apunte lengua castellana.pdf - Inicio

cnm.unc.edu.ar

apunte lengua castellana.pdf - Inicio

U N I V E R S I D A D N A C I O N A L D E C Ó R D O B A - C O L E G I O N A C I O N A L D E M O N S E R R A T

LENGUA

CASTELLANA

PARA EL EXAMEN DE INGRESO DE LA CARRERA DE MARTILLERO Y CORREDOR PÚBLICO

Adaptación: Prof. y Lic. Patricia Fillol

Corrección: Lic. Mirta Zárate.


MARTILLERO Y CORREDOR PÚBLICO

PROGRAMA DE EVALUACIÓN DE INGRESO – LENGUA CASTELLANA

TEMARIO

I.- ORTOGRAFÍA: Uso correcto de las letras B, V, C, S, Z, G, J y H. Acentuación de

palabras polisílabas y monosílabas. Uso correcto de los signos de puntuación (coma,

punto y coma, punto y dos puntos) y signos auxiliares (paréntesis, guion mayor, guion

menor, comillas)

II.- MORFOLOGÍA: Nociones elementales de las categorías gramaticales: sustantivo,

verbo, pronombre, adjetivo, artículo, adverbio, conjunciones, preposiciones. Corrección

de errores en el uso de las distintas funciones. Concordancia: sustantivo-adjetivoartículo;

pronombre relativo-antecedente. Conjugación correcta de verbos regulares e

irregulares: enredar, esconder, pasear, errar, herrar, discernir, verter, engrosar, torcer,

conocer, satisfacer, dirigir, adquirir, querer, caber, inmiscuir, valer, contraer, abstraer,

convenir, prever, rever, poseer, proveer, evacuar, foliar, variar, etc.

III.- SINTAXIS: Noción de los elementos oracionales. Concordancia sujeto-verbo: casos

especiales. Figuras sintácticas: hipérbaton, elipsis, pleonasmo, enálage.

Vicios sintácticos: barbarismos, solecismos, cacofonías, redundancias, anfibologías.

IV.- TEXTO: Composición y comprensión de textos. Significado de las palabras y su

relación en el contexto. Corrección y propiedades en el empleo de la lengua. La

comprensión lingüística. Categorización de las ideas principales. Formas de redacción:

narración, descripción, solicitudes en 1º y 3º personas, contratos, actas.

1


NOTA:

La presente guía de Lengua Castellana, abarca una síntesis de los temas impartidos a

lo largo del Nivel Medio de la Enseñanza, en la asignatura Lengua Materna. Se

recomienda ampliar los temas a través de la bibliografía señalada, teniendo en cuenta

la NUEVA GRAMÁTICA BÁSICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA de la Real Academia

Española, publicada en octubre de 2011, de donde se han extraído los conceptos

gramaticales fundamentales.

2


TEMA I

ORTOGRAFÍA

Para dicho tema se recomienda el uso del libro: ORTOGRAFÍA

FUNDAMENTAL, de la profesora Susana E. Puebla y la licenciada Mirta L. Zárate,

publicado por el Colegio Nacional de Monserrat, que contiene las normas actualizadas

de la Real Academia Española (RAE).

TEMA II

MORFOLOGÍA

CONCEPTO: la morfología es la parte de la gramática que estudia la

estructura interna de las palabras, las variantes que estas presentan, los segmentos

que la forman y la manera en que estos se componen. (RAE adaptación).

Las categorías gramaticales o clases de palabras, son los grupos en que se

reúnen las palabras de acuerdo con sus propiedades morfológicas, sintácticas y

semánticas. Actualmente se reconocen los siguientes grupos: el sustantivo como

“casa”, “amor”; el adjetivo como “frágil”, “hermoso”; los determinantes como el artículo

ejemplo: “el”, “un”; el pronombre como “yo”, “todos”; el verbo como “ser”, “caminar”; la

preposición como “sin”, “entre”; la conjunción como “pero”, “ni” y la interjección como

“ah”, “ufa”.

3


Las categorías gramaticales reúnen las palabras de acuerdo con sus

propiedades. Para su mayor comprensión se definirán las propiedades y luego se

desarrollará cada categoría en los apartados pertinentes:

* Morfología es “la parte de la gramática que estudia la estructura interna de

las palabras, las variantes que estas presentan –flexión-, los segmentos que las

componen y la forma en que estos se combinan” (RAE)

Atendiendo a la morfología, las palabras se divides en variables: las que

admiten alguna flexión como los sustantivos, los adjetivos, los verbos, los artículos y los

pronombres e invariables las que no admiten flexión como los adverbios, las

preposiciones, las conjunciones y las interjecciones.

Las variaciones flexivas aportan información, con respecto a género, persona,

tiempo, modo, aspecto (estas tres últimas, son exclusivas del verbo), y a veces caso.

* Sintaxis es “la parte de la gramática que estudia las formas en que se

combinan las palabras y los grupos de palabras, así como las oraciones que estas

unidades crean”, por eso es combinatoria o sintagmática ya que estudia las distintas

relaciones ( Por ejemplo: funciones) que se dan dentro de los grupos y/u oraciones.

(RAE)

La palabra- entendiendo por ella la unidad significativa básica representada

gráficamente entre dos blancos en la escritura- y sus combinaciones, desde el punto

de vista sintáctico, forma grupos que a su vez se unen en oraciones. La palabra, es

entonces, “la unidad superior de la morfología y la unidad mínima de la sintaxis.” (RAE)

A partir de estas unidades simples, las palabras, la lengua puede unirlas con

valor sintáctico formando los denominados “grupos”. Los grupos sintácticos tienen

como núcleo un miembro de una categoría que puede recibir modificadores y

complementos y lo identifica. Así hablamos de grupos nominales, cuando su núcleo es

un sustantivo –la niña inquieta-; grupos adjetivales cuando el núcleo es un adjetivo –

demasiado cansado de esperar- ; grupos verbales, cuando su núcleo es un verbooyeron

sus voces; grupos adverbiales su núcleo es un adverbio- lejos de todo-; grupo

4


interjectivo; formado por una interjección y su complemento- ¡ay de mí!- y grupo

preposicional los formados por una preposición y su término- Desde que te conozco-

* Semántica es el estudio del significado de las palabras, y a nivel oracional,

el significado de las construcciones sintácticas. La semántica está estrechamente

ligada a la Pragmática que analiza el sentido “no codificado de los mensajes

lingüísticos en relación con el hablante, el oyente” y todo lo relativo al contexto y la

situación en que se emiten. Por ejemplo dentro de la semántica categorial podemos

decir que el sustantivo nombra, el adjetivo calificativo caracteriza, el verbo indica

acción; a su vez semánticamente clasificamos al sustantivo como común o propio, etc.

Antes de definir cada una de las categorías gramaticales enunciadas

anteriormente, debemos tener en cuenta que una palabra por pertenecer a una clase

no significa que posea todas las propiedades de dicha clase. Hay palabras que pueden

recategorizarse según el lugar sintáctico que ocupe.

El niño bello es cordobés. / Lo bello es admirable. En la primera oración bello

pertenece a la categoría adjetivo y en la segunda a sustantivo.

Categorías gramaticales:

EL SUSTANTIVO

Concepto: los sustantivos denotan, semánticamente, entidades, materiales o

inmateriales, de toda naturaleza y condición: personas, animales, cosas reales o

imaginarias, grupos, materia, cualidades o sentimientos, acciones (carrera), sucesos

(terremoto). Morfológicamente se caracterizan por admitir género y número y pueden

participar del proceso de derivación (animalito) y composición (bocacalle).

Sintácticamente su función fundamental es la de sujeto, pero al formar grupos

nominales pueden poseer la función de: núcleo de complementos con preposición,

5


aposición, objeto o complemento directo o indirecto, complemento predicativo

obligatorio, núcleo de predicado no verbal, vocativo.

Los grupos nominales se forman en torno a un sustantivo que puede recibir

modificadores y complementos: La casa de Luis

CLASIFICACIÓN SEMÁNTICA DE LOS SUSTANTIVOS

• Comunes y propios

Común: se aplica a todos los individuos de una clase, es decir al conjunto de

seres que comparten unos mismos rasgos de contenido. Los sustantivos comunes,

entonces, designan de manera genérica una clase: hombre se aplica al conjunto que

incluye a los seres humanos. Pero en sí mismos carecen de capacidad para

identificar individuos. Para ello necesitan estar determinados, este hombre- nuestro

hombre.

Propio: asigna nombre a individuos particulares, son en sí mismas

expresiones referenciales que suponen su conocimiento por parte del interlocutor o

receptor, por eso no necesitan de una palabra (este, nuestro) para señalar individuos.

Según su naturaleza y características del referente hay nombre propio de persona

(pila, apellido o sobrenombre), de lugares (Córdoba), festividades (la Navidad), astros

(Júpiter), títulos de obras (Edipo Rey), fundaciones, empresas, clubes, corporaciones,

asociaciones e instituciones de diversa naturaleza.

Los sustantivos comunes se pueden clasificar en:

a.- Contables y no contables

b.- Individuales y colectivos

c.- Concretos y abstractos

d.- Cuantificativos

6


a.- Contables: son los que designan entidades que se pueden contar o enumerar,

ejemplo: tres casas, cuatro alternativas.

No contables: designan magnitud que se puede medir o pesar, pero no enumerar.

Se refieren, generalmente, a sustancias o materia que pueden dividirse sin dejar de

ser lo que son. Ej. La mitad de la gaseosa, sigue siendo gaseosa, pero la mitad de

una mesa, ya no es mesa. También son no contables los nombres de colores,

estados psíquicos y los nombres de las acciones (verde, tristeza, egreso).

Normalmente estos sustantivos se construyen en singular (tanto esfuerzo), cuando

se emplean en plural se les agrega un valor de naturaleza expresiva o estilística

(agua- aguas; pan- panes).

b.- Individuales: son los sustantivos que denotan en singular seres únicos y en plural

muchos (niño- niños)

Colectivos: son aquellos que denotan en singular, un conjunto formado por seres

de la misma naturaleza. En la lengua castellana hay colectivos independientes que de

por sí no expresan colectividad como familia, rebaño y otros que son derivados de

una raíz individual como árbol- arboleda; pino- pinar; alumno- alumnado.

c.- Concretos: son los sustantivos que nombran seres, reales o imaginarios que

tienen existencia independiente (árbol- aroma- tierra).

Abstractos: en oposición a los concretos, nombran entidades cuya existencia

depende de otras, así bondad depende de que existan seres buenos. Este tipo de

sustantivos pueden derivar de adjetivos (bondad de bueno, locura de loco) o de

verbos (vergüenza de avergonzar, expresión de expresar)

d.- Cuantificadores: la Nueva Gramática los incorpora como ”otra clase semántica de

sustantivos” junto con los eventitos o de suceso. Son los que denotan la cantidad

aislada o acotada en una materia (una rebanada de pan- un trozo o una porción)

medidas convencionales como litro, kilo, o conjunto de individuos como grupo, fajo,

7


montón. También lo son los referidos a números como miles, decenas, centenares,

millares.

Asimismo, existen otros como copa, vaso, taza, botella que son ocasionalmente

cuantificadores como en “una botella de agua”, pero “botella” no lo es en la

expresión “se cayó la botella”.

Los sustantivos cuantificadores son núcleo de un grupo nominal construido

generalmente por un artículo + un sustantivo cuantificador + preposición de +

sustantivo. Ejemplo: Un trozo de torta

GÉNERO Y NÚMERO DE LOS SUSTANTIVOS

Género: es una propiedad gramatical inherente a los sustantivos que permite

identificarlos como masculinos o femeninos. Género y sexo son nociones que se

relacionan pero no se identifican, ya que género es de carácter gramatical y sexo

constituye un rasgo biológico.

-Los sustantivos que designan seres sexuados (personas- animales y algunas

plantas) se identifican por:

• términos diferentes: padre- madre; hombre- mujer; toro-vaca...

• terminación variable. Presenta cambio de desinencia.

“o” por “a”: niño-niña, gato-gata...

“e” por “a”: monje-monja, presidente-presidenta...

agregado de “a” cuando termina en consonante: conductor-conductora,

actor-actora...

“esa”: alcalde-alcaldesa, príncipe-princesa....

“isa”: papa-papisa, sacerdote-sacerdotisa...

“triz”: actor-actriz, emperador-emperatriz...

“ina”: héroe-heroína, zar-zarina.

• la utilización del artículo: el cónyuge-la cónyuge, el estudiante-la

estudiante...

8


Sustantivos que no indican el sexo del ser nombrado: en su mayoría son nombre

de animales o plantas a los que se les añade el sustantivo macho y hembra ( el

hipopótamo macho- el hipopótamo hembra, el ombú macho- el ombú hembra); si se

trata de personas se agrega masculino- femenino o varón- mujer (los personajes

masculinos- los personajes femeninos, los parientes varones- los parientes

mujeres...). A estos sustantivos se los denomina epicenos.

Empleo genérico del masculino.

“El masculino es en español el género no marcado, y el femenino, el marcado.

[...] En referencia a seres animados, el masculino en uso genérico puede

emplearse para designar toda la especie, por tanto con inclusión de individuos

de ambos sexos: Un estudiante universitario debe esforzarse mucho. Son

ejemplos patentes los plurales padres o reyes. Resultan innecesarias las series

coordinadas de sustantivos de ambos géneros propias del lenguaje político y

administrativo actual: los alumnos y las alumnas, o todos los chilenos y todas las

chilenas, un derecho de todos los ciudadanos y de todas las ciudadanas. El uso

no marcado del masculino permite abarcar individuos de los dos sexos.” (R.A.E.)

- Los sustantivos que designan seres no sexuados: no existen principios gramaticales

para determinar el género de estos sustantivos, el género aparece inherente a la

palabra.

Como regla general, son masculinos los nombres acabados en “o” y femeninos los

terminados en “a”. No obstante hay:

• Masculinos terminados en “a”: de origen griego como clima- dogma-esquema

o de colores como fucsia-grana-naranja.

• Femeninos terminados en “o” como líbido-mano o de acortamiento de

palabras femeninas como moto-foto-quimio- de motoneta, fotografía,

quimioterapia.

9


• Son masculinos los que poseen la terminación “aje”, “an/en/in/on/un””,

“ar/er/or”, “ate/ete/ote”, “es” y “miento” como: abordaje-andén-espadíncamión-atún-taller-corredor-cachete-cogote-enfriamiento...

• Son femeninos los que poseen la terminación: “ ción, sión, zón”, ”dad”, ”ed”,

”ez, eza”, “ia, ie” (átona) “ncia” y “tud” como: presión-razón-maldad-sedniñez-torpeza-gloria-barbarie-prudencia-actitud.

Variación de género y el significado:

• En los sustantivos no animados la variación de género “o-a” marca

diferencias de significado en palabras de la misma raíz: entre el árbol y su

flor o fruto, como almendro-almendra, cerezo-cereza, ciruelo-ciruela.

• Diferencia de forma o tamaño: barco-barca, bolso-bolsa-cesto-cesta, maderomadera,

río-ría.

• Diferencia de género y también de significado: el/la capital, el/la cólera, el/la

cometa, el/la cura, el/la final, el/la mañana, el/la parte...

Sustantivos ambiguos: son nombres que pueden usarse como masculinos o

femeninos, sin sufrir cambios en sus significados. Comúnmente se da en singular y es

característico de algunas variedades geográficas, registros o niveles de lengua: el/la

mar –plural: los mares-,el/la interrogante el/la maratón, el/la dote –plural: las dotes-,

el/la caparazón, el/la sartén, el/la dínamo, el/la tilde, el/la azúcar, el/la armazón...

Observación: Los sustantivos femeninos que comienzan con “a” tónica, cambian el

artículo la por el por razones de eufonía, así se evita la cacofonía que se produce al

pronunciar las dos “aes”. Comprobamos que son femeninos al pasarlos al plural o

agregándoles un adjetivo: el hacha- las hachas filosas, el agua- las aguas frías., el

alma-las almas blancas.

Número: es una propiedad gramatical de los sustantivos que poseen dos valores: el

singular y el plural. El singular significa “uno” y el plural “más de uno”. Es rasgo

10


inherente, ya que impone la concordancia a sus modificadores como determinantes,

cuantificadores, adjetivos y verbos en donde el núcleo es el sustantivo: algunas cajas

rotas, la caja rota...

Formación del plural: mayoritariamente el plural se presenta con una marca

específica “s” o “es”, pero hay reglas generales en su formación como los siguientes

casos:

-Sustantivos terminados en vocal:

• Sustantivos terminados en vocal átona y en “á”, “é”, “ó” tónica agregan -s:

mesa-mesas, tribu-tribus, yanqui-yanquis, café-cafés. También agregan –s

las voces agudas terminadas en diptongo: bonsái-bonsáis.

