Catalunya Central - Generalitat de Catalunya

gencat.cat

Catalunya Central - Generalitat de Catalunya

Catalunya Central

Cataluña


Cataluña

Catalunya Central


Anoia Bages Osona


Vallès Occidental

Vallès Oriental


Introducción

En el corazón del país. La marca turística Cata lunya

Central comprende las comarcas de Anoia, Bages,

Osona, Vallès Oriental y Vallès Occidental. La

Cordillera Prelitoral constituye su espina dorsal.

Desde la sierra de Ancosa, reaparece bruscamente

en Montserrat y se consolida definitivamente en las

sierras de L’Obac y Sant Llorenç del Munt, los riscos

de Gallifa y de Bertí, y alcanza su altitud máxima en el

macizo montañoso del Montseny. A uno y otro lado,

encontramos tierras más llanas como la cuenca de

Òdena, el llano de Bages o la Plana de Vic, al norte,

y la fosa prelitoral del Vallès, al sur. La Catalunya

Central queda delimitada en su extremo norte por

derivaciones montañosas como las sierras de Pinós

y de Castelltallat, los altiplanos del Moianès y del

Lluçanès y las montañas de Collsacabra.

La parte más occidental está capitalizada por la ciudad

de Igualada y por la ciudad de Manresa, que no

disimula una clara vocación de capitalidad de toda la

zona interior. El sector más oriental —el eje del río

Ter— lo dirige la ciudad de Vic, situada justo en mitad

de la Plana, una olla rodeada de montañas. Las ciudades

de Terrassa, Sabadell y Granollers, en el

Vallès, se asoman ya a la conurbación metropolitana

de Barcelona. Pero aparte de las grandes capitales,

en la Catalunya Central encontramos varias subcomarcas

con personalidad propia. Es el caso del

Moianès, con capital en Moià, o el Lluçanès, con

Prats de Lluçanès, poco más al norte, y también la

Alta Segarra, hinterland al norte del Anoia que tiene

Calaf como capital. En definitiva, un conglomerado

que configura un territorio rico y variado.

La estructura actual de la Catalunya Central es una

herencia directa de la historia medieval de estas tierras.

Después de la inseguridad que provocaron las

continuadas razzias sarracenas de la Alta Edad

Media, gran número de campesinos y comerciantes

refugiados en las montañas del Prepirineo bajaron

hacia la Catalunya Central llamados por los condes

catalanes y por los estamentos religiosos más influyentes,

como el obispado de Vic o el monasterio de

Sant Cugat del Vallès. Con el objetivo de fijar los nuevos

habitantes en el territorio, les ofrecieron tierras

para cultivar y mandaron edificar numerosas parroquias,

nuevos monasterios y fortalezas. A su abrigo,

vieron crecer las ciudades y poblaciones actuales.

Esta antigua estructura todavía es bien visible, tanto

en las zonas montañosas de estas comarcas, cubiertas

de bosques, con pequeños núcleos de población

y masías diseminadas, como en las grandes

ciudades, en la trama de sus cascos antiguos y en su

patrimonio monumental, rico y valioso.

4


Cardona. El castillo y el pueblo

5



Collsacabra

Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac


6



La Tossa de Montbui

Igualada, desde la Tossa de Montbui


7


8

Granollers. Plaza porticada


Parc Natural del Montseny

9


Montserrat:

liturgia

de piedra

La imaginación popular ha visto en esta montaña la

forma de un órgano gigante, de un enorme navío o

un mundo mágico de islas de roca sobresaliendo de

los bosques. Su fisonomía característica, de perfiles

afilados, bien aislada y perfectamente identificable

desde gran parte del país, la han convertido en una

montaña singular, un gran altar natural hecho de

agujas de piedra y canales profundos, un paraíso

para senderistas y escaladores, pero también para

los peregrinos que buscan el espíritu de la montaña.

«Amb serra d’or, els angelets serraren...», canta el

Virolai, el himno por excelencia de esta montaña litúrgica.

Schiller y Goethe figuran entre los viajeros y

escritores de todas las épocas y procedencias que

han escrito sobre Montserrat. Wagner sitúa aquí su

Parsifal. Mientras tanto, la tradición ha bautizado

cada uno de los pináculos de roca: La Mòmia,

L’Elefant, El Cilindre, El Cap de Mort, Els Frares

Encantats, La Prenyada, Les Tisores, El Lloro, La

Monja, El Rave, etc.

Ingenios mecánicos. Todo este universo imaginario

es accesible por la carretera que sube desde

Monistrol hasta el monasterio de Montserrat, pero si

queremos añadir a nuestro viaje un nuevo aliciente,

vale la pena alcanzar la montaña a bordo del cremallera

de Montserrat, un tren de raíles dentados que

se encarama más de 500 metros de desnivel hasta

el monasterio por un tramo vertiginoso, casi rozando

las paredes, con vistas espectaculares. Otro ingenio

mecánico que es todo un clásico es el aéreo de

Montserrat. Desde el pie de la montaña, sus cestas

amarillas suben siguiendo el cable de acero y destacan,

minúsculas, sobre la inmensa sábana de roca,

colgadas en el vacío, buscando monasterio. Han

sido durante décadas la estampa de Montserrat,

todo un símbolo.

Mató (requesón) de Montserrat. A la entrada del

monasterio es tradicional el mercado diario de productos

de Montserrat, entre los que destaca el

mató, elaborado principalmente en la población de

Marganell, situada al abrigo de la montaña. También

se vende miel, tartas de queso, panes de higos y

otros productos elaborados de forma tradicional.

Todo ello presidido por el ábside gigante y neorrománico

del monasterio de Santa Maria.

Ora et labora. El monasterio de Montserrat tiene su

origen en una pequeña iglesia, Santa Maria, documentada

ya el año 888. De ella no queda nada, pero

de la iglesia románica del siglo XII que la sustituyó.

10


Funicular y teleférico

11


La basílica actual es renacentista, del siglo XVI, y hoy,

como hace siglos, a las seis de la mañana las campanas

del monasterio de Montserrat tocan a maitines

—son ocho campanas alojadas en la torre gótica,

una de 7.500 quilos. De este modo los monjes

benedictinos desvelan la montaña sagrada. Siglos

de tradición cristiana brotan a través de los salmos

que recitan los monjes sentados en la sillería del coro

de la iglesia de madera pulida por el tiempo, y continúan

tejiendo la vida de uno de los centros de peregrinación

más famosos del mundo católico. Las

campanas marcan el ritmo de esta existencia durante

todos los días del año. Y así cada jornada desde

que el abad Oliba fundara el monasterio en el siglo XI.

Esta presencia continuada ha hecho posible mantener

la devoción hacia la Virgen de Montserrat, patrona

de Cataluña, pero también la importante tarea

editorial —con 500 años, la más antigua de

Europa— y la existencia de una de las escolanías de

más tradición y prestigio del viejo continente. Está

formada por unos cincuenta niños de entre diez y

catorce años que conviven con los monjes y reciben

una formación musical que da una calidad coral admirable.

Vale la pena entrar en la iglesia para escuchar

como la escolanía de Montserrat canta la Salve

y el Virolai, el himno compuesto sobre un texto del

poeta Jacint Verdaguer.

El Cavall Bernat

Basílica de Santa Maria. Para entrar en la basílica

debe cruzarse la plaza de Santa Maria, buen mirador

sobre el grupo de agujas de Santa Magdalena, con

la popular Gorra Frígia, donde es fácil ver escaladores

minúsculos que trepan hacia la cumbre. Al lado

de la imponente fachada del monasterio se encuentra

lo que resta del antiguo claustro gótico del siglo

XV. Por debajo de la misma fachada se accede a un

atrio, espacio de transición entre las plazas del monasterio,

llenas de visitantes, y el recogimiento del interior.

Puede verse la portada del anterior templo románico,

sepulcros renacentistas esculpidos en

talleres napolitanos y varias esculturas de Rafael

Solanich, Josep Clarà y Frederic Marès. Una plaza

interior con un pavimento inspirado en el del

Campidoglio de Roma, deja ver por completo la fachada

de la basílica, de los años 1900-1901, construida

sobre una fachada barroca anterior. Vemos las

12


Virgen de Montserrat, la Moreneta

esculturas de Jesús y los doce apóstoles, un gran

rosetón y un reloj centenario. La basílica actual

(s. XVI), de una sola nave y doce capillas laterales

—seis a cada lado— es de planta renacentista. En

un espacio elevado sobre el altar mayor se encuentra

la imagen de la Virgen, una talla policromada de

los siglos XII-XIII, conocida con el nombre popular de

la Moreneta por el color oscuro de la cara y las manos.

Es visitada diariamente por centenares de fieles,

turistas y curiosos. Se accede al camarín de la

Moreneta a través de varias estancias reformadas en

1944 por distintos artistas catalanes. El trono de la

Virgen es de plata, fruto de una colecta popular del

año 1947.

Montserrat cultural. El Museu de Montserrat tiene

una formidable sección de arqueología del Oriente

Bíblico, con piezas adquiridas en su mayor parte por

un monje de Montserrat que viajó por Oriente Medio.

El otro gran atractivo del museo es la sección de pintura

y escultura modernas, con cuadros de El Greco,

Caravaggio, Berruguete, Picasso, Dalí, Tàpies, Le

Corbusier, Fortuny, Vayreda, Casas, Mir, Nonell,

Rusiñol y muchos otros. Completan la oferta museo -

gráfica las secciones de pintura antigua, orfebrería

religiosa y la referida a la iconografía de la Virgen de

Montserrat a lo largo del tiempo. La Biblioteca de

Montserrat es un impresionante centro de documentación

y estudio. Es el símbolo de la actividad intelectual

y cultural de los benedictinos. Tiene un fondo

de 270.000 volúmenes, con unos 400 incunables

(algunos impresos en el mismo monasterio) y más

de 2.000 manuscritos, entre los cuales, el extraordinario

Llibre Vermell, un manuscrito enciclopédico de

los siglos XIV-XVI. Montserrat ha sido a lo largo del

tiempo, además de símbolo religioso y cultural, un

importante y popular referente patriótico y ha dado

su apoyo a las reivindicaciones de los movimentos

catalanes de identidad.

