proteccionista que si

bien hubiera impulsado el desarrollo de una

industria nacional y una menor dependencia

del comercio exterior, hubiera aumentado el

precio de los productos manufacturados. Los

beneficios inmediatos de la especialización

internacional de la Argentina como país pro-

veedor únicamente de materias primas opacó

la visión de una plan de desarrollo económico

a más largo plazo que implicara una mayor

industrialización y una explotación más racio-

nal de los cuantiosos recursos naturales del país.

Por otra parte, la dependencia del extranjero

también fue fomentada desde Gran Bretaña:

muchos altos funcionarios del régimen oligár-

quico fueron estratégicamente contratados

por las empresas británicas, garantizando el

cuidado de sus intereses a nivel político. Recién

en el siglo XX la presencia de Estados Unidos

implicaría una competencia a la hegemonía

inglesa en nuestro país. Las invasiones inglesas

de 1806 y 1807 fracasaron militarmente, pero

la dominación económica y la influencia britá-

nica en el rumbo de Argentina quedó sellada y

afianzada cuando la oligarquía dominante hizo

alianza firme con el capital extranjero y sus

beneficios para su clase. Un ejemplo de esto

fueron los ferrocarriles, entregados finalmente

a Gran Bretaña durante el unicato de Miguel

Juárez Celman y que recién con el gobierno

de Juan Domingo Perón serían nacionalizados

(para volver finalmente a manos privadas con el

justicialismo–menemismo). Pero incluso antes

de su entrega total inicial a manos británicas los

intereses foráneos predominaron. La red ferro-

viaria argentina se construyó con un capital

mixto, extranjero y estatal, pero respetando

el modelo agroexportador que beneficiaba a

Gran Bretaña como importadora de materias

primas baratas y a los terratenientes como

exportadores de las mismas. Argentina era el

granero del mundo, y el diagrama del trans-

porte ferroviario siguió esta pauta. El trazado

de las vías no se hizo integrando el mercado

interno y posibilitando su crecimiento, sino

facilitando el transporte de ciertos productos

hacia el puerto de Buenos Aires con fines de

exportación. La estructura férrea tuvo una

forma de abanico, y su eje era la ciudad donde

se concentraba la oligarquía terrateniente y en

cuyas cercanías, el litoral y la pampa húmeda,

estaban sus campos. A su vez, se permitió a los

ingleses determinar no sólo el recorrido sino

además las tarifas tranviarias que perjudicaron

a los viajes de media distancia dada la falta de

interconexión entre los mercados interiores.

De esta manera se les dio la capacidad para

beneficiar ciertas zonas y perjudicar otras con

el trazado de las vías, además del otro meca-

nismo de control poderoso que eran las tarifas

ya que podían funcionar como una aduana para

el comercio interior. Vale la pena aclarar que

esto último no significa “acusar” del fracaso o

del poco desarrollo de la nación a Gran Bretaña.

No. Fue la elite terrateniente quien decidió

aliarse al extranjero para el beneficio propio

de su clase, sin pensar en las consecuencias

para el país. Es más, otro ejemplo claro de la

búsqueda de beneficio particular o sectorial

sin tener en cuenta objetivos más altruistas

como el avance de la nación fue el reparto de

la tierra. El enorme territorio del país fue divi-

dido en grandes extensiones de tierras ya que

al comienzo no poseían gran valor, por lo cual

se compensaba la riqueza con la cantidad, pero

aún al adquirir valor se siguieron acumulando.

Esta división latifundista nunca fue modificada,

al contrario, la elite se beneficiaba, por ejem-

plo, conociendo por anticipado el trazado del

ferrocarril cuyas tierras linderas adquirirían

valor dando lugar a la especulación. Los gran-

des latifundios impidieron el desarrollo del país,

en parte porque dificultaron el establecimiento

de los inmigrantes en el campo como pequeños

y medianos campesinos propietarios, y en parte

porque dieron lugar a que la gran mayoría de

los terratenientes se configuraran como una

clase poderosa, pasiva y hasta parasitaria que

vivía de la renta de la tierra sin arriesgar capital

ya que ni siquiera lo invertían en industrializa-

ción. La riqueza no se obtuvo a base de riesgos,


inversiones ni emprendimientos sino por “dere-

chos” derivados de su poder.

La oligarquía terrateniente encontró gran-

des beneficios en el modelo agroexportador

librecambista que se desarrolló entre 1850 y

la caída tras la depresión económica mundial

en 1930. Incluso puede decirse que estos bene-

ficios fueron encontrados suficientes para la

misma, impidiendo el desarrollo industrial por

fuera de la actividad primaria ya que las indus-

trias que se formaron estuvieron directamente

ligadas a este sector, como los frigoríficos. Por

otra parte, en la ideología de la oligarquía, en

su forma de ver al mundo, predominaba su con-

cepción de sí misma como la única clase capaz

de gobernar y de decidir el destino de la nación.

El fraude en todas y cada una de las elecciones

no era considerado tal. La compra de votos

no era calificada como incorrecta sino todo lo

contrario dado que se autoconcebían como los

únicos capacitados para el poder, las masas no

podían ni debían dirigir el país.

Es en este contexto cuando surge el radi-

calismo. Entre 1886 y 1890 Juárez Celman fue

el presidente de la nación en lo que dio a lla-

marse “unicato”. El estado faccioso estaba en

su máximo apogeo y el presidente era también

jefe único del partido gobernante, sumando

facultades y poder. Durante su gobierno se

aplicó una política de privatizaciones que dio

lugar al aumento de la corrupción, lo que se

sumaba a un creciente endeudamiento externo.

En este clima de crisis se produjo la revolución

de 1890 en contra de Juárez Celman en par-

ticular y en contra del régimen oligárquico en

general. En este clima también se encuentran

los orígenes del radicalismo, movimiento de

oposición iniciado en 1889 como Unión Cívica

de la Juventud, y que luego, al ampliar sus ele-

mentos de apoyo, se denominó Unión Cívica. En

1891 se escindió y se constituyó definitivamente

la Unión Cívica Radical bajo la dirección de

Leandro N. Alem. Este último se suicidaría en

1896, sucediéndolo en la dirección del partido

su sobrino Hipólito Yrigoyen.

En sus comienzos, la Unión Cívica radical

estuvo constituida por un grupo de la elite con-

formado por antiguas familias patricias y por

nuevos propietarios que habían mejorado su

situación con el modelo agroexportador. Estos

sectores habían sido desplazados y no recono-

cidos por la elite gobernante del roquismo, fac-

ción de Juárez Celman, quien era concuñado

de Roca. Reclamaban el ejercicio correcto de

la Constitución Nacional y el fin del sistema

autoritario y de sus avasallamientos a los

derechos civiles. La UCR iría cobrando apoyo y

fuerza hasta lograr dos objetivos: el fin del régi-

men faccioso mediante el sufragio universal y

secreto obtenido por la Ley Sáenz Peña en 1912

y llegar al gobierno del país. Este último obje-

tivo se alcanzó mediante la alianza de esta elite

disidente y desplazada con las clases medias

urbanas. Este último estrato social coincidía

con los terratenientes en cuanto al manteni-

miento de una economía primario-exportadora,

ya que, como ya se mencionó, las actividades

industriales donde podían trabajar se relacio-

naban casi exclusivamente con el comercio

internacional de productos primarios dada la

falta de una estructura industrial más amplia;

de hecho, el radicalismo mantendría el modelo

económico agroexportador. No obstante, la

alianza con las clases medias urbanas fue posi-

ble cuando la oligarquía en el poder les impidió

el ascenso social a través de las profesiones

liberales limitando el ingreso a universidades

y reduciendo el gasto público y el acceso de

la clase media a cargos burocráticos impor-

tantes como los jurídicos y los administrativos.

Así, la elite gobernante era una amenaza para

las clases medias que dependían, a falta de

puestos laborales en industrias, del incremento

del gasto público para mejorar su situación y

ascender en la escala social.

Hasta aquí se ha hablado del régimen oligár-

quico y del surgimiento del radicalismo. Se hace

necesario entonces explicar el crecimiento de

este partido político que gobernó el país entre

1916 y 1930. Su desarrollo se debió básicamente

a su carácter de coalición entre clases y a la

presencia de un líder. Dada la conjunción de dos

sectores cuyos intereses no eran íntegramente

idénticos, no pudo desarrollar un programa

explícito por fuera de la oposición al régimen

oligárquico y su reclamo mediante la abstención

revolucionaria del sufragio universal y secreto.

Sin embargo, logró ampliar su base de apoyo

gracias justamente a esa falta de explicitación

de su postura que impidió la división de aguas

dentro de la alianza. Sólo al llegar al poder, y en

contextos de crisis económicas, debió enfrentarse

a la dicotomía de reducir el gasto público según

lo solicitado por los sectores elitistas del movi-

miento o ampliarlo a fin de contener los reclamos

de la clase media y a fin de sostener el sistema de

patronazgo característico del partido.

En cuanto al patronazgo, éste fue sólo

uno de los diferentes rasgos del radica-

lismo, movimiento que tuvo ciertos rasgos

populistas. El poder del partido se basó

en una organizada estructura que permitió

penetrar en todas las regiones y estar en

contacto permanente con las masas. Los

Notas

comités se multiplicaron por todo el país con

distintas jerarquías: uno central más los pro-

vinciales, distritales y barriales. Los jefes de

comités actuaban como verdaderos caudillos

sabiendo que podrían obtener beneficios

como futuros funcionarios oficiales o bien

prestigio y reconocimiento social. Además,

los comités radicales no se limitaron a

hacer política mediante panfletos, afiches

y reuniones, sino que otorgaban beneficios

a los ciudadanos: espectáculos, servicios

sanitarios, alimentos baratos como el pan

radical y la leche radical, etc. Este sistema

de captación de apoyo sirvió eficazmente

para la clase media argentina. En cuanto a

la clase obrera, si bien no se integró a la

alianza de clases del partido, se produjo un

acercamiento con sus dirigentes sindicalistas,

atendiendo personalmente el presidente y

sus funcionarios principales los reclamos

obreros por mejoras salariales y laborales,

si bien el apoyo de Yrigoyen a estos no fue

automático ni incondicional.

A lo anterior debe sumarse el atractivo

de Hipólito Yrigoyen. Su figura adquirió la

imagen de un líder indiscutido. Esto en parte

se debió a una actitud de misterio: sólo una

vez pronunció un discurso en público, ni

siquiera lo hizo al inaugurar las sesiones del

Congreso Nacional. Su renuencia a las apari-

ciones y manifestaciones públicas le dieron

un carácter de figura misteriosa y enigmá-

tica, con las consecuentes elaboraciones

populares acerca de sus características.

Además, mostraba un carácter humilde ya

que vivía en casas de barrio, lo cual lo acer-

caba mucho más al ideal de caudillo popular.

Incluso atendía reclamos y pedidos personal-

mente y este acceso al mismo presidente por

parte de los ciudadanos comunes ayudaba y

alimentaba al mito y al líder. Su paternalismo

y su accesibilidad contrastaban positiva y

notoriamente con los anteriores gobernantes

oligárquicos. Sólo la crisis económica mundial

de 1930 sería capaz de hacer que el pueblo le

quitara su respaldo a Yrigoyen y de provocar

la caída del movimiento radical al impedir la

continuación del sistema de patronazgo y el

incremento del gasto y de los cargos públicos,

sumados a los problemas salariales y labora-

les dados por la mala coyuntura económica.

La fuerte crisis económica hizo que unos pug-

naran por seguir aumentando y manteniendo

el sistema burocrático del que dependían,

mientras que otros pedían la reducción de

los gastos del gobierno. Así, la alianza entre

clases se escindió y el partido perdió todo el

Mensapiens

- 11 -


Notas

apoyo popular con que contaba.

Ahora bien, por qué es uno de los acon-

tecimientos más relevante del siglo XX la

caída de Yrigoyen en 1930 y no el ascenso al

poder del radicalismo? Simplemente porque

su caída tiene más implicancias que su cre-

cimiento. Tomando en cuenta todo lo ante-

riormente explicado pueden establecerse

cuatro motivos concretos por los cuales el

golpe de estado de 1930 es el hecho más

importante del país en el siglo XX.

