Views
4 years ago

Siglos XIX y XX. ST 46 Nelly Estela Gonzalez Unne. Facult

Siglos XIX y XX. ST 46 Nelly Estela Gonzalez Unne. Facult

En el Perú del siglo

En el Perú del siglo XVIII, el caso de Micaela Villegas y Hurtado de Mendoza "La Perricholi" ocasionó serios problemas tanto en el ámbito político como en el social. Jean Descola señala "...Es más provocativa imaginada que real. Y, sin embargo, "La Perricholi" no es un mito. Es un ser de carne _ ¡y como!. Y luego, no encarna sólo el símbolo de la vida colonial en el Perú, porque las excentricidades de su vida privada, el permanente escándalo de su vida pública_y su relación con el virrey_ son el tema periódico, hasta diario, de la crónica limeña. Una nueva travesura de "La Perricholi"... y toda la ciudad se reía abiertamente" (4) Al iniciarse el siglo XIX, la vicisitudes de la guerra de la independencia afectaron singularmente, la mentalidad y el comportamiento de todos los que se encontraron envueltos en ella. De cualquier manera, estos cambios sucedieron muy al final del período colonial como para alterar abruptamente el carácter de la vida de las mujeres pero prepararon a muchas de ellas para salir del ámbito doméstico y comenzar a abrir espacios de poder socio-político. La sociedad correntina La sociedad correntina al igual que las otras sociedades hispanoamericanas se organizó en estamentos bien diferenciados en los cuales tanto la condición legal como el status social se relacionaron estrechamente con el color de la piel. En esta sociedad jerárquica y piramidal puede observarse la presencia de un grupo minoritario –blanco- integrado por españoles, criollos y europeos. Formaban parte de la clase dirigente con poder económico y prestigio social, y por lo tanto, gozaban de un poder político que no admitía confrontación sino entre iguales. Con respecto al grupo mayoritario, el común o indiferenciado en relación con el poder económico y político, puede a su vez ser dividido en dos subgrupos. Uno, formado con los descendientes de españoles sin recursos económicos y por lo tanto, con escasa o nula posibilidad de ascenso social o de participación en la vida política. Desempeñaron en todo caso, las actividades de menor importancia Por último, el segundo subgrupo, integrado por mestizo, negros, mulatos, etc. que estuvieron a cargo de los "oficios viles". En estos oficios el grupo minoritario imponía las relaciones clientelares y las condiciones de trabajo. Estas relaciones establecieron lazos de subordinación y dependencia tan fuertes que se transformaron en parte de un derecho consuetudinario. La mujer correntina

La mujer en la sociedad de Corrientes, al igual que en las otras sociedades hispanoamericanas la encontramos cumpliendo los mismos roles ya sea actuando como madre, esposa o hija. La mujer urbana, de acuerdo con los parámetros propios de la época, continuó siendo parte del sistema político y social, sin poder diferenciarse de épocas anteriores porque privilegió su situación de compañera, de contenida por el esposo o de protegida por sus padres. Es así, que en la clase alta correntina encontramos referencias a sus actividades de tipo benéfico como esposas de ...madre de...o hijas de...Esto nos lleva a pensar en una mujer que actúa socialmente limitada a una vida familiar fuerte sin que podamos detectar el grado de independencia que tenía para elegir esposo y formar familia. La docencia fue también en Corrientes el ámbito propicio para que algunas mujeres pudieran imponer sus propios criterios y de alguna manera lograr cierta independencia en el campo laboral.. La mujer rural prácticamente no fue afectada por los cambios y profundas transformaciones que sucedieron al término de las guerras de independencia. En este sentido, Corrientes fue escenario de enfrentamientos bélicos que sin duda alteraron su vida política y socioeconómica. Es así que la mujer campesina continuó desempeñando el rol que su condición de hija les establecía: contener y proteger al hombre como hijo o esposo. Conclusiones: El sistema patriarcal impuesto en Hispanoamérica logró confinar a la mujer al ámbito del hogar. Por lo tanto, fueron educadas para cumplir esa función ya se como esposa, madre o hija. Desde el ámbito doméstico la mujer hispanoamericana comenzó lentamente a abrir espacios de poder socio-político. La educación fue sin duda uno de los factores que más contribuyó para que la mujer pudiera romper los cánones tradicionales de la sociedad de la época y enfrentar los nuevos desafíos. Citas: 1. Asunción Lavrin. La mujer en la sociedad colonial hispanoamericana. En : Historia de – américa Latina dirigida por Lesle Bethell. Vol. 4: América Latina Colonial: Población, Sociedad y Cultura: Crítica, Barcelona, 1990. 2. Lucía Galvez. Mujeres de la Conquista. Bs. As., Planeta, 1990, p34. 3. Asunción Lavrin. Op.cit. p.125.

Voces del XIX en el siglo XX: imágenes de la Cuba colonial ... - fflch
Figuras de la modernidad Hispanoamérica siglos xix-xx - Taurus
Lavanderas de Madrid: Siglos XIX y XX - Somos de Colores - home
HISTORIA DEL SINDICALISMO EN ESPAÑA. SIGLOS XIX Y XX ...
EI pensamiento español en los siglos XIX y XX
Literatura de Chiapas y Centroamérica, siglos XIX y XX
Historia del arte en México siglos XIX y XX
asignatura: bienestar. siglos xix y xx - Universidad de Alicante
Los criterios de diseño de estructuras entre los siglos XIX y XX ...
HISTORIA DEL SINDICALISMO EN ESPAÑA. SIGLOS XIX Y XX ...
El cambio del siglo XIX al siglo XX - Archivo Abierto Institucional de ...
programa de historia económica mundial. siglos xix y xx 1º curso ...
Pensamiento sociopolítico de México, siglo XIX y XX - Centro ...
ensayista mexicanas del Siglo XX / Leticia Romero Chumacero