Pequeñas excursiones desde el monasterio.

Para tener una visión de conjunto del monasterio es

habitual realizar una breve caminata que parte de la

plaza del Abat Oliba y sigue un camino empedrado

que se desplaza por la falda de la montaña hasta el

mirador de Sant Miquel, con una gran cruz. Es un

13


gran balcón sobre el vacío que regala una vista panorámica

sobre todo el monasterio. Del inicio de

este mismo camino, parte el funicular de la Santa

Cova, que baja un pequeño desnivel hacia el camino

del mismo nombre y conduce al visitante hasta la

cueva en la que, según la tradición, se encontró la

imagen de la Virgen. A lo largo del camino se alza el

Rosari Monumental, un conjunto de quince escul -

turas, algunas de Puig i Cadafalch, Gaudí y Josep

Llimona.

Parque Natural. La montaña de Montserrat fue declarada

Parc Natural en 1987. Las más de 1.000 especies

botánicas inventariadas —una tercera parte

de todas las de Cataluña—, los valores naturales y el

relieve tan característico lo hicieron aconsejable.

Además, Montserrat ha sido la escuela de muchas

generaciones de excursionistas y escaladores. Sus

paredes y agujas esconden una infinidad de caminos

y senderos que permiten recorrer la sierra en todas

direcciones. Es una montaña abrupta y, por tanto,

los desniveles son constantes. Es necesario disponer

siempre de un buen mapa. Hay centenares de

vías de escalada de todas las dificultades. Todo un

mundo por descubrir.

El entorno. Al socaire de esta montaña emblemática

hay otros lugares dignos de ser visitados,

como la iglesia románica de Santa Cecília, situada

bajo las agujas más imponentes de la montaña, en

la carretera que se dirige a Can Maçana, o las cuevas

del Salnitre, cerca de Collbató, que se pueden

visitar en un recorrido de una hora por más de medio

kilómetro de salas y pasos con nombres como

Sala de la Catedral, Cova del Mansuet, Galeria de

les Papallones, Pou del Diable, Claustre dels Mon -

jos, El Cambril, Ales del Diable, El Bisbe y El Con -

fessionari.

Llibre Vermell

14



Museo. La Madeleine, de Ramon Casas

Biblioteca


15


16

Basílica y escolanía


GR-4

1.236

GR-172

Sant Jeroni

Serrat de la Sajolida

N

Torrent del

0 500 m

Monestir de

Santa Cecília

de Montserrat

BP-1103

Serrat del Moro

Torrent

Pont

Serrat de

les Onze

de

les Escometes

Cavall

Bernat

Santa

BP-1121

Monestir de

Sant Benet

la Gorra Frígia

la Magdalena Superior

la Magdalena Inferior

la Gorra Marinera

Sant Joan

GR-172

Cremallera

els Flautats

Maria

Pla de les

Taràntules

el Pinyó

Monistrol de

Montserrat

BP-1121

el Coll Cabiró

Funicular de

Sant Joan

GR-172

GR-172/5/6

Monestir deSant Dimes

Montserrat

Sant Benet

Sant Miquel

aèri

Abadia de Montserrat

Tel. 938 777 701

informacio@larsa–montserrat.com

www.abadiamontserrat.net

Cremallera de Montserrat

Tel. 902 312 020

comercial@cremallerademontserrat.com

www.cremallerademontserrat.com

Funicular aeri de Montserrat

Tel. 902 312 020

Coves del salnitre. Collbató

Tel. 937 779 076

Parc Natural de la Muntanya de

Montserrat

Tel. 938 777 701

informacio@larsa-montserrat.com

www.montserratvisita.com

De Sant Joan a Sant Jeroni

[A PIE]

Itinerario: por el Camí Nou de Sant

Jeroni, continúa por la quebrada y

asciende a la ermita del mismo nombre. A

partir de aquí, la pendiente se acentúa

hasta la cima más alta de Montserrat:

Sant Jeroni.

Dificultad: baja. 270 m desnivel

3,5 km, 1h.

Acceso: desde el monasterio de

Montserrat, subir en el funicular de Sant

Joan y apearse en la estación superior.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

17


Manresa, fachada

monumental

Manresa es una de las ciudades más antiguas de

Cataluña. La Civitas Minorisa de los romanos ejerce

una activa capitalidad ganada a pulso sobre un amplio

territorio que va más allá de los límites de la comarca

del Bages. El emplazamiento de la ciudad

—casi en el centro geográfico de Cataluña y en la

intersección de una completa red de comunicaciones—

ha contribuido a crear una vida social y comercial

intensa que se hace evidente en la actividad

cultural de Manresa y en la categoría de los restos

monumentales que han quedado ensamblados en

el conjunto de la ciudad.

La capital del Bages posee una tarjeta de presentación

impecable: su particular fachada monumental,

representada por el Pont Vell medieval, situado sobre

las aguas del río Cardener, la Cueva de Sant

Ignasi, acurrucada en la falda del monte Cardener, y

el conjunto gótico de La Seu, edificado en el plano

superior. La estampa se aparece al viajero que entra

en la ciudad por el sur como un estimulante decorado

que conmueve por sus dimensiones.

El Pont Vell. Una de las construcciones emblemáticas,

se construyó entre los siglos XII y XIII sobre los

restos de un puente romano. Los ocho arcos se

elevan a una altura de veinticinco metros sobre el río

y le dan la clásica estética medieval de línea de

cresta. Los manresanos lo denominan Vell (viejo)

porque en el siglo XIV se construyó otro aguas arriba

del Cardener, el Pont Nou, considerado uno de los

puentes medievales mejor conservados de

Cataluña.

La colegiata-basílica de Santa Maria. Llamada

popularmente La Seu (s. XIV-XV), es el monumento

más importante de la ciudad. Reposa sobre el monte

Cardener y se trata de una iglesia gótica de proporciones

catedralicias, hasta el punto de que su

nave central es una de las más anchas de Europa. El

encargado de construirla fue el mismo maestro de

obras que proyectó la iglesia de Santa Maria del Mar

de Barcelona. Vista desde el exterior es austera,

pero tiene un conjunto de contrafuertes muy característico

y espectacular. En su interior guarda un valioso

conjunto de retablos medievales, entre los que

destaca el del Santo Espíritu, del año 1394, obra de

Pere Serra, considerado uno de los mejores ejemplares

de pintura gótica catalana. También hay una

interesante muestra de escultura gótica en piedra.

Pero si el visitante quiere conocer los más profundos

secretos de La Seu, no puede dejar de visitar la crip-

18


Basílica de Santa Maria, la Seu

19


Pont Vell

ta, que custodia las reliquias de tres santos y muestras

interesantes de arte barroco, así como los restos

de la iglesia románica, en el subsuelo del templo.

La Cova de Sant Ignasi. Encarada a las terrazas

del río Cardener, es seguramente el elemento más

original de Manresa. Según la tradición, San Ignacio

de Loyola —fundador de la Compañía de Jesús—

el año 1522 hizo una estancia de diez meses para

meditar en su particular peregrinaje y escribió su conocida

obra Ejercicios Espirituales. En este mismo

lugar, al cobijo de la roca, en el siglo XVIII se edificó

uno de los santuarios jesuíticos más notables del

país, con muestras de arte barroco de las más interesantes

de Cataluña. La comunión entre los repliegues

austeros y compactos de la roca y las filigranas

barrocas consigue crear un ambiente muy

particular, difícilmente comparable a ningún otro y

lleno de referencias al santo.

La Ciutat Vella. Manresa no es sólo fachada. Sobre

el altiplano, la Ciutat Vella —como los manresanos

denominan al centro histórico— tiene rincones especialmente

evocadores donde es fácil desconectar

del bullicio humano. Hay magníficos lugares para

pasear y dejarse subyugar por los detalles y los matices,

como el portal de la calle de Sobreroca y los

tramos de muralla que han sobrevivido al transcurso

de los siglos, o los tortuosos callejones y pasajes

estrechos y escalonados, como la calle del Balç,

que se abre camino bajo los soportales de las casas,

o la Baixada dels Jueus, una de las principales

arterias de la antigua judería de Manresa.

La Plaça Major. Cada día hay mercado. Las payesas

venden productos de la huerta y queda claro

que este punto es el centro sentimental de la población,

el que dirige el entramado de calles y establecimientos

centenarios de la antigua ciudad amurallada.

Es un buen punto para iniciar un recorrido por

el núcleo antiguo. El edificio del Ayuntamiento o

Casa de la Ciutat (s. XVIII), en la plaza, tiene una bonita

arquería y el escudo de la ciudad. En el patio interior

hay una escultura del rey Pedro III. Muy cerca

se encuentra el Palau de Justícia (s. XVII), un edificio

barroco con fachada renacentista y una sala gótica

en su interior que parece que perteneció a la antigua

Casa del Comú.

20


Cova de Sant Ignasi

21


22

Museu Comarcal. Plato de cerámica verde


Antiguo Casino

Plazas, casones y capillas. Paladeando todos los

detalles del tiempo, vale la pena desplazarse hasta

la plaza de L’Om. A la sombra de un gran árbol, la

escultura de una mujer sentada ve transcurrir la vida

de la ciudad. En este lugar está Ca l’Oller, un casal

barroco del s. XVIII, y más allá el antiguo hospital de

Santa Llúcia, donde se edificó la capilla neogótica

de El Rapte en recuerdo de unos días de éxtasis

que vivió San Ignacio, por eso en su interior hay la

imagen yacente del santo. En uno de los rincones

más pintorescos del barrio antiguo se encuentra la

capilla de Sant Ignasi Malalt, donde el peregrino se

albergó las dos veces que enfermó durante su estancia

la ciudad. La iglesia del priorato cisterciense

de Sant Pau, el precioso claustro gótico de las capuchinas

(s. xv) y la iglesia renacentista de Sant

Francesc son otros de los monumentos artísticos

dignos de ser visitados.