En primer lugar, se produjo la caída de un

partido político que inauguró un nuevo modo de

hacer política en la Argentina, con la presencia

de un líder indiscutido y con rasgos populistas y

paternalistas que culminarían y adquirirían su

máxima expresión con el peronismo. Además,

debe mencionarse la novedosa organización

partidaria mediante la estructura de los comi-

tés, pieza clave e imprescindible para lograr

el apoyo popular a nivel nacional. En segundo

lugar, la Unión Cívica radical se opuso por pri-

mera vez de una manera organizada y firme al

régimen oligárquico. Si bien algunas opiniones

sostienen que los gobiernos radicales no produ-

jeron un cambio rotundo ya que el patronazgo

podía verse como otra forma de compra de

votos y el modelo agroexportador no fue

modificado, deben destacarse algunas medidas

importantes del radicalismo como la creación

de los Yacimientos Petrolíferos Fiscales y la

reforma universitaria de 1918 que fue ejemplo

en Latinoamérica. Tampoco se sometió por

completo a los intereses extranjeros y adoptó

una posición neutral durante la primera guerra

mundial. Además, en los reclamos obreros el

gobierno radical intervino como mediador, y si

bien no apoyó siempre a las huelgas, tampoco

estuvo incondicionalmente del lado patronal.

Su oposición al régimen oligárquico no puede

ser negada, incluso le arrebataron el poder en

las primeras elecciones presidenciales libres de

la historia argentina, siendo el sufragio univer-

sal y secreto otro logro del radicalismo obtenido

mediante la lucha firme y la abstención revolu-

cionaria en cada comicio fraudulento.

El tercer motivo es que el radicalismo

implicó la presencia por primera vez en

los distintos cargos públicos importantes

de miembros de las clases medias. Si bien

muchos ministros pertenecieron a la Socie-

dad Rural, un organismo claramente terra-

teniente, no fueron la totalidad, siendo esto

un nuevo reflejo del carácter de alianza del

partido, a la vez que demuestra la presencia

de intereses contrapuestos dentro de un

movimiento que sólo una crisis hizo colapsar.

- 12 - Mensapiens

Finalmente, el cuarto y más importante

motivo es la importancia que tiene para la

sociedad argentina la forma en que cayó este

gobierno. El golpe de estado de 1930 agregó

un componente esencial a nivel social: el

carácter de lucha. Con el radicalismo por

primera vez se conformó un movimiento

popular opuesto al régimen y a las intencio-

nes oligárquicas, pero el golpe de estado dio

cuenta de que la elite no había bajado los

brazos ni dada por perdida la batalla. Todo

lo contrario, el sistema oligárquico volvería

del mismo modo que antes: evitando elec-

ciones libres de una manera aún más obvia

mediante el estado de sitio, la proscripción

de otros partidos políticos y mediante el

golpe de estado, agregando para reprimir

cualquier oposición a su sistema el compo-

nente del terrorismo de estado.

La caída del radicalismo implicó el

comienzo de una lucha donde la oligarquía no

estará dispuesta a perder espacios, y donde

las clases populares hallarán difícil acceder

y mantener el poder ya sea mediante un

nuevo régimen populista como el peronista

originado en el seno mismo de los gobiernos

militares, ya sea mediante un sistema más

racional y democrático a través de los par-

tidos políticos de izquierdas que no lograrán

hacer un frente unido y lograr apoyo masivo.

El 6 de septiembre de 1930 se esclareció el

carácter de lucha de la sociedad argentina,

lucha entre clases sociales, la oligarquía y

las clases populares, que tendrán intereses

contrapuestos y donde la primera buscará

volver a los inicios del régimen oligárquico

rescatando sus intereses sectoriales y mos-

trando hasta qué punto, la represión ilegal

por parte del estado, estaban dispuestos a

no perder sus posiciones alcanzadas. Mien-

tras tanto las segundas, las clases populares,

intentarán (aún) definir su identidad y hallar

un camino para reivindicarse.

¿Ántrax o carbunclo?

Marina Torres

Hace no mucho tiempo el

mundo se conmocionó

con noticias sobre un

peligrosa arma bacteriológica. Hubo

varios casos de personas en los Estados

Unidos que recibieron cartas en

cuyos sobres había un mortífero

polvo blanco: “ántrax”, decían

todos los noticieros en español.

Pues no, no era “ántrax” sino

carbunclo.

El error, grave, consiste en

llamar ántrax a lo que en castellano

se llama carbunclo (o carbunco), y

la causa de ese error es que esas

enfermedades en inglés tienen los

nombres cambiados con respecto

al español, así, lo que para los

angloparlantes es “anthrax” para

nosotros es carbunclo, y lo que para

ellos es “carbuncle” para nosotros

es ántrax.

El ántrax, en español, es lo que

también se conoce como avispero,

que en los libros de dermatología

se describe como un conglomerado

o una acumulación de forúnculos,

producidos por un estafilococo, que

suelen localizarse en cuello o en

la parte superior de la espalda. Es

una enfermedad que se cura bien y

pronto con los antibióticos.

En cambio, el ántrax al que se

refieren las noticias en las que se

habla de armas químicas y guerra

bacteriológica es en realidad el

carbunclo, que sí es una enfermedad

grave, virulenta, contagiosa y

mortífera, frecuente en el ganado

lanar, vacuno, cabrío y caballar, y

transmisible al hombre. El bacilo

que produce esta peligrosa enfermedad,

“anthrax” en inglés y “carbunclo”

en castellano, es el Bacillus

anthracis.

La inflamación estafilocócica

purulenta por confluencia de forúnculos,

“ántrax” en castellano y “carbuncle”

para los angloparlantes, es

inofensiva y se trata fácilmente con

antibióticos.

¡Santas confusiones, Batman!


Sobre Estilos Musicales (I)

Diego Zanandrea

En uno de los gruspos de discusión de Mensa

Argentina dedicado al Cine, la Literatura

y la Música, surgió no hace mucho el tema de

los estilos musicales. De ahí parte la idea de

una serie de notas al respecto. No pretende

ser una guia exhaustiva, pero si una referen-

cia medianamente completa del tema.

En esta primera nota, comenzaremos con un

término tan común como vago: ROCK.

ROCK: La música rock (o rock’n’roll) nace

a partir de el country americano, el blues

y el rythm’n’blues. Desde su nacimiento

como música joven y rebelde, el rock ha

ido evolucionando permanentemente, y así

como ciertas variantes siguen siendo “rebel-

des”, otras han sido aceptadas por el público

masivo. Actualmente “Rock” es un término

tan vago que puede utilizarse para describir

a miles de grupos o solistas. Por esto, utiliza-

remos una división en “Rock clásico” y “Hard

Rock”. A su vez estos términos tendrán sus

propias ramificaciones y derivados.

Classic Rock: Es el término que mejor describe

a las bandas y artistas (generalmente blancos)

más importantes de los ‘60 y ‘70, grupos como

Cream, Zeppelin, Stones, Who, etc. A su vez,

podemos realizar las siguientes sub-divisiones:

British Blues Rock: Aquí podemos englobar a

bandas y solistas de fines de los ‘60 y princi-

pios de los ‘70, desde John Mayall y los Yard-

birds hasta los Animals y Rolling Stones de la

primera época. Esta música influyo en el naci-

miento del Acid Rock y las primeras formas de

Heavy Metal (Zeppelin, Black Sabbath).

Blues Rock: Nace de la base del British Blues

rock. Es una mezcla de blues eléctrico y

Acid rock, y tiende a incluir largas impro-

visaciones al estilo de las sesiones de jazz.

Los nombres más importantes que surgen

son Cream y los Rolling Stones en la etapa

de “Sticky fingers” y “Exile on Main st.”. En

la escena local podríamos mencionar a La

Pesada del Rock’n’Roll.

Folk Rock: Comienza en Estados Unidos con la

combinacion de las melodías e instrumentos

de la llamada “Invasión británica” (Beatles)

con el lirismo y la musicalidad del revival folk

de ese entonces (Dylan). La banda Folk-Rock

por excelencia fueron los Byrds, quienes a su

vez influenciaron a sus influencias (Bob Dylan

& The Band son puro folk-rock). Otras gran-

des bandas Folk-Rock fueron The Mamas &

The Papas y Simon & Garfunkel. En Argentina

se puede mencionar a Sui Generis, Pedro y

Pablo, Pastoral y Leon Gieco, entre otros.

Psychodelic Rock: Comienza a mediados

de los ‘60 con los trabajos experimentales

de Beatles (Sgt. Pepper) y Beach Boys (Pet

Sounds) entre otros. Se caracteriza por las

letras fuertemente influidas opr el LSD de

moda en esos años, instrumentaciones

distorsionadas y con frecuentes apariciones

de instrumentos orientales como la cítara.

Pocos grupos se dedicaron exclusivamente

a este género (a diferencia de su primo

hermano, el Acid Rock), con excepción tal

vez de los primeros trabajos de Pink Floyd

(en la era Barret), sin embargo muchos

grupos de esa época tuvieron su “disco

psicodélico”, como los Rolling Stones y sus

“Satánicas majestades”.

Acid Rock: Guitarras ruidosas y distorsio-

nadas y letras embebidas en LSD, aunque

con una estructura bastante menos com-

pleja que el rock psicodélico. Sus heroes

máximos fueron Jimi Hendrix, Jefferson´s

Airplane y Grateful Dead.

Garage Rock: Las bandas de garage nacen en

todo USA com intentos amateur de imitar a

las bandas británicas de moda (Who, Kinks,

etc.) y terminaron derivando en un rock

bastante duro y ruidos, que sería el futuro

prototipo del punk. Las bandas más impor-

tantes fueron The Stooges (liderada por el

joven Iggy Pop), MC5 y The Kingsmen.

Glam Rock: A principios de los ‘70 surge esta

mezcla de pop y soul con riff de guitarra de

hard rock, todo adornado de plumas y lente-

juelas, disfraces, maquillajes, ambigüedad

sexual y espectaculares puestas en escena.

Los principales exponentes fueron David

Bowie (en su etapa “Ziggy Stardust”), Mark

Bolan y T-Rex, Gary Glitter, los primeros

años de Queen y los New York Dolls, entre

otros. Tanto el Heavy Metal como la New

Wave tomarian elementos del Glam, como

así tambien los proto-punks. En la actua-

lidad hay un cierto revival en bandas tan

dispares como Suede y Marilyn Manson (en

su “Mechanical animals”).

ROCK

Classic Rock

British Blues rock Blues rock

Folk Rock

Psychodelic Rock

Acid Rock

Garage Rock

Glam rock

Hard Rock Guitar Rock

Prog Rock / Art Rock Kraut Rock

Southern Rock Swamp rock

Notas

Prog Rock: El rock progresivo nace de una

mezcla del rock psicodélico, elementos de

música clásica y mucha influencia del jazz.

Las obras son en general extensas y com-

plejas, y los discos toman muchas veces la

forma de obras conceptuales. Ejemplos típi-

cos son Pink Floyd (post-Barret), el primer

Genesis (con Peter Gabriel) y los clásicos Yes

y King Crimson. Una variante menor es el Art

Rock, con una orientación más clásica que

jazzistica. Otra variante, más importante,

es el Kraut Rock. En lo nacional podemos

mencionar, principalmente, a Espíritu.

Kraut Rock: Es la versión alemana del Prog

Rock y el Art Rock. La diferencia es que es

mucho más experimental, a veces minima-

lista, y emplea de formas realmente innova-

doras las tecnologías de sintetizadores. Los

principales exponentes fueron Can, Neu y

Faust. También puede incluirse a Tangerine

Dream. Estas bandas tendrían gran influen-

cia en el nacimiento de bandas como los

pioneros del synth-pop Kraftwerk.

Southern Rock: Elementos delo Blues rock

mezclados con aires country dieron lugar a

esta versión sureña del rock clásico, donde

principalmente se puede mencionar a bandas

como Allman Brothers y Lynyrd Skynyrd. Una

ligera variante, conocida como “Swamp

rock”, tiene como protagonistas excluyentes

a Creedence Clearwater Revival.

Hard Rock: Llegamos a la segunda gran parte

del Rock. Es también un término bastante

amplio, escencialmente es un rock’n’roll de

guitarras ruidosas y semidistorsionadas, no tan

improvisado como el Blues Rock o el Acid Rock,

ni tan fuerte y agresivo como el Metal o el punk.

algunos de los múltiples ejemplos posibles son

Aerosmith, Thin Lizzy, Rush, Iggy Pop y otros.

Guitar Rock: Variante del Hard rock, princi-

palmente instrumental y que se basa en la

eficiencia técnica del guitarrista. Steve Vai, Joe

Satriani, Yngwie Malmsteen, etc. Este género se

extendió hasta bastante entrados los años ‘80.