• Los terminados en “í”, “ú” tónica, admiten las dos variantes -es y –s (en

lengua culta prevalece la forma –es ): colibríes-colibrís, ombúes-ombús,

tabúes-tabús, maníes-manís.

• Los monosílabos acabados en vocal, generalmente agregan –s: fes, pies,

pros, tés.

• Los plurales de las vocales son: -aes –es –íes –oes -úes y el de los

monosílabos: yo-yoes, no-noes, sí-síes.

• Asimismo los terminados en –y toman –es para su plural: ay-ayes, bueybueyes,

ley-leyes.

-Sustantivos terminados en consonante:

11


• Sustantivos terminados en –l, -n, -r, -d,-z y -j agregan –es: cónsules,

camiones, caracteres, maldades, peces, relojes.

• Los sustantivos agudos y los terminados en –s, -x, también agregan –es:

revés-reveses, tos-toses, box-boxes, fax-faxes. Si son graves o esdrújulos el

plural no cambia y es el artículo el que señala su género y número: la dosislas

dosis, el bíceps-los bíceps, el tórax-los tórax, el análisis-los análisis.

• Los acabados en otras consonantes agregan –s: cenit o zenit -cenits o

zenits, mamut-mamuts, tic-tics, tictac-tictacs.

-Sustantivos compuestos:

• Por regla general todos los sustantivos compuestos por otro sustantivo o,

verbo y sustantivo, marcan el plural en el segundo constituyente como si se

tratara de vocablos simples: bocacalles, aguafuertes, sacacorchos,

lavarropas...

• Los considerados sustantivos compuestos pero que no se han unido,

pluralizan sólo el primer vocablo: palabra clave-palabras clave, año luz-años

luz...

• Son internos los plurales de: cualquiera-cualesquiera y quienquieraquienesquiera.

-Casos especiales:

• Los sustantivos no contables como agua, aire, arena, tierra, por razones de

significado, se construyen en singular. Presentados en plural agregan una

variante estilística: las aguas, las arenas, las tierras, las nieves, los cielos.

12


• Los sustantivos en los que el singular implica unidad, el plural puede usarse

con valor de unidad: boda-bodas, espalda-espaldas, funeral-funerales. Igual

característica presentan algunas formas de cortesía: feliz Navidad-felices

Navidades, buen día-buenos días.

• Sustantivos que designan objetos dobles, pueden usarse en singular o plural:

alicate-alicates, nariz-narices, pantalón-pantalones, tijera-tijeras...

• Los que se emplean sólo en singular ya que denotan entidades únicas:

canícula, caos, cariz, oeste, salud, sed, tez, zodíaco...

• Los que se emplean sólo en plural, pero la marca de número no implica

pluralidad en el referente: ñoquis, provisiones,, víveres, bártulos,

cachivaches,

honorarios...

enseres, aledaños, alrededores, escombros, trizas,

LOS DETERMINATIVOS

Concepto: los determinativos se anteponen al sustantivo para formar expresiones

que hacen referencia a una realidad determinada, así podemos identificar o

determinar al ser nombrado. El sustantivo caballo no designa por sí solo ningún

miembro en especial de su clase, pero sí lo hace la expresión el caballo, este caballo,

mi caballo, otro caballo.

Características de los determinativos

Morfológica: poseen en su mayoría género: –masculino/ femenino- y número: –

singular/ plural- y concuerdan con el sustantivo al que determinan. Las formas

neutras de los demostrativos y de los cuantificadores son pronombres: esto, eso,

aquello, algo, nada.

13


Semántica: los determinantes participan en la formación de expresiones referenciales,

reduciendo la extensión significativa de un nombre común (seleccionan individuos de

una clase –el caballo-) y pueden brindar pautas para identificar su referente en el

discurso, por ejemplo de pertenencia: –mi caballo- . No aparecen con los sustantivos

propios, ya que estos poseen en sí mismos valor referencial y si lo hacen carecen de

significación – La Rioja- .

Poseen carácter especial otros usos de los determinantes, por ejemplo: afectivo o

enfático –mi Mateo-, delimitado –el Mateo conocido- o alusivo –un tal Mateo-.

Sintácticas: los determinantes preceden al nombre y a sus modificadores y

complementos. Si un determinante se pospone al sustantivo, deja de serlo, pero se

necesita colocar otro determinante, ejemplo: ese caballo- caballo ese (construcción

gramaticalmente errónea)- el caballo ese.

Su presencia legitima a los grupos nominales y son los componentes más extremos

del grupo. Carecen de complementos propios.

Forma contractiva: cuando en un grupo preposicional se encuentran las preposiciones

a o de con el artículo el se unen formando una contracción, donde ninguno de los

elementos pierden su valor: la preposición como subordinante y el artículo como

determinante. Ejemplo: Trajo al niño, el sombrero del señor.

Clases de determinativos: Se clasifican en dos grandes grupos: los determinantes y

los cuantificadores.

Los determinantes, a su vez los clasificamos en:

• Artículos 1 definidos y no definidos, también llamados determinados e

indeterminados: son definidos o determinados aquellos que hacen referencia a

entidades que pueden ser identificables en un contexto por la información

conocida por los interlocutores –fui a la fiesta- poseen género y número. La

forma “lo”, artículo neutro, no presenta estas variaciones ya que se utiliza

1 la RAE los incluye como determinantes, pero en función de los contenidos dados en las escuelas

secundarias y la publicación de La Nueva Gramática de la Lengua Española, se harán las aclaraciones

necesarias de nomenclatura y clasificación, para no producir confusión.

14


delante de los adjetivos para recategorizarlos en sustantivos abstractos –lo

difícil que es este tema-. Son no definidos o indeterminados los que

seleccionan uno o varios elementos que no resultan identificables por no ser

conocidas previamente por los interlocutores- en una calle había un

pordiosero- Los artículos son:

Definidos: el – la –los– las – lo

No definidos: un- una- unos- unas

• Demostrativos: señalan lugar o posición, respecto de los hablantes, del tiempo

o de las palabras citadas en un texto. Cuando los demostrativos modifican a

un sustantivo son determinativos y concuerdan en género y número con el

sustantivo, pero si lo reemplazan son pronombres demostrativos. (En este

último caso se agregan los neutros: esto- eso-aquello) –eso es mío. Los

demostrativos (llamados tradicionalmente adjetivos pronominales

demostrativos) son:

este– esta / estos– estas

ese– esa / esos– esas

aquel – aquella / aquellos– aquellas

• Posesivos: señalan a quién pertenecen los elementos designados por el

sustantivo con quien concuerdan en género y número. Son modificadores

directos del sustantivo, pueden ocupar una posición pronominal, en cuyo caso

se apocopan –mi, tu, su, y sus plurales: mis perras- y posnominales – perras

mías. Presentan rasgos de persona, ya que indican el número de poseedores.

Cuando los posesivos modifican al sustantivo son determinativos pero, si lo

reemplazan son pronombres posesivos y se les antepone un artículo

determinado- Yo buscaré a las mías. Los posesivos (llamados

tradicionalmente adjetivos pronominales posesivos) son:

mío- mía- míos- mías / nuestro- nuestra- nuestros- nuestras

tuyo- tuya- tuyos- tuyas / vuestro- vuestra- vuestros- vuestras

suyo- suya-suyos- suyas / suyos- suyas

15


Los cuantificadores son aquellas palabras que expresan cantidad, número o grado.

Por agrupar palabras pertenecientes a distintas categorías gramaticales como

sustantivos -media docena de naranjas-; adjetivos –los últimos días-; determinantes –

pocos libros; pronombres –nadie está- o adverbios –más lejos, constituyen una clase

semántica de carácter transversal. Se clasifican en:

• Cuantificadores definidos: son los que establecen algún tipo de cómputo basado

en los números naturales, también llamados numerales (tradicionalmente adjetivos

determinativos numerales). Son modificadores directos del sustantivo, que a su

vez pueden ser:

*cardinales, de cantidad: uno, dos, tres...

*ordinales, indican orden o sucesión numérica: primero, décimo...

*fraccionarios, indican la parte de un todo: medio, cuarto, tercio, doceava...

*multiplicativos, de multiplicación: doble, triple, cuádruplo...

*distributivos, se reparte entre dos o más seres: sendos

Los cardinales y ordinales cuando reemplazan al sustantivo funcionan como

pronombres – Dos llegaron tarde. El primero es más inteligente-. A su vez los

cardinales y múltiplos son invariables en su género. El cardinal tiene plural cuando

nombra a los números como sustantivo –doses –treses –seises –dieces -doces-

Obtuve unos dieces-. Los ordinales, fraccionarios y distributivos concuerdan en

género con el sustantivo – alzaron sendas carpetas.

• Cuantificadores indefinidos: son los que indican un número incierto de seres y

pueden funcionar como determinativos si modifican al sustantivo, como

pronombres si lo reemplazan y algunos como adverbios cuando modifican a un

verbo, adjetivo o a otro adverbio. A estos cuantificadores se les llama indefinidos

propiamente dicho. Ejemplos:

algún/a/os/asningún/naotra/o/os/astodo/a/os/as-

16


cierto/a/os/asvarios/asdemasiado/a/os/aspoco/a/os/ascualquier/a/

y sus plurales cualesquier/amucho/a/os/as

y su apócope muycuanto/a/os/asbastante/smás-menostanto/a/os/ascada-ambos/asalguien-

nadie- algo-nada...

En esta clasificación también consideramos los exclamativos e interrogativos, pero

solo funcionan como determinativos qué- cuánto- cuántos- cuántas ya que pueden

modificar al sustantivo: ¿Qué helado deseas?, ¿cuántos niños?, ¿cuántas cartas

hay?

EL ADJETIVO

Concepto: desde el punto de vista semántico, la mayoría de los adjetivos aportan

contenidos que se predican de un nombre –sustantivo-, o de un grupo nominal. Por

ejemplo cualidad –casa hermosa-, propiedades -casa protectora -, tipos- casa

familiar- , relaciones –políticas educativas (relacionadas con la educación)- entre

otras nociones como cantidad, referencia de tiempo o de lugar, etc. El sustantivo

nombra un ser y el adjetivo dice algo de “él”. Morfológicamente, se caracteriza por

presentar flexión de género y número concordante con el sustantivo, por lo tanto

decimos que son palabras variables. Sintácticamente es el núcleo de los grupos

adjetivales como modificadores de un sustantivo o como atributo:- Una habitación

más “espaciosa”- El niño quedó profundamente “dormido”-

Observación: existen dos concepciones del adjetivo. La más tradicional lo define

como la categoría de palabra que modifica al nombre y concuerda con él, y se divide

17


en dos clases: calificativos y determinativos. En la actualidad los adjetivos

determinativos se consideran determinantes (tema desarrollado como una categoría

independiente, página 14), por poseer más propiedades en común con los artículos que

con los adjetivos. –Esta carpeta celeste-, donde “esta” se considera determinante y

“celeste”, adjetivo.

Clasificamos entonces los adjetivos, como calificativos y relacionales teniendo en

cuenta que ambos modifican al nombre y, como ya dijimos, concuerdan con él.

Adjetivos calificativos: son los que denotan cualidades o propiedades que se agregan

al significado del sustantivo –habitación oscura-. Como las cualidades admiten

grados, estos adjetivos se pueden graduar –habitación muy oscura- .

Usos de los adjetivos calificativos:

• Epítetos: se denominan así a aquellos adjetivos calificativos que aportan

cualidades propias del ser designado, no restringiendo su extensión. Admiten

con mayor facilidad la anteposición: - la dura piedra-

• Especificativos: la cualidad que aporta el adjetivo calificativo puede convenir a

un número mayor o menor de los elementos que forman la clase del sustantivo

al que se aplica; cuando el número es menor se produce una reducción de la

extensión de dicha clase, asumiendo el adjetivo un valor especificativo. Esta

delimitación ayuda al oyente a identificar la entidad señalada: -las personas

presentes.

• Explicativos: El adjetivo calificativo aparece entre comas, concordando con el

sustantivo. No producen restricciones al nombre sino que aportan una

explicación o justificación. No es una clase de adjetivos, es un uso sintáctico

particular de los adjetivos calificativos que complementan a toda la oración.

Pueden presentarse en posición inicial del enunciado: -Las olas, fuertes y

sonoras, rompían en el acantilado- Fuertes y sonoras, las olas rompían en el

acantilado.

Adjetivos relacionales: aportan rasgos que permiten clasificar personas o cosas. La

RAE los define con la fórmula “perteneciente o relativo a”, y admiten paráfrasis con

la fórmula “un tipo de” – cartas certificadas – designa un tipo de cartas o –confitura

18


sanjuanina- designa un tipo de confitura perteneciente a San Juan. Los adjetivos

tradicionalmente llamados gentilicios, corresponden a esta clasificación. Los

calificativos no pueden parafrasearse con la fórmula “un tipo de”.

Morfológicamente, la mayoría de los adjetivos relacionales son derivados de

sustantivos –reunión familiar- deriva de familia. Los sufijos –al, -ar y –ero, son más

comunes a los adjetivos relacionales.

Sintácticamente ambos adjetivos presentan un comportamiento contrario, como

consecuencia de la relación semántica que establecen con el significado del

sustantivo que modifican.

El siguiente cuadro presenta las diferencias sintácticas de estos adjetivos:

Calificativos Relacionales

Pueden ser separados del sust. por otro

adjetivo: -medidas innovadoras necesarias

Pueden ser antepuestos al sust.:

-aciago día

Admiten modificador de grado:

-ascenso muy lento

Función de atributo: -el niño es atento

Muchos de estos adjetivos admiten la

sustitución por el adv. así: -una vida fácil

-una vida así

Admiten la negación, especialmente en

contextos contrastivos:

-un joven no brillante pero sí tenaz

19

No pueden ser separados del sust. por

un adjetivo calificativo: -género lírico, no

-género nuevo lírico

No se antepone al sust. :

-luz portátil , no -portátil luz

No admite modificadores de grado:

-luz menos portátil

No funciona como atributo normalmente,

excepto en la forma contractiva como

-la energía es iónica y no nuclear pero

no- energía es nuclear y en los que

indican procedencia:- el niño es holandés

No admite sustitución por el adverbio

Modal así: -un conflicto bélico,

y no- un conflicto así


Cuando un adjetivo relacional y un adjetivo calificativo están en un mismo grupo

nominal ocupan distinto nivel jerárquico:

-El relacional se encuentra cercano al nombre y forma con él un bloque

inseparable.

-El calificativo aparece antes o después de este bloque.

Ejemplo: - una breve erupción volcánica, o –una erupción volcánica breve.

Pero el adjetivo calificativo no puede coordinarse con un adjetivo relacional: no es

correcta la expresión: - una erupción volcánica y breve

En la oración pueden cumplir además, función de núcleo del predicado no verbal,

predicativo obligatorio y predicativo no obligatorio (Ver unidad de Sintaxis)

Adjetivos adverbiales: son los que poseen un significado semejante al del adverbio,

ya que expresan nociones temporales o modales. Por ello se clasifican en temporales

por ejemplo: -actual, bienal, frecuente, futuro, presente-, y modales por ejemplo:

-presunto, probable, seguro, supuesto. -Este es el presupuesto probable - probable

posee valor adverbial - probablemente

Clasificación morfológica del adjetivo:

• Adjetivos de dos terminaciones: poseen flexión de género y número: -bueno/

buena/ buenos/ buenas

El femenino casi siempre se marca con “-a”

• Adjetivos de una terminación: Poseen flexión de número pero no de género:probable/

probables.

Muchos terminan en –e. –i, -í, -a, -u (-triste, -cursi, -carmesí, -idiota, -hindú)

Muchos terminan en –z, -r, -l, -s (-capaz, -superior, -ágil, -gris)

• Adjetivos invariables: No poseen flexión ni de género ni de número.

No agudos terminados en –s (-isósceles, -gratis)

Préstamos de lenguas extranjeras (-unisex)

20


Apócope del adjetivo: esta afirmación significa que el adjetivo pierde una o más letras

finales al estar antepuestos al sustantivo sin que cambie su significación o categoría.

Se apocopan los siguientes adjetivos:

* bueno – malo – primero – tercero y postrero, cuando preceden a un sustantivo

masculino singular: buen hombre, mal señor, primer niño, tercer alumno, postrer

momento.

* grande, se apocopa ante un sustantivo, masculino o femenino, en singular: un gran

profesor, una gran profesora.

* santo, se apocopa en san ante los nombres propios masculinos, excepto ante los

que comienzan con “To” y “Do”: san Agustín, san Mateo, y santo Tomás, santo

Domingo.

Grados del adjetivo: Los adjetivos calificativos expresan cualidades que pueden ser

medibles en mayor o menor grado, estas diferencias se manifiestan a través de

modificadores adverbiales como -más, -menos, -muy... o de sufijos como –ísimo.