Curvas modernistas. A principios del siglo pasado,

la burguesía local, propietaria de la industria instalada

en ambas orillas del Llobregat y del Cardener, se

apuntó a la eclosión de formas sensuales y coloridas

del Modernismo y se hizo construir edificios con

gran abundancia de esculturas, vidrieras, molduras

y trabajos de hierro forjado. Un ejemplo representativo

es el Casino, construido en 1906 para uso de

las clases acomodadas en sus ratos de ocio y ahora

sede de la Biblioteca Comarcal. La torre Lluvià

(1905) es una de las mejores obras del arquitecto

manresano Ignasi Oms. La casa Torrents (La

Buressa) adopta el estilo de casa-palacio neogótica.

También es destacable el edificio de Cal Jorba, uno

de los pocos ejemplos en Cataluña de art déco,

construido en tres etapas durante el siglo xx y que

es una síntesis de funcionalidad y monumentalidad,

con los clásicos ornamentos de ese estilo arquitectónico.

Algunos de estos edificios se reúnen a lo largo

del paseo de Pere III, la principal arteria de ocio

de los manresanos que invita a pasear bajo los plátanos

y a sentarse en las terrazas de sus cafés para

ver pasar la vida de la ciudad, disfrutar de un concierto

de jazz una noche de verano o degustar el

célebre bacalao a la manresana.

23


Carretera de

de

Magnet

dels

Predicadors

Cardona

Sant

Domènec

Passeig

de Pere III

Plaça de Sant

Domènec

C. d'Àngel Guimerà

Muralla

Casa de Cultura

Carrer

del

Carrer

Carrer

del

Torrent

Cos

Muralla

Plaça de Valldaura

de

Carrer de Domènec

Magraner

Carrer de Jaume I

Plaça

d'Anselm

Clavé

Carrer del

C. de Domènec

Carrer

Sant Tomàs

Carrer de

Mestre Blanc

Plaça de

Fius i Palà

Carrer del

Carrer de

Nou

C.Metge

Planas

Plaça del

Mercat

la Canal

r

Plaça de

Pedrega

Mel

d'Urgell

Carrer de

Ponent

C. del Beat Pagès

Carrer del

Carrer de

Camp

de

la

Cirera

Born

Plana de l'Om

Carrer

Carrer

Francesc

Travessera

Carrer del Pou

de les

Tahones

Carrer

Barreres

d'Urgell

Francesc

Plaça

Gispert

Carrer de

Carrer d'En

Carrer Vilanova

Carrer

de

Carrer

Muntanya

Talamanca

Carrer

BARRI ANTIC

Carrer

Plaça

Llisach

Carrer

Carrer

de les

de

Baixada

Na Basta

Carrer de l’Era d'en Coma

Carrer

Sant

Carrer d'Ignasi Balcells

Sant

Piques

d'Alfons XII

Carrer de

Santa Maria

d'Òdena

de

Carrer de les Campanes

Auditori de Sant Francesc

d'Arbonès

Muralla

Carrer de

l'Apotecari

Plaça de

Montserrat

Carrer

Carrer dels

Llops

Plaça de la Re

Passeig del

N

Riu

0 100 m

24


Carrer del

Carrer

Carretera de Vic

Albergesidència

de

Joventut del

Carme

Carme

Carrer dels Infants

Plaça dels

Infants

Plaça

d'Europa

Plaça del

Mil-centenari

Església

del Carme

C. Puigmercadal

Carme

Carrer del

Carrer

Carrer Serarols

VIC-REMEI

Carrer Dama

Joc de

la Pilota

Sobrerroca

Llussà

Plaça dels

Drets

Baixada dels Drets

Drets

Sant

Carrer deAndreu

C. Cantarell

Via

Plaça de

Sant Ignasi

Carrer

Hospital

Plaça de

l'Hospital

de

Museu Comarcal

Arxiu Històric

Comarcal de

Manresa

Carrer del Remei de Dalt

Carrer del Remei

Carrer de Vidal i Barraquer

de Baix

SantIgnasi

l

r

Plaça del

Carme

dels

Llúcia

Ptge. Amics

Carrer del Pedregar

d'En Botí

de

Carrer de Sant Pere

Na

de

rdes

Carrer de Fontanet

Bastardes

C. Beates

Sant

dels

Carrer Sabateria

Miquel

C. d’Amigant

Jueus

Baixada del Carme

Plaça de

Sant

Ignasi

Malalt

Plaça Major

Carrer del

Bisbe

Cap Rec

Ajuntament

Baixada del

Pòpul

Carrer

Carrer del Balç

Carrer de

Carrer de

Galceran Andreu

Travessera

Plaça de la

Immaculada

la Codinella

Carrer de

Via

Santa

C. del Forn

de Sta. Llúcia

de

Carrer de

Sant

Ignasi

Carrer de

St. Antoni

Montserrat

Carrer de les

C. de

Escodines

Carrer de

l'Aiguader

LES ESCODINES

Baixada

Palau de

Justícia

Sant

Plaça

d'En

Creus

C. dePuig Cardener

C. de Vallfonollosa

Baixada de la Seu

Bartomeu

Camí

forma

Santa Maria

de la Seu

Parc de la Seu

de

de

SANT MARC

Camí

dels Corrals

Sant

Marc

la

Cova

a la Cova d

Sant Igna

Passeig

del

Riu

al Pont Vell

25


26

Cal Jorba


C. del Carme

Plaça

d'Europa

Plaça del

Carrer del Pedregar

Baixada

Plaça d'En

Creus

Mil-centenari

Carrer del

Església

del Carme

Plaça

del

Carme

dels

Plaça

dels

Infants

Plaça de Sant

Ignasi Malalt

Jueus

C. de Vallfonollosa

Carme

Ajuntament

Plaça

Major

Baixada de la Seu

Carrer

Carrer Dama

Carrer Serarols

Carrer

Carrer de

Sobrerroca

Carrer del Balç

Palau de

Justícia

Llussà

Plaça

dels

Drets

Travessera

Plaça de la

Immaculada

VIC-REMEI

Via

dels

Santa

de

Carrer de

Drets

Sant

Llúcia

Ignasi

Carrer de

Carrer

C. Cantarell

Via

de

Andreu

SantPlaça de

l'Hospital

Plaça de

Sant Arxiu Històric

Ignasi Comarcal de

Manresa

Montserrat

Sant

Escodines

Carrer de les

Ignasi

Museu

Comarcal

LES ESCODINES

Ajuntament de Manresa

www.ajmanresa.cat

Consell Comarcal del Bages

Tel. 936 930 350

www.ccbages.cat

Museu Comarcal de Manresa

Geología, paleontología, arqueología,

cerámica, arte e historia de la ciudad.

Via St. Ignasi, 40

Tel. 938 741 155

www.mcm.manresa.com

Oficina de turisme de Manresa

(V. pág. 97)

N

Santa Maria

de la Seu

Parc de

la Seu

de

Sant

0 100 m

SANT MARC

Marc

Manresa medieval

[A PIE]

Itinerario: Museu Comarcal - pl. St. Ignasi

- c. Sta. Llúcia - c. Balç - baixada de la

Seu - basílica Sta. Maria de la Seu - parc

de la Seu (miradores) - volver a la bajada

de la Seu y tomar la c. Vallfonollosa - c.

Na Bastardes - c. St. Pere - c. St. Miquel -

pl. Major - baixada del Carme hasta la

misma iglesia - pl. Milcentenari - Mercat

Puigmercadal o Muralla del Carme, hasta

la pl. Infants.

Dificultad: itinerario urbano.

Acceso: oficina de turismo y Museu

Comarcal de Manresa.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

27


Montseny,

reserva natural

Cataluña es un país con mucha tradición excursionista.

Los pioneros de esta actividad adquirieron

en el macizo del Montseny la experiencia que,

después, aplicaron a la exploración de las sierras

pirenaicas. El Montseny es hoy el gran pulmón de

la Catalunya Central y también el lugar donde la

Cordillera Prelitoral Catalana alcanza cotas de mayor

altitud. La cima más alta es el Turó de l’Home,

de 1.712 metros, que en invierno acostumbra a

estar bien nevado, pero las montañas más codiciadas

por los excursionistas son sin duda Les

Agudes, de 1.706 metros, y el Matagalls, de

1.694, dos cimas emblemáticas instaladas a uno

y otro lado del collado de Sant Marçal. El Pla de la

Calma, en la raya de los 1.300 metros de altitud,

completa este conjunto montañoso que, el año

1978, la Unesco incluyó en la red mundial de reservas

de la biosfera y posteriormente, en 1987,

fue declarado Parque Natural.

Valores naturales. La combinación entre la altitud

del macizo, el terreno abrupto y la proximidad al

Mediterráneo ha desarrollado en el Montseny una

gran biodiversidad que permite practicar lo que en

la mayoría de montañas es impensable: atravesar

en poco tiempo prácticamente todos los estratos

sucesivos de vegetación de la Europa occidental.

Se asciende por bosques típicamente mediterráneos

(encinares, alcornocales y pinares), media

montaña húmeda (encinar montañés y robledo),

ambientes centroeuropeos (hayedos y abetales) y

se alcanza vegetación de ambientes subalpinos

en las líneas de crestas y cimas. Todo ello hace

muy especial este macizo. Se han catalogado casi

dos mil especies de plantas y flores, algunas endémicas

del Montseny. La pluviosidad es especialmente

alta y muchas fuentes —se han inventariado

casi seiscientas— aportan caudal de agua a

los pequeños torrentes y rieras que bajan hacia

las faldas de la montaña. Las partes más elevadas

son buenos miradores sobre la Catalunya Central

y, hacia levante, una línea brillante dibuja la situación

del mar, no muy lejos de este gigante colosal.

Pla de la Calma. Es la pieza más antigua de todo

el Montseny. Por ello sus líneas son más suaves.

Los siglos lo han encalmado y han eliminado los

accidentes más agudos, a pesar de que la «calma»

del nombre no viene de una hipotética tranquilidad,

sino del bajo latín calmis, que significa llano

yermo. Es habitual acceder a él desde la

carretera que asciende hasta Coll Formic. Una

28


El Matagalls, desde Les Agudes

29


pista muy cómoda, que permite el paso de senderistas

y bicicletas, recorre la línea dorsal del Pla

de la Calma hasta el cerro de Tagamanent, con

los restos de la iglesia románica de Santa María en

la cima. Las señales del sendero GR-5 atraviesan

el singular paisaje de landas y matojos de la

Calma y finalmente se inclinan hacia levante para

bajar a La Castanya y el pueblo de Montseny.