Mensapiens

- 13 -


Notas

Con sed de aprender

Lic. Beatriz Pizarro de Zulliger

Dentro de todo el ámbito educativo,

hay una realidad entre todas de la que hoy

mucho se habla y más se desconoce: el

tema de los niños "genios", "superdotados" o

"talentosos". Sucede que alrededor de estos

niños pulula una gran mitología, prejuicios,

padres fanáticos, y hasta márketing pedagógico

de quienes crean colegios exclusivos

prometiendo la genialidad por ósmosis para

aquellos que, pagando la cuota, podrán

llegar a Harvard o a “Hola Susana”.

Se plantea una ambivalencia afectiva

con respecto al problema de los niños

bien dotados: por un lado, la necesidad de

prestarle auxilio especializado; por otro, el

temor de marcar más aún las diferencias y

no saber cómo conducir a estos sujetos.

Por otra parte la demanda de recursos

humanos especializados hace que los

países avanzados se lancen a una búsqueda

casi desenfrenada de la "excelencia", despedazando

a las personas tras niveles de

rendimiento cada vez más elevados: el

fantasma de la competencia que impone la

globalización, así como arrasa con pequeñas

y grandes empresas, está transformando

a nuestro mundo en un espacio cada vez

menos humanizado.

Las modernas investigaciones confirman

que la inteligencia no es fija, CRECE o

DECRECE, es decir, si se brinda la estimulación

adecuada puede desarrollarse y flexibilizarse;

de lo contrario, la persona no puede

optimizar su potencial con la consiguiente

frustración que esto le acarrea, y con la

consiguiente pérdida que sufre la comunidad

toda al desperdiciar una de las riquezas mas

insondables: los frutos con que el espíritu

humano acrecienta el patrimonio cultural de

la humanidad.

Además, de estos niños saldrá una

buena parte de los líderes, inventores,

artistas y docentes que la sociedad va a

considerar en el plano del bien o del mal.

¿Por qué despreocuparse entonces de ellos?

Son personas que pueden aportar mucho a

nuestra comunidad, son seres de los que va

a depender dramáticamente nuestra sociedad

avanzada, competitiva y desorientada

del futuro.

Debemos tomar conciencia que casi la

mitad de estos niños van a quedar estancados

en sus estudios por aislamiento, incomprensión

o falta de recursos materiales, pues

estas dotes excepcionales no tienen una

relación directa con el nivel socio-económico

de la familia. Por justicia social y para

hacer frente con eficacia a nuestro futuro es

necesario buscar fórmulas para apoyar la

escolarización de todos estos niños especiales

que se nos pierden.

En este tema la escuela cumple un papel

preponderante, o permite a sus alumnos desplegar

todo su potencial creativo o lo cercena

para siempre. Mena cita una estadística

por demás dolorosa: Dice que en Estados

Unidos se realizó una estadística seria con

test de creatividad (Flexibilidad, originalidad,

etc.) y se comprobó que el 2% de los

americanos de 45 años eran creativos, el 9%

de los niños de 9 años, y el 95% de los niños

de 5 manifestaban una gran creatividad. Con

- 14 - Mensapiens

esto demuestra la realidad que entre los 5

y los 9 hay un corte abrupto de la creatividad,

cercenada por el ingreso a la escuela,

en donde al cabo de un corto tiempo todos

dibujamos el arbolito, la casita y los nenitos

de la misma forma.

Es como la cama de Procrusto, le-yenda

en la que tan bien expresa el genio griego

cómo aplicamos la medida sin importar la

realidad. Cuentan que Procrusto era un

ladrón que vivía en Mégara, que gustaba

manifestar como principal virtud la hospitalidad.

Cada noche que un viajero se presentaba

a su casa era solícitamente invitado

a dormir en una cama que Procrusto tenía

destinada a tal fin. Pero una vez ubicado

el viajero, el anfitrión le cortaba lo que

sobraba de la medida de la cama, sea la

cabeza o las piernas, o estiraba a su visita

para que lograra dar el largo justo de la

cama. ¿No hacemos esto hoy en las escuelas?

Al que le "sobre" lo podamos, al que le "falte"

lo estiramos.

La palabra genio, de genius, genii, significa

engendrar, generar, dar a luz. En la

antigüedad se creía que todas las personas

poseían un genio personal o un espíritu

protector que les era otorgado con el nacimiento

y que gobernaba su destino. Este

sentido se asocia luego al carácter, modo

de ser una persona. Por ejemplo, decimos

“tiene mal genio”. Por ello se traduce del

latín como “la personalidad propia de cada

hombre”.

Las antiguas concepciones, que consideraban

al genio como dirigido por un demonio

particular o una inspiración que Dios daba

al alma o meramente como la resultante de

una predestinación favorable, ya no tienen

adictos en la actualidad.

También carecen de defensores las

viejas teorías que vinculaban la genialidad

con la neurosis y la psicosis. Lo cierto es

que tanto la genialidad como la neurosis y

la psicosis se originan en conflictos entre las

partes fundamentales de sí mismo y la realidad

ambiental. Pero en el genio esos conflictos

se resuelven de manera que los síntomas

o productos del conflicto son socialmente

útiles y altamente valorados por la sociedad.

Puede considerarse al genio como una combinación

de aptitudes superiores generalmente

originadas en una base hereditaria,

con conflictos particularmente profundos

que motivan sus producciones.

R.S.Albert es el autor de la definición

de genio que más se acepta actualmente:

“Cualquiera que, aparte de otras características

que se le atribuyen, produce, a lo largo

de un extenso período de tiempo, un volumen

de trabajo influyente de modo efectivo

sobre mucha gente durante muchos años”.

Además de la inteligencia y la creatividad,

en la formación del genio inciden otros

factores, como la personalidad, las influencias

ambientales y las circunstancias sociales

en las que se desarrolla su tarea. Todo

debe ser favorable para que surja la obra

genial. Junto a la persistencia, y la maestría

o dominio de las habilidades instrumentales,

sin producto valioso no hay genialidad.

Según Keith Simonton, psicólogo de

la Universidad de California, los genios se

distinguen del resto de las personas por

su mayor facilidad para combinar y asociar

distintos elementos mentales, ideas, estructuras

y sonidos. Picasso no veía números sino

objetos: “Tu ves un cero, y yo veo un ojo,

tú ves un dos y yo veo una paloma con un

ala doblada”, le explicaba a un amigo. Los

genios son seres extraordinarios que descubren

cosas ocultas para las demás personas

(Einstein), crean otras nuevas (Mozart) o

simplemente, ven otras aplicaciones a cosas

ya existentes (Fleming).

Se da una gran confusión entre los términos

dotado, precoz, prodigio y superdotado.

Se llama prodigio quien hace algo fuera de

lo común, sin importar su edad. Por ejemplo

los famosos récords del libro Guiness, personas

que realizan hazañas increíbles o insólitas.

En cambio, niño precoz es el que realiza

alguna actividad (andar, dibujar, cantar)

antes de la edad que se considera normal

para la aparición de dicha actividad. Talentoso

es quien posee una aptitud elevada en

determinada área, por ejemplo quien posee

talento musical, matemático, técnico, etc.

Y superdotada, bien dotada, excepcionalmente

dotada, etc., es la persona que,

además de un Cociente Intelectual (CI)

superior a 130, tiene una motivación intrínseca

por el aprendizaje, gran sensibilidad y

curiosidad y una buena capacidad creativa.

Estas definiciones sugieren una escala

ascendente de inteligencia en la que ningún

peldaño presupone la existencia del otro. Es

decir, ni un niño precoz tiene por qué llegar

a superdotado, ni poseer talento o un alto

Cociente Intelectual (CI) asegura la genialidad,

ni la eminencia precisa hacerse necesariamente

notable a temprana edad. Es tan

cierto que Voltaire escribía versos casi desde

la cuna, y que Mozart componía minuetos a

los cinco años, como que Einstein apenas si

sabía hablar a esa misma edad.

Sin embargo, a pesar del tiempo que

nos demoremos en explicar estos conceptos

y aclarar una y otra vez que un chico

superdotado es, ante todo, un chico, que su

“peculiaridad” estriba en que aprende más

rápida y profundamente que la mayoría de

sus compañeros, que casi nunca es el “buen

alumno” que le lleva la manzanita a su Seño,

que se esconde muchas veces en el distraído

o en el molesto que hace rítmicos ruiditos

con sus lápices cuando una explicación es

una letanía de repeticiones monótonas; que

igualdad de oportunidades no es igualitarismo

sino darle a cada uno lo que necesita y

no a todos lo mismo.

A pesar de todos estos esfuerzos de

padres y chicos que arrastran el estigma

de querer aprender más, de saciar su sed

de verdad descubriendo, investigando,

creando, descubrimos con gran tristeza que

en nuestro país la gente se preocupa más

por el término "superdotado" y sus concepciones

peyorativas, que por lo que viven los

miles de chicos argentinos que, padeciendo

su capacidad, la ocultan, enmascaran y,

finalmente, la entierran para siempre en la

mediocridad de expectativas de una sociedad

sin modelos ni héroes.


Personajes

Ariel Griglio

Los estudiantes universitarios de física deberían adorarlo, al igual que cada uno

que realiza una llamada telefónica o mira televisión. Sin embargo, la mayoría

ignora la importancia de Oliver Heaviside en la historia de la física.

Nacido en 1850, fue un extraño físico victoriano que firmaba sus cartas con

W.O.R.M. (gusano), vivía recluido en la casa de sus padres, en una habitación con

muebles de granito, con una aspecto sucio y descuidado, a excepción de sus uñas,

las cuales mantenía pintadas de color rosa cereza. El hecho que fuera un eremita

no impidió que se enfrascara en virulentas discusiones con sus contemporáneos.

Una escarlatina en su infancia afectó de por vida su oído, lo que lo convirtió en un

niño solitario, que ayudó a conformar en él una personalidad dispuesta a la confrontación,

que sumado a un estilo sarcástico en muchas ocasiones lo llevó demasiado

lejos en sus ataques hacia todos aquellos que disentían con su opinión.

Fue autodidacta y solo trabajó hasta la edad de 24 en una compañía de telégrafos

de su tío, Sir Charles Wheatstone. Desdeñaba la matemática, pero sucumbió

ante la “simplicidad subyacente debajo de la complejidad matemática de la

teoría de Maxwell”. Debido a esto abandonó su trabajo y se recluyó en su casa

para desarrollar ese tema.

Su aporte a la física es muy variado pero se destaca por haber simplificado de

manera notable el sistema de ecuaciones que definen la teoría electromagnética,

normalmente conocidas como “ecuaciones de Maxwell” por ser enunciadas por

James Clerck Maxwell. Sin embargo, Maxwell, enunció un sistema de 20 ecuaciones

con 20 incógnitas, mientras que Heaviside las simplificó a las actuales

cuatro. En un principio se las conoció como “ecuaciones de Hertz-Heaviside”

ya que Hertz lo había ayudado en el desarrollo de las mismas, aunque reconocía

íntegramente el mérito a Heaviside. Años después Einstein las denominó “ecuaciones

de Herz-Maxwell” para pasar a la historia como “ecuaciones de Maxwell”.

Estas ecuaciones definen, tomándolas como un sistema, la relación entre campo

eléctrico y magnético y fueron fundamentales para comprender el fenómeno de

las ondas electromagnéticas (que son las que permiten las comunicaciones inalámbricas).

La efervescencia en relación a los descubrimientos y aplicaciones tanto en

electricidad , magnetismo y ondas electromagnéticas de los últimos veinte años del

siglo XIX y los diez primeros del siglo XX, lo tuvieron como protagonista esencial.

Otro de los aportes fundamentales fueron los métodos de estudios utilizados

por Heaviside, donde se destaca el uso de vectores como representación de una

fuerza. Curiosamente esta herramienta tan común hoy en día le causó muchas

peleas ya que lo acusaban de falta de rigor matemático.

Predijo la hoy conocida como

“radiación de Cerenkov” 50

años antes que Pavel Cerenkov

la verificara y ganara el Nobel

por esa tarea.

Heaviside era reconocido por

sus pares y hasta logró ser miembro

de la Royal Society, pero cayó

en desgracia cuando contradijo

a Lord Kelvin acerca de la estimación

de la edad de la Tierra

basada en la pérdida de calor.

A partir de allí perdió el espacio

que había logrado en sus acaloradas

disputas. En 1908 se retiró a

la costa sur de Inglaterra donde

murió en 1925.

Juegos

Carlos Allende

Columnas

En este número veremos un juego

absolutamente clásico: El Nim.

Este juego se hizo famoso gracias

a la película “El Año Pasado en

Marienbad”, de Alain Resnais, donde

un alto, oscuro y misterioso hombre

desafiaba a una partida a los huéspedes

de un lujoso hotel europeo.