Se distinguen tres grados en el adjetivo:

• Positivo: carece de modificadores de grado, expresan la cualidad de manera

neutra: alegre, bello, bueno.

• Grado Comparativo: el modificador del adjetivo le permite establecer

comparaciones. Estas pueden ser:

-De superioridad, se construye con el adverbio más: más alto que...

-De inferioridad, se construye con el adverbio menos: menos alto que...

-De igualdad, se construye con el adverbio tan: tan alto como...

• Grado superlativo: el adjetivo denota un nivel elevado de la cualidad

significada. Pueden ser :

-Superlativos absolutos: establecen el grado más alto sin comparación. Se

expresa con el adverbio muy o el intensivo –mente , con el sufijo –ísimo y

con prefijos de realce como –archi, -hiper, -re, -requete o-súper: muy bueno,

buenísimo, increíblemente bueno, superbueno.

21


-Superlativo relativo: establece el grado más alto, pero en un conjunto

definido: es el más inteligente de la clase.

Comparativos y superlativos irregulares: algunas formas del adjetivo, de base

latina, incluyen en sí mismas el valor comparativo o superlativo. Por ejemplo:

POSITIVO COMPARATIVO SUPERLATIVO

bueno mejor óptimo

Malo peor pésimo

grande mayor máximo

pequeño menor mínimo

También son de base latina los superlativos: antiquísimo, crudelísimo, fidelísimo,

sapientísimo. Y algunos superlativos terminados en –érrimo: de acre acérrimo, de

mísero misérrimo, de áspero aspérrimo, de negro nigérrimo, de célebre celebérrimo,

de pobre paupérrimo, de libre libérrimo, de pulcro pulquérrimo. Se admiten como

igualmente válidos: cruelísimo, asperísimo, negrísimo, pobrísimo y pulcrísimo.

Grupo adjetival: es el grupo sintáctico cuyo núcleo es un adjetivo y sus modificadores

suelen ser adverbios de grado (demasiado astuto, bastante divertido) o

complementos formados por grupos preposicionales ( como la expresión de Huidobro

“ Ojos ávidos de lágrimas hirviendo”.

EL PRONOMBRE

Concepto: es una categoría gramatical formada por palabras variables, de referencia

ocasional que dependen del contexto o situación comunicativa. En general los

pronombres poseen un significado estable, unívoco –yo, aquello, nada- pero su

referencia es textual, variable. Su característica principal es la de sustituir o

22


eemplazar al nombre, de donde proviene su denominación “en lugar del nombre”.

Presenta los siguientes rasgos:

* Forma un grupo reducido y cerrado de unidades.

* Su capacidad designativa es muy amplia, ya que depende del contexto.

* Tiene capacidad de referir sin necesidad de determinantes: -Yo te lo advertí.

* Se comportan sintácticamente como los nombres o grupos nominales a los

cuales sustituyen.

El pronombre es una categoría cruzada, ya que pertenecen a ella varias clases

transversales como: -personales, demostrativos, cuantificadores numerales e

indefinidos, relativos, interrogativos y exclamativos.

Morfológicamente poseen: número con excepción de las formas neutras y de algunas

invariables como se o que; género pueden diferenciar masculino- femenino y/o neutro

(–él, -ella, -ello-), o no marcar el género (-quién, -que, -cualquiera); persona,

característico de los personales y posesivos (- él es tuyo); caso y reflexibilidad, propio

de los personales (-yo, caso nominativo o la oposición entre el caso acusativo y

dativo, -me trajo y –me trajo un regalo, ejemplo de reflexibilidad es –para sí, -él se

quiere).

Semánticamente los clasificamos en:

• Personales: nombran a las personas del discurso. Poseen flexión gramatical de

persona, número y de género solamente – él /ella, -nosotros /nosotras, vosotros /

vosotras, ellos /ellas.

El siguiente cuadro representa los pronombres personales según su función y la

persona que representan.

23


Función

Persona

SUJETO

24

COMPLEMENTO

DIRECTO/INDIRECTO

COMPLEMENTO

CON PREPOSICIÓN

1º Singular yo me mí- conmigo

2º Singular tú- vos- usted Te-se, para Ud. ti-contigo– vos- usted

3º Singular él – ella – ello la-lo-le-se sí-consigo-él-ella-ello

1º Plural nosotros-nosotras nos nosotros- nosotras

2º Plural vosotros/as-ustedes os-se vosotros/as-ustedes

3º Plural ellos- ellas las-los-les-se sí-consigo-ellas-ellos

• Demostrativos: permiten ubicar al referente en el espacio o en el tiempo,

señalando la distancia que mantiene con respecto al hablante y oyente.

• Posesivos: expresan posesión o pertenencia en relación con las personas

gramaticales.

• Indefinidos: indican un número incierto de referentes (-alguno, -ninguno)

Observación: a los pronombres demostrativos, posesivos e indefinidos se los

desarrolló bajo el título LOS DETERMINATIVOS y su clasificación: Los

determinantes. Debemos recordar que los determinantes modifican al nombresustantivo,

mientras que los pronombres, lo reemplazan.

• Relativos: forman una clase limitada de palabras con valor referencial de un

sustantivo ya nombrado previamente, que forma su antecedente. Introduce

subordinadas de relativo –RAE-. Cumplen esta función los siguientes

pronombres

* que : invariable en género y número y puede referirse a seres animados o

inanimados. –La casa que pintaste de color verde .

* quien: presenta variación de número pero no de género, hace referencia a

personas, instituciones o cosa personificada. –El niño de quien te hable está

acá.

* cual: presenta flexión de número y de género, –cual/ cuales y se usa

precedido de los artículos determinantes –el, –la, -los, -las, -lo. –Hablaba con

papá, el cual estaba muy cansado.


* cuyo: posee un valor posesivo que tiene inflexión de género y número.

Concuerda con el sustantivo que le sigue, consecuente, no con el antecedente

al que hace referencia. –Tengo un libro de recetas de cocina, cuyas hojas

están amarillentas. Cuya se refiere al libro pero concuerda con hojas.

• Enfáticos: Pueden ser interrogativos o exclamativos. Se llaman así porque

encabezan preguntas o exclamaciones, directas o indirectas, que se

caracterizan por un tono especial marcado por tilde. Pueden ser invariables,

como qué, o variables. Los pronombres enfáticos son: -qué, -quién/es, -cuál/les

y cuánto/a/os/as. -¿Qué quieres? -¿Quiénes llegaron? -¡Qué dices! -¡Cuántos

son!

EL ADVERBIO

Concepto: semánticamente, son unidades léxicas con valor representativo y

referencial; como modificador verbal –ad verbum- señalan las circunstancias del

verbo. Existen distintos criterios para clasificar los adverbios, no siendo excluyentes

ya que un mismo adverbio puede pertenecer a más de una subclasificación, en

función de las propiedades que se estén evaluando.

Desde el punto de vista morfológico, sin considerar los discursivos y los de foco,

carecen de flexión, igual que las preposiciones e interjecciones pero a diferencia de

estas es una palabra tónica.

Sintácticamente pueden formar grupos adverbiales. Tanto el adverbio como los

grupos que forman modifican a un verbo –mira concentradamente, a un adjetivo –

más largo , a otro adverbio –bastante cerca, o a toda una oración -Sinceramente,

estoy apenado. En este último caso el adverbio indica el punto de vista del hablante,

generalmente están al comienzo de la oración y separados por una coma.

25


La tabla dada a continuación responde a la clasificación semántica:

Tiempo antes- ahora- después- luego- primero- ayer- hoy- mañana- nuncasiempre-

jamás- temprano- pronto- presto- enseguida- mientras...

Lugar aquí- acá- allí- lejos- cerca- adentro- afuera- arriba- abajo...

Cantidad más- menos- tanto/tan- nada- algo- mucho/muy- poco- todo –

demasiado...

Modo o manera así- bien- mal- mejor- peor- y la mayoría de los terminados

en “mente”

Afirmación sí- también- ciertamente- efectivamente- afirmativamente- cierto

Negación no- nunca- jamás- tampoco- nada

Duda quizá/s- acaso- tal vez, probablemente, posiblemente...

Relativos donde- cuando- como

Interrogativos dónde- cuándo- cómo- cuánto- por qué

Clases de adverbios según su morfología: ya dijimos que el adverbio es una palabra

invariable, que carece de flexión. Bajo este criterio, los adverbios pueden ser simples,

como –bien- mal- cerca- lejos –aquí- luego..., o formados por derivación como –

cerquita-( propio de la lengua oral y de registro rural), o admiten grados de

significación como - ...más cerca que... – tempranísimo. La clase más numerosa de

los derivados los constituyen los terminados en –mente, de origen adjetival. Se

forman sobre la base femenina singular de muchos adjetivos calificativos –finalmente

– y, en menor cantidad, de adjetivos relacionales –matrimonialmente- . Poseen doble

acento de intensidad, sobre el adjetivo y sobre el sufijo, y conservan la tilde del

adjetivo de base – fácilmente, -cortésmente-. Cuando se enumeran dos o más

adverbios con la terminación –mente, solo lleva dicha terminación el último – Lo dijo

simple y llanamente.

26


Los adverbios adjetivales tienen la forma de la variante masculina singular de un

adjetivo o un participio; por ser adverbios son invariables, no poseen flexión por lo

tanto no deben confundirse con los adjetivos ya que estos modifican solamente al

sustantivo. –Adverbio:- La mujer estaba demasiado cansada; adjetivo:- Me dieron

demasiados problemas.

Locuciones adverbiales: son construcciones hechas, formadas por varias palabras

que equivalen a un adverbio. Algunas admiten paráfrasis con adverbios terminados

en mente –a menudo = frecuentemente- , pero la mayoría expresan significados más

específicos y sintácticamente sus constituyentes son variados. Por ejemplo:

preposición+ sustantivo = a gusto, sin duda- a trozos, a gatas- in situs...

prep.. + grupo nominal = a grito pelado, a la fuerza, de un trago...

prep... + adjetivo = a diario, en serio, a oscuras...

prep... + art. + adjetivo = a la larga, a lo grande...

correlación de prep.. = de un momento a otro, de vez en cuando...

grupos nominales = acto seguido, una eternidad, una barbaridad...

esquemas coordinados = más tarde o más temprano, ni más ni menos...

En nuestra lengua, según el contexto, suelen utilizarse locuciones latinas con valor

adverbial:

-Ad honorem = gratuitamente

-in fraganti = en flagrante

-motu proprio = de propia voluntad

-ad hoc = para el caso

-ipso facto = inmediatamente

-ex profeso = a propósito

Los adverbios funcionan como conectores discursivos en los textos.

27


LA PREPOSICIÓN

Concepto: La preposición, constituye una clase cerrada de palabras de valor

relacional, que introduce un complemento denominado término a un núcleo, por eso

se la denomina funcional o gramatical.

Sintácticamente se caracterizan por formar un grupo preposicional o prepositivo: el

término de la preposición es generalmente un grupo nominal, pero puede ser

también, un grupo adjetival (- pasar por bueno) o adverbial (-hasta aquí mismo).

Ejemplo: – casa de ventanas verdes, donde lo subrayado es el grupo preposicional

que subordina, mediante la preposición de, el término nominal –ventanas verdes- al

núcleo casa. Puede a su vez encabezar complementos del verbo como

circunstanciales, de régimen, objeto directo (de persona o cosa personificada –a) e

indirecto y agente de la voz pasiva (-por).

Según la RAE, actualmente las preposiciones son: a, ante, bajo, cabe, con, contra,

de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, sobre,

tras, versus y vía.

Si bien las preposiciones carecen de significado propio como el sustantivo o adjetivo,

necesitan del término para significar y algunas tienen características especiales

como:

* Cabe y so: Cabe corresponde a “junto a” y so a “bajo”, sin embargo han caído en

desuso en la lengua hablada. So se utiliza en algunas locuciones –so pena de.

* Durante y mediante: Originariamente eran participios de los verbos durar y mediar

por ejemplo –Dios mediante. Hoy han perdido la posibilidad de concordar y se

utilizan como preposiciones. –mediante su intervención, -durante toda la noche.

*Hasta: Indica el límite de un proceso, espacio o situación. No se debe confundir con

el adverbio “hasta” que significa incluso. Ej. preposición:- llegó hasta la cima. Ej.

adverbial: -A pesar de la hora, hasta yo lo esperaba.

*Según: Significa “conforme a”, “en función de” o “dependiendo de” y es la única

preposición tónica.

Versus: Es una preposición latina, que se incorpora a través del inglés. Equivale a

“contra” o a “frente a”

*Vía: Indica “el lugar por el que se pasa” o “medio”, según el contexto.

28


Otras, de uso habitual, poseen algo de significado, teniendo en cuenta el término al

que acompañan: ante- indica localización, bajo– lugar inferior, contra- oposición o

enfrentamiento, de- propiedad, poseedor, contenido, etc., desde- origen o punto de

partida, en- ubicación, lapso de tiempo, entre- localización, para- destino, finalidad,

etc., sin- sentido negativo, privación, sobre- lugar superior, tras- detrás de, después

de.

Uso correcto de algunas preposiciones:

Uso correcto Uso incorrecto

-de acuerdo con... -de acuerdo a ...

-sentarse a la mesa para cenar - sentarse en la mesa para cenar

-ir a ... -ir de ...

-disentir de ... -disentir con ...

-quedar en ... -quedar de ...

-ser adicto a ... -ser adicto de algo

-hacer algo con urgencia - hacer algo de urgencia

-votaron cinco sobre veinte -votaron cinco de veinte

-con base en...- sobre la base de...- -en base a...

-diferente de... -diferente a...

-temerosa de ... -temerosa a ...

-lejano de ... -lejano a ...

Locuciones preposicionales o prepositivas: son agrupaciones de palabras, que

adquieren el significado y el funcionamiento gramatical de las preposiciones. Son

estructuras fijas y la mayoría están formadas por: prep.+ sustantivo+ prep.

Locuciones más usadas según la preposición inicial:

29


* Con -a: -a base de -a cargo de -a costa de -a falta de -a diferencia de...

* Con -con: -con arreglo a -con respecto a -con excepción de -con destino a

* Con -de: -de cara a -de conformidad con -de parte de...

* Con -en: -en aras de - en atención a -en bien de -en lugar de...

* Con -por: -por causa de -por conducto de -por culpa de...

* Otras: -aparte de -encima de -frente a -lejos de -respecto de...

LA CONJUNCION

Concepto: constituyen un grupo de palabras invariables y funcionales, generalmente

átonas, que establecen relaciones entre palabras, grupos sintácticos u oraciones.

Cuando unen elementos de igual valor sintáctico, las clasificamos como coordinantes

y cuando vinculan elementos estableciendo entre ellos relaciones de dependencia,

las llamamos subordinantes.

Conjunciones coordinantes:

Clasificación Conjunción Significado

copulativas -i,-e,-ni unión entre elementos

disyuntivas -o, -u elección o alternancia

adversativas -pero, -mas,-sin embargo,

-sino, no obstante

consecutivas -luego, -por lo tanto, -así que,

-en consecuencia, -entonces

30

oposición

A partir de la conjunción

se indica consecuencia.


Conjunciones subordinantes: Se presenta la clasificación tradicional.

Clasificación Conjunción Ejemplo

Causal -porque, -como, -ya que... Come porque está débil.

De fin -para que, -a fin de que... Hablo para que escuches.

Modal -como, -así que ... Trabajó como debía.

Lugar donde Está donde lo guardaste

Tiempo -luego que, -después que,

-mientras, -antes que...

31

Luego que estudió, aprobó.

Condicionales -si, -como... Si llega, salúdalo.

Concesivas -aunque, -si bien... Aunque llueve, vendrá.

Locuciones conjuntivas: la mayor parte de las conjunciones subordinantes son,

locuciones conjuntivas que constan de más de una palabra. Las más comunes son:

* Preposición + que: -porque o para que.

* Adverbio + que: -ahora que, -bien que, -mientras que...

* Participio + que: -dado que, -puesto que, -visto que...

* Preposición + sustantivo o grupo nom. + que: -a medida que, -de forma que...

* Preposición + sustantivo + de +que: -a causa de que, -en razón de que,

-a fin de que...

EL VERBO

Concepto: Es la categoría que más accidentes posee, por lo tanto es variable. La

flexión verbal expresa dos tipos de información. La de número y persona, que resulta

de la concordancia entre sujeto y verbo, y las de tiempo y modo. La Nueva Gramática

de la RAE, agrega la de aspecto, entre estas últimas. En la oración cumplen la

función de núcleo del predicado.


Modo verbal: indica, en general, si lo predicado se presenta como conocido,

imaginado, cierto o deseado entre otras posibilidades, poniendo de manifiesto la

actitud del hablante ante lo que se dice. Tradicionalmente reconocemos los modos

porque el -Indicativo se refiere a situaciones reales o que se consideran reales,

seguras; el –Subjuntivo manifiesta una duda o deseo y el –Imperativo se utiliza para

dar órdenes o realizar pedidos.