Ermita de Sant Bernat

El Matagalls. Es la tercera cota en altitud de todo el

Montseny, pero es sin duda la montaña más emblemática

y la que tiene la vista más completa de todas

ellas. Las dos bases de ascensión más habituales

son Coll Formic, a poniente, y el collado de Sant

Marçal, a levante. Desde Coll Formic, la subida es

constante, carente de vegetación y mirando a la

Plana de Vic. Se trata del acceso más breve al mejor

mirador del Montseny y, por ello, es habitual encontrarse

con gente. Desde Sant Marçal, en cambio,

la ascensión se podría calificar de más dura,

pero los hayedos acompañan al excursionista hasta

muy arriba y compensan el esfuerzo necesario para

superar las primeras rampas. En la parte culminante,

la vegetación alta desaparece y el panorama se

abre por todos lados, al socaire de la conocida cruz

que se levanta en la cima.

Turó de l’Home y Les Agudes. La cota máxima

de todo el Montseny —el Turó de l’Home— es accesible

con vehículo y a menudo las ascensiones

a esta cima son un puro trámite para alcanzar Les

Agudes a través de una larga línea de cresta que

une los dos puntos. Por ello es más interesante

subir al Turó de l’Home desde abajo y así reconvertirlo

en la excursión que había dejado de ser.

Esta excursión se inicia a menudo en la fuente de

Passavets, cerca de Santa Fe, para cruzar el interior

del abetal del Montseny —L’Aveteda, como se

llama en el país—, el más meridional de Europa.

En la cima del Turó de l’Home se encuentra un

observatorio meteorológico y volvemos a encontrar

mucha gente, pero la satisfacción de haber

subido con el propio esfuerzo no tiene precio. Es

habitual hacer la línea de crestas hasta Les

Agudes, donde la sensación de montaña es total

y más gratificante.

30


Viladrau

Senderos para toda la familia. Encontramos numerosos

itinerarios señalizados que pueden seguirse

sin dificultades importantes. En Santa Fe del Mont -

seny, se halla el Centro de Información Can

Casades, en el que nos pueden informar de las excursiones

más interesantes del entorno, como el circuito

del Empedrat de Morou, que sale del mismo

Santa Fe, o el Sot de l’Infern, en el entorno de Font -

martina. Ambas rutas son aptas para todas las edades.

En este mismo Centro de Información, se proyectan

dos audiovisuales que merece la pena ver:

Les quatre estacions al Montseny y L’home i el

Montseny. Para organizar nuestras rutas a pie, hay

varias publicaciones monográficas con mapas y la

descripción de muchos itinerarios. Además, varios

senderos de gran recorrido (GR) atraviesan el macizo

en todas direcciones: el GR-2, el GR-5 (con la variante

GR-5.2) y el llamado Meridiano Verde, pensado

para hacerlo a pie, a caballo o en bicicleta.

Conocer el Montseny. Para recorrer el Montseny

en coche, una de las mejores opciones es la carretera

que sale de Sant Celoni y gana altitud hasta

el valle de Santa Fe. A medio camino se encuentra

el desvío que se dirige hasta la cima más

alta, el Turó de l’Home, accesible con vehículo.

Sin dejar la ruta de Santa Fe, la carretera trepa

constantemente y alcanza el valle de su nombre,

cubierto de hayedos muy tupidos. El vehículo

avanza bajo un túnel de vegetación que cada

época del año muestra una estética completamente

diferente: en otoño, es de tonalidades

ocres y rojas; en invierno, las hayas se muestran

desnudas y, en primavera, estalla de luz con el color

verde de las hojas recién eclosionadas. En

Santa Fe del Montseny, se concentran varios establecimientos

de restauración y un hotel centenario

de estilo historicista. La carretera continúa hasta

el collado de Sant Marçal, situado

31


El Pla de la Calma

estratégicamente entre las dos grandes unidades

naturales del macizo. Muy cerca de la carretera se

halla la ermita románica de Sant Marçal y, a su

vera, la antigua rectoría, ahora reconvertida en un

lujoso hotel. A partir de la collada, la carretera se

precipita por la vertiente norte hasta la población

de Viladrau, con muchas casas residenciales y

palacetes de veraneo de varios estilos, y un núcleo

antiguo de gran carácter que vale la pena visitar.

Otra opción para visitar el Montseny es la carretera

que, desde Osona, pasa por las poblaciones

de Seva y El Brull y sube hasta Coll Formic.

En la otra vertiente, se precipita hacia el pueblo de

Montseny, justo en el centro del macizo y desde

donde se accede al Centro de Información de

Fontmartina, zona de acampada y punto de partida

de varias rutas hacia las cotas máximas del

macizo.

32


Turó del

Convent

PARC NATURAL DEL MONTSENY

BV-5114

Riera

Roc Perer

Santa Fe de

Montseny

Santa Fe

Can Casades

Can Prim

de

Cal Trompo

Santa

Can Fèlix

Can Lleonard

el Ramis

la Casa Partida

Puig Burguer

Pantà de Santa

Fe de Montseny

Pla de Mulladius

Turó de Morou

Oficina del Parc Natural del Montseny

Fontmartina

Tel. 938 475 102

p.montseny@diba.cat

www.diba.cat/parcsn

Centre d’informació Can Casades

Santa Fe del Montseny

Tel. 938 475 113

p.montseny.casades@diba.cat

Turó de

Castellar

N

0 500 m

Roc de la

Guardiola

Corral

d'en Pla

la Barraca

Coll Corbera

Fe

Can Figueroles

BV-5114 a Campins

Baladrell

El entorno de Santa Fe del Montseny

[A PIE]

Itinerario: circuito señalizado. De Can

Casades el camino baja y después gira a

la izquierda, cruza la riera de Santa Fe y

llega a la casa Partida, gira a la derecha

para ir al Pla de Mulladius o de Ginebrons;

aquí cambia de dirección y baja al

Empedrat de Morou (panorámica). Por

Can Baladrell va al pantano de Santa Fe y

de nuevo a Can Casades.

Dificultad: baja. 5 km, 1h 40min

Acceso: Autopista AP-7 o tren hasta Sant

Celoni, y ctra. BV-5114 hasta Santa Fe.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

Centre d’informació de la Rectoria del

Brull

el Brull

Tel. 938 840 692

p.montseny.brull@diba.cat

Punt d’informació de la Masia Bellver -

Parc Etnològic de Tagamanent

Tagamanent

Tel. 937 445 082

p.montseny.bellver@diba.cat

info@lacalma.net

www.lacalma.net

Centre d’informació de Sant Esteve de

Palautordera

Tel. 938 482 008

p.montseny.esteve@diba.cat

Centre d’informació de Fogars de

Montclús

Tel. 938 475 290

p.montseny.cifogars@diba.cat

Centre d’informació del poble de

Montseny

Tel. 938 473 137

p.montseny.casal@diba.cat

Centre Cultural Europeu de la Natura

Viladrau

Tel. 938 848 035

p.montseny.viladrau@diba.cat

ccen.viladrau@ddgi.es

33


Vic, el mercado

de la Plana

Justo en mitad de la Plana que lleva su nombre,

Vic es una ciudad que, mezcla de tradición y modernidad,

disfruta de un rico patrimonio monumental

y del dinamismo que le aportan los tres mil

estudiantes de la universidad. Hay que pasear por

sus calles de gran carácter sin prisas y con los

ojos bien abiertos.

La Plaça Major. Corazón de la ciudad, también

es llamada el Mercadal. Además de ser una de las

plazas más conocidas del país, amplia y bien estructurada,

se suma el hecho de que es el lugar

en que Vic muestra su vocación más comercial y

colorida. Cada sábado, la plaza acoge un mercado

totalmente vivo y, una vez al año, el Mercat del

Ram (mercado de Ramos) la supera y se extiende

por gran parte de la ciudad. A su alrededor, encontramos

una buena oferta gastronómica y de

ocio. En invierno, al atardecer, no es raro que una

tenue neblina trace huellas indefinidas en la Plaça

Major. En este caso, los faroles juegan a crear un

paisaje aterciopelado que la gente de Vic llevan en

su carácter. La Plaça Major está cerrada por soportales

y posee edificios emblemáticos como la

Casa Comella, de estilo modernista, con bellos

esgrafiados en la fachada; las casas Costa y

Cortina, también de época modernista; la Casa

Tolosa, de época barroca; la Casa Moixó, con elementos

barrocos y renacentistas, y la Casa Beuló,

con detalles góticos y barrocos. La Plaça Major

organiza el resto de los espacios de la ciudad y es

un punto de partida primordial para visitarla.

Núcleo antiguo. Vic tiene una gran riqueza monumental

que queda concentrada en los viejos callejones

y plazas de su interesante núcleo antiguo, en el

que es fácil trasladarse a épocas pretéritas a través

de sus detalles y los estilos variados que aparecen

acoplados en construcciones civiles y eclesiásticas.

La Casa de la Ciutat tiene como base un edificio

gótico de 1388 y en su interior la interesante Sala

del Consistori, de estilo barroco, la Galeria de

Vigatans Il·lustres y el Arxiu Municipal. En la señorial

Casa Cortada, de estilo barroco (s. XVII y XVIII), se

pueden visitar unas curiosas salas decoradas con

escenas del Telémaco de Fénelon y de la vida de

San Mauricio de Francesc Pla, el Vigatà, y un salón

pintado con motivos chinos. En la planta baja se encuentra

la oficina de turismo. De este recorrido por

la ciudad antigua destaca la iglesia de Sant Just,

de época gótica con la nave y el ábside del siglo XVI.