Para jugar al Nim solo se necesitan

16 fósforos dispuestos como

el gráfico de abajo, aunque evidentemente

se pueden usar piedras,

monedas o cualquier otro objeto:

I

I I I

I I I I I

I I I I I I I

Juegan dos personas. En su

turno, un jugador puede retirar

cuantos fósforos quiera (uno, tres,

todos, etc.) pero con la restricción

de que deben pertenecer todos a

una sola hilera.

Los turnos se van intercalando

y pierde quien retira el último fósforo.

Mensapiens

- 15 -


Reviews

La Cátedra

Nicolás Casullo

Un profesor de la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad

de Buenos Aires encuentra, en la vieja casa de sus

abuelos, cartas dirigidas a él que nunca recibió. Esto lo lleva a

descubrir cartas apócrifas supuestamente firmadas por él y que

lo llevan a investigar el tema.

En su investigación descubre datos sobre una misteriosa cátedra

dictada en los sótanos de la facultad y datos que le indican que

hechos fundamentales de su vida fueron planeados por el impos-

tor de las cartas. La trama comienza a enedarse. Puede tratarse

de una venganza familiar, una conspiración política o una conjura

religiosa. O nada de esto. O tal vez algo mas...

Mezcla de novela gótca, suspenso, humor negro, enigma, el libro

atrapa casi de entrada y hace que se quiera seguir leyendo hasta des-

cubrir el final. Un fnal que tal vez decepcione a algunos, pero que no

desmerece el resto de la excelente novela. Muy recomendable.

Las Maquinas del Tiempo

Leonardo Peusner

Un Marplatense de exportación, Ingeniero en

Electronica del MIT (Massachussets Institute of

Technology) y Doctor en Biofísica de la universidad de

Harvard nos plantea un libro de divulgación científica

tratando un tema que aparenta ser de ciencia ficción:

Las Maquinas del Tiempo.

El tratado se basa en la explicacion de la reversibilidad

de los procesos biológicos, explicados de una

manera muy simple, entendible incluso por aquellos

que solo tienen conocimientos basicos de fisica. Lejos

de ser un novelesco sueño, los amantes de la ciencia

sabrán admirarlo.

Imperdible.

Al vuelo: “La observación,

correcta o no, de que el

tiempo fluye en una dirección

preferencial está ligada a la

caracteristica principal de los

proceso irreversibles: estos

presentan sorpresas y novedades

en forma de nuevos estados

que no existian antes”

- 16 - Mensapiens

Al vuelo: “Bajo la luz indecisa de las

velas, la suciedad acumulada en aque-

llos vidrios altos formaba extrañas figu-

ras. La escasa luz no le permitia ver con

precisón, sin embargo tuvo la aterradora

conciencia de un rostro en la claraboya

que no era dibujo del polvo, sino alguien

que lo miraba.”

D.Z.

F.P.

De los Números y su Historia

Isaac Asimov

Esta es una recopilación de artículos sobre los números,

escritos por Asimov desde 1959 y comentados para su

edición de 1975. Nada mas ni nada menos.

No es estrictamente un libro de historia, ya que trata

temas muy puntuales, pero pueden encontrarse algunas

perlas interesantes.

Desde ya este libro no escapa a la fatigosa obsesión de

Asimov de querer medirlo todo, cual Beremiz Samir (el

Hombre que Calculaba), pero se deja leer.

Al vuelo: “En consecuencia, siempre subsiste el peligro de

que algunos individuos aferrados a la interpretación literal

de la Biblia puedan considerar que 3 es el valor de Pi establecido

por la voluntad divina.

Yo me pregunto si éste no habrá

sido el motivo que tuvo el ingenuo

que algunos años atrás, en

una legislatura estatal de los

Estados Unidos, presentó un

proyecto según el cual Pi adoptaría

el valor legal de 3 dentro

de los límites del estado.”

H.F.

Bad Times in Buenos Aires

Miranda France

Un libro difícil. Difícil de conseguir (es importado, pero de

vez en cuando aparece en alguna librería grande del centro)

y también de leer. France es una periodista británica que vivió

durante dos años en Buenos aires trabajando como periodista fre-

elance y a su regreso escribió este libro sobre su experiencia.

Muchos pueden sentirse ofendidos y alegar que son todas mentiras (ver

los reviews en Amazon.com), pero sin embargo no es tan así. Debe con-

templarse el período descrito (1993-1994, auge de la era Menem) y el tipo

de gente con la que France convive (clase media-alta venida a menos y

clase media sumamente snob). Las observaciones en general son certe-

ras, aunque a veces pueden parecer exageradas, pero es tambien cues-

tión de entender el particular sentido del humor de la autora.

Los capítulos sobre desaparecidos, Evita y Malvinas son más que

interesantes, mientras que los de servicios públicos, psicoanáli-

sis y obseción por la figura (“Fear of falling buttcocks”, algo asi

como “Temor al culo caído”) son desopilantes. Tal vez sea duro

de tragar para algunos, pero vale la pena

conocer la visión de un extranjero sobre

esta ciudad tan particular.

Al vuelo: “Deep inside their pits, the para-

guayan road diggers looked up the passing

skirts and sweated. The streets seems to

hum with a male murmuring, a low chorus

of Dios mios and Ay madres.”

D.Z.


Miles de Millones

Carl Sagan

El genial Sagan nos introduce en el mundo de las proporciones

del universo en su obra póstuma, donde

ademas realiza demostraciones practicas sobre un tablero

de ajedrez, realiza paralelismos entre la vida en la Tierra

y Marte, y toca temas como la guerra fría, el deterioro

ambiental y el aborto, plasmando claramente sus opiniones

como indiscutible científico del siglo XX y consultor de

varias misiones de la NASA, incluyendo el proyecto Apolo,

que llevó al hombre a la Luna a fines de la decada del

sesenta.

Al Vuelo: “Esta es la convención norteamericana. Durante

mucho tiempo, la palabra británica ‘Billón’ correspondió a

la norteamericana ‘Trillón’, mientras los británicos decian

‘Mil millones’ para referirse a un billón. En Europa, la

palabra para referirse a un billón

era ‘millardo’. Como coleccionista de

estampillas desde mi niñez, poseo

una estampilla alemana de 1923, en

plena inflación, donde puede leerse

‘50 milliarden’, es decir que costaba

50 trillones de marcos enviar una

simple carta.”

La Comunidad

Alex de la Iglesia

F.P.

El quinto largometraje de Alex de la Iglesia es realmente una

gran película. Sin duda, la mejor desde “El día de la bestia”,

su obra maestra.

Carmen Maura es Julia, empleada de una inmobiliaria que

encuentra en el departamente de un muerto nada menos que 300

millones de pesetas. El problema será sacarlos del edificio esca-

pando de los vecinos, la comunidad. Estos vecinos son el conjunto

de personajes mas bizarros que uno se pueda imaginar, desde un

profesor de baile cubano hasta un freak de “Star Wars”.

La película es definitivamente la más madura de de la Iglesia.

Una extraordinaria mezcla de humor negro y thriller que no da

respiro, con cierto aire a las películas más opresivas de Polanski

(casualmenta también en edificios y relacionadas con vecinos),

“El bebé de Rosemary” y “El Inqui-

lino” (no confundir con el thriller

mediocre de Michael Keaton).

Carmen Maura está excelente,

aunque no se queda atrás el resto

del elenco, que compone esos per-

sonajes tan extraños, tan graciosos

como siniestros.

Prometo una nota sobre la filmo-

grafia de Alex de la Iglesia para el

próximo número.

D.Z.

Santa Evita

Tomas Eloy Martinez

Escritos

La historia es más que interesante: los pormenores de las idas y vueltas

del cuerpo embalsamado de Eva Perón luego del derrocamiento

de éste y hasta su devolución en 1972. Las tramas secretas, las pistas

falsas, el “Comando de la Venganza”... podría haber sido un gran libro.

El problema es que Martinez no se decide como encarar la historia,

si como una novela, como investigación periodística, como libro de

historia. Las partes mas interesantes son las entrevistas, pero de

repente, cuando el lector se mete en la trama, esta se interrumpe

para dar lugar a la explicación de cuanto le costó al autor ubicar a

cierto testigo y la suerte que tuvo en la investigación.

Algo parecido ocurria en su otro libro, “La novela de Perón”,

aunque este era muy superior y estaba más logrado, ya que las

partes de investigación y de historia estaban representadas por

personajes de la novela (el periodista, Perón mismo escribiendo

Silence is Sexy

Einstürzende Neubauten

su memorias y el propio Martinez). En

definitiva, un libro malogrado que pudo

ser mucho más.

Al vuelo: “Perdí mucho tiempo buscando

aquí y allá los fósles de lo que había

ocurrido en el Cabildo Abierto. Excavé

en los archivos de los diarios, ví los docu-

mentales de la época, oí las grabaciones

de la radio.”

Mensapiens

D.Z.

Luego de 20 años de carrera, E.N. aparece nuevamente con un

disco impecable bajo el brazo. La banda, liderada por Blixa

Bargeld, el guitarrista alemán mano derecha de Nick Cave en los

Bad Seeds, fue pionera en el rock industrial, utilizando maquinas

y herramientas entre sus instrumentos, creando obras llenas de

oscuridad, opresivas, con una violencia contenida que podía

estallar en cualquier momento, con la voz de Blixa pasando del

susurro al aullido en una fracción de segundo.

Nadie apostaba que E.N. pudiera sobrevivir durante 20 años, sin

embargo así fue. Y no sólo eso, sino que este disco es uno de los

mejores (si no el mejor) de su carrera.

Para muchos este disco representa un punto de inflexión; la voz de

Blixa se oye más relajada, la música presenta mayor madurez. El

tema que da título al albun es sencillamente exquisito, con sus espa-

cios de silencio absoluto, “Sabrina” es encantadora y de un estilo

tradicional, mientras que “Alles” y “Redukt” dan lugar a la furia y

el caos de discos anteriores. Esta

edición incluye un segundo CD con

un único tema, “Pelikanol”, una

especie de duo entre la voz de

Blixa y el sonido de un taladro, de

18 minutos de duración.

Puntos extra por la excelente

presentación del álbum.

D.Z.

- 17 -


Escritos

El Fantasma de Canterville

Oscar Wilde

Capítulo III

Cuando a la mañana siguiente el

almuerzo reunió a la familia Otis, se discutió

extensamente acerca del fantasma.

El ministro de los Estados Unidos estaba,

como era natural, un poco ofendido viendo

que su ofrecimiento no había sido aceptado.

-No quisiera en modo alguno injuriar per-

sonalmente al fantasma -dijo -, y reconozco

que, dada la larga duración de su estancia

en la casa, no era nada cortés tirarle una

almohada a la cabeza...

Siento tener que decir que esta observa-

ción tan justa provocó una explosión de risa

en los gemelos.

-Pero, por otro lado -prosiguió míster Otis-

, si se empeña, sin más ni más, en no hacer

uso del engrasador marca “Sol-Levante”, nos

veremos precisados a quitarle las cadenas.

No habría manera de dormir con todo ese

ruido a la puerta de las alcobas.

Pero, sin embargo, en el resto de la

semana no fueron molestados.

Lo único que les llamó la atención fue la

reaparición continua de la mancha de sangre

sobre el “parquet” de la biblioteca.

Era realmente muy extraño, tanto más

cuanto que mistress Otis cerraba la puerta con

llave por la noche, igual que las ventanas.

Los cambios de color que sufría la

mancha, comparables a los de un camaleón,

produjeron asimismo frecuentes comenta-

rios en la familia.

Una mañana era de un rojo oscuro, casi

violáceo; otras veces era bermellón; luego, de

un púrpura espléndido, y un día, cuando baja-

ron a rezar, según los ritos sencillos de la libre

iglesia episcopal reformada de América, la

encontraron de un hermoso verde esmeralda.

Como era natural, estos cambios

kaleidoscópicos divirtieron grandemente

a la reunión y hacíanse apuestas todas las

noches con entera tranquilidad.

La única persona que no tomó parte en

la broma fue la joven Virginia.

Por razones ignoradas, sentíase siempre

impresionada ante la mancha de sangre,

y estuvo a punto de llorar la mañana que

apareció verde esmeralda.

El fantasma hizo su aparición el domingo

por la noche. Al poco tiempo de estar todos

ellos acostados, les alarmó un enorme estré-

pito que se oyó en el “hall”.

Bajaron apresuradamente, y se encon-

traron con que una armadura completa se

había desprendido de su soporte, cayendo

sobre las losas.