Tiempos verbales: son las formas de la conjugación que expresan gramaticalmente

indicaciones de tiempo y modo. La estructura morfológica verbal de los tiempos

permite diferenciar tiempos simples de compuestos. Los tiempos simples expresan, a

excepción del pretérito perfecto simple del Indicativo, la situación designada sin

indicar si ha concluido en el momento del habla, diferenciándolos de los tiempos

compuestos que expresan la situación como ya realizada. El modo Imperativo posee

una sola forma.

Por ejemplo, el tiempo presente, expresa la coincidencia de la situación designada

como el momento del habla, el pasado anterior al momento del habla y sus matices y

el futuro, posterior a dicho momento y sus matices. Así podemos encontrar diferentes

pasados y futuros, situaciones durativas, acabadas, etc.

Los tiempos simples utilizan solo el verbo principal –yo amo, temo, parto- y los

tiempos compuestos utilizan el auxiliar haber más el participio del verbo principal

(amado- temido- partido) – yo he amado, he partido, he temido-.

La persona y el número: Los tiempos predican acerca de una situación o persona que

en la oración recibe el nombre de sujeto. La flexión verbal indica la concordancia del

verbo con el /los sujetos de la oración. Recordemos que los enunciados siempre se

dan en situación comunicativa, por eso podemos hablar de una persona que emite el

enunciado - yo, nosotros-, la persona a la cual se dirige el enunciado –tú, vos, usted,

vosotros, ustedes-, y de la persona, ser o situación referida en el enunciado –él, ella,

ellos, ellas, ello-.

32


Persona

Número

Singular Plural

1º persona -yo -nosotros/as

2º persona -tú –vos - usted -vosotros/as –ustedes

3º persona -él – ella - ello -ellos - ellas

En la lengua española reconocemos tres clases de conjugaciones, según la

desinencia verbal: 1º conjugación –am-ar

2º conjugación –tem-er

3º conjugación –part-ir

Las formas verbales se organizan en una serie de paradigmas cerrados –tiempos

verbales- que se agrupan bajo los Modos. Los paradigmas de los verbos regulares

mantienen siempre las mismas desinencias en su conjugación; con el ejemplo de un

verbo –verbo modelo-, podemos conjugar todos los demás.

Conjugar un verbo es mostrar el verbo y sus cambios desinenciales en todos sus

accidentes de modo, tiempo, persona y número.

Formas no personales del verbo

Concepto: se denomina así al infinitivo, participio y gerundio, por carecer de flexión de

persona, de tiempo y de modo, y excepto el participio, también de número. Son

formas verbales, que admiten complementos del verbo y otras funciones. Así:

* El infinitivo funciona como nombre o sustantivo – El leer enriquece- y puede ser

núcleo de sujeto.

* El participio funciona como adjetivo – El niño elegido ganó la competencia- y como

tal, modifica al sustantivo.

* El gerundio funciona como adverbio –Se aprende escuchando -; escuchando es un

adverbio modal que modifica al verbo.

Las formas no personales del verbo presentan, como el verbo, formas simples y

formas compuestas según su conjugación:

33


Formas no personales Simple Compuesta

Infinitivo

Participio

Gerundio

amar

temer

partir

amado

temido

partido

amando

temiendo

partiendo

34

haber amado

haber temido

haber partido

No posee

habiendo amado

habiendo temido

habiendo partido

Las desinencias de las formas no personales del verbo, son fijas, es decir, no

cambian excepto el participio en función de adjetivo que debe concordar con el

sustantivo en género y número.

Hay participios que poseen igual que los verbos, formas regulares que respetan la

desinencia fija en –ado, -ido, y otros que toman formas irregulares con desinencias

diferentes. Como:

IINFINITIVO PARTICIPIO

IRREGULAR

IINFINITIVO PARTICIPIO

IRREGULAR

abrir abierto poner puesto

absolver absuelto romper roto

cubrir cubierto morir muerto

resolver resuelto hacer hecho

decir dicho xxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxx

También hay participios que presentan ambas desinencias, la fija o regular y una

irregular derivada del latín. En la conjugación verbal de los tiempos compuestos, se

utiliza la forma regular del participio.


Por ejemplo:

Infinitivo Participio

regular

Participio

irregular

35

Infinitivo Participio

regular

Participio

irregular

absorber absorbido absorto manifestar manifestado manifiesto

convertir convertido converso marchitar marchitado marchito

corregir corregido correcto nacer nacido nato

corromper corrompido corrupto oprimir oprimido opreso

cultivar cultivado culto prender prendido preso

elegir elegido electo recluir recluido recluso

eximir eximido exento suspender suspendido suspenso

freír freído frito tender tendido tenso

incluir incluido incluso teñir teñido tinto

Imprimir imprimido impreso xxxxxxx xxxxxx xxxxxx

i

Muchos de estos participios irregulares, por el uso a través del tiempo, han quedado

como sustantivos –El preso ha escapado de la cárcel-.

El gerundio, en su función adverbial, modifica al verbo. Es incorrecto que modifique al

sustantivo.

No se debe decir: -La RAE publicó un libro modificando algunas reglas ortográficas-;

Sust.

modificando , por ser adverbio, no puede complementar al sustantivo.

Lo correcto es: -La RAE publicó un libro que modifica algunas reglas ortográficas-.

El gerundio siempre expresa una acción simultánea, anterior o inmediatamente

posterior a la del verbo principal. Es incorrecto que exprese acción posterior o

consecuencia.

No es correcto: -Estudió para el examen, yendo después a rendir-, ya que indica una

acción posterior a la del verbo principal.

Lo correcto es:-Estudió para el examen y fue después a rendir-.


Verbos regulares e irregulares

El verbo está formado por dos elementos: la raíz y la desinencia.

La raíz expresa el significado del verbo y se extrae de su forma infinitivo, así amar

posee como raíz -am y como desinencia –ar, que indica los cambios de modo,

tiempo, persona y número.

Verbos regulares: son los que al conjugarse no cambian la raíz y siguen la desinencia

de los verbos modelos. Así cantar se conjuga como amar; comer se conjuga como

temer y vivir como partir.

Verbos irregulares: son irregulares los verbos cuya conjugación no se ajusta a los

paradigmas de los verbos modelos. La irregularidad verbal puede agruparse en tres

clases básicas:

* Vocálica: puede ser alternancia entre vocales –pedir-pido-, o entre vocal y diptongo

–contar-cuento-.

* Consonántica: pueden llevar la adición de alguna consonante –nacer-nazco-, o la

sustitución de una consonante por otra –hacer-hago-.

* Mixta: contienen tanto una sustitución vocálica como una consonántica –decir-digo-.

Existen, también, las irregularidades que son resultado de la existencia de raíces

supletivas, o sea, la existencia de dos o más raíces distintas en un mismo verbo –

somos-fuimos-, -ir-iré-voy-.

A los verbos defectivos, se los considera irregulares. Su irregularidad consiste en la

ausencia de algunos tiempos verbales. Por ejemplo:

* Verbos referidos a fenómenos de la naturaleza –amanecer, -anochecer, -llover, -

nevar, se conjugan en 3º persona del singular.

* Verbos que no predican de personas, sino de sucesos –acaecer, -acontecer, -

atañer, -concernir, -ocurrir y urgir-.

* El verbo acostumbrar y soler se emplean en perífrasis de infinitivo y solo se

conjugan en presente del indicativo, presente del subjuntivo, pretérito imperfecto del

indicativo y pretérito perfecto compuesto. –Acostumbro, suelo; -acostumbre, suela; -

acostumbraba, solía; -he acostumbrado, he solido-.

36


Verbos irregulares: enredar, esconder, pasear, errar, herrar, discernir, verter,

engrosar, torcer, conocer, satisfacer, dirigir, adquirir, querer, caber, inmiscuir, valer,

contraer, abstraer, convenir, prever, rever, poseer, proveer evacuar, foliar, variar, etc.

Observación: Se transcribe el paradigma de los verbos regulares modelo,

recomendando completar los verbos irregulares en La Nueva Gramática Básica de la

Lengua Española .

PARADIGMA DE VERBOS REGULARES

PRIMERA CONJUGACIÓN: VERBO AMAR

MODO INDICATIVO

Presente Pretérito Pret. Perfecto Futuro Condicional

Imperfecto Simple

yo amo amaba amé amaré amaría

tú amas amabas amaste amarás amarías

él ama amaba amó amará amaría

nos amamos amábamos amamos amaremos amaríamos

vos amáis amabais amasteis amaréis amaríais

ellos aman amaban amaron amarán amarían

37


Pret. Perf. Compuesto Pret. Pluscuamperfecto Pret. Anterior

yo he amado había amado hube amado

tú has amado habías amado hubiste amado

él ha amado había amado hubo amado

nos hemos amado habíamos amado hubimos amado

vos habéis amado habíais amado hubisteis amado

ellos han amado habían amado hubieron amado

Futuro Perfecto Condicional compuesto

yo habré amado habría amado

tu habrás amado habrías amado

él habrá amado habría amado

nos habremos amado habríamos amado

vos habréis amado habríais amado

ellos habrán amado habrían amado

MODO SUBJUNTIVO

Presente Pret. Imperfecto Futuro

yo ame amara /amase amare

tú ames amaras/amases amares

él ame amara/amase amare

nos amemos amáramos/amásemos amáremos

vos améis amarais/amaseis amareis

ellos amen amaran/amasen amaren

38


Pret. Perfecto Pret. Pluscuamperfecto Futuro Perfecto

yo haya amado hubiera/hubiese amado hubiere amado

tú hayas amado hubieras/hubieses amado hubieres amado

él haya amado hubiera/hubiese amado hubiere amado

nos hayamos amado hubiéramos/hubiésemos amado hubiéremos amado

vos hayáis amado hubierais/hubieseis amado hubiereis amado

ellos hayan amado hubiera/hubiesen amado hubieren amado

MODO IMPERATIVO

ama tú

ame él

amemos nos

amad vos

amen ellos

SEGUNDA CONJUGACIÓN: VERBO TEMER

MODO INDICATIVO

Presente Pretérito Pret. Perfecto Futuro Condicional

Imperfecto Simple

yo temo temía temí temeré temería

tú temes temías temiste temerás temerías

él teme temía temió temerá temería

nos tememos temíamos temimos temeremos temeríamos

vos teméis temíais temisteis temeréis temeríais

ellos temen temían temieron temerán temerían

39


Pret. Perf. Compuesto Pret. Pluscuamperfecto Pret. Anterior

yo he temido había temido hube temido

tú has temido habías temido hubiste temido

él ha temido había temido hubo temido

nos hemos temido habíamos temido hubimos temido

vos habéis temido habíais temido hubisteis temido

ellos han temido habían temido hubieron temido

Futuro Perfecto Condicional compuesto

yo habré temido habría temido

tu habrás temido habrías temido

él habrá temido habría temido

nos habremos temido habríamos temido

vos habréis temido habríais temido

ellos habrán temido habrían temido

MODO SUBJUNTIVO

Presente Pret. Imperfecto Futuro

yo tema temiera/temiese temiere

tú temas temieras/temieses temieres

él tema temiera/temiese temiere

nos temamos temiéramos/temiésemos temiéremos

vos temáis temierais/temieseis temiereis

ellos teman temieren/temiesen temieren

40


Pret. Perfecto Pret. Pluscuamperfecto Futuro Perfecto

yo haya temido hubiera/hubiese temido hubiere temido

tú hayas temido hubieras/hubieses temido hubieres temido

él haya temido hubiera/hubiese temido hubiere temido

nos hayamos temido hubiéramos/hubiésemos temido hubiéremos temido

vos hayáis temido hubierais/hubieseis temido hubiereis temido

ellos hayan temido hubiera/hubiesen temido hubieren temido

MODO IMPERATIVO

teme tú

tema él

temamos nos

temed vos

teman ellos

TERCERA CONJUGACIÓN: VERBO PARTIR

MODO INDICATIVO

Presente Pretérito Pret. Perfecto Futuro Condicional

Imperfecto Simple

yo parto partía partí partiré partiría

tú partes partías partiste partirás partirías

él parte partía partió partirá partiría

nos partimos partíamos partimos partiremos partiríamos

vos partís partíais partisteis partiréis partiríais

ellos parten partían partieron partirán partirían

41


Pret. Perf. Compuesto Pret. Pluscuamperfecto Pret. Anterior

yo he partido había partido hube partido

tú has partido habías partido hubiste partido

él ha partido había partido hubo partido

nos hemos partido habíamos partido hubimos partido

vos habéis partido habíais partido hubisteis partido

ellos han partido habían partido hubieron partido

Futuro Perfecto Condicional compuesto

yo habré partido habría partido

tu habrás partido habrías partido

él habrá partido habría partido

nos habremos partido habríamos partido

vos habréis partido habríais partido

ellos habrán partido habrían partido

MODO SUBJUNTIVO

Presente Pret. Imperfecto Futuro

yo parta partiera/partiese partiere

tú partas partieras/partieses partieres

él parta partiera/partiese partiere

nos partamos partiéramos/partiésemos partiéremos

vos partáis partierais/partieseis partiereis

ellos partan partieren/partiesen partieren

42


Pret. Perfecto Pret. Pluscuamperfecto Futuro Perfecto

yo haya partido hubiera/hubiese partido hubiere partido

tú hayas partido hubieras/hubieses partido hubieres partido

él haya partido hubiera/hubiese partido hubiere partido

nos hayamos partido hubiéramos/hubiésemos partido hubiéremos partido

vos hayáis partido hubierais/hubieseis partido hubiereis partido

ellos hayan partido hubiera/hubiesen partido hubieren partido

MODO IMPERATIVO

parte tú

parta él

partamos nos

partid vos

partan ellos

TEMA III

SINTAXIS

NOCIÓN DE LOS ELEMENTOS ORACIONALES

La oración: Según la RAE, la oración “es una construcción formada normalmente por

la unión de dos funciones sintácticas: el sujeto y el predicado”.

43


Cuando definimos la palabra en la unidad de Morfología, dijimos que es la unidad

mayor de la morfología y la menor unidad de la sintaxis, y que la sintaxis es “la parte

de la gramática que estudia las formas en que se combinan las palabras y los grupos

de palabras, así como las oraciones que estas crean”. Podemos decir entonces, que

la oración, como construcción sintáctica, es la unidad de la Sintaxis.

Clasificamos las oraciones, según su estructura sintáctica, en Unimembres- las que

poseen un solo miembro y no se las puede dividir en sujeto y predicado- o

Bimembres- las que poseen dos miembros y se las puede dividir en sujeto y

predicado.

Son oraciones unimembres los siguientes ejemplos:

* Horas de trabajo.

* La última campanada de la tarde.

*La cena.

Si bien hay gramáticos que consideran que estas oraciones no son unimembres, ya

que el verbo no está implícito pero se puede deducir, nosotros las seguiremos

clasificando así por razones didácticas.

También son oraciones unimembres las denominadas Impersonales, cuyo núcleo es

un verbo impersonal (-haber y hacer en 3ª pers. sing. y ser referido al tiempo-), al que

no se le identifica sujeto. Lo mismo con los verbos de naturaleza –tronar, nevar,

llover, granizar, oscurecer-

-Hubo dificultades.

-Hace calor.

-Es temprano.

-Relampaguea desde esta mañana.

Son oraciones bimembres las que poseen la estructura sujeto-predicado, las que

poseen sujeto tácito y las de predicado nominal o adverbial, cuyo verbo está elidido.

-Juan corre.

-Corre.

-El traje, roto y sucio. -El niño, allí. (La coma sustituye al verbo “estar”)

44


Las oraciones por sus construcciones gramaticales pueden expresar de manera

diferente los argumentos del verbo. Tradicionalmente, clasificamos estas oraciones

en oraciones de voz Activa o Pasiva, según el sujeto realice la acción verbal- sujeto

activo o agente- o la reciba –sujeto paciente-.

Voz activa: -Juan armó un avión. -Juan- sujeto activo o agente.

Voz pasiva: -El avión fue armado por Juan. --El avión-sujeto paciente. C. Agente

La voz pasiva se forma con el verbo auxiliar ser + el participio del verbo principal.

-El verbo ser respeta el tiempo de la voz activa

El Sujeto

El sujeto, también llamado sintagma nominal, es de quién hablamos en la oración,

sea persona, cosa, acontecimiento o suceso. La función sintáctica del sujeto es la

concordancia con el verbo. El sujeto puede ser un sustantivo o nombre, un grupo

nominal, una forma pronominal expresa o estar elidida, en este último caso lo

llamamos sujeto Tácito ya que carece de expresión fónica y/o gráfica y se recupera

por el texto precedente o por la desinencia verbal. Si está escrito le llamamos

Expreso

-Los deportistas practicaron toda la tarde. -Terminaron cansados.