Se trata de la antigua iglesia de un convento de

34


Convento de Sant Domènec. Claustro

35


Museu Episcopal. Frontal

del monasterio de Lluçà

jesuitas y el lugar en el que funcionó, desde 1770

hasta 1947, el famoso Seminario de Vic, donde estudiaron

personalidades tan reconocidas como

Jaume Balmes, Sant Antoni M. Claret o Jacint

Verdaguer, entre muchos otros. En la capilla de la

Pietat se exhibe obra del pintor Josep M. Sert que

preparó para decorar el interior de la catedral. Otro

elemento característico del centro de la ciudad es el

hospital de la Santa Creu, fundado por Ramon de

Terrades en 1348 y ampliado el siglo XVI, y también

la iglesia y convento de Sant Domènec, un viejo

conjunto arquitectónico de estilo barroco proyectado

por diferentes maestros de casas de la familia

Morató y con un claustro muy esbelto y original. En

el interior de la iglesia de Sant Antoni M. Claret se

conservan los restos mortales de este santo y en el

convento de La Mercè se aloja el Museu Claretià,

que expone objetos y recuerdos del fundador padre

Claret. Es curiosa la Albergueria, un edificio de

época románica para acoger los peregrinos y viajeros

que durante la Edad Media recorrían Europa y

pasaban por Vic. Actualmente es una sala de exposiciones

y un importante centro de difusión cultural

del Obispado de Vic. La iglesia de Els Dolors es de

época barroca y es la sede de la Congregación de

Els Dolors, que cada Domingo de Ramos organiza

una tradicional procesión de «armats» por las calles

del centro histórico.

Catedral de Vic. Dedicada a San Pedro, en su interior

se mezclan estilos que van del románico al

neoclásico. De época románica destaca la cripta,

36


el campanario —esbelto, elegante, de sabor pirenaico—

y los restos del claustro inferior, que sirvieron

de base al claustro gótico construido en el

siglo XIV. También es de época gótica el bello retablo

mayor de Pere Oller, trabajado en alabastro

durante el siglo XV. En la capilla dedicada a Sant

Bernat Calbó, se conserva una vistosa urna barroca

de plata que contiene los restos mortales de

este santo obispo. En el interior del templo, se

pueden observar las monumentales pinturas murales

de Josep M. Sert (s. XX), que tienen un papel

fundamental en la definición del espacio arquitectónico.

Sert consiguió en ellas hacer revivir la suntuosidad

de la gran pintura barroca.

La ciudad episcopal. Vic es la capital de un obispado

que integra la mayor parte de la Catalunya

Central. El edificio principal del obispado es la catedral

de Vic, pero también el Palau Episcopal,

muy cerca de la catedral. Tiene sus orígenes en el

siglo XII y todavía se conservan arcadas románicas

del patio inferior. En la Sala de Sínodes se encuentran

los retratos de todos los obispos que

han pasado por la sede vicense. La tribuna del

Palau es obra del arquitecto novecentista Josep

M. Pericas (1915). Es imprescindible el Museu

Episcopal de Vic, inaugurado a fines del siglo XIX,

ahora en un edificio de nueva planta. Figura entre

los mejores museos del país, con veinte mil piezas,

la mayoría procedentes de distintos lugares

de la diócesis. Sobresalen las impresionantes colecciones

de pintura y escultura medievales, reconocidas

internacionalmente. La sección arqueológica,

la gran colección de tejidos hispanoárabes y

Catedral. Pinturas

murales, de Josep M. Sert

37


38

Campanario de la catedral


Museu de l’Art de la Pell. Biombo de guadamecí

39


de

del Carme

Plaça d'Andreu

Colomer i Munmany

Rambla

Carrer

Carrer de la Mare de

Déu de les Neus

Museu de

l'Art de la Pell

Carrer de Jacint Verdaguer

Rambla Davallades

Plaça de

Santa Clara

Carrer Estret de

Sant Cristòfol

Carrer de Sant Fid

Carrer de Jacint Verdaguer

Plaça Major

Ajuntament

Carrer

Rambla del Passseig

Carrer de

Sant Vicenç

Carrer del Bisbe Morgades

Parc de Can

Forcada

Carrer

Ramblade l'Hospital

Carrer de

Sant Josep

de la

Riera

de Sant Just

Plaça de

Pompeu

Fabra

Sant Just

Sant

Miquel dels Sants

Plaça

del Pes

de

l'Escola

Plaça de

Sant Felip

Carrer dels

Plaça del

Canonge

Collell

Corretgers

Carrer de

les Escales

Plaça del

Paradís

Carrer

de

Passatge dels Estudis

Carrer del Doctor Junyent

Carrer

Carrer dels Arcs

Carrer

Plaça

d'Antoni

Gaudí

Plaça del monjo

Gerbert d'Orlhac

Carrer

de la Ramada

Claret

Plaça de la

Catedral

Carrer

Plaça del

Bisbe Oliba

Carrer del Cloquer

Catedral de Sant Pere

Museu Episcopal

Carrer

dels

Maria

Carrer de Sant Antoni

Carrer de Sant Pere

els Trinitaris

Rambla

de

Sant

Convent de

Sant Domènec

Sant Antoni

Maria Claret

Domènec

Plaça de

Jaume

Balmes

Carrer de

Santa Maria

Palau Episcopal

Rambla del Bisbat

der

Dolors

Pont de Queralt

N

Parc de

Jaume

Balmes

el

0 50 m

40


Carrer

el

de

Carrer de Sant Sebastià

Sant Antoni Carrer de Sant Pau

Plaça dels

Sants Màrtirs

Nou

Plaça de

l'Àngel Custodi

Plaça de la

Divina Pastora

Carrer de les Guilleries

Sant

Sadurní

Carrer del Trinquet

de Cardona

Temple romà

Carrer de la Fusina Carrer de la

Carrer del Progrés

Carrer de les Dues Soles

Plaça de

la Pietat

Montcada

Carrer del Bisbe Casadevall

Plaça de

Santa Teresa

Plaça del

Carbó

Carrer de Santa

Convent de

Santa Teresa

Gelada

Joaquima

Col·legi Escorial

de Vedruna

Carrer del

Les Josefines

Bisbe

Carrer de Sant Segimon

Torras i Bages

dels

Plaça de

Santa

Elisabet

Rambla

Carrer de les Adoberies

el

Carrer dels Aluders

Passatge Aluders

Carrer

de les

der

Adoberies

Carrer de Francesc Maria Masferrer

Carrer del Prat d'en Galliners

Carrer de Collsacabra

41


los conjuntos de orfebrería, mobiliario, vidrio, cerámica,

indumentaria religiosa, tapices y forja también

están en la primera línea del patrimonio museístico

catalán.

Murallas de Pedro III. En el siglo XIV, el rey Pedro

III ordenó construir las murallas que llevan su

nombre para defender la ciudad. Seguían el mismo

trazado que las anteriores del siglo XII y rodeaban

todo el centro histórico. Disponían de cuarenta

torres y siete portales, el principal de los cuales

es el portal de Queralt. Actualmente queda una

buena parte en la rambla de Montcada.

Templo romano. Construido a principios del siglo

II, durante mucho tiempo pasó desapercibido

detrás del cuerpo central amurallado del castillo

de los Montcada, erigido a fines del siglo XI. Las

paredes del templo romano formaban parte del

patio interior del castillo y fueron redescubiertas

cuando se derribó el antiguo edificio que había

ejercido las funciones de residencia del veguer,

sede de la Curia Real, granero de la ciudad y

cárcel. Del castillo quedan restos de los sectores

norte y poniente, pero la imagen más emblemática

de este edificio es el conjunto de columnas

romanas.

Museu Episcopal. Judici particular

de l’ànima, del Mestre de

Soriguerola

42


el

Plaça

Major

Plaça de la

Catedral

Carrer

Ajuntament

Plaça

del Pes

Plaça de

Sant Felip

l'Escola

de

Carrer

Plaça del

Bisbe Oliba

Plaça del

Canonge

Collell

Carrer del Cloquer

Palau

Episcopal

Catedral de

Sant Pere

Rambla

Carrer

Rambla del Bisbat

dels

der

de Cardona

Dolors

del

temple

romà

Museu Episcopal

Pont de Queralt

Plaça de

Santa

Elisabet

Rambla

Passseig

Plaça de

la Pietat

dels

Carrer de

el

Plaça dels

Sants

Màrtirs

Carrer dels Aluders

Carrer del Bisbe Casadevall

Montcada

Plaça de

Santa

Teresa

Plaça del

Carbó

Convent de

Santa Teresa

les Adoberies

der

Catedral de Vic

Pl. Catedral, s/n - 08500 Vic

Tel. 938 864 449

Visitas comentadas

Museu Episcopal de Vic

Pl. Bisbe Oliba, 3 - 08500 Vic

Tel. 938 869 360

informacio@museuepiscopalvic.com

www.museuepiscopalvic.com

Museu de l’Art de la Pell

C. Arquebisbe Alemany, 5 - 08500 Vic

Tel. 938 833 279

Artes decorativas y aplicadas de la piel.

mapvic@interausa.com

imac.vic.cat/agenda/museus.htm

Vic monumental

[A PIE]

N

0 50 m

Museu Claretià

C. St. Antoni M. Claret, 8 - 08500 Vic

Tel. 938 850 242

Museo monográfico dedicado a la vida de

Sant Antoni M. Claret.

Itinerario: catedral de Sant Pere - Museu

Episcopal - puente de Queralt, primitiva vía

romana - castillo de Montcada y templo

romano - iglesia de la Pietat - convento de

Santa Teresa.

Dificultad: itinerario urbano.

Acceso: pl. Catedral

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

Museu Balmes

Pl. Don Miquel de Clariana, 3

Palau Bojons - 08500 Vic

Tel. 938 892 444

Exposición permanente sobre el filósofo

vicense Jaume Balmes.

Casa Museu Verdaguer

C. Major, 7 - 08519 Folgueroles

Tel. 938 122 157

m.folgueroles@diba.es

www.verdaguer.cat

Oficinas de turismo de Vic y de Osona

(V. pág. 97)

43


Efecto

balsámico:

Caldes de

Montbui y

La Garriga

Los establecimientos termales de Catalunya

Central despliegan una oferta de servicios y de

programas muy amplia y adaptada a las necesidades

de cada uno, la mejora de la salud, el descanso

o simplemente el ocio. Los balnearios son

edificios espaciosos y luminosos, situados en entornos

naturales muy atractivos que viven dedicados

por completo a generar bienestar de una manera

saludable y reconstituyente. Y cada vez más

disponen de una buena carta gastronómica.

Todos los ingredientes necesarios para reconciliarnos

con nuestro entorno y para invertir el tiempo

de un modo distinto.