- 18 - Mensapiens

Cerca de allí, sentado en un sillón de

alto respaldo, el fantasma de Canterville se

restregaba las rodillas, con una expresión de

agudo dolor sobre su rostro.

Los gemelos, que se habían provisto de

sus cañas de majuelos, le lanzaron inmedia-

tamente dos huesos, con esa seguridad de

puntería que sólo se adquiere a fuerza de

largos y pacientes ejercicios sobre el profe-

sor de caligrafía.

Mientras tanto, el ministro de los Estados

Unidos mantenía al fantasma bajo la ame-

naza de su revólver, y, conforme a la etiqueta

californiana, le instaba a levantar los brazos.

El fantasma se alzó bruscamente, lan-

zando un grito de furor salvaje, y se disipó

en medio de ellos, como una niebla, apa-

gando de paso la vela de Washington Otis y

dejándolos a todos en la mayor oscuridad.

Cuando llegó a lo alto de la escalera, una

vez dueño de sí, se decidió a lanzar su céle-

bre repique de carcajadas satánicas.

Contaba la gente que aquello hizo encane-

cer en una sola noche el peluquín de lord Raker.

Y que no necesitaron más de tres sucesivas

amas de gobierno para decidirse a «dimitir»

antes de terminar el primer mes en su cargo.

Por consiguiente, lanzó una carcajada

más horrible, despertando paulatinamente

los ecos en las antiguas bóvedas; pero, apa-

gados éstos, se abrió una puerta y apareció,

vestida de azul claro, mistress Otis.

-Me temo -dijo la dama- que esté usted

indispuesto, y aquí le traigo un frasco de la

tintura del doctor Dobell. Si se trata de una

indigestión, esto le sentará bien.

El fantasma la miró con ojos llameantes

de furor y se creyó en el deber de metamor-

fosearse en un gran perro negro.

Era un truco que le había dado una repu-

tación merecidísima, y al cual atribuía la

idiotez incurable del tío de lord Canterville,

el honorable Tomás Horton.

Pero un ruido de pasos que se acercaban

le hizo vacilar en su cruel determinación, y se

contentó con volverse un poco fosforescente.

En seguida se desvaneció, después de

lanzar un gemido sepulcral, porque los

gemelos iban a darle alcance.

Una vez en su habitación sintióse destro-

zado, presa de la agitación más violenta.

La ordinariez de los gemelos, el grosero

materialismo de mistress Otis, todo aquello

resultaba realmente vejatorio; pero lo que

más le humillaba era no tener ya fuerzas

para llevar una armadura.

Contaba con hacer impresión aun en

unos americanos modernos, con hacerles

estremecer a la vista de un espectro aco-

razado, ya que no por motivos razonables,

al menos por deferencia hacia su poeta

nacional Longfellow, cuyas poesías, deli-

cadas y atrayentes, habíanle ayudado con

frecuencia a matar el tiempo, mientras los

Canterville estaban el Londres.

Además, era su propia armadura. La

llevó con éxito en el torneo de Kenilworth,

siendo felicitado calurosamente por la Reina-

Virgen en persona.

Pero cuando quiso ponérsela quedó

aplastado por completo con el peso de la

enorme coraza y del yelmo de acero. Y se

desplomó pesadamente sobre las losas de

piedra, despellejándose las rodillas y contu-

sionándose la muñeca derecha.

Durante varios días estuvo malísimo y no

pudo salir de su morada más que lo necesario

para mantener en buen estado la mancha de

sangre.

No obstante lo cual, a fuerza de cuidados

acabó por restablecerse y decidió hacer una

tercera tentativa para aterrorizar al ministro

de los Estados Unidos y a su familia.

Eligió para su reaparición en escena

el viernes 17 de agosto, consagrando gran

parte del día a pasar revista a sus trajes.

Su elección recayó al fin en un sombrero

de ala levantada por un lado y caída del

otro, con una pluma roja; en un sudario des-

hilachado por las mangas y el cuello y, por

último, en un puñal mohoso.

Al atardecer estalló una gran tormenta.

El viento era tan fuerte que sacudía y

cerraba violentamente las puertas y venta-

nas de la vetusta casa. Realmente aquél era

el tiempo que le convenía. He aquí lo que

pensaba hacer:

Iría sigilosamente a la habitación de

Washington Otis, le musitaría unas frases

ininteligibles, quedándose al pie de la cama, y

le hundiría tres veces seguidas el puñal en la

garganta, a los sones de una música apagada.

Odiaba sobre todo a Washington, porque

sabía perfectamente que era él quien

acostumbraba quitar la famosa mancha de

sangre de Canterville, empleando el «limpia-

dor incomparable de Pinkerton».

Después de reducir al temerario, al

despreocupado joven, entraría en la habita-

ción que ocupaba el ministro de los Estados

Unidos y su mujer.

Una vez allí, colocara una mano viscosa

sobre la frente de mistress Otis, y al mismo

tiempo murmuraría, con voz sorda, al oído

del ministro tembloroso, los secretos terri-

bles del osario.

En cuanto a la pequeña Virginia, aún no

tenía decidido nada. No lo había insultado

nunca. Era bonita y cariñosa. Unos cuantos

gruñidos sordos, que saliesen del armario, le


parecían más que suficientes, y si no basta-

ban para despertarla, llegaría hasta tirarla

de la puntita de la nariz con sus dedos rígi-

dos por la parálisis.

A los gemelos estaba resuelto a darles

una lección: lo primero que haría sería

sentarse sobre sus pechos, con el objeto de

producirles la sensación de pesadilla. Luego,

aprovechando que sus camas estaban muy

juntas, se alzaría en el espacio libre entre

ellas, con el aspecto de un cadáver verde y

frío como el hielo, hasta que se quedaran

paralizados de terror. En seguida, tirando

bruscamente su sudario, daría la vuelta al

dormitorio en cuatro patas, como un esque-

leto blanqueado por el tiempo, moviendo los

ojos de sus órbitas, en su creación de «Daniel

el Mudo, o el esqueleto del suicida», papel

en el cual hizo un gran efecto en varias oca-

siones. Creía estar tan bien en éste como en

su otro papel de «Martín el Demente o el

misterio enmascarado».

A las diez y media oyó subir a la familia

a acostarse.

Durante algunos instantes le inquietaron

las tumultuosas carcajadas de los gemelos, que

se divertían evidentemente, con su loca alegría

de colegiales, antes de meterse en la cama.

Pero a las once y cuarto todo quedó

nuevamente en silencio, y cuando sonaron

las doce se puso en camino.

La lechuza chocaba contra los cristales

de la ventana. El cuervo crascitaba en el

hueco de un tejo centenario y el viento

gemía vagando alrededor de la casa, como

un alma en pena; pero la familia Otis dormía,

sin sospechar la suerte que le esperaba.

Oía con toda claridad los ronquidos regula-

res del ministro de los Estados Unidos, que domi-

naban el ruido de la lluvia y de la tormenta.

Se deslizó furtivamente a través del

estuco. Una sonrisa perversa se dibujaba

sobre su boca cruel y arrugada, y la luna

escondió su rostro tras una nube cuando pasó

delante de la gran ventana ojival, sobre la

que estaban representadas, en azul y oro, sus

propias armas y las de su esposa asesinada.

Seguía andando siempre, deslizándose

como una sombra funesta, que parecía hacer

retroceder de espanto a las mismas tinieblas

en su camino.

En un momento dado le pareció oír que

alguien le llamaba: se detuvo, pero era tan

sólo un perro, que ladraba en la Granja Roja.

Prosiguió su marcha, refunfuñando extra-

ños juramentos del siglo XVI, y blandiendo de

cuando en cuando el puñal enmohecido en el

aire de medianoche.

Por fin llegó a la esquina del pasillo que

conducía a la habitación de Washington.

Allí hizo una breve parada.

El viento agitaba en torno de su cabeza

sus largos mechones grises y ceñía en plie-

gues grotescos y fantásticos el horror indeci-

ble del fúnebre sudario.

Sonó entonces el cuarto en el reloj.

Comprendió que había llegado el momento.

Se dedicó una risotada y dio la vuelta a

la esquina. Pero apenas lo hizo retrocedió,

lanzando un gemido lastimero de terror y

escondiendo su cara lívida entre sus largas

manos huesosas.

Frente a él había un horrible espectro,

inmóvil como una estatua, monstruoso como

la pesadilla de un loco.

La cabeza del espectro era pelada y relu-

ciente; su faz, redonda, carnosa y blanca;

una risa horrorosa parecía retorcer sus rasgos

en una mueca eterna; por los ojos brotaba

a oleadas una luz escarlata, la boca tenía el

aspecto de un ancho pozo de fuego, y una

vestidura horrible, como la de él, como la del

mismo Simón, envolvía con su nieve silenciosa

aquella forma gigantesca.

Sobre el pecho tenía colgado un cartel con una

inscripción en caracteres extraños y antiguos.

Quizá era un rótulo infamante, donde

estaban escritos delitos espantosos, una

terrible lista de crímenes.

Tenía, por último, en su mano derecha una

cimitarra de acero resplandeciente.

Como no había visto nunca fantasmas hasta

aquél día, sintió un pánico terrible, y, después de

lanzar a toda prisa una segunda mirada sobre el

monstruo atroz, regresó a su habitación, trompi-

cando en el sudario que le envolvía.

Cruzó la galería corriendo, y acabó por

dejar caer el puñal enmohecido en las botas

de montar del ministro, donde lo encontró el

mayordomo al día siguiente.

Una vez refugiado en su retiro, se des-

plomó sobre un reducido catre de tijera,

tapándose la cabeza con las sábanas. Pero,

al cabo de un momento, el valor indomable

de los antiguos Canterville se despertó en él

y tomó la resolución de hablar al otro fan-

tasma en cuanto amaneciese.

Por consiguiente, no bien el alba plateó las

colinas con su contacto, volvió al sitio en que había

visto por primera vez al horroroso fantasma.

Pensaba que, después de todo, dos fan-

tasmas valían más que uno sólo, y que con

ayuda de su nuevo amigo podría contender

victoriosamente con los gemelos. Pero

cuando llegó al sitio hallóse en presencia de

un espectáculo terrible.

Sucedíale algo indudablemente al espec-

tro, porque la luz había desaparecido por

completo de sus órbitas.

La cimitarra centelleante se había caído

Escritos

de su mano y estaba recostado sobre la

pared en una actitud forzada e incómoda.

Simón se precipitó hacia delante y lo

cogió en sus brazos; pero cuál no sería su

terror viendo despegarse la cabeza y rodar

por el suelo, mientras el cuerpo tomaba la

posición supina, y notó que abrazaba una

cortina blanca de lienzo grueso y que yacían

a sus pies una escoba, un machete de cocina

y una calabaza vacía.

Sin poder comprender aquella curiosa

transformación, cogió con mano febril el

cartel, leyendo a la claridad grisácea de la

mañana estas palabras terribles:

HE-AQUÍ-EL-FANTASMA-OTIS

EL-ÚNICO-ESPÍRITU-AUTÉNTICO-Y-VERDADERO

¡DESCONFIAD-DE-LAS-IMITACIONES!

TODOS-LOS-DEMÁS-ESTÁN-FALSIFICADOS!

Y la entera verdad se le apareció como

un relámpago.

¡Había sido burlado, chasqueado, engañado!

La expresión característica de los Can-

terville reapareció en sus ojos, apretó las

mandíbulas desdentadas y, levantando por

encima de su cabeza sus manos amarillas,

juró, según el ritual pintoresco de la antigua

escuela, «que cuando el gallo tocara por dos

veces el cuerno de su alegre llamada se con-

sumarían sangrientas hazañas, y el crimen,

de callado paso, saldría de su retiro».

No había terminado de formular este

juramento terrible, cuando de una alquería

lejana, de tejado de ladrillo rojo, salió el

canto de un gallo.

Lanzó una larga risotada, lenta y amarga,

y esperó. Esperó una hora, y después otra;

pero por alguna razón misteriosa no volvió a

cantar el gallo.

Por fin, a eso de las siete y media, la lle-

gada de las criadas le obligó a abandonar su

terrible guardia y regresó a su morada, con

altivo paso, pensando en su juramento vano

y en su vano proyecto fracasado.

Una vez allí consultó varios libros de

caballería, cuya lectura le interesaba

extraordinariamente, y pudo comprobar que

el gallo cantó siempre dos veces en cuantas

ocasiones se recurrió a aquel juramento.

-¡Que el diablo se lleve a ese animal volá-

til! -murmuró-. ¡En otro tiempo hubiese caído

sobre él con mi buena lanza, atravesándole el

cuello y obligándole a cantar otra vez para mí,

aunque reventara!