El núcleo del sujeto es siempre un sustantivo, pronombre o palabra sustantivada.

Acorde al número de sus núcleos lo clasificamos en:

Simple: posee un solo núcleo. -Las estrellas te lo dirán.

N

Compuesto: posee dos o más núcleos. -Las estrellas y los astros te lo dirán.

N N

Si el núcleo no posee modificadores lo clasificamos Incomplejo, si los posee,

Complejo.

Incomplejo: -María llegará tarde.

45


Complejo: -La caprichosa María llegará tarde.

Mod.

Modificadores del núcleo del sujeto

Al estudiar el sustantivo observamos que este podía expandirse o limitar su

significado a través de modificadores, palabras que lo rodean y son dependientes de

él, a su vez cuando estudiamos las diferentes categorías gramaticales vimos, en

algunas, su relación con el sustantivo.

• Modificadores directos: modifican al núcleo sin preposición.

-los determinativos, ya sean determinantes y/o cuantificadores, reducen la

extensión significativa del sustantivo y forman expresiones referenciales.

-Los siete días de la semana son muy cortos.

det. cuant. N

-los adjetivos y participios o grupos adjetivales, añaden al significado del núcleo

una propiedad calificativa, limitando la extensión del significado del núcleo.

-El débil árbol tapado de pájaros es tuyo.

adj. N gr. adjetival

• Modificadores indirectos: modifican al núcleo y entre él y el modificador, hay una

preposición.

-La mesa de madera de ébano... -La puerta de madera...

gr. prep. compl.

• Aposición: cuando un sustantivo o un grupo nominal incide sobre otro.

-Córdoba, la docta,...

Ap.

• Construcción comparativa: es un sustantivo o grupo nominal introducido por la

conjunción como o cual, que modifica al núcleo estableciendo una comparación con

él.

Córdoba como gran ciudad ...

Const. Com

46


CONCORDANCIA SUJETO-VERBO

Para que lo enunciado por la lengua española sea correcto, hay categorías

gramaticales que deben adecuarse entre sí, concordar. El sujeto concuerda con el

verbo, núcleo del predicado verbal, en persona y número.

Concordancia de persona:

Al pronombre personal -usted- y las fórmulas que expresan cortesía o respeto, le

corresponde la 2º persona del discurso, pero la 3ª persona gramatical.

-Usted tiene buena presencia. Usted, su señoría...,2º persona del discurso

Se emplea también la 3ª persona verbal, cuando el que habla se refiere a sí mismo.

-El abajo firmante se dirige a usted.....

Si el sujeto se forma con la 1ª persona y 2ª y/o 3ª, corresponde el verbo en 1ª p.

plural

-Tú y yo hablaremos por la tarde.

Si el sujeto se forma con 2ª y 3ª persona, corresponde el verbo en 2ª persona plural,

o la 3ª donde no se usa el vosotros.

- Ella y vos deberán estudiar más.

Concordancia de número:

El Sujeto simple concuerda con el verbo en singular.

-La novela pertenece al género narrativo.

El Sujeto compuesto concuerda con el verbo en plural.

-Las novelas, cuentos, fábulas y mitos pertenecen al género narrativo.

Excepciones: pueden concordar en singular, cuando el hablante entiende que los

dos núcleos o grupos nominales forman una sola construcción compleja

-Será autorizada la carga y descarga de material. O –Les encanta el sol y la playa.

47


Con los grupos nominales pospuestos se aceptan las dos opciones.

-Les encantan el sol y la playa.

Los grupos nominales coordinados mediante la conjunción –ni- admiten en posición

posverbal la concordancia en singular:

-No vino ni Juan ni María.

Pero si uno de los elementos coordinados presenta rasgos de 1ª o 2ª persona, se

exige el plural de dicha persona.

-No llegaremos a un acuerdo ni tú ni yo.

En la concordancia con géneros neutros predomina el singular,

-Me desagrada lo uno y lo otro.

si se utiliza el plural debe ser con núcleos que representan grupos o conjuntos.

-Conviven lo privado y lo público.

Cuando el sujeto es una construcción partitiva, el verbo puede concordar en singular,

con el núcleo o, en plural con el complemento.

-La mitad de los manifestantes –realizó/realizaron disturbios.

Cuando en el sujeto el núcleo es un nombre cuantificador –grupo, conjunto, montón,

puñado- o un nombre clasificador- clase, especie, género, tipo- y su modificador

carece de determinante – un enjambre de niños- El verbo puede ir en singular o en

plural.

-Un conjunto de personas visitó/visitaron el museo.

Pero si el núcleo está definido, deja de ser un cuantificador e impone su concordancia

al verbo.

-Este conjunto de personas visitó el museo. –No admite el verbo en plural.

Los rasgos de plural de los sustantivos en función de predicativos, se imponen en el

verbo copulativo a los sujetos neutros.

-Todo eran habladurías.

48


Pero si el sujeto está formado por grupos nominales no neutros, puede estar el verbo

en singular o plural.

-Su mayor ilusión sería/serían unas semanas de descanso.

El Predicado

El predicado designa la expresión gramatical cuyo contenido se atribuye al referente

sujeto. Concuerda con el núcleo del sujeto, en persona y número.

Si el núcleo del predicado es un verbo conjugado, lo llamamos Predicado Verbal, y lo

llamamos No Verbal, si el núcleo no es un verbo conjugado.

Predicado Verbal: -El perro ladra.

VN

Predicado no verbal, puede ser:

- Nominal, cuando su núcleo es un sustantivo, un adjetivo o construcción

equivalente:

-El traje, roto y sucio. -El juego, un misterio.

N N N

-Adverbial, cuando su núcleo es un adverbio o grupo adverbial:

-El traje, acá. -Después del cruce, el pueblo.

N N

Al igual que el sujeto lo podemos clasificar por la cantidad de núcleos en:

Simple: posee un solo núcleo. –El joven estudia.

N

Compuesto: posee dos o más núcleos: -El joven estudia y trabaja.

N N

Por sus complementos, a su vez, clasificamos al predicado como:

Incomplejo: cuando su núcleo no posee complementos. –Juan trabaja.

N

49


Complejo: cuando posee complementos. – Juan estudia todo el día.

N Compl.

Complementos del núcleo del predicado verbal

• Objeto o Complemento Directo: es un sustantivo sobre el que recae la acción

verbal. Puede reemplazarse por las formas pronominales –lo, los, la, las-. Se

transforma en sujeto de la voz pasiva. Responde a la pregunta ¿Qué es lo...? + el

participio del verbo. -¿Qué es lo encontrado?

-Yo encontré mi libro. –Yo lo encontré. Voz pasiva – El libro fue encontrado por mí.

El Objeto Directo puede llevar la preposición –a- cuando se trata de persona o cosa

personificada. –Busco a mi perro. –Lo busco.

• Objeto o Complemento Indirecto: es un sustantivo que señala a quién recibe la

acción verbal. Puede reemplazarse por las formas pronominales –le, les- y a veces -

se- . Está introducido por la preposición –a- o –para-. Responde a la pregunta ¿A o

para quién...? + el verbo. ¿A o para quién lee?

-Pedro lee cuentos a sus hijos. --Pedro les lee cuentos.

• Complementos circunstanciales: son los que especifican las circunstancias, de

tiempo, lugar, compañía, instrumento, cantidad, modo, finalidad, causa...., que

acompañan a las acciones o procesos denotados por el verbo. Son adverbios, frases

adverbiales o sustantivos con preposición. Cada uno responde a una pregunta

particular.

Compl. Circunstancial Pregunta Ejemplo

De tiempo ¿cuándo + el verbo? Viajó ayer

De lugar ¿dónde + el verbo? Lo vi en Buenos Aires.

De modo ¿cómo + el verbo? Vino inmediatamente.

De compañía ¿con quién + el verbo? Salió con su madre.

50


De instrumento ¿con qué + el verbo? Suelda con estaño.

De fin ¿para qué + el verbo? Estudia para saber.

De causa ¿por qué + el verbo? Vamos al cine por placer.

De afirmación -------------------------- Sí, estudió mucho.

De negación -------------------------- Jamás iré.

De duda -------------------------- Tal vez vaya.

• Complemento Predicativo: es un adjetivo, sustantivo o palabra equivalente que

modifica al verbo y a un sustantivo a la vez. Si el sustantivo modificado es el núcleo

del sujeto lo llamamos Subjetivo, si modifica al complemento directo, lo llamamos

Objetivo.

El predicativo subjetivo, puede ser a su vez obligatorio, cuando la oración lleva

verbos copulativos –ser, estar, yacer, parecer, semejar, resultar...- o no obligatorio

cuando su verbo es no copulativo, es decir predicativo.

-Los profesionales son responsables. -El joven estudia concentrado.

Pred. S. Obl. Pred. S.No Obl.

-Lo compraste caro.

Pred. Obj.

• Complemento de régimen: son sustantivos o palabra equivalente introducidas

por una preposición impuesta por el verbo. Son necesarios con ciertos verbos para

completar su sentido. (- adelantarse a, arrepentirse de, preocuparse por, equivaler a,

versar sobre...)

-Juan acabó con la prisa. -Arremete contra todo.

CR CR

• Complemento agente: es un modificador del verbo, que estando en el predicado

realiza la acción verbal. Solo se utiliza en la Voz Pasiva y está introducido con la

preposición –por. Se presenta en oraciones con verbos pasivos- auxiliar ser +

participio del verbo de la voz activa-

51


-El incendio fue apagado por los bomberos.

C Ag.

Oración Simple y Oración Compuesta

La oración como unidad de significado, tiene autonomía sintáctica- dada por el puntoy

figura tonal propia, en cambio la Proposición es una unidad de significado, pero que

carece de independencia sintáctica y tonalidad propia que forma parte de una oración

que llamamos Compuesta. La Nueva Gramática a las proposiciones las llama

oraciones, nosotros mantenemos la nomenclatura tradicional, para diferenciarlas.

La oración simple, es la que expresa una sola idea, con independencia sintáctica.

-[Pedro trabaja todos los días de la semana.]

La oración compuesta, expresa más de una idea, cada una con su núcleo verbal, en

una sola oración.

-[ (Pedro trabaja en una oficina) y ( su mujer en el banco).]

La oración compuesta puede formarse por coordinación y/o subordinación.

Coordinación, como en el ejemplo anterior o el siguiente que es un ejemplo de

subordinación.

- [La presidenta anunció los aumentos .]

Oración compuesta por coordinación

La coordinación se realiza entre elementos del mismo valor sintáctico, es decir en un

mismo plano de igualdad, para ello se utiliza la yuxtaposición o las distintas

conjunciones.

Tipos de coordinación

52


• Coordinación yuxtapuesta: son las proposiciones unidas entre sí por medio de

una coma o un punto y coma. No hay una palabra que las enlace sino un signo

gráfico de puntuación.

-[(Juan hace deporte),( Marcos lee), (Esteban ve televisión).]

-[(El padre lee el periódico); (la madre ayuda a los niños con sus tareas).]

• Coordinación copulativa: son las proposiciones entrelazadas mediante las

conjunciones – y, e, ni.- Indican suma de elementos.

-[(El jefe da órdenes) y (los subalternos las ejecutan).]

-[(Laura es difícil) e (Irene lo es más).]

La conjunción ni se utiliza cuando la primera proposición aparece como una

negación.

-[(Sofía no vino) ni (María llamó).]

Puede aparecer ante cada uno de los miembros proposicionales.

-[Ni (Sofía vino) ni (María llamó).]

• Coordinación disyuntiva: son las proposiciones unidas con las conjunciones –o,

u-. Se opta por una de las posibilidades presentadas.

-[(Estudiará medicina) o (se inclinará por enfermería).]

-[(Susana leerá el discurso) u (Horacio lo hará).]

• Coordinación adversativa: solo puede entrelazar dos proposiciones y se plantea

una objeción o exclusión a una de ellas. Nexos: -pero, mas, sino-.

-[(Juan es muy bueno) pero (tiene muchos problemas).]

La conjunción mas, equivale a pero, es más usada en la lengua escrita de estilo

formal.

-[(Lo busqué,) mas (no lo hallé).]

Con la conjunción sino, la primera proposición es negativa y refuta una opinión

expresa o implícita.

-[(No fue la niña) sino (su hermano).]

Para no confundir los adversativos mas y sino, se los puede reemplazar por pero.

53


• Coordinación consecutiva: Solo se pueden entrelazar dos proposiciones, donde

la segunda expresa una consecuencia de lo dicho en la primera. Los nexos son: -

pues, con que, así que, por consiguiente, de modo que, en consecuencia, por lo

tanto, entonces, luego...-

-[(Estamos retrasado) por consiguiente (apúrense).]

-[(Estudió mucho) así que (el concurso lo aprobará).]

Oración compuesta por subordinación

En la oración compuesta por subordinación se diferencia una oración principal y una

proposición subordinada. En algunas de ellas, la subordinada se halla inserta,

incrustada en la principal, forma parte de ella y desempeña alguna función sintáctica

–sujeto, complemento directo, término de complemento...-. Pero hay otras que no

están incluidas en la principal, y todo el enunciado en su conjunto da sentido a la

oración. El término subordinada, implica dependencia, por lo tanto no poseen el

mismo valor sintáctico como en las oraciones coordinadas.

Presentamos la clasificación tradicional de subordinadas por no estar generalizada

aún, la nueva clasificación propuesta por la RAE.

Proposiciones incluidas sustantivas

Se denominan proposiciones porque, como ya dijimos, no tienen independencia

sintáctica. La llamamos incluidas porque se presentan dentro de la oración principal y,

sustantiva, porque desempeñan la función de un sustantivo; pueden ser sujeto,

complemento directo, indirecto, término de complemento...

Los elementos que introducen las proposiciones sustantivas pueden ser de dos tipo:

• incluyentes – que y si- que señalan la aparición de la proposición sustantiva,

pero dentro de ella no cumplen función alguna,

-[Ellos creen .]

CD

que estamos en primavera - En el 2º nivel de análisis el nexo

Sub. Sust. no cumple función.

54


-[No sabía .]

CD

si ya había llegado mamá

Sub. Sust

• relativos – quien, quienes, el que, la que, los que, las que, cuanto, cuanta-.

Ellos cumplen dos funciones, señalan la aparición de la proposición dentro de la

oración y, dentro de la proposición cumplen función sintáctica.

-[Te devuelvo .]

CD

lo que me prestaste . Prop. Sub. Sust. en función de CD

CD CI VN

-[ comenzarán a trabajar mañana.]

Sujeto

quienes fueron seleccionados. Prop. Sub. Sust. en función de sujeto.

Sujeto Predicado

- [Trajo cuentos para .]

CI

los que son de corta edad. Prop. Sub. Sust. en función de Term. de CI.

Sujeto Predicado

-[El profesor y sus alumnos hablan de .]

TCC

lo que vieron en el museo. Prop. Sub. Sust. en función de Term. de Compl. Circ.

CD VN CL

Como comprobación para verificar si la proposición es sustantiva, basta con

reemplazarla por algún demostrativo -esto, esa, aquello...- y constatar que la oración

mantenga el sentido.

-Te devuelvo esto.

-Aquellos comenzarán a trabajar mañana.

-Trajo cuentos para estos.

-El profesor y sus alumnos hablan de eso.

Proposiciones incluidas adjetivas

55


Son proposiciones incluidas por lo mismo planteado en las sustantivas, no tienen

independencia sintáctica y están dentro de la oración principal, y son adjetivas porque

desempeñan la función de un adjetivo. Los adjetivos siempre modifican a un

sustantivo, por lo tanto, las proposiciones adjetivas modifican a un sustantivo,

cualquiera sea su función sintáctica, que será el antecedente de dichas

proposiciones. Siempre se presentan encabezadas por un relacionante que es un

relativo (se los estudió como pronombres relativos en la página 24; la Nueva

Gramática denomina a estas proposiciones “subordinadas relativas”), por eso también

se las llama relativas. Estos encabezadores reemplazan al antecedente –sustantivo- y

por ello cumplen función sintáctica dentro de la subordinada. El relativo cuyo es un

caso especial ya que concuerda con su consecuente que está dentro de la

proposición misma, y su función es de adjetivo.

Las proposiciones adjetivas se clasifican en:

• explicativas cuando aparecen gráficamente entre comas, ya que se utilizan para

agregar un dato accesorio a la significación de su antecedente, si se las suprime el

sentido global de la oración no se modifica.

-[El libro,< que posee tapas rojas>, es de Pedro.] Prop. Sub. Adj. Exp.

Ant.

• especificativas cuando determinan con precisión de quién o de qué se está

hablando, porque se aclara o especifica su sujeto o tema.