El veraneo. Los romanos y los griegos ya apreciaban

las propiedades saludables de las aguas termales,

y sabían que estos chorros balsámicos solamente

se encontraban en puntos muy concretos del

territorio. En nuestro país, aunque algunos de estos

manantiales ya se conocían desde mucho antes, es

a fines del siglo XIX cuando se produce la eclosión de

los balnearios. Muchas familias acomodadas se instalaban

cerca de ellos los meses de verano. De esta

manera nacía el veraneo. Es el caso de Caldes de

Montbui y de La Garriga. En estas dos pequeñas

poblaciones de economía básicamente agraria se

edificaron residencias hasta entonces nunca vistas,

que incorporaban las últimas tendencias arquitectónicas

del Modernismo. Actualmente, el termalismo

está al alcance de mucha gente que encuentra en el

agua salud y relajación, y las comarcas de Cata -

lunya Central disponen de una amplia oferta de balnearios

modernos, con todo el encanto de nuestro

pasado reciente.

Caldes de Montbui. En la segunda mitad del siglo

XIX, Caldes era la primera estación balnearia de

Cataluña por el número y la calidad de sus establecimientos,

en la línea de los prestigiosos centros

termales europeos. Estaban destinados a la

cura de aguas, pero también a ofrecer días de

ocio y descanso. En el centro histórico de Caldes

se halla la plaza de la Font del Lleó, nombre de la

fuente que brota del subsuelo a más de setenta

grados de temperatura. Frente a ella se encuentra

el legado histórico más importante de Caldes: las

termas en las que los romanos ya tomaban sus

baños, con unas arcadas monumentales que singularizan

el lugar.

Thermalia. Se trata de un centro temático en torno

de la cultura del agua termal, situado también

44


La Garriga. Manzana Raspall

45


en la plaza de La Font del Lleó. En un mismo espacio,

Thermalia integra las funciones museísticas

de conservación y difusión del patrimonio de

Caldes de Montbui con las de información turística.

Tienen gran interés las salas dedicadas al gran

escultor Manolo Hugué (1872-1945), que vivió sus

últimos años en Caldes, con obras suyas y de su

gran amigo Picasso. Se proyecta un documental

multimedia: Els Déus i l’aigua. En julio, se organiza

el Escaldàrium, fiesta del fuego y del agua, una

alegoría del origen de Caldes y sus aguas, buen

momento para conocer el carácter de esta población.

El pueblo cuenta con tres establecimientos

termales abiertos al público, con instalaciones

modernas y funcionales que no han perdido los

detalles de ambientación modernista que caracterizan

este tipo de centros.

La Garriga. En el siglo XIV se edificó el Hospital de

Banys de La Garriga, el primer centro termal conocido

de esta población situada a los pies del

Montseny. En 1840 se abría una nueva casa de

baños, el Balneario Blancafort, reedificado en

1876, que se convirtió en punto de encuentro de

la intelectualidad de la época: Jacint Verdaguer,

Santiago Rusiñol, Francesc Cambó, Josep

Carner, Josep M. de Sagarra, etc. En sus jardines

se inspiró Eugeni d’Ors para escribir su

Oceanografia del tedi (1916). Manuel Blancafort,

hijo de los propietarios, fue un importante compositor,

amigo íntimo de Frederic Mompou, que pasaba

allí temporadas, y el lugar fue centro de la

avanzada escuela de músicos catalanes de los

años 20 y 30. En 1874 se había edificado un segundo

balneario y ambos, situados en la calle

de Els Banys, han renovado sus instalaciones y

La Garriga. Balneari Blancafort

46


Caldes de Montbui. Font del Lleó

47


Caldes de Montbui. Termas romanas

Caldes de Montbui. Thermalia.

La Llovera, de Manolo Hugué

continuado su actividad hasta nuestros días. Vale

la pena dedicarles una visita y seguir el circuito

que pasa por el templarium, con asientos de piedra

calientes, la sauna del caldarium, el frigidarium,

con agua muy fría y piedras de río al fondo,

y el vaporarium, un baño de vapor final regenerador.

Delicatessen modernistas. El entramado urbano

de La Garriga guarda un rosario de casas modernistas,

tanto en la calle de Els Banys como en el

paseo de La Garriga, flanqueado por plátanos

centenarios, o en el entorno de la plaza de Les

Oliveres. El ciudadano que pasee por estos espacios

tendrá la sensación de avanzar por un gran

escaparate en el que se exhiben casas y villas de

veraneo modernistas con detalles y formas destacables,

y trazas de los principales arquitectos modernistas

como Puig i Cadafalch, Planes i Calvet,

Sala i Cortès o Pla i Masgrau, pero sobre todo es

Manuel Joaquim Raspall quien edificó uno de los

conjuntos más interesantes de la arquitectura modernista

catalana. La Illa Raspall es un grupo de

cuatro casas de veraneo: la Bombonera (1911),

Can Barbey (1910), la Torre Iris (1911) y Can

Barraquer (1912). En una manzana completa de

casas queda resumido, a través de sus trabajos

artísticos, un magnífico y completo tratado de arquitectura

modernista de principios del siglo XX,

con algunos de los recursos más característicos

de este movimiento artístico: el trencadís, el trabajo

conjunto de piedra y ladrillo, las rejas de hierro

forjado, etc. Todo un compendio arquitectónico y

artístico que conecta con gran perfección con el

ambiente y los principios del termalismo en nuestro

país.

48


N

0 1 km

BP-1241

les Clotes

C-59

Can Bosc

de Rufets

C-1413b

GR-5

BV-1485

el Racó

del Bosc

Sant Miquel

del Fai

GR-5

Riells

del Fai

Thermalia. Museo y oficina de turismo

Pl. Font del Lleó, 20

08140 Caldes de Montbui

Tel. 938 654 140

m.caldesm@caldesdemontbui.cat

www.caldesdemontbui.cat

GR-5

el Farell

Sant Feliu

de Codines

Riera

Puig

del Prat

BP-1432

els Saulons

d'en Déu

el Rieral

de Bigues

Museu Romàntic Delguer

C. Mn. Joaquim Delguer, 12

08140 Caldes de Montbui

Tel. 938 654 140

BV-1243

Pedreres

del Pascol

de

Caldes

Caldes de

Montbui

C-59

els Lledoners

C-1415b

Can Regassol

Ajuntament de la Garriga

Pl. Església, 2

08530 La Garriga

Tel. 938 605 050

www.lagarriga.cat

Balnearis de Catalunya

www.gencat.net/turistex_nou/

home_balne.htm

De Caldes de Montbui a Sant Miquel

del Fai

[EN AUTOMÓVIL]

Itinerario: transcurre entre los peñascos

de Bertí y Gallifa por Caldes de Montbui,

continúa por la ctra. C-59 hasta la

tradicional población de veraneo de Sant

Feliu de Codines —edificio modernista de

Can Bosc de Rufets—, donde se toma la

BV-1485 para llegar al magnífico entorno

natural e histórico de Sant Miquel del Fai.

Espai Natural de Sant Miquel del Fai

Bigues i Riells

Tel. 938 650 808

info@santmiqueldelfai.net

www.santmiqueldelfai.net

Dificultad: llevar mapa detallado de

carreteras. 15 km.

Acceso: Caldes de Montbui, al pie de la

ctra. C-1415b, de Granollers a Sentmenat.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

49


Terrassa,

la Égara de los

romanos

Terrassa es, como Sabadell, una de las grandes ciudades

de la Catalunya Central y uno de los motores

industriales del país, con una gran tradición fabril iniciada

en pequeños talleres familiares y continuada

en las grandes empresas textiles de fines del siglo

XIX y principios del XX. Terrassa, la antigua Égara romana,

cuenta con un interesante conjunto monumental.

Situada en una altiplanicie interior, como telón

de fondo tiene la silueta rojiza de la montaña de

Sant Llorenç del Munt, un paraje imprescindible

para los amantes de caminar o escalar.

Égara. Hacia el año 300 aC se asentó un primitivo

poblado ibérico, Égara, que con la romanización

conservó el topónimo y adquirió la categoría

de municipio con el emperador Vespasiano. En el

siglo V ya era sede de un obispado y de este núcleo

surgió el conjunto monumental más notable

de la ciudad, integrado principalmente por tres

iglesias románico-visigóticas declaradas monumento

histórico-artístico en 1931 y conocidas con

el nombre de Conjunto Monumental de las

Iglesias de Sant Pere. Están situadas en una elevación

en la confluencia de dos torrentes, sobre el

parque de Vallparadís. El recinto de las iglesias es

accesible por la plaza del rector Homs, a través de

un puente del siglo XVII. Una vez en su interior, las

paredes milenarias de los templos convierten el

recinto en un lugar de recogimiento aislado del ruido

de la ciudad. Actualmente se está llevando a

cabo una importante campaña de restauración

del conjunto, tras una excavación que ha hecho

replantear algunos de los presupuestos arqueológicos

admitidos.

Iglesia de Santa Maria. La antigua sede episcopal

de Terrassa tiene una fachada elegante y un

pequeño campanario románico que se eleva por

encima del cimborio. Esta iglesia conserva algunos

de los vestigios más antiguos de todo el conjunto,

como son los restos del pavimento de mosaico

de la primitiva basílica del siglo V o los restos

de un primer baptisterio, bajo el crucero, de la

misma época. El templo actual es románico, de

entre los siglos XI y XII, de planta de cruz latina, con

un ábside del siglo VI de planta de herradura muy

cerrada y un cimborio sobre el crucero con un pequeño

campanario. La iglesia cumple también las

funciones de museo de todo el conjunto y guarda

valiosas obras, como las pinturas murales del ábside

y las pinturas románicas del siglo XII situadas

en una pequeña absidiola.

50


Iglesia de Santa Maria

51


52

Santa Maria. Retablo de Sant Abdó i Sant Senén, de Jaume Huguet (detalle)


Iglesia de Sant Pere

Iglesia de Sant Pere. Es la actual iglesia parroquial,

de obra románica del siglo XII, construida

sobre la base del edificio del siglo VI del que sólo

queda la cabecera trilobulada y un transepto

elevado flanqueado por una capilla a cada lado;

se conserva un retablo mural prerrománico policromado

que sella el lóbulo central del ábside.