Y dicho esto

se retiró a su

confortable caja

de plomo, y allí

permaneció hasta

la noche.

Mensapiens

- 19 -


Escritos

La última estación

Se subió al tren como siempre había hecho.

Esta vez sería distinto. Sería la última. Se des-

pedía.

Debería sentirse triste, pero aún sin

entenderlo, sentía tranquilidad. En la sole-

dad de su asiento, con las manos en los bol-

sillos de su campera, percibió el meneo del

tren, arrullo que nunca antes había sentido

y sin embargo tantas veces se había dormido

entre sus brazos.

La terminal, la estación que hoy, espe-

raba su último arribo.

Suspiró y una sonrisa se dibujó en su

rostro. “Parece mentira; tantas veces y aún

sigo sintiendo las cosquillas de la primera

vez”.

Jugó un rato con sus recuerdos y mien-

tras miraba por la ventanilla, las imágenes

pasaban como diapositivas a toda velocidad,

pero las reconocía; árboles, pueblos, esta-

ciones, gente casi familiar; que ya no volve-

ría a ver. Trataba de nutrirse de ellas como

una sabana que absorbe hasta el hartazgo y

un poco más, la última lluvia.

La despedida, última. Para siempre.

Su corazón tenía una pequeña herida.

Dolorosa,

¿Cómo separarse del amor, ese amor que le

había dado sentido a su vida, razón a sus actos?

Aún así y a pesar de todo, se sintió en paz.

Y entre recuerdos y pensamientos, llegó la

última estación, y como de costumbre, esperó

a que bajaran todos. Y como otras veces, los

nervios y la ansiedad, alguien estaba espe-

rando. Descendió, caminó por el andén,

lentamente, y aunque tenía deseos de salir

corriendo a sus brazos, caminaba despacio,

disfrutando de la ansiedad y de los nervios.

Al levantar la vista... Ahí estaba, bri-

llando de entre algunos rezagados detrás del

molinete, con su sonrisa tierna y angelical a

la que nunca pudo resistirse... ¡y su mirada,

por Dios, qué hermosa mirada! ojitos tímidos,

rasgados por la sonrisa, ojitos que habían

inspirado tantas poesías y que ninguna pudo

describirlos jamás. Ojitos en los que se había

perdido tantas noches al mirarlos, profundos

y misteriosos, hermosos como ningunos

otros.

Siguió caminando y pasó el molinete.

“Se saludaron con un simple beso”. Dirían

quienes hubieran visto la escena. Pero

hubo fuego y pasión, y fue mucho más que

un beso.

Se tomaron de la mano, se pusieron en

camino hacia esa pequeña piecita rentada en

una pensión de estudiantes.

- 20 - Mensapiens

La tarde despejada, clara. Caminaban

de la mano y charlaban lejos del mundo, el

otoño también se despedía, con sus mejo-

res hojas doradas, las brisas más dulces y

los mejores rayos de sol.

Cruzaron calles, doblaron esquinas,

siempre de la mano.

Se sentía en plenitud, tanto, que

había olvidado que fue a despedirse.

Llegaron y se pusieron a jugar, abra-

sándose, besándose, recorriéndose con

caricias. La vida brotaba en su pre-

sencia, más allá del tiempo. Y la noche

encontró sus juegos, atemporales y en

otro espacio, juegos sobre la cama, las

caricias, los besos, las miradas; y la luna

recortó sus cuerpos en sombras mientras

hacían el amor.

Se despertó. Una mañana limpia le

sonrió y al observar el fruto de tantos

deseos a su lado, no podía imaginar que

sería la última vez, que estaba allí para

despedirse. Y ese cuerpo recobró vida,

y sus labios, atraídos por un magnetismo

irresistible, se acariciaron, humedecién-

dose con el sabor rancio y dulce de la

mañana.

La decisión había sido tomada.

Se moría.

Día a día su mente se deterioraba, y

en algún momento, sólo sería un vegetal.

-”No hay vuelta atrás, y aunque no sé

qué es lo que me espera, nunca voy a

dejar de amarte.”

-”Ni yo a vos.”

Sus palabras se detuvieron cuando

un beso las silenció, fuerte, último.

Por el patio, alguien se acercaba a la

piecita para avisar de una llamada, pero

nadie respondió al golpe en la puerta y al

abrirla sólo encontró un cuarto vacío.

Nunca más se tuvieron noticias o

se supo qué les ocurrió. Algunos dicen

que se fugaron quién sabe a dónde,

otros, que la noche anterior habían

visto dos personas rondando el lago y

que seguramente se habrían suicidado,

pero nunca se encontraron los cuerpos.

Hubo rumores de muertes y sospechas

de asesinatos.

Pero yo no creo que hayan muerto,

pienso que su amor estalló en sus cora-

zones y fueron más que simple carne. Se

convirtieron en puro amor; y andarán de

la mano por caminos que una vez vieran

sus pasos.

Amándose.

Arcángel.ar

Nunca más, F...(dilema moral)

Tristeza, libertad y culpa. Eso era lo que

sentía en ese momento, contemplando el

cadáver a través de las lágrimas. Las tres

sensaciones convivían en él dominando todo

su pensamiento en esa madrugada.

El desenlace había comenzado tres días

antes, cuando su hermana pidió “volvete

que papá tuvo un problemita de presión y

no esta nada bien”. Como diría Borges, vaya

manera de decir que estaba mal. Derrame

cerebral irreversible, tremendo, dos días en

terapia llenos de impotencia y la muerte.

La tristeza era entendible, las lágri-

mas, inexorables. Algunos años antes

hubiera hecho el esfuerzo por no llorar

pero ahora la convicción de que nunca

más lo vería era demasiado. Nunca más

escucharía a ese hombre, que al contrario

de muchas personas, parecía menos bueno

de lo que realmente era. En realidad hasta

tenía fama de huraño, pero solo él, su hijo,

que llevaba su impronta, sabía como era

realmente. Nunca más discutirían, nunca

más entenderían con una mirada que se

querían. Nunca más. Súbitamente, el

cuervo de Poe adquiría otra dimensión.

En ese momento de soledad frente

a ese hombre que ya era solamente un

recuerdo para un decena de personas,

lamentó haber sido tan descuidado con sus

amigos. Ahora necesitaba un abrazo y no

había nadie que se lo diera.

Pero al mismo tiempo que la tristeza

oprimía su garganta algo lo inquietaba y

llenaba de culpa y era esa extraña e irre-

sistible sensación de libertad. Nunca la

había experimentado en esa forma, hasta

temió que alguien la descubriera en su

rostro. Sentía que por primera vez en su

vida podía hacer lo que quisiera, sin lími-

tes. Aún aquello que nunca había pensado

hacer, ahora sentía que podía contarlo

entre sus posibilidades. Podría hacer y

deshacer cual actor que ensaya sin espec-

tadores. Eso era. Su principal espectador

ya no estaba, y eso lo hacía libre.

“No merece que sienta esto” pensó,

“nunca me impidió nada, jamás me obligó a

hacer algo que no quisiera; ¿porqué siento

esto?”. Pero era un sentimiento poderoso,

imposible de esconder, invencible.

Ya amanecía cuando el abrazo que

necesitaba llego de los brazos de su madre

que ya no podía llorar. Y entonces supo

que faltaba algo para que la libertad fuera

completa.

El rufián melancólico.


Ohmim

¿Quién puede entender mi desgracia?

Mi nombre es Roundal Sided Fleger,

Teniente Primero de la Division L’acrobate

Cournielle del Ejército Corregidor del Espe-

ciariático. He conocido la cara de la sangre

fresca, he devorado carne de mis amigos

esperando la llegada de los salvadores, he

dado un dedo de mi mano a cambio de la

piedra de la visión enigmática, y ahora estoy

aquí, en este último agujero de mi mundo,

temeroso de encontrarme frente al espejo

que delatará mi cara de ojos sin cuencas, mi

frente abierta y mi boca de labios perdidos.

He llegado aquí sólo con mi bolsa de piel, mi

anillo negro, los pergaminos del Ohmim y mi

único diente inútil. El palo labrado que hace

de pierna en este cuerpo se incrusta cada vez

mas dolorosamente en mi hueso, ya casi como

parte de él. Hace 153 años comprobé que mi

pierna no se regeneraría como el pulgar de mi

mano derecha.

Entiendan que soy inmortal.

No recuerdo haber nacido. Los comienzos

de mi viaje por este mundo los he imaginado

de mil maneras distintas. Fui niño en Africa,

en Corea, en Moravia. Fui niño antes de que

existiera un Cristo, antes de las noticias de un

diluvio. Mis padres me devoraron al otro día de

nacer, fui parte del cuerpo de mi madre otra

vez. Nací en un callejón de una gran ciudad

destruida por los Oblocs de Nadim. Ayer mi

madre me regaló una navaja por el aniversario

número quince de mi nacimiento, según una

costumbre extraña. Una vez fui padre de un

hermano y mi madre murió en sus brazos. Otra

vez conocí a mi madre en un lupanar y pagué

monedas por poseerla. Mi padre abrió mi

frente con su espada antes de que las hienas

masticaran mis vísceras. El dolor no es com-

parable a la soledad de saberse único. Todavía

resuena en lo que queda de mí los gritos de mi

padre cuando los caballos desmembraban su

cuerpo viejo. Creo que yo fui quien comandó

la ejecución. Hace tanto tiempo...

Soy anterior a las leyendas, soy anterior

a mis antepasados, soy mis antepasados y soy

lo que vendrá. Soy el último, soy el primero,

soy lo que hay en el medio de lo que no existe

y de lo que existirá siempre. Soy cada uno de

los otros y soy cada uno de nosotros. Soy el

que anida en cada uno de todos y soy el que

destruirá lo que no hay que destruir.

Saldré a mendigar algo de comer, ya no

soporto la carne humana.

Alguien tal vez se apiade de mi, y pueda

dejar de matar y mutilar cada día.

Hemos preferido proteger la identidad del narrador.

Melchor, Gaspar y Baltazar

Robustiano Garrido

Todavía hoy, a mas de cuarenta años de

aquella madrugada, recuerdo muy bien la

sorprendente visita de los reyes magos, el

seis de enero del ‘58.

En casa, la más abyecta y demoledora

pobreza se había instalado, definitivamente,

desde hacía ya varios meses.

Nuestro clan familiar había tenido en un

pasado no muy lejano, viejos momentos de

notable esplendor económico y cultural.

Antiguas épocas de lujos y bonanza eran

permanentemente rememoradas y añoradas

por los miembros más ancianos de la familia.

Pero la situación cambió progresivamente,

hasta llevarnos a una espantosa miseria. La

ropa de todos era una simpática colección de

descoloridos remiendos, acumulados a través

del paso incólume del tiempo, ese gran tirano.

Pero a pesar de las penurias, increíble-

mente la esperanza enorme que trae consigo

el año nuevo, me hacía sentir feliz. Olvi-

dando, aunque solo por un breve instante

los numerosos problemas que nos aquejaban

incisivamente por entonces.

Yo tenía cinco años solamente, ya había

perdido el ojo izquierdo cuando mi hermano

Lucas me disparó con su peligrosa ballesta.

Y aunque el malvado obeso de Papá Noel

parecía todos los años olvidarse sistemática-

mente de la humilde existencia de nuestra

precaria vivienda, yo sabía que los reyes no

me pasarían por alto. Incluso recuerdo que

había amenazado al cura párroco de nuestro

barrio con convertirme al islamismo si los

reyes ignoraban mis pedidos ese año.

Hoy, a tanto tiempo, leo la ingenua car-

tita que les escribí por entonces, y no puedo

evitar que una lágrima emocionada corra

por mi barbada mejilla.

A Melchor, el del gesto adusto y la barba

generosa, le había pedido un modesto coche-

cito de carreras, réplica fiel y exacta de los

de turismo carretera del ‘47. En lo posible, de

color azul; sino amarillo estaría bien.

Gaspar, el buen Gaspar, con su mirada

comprensiva y sus manos cariñosas, segura-

mente me traería el ansiado pantalón largo;

a pesar de que no podría usarlo hasta cum-

plir los dieciséis.

Y finalmente el moreno Baltazar, con su

piel de ébano y su repugnante olor, vendría

con la camiseta de Alumni, motivo de mis des-

velos domingueros; club cuyos triunfos eran la

única felicidad de aquellos años tristes.

Aún se me hace agua la boca al evocar la

abundante y deliciosa cena de la noche de

víspera de reyes.