-[Las personas pasen a la sala.] Prop. Sub. Adj. Esp.

Ant.

Los encabezadores de subordinadas adjetivas, en relación con su antecedente se

agrupan en:

-variables:-quien (varía en nº), cual (varía en género y nº) y cuyo (varía en género

y nº con su consecuente)

-[En el camino encontró a Pedro .] Prop.Sub.Adj. Esp.

Ant.

-[El auto no puede avanzar]

Con.

56


-invariables:- que, cuando, donde, como- (el relacionante no cambia de número ni

de género para concordar con el antecedente.

-[La casa, , es de mis abuelos.] Sub. Adj. Exp

Ant

Proposiciones adverbiales

Se denominan así las que funcionan en la oración principal como adverbios.

Tradicionalmente se las divide en dos grupos.

Proposiciones adverbiales del primer grupo: son las que cumplen función de

complemento circunstancial dentro de la oración por eso se las clasifica en

• Proposición Adverbial de lugar, cuyo nexo es el adverbio –donde- y funciona

como tal en la proposición.

-[Los niños corrían .] P. Adv. de lugar

CL

- donde había juegos infantiles

CL

Para comprobar su función podemos reemplazarla por un adverbio de lugar:

-[Los niños corrían allí.]

• Proposición Adverbial de causa, sus nexos son:- porque, puesto que, como, ya

que, pues-.

-[No irá al campo .] P. Adv. de causa

CC

- porque está enfermo

CC

• Proposición Adverbial de modo, cuyos nexos son:- como, según, cual –sin

antecedente.

-[Estudiaba .] P. Adv. de modo

CM

-como le habían enseñado

CM

57


• Proposición Adverbial de tiempo, funciona como un complemento circunstancial

de tiempo. Pueden ser encabezadas por un relativo- cuando-, por un incluyente de

simultaneidad- en ese momento- de anterioridad- antes que- o de posterioridaddespués

que, ni bien, luego que, apenas- o por un gerundio.

-[ encontró a toda su familia.] P. Adv. de Tiempo

CT

Cuando llegó a su casa

CT

-[Todos entraron .] P. Adv. de Tiempo

CT

-[ salió hacia el teatro.] P. Adv. de Tiempo

CT

-[, fue a cenar.] P. Adv. de Tiempo

CT

• Proposición Adverbial de cantidad, aparece encabezado por el determinativo –

cuanto- sin antecedente, que funciona como adverbio en la proposición. Cumple la

función sintáctica de un complemento circunstancial de cantidad.

-[Estudió .] P. Adv. de Cantidad

CC

Proposiciones adverbiales del segundo grupo: A diferencia de las anteriores, este

grupo no cumple función de circunstanciales, por eso la Nueva Gramática las estudia

por separado, ya que no son adverbiales. No cumplen por lo tanto una función

sintáctica en la oración principal, sin embargo sí lo hace en el sentido global de la

oración. Tradicionalmente se llama a este grupo Adverbiales Impropias y se

reconocen tres clases:

• Proposiciones concesivas, señalan una objeción o restricción a lo expresado en

la oración principal. Sus encabezadores no cumplen función sintáctica y son –

aunque, aun cuando, si bien, por más que- . Puede construirse con verbos en

indicativo o subjuntivo.

58


-[ no saldrás esta noche.] P. Adv. Concesiva

Aunque lo pidas con insistencia

-[, saca muy buenas notas.] P. Adv. Concesiva

Por más que estudie poco

• Proposiciones consecutivas, expresan una consecuencia de lo dicho en la

oración principal. El encabezador es –que- y posee un intensificador –tan, tanto...- en

la oración principal.

-[Hacían tanto desorden .] P. Adv. Consecutiva

que les llamaron la atención

• Proposiciones condicionales, indican una condición para que se cumpla lo

expresado en la oración principal. Sus encabezadores-si, con tal que, mientras que,

siempre que- son incluyentes, no cumplen función sintáctica dentro de la proposición.

-[ podrá quedarse con sus amigos.] P. Adv. Condicional

Siempre que avise

Las proposiciones condicionales se pueden construir con verbos en indicativoseñalan

una hipótesis real, si se cumple la proposición, también se cumple lo dicho en

la oración- o, en subjuntivo- hipótesis posible, presenta una eventualidad o posibilidad

de que se cumpla lo dicho en la proposición.

-[ todos lo escucharemos.] Hipótesis real si + Indicativo

-[ el trabajo saldría rápido.] Hipótesis posible si + Subjuntivo

Observación: La proposición condicional nunca se construye con verbo en

condicional. No es correcto- Si sería inteligente no haría esto.

Lo correcto es- Si fuese inteligente no haría esto.

59


FIGURAS SINTÁCTICAS

Hipérbaton: La RAE lo define como “figura de construcción consistente en invertir el

orden que en el discurso deben tener las palabras con arreglo a la sintaxis regular”.

Se refiere a que esta figura rompe el orden lógico de la ubicación de las palabras al

escribirlas. La oración presenta una segmentación ordenada, formada por sujeto

(sintagma nominal) + el predicado (sintagma verbal). Cuando alteramos el orden se

produce el hipérbaton que dificulta la comprensión del mensaje. Cortázar, escritor

argentino, se caracterizó por utilizar esta figura. Como ejemplo podemos dar el

nombre de uno de sus cuentos:

-“Por escrito gallina una”

Elipsis: Es una figura de construcción sintáctica que consiste en omitir una o más

palabras para realizar de forma gramaticalmente correcta, la escritura del mensaje. Si

bien se suprimen palabras el mensaje se comprende igual, ya sea porque se omitió

algo cuya referencia es clara por el contexto, por lo dicho anteriormente, o por frases

hechas cuyo significado se sobreentiende. El ejemplo más claro y estudiado en los

apartados anteriores es el caso del sujeto elidido o tácito. Un ejemplo de frases

hechas:

_¿Qué tal?- , por- ¿Qué tal está, usted?

Pleonasmo: Consiste en emplear en una oración palabras que son innecesarias para

la comprensión de la idea emitida o escrita, pero el sentido es el de dar mayor fuerza

o gracia a la expresión.

-Yo lo vi con mis propios ojos- Tiende a enfatizar la veracidad de lo visto.

Enálage: Consiste en cambiar parte de la oración o accidentes de las palabras por

otras. Es muy común la incorrecta utilización de los tiempos verbales.

-Hubieron muchísimas personas en la fiesta. – por -Hubo muchísimas personas en la

fiesta.

VICIOS SINTÁCTICOS

60


Son errores propios de la sintaxis en las construcciones oracionales. Los más

frecuentes son los siguientes.

Barbarismo: consiste en utilizar incorrectamente, palabras o giros idiomáticos

traducidos de lenguas extranjeras. No se debe confundir con préstamos lingüísticos,

que son palabras de otras lenguas que, por no tener las propias con el mismo

significado, las aceptamos. Muchas veces estos vocablos se adaptan al español en

su grafía –nilón-fútbol...

Galicismos, del francés: el más común es el empleo del que galicado.

-Es en la Facultad de Medicina que se forman doctores. - por–donde...

-Así fue que sucedió todo.- por- como...

-Está con surmenage. – por- agotamiento mental.

Ejemplos de vocabulario: -chef ( primer cocinero), -impasse ( espera), -cognac

(coñac), -boite (club nocturno)...

Anglicismos, del inglés.

-Bristol Hotel – por- Hotel Bristol

-Noviembre 23 de 2011 – por -23 de junio de 2011

-interviú – por –entrevista

-party – por –fiesta, reunión

-camping – por –campamento

-week-end –por- fin de semana

-referee – por- árbitro, juez

-hall – por- vestíbulo, entrada

-cameraman –por – camarógrafo

Italianismos, del italiano.

-Fui de mi madre- por – Fui a lo de ....

-Lo mandé en casa de Pedro – por- ...a casa de Pedro.

-Sotto voce – por – en voz baja

-ravioli- por - ravioles

-citadinos- por - ciudadanos

61


Solecismo: Consiste en romper las reglas de concordancia, construcción o régimen.

Concordancia es la conformidad de accidentes entre dos o más palabras variables,

Todas estas, menos el verbo, concuerdan en género y número, y el verbo, como ya

vimos, en número y persona.

Construcción es el ordenamiento y disposición que deben tener las palabras, en la

oración para poder expresar con ellas claramente todo el significado de un concepto.

Régimen es la dependencia de unos vocablos con otros, generalmente la

preposición. Preposición que pide cada verbo, o caso que pide cada preposición.

Errores de concordancia:

-La profesora estaba media cansada - corresponde el adverbio medio.

-Fue en ese instante donde comprendí lo que pasaba - corresponde cuando

-Es la primer ganadora de la Facultad - corresponde primera.

Errores de régimen:

-Cocina a gas- corresponde ...de gas.

-Quedó de venir hoy- corresponde ...en venir hoy.

-Problemas a resolver- corresponde ...por resolver.

- Me iré por siempre- corresponde ...para siempre.

-De acuerdo a tu pedido- corresponde...con tu pedido.

Errores de construcción:

-Son la una- corresponde...- Es la una.

-Se vende cospeles- corresponde- Se venden cospeles.

-Espero que viniera- corresponde- Espero que haya venido.

-Se alquila departamentos- corresponde – Se alquilan departamentos.

Cacofonía: es la repetición monótona de un mismo sonido. Para evitarla se debe

utilizar sinónimo o/y cambiar el orden de la construcción oracional.

-¿Cómo conseguiste comunicarte con Comodoro Rivadavia? -Transformarla así:

-¿De qué manera lograste comunicarte a Comodoro Rivadavia?-

62


- A Comodoro Rivadavia, ¿de qué manera lograste comunicarte?-

Redundancia: es la repetición innecesaria de conceptos, con distintas palabras,

dentro de una misma oración. Carece del sentido estilístico del pleonasmo.

Son redundancias, por reiterativas expresiones como:

- Hoy día - prever de antemano – Las 12 horas ( Las 12, hace referencia a horas,

de lo contrario diría El 12 ...es un número) – Mendrugo de pan – Prioridad uno...

Anfibología: es una ambigüedad presentada por la construcción de la oración. Es una

expresión que se presta a una doble interpretación.

-Si el hijo no ama al padre es porque se deja llevar por malas compañías.

-Me encontré con Joaquín y su hermano y lo invité a cenar.

En la primera oración no queda claro quién se deja llevar por malas compañías,

¿el padre o el hijo?

En la segunda oración no se sabe quién es el invitado a cenar, ¿Joaquín o su

hermano?

63


Comprensión y composición de textos

TEMA IV

TEXTO 2

Toda lectura, cualquiera sea su motivación, se realiza para comprender. La lectura sin

comprensión no tiene sentido ya que lo que busca el lector es dar significado a lo

leído, poder relacionar lo nuevo con lo ya aprendido y con el objetivo de su lectura.

Leer es interactuar con el texto. No se considera la lectura como una técnica o

habilidad que deba ser reproducida, sino un proceso interaccional entre el lector y el

texto. Es el lector quien construye el significado del texto a partir de estrategias como

el muestreo, anticipación e inferencias, en las que se producen transacciones entre el

pensamiento y el lenguaje.

Muestreo: al leer, el ojo selecciona determinadas marcas del texto y no todas las

letras y signos. Este procedimiento facilita la comprensión, ya que no se detiene en la

decodificación, letra por letra, sino en su contenido.

Anticipación: son las hipótesis o predicciones que todos los lectores formulan sobre el

contenido del texto. Es una actividad permanente y se produce cuando se anticipa

cuál es la palabra que se continúa en la línea siguiente después de un corte, o,

suponer las respuestas a determinadas preguntas. Existen muchas marcas en los

textos que brindan información anticipada y que facilitan la comprensión, por ejemplo:

los títulos, una palabra en negrita o bastardilla, los diferentes formatos o tipologías

textuales. El lector formula una hipótesis y busca indicios en el texto para verificarla o

rechazarla, a medida que lee.

Inferencias: cada lector construye el significado de lo leído según sus conocimientos y

su propósito de lectura. Es importante saber que hay mucha información que no está

presente en el texto y que el lector saca conclusiones gracias a sus saberes o

2

Conceptos extraído de lengua Castellana y literatura de S. Martín, J. Fortuna y otros (1999) TEIDE,

Barcelona (Adaptación)

64


conocimientos previos. Por lo tanto, a lo largo de todo proceso de lectura, el lector

necesita relacionar lo que dice el texto con lo que él ya sabe; y esto se produce

cuando posee algunos conocimientos sobre el tema y tiene claro el propósito de su

lectura.

En Describir el escribir, Cassany afirma que “Las investigaciones demuestran que la

competencia lectora es la habilidad lingüística que está más relacionada con la

expresión escrita”, de ahí la importancia que adquiere la lectura y su comprensión

para la producción de textos escritos.

El reconocimiento de las superestructuras textuales, facilita el desarrollo de

estrategias de producción y comprensión textual. Es importante distinguir las

superestructuras básicas de los textos: narrativa, descriptiva, argumentativa. (No son

material de estudio en este apunte, la conversación y la estructura poética)

El texto definido como la mínima unidad de sentido se caracteriza por poseer

coherencia y cohesión.

La coherencia: es la propiedad del texto que hace que este se interprete como una

unidad de información en la que todos los elementos se relacionan entre sí para

formar el significado global. Esta relación de los elementos constituye la cohesión.

La coherencia entonces, es la propiedad por la que un texto se organiza globalmente

para transmitir un sentido.

La cohesión: es la propiedad por la que las unidades del texto se relacionan. La

conexión se establece entre oraciones, entre oraciones y situación extralingüística,

entre párrafos, entre unidades textuales mayores como apartados o capítulos.

También se establecen relaciones entre los elementos que forman la oración, de los

que se ocupa la gramática, vistos en la bolilla anterior.

Además de la simple repetición, hay dos tipos de relaciones entre los elementos del

texto: las referenciales, en las que un elemento se refiere a otro sustituyéndolo con

procedimientos gramaticales y las de conexión, en las que dos ideas se relacionan a

través de conectores.

Las relaciones referenciales

• Procedimientos gramaticales:

65


- La deixis es el mecanismo por el que el texto se refiere a elementos de la

situación lingüística. Los deíticos son pronombres o adverbios que sitúan el tema del

que se habla –persona, objeto, acto...- en el tiempo y en el espacio. Son deíticos los

pronombres personales, pronombres y determinantes posesivos y demostrativos: yo,

tú, él, este, ese, mi, tu...; y los adverbios, locuciones o sintagmas adverbiales: -aquí,

allí, ahora, hace un rato, anteayer.... En el centro del discurso se sitúa el emisor, que

es el punto de referencia de persona, tiempo y espacio en el texto, que se articula

desde su yo, aquí y ahora.

Esta mañana yo no he salido a realizar mi caminata matinal, ¿la has hecho vos?

No, porque ella no me ha dejado salir de aquí.

-La anáfora es la relación entre un elemento llamado antecedente y otro que

aparece después sustituyéndolo. Este último es normalmente un pronombre, o un

determinante o adverbio de lugar.

Érase que en Londres vivían, no ha medio siglo, un comerciante y un artífice de

pierna de palo, famosos ambos: el primero, por sus riquezas, y el segundo, por su

rara habilidad en su oficio. Y basta decir que esta era tal, que aun los de piernas

más ágiles y ligeras envidiaban las que solía hacer la de madera.

En el ejemplo anterior, a través de sustituciones gramaticales- los pronombres o

determinantes subrayados- el autor va refiriéndose a los personajes y objetos, sin

necesidad de repetir palabras –comerciante, artífice o pierna- y así se cohesiona el

texto.

-La catáfora es la relación que se da entre un elemento y otro que aparece

después en el texto. Se suele introducir con una coma o con dos puntos, y con

expresiones del tipo – lo que sigue a continuación..., veamos un ejemplo...-

-Hay otros factores que condicionan el interés: por ejemplo, las noticias...

-La elipsis es la supresión de un elemento conocido que aparece muy cerca en el

texto, y gracias al contexto es fácilmente recuperable. La elipsis es el elemento de

referencia más habitual.

66


Puede ser oracional: ¿No vas al cine? No (voy al cine); nominal: María lee y

(María) escribe muy bien y verbal: Ayer yo fui al cine. Yo también (fui al cine).

• Procedimiento de sustitución léxico –semántica:

-La sustitución léxica es la relación que se da por la sustitución de una palabra por

otra que es un sinónimo, hiperónimo, hipónimo o antónimo. La sustitución puede

darse, también, entre un nombre propio y su común, o a través de una perífrasis,

metáfora o metonimia. El contexto es el que hace posible la sustitución, porque es en

este se concretan los rasgos de significación comunes.

-Tengo once hijos, tres gatos, dos perros, tres peces, un conejo y un loro. Con los

niños las cosas me van muy bien, pero con los animales, un capricho de mi

esposa, tengo muchos problemas.