Del conjunto destaca el retablo gótico de Sant

Abdó i Sant Senèn, pintado con gran delicadeza,

de un artista de tanta categoría como Jaume

Huguet.

Iglesia de Sant Miquel. Está situada entre las

dos anteriores y es la única que conserva la primitiva

construcción del siglo VI, de planta central

cuadrada, de cruz griega, con una cúpula sostenida

por un interesante conjunto de ocho columnas

con fuste y capiteles aprovechados de otras edificaciones.

El ábside es pequeño y tiene planta de

herradura en el interior y poligonal en el exterior.

Restaurada en época moderna por el arquitecto

Puig i Cadafalch, se interpretó erróneamente

como un edificio bautismal. La intervención arqueológica

reciente ha permitido identificar la obra

como una iglesia de difuntos, con enterramientos

en el pasillo perimetral de la estructura conservada,

que corresponde a la parte central de una

construcción mayor. En la última restauración se

han suprimido los elementos añadidos por Puig i

Cadafalch. El ábside conserva unas pinturas originales

del siglo VI; debajo hay una pequeña cripta

de planta trilobulada, dedicada a Sant Celoni,

donde se han hallado los restos de una sepultura

original en el edificio.

Vallparadís. Cerca de las tres iglesias se encuentra

el antiguo castillo y cartuja de Vallparadís (s. XIII-

XIV), que ha sido convertido en el Museu de

Terrassa. Se trata de un elegante conjunto fortificado,

con murallas, torres y fosos. Todo lo que

quedaba del viejo castillo del siglo XII fue reutilizado

como cartuja doscientos años más tarde.

Destacan la sala que fue la capilla de la cartuja,

fundada en 1344, el claustro y las torres de defensa

y lienzos de muralla.

53


El centro histórico. En una plaza, cerca del ayuntamiento,

vemos la Torre de Palau, de planta circular,

único testigo del antiguo castillo de Terrassa

que fue demolido a finales del siglo XIX. En la calle

de la Font Vella está la basílica del Sant Esperit (s.

XVI-XVII), gótico tardío, que contiene el notable conjunto

escultórico renacentista llamado el Crist

Jacent, del año 1544. De la Plaça Vella sale en dirección

norte el Carrer Cremat, un típico callejón

de la Terrassa más primitiva. Hoy es una isla peatonal

con un buen ambiente comercial y desemboca

delante mismo del ayuntamiento, un edificio

neogótico que levantó el arquitecto Lluís

Muncunill. Siguiendo el Raval de Montserrat vemos

el Mercat de la Independència, de 1906, con

una notable decoración de hierro forjado, y, continuando

por la Rambla d’Ègara, se llega a la fábrica

Aymerich Amat i Jover, de 1909, una de las joyas

de Terrassa. Se trata de una enorme nave de

estilo modernista, también de Muncunill, que hoy

acoge las colecciones del Museu de la Ciència i

de la Tècnica de Catalunya. Cerca, más hacia

poniente, se conserva la obra más emblemática

de Lluís Muncunill: la Masia Freixa (1907), una

bella y arriesgada construcción clasificada en el

llamado modernismo expresionista. El arquitecto

utilizó arcos elípticos gaudinianos para conseguir

un equilibrio que parece imposible y que confiere

a su vez al edificio una estética peculiar.

La ciudad en el siglo XIX. Terrassa se transformó

profundamente gracias a la industria. El crecimiento

industrial y demográfico supuso la construcción

de grandes mansiones como Can Mollor,

la Casa Mata, Can Cadafalc, el Reial Col·legi

Terrassenc y muchos otros edificios emblemáticos,

especialmente de estilo modernista, como el

Magatzem Farnés (1907), pero también novecentistas,

como el Teatre Principal (1911), historicistas,

como el Institut Industrial (1894), y neogóticos

como el Ayuntamiento y la Escola Industrial. Una

mezcla de estilos y de estéticas que podemos observar

paseando por la ciudad o como participantes

de las rutas guiadas que organiza el ayuntamiento

terrasense.

Castillo y cartuja de Vallparadís

54


N

Puig Conill

0 500 m

Can Bofí

Can Pèlags

Pedrera

el Pi Tort

l'Abella

Cova

del Drac

el Forat

Santa

Agnès

Conjunt Monumental de les Esglésies de

Sant Pere

Pl. Rector Homs, s/n - 08222 Terrassa

Tel. 937 833 702

www.terrassa.org/terrassaalmon/museus/

esglesie.htm

Canal

PK 7,2

BV-1221

de la

Can Garrigosa

el Gabí Tombes de

Can Robert

Can Robert

Matadepera

Torre de

l'Àngel

Canal de

Can Marcet

Salt Rajant

el Cavall

Bernat

la Mola

1104

Can Pobla

Sant Llorenç

del Munt

Sant Esteve

Pla dels Escorpins

Ascensión a La Mola por el camino de

Els Monjos

[A PIE]

Itinerario: circuito señalizado desde Can

Pobla, asciende por la quebrada al

monasterio de Sant Llorenç del Munt, en

la cima; sigue por el camino del Montcau,

desciende a la ermita de Santa Agnès y

transcurre por el canal de L’Abella hasta

llegar de nuevo a Can Pobla.

Museu de Terrassa

C. Gavatxons, 9 - 08221 Terrassa

Tel. 937 892 755 / 937 397 072

museudeterrassa@terrassa.cat

www.terrassa.org/terrassaalmon/museus/

museu.htm

Parc Natural de Sant Llorenç del Munt

i l’Obac

Matadepera

Tel. 938 318 350

p.santllorenc@diba.es

www.diba.cat/parcsn

www.lamola.com

Oficina de turisme de Terrassa

Rutas guiadas

Raval Montserrat, 14 - 08221 Terrassa

Tel. 937 397 019

turisme@terrassa.cat

www.terrassa.cat/turisme

Dificultad: baja. 270 m desnivel

5 km, 1 h 50 min.

Acceso: Matadepera por la ctra. BV-1221

de Terrassa a Talamanca, en el km 7,2

tomar pista a la derecha hacia Can Robert

y Can Pobla.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

55


Grandes

monasterios

medievales

En la agitada historia de la Catalunya Central, los

monasterios han tenido un papel capital en la estructura

del territorio y estabilización de la población.

Majestuosos y solemnes, suelen seguir las

exigencias de las reglas de San Benito: una gran

iglesia central y varias dependencias con los dormitorios,

el refectorio, la sala capitular, distribuidas

alrededor de un patio o claustro en el que la plegaria

y el recogimiento se palpan todavía hoy. Los

palacios monásticos que han llegado hasta nuestros

días son auténticas obras de arte y guardan

en su interior piezas incomparables, de gran valor

artístico y con una gran carga testimonial.

Sant Cugat del Vallès. Documentos antiquísimos

hablan ya de un monasterio en honor a Sant

Cugat (San Cucufate) que fue arrasado por los sarracenos.

Más adelante, este cenobio se convirtió

en la abadía benedictina con más peso y con más

influencia de todo el condado de Barcelona.

Ejerció un papel fundamental en la reconquista y

se expandió por todo el país fundando iglesias y

obteniendo tierras, rentas y otros bienes. La iglesia

actual es un templo románico (s. XII-XIII) de tres

naves acabado en estilo gótico, que tiene un notable

cimborio octogonal, sobre el que descansa

uno de los símbolos de Sant Cugat del Vallès: un

gallo de hierro como el que cantó para avisar al

pueblo del asesinato de un abad, en 1350, cometido

dentro de las paredes del monasterio. El templo

tiene un campanario de torre muy elegante de

estilo románico (s. XI) y una fachada con un gran

rosetón gótico de ocho metros de diámetro. El

claustro, construido a fines del s. XII, es uno de los

más bellos del país. Es de estructura casi cuadrada

y exhibe una colección excepcional de ciento

cuarenta y cuatro capiteles finamente esculpidos,

con la característica poco habitual que se conoce

el nombre del escultor, Arnau Cadell, que aparece

en uno de ellos retratado en piedra. El conjunto

monástico se complementa con una sala capitular,

convertida más tarde en capilla del Santísimo,

y antiguas dependencias como la antigua casa del

abad, que es de época gótica y transformada en

el s. XVIII. En la iglesia se conservan valiosos retablos

góticos y renacentistas, como el de Todos los

Santos, una obra bellísima de Pere Serra (1375).

En las dependencias del monasterio se ha instalado

el Museu de Sant Cugat, desde el que se promueve

la investigación, conservación y difusión

del patrimonio histórico, artístico y cultural de Sant

Cugat.

56


Monasterio de Sant Cugat del Vallès

57



Monasterio de Sant Cugat del Vallès. Monasterio de Sant Cugat del Vallès.

Retablo de Tots els Sants, de Pere Serra

Capitel, de Arnau Cadell


58


Monasterio de Sant Cugat del Vallès. Claustro

59


Monasterio de Santa Maria

de l’Estany. Iglesia

Santa Maria de l’Estany. La obra románica más

importante de la subcomarca del Moianès es este

monasterio de canónigos agustinos, fundado el

año 1080. La iglesia de Santa Maria, del siglo XII,

es de una sola nave, crucero y tres ábsides con

un elegante cimborio sobre el que reposa el campanario.

El claustro (s. XII-XIII), juntamente con la

iglesia, fueron declarados monumento históricoartístico

en 1931. Tiene la planta cuadrada y conserva

un importante conjunto de capiteles, en que

se hace evidente la presencia de varios talleres de

escultores que trabajaron conjuntamente en él. La

luz exterior se filtra a través de las columnas que

soportan un total de setenta y dos capiteles extraordinarios,

con escenas poco habituales, algunas

basadas en episodios bíblicos, como María

dando el pecho a su Hijo, detalles sorprendentes

de la Matanza de los Inocentes, animales que

60



Monasterio de Santa Maria de l’Estany. Patio

Monasterio de Santa Maria de l’Estany. Claustro


61


Monasterio de Sant Vicenç de Cardona

tocan instrumentos, o también escenas paganas

como un halconero que azuza a unos perros con

un bastón, un cazador que mata un jabalí, la imagen

de un arriero o de dos sirenas que hacen sonar

sus olifantes, o una muchacha que se peina

mientras espera al amado. Las antiguas dependencias

que rodean el claustro están destinadas

ahora a rectoría, biblioteca pública y museo local

con objetos litúrgicos hallados en el monasterio,

piezas de etnología provinentes del pueblo de

L’Estany, parte del archivo monacal y parroquial y

objetos de arte popular.