Escritos

No sin esfuerzo, pusimos en el patio de

tierra dos resistentes caballetes de rudo

hierro forjado; Papá decía haberlos com-

prado, pero todos sabíamos que los había

robado de la obra. Sobre ellos apoyamos

varias tablas semi podridas que habíamos

encontrado con mis hermanos en una de

nuestras incursiones por el basural.

Tía Cloti, siempre coqueta, atendiendo

a los mínimos detalles, improviso un lindo

mantelito con amarillentas hojas de diario,

con las cuales forró la singular mesa.

Los niños más pequeños se ocuparon de

poner la escasa vajilla de cartón que había y nos

dispusimos a esperar la tradicional comida de

reyes, cuyo aroma proveniente de la vieja cocina

a leña nos ponía en un estado de latente agresivi-

dad, el hambre golpeaba duro en aquella casa.

Finalmente llegaron las vituallas a la mesa.

¡Qué ricas estaban las ratas! Cada año que

pasaba, mamá le tomaba más la mano a la receta.

Y realmente nunca habían estado tan sabrosas.

Una deliciosa ensalada fría, compuesta

por diversas verduras en avanzado estado de

descomposición, arrebatadas de los tarros de

basura del vecindario, acompañaba con una

nota de color y alegría al plato principal.

De postre, una barra de hielo que

hurtamos de la carnicería del gordo Jorge,

debidamente trozada en pequeñas porcio-

nes, rociadas con el jugo de las cáscaras

de bergamota, un poquitín pasadas, que

descartaban los derrochadores verduleros

en la feria franca de los martes.

En casa se comía a veces; pero cuando

se comía, se comía de verdad.

Entonces, con el estómago satisfecho,

nos dispusimos a dormir plácidamente, con

la ilusión dibujándonos una sonrisa en los

rostros infantiles.

Que noche tan agitada, me desperté

tantas veces! La ansiedad creada ante la

monárquica visita nos asediaba a todos,

grandes y chicos.

A Dios gracias, llegó el glorioso amane-

cer, trayendo con sus claroscuros, el espe-

rado arribo de los regalos.

Nunca en mi vida voy a olvidarme de la

noche de reyes del ‘58.

No solo no me trajeron absolutamente

nada, sino que además nos robaron la máquina

de coser y la bicicleta de reparto del tío Luis.

También se llevaron los zapatos....

Mensapiens

- 21 -


Escritos

¡CHIST!

Antón Pavlovich Chèjov

Iván Krasnukin, periodista de no

mucha importancia, vuelve muy

tarde a su hogar, con talante desapacible,

desaliñado y totalmente absorto.

Tiene el aspecto de alguien a quien se

espera para hacer una pesquisa o que

medita suicidarse. Da unos paseos por

su despacho, se detiene, se despeina de

un manotazo y dice con tono de Laertes

disponiéndose a vengar a su hermana:

-¡Estás molido, moralmente agotado,

te entregas a la melancolía, y, a pesar

de todo, enciérrate en tu despacho y

escribe! ¿Y a esto se llama vida? ¿Por

qué no ha descrito nadie la disonancia

dolorosa que se produce en el alma de

un escritor que está triste y debe hacer

reír a la gente o que está alegre y debe

verter lágrimas de encargo? Yo debo

ser festivo, matarlas callando, e ingenioso,

pero imagínese que me entrego

a la melancolía o, una suposición, ¡que

estoy enfermo, que ha muerto mi niño,

que mi mujer está de parto!...

Dice todo esto agitando los brazos y

moviendo los ojos desesperadamente...

Luego entra en el dormitorio y despierta

a su mujer.

-Nadia-le dice-, voy a escribir... Te

ruego que no me molesten, me es imposible

escribir si los niños chillan, si las

cocineras roncan... Procura que tenga

té y... un bistec, ¿eh?... Ya lo sabes, no

puedo escribir sin té... El té es lo que

me sostiene cuando trabajo.

Aquí nada es resultado del azar, del

hábito, sino que todo, hasta la cosa

más insignificante, denota una madura

reflexión y un programa estricto. Unos

pequeños bustos y retratos de grandes

escritores, una montaña de borradores,

un volumen de Belinski con una página

doblada, una página de periódico, plegada

negligentemente, pero de manera

que se ve un pasaje encuadrado en

lápiz azul, y al margen, con grandes

letras, la palabra: “¡Vil!” También hay

una docena de lápices con la punta

recién sacada y unos cortaplumas con

plumas nuevas para que causas externas

y accidentes del género de una

pluma que se rompe no puedan interrumpir,

ni siquiera un segundo, el libre

impulso creador...

Krasnukin se recuesta contra el

respaldo del sillón y, cerrando los ojos,

se abisma en la meditación del tema.

- 22 - Mensapiens

Oye a su mujer que anda arrastrando

las zapatillas y parte unas astillas para

calentar el samovar. Que no está aún

despierta del todo se adivina por el

ruido de la tapadera del samovar y del

cuchillo que se le caen a cada instante

de las manos. No se tarda en oír el ruido

del agua hirviendo y el chirriar de la

carne. La mujer no cesa de partir astillas

y de hacer sonar las tapas redondas

y las puertecillas de la estufa. De

pronto, Krasnukin se estremece, abre

unos ojos asustados y olfatea el aire.

-¡Dios mío, el óxido de carbono!-gime

con una mueca de mártir-. ¡El óxido de

carbono! ¡Esta mujer insoportable se

empeña en envenenarme! ¡Dime, en

el nombre de Dios, si puedo escribir en

semejantes condiciones!

Corre a la cocina y se extiende en

lamentaciones caseras. Cuando, unos

instantes después, su mujer le lleva,

caminando con precaución sobre la

punta de los pies, una taza de té, él se

halla, como antes, sentado en su sillón,

con los ojos cerrados, abismado en su

tema. está inmóvil, tamborilea ligeramente

en su frente con dos dedos y finge

no advertir la presencia de su mujer...

Su rostro tiene la expresión de inocencia

ultrajada de hace un momento.

Igual que una jovencita a quien se

le ofrece un hermoso abanico, antes

de escribir el título coquetea un buen

rato ante sí mismo, se pavonea, hace

carantoñas... Se aprieta las sienes o bien

se crispa y mete los pies bajo el sillón,

como si se sintiese mal o entrecierra los

ojos con aire lánguido, como un gato

tumbado sobre un sofá... Por último, y

no sin vacilaciones, adelanta la mano

hacia el tintero y, como quien firma una

sentencia de muerte, escribe el título...

-¡Mamá, agua!-grita la voz de su hijo.

-¡Chist!-dice la madre-. Papá escribe. Chist...

Papá escribe a toda velocidad, sin

tachones ni pausas, sin tiempo apenas

para volver las hojas. Los bustos y los

retratos de los escritores famosos contemplan

el correr de su pluma, inmóviles,

y parecen pensar: “¡Muy bien,

amigo mío! ¡Qué marcha!”

-¡Chist!-rasguea la pluma.

-¡Chist!-dicen los escritores cuando

un rodillazo los sobresalta, al mismo

tiempo que la mesa.

Bruscamente, Krasnukin se endereza,

deja la pluma y aguza el oído...

Oye un cuchicheo monótono... Es el

inquilino de la habitación contigua,

Tomás Nicolaievich, que está rezando

sus oraciones.

-¡Oiga!-grita Krasnukin-. ¿Es que no

puede rezar más bajo? No me deja escribir.

-Perdóneme-responde tímidamente

Nicolaievich.

-¡Chist!

Cuando ha escrito cinco páginas,

Krasnukin se estira de piernas y brazos,

bosteza y mira al reloj.

-¡Dios mío, ya son las tres!-gime-. La

gente duerme y yo... ¡sólo yo estoy obligado

a trabajar!

Roto, agotado, con la cabeza caída hacia

a un lado, se va al dormitorio, despierta a

su mujer y le dice con voz lánguida:

-Nadia, dame más té. Estoy sin fuerzas...

Escribe hasta las cuatro y escribiría

gustosamente hasta las seis, si el asunto

no se hubiese agotado. Coquetear, hacer

zalamerías ante sí mismo, delante de los

objetos inanimados, al abrigo de cualquier

mirada indiscreta que le atisbe,

ejercer su despotismo y su tiranía sobre

el pequeño hormiguero que el destino ha

puesto por azar bajo su autoridad, he ahí

la sal y la miel de su existencia. ¡De qué

manera este tirano doméstico se parece

un poco al hombre insignificante, oscuro,

mudo y sin talento que solemos ver en

las salas de redacción!

-Estoy tan agotado que me costará

trabajo dormirme...-dijo al acostarse-.

Nuestro trabajo, un trabajo maldito,

ingrato, un trabajo de forzado, agota

menos el cuerpo que el alma... Debería

tomar bromuro... ¡Ay, Dios es testigo de

que si no fuera por mi familia dejaría

este trabajo!... ¡Escribir de encargo!

¡Esto es horrible!

Duerme hasta las doce o la una, con

un sueño profundo y tranquilo... ¡Ay,

cuánto más dormiría aún, qué hermosos

sueños tendría, cómo florecería si fuese

un escritor o un editorialista famoso o

al menos un editor conocido!...

-¡Ha escrito toda la noche!-cuchichea

su mujer con gesto apurado-. ¡Chist!

Nadie se atreve a hablar ni andar, ni

a hacer el menor ruido. Su sueño es una

cosa sagrada que costaría caro profanar.

-¡Chist!-se oye a través de la casa-. ¡Chist!


Desaliñado

El amor,

Golpeó a mí puerta esta mañana

Y yo andando así en pijama

Y sin afeitar

Recién salido de la cama

Ni con la cara lavada

No lo quise hacer pasar

Razonar

HAR 9/99

Enloquecida ráfaga de sensaciones encontradas

se eleva desde el interior del alma profana.

Cuestiones impías se aferran insolentes

a su mas ácido, duro y terrible razonar.

Ocaso de deidades imposibles y vacías,

temblor supremo por la luz desnuda,

venda arrancada con palabras simples,

negación absoluta de la eternidad.

Rimas ignotas desgarran poesía y vida,

el profano entiende su verdad sencilla.

El sol ya lustra su pálido cuerpo,

es carne y es sangre y es triste lamento.

El espejo refleja soledad y abandonado.

Enrarecido, el aire lo vuelve sombra,

sabe que hoy vibra y mañana es roca.

Razonar le pesa y por eso llora.

Aleph

El exilio

Amigo, vete ya

hacia otro lugar

donde nadie te conozca

ni te tenga que juzgar.

Así olvidarás el tiempo

y el pasado de dolor,

y habrás contenido el viento

por un futuro mejor.

Cumpleaños 19

Escritos

Federico Pacheco

Balance violeta

con utilidades líquidas:

llanto, semen, sangre.

Acuidad que no erosiona ni inflama,

ni llena ánforas de fondos insondables

lentamente vacias y vaciadas.

Luto por reyes, magos y corpóreos.

Los ritmos, adentro y afuera,

se disputan algo que no les pertenece

ni se deja arrancar a dentelladas.

Mientras tanto se pudre sin respeto

el cadáver del duende muerto de hastío.

Noemi Brenta, 1976

Mensapiens

- 23 -


Preguntas y Propuestas

Triángulos Varios

Pablo San Martin

Hay un cierto teorema de geometría

que dice que partiendo

de un triángulo cualquiera, si trazamos

tres triángulos equiláteros hacia fuera

con cada uno de sus lados (es decir

que tenemos tres triángulos equiláteros

que se tocan entre ellos en dos de

sus vértices) y luego unimos los tres

puntos centrales de cada triángulo

(esto es el cruce de las medianas)

el triángulo resultante también será

equilátero. ¿Qué curioso no? ahora

prueben haciendo los tres equiláteros

hacia adentro en vez de hacia fuera,

¿Qué pasó? también tenemos un triángulo

equilátero si unimos los centros,

pero en este caso es más chico que el

anterior y tiene distinta orientación.

¿Alguién podría explicarlo?

A partir de

aquí, a mí se me

ocurrió una

prueba (que hasta

ahora no recuerdo

haberla

podido refutar),

que consiste en

lo siguiente: partiendo de un polígono

cerrado de cuatro lados y con ninguno

de sus cuatro ángulos mayor a 180°, si

trazamos un segmento perpendicular a

cada lado hacia fuera, justo en el

punto medio de ese lado y de la mitad

de longitud del mismo, luego unimos

los extremos de estos segmentos,

entonces yo planteo que los ángulos

del nuevo cuadrilátero estarán más

próximos a 90° que antes, y si seguimos

esta operación ad infinitum (como

diría el loco de Newton) terminaremos

por representar un cuadrado. ¿Es

verdad esto?.