Los hipónimos hijos, gatos, perros.., se sustituyen por los hiperónimos niños y

animales.

-Hay una diferencia radical entre las letras y las imágenes. El universo del

televidente es dinámico, mientras que el del lector es estático. La televisión

privilegia la gratificación sensorial, visual y auditiva, mientras que el libro privilegia

la reflexión.

Lo subrayado actúa como expresiones sinónimas, aunque no son sinónimos en

sentido estricto, porque aluden a la misma realidad. -Las letras...del lector...el libro- y

las expresiones -las imágenes, El universo del televidente..., el televisor.

Las relaciones de conexión

Los conectores, también llamados marcadores textuales sirven para la cohesión

textual. Estos son elementos que enlazan las unidades del texto- oraciones, párrafos,

apartados...- ordenándolas y estableciendo una relación significativa entre ellas. Las

relaciones pueden ser de causa-efecto, temporal, espacial, de síntesis. De

ordenación, etc. Los conectores no pertenecen a una categoría gramatical específica,

pueden ser conjunciones- y, pues- , adverbios- porque, después...-, locuciones

conjuntivas o adverbiales- siempre que, no obstante, aun así...-, e incluso oracionespodemos

añadir que...-

67


Los conectores, que sirven de guía para la comprensión textual, pueden clasificarse

de varias maneras ya que son muchos y muy diversos. Presentamos algunos

agrupados temáticamente.

Tema Conector

Introducción a tema

nuevo

el objetivo principal..., con respecto a..., en relación con...,

acerca de....

Ejemplo- detalle ejemplo..., como muestra..., así..., pongamos por caso...

Aclaración-continuación es decir..., en otros términos...,mejor dicho..., además...,

volviendo a la cuestión..., como estábamos diciendo...

Resumen-conclusión brevemente..., en pocas palabras..., para finalizar ...,

en conclusión...

Oposición-contraste pero..., sin embargo..., de todos modos...

Exclusión de ninguna manera..., al contrario..., al margen de...,

contrariamente...,

Espacio hasta aquí..., en el punto anterior...

Causa-efecto pues, porque, en consecuencia, por lo tanto...

Temporales entonces, luego, al otro día, hasta el momento...

De orden en primer lugar..., en segundo lugar..., por una parte...,

por otra..., por último...

En el siguiente fragmento del libro El amor en los tiempos de cólera, de Gabriel

García Márquez, queda evidenciado el uso de algunos de ellos.

“Esa noche, a los cuarenta y ocho años, se hizo cortar las escasas pelusas que le

quedaban en los aladares y en la nuca, y asumió a fondo su destino de calvo

absoluto. [...] Hasta entonces no se quitaba el sombrero ni siquiera dentro de la

oficina, pues la calvicie le causaba una sensación de desnudez que le parecía

indecente. Pero cuando la asimiló a fondo, le atribuyó virtudes varoniles de las cuales

había oído hablar, y que él menospreciaba como puras fantasías de calvos. Más

tarde se acogió a la nueva costumbre de cruzarse el cráneo con los cabellos largos

de la crencha derecha, y nunca más la abandonó.”

68


Significado de las palabras y su relación con el texto

Comprensión Lingüística

La palabra es un signo lingüístico y, como tal, está compuesto de un significante y un

significado. La semántica es la ciencia que estudia el significado de las palabras y

las relaciones que se establecen entre ellas a través de sus significados.

En el significado de las palabras podemos distinguir dos tipos de información: la

denotación y la connotación.

La denotación es el significado objetivo que tiene una palabra, la que es común a

todos los hablantes de una misma lengua y está registrada en los diccionarios. Por

ejemplo, navegar tiene, entre otros, el significado denotativo que registran los

diccionarios: “Viajar o ir por el agua en una embarcación”.

Para algunos hablantes navegar tiene asociado valores de aventura, placer,

vacaciones, descanso..., pero para otros puede sugerirles riesgo, peligro, temor,

mareo, inseguridad... Esta serie de significados subjetivos, añadidos a la denotación

y que no figuran en el diccionario, reciben el nombre de connotación.

Las connotaciones de una palabra, están relacionadas con el contexto lingüístico o

la situación comunicativa: cultura, ideología, religión, intencionalidad, lugar donde

se desarrolla la comunicación, etc.

Por ejemplo, el uso de la palabra víbora en el contexto lingüístico –Actuó como una

víbora- tiene connotaciones o significados añadidos de traición, maldad, falsedad...; o

el uso de la palabra revolución variará sus connotaciones en función de la situación

comunicativa, ya que su connotación dependerá de la ideología del hablante:

izquierdista, progresista, conservadora...

Relaciones semánticas

La relación entre significado y significante de las palabras crea una serie de

fenómenos semánticos que podemos enunciar de la siguiente manera:

• Monosemia: llamamos así a la palabra, cuyo significante le corresponde un solo

significado. Son palabras con significado denotativo y se utilizan en el lenguaje

69


científico, ya que este busca la exactitud y la claridad: abdomen, fémur, analgésico...

También se encuentran en el lenguaje común: escritorio, berenjena, termómetro...

• Polisemia: al significante de una palabra polisémica le corresponden dos o más

significados. La mayor parte de las palabras son polisémicas y sus diferentes

significados o acepciones se encuentran en los diccionarios, enumerados bajo el

mismo significante. Con la polisemia se evita la excesiva proliferación de léxico ya

que, sin este fenómeno semántico, se tendría que buscar un significante diferente

para cada significado.

El significado de una palabra polisémica viene determinado por el contexto lingüístico

en que está inserta. Por ejemplo, según el contexto, operación puede significar:

-El médico realizó la operación inmediatamente, para salvar la vida del paciente.

-El economista solicitó una operación financiera riesgosa, para salir de la crisis.

-Si no te concentras en las operaciones matemáticas, los ejercicios no te saldrán.

• Homonimia: se produce cuando dos o más palabras que originariamente tenían

significados y significantes diferentes, por evolución han resultado palabras con

significados distintos y significantes que se escriben igual o de forma parecida y se

pronuncian de forma idéntica.

- rideo del latín, se transformó en río del verbo reír.

- rivus del latín, se transformó en río corriente de agua continua.

-hatta del árabe, se transformo en hasta, preposición.

-hasta, del latín, se transformó en asta, cuerno.

Las palabras homónimas pueden ser:

- Homófonas, si sus significantes se pronuncian igual pero se escriben de forma

distinta. –sabia = persona con muchos conocimientos / savia = líquido que circula por

los vasos de las plantas.

-Homógrafas, si sus significantes se pronuncian y escriben igual: media = mitad

de una cosa / media = vestimenta.

• Sinonimia: Se llama así a las palabras que tienen distinto significante e igual o

parecido significado. Los sinónimos pertenecen a la misma categoría gramatical.

70


Es muy raro que exista la sinonimia total, significados idénticos y por lo tanto que se

puedan intercambiar en cualquier contexto lingüístico, como es el caso de -burro =

asno; oculista = oftalmólogo-. En cambio la sinonimia parcial, es habitual porque

aunque tenga un solo significado, cada una de las palabras sinónimas presentan

matices significativos diferentes, por ejemplo de la palabra alterado, son sinónimos –

conmocionado, inquieto, excitado, sobresaltado, trastornado, enfadado, enojado,

irritado..., y no siempre son intercambiables en el mismo contexto lingüístico.

-Se ha alterado al conocer la noticia- sinónimo enfadado

-El presidente ha alterado su agenda – no es sinónimo enfadado.

Al buscar un sinónimo siempre hay que elegir el que mejor se adecue al contexto

lingüístico y a la situación comunicativa.

• Antonimia: se produce cuando dos palabras tienen significados opuestos.

- bueno / malo; frío / caliente; par / impar; día / noche...

• Hiperonimia e hiponimia: Los hiperónimos son aquellas palabras que por su

mayor extensión significativa incluyen a otro, llamados hipónimos, cuyo significado

posee una extensión más reducida.

El término fruta es el hiperónimo que incluye en su significado a los hipónimos

manzana, mandarina, uva, pera, banana...

Los hiperónimos nos permiten generalizar, y los hipónimos, concretar. Sobre esta

relación, se clasifican muchos de los seres y objetos, en clases y subclases.

El campo semántico

Un campo semántico es un conjunto de palabras de la misma categoría gramatical

que se agrupan bajo un contenido común, y al mismo tiempo, tienen rasgos

significativos propios que las diferencian.

Por ejemplo, el campo semántico de –muebles con patas que sirven para sentarseestá

compuesto de los nombres –silla, sillón, sofá, taburete, asiento, butaca... algunos

de sus rasgos individuales son: silla – asiento con patas, posee respaldo, es

individual; sillón –; sofá –asiento con patas, con respaldo, con brazos, colectivo;

71


taburete - asiento con patas, con respaldo, individual... Como vemos el rasgo común

a todas las palabras es- asiento con patas-, las demás son características o rasgos

individuales.

Con el paso del tiempo, el significado de las palabras puede ir sufriendo variaciones.

Hay palabras que amplían su significado al pasar de un lenguaje específico a uno

común, como es el caso de singular que pasó del específico de la gramática, donde

significa uno solo, a usarse de manera generalizada por los hablantes, con el

significado de poco común , -es una persona singular- . Otras palabras sufren una

restricción del significado, por ejemplo la palabra operación cuando la utilizan grupos

sociales determinados con un lenguaje especializado –operación militar, mercantil,

matemática... Y por último, podemos señalar palabras que adquieren otro significado

cuando se refieren a una realidad que ha evolucionado o desaparecido como es el

caso de azafata que designaba antiguamente a la doncella de la reina, y en la

actualidad, a empleada que atiende a los pasajeros del avión.

Estas variaciones se denominan cambios lingüísticos y pueden deberse por causas

lingüísticas, históricas, sociales y psicológicas.

-Causas lingüísticas: cuando una palabra aparece frecuentemente junto a otra,

puede adoptar el significado de esta última por contagio; por elipsis puro, designa un

determinado tipo de cigarro; danone, designa yogur, etc.

-Causas históricas: las cosas cambian de uso o de forma a lo largo de la historia, pero

se mantienen los nombres que las designan. Antiguamente, la palabra pluma,

designaba la pluma de ave que se utilizaba para escribir; actualmente, designamos

con este término el bolígrafo o estilográfica.

-Causas sociales: a causa de las relaciones entre las personas, las palabras que se

utilizaban en ámbitos restringidos pasan al vocabulario general, o un vocablo de uso

común es tomado en un grupo restringido. Por ejemplo, la palabra divorcio designa

separar judicialmente al matrimonio, y ha ampliado su significado en expresiones

como el divorcio entre los dos grandes partidos políticos es evidente; en cambio, la

palabra lidiar restringe su significado general de lucha, combatir a significar en el

lenguaje taurino luchar con el toro.

72


A veces por convenciones sociales, los hablantes no utilizan ciertas palabras que

están cargadas de connotaciones negativas. Se las denomina generalmente palabras

tabú y se sustituyen por términos más elegantes o menos desagradables llamados

eufemismos. Por ejemplo, las palabras borracho, vejez y ciego se han sustituido por

los eufemismos ebrio, tercera edad y no vidente o invidente.

-Causas psicológicas: otros cambios se realizan por la valoración subjetiva que los

hablantes hacen de la realidad, mediante una asociación mental de dos objetos

denominando uno con el nombre del otro. Esta asociación puede realizarse por

semejanza, cuando se trata de una metáfora, por ejemplo: araña a una lámpara que

sus brazos semejan las patas del animal. Cuando la semejanza se hace por

proximidad, la llamamos metonimia, así la parte de la camisa que está cerca del

cuello humano la llamamos cuello.

Corrección y propiedades en el empleo de la lengua

Se presentan algunos errores comunes en la escritura, para tenerlos en cuenta en el

momento de producir texto.

Anacolutos: en un sentido amplio, llamamos anacolutos a cualquier incoherencia

sintáctica que haya en la oración. Esto sucede cuando no revisamos lo escrito, o nos

expresamos por escrito como hablamos sin tener en cuenta que en la expresión oral

la entonación, el contexto, los gestos, etc., suplen lo que no se expresa.

Ejemplos más frecuentes:

Comenzar una subordinada y no terminarla, o no completar la idea de la oración

principal.

-El escudero llora de pena al saber que, después de estar con su amo tanto

tiempo y con todo lo que lo amaba.

-Los intereses económicos de las grandes potencias, es decir, de los países

industrializados, fundamentalmente exportadores.

Falta de concordancia entre los elementos de la oración:

73


-Una de las guerras más conocidas del siglo XX fue la primera y la segunda

guerra mundial.

Es incorrecto definir un concepto introduciendo cuando y donde tras el verbo ser

-Las palabras homófonas es cuando a un significado corresponden varios

significantes.

Hay palabras que en el lenguaje común utilizamos mal por desconocimiento de su

exacto significado. Esto sucede con expresiones como:

-La situación está en su punto álgido- lo correcto es –La situación está en su

punto culminante. Álgido significa “más frío”

-Tengo una alternativa: esperar.- lo correcto es- Tengo una opción: esperar.

Alternativa exige la posibilidad de elegir entre dos o más caminos.

-Hoy amanecí afónico- lo correcto es- Hoy amanecí disfónico. Afonía significa sin

sonido y disfonía una alteración del sonido.

-Su actitud era deleznable- lo correcto es- Su actitud era despreciable. Deleznable

significa que se rompe, disgrega o deshace fácilmente, de poca resistencia. Ej. –La

construcción era deleznable.

Dequeísmo y queísmo

El uso incorrecto de la secuencia –de que- en las subordinadas sustantivas de sujeto

o complemento directo, cuando la preposición no está exigida o pedida por el

predicado se llama dequeísmo.

-Pienso de que se enteró- por –Pienso que se enteró-

-Me dijo de que los niños la perseguían- por- Me dijo que los niños la perseguían-.

La supresión indebida de la preposición que precede a –que- constituye también un

error llamado queísmo.

-Estoy segura que lo sabe- por- Estoy segura de que lo sabe-.

-Estamos convencidos que lo esperarás- por- Estamos convencidos de que lo

esperarás-.

74


Una forma de constatar si la preposición está correctamente utilizada es realizar la

pregunta a partir de la oración principal. Si esta no contiene la preposición la pregunta

tampoco la tendrá y en su efecto la respuesta carecerá de ella.

-[Pienso (que se enteró)]- pregunta: ¿Qué pienso?...que se enteró.

-[Estamos convencidos de (que lo esperarás)] : ¿De qué estamos convencidos?....

de que lo esperará

Hay verbos que admiten las dos formas de construcción. Por ejemplo:-dudar, advertir,

olvidar, asegurar...-

-Dudo que sea verdad.- Correcto también –Dudo de que sea verdad.-

En general en América, utilizamos la primera formulación.

Categorización de las ideas principales.

Al ver la coherencia de los textos, afirmamos que ella nos permite saber de qué trata

un texto, nos permite extraer su significado. Los textos presentan una organización y

a través de ella se transmite la información que el autor- emisor o escritor nos quiere

dar. Reconocer la organización del texto, su estructura global, implica reconocer la

organización de la información a través de la que se manifiesta el tema.

La presentación de la información nunca se realiza de una sola vez, se va dando

poco a poco y de manera gradual. La progresión temática es el avance de la

información que el texto proporciona al lector, paulatina o progresivamente.

Cuando un emisor escribe un texto se imagina un lector y su saber y adecua la

información para ese lector, por eso en todos los textos hay información ya sabida e

información nueva. En función de la representación del lector, el emisor- escritor irá

expandiendo la información de modo claro y preciso.

La alternancia entre la información conocida y la información nueva no se proporciona

igual en todos los textos. La distribución de la información dependerá de la estructura

textual adoptada por el escritor.

En los textos expositivos es donde más claramente se puede identificar la progresión

temática. Para reconocerla podemos señalar en los textos las ideas principales

presentes en cada párrafo. Este tipo de texto se refiere a un tema unitario

75


desarrollado en uno, varios o todos sus aspectos, dependiendo de la complejidad del

mismo. El tema principal, generalmente, está representado en el título del texto.

Una manera fácil de reconocer las ideas principales es realizar preguntas acerca de

la información leída -¿de qué habla este párrafo?, ¿qué debo tener en cuenta de él?-

Seguramente la respuesta será la idea principal.

Reconocer estas ideas es fundamental para la comprensión, ya que se consideran las

ideas centrales, cuya omisión significaría una pérdida de la información.

En un texto expositivo bien estructurado, se presenta en cada párrafo una idea

principal- que suele estar entre las primeras oraciones- y luego se expande la misma

mediante explicaciones, ejemplos, comparaciones, etc., que son ideas secundarias o

accesorias de la principal. Si se suprimen las ideas secundarias no se pierde

información necesaria para la comprensión global del texto.