Es bueno intentar ahora con distintos

tipos de figuras y tratar de sacar

conclusiones generales. No parece tan

difícil, vamos, vamos…¿Listo?

Ahora en tres dimensiones!!!

- 24 - Mensapiens

Refranes Opuestos

Gustavo Campotrondi

Siguiendo la propuesta de hace

unos números acerca de encontrar

refranes opuestos entre sí, aquí

hay algunas colaboraciones que nos

hace llegar Gustavo:

- “El que pega primero, pega dos

veces” vs. “El que rie último rie mejor”

- “Perro que ladra no muerde” vs.

“Cuando el rio suena, agua lleva”

- “Riachuelos pequeños forman rios grandes”

vs. “Piedra que rueda no hace montón”.

Gracias, Gustavo. ¿Alguno más?

Ni J (Ni P)

Varios

Algunos números atrás se propuso

encontrar palabras castellanas

terminadas en J, cosa que mas

alla de “Reloj” y “Carcaj” parecía

bastante difícil.

Sin embargo ya hemos recibido una

buena cantidad:

- Aj: Achaque, enfermedad habitual. (enviado

por Coyote)

- Almofrej: Funda de la cama de camino.

- Herraj: Carbón hecho con huesos de

aceituna (ambos enviados por Gustavo

Campotrondi)

- Pedicoj: Salto que se da con un solo pie.

- Troj:Espacio limitado por tabiques, para

guardar frutos y especialmente cereales.

- Cambuj: Mascarilla o antifaz.

Los últimos 3 fueron enviados por

Hernán Freedman, quien además nos

hace notar que, aparentemente, es

más difícil hallar palabras catellanas

terminadas en “P”.

Hasta ahora sólo pudo encontrar

dos ejemplos: Chip y Clip.

¿Hay más?

Algunos Pendientes

Varios

Acá les presento un resumen de

algunas de las preguntas pendientes

de números anteriores:

- ¿Porqué colocando una cucharita

en el pico de una gaseosa abierta no se

le va el gas?

- ¿Porque el monumento a Las Heras

en la Catedral de Buenos Aires dice

‘Jeneral’ y no ‘General’?

- ¿Porqué el martillito para romper

el vidrio en caso de emergencia en

el colectivo está asegurado con tornillitos?

- ¿Cuál es el origen de frases como

‘El que como y no convida tiene un sapo

en la barriga’, ‘Chupate esa mandarina’

o ‘Chocolate por la noticia’?

- ¿Porque algunos paises identifican

el nivel del piso de un edificio

como ‘primer piso’ y el siguiente como

‘segundo piso’ mientras que otros (como

Argentina) lo identifican como ‘Planta

baja’ y el siguiente como ‘Primer piso’?

¿Cual resulta más correcto?

A ver si alguien se prende con estas

preguntas...

$$$ ¿$?

Diego Zanandrea

U na duda chiquita y simple:

¿De donde surge el símbolo

‘$’ para identificar el dinero?


Respuestas

Por una cuestión de espacio,

solamente se presentaran las

respuestas más interesantes y no

las excesivamente sencillas o que

fueron respondidas por una amplia

mayoria.

Boggle

Las respuestas en el Boggle fueron

muy variadas. La mejor correspondió

a Pablo San Martín, que encontró ¡bastantes

más de 1000 palabras!

Con ello se llevó los 5 puntos del juego

y los puntajes restantes se repartieron

entre los participantes siguientes.

Sopa de Autores

Los autores ocultos eran los siguientes:

Christie Rowling

Burgess Tolkien

Clarke Ishiguro

Ellis Vonnegut

Bukowski Yourcenar

Simak Crichton

Barker Mailer

Hammet Highsmith

Koontz Auster

Hemmingway Straub

Kafka Bradbury

Brown Chandler

Forsythe Carver

Orwell Matheson

Miller Bloch

Hesse Sheckley

Lovecraft Mcdonald

Thompson Wolfe

Levin Harris

Welsh Sharpe

Asimov Capote

Kerouac Leguin

Joyce Woolf

Ballard Nabokov

Salinger Burroughs

Por error se omitió en el planteo del juego

la aclaración de que todos los apellidos tenian 5

letras o mas, por lo que las respuestas de algunos

participantes que encontraron apellidos de

4 letras formados por azar, fueron dadas por

validas.

Recuerdos de Provincia

- 53 Años

Este juego trajo diferentes respuestas,

pero esta era la correcta...

La Hormiga y el Cilindro

Tardará 7,26 segundos

Estrella Mágica

Este resultó bien difícil...

solamente uno de los dos

ganadores logró resolver este

problema correctamente.

El resto no lo contestó e incluso

algunos dijeron que no tenía

solución...

Series Numéricas

Este también resultó complicado...

ninguno de los participantes

respondió correctamente las 10

series numéricas.

1) 27

2) 42

3) 19

4) 14

5) 256

6) 82

7) 255

8) 357

9) 101

10) 65

Soluciones

Dos cortitos y uno largo

1- Este era bien sencillo: se

superponen las agujas del reloj.

Casi todos lo respondieron correctamente.

2- Este fue respondido correctamente

por aproximadamente la

mitad de los participantes. No era

demasiado difícil, pero algunos

se confundieron. La respuesta

correcta era 100 años.

3- Solamente hubo una respuesta

correcta, que fue enviada por

Hector Roldán. Dicha respuesta es

“No hubo autos rojos saqueados”.

Numerillos

1. 6, 7, 8 y 9

2. 9.814.072.356 (99.066 2 )

3. 10, 11, 12, 13 y 14

Serie

88

Son los números naturales espejados

y enfrentados. El que sigue es el 8.

Edades

1. Paula tendrá 43 años de edad,

mientras que ramón tendrá 39.

2. La diferencia de edad entre laura

y Vanesa es de 9 años.

3. Sea ab la edad de Rogelio,

ababab = ab0000 + ab00 + ab =

10101 x ab = 1 x 3 x 7 x 13 x 37 x ab.

La mujer de Rogelio tiene 37 años de

edad y sus hijos 1, 3, 7 y 13 años.

Mensapiens

- 25 -


Juegos

Principios de Literatura

El objetivo del juego es identificar a que libros super-famosos perteneces los siguientes inicios no menos conocidos.

Si quieren pueden enviar sus respuestas a inicios@mensapiens.com.ar:

1.- Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde

remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.

2.- La primera vez que posé mis ojos en Terry Lenox, éste estaba borracho, en un Rolls Royce Silver Wraith, frente a la

terraza de “The Dancers”.

3.- La bofetada fue tan fuerte que necesité trece años para sobreponerme. En efecto, no fue un sopapo corriente, y para

dármelo se esmeraron al máximo.

4.- Un sábado de mayo de 1953, dos años antes de los acontecimientos de Barracas, un muchcho alto y encorvado caminaba

por uno de los senderos del parque Lezama.

5.- Era un viejo que pescaba solo en un bote en el Gulf Stream y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez.

6.- Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso

insecto.

7.- ¿Encontraría a la Maga?

8.- Hoy, en esta isla, ha ocurrido un milagro: el verano se adelató.

9.- Amerigo Bonasera estaba sentado en la Sala 3 de lo criminal de la Corte de Nueva York. Esperaba justicia.

10.- El pueblo de Holcomb está en las elevadas llanuras trigueras del oeste de Kansas, una zona solitaria que los otros

habitantes de Kansas llaman “allá”.

11.- Llamadme Ismael.

12.- El domingo 24 de mayo de 1863, mi tío, el profesor Lidenbrock, regresó precipitadamente a su casa, situada en el

número 19 de la König-strasse, una de las calles más antiguas del barrio viejo de Hamburgo.

13.- “¡Tom!” Silencio. “¡Tom!” Silencio. “¡Dónde andará metido ese chico!... ¡Tom!”

14.- Un edificio gris, achaparrado, de sólo treinta y cuatro plantas. Encima de la entrada principal las palabras: Centro de

Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres, y, en un escudo, la divisa del Estado Mundial: Comunidad, Identidad,

Estabilidad.

15.- Bistritz, 3 de mayo. Salí de Münich a las 8:35 de la noche del primero de mayo, llegué a Viena a la mañana siguiente,

temprano; debí haber llegado a las seis cuarenta y seis; el tren llevaba una hora de retraso.

16.- Empezó por una equivocación.

17.- Si soy yo el héroe de mi propia vida o si otro cualquiera me reemplazará, lo dirán estas páginas. Para empezar mi his

toria desde el principio, diré que nací (según me han dicho y yo lo creo) un viernes a las doce en punto de la noche. Y, cosa

curiosa, el reloj empezó a sonar y yo a gritar simultáneamente.

18.- Esta es una historia de hace mucho tiempo. En esa época los lenguajes eran bastante distintos de los de hoy...

19.- Estábamos en algún lugar de Barstow, muy cerca del desierto, cuando empezarn a hacer efecto las drogas. Recuerdo

que dije algo así como “Estoy algo volado, mejor conduces tu...”

20.- Se llamaba Gaal Dornick y no era más que un campesino que nunca había visto Trántor.

- 26 - Mensapiens


ALI BABA

Y LOS 40 LADRONES

Se escaparon y se mezclaron en la

sopa de letras...

El objetivo es encontrar en la sopa

a “ALI BABA” y 40 veces la palabra

“LADRON”.

¿Fácil?

Juegos

CRIPTOGRAMA

Solo hay que entrar en la espiral y

averiguar lo que dice.

Pistas:

3 3 / No hay espacios, sólo letras

Mensapiens

- 27 -


Aforismos

Ariel Griglio

-No es vergonzante que nos vean llorando. A no

ser que sea por una estupidez.

-Tener una madre que ejerce la prostitución, no

es algo para andar comentando.

-El amor sin sexo es como comer sin sal. El sexo

sin amor es bárbaro.

-Me enamoré de la madre de un amigo. Y perdí a mi

amigo porque no soportó que lo pusiera en penitencia.

-El arte es el alma del mundo. Excepto el

cubismo, que es espantoso.

-’No quiero ver a nadie’, asi discurre el ermitaño.

Pero que bien le vendría una noche de

sexo desenfrenado con dos chicas.

-Las guerras son como juegos de mesa pero en serio.

-Vi a mi padre pegarle a mi madre y me dije,

“yo también puedo hacer eso”...

-¡Cuantas veces perdemos tiempo en el trabajo escribiendo

aforismos, en vez de hacer algo productivo!

Sobre las colaboraciones

Como siempre, todos los lectores de Mensapiens, sean

o no miembros de Mensa, están invitados a colaborar

con la revista, enviando notas, cuentos, juegos, poesías,

dibujos, fotos, comentarios, chistes, frases, o simplemente

enviando su opinión acerca de la revista. Y por supuesto están

invitados a participar en el concurso de arte digital!

Ante algunas consultas acerca del formato preferido para

el envio de material, les cuento: Lo ideal es que todo el texto

que deseen enviar se encuentre en un archivo de texto plano,

un simple archivo .TXT sin ningun tipo de formato. Si el artículo

debe ir acompañado de gráficos o fotos, adjuntarlas en formato

JPG o TIFF, pero no incluirlas dentro del texto. Si es necesario

hacer alguna aclaración en el texto sobre la ubicación de las imágenes,

que sea sea del tipo “[insertar imagen xxx aquí]”.

Por supuesto no olviden incluir sus datos personales (nombre,

e-mail y, si lo desean, el nombre con el que quieren aparecer

firmando, en caso de preferir no hacerlo con el propio.

La dirección para enviar el material

es colaboraciones@mensapiens.com.ar.

¡Los esperamos!

Cuando el Instinto no basta

Andrea De Gennaro

The End

Hay una especie de gusanos llamados “procesionales”

que cuando salen en busca de alimento

se desplazan en fila con la cabeza de

uno todando la parte posterior del que va adelante.

Los zoólogos realizaron una prueba con ellos haciéndoles

formar un círculo. Como su instinto les obliga

a desplazarse uno tras otro, siguieron caminando en

círculo durante casi una semana!!!

Estampillas

Comenzamos a mostrar diferentes estampillas

dedicadas a matemáticos famosos de todos los

tiempos.

En este número

tenemos a Srinivasa

Ramanujan,

en una estampilla

emitida pr

India el 22 de

Diciembre de

1962, para conmemorar

el 75

aniversario de su

nacimiento.

El búho del mes

Mensapiens

- 28 -


MENSAPIENS 15 - Enero / Febrero de 2003

More magazines by this user
Similar magazines