Teniendo en cuenta estos conceptos y lo visto en coherencia y cohesión textual,

presentamos un texto expositivo para el reconocimiento de las ideas principales y a

modo de ejemplo, señalamos la del primer párrafo.

Los Nutrientes 3

La fuente primaria de energía es el sol. La luz que éste irradia es captada por los

vegetales verdes durante el proceso de fotosíntesis y de este modo se incorpora a los

sistemas vivientes. Por lo tanto, la ingesta de alimentos es imprescindible para

realizar las funciones vitales.

Pero ¿qué comemos?, ¿sabemos hacerlo? Los animales, guiados por su instinto,

se mantienen con una dieta cualitativa y cuantitativa adecuada, puesto que su medio

ambiente y su nicho ecológico así lo determinan, y no sufren problemas nutricionales,

salvo excepciones; por ejemplo, el caso de un animal doméstico cuyos hábitos

alimenticios modificó el hombre, perjudicándolo. También él se perjudica en muchos

casos, ya sea por exceso o defecto de comida o por no saber combinar los alimentos.

Es fundamental conocer la composición y cantidad de alimentos que requiere el

organismo; de esto se encarga la ciencia de la nutrición, que ha proporcionado las

bases para el estudio del metabolismo, es decir las conversiones químicas que

3

Texto extraído de Agenda de Palabras 3, Sonia Lizarriturri y María Inés Vergara.(2006) Grafo XXI,

Córdoba

76


ocurren a nivel celular. Estas conversiones o transformaciones químicas pueden ser

degradativas, si los componentes orgánicos complejos se convierten en otros más

simples liberando energía como resultado de esta reacción: catabolismo, o bien

puede ser de síntesis, si sustancias sencillas se combinan para dar moléculas más

complejas, requiriendo en este caso energía: anabolismo. Como vemos, estas

reacciones químicas liberan o absorben energía; por lo tanto, se puede entender el

metabolismo como un equilibrio de energía.

Los nutrientes son necesarios para cumplir las funciones vitales de los

organismos. Son utilizados como fuente de energía, formadores y reparadores de

estructuras protoplasmáticas como las mitocondrias, reguladoras de procesos

metabólicos. Los nutrientes son orgánicos e inorgánicos.

Entre los primeros están los hidratos de carbono, los lípidos, las proteínas y las

vitaminas. Los inorgánicos son el agua y los iones minerales. El hombre puede vivir

no más de 4 ó 5 semanas sin ingesta de alimentos, alrededor de 4 días sin agua y

muy pocos minutos sin oxígeno. El agua es el elemento más importante que

constituye el 75 % del peso corporal y el 95 % del peso protoplasmático, un

porcentaje que varía según la edad. Sin agua ningún ser vivo puede existir.

Los alimentos son de origen animal o vegetal y, por distinto que parezcan, todos

nos brindan en distintas proporciones los seis grupos de nutrientes: carbohidratos,

proteínas, lípidos, vitaminas y aun agua y sales minerales. Estos últimos son

inorgánicos, pero están presentes en todos los alimentos. Ninguno, salvo la leche

materna, contiene todos los nutrientes indispensables para mantener una buena

salud, por lo cual es necesaria la asociación de varios. A esto se denomina ración

alimentaria o dieta. Debemos comer diariamente por lo menos dos raciones de

alimentos básicos como la leche y sus derivados, carne, huevos, pescado, frutas

secas y leguminosas o cuatro raciones de hortalizas y frutas frescas y cereales y

panes, realizando los ajustes necesarios según se trate de un niño, un adolescente o

una mujer embarazada.

La alimentación es un tema que interesa a todo el mundo. Para algunos la palabra

“comida” significa la diferencia entre la vida y la muerte, para otros constituye la base

de una vida sana. Básicamente, el acto de comer está determinado por el hipotálamo

lateral, que regula la necesidad imperiosa de ingesta de alimentos y se traduce en

una sensación de hambre.

77


Se procura el mejoramiento de la salud mediante dietas adecuadas a cada

organismo y al trabajo o a la actividad que realiza para evitar los trastornos de la

nutrición y del metabolismo, por escasez o exceso en la incorporación de nutrientes al

organismo, capaz de originar dolencias estructurales, fisiológicas o mentales. Entre

las enfermedades de metabolismo y de la nutrición tenemos la osteoporosis,

diabetes, enfermedades celíacas, obesidad y desnutrición. Aunque de patologías más

complejas también debemos mencionar la bulimia y la anorexia.

Pero falta que la población se motive y tome conciencia para utilizar

correctamente esta información. ¿A quién le compete la divulgación de estos

conocimientos? ¿A los docentes? ¿A los medios de comunicación? ¿O es misión de

todos?

E. Giordano, V. Fernandez de Pereyra Esuivel.( 1999) BIOLOGÍA. Kapelusz, Bs. As. Adaptación

Formas de redacción: narración, descripción, solicitud en 1º y 3º persona, contratos,

actas.

Las estructuras básicas de los textos, es decir, la matriz que les sirve de base al

escritor para expresar sus pensamientos, son fundamentalmente tres: la narración, la

descripción y la argumentación- (esta última la veremos, por su importancia en la

oratoria, durante el curso). El conocer estas estructuras facilita la comprensión y

producción de textos.

Narración

La narración es el relato de una serie de acontecimientos que poseen unidad de

acción y son desarrollados por personajes en un tiempo y en un espacio determinado.

Cuando hablamos de narraciones no ficcionales, nos referimos a las narraciones de

hechos reales como las noticias periodísticas o las narraciones cotidianas; pero, si la

78


ealidad, o el mundo representado donde se desarrollan las acciones, están creados

por un autor, las llamamos creaciones ficcionales o literarias.

La estructura común en la narración es la siguiente:

Introducción-Marco referencial- personajes en un tiempo y espacio determinados

Desarrollo- Secuencias- conjunto de acciones que integran una unidad- generalmente

son acciones en torno a un conflicto (si es cuento) o varios (si es novela) que se

relacionan entre sí. El desarrollo, así planteado es una sucesión de secuencias hasta

llegar al clímax, que presenta el final

Final o cierre-Desenlace del conflicto planteado. Siempre debe ser distinto a la

situación inicial.

En la narración literaria hay que diferenciar autor de narrador. El narrador es la voz

que elige el autor para contar su historia. El narrador puede estar dentro o fuera de la

historia en la que toma una posición o punto de vista determinado. Podemos clasificar

entonces al narrador, según la persona gramatical que adopte para contar y el grado

de conocimiento que tenga sobre lo narrado como:

• Narrador protagonista: escrito en primera persona, participa de la narración como

personaje protagonista o principal.

• Narrador testigo: escrito en 1ª o 3ª persona. El narrador solo cuenta lo que ve y

sabe lo mismo que los demás personajes.

• Narrador omnisciente: escrito en 3ª persona. El narrador sabe todo lo que sucede,

lo que piensan y saben los personajes.

Los personajes por la importancia que adquieren en las secuencias narrativas, se

pueden clasificar en:

• Principales: todo lo narrado ronda en su accionar. Está presente desde la

situación inicial hasta el desenlace ya que sin él la narración no tendría

sentido.

• Secundarios: el accionar de estos personajes dependen del personaje principal.

No suelen estar a lo largo de toda la historia, aunque, algunos, pueden

hacerlo.

79


Las narraciones literarias pueden ser:

Mitos, referido al origen de los dioses, del mundo y/o del hombre.

Leyendas, explican a través del relato, fenómenos naturales u origen de seres

animados como pájaros, plantas, etc. Está ligado a la superstición y lo religioso.

Fábulas, relato breve donde generalmente sus personajes son animales y culminan

con una enseñanza o moraleja

Cuentos, son narraciones breves, con un solo conflicto y pocos personajes.

Novelas, son narraciones más largas donde se presentan varios conflictos y,

generalmente, muchos personajes.

Descripción

La descripción señala características, atribuciones y funciones de una persona, una

cosa o un suceso. Habitualmente se avanza de lo general a lo particular, por ejemplo,

al describir un rostro conviene primero delinear su forma –ovalado, redondo, enjuto- y

luego referirse al cabello, ojos, nariz y labios. Si se describen espacios, como un

edificio, primero se describe desde afuera– la entrada, y la percepción general:

ubicación, estructura, material utilizado en la construcción, fachada, colores, estilo,...luego

su interior de derecha a izquierda – puerta, paredes, ventanas, muebles,...-

El esquema de la descripción se presenta de la siguiente manera:

Introducción- Objeto de la descripción –ser, persona, animal, cosa,...-

Desarrollo- Características- de forma, color, tamaño,...-

- Funciones- utilidad o efecto que produce-

Cierre- Puede ser una evaluación personal o quedar abierto a la valoración del lector.

R. L. Stevenson, presenta en La playa de Falesa, la siguiente descripción que sirve

de ejemplo a este tipo de estructura:

“Vi la playa por vez primera cuando no era ni de día ni de noche. La luna se

estaba poniendo por el Oeste, pero todavía brillaba y aún se la veía con claridad.

Hacia el Este, y justo en el centro de la aurora, completamente rosada, la estrella de

la mañana resplandecía como un diamante. La brisa de tierra adentro nos daba en el

80


ostro y traía consigo un fuerte aroma de limas silvestres y de vainilla; también de

otras cosas, pero esos olores eran los más evidentes; y su frialdad me hizo

estornudar [...] Aquí me iba a encontrar con una nueva experiencia, hasta el idioma

me resultaría desconocido, y el aspecto de los bosques y de las montañas y el

extraordinario olor que salía de ellos dieron nuevo vigor a mi sangre”.

Observación: tanto la descripción como la narración, y en general, en cualquier tipo

de estructura textual, las secuencias suelen mezclarse. No se dan necesariamente

aisladas, un texto narrativo puede poseer secuencias de otro tipo, así como uno

descriptivo puede poseer secuencias narrativas a modo de explicación o

ejemplificación. La clasificación del texto, sin embargo, estará determinada por la

estructura que rige y predomina en él.

Textos administrativos

Los textos administrativos, al igual que los jurídicos, son textos que regulan la

convivencia de los ciudadanos entre sí o del poder del estado con ellos: leyes,

decretos, sentencias, contratos, etc. Estos textos se caracterizan por su estructura

rígida, su objetividad y precisión, su carácter obligatorio, muchas veces, y su

tendencia a la solemnidad.

Cada texto administrativo tiene su estructura propia y fija, con partes bien

diferenciadas, a las cuales se ajustan todos los de su modalidad. Con ello se asegura

una ordenación lógica y progresiva del contenido y una rápida localización de

cualquier punto de interés. Son objetivos ya que no cabe en ellos ningún impulso

afectivo y esta objetividad se manifiesta en el uso de:- oraciones impersonales con

“se”; -la tercera persona de singular o plural, de manera exclusiva; -si se utilizan

adjetivos son especificativos, no epítetos, generalmente abstractos y con significado

neutro; deben expresar las ideas con absoluta exactitud, para evitar ambigüedades y

las interpretaciones contradictorias. Esto último se consigue con un vocabulario

preciso, en el que cada palabra representa un concepto bien definido; frecuentes

enumeraciones para tomar todas las posibilidades sin dejar cabos sueltos;

aclaraciones de términos, para concretar y aclarar los conceptos; tecnicismos

81


pertenecientes a la lengua común, pero con un significado muy específico: vista,

casación, tasación, recurso, acta...

De todos ellos, veremos específicamente los siguientes:

Solicitud en 1ª y 3ª persona gramatical

Las solicitudes y cartas de tipo comercial tienen básicamente la estructura de toda

carta

Lugar y fecha del remitente.

Tratamiento:

Cuerpo..................

..............................................

..............................................

Despedida.

Firma.

P.D.

Pero hay condiciones especiales que deben tomarse en cuenta; fórmulas

consagradas; una especial disposición estética, etc.

Solicitud en 1ª Persona

Al Sr. Director del Colegio Nacional de Monserrat

(Nombre y apellido del rector)

Prof. ...................................................................

De mi mayor consideración.

82

Córdoba, 29 de noviembre de 2011

Me dirijo a usted, a fin de solicitarle tenga a bien

disponer mi reincorporación como alumno regular; motiva esta situación el

haberme excedido en las inasistencias reglamentarias.

Sin más y a la espera de una resolución favorable,

lo saludo con mi mayor respeto.

............................................................

(Firma del alumno y datos necesarios)


Solicitud en 3ª Persona

Al Sr. Director del Colegio Nacional de Monserrat

(Nombre y apellido del director)

Prof. ...................................................................

Lo más frecuente es realizar en 3ª persona este tipo se solicitud, según el modelo

adjunto donde los datos del firmante (nombre, número de documento, etc.), se

colocan al comienzo de la carta.

De hacerse una versión en 1ª persona, habrá que respetar esta redacción a lo largo

de todo el escrito y consignar los datos del solicitante después de la firma.

En las notas en 3ª persona suele omitirse fórmulas de tratamiento, que están

presente en la de 1ª, Por ejemplo “de mi consideración”, “muy señor mío”, etc.

El respeto debido a la persona a quien nos dirigimos impone:

• Fórmulas consagradas de cortesía:

83

Córdoba, 29 de noviembre de 2011

(Nombre y apellido del alumno)

El que suscribe,.......................................................,

alumno de segundo año “B” de la carrera de Martillero y Corredor Público, en el

establecimiento que Ud. dignamente dirige, solicita tenga a bien disponer su

reincorporación como alumno regular; motiva su situación el haberse excedido en

las inasistencias reglamentarias.

con el mayor respeto

A la espera de una resolución favorable, lo saluda

............................................................

(Firma del alumno)


• Una presentación agradable a la vista: el tratamiento destacado de la fecha y del

cuerpo de la carta y este separado de la firma. Respetar sangría y margen.

Observación: Tener en cuenta que una solicitud puede ser redactada en primera o

tercera persona, pero que una vez elegida una u otra forma, deberá mantenerla en

toda la carta, poniendo atención en no mezclar las personas gramaticales.

Actas

Todas las instituciones oficiales- comisiones ministeriales, consejos de rectores de

universidades, etc.,- o privadas- mutuales, consorcios, asociaciones civiles, etc.-, de

carácter colegiado, deben reunirse periódicamente para tomar las decisiones

pertinentes a la actividad que desarrollan, y es necesario que dejen constancia escrita

de lo tratado y resuelto. Estos escritos se denominan actas. En ellas se consigna

habitualmente:

-Lugar, fecha y hora de iniciación de la reunión.

-Nombre y cargo de los concurrentes.

-Orden del día (temas a tratar).

-Resoluciones tomadas, con constancia de disidencias, si las hubiere.

-Horas de cierre de la reunión.

-Firma de los asistentes y aclaración de los nombres.

Modelo de Acta

Acta Nº 17

En córdoba, a veintiún días del mes de noviembre de 2011, siendo las 18, 30

horas y estando presentes los siguientes miembros del consorcio San José:

Presidente Sr...................................., Vicepresidenta Sra..........................................,

Secretario Sr......................................... y los abajo firmantes consorcistas, tuvo lugar

la reunión ordinaria bimestral, para tratar el siguiente orden del día:

1º- Aprobación del acta de la reunión anterior.

2º-Acciones concretas para cuidar la seguridad del edificio.

84


3º-Rendición de cuenta de los gastos de pintura exterior del edificio y gastos de

mantenimiento de los ascensores.

El seños presidente propone la aprobación del Acta Nº 16, lo cual fue acordado

por unanimidad. A continuación, y luego de diferentes posturas y un amplio debate, la

reunión de consorcistas aprueba con relación al punto 2º), la moción del Dr.

................................, consistente en mantener las guardias nocturnas a pesar de su

elevado costo y, organizar llaves magnéticas para la entrada del edificio, una para

cada departamento de manera que no pueda entrar al mismo nadie que no sea

esperado o conocido por los propietarios y/o inquilinos. El costo de las llaves es

individual y se les cobrará a todos por igual, incluidas las de la guardia cuyo costo

será absorbido por todos, en la siguiente boleta de gastos comunes. Los propietarios

no asistentes a la reunión deberán notificarse de dicha resolución y solicitar la

cantidad de llaves necesarias. Con respecto al punto 3ª) el señor secretario informó

de los gastos y arreglos realizados, presentando los comprobantes correspondientes

y pidió que se tuviera en cuenta para la próxima reunión la posibilidad de efectuar la

pintura interna del edificio, correspondiente al espacio común.

Se aprueba lo actuado con la unánime recomendación de continuar asistiendo a

las reuniones en beneficio de todo el consorcio. Agotados los temas a tratar, se

levanta la sesión, siendo las 21,30 horas.

Firmas y aclaración de todos los presentes

Contratos: por ser tema específico de la carrera, se verá en el transcurso de la

misma.

85

More magazines by this user
Similar magazines