Sant Vicenç de Cardona. Cuando el visitante llega

a Cardona, contempla admirado el cerro donde

se asienta un conjunto monumental compacto

y amurallado. Es ineludible visitar la impresionante

colegiata de Sant Vicenç, uno de los monumentos

más importantes del románico en

Cataluña. Los lienzos de muralla del castillo de

Cardona dan el aspecto de fortaleza que tiene

todo el conjunto. Una fortificación que fue el feudo

del más grande de los linajes medievales catalanes

después de la Casa Real, los Cardona, y

uno de los últimos reductos que se rindió a las

tropas borbónicas de Felipe V en 1714. Wifredo

el Peloso hizo construir el castillo el año 886 y

posteriormente se amplió con estancias de estilo

románico y gótico. La colegiata de Sant Vicenç

es una bella muestra del primer románico del siglo

XI y conserva una integridad inimaginable. El

interior es majestuoso. De las tres naves en que

se estructura, la central es muy alta, amplia y con

una holgada bóveda de cañón, y las laterales son

más estrechas y con bóveda de arista, reforzadas

por pilares que confieren a este espacio una elegancia

especial. La luz natural del exterior penetra

62


Monasterio de Sant Vicenç de Cardona. Iglesia

63


Monasterio de Sant Vicenç de Cardona. Cripta

a través de unos notables ventanales. Sobre el

crucero, remata el conjunto una cúpula muy esbelta

y luminosa. En el subterráneo de la colegiata,

bajo el presbiterio, se halla una interesante

cripta del siglo XI, de tres naves, con columnas y

bóvedas de arista. La cripta es conocida como la

Capilla de las Reliquias, ya que durante cierto

tiempo custodió los restos de San Sebastián,

Santa Úrsula y Santa Inés, hoy venerados en la

catedral de Solsona. Ante la iglesia se levanta un

claustro gótico del siglo XV, y ocupa el antiguo palacio

ducal el Parador de Turismo de Cardona. El

entorno inmediato de la iglesia de Sant Vicenç

comprende, además, la llamada Torre de la

Minyona, también del siglo XI, y el castillo, que

conserva elementos del palacio ducal. Todo el

cerro del castillo es una retahíla de muros, murallas

y fortificaciones, testigo de su uso militar hasta

bien avanzado el siglo XIX. Vale la pena acabar

la jornada en el centro histórico de la población

de Cardona y pasear por su trazado medieval.

64


GR-177

N-141c

Moià

GR-3

l'Estany

BV-1245

GR-3/177 la Caseta

Alta

C-59

C-59

Castellterçol

N

0 2 km

Santa Maria

Dolmen de

Puig Rodó

GR-3

N-141c

BV-1310

el Vilardell

Can Domènec

Sant Quirze

Safaja

C-59

Sant Cugat

de Gavadons

el Bonifet

GR-177

Castellcir

Can Sants

Coll de

les Heures

Santa Coloma

Sasserra

L’Estany-Sant Miquel del Fai

[EN BTT]

Collsuspina

Centelles

C-1413b

Puig d'Olena

el Cerdà

Can Sants

Tona

Sant Miquel

del Fai

Itinerario: punto de información zona

deportiva - ctra. Sta. Maria d’Oló hasta

GR-177 - Collsuspina - Coll de les Heures

- Sta. Coloma Sasserra - Castellcir -

torrente de Cerverisses - St. Quirze Safaja

- La Rovireta - Can Sants - Sant Miquel

del Fai.

Dificultad: alta. 490 m desnivel, 34,7 km,

3h 30min.

C-17

GR-5

Monestir de Sant Cugat del Vallès

Museu de Sant Cugat

Jardins Monestir, s/n

08172 Sant Cugat del Vallès

Tel. 936 759 951

museu@santcugat.cat

www.museu.santcugat.cat

Monestir de Santa Maria de l’Estany

Pl. Monestir, 4 - 08148 L’Estany

Tel. 938 303 139

monestirestany@bisbatvic.com

Col·legiata de Sant Vicenç de Cardona

Castell de Cardona - 08261 Cardona

Tel. 938 694 169

www.ajcardona.cat

Monestir de Sant Benet de Bages

(Món Sant Benet)

08272 Sant Fruitós de Bages

Tel. 902 875 353

www.montstbenet.cat

Espai Natural de Sant Miquel del Fai

Tel. 938 650 808

info@santmiqueldelfai.net

www.santmiqueldelfai.net

Oficinas de turismo de Cardona, Moianès

y Sant Cugat del Vallès

(V. pág. 97)

Acceso: L’Estany, ctra. C-59.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

65


Aventura en

Collsacabra

Se levantan las altiplanicies aéreas de Cabrera y

de Aiats, caen a pico los riscales de Collsacabra.

Un paraíso de naturaleza a levante de la Plana de

Vic, en su mayor parte dentro de la comarca de

Osona, aunque comparte territorio con la

Garrotxa y la Selva. Los núcleos habitados son

pueblos de montaña de pequeñas dimensiones,

con un encanto singular en Tavertet o en Rupit. El

embalse de Sau se extiende como un sábana azul

al mismo pie de una formidable faja de despeñaderos

que superan en algunos puntos los doscientos

metros de altura. En este marco natural,

las posibilidades activas para toda la familia son

casi inagotables y llenas de aventura.

En globo. Desde el cielo, como los pájaros. Esta

es la manera más sorprendente de conocer un

paisaje abrupto y mágico como el de Collsacabra.

Existen varias empresas que se dedican a realizar

vuelos libres. Los participantes ayudan a montar el

globo. Poco después, ya elevados, desde el cesto

todo aparece minúsculo e inmenso a la vez.

Los campos, las masías, los pueblos, las carreteras

parecen una maqueta ideal y los horizontes

crecen hasta el infinito. La estabilidad del globo es

total, tanto, que podemos tener la impresión de

que no nos movemos, que flotamos en la nada.

La mayoría de vuelos incluyen un buen desayuno

y un diploma que acredita el bautismo de vuelo.

En el Aeroclub de Manlleu se realizan vuelos con

ultraligero para viajar por el cielo de Osona.

A caballo. Las rutas son una propuesta apta para

todas las edades. No hay que ser un experto ni

haber montado antes, porque se organizan con

monitores especializados. El contacto con un animal

tan majestuoso llega a ser muy intenso durante

la cabalgada. Habitualmente, se inicia con una

pequeña introducción a los arreos y guarniciones

y a los primeros pasos de monta y después se inicia

la excursión al paso, al trote e incluso al galope,

según el nivel de los jinetes, siempre acompañados

por guías experimentados.

Bicicleta todo terreno. El Centre BTT Vall de

Sau-Collsacabra tiene señalizados 244 km de itinerarios,

abiertos a todos los practicantes de bicicleta

de montaña, y dispone de varios centros de

apoyo para el ciclista. Eso da mucho juego a la

hora de programar una actividad de uno o varios

días sobre dos ruedas. Hay quince rutas para hacer

en BTT, catalogadas con distintos grados de

66


Tavertet

67


Globos aerostáticos

dificultad. Algunas empresas alquilan bicicletas y

organizan excursiones de varios días con alojamiento

en hoteles o casas rurales de la zona.

A pie. Los amantes del senderismo y de la travesía

a pie encontrarán en Collsacabra un terreno de

juego impresionante. A partir de los mapas y las

publicaciones editadas sobre esta zona, se pueden

organizar muchos itinerarios aptos para todas

las edades y condiciones, con distintos niveles de

dificultad y duración. Las señales blancas y rojas

del sendero de gran recorrido GR-2 atraviesan

Collsacabra de sur a norte pasando por lugares

solitarios y maravillosos con saltos de agua, ermitas,

pequeños pueblos y puentes románicos.

Otros senderos, de pequeño recorrido (PR), describen

circuitos circulares que permiten gozar de

una mañana o de todo un día caminando por bosques

y riscos.

Deportes acuáticos. El Club Nàutic Vic-Sau,

constituido el año 1963, tiene las instalaciones y el

local social en el embalse de Sau. Dispone de una

piscina y de 98 hangares para embarcaciones. De

junio a septiembre organiza cursillos y campeonatos

de vela y de esquí náutico, un deporte sorprendente

que permite volar literalmente por encima

del agua. También se organizan excursiones

en canoa, para descubrir todos los rincones del

embalse, a la sombra de los riscales rojizos que

los extranjeros han bautizado como «el Colorado

catalán».

Triatlón por Collsacabra. Existen entidades y

empresas especializadas que organizan circuitos

de varios días en que se combinan las canoas, las

bicicletas y el senderismo por la zona del embalse

de Sau, Collsacabra y las altiplanicies de Cabrera.

Son itinerarios destinados a adultos con una preparación

física mínima, y también para niños de

más de doce años. También organizan los llamados

raids de aventura, un combinado de 4x4, tirolina

y puente de mico, tiro con arco y otras pruebas,

en un paisaje espectacular y con un final

68


Pantano de Sau

69


Monasterio de Sant Pere de Casserres

esperado: un buen almuerzo de payés en una

masía.

Espeleología. Cerca de Rupit es posible conocer

todo el misterio del mundo subterráneo en la cueva

de Els Ratpenats, una de las más bellas e interesantes

de la zona. Es de formaciones calizas y

acoge una importante colonia de murciélagos (ratpenats).

El recorrido finaliza en un gran lago subterráneo

con una playa de arena. Los más atrevidos,

equipados con vestidos de neopreno, se

sumergen en las aguas del lago y continúan el itinerario

acuático por un río subterráneo.

Excursiones en coche. Collsacabra tiene muchos

lugares que pueden visitarse con un vehículo,

principalmente los pequeños núcleos habitados

que conservan el carácter rural de montaña.

Así son asequibles el tipismo de las calles muy

pendientes y las casas antiguas de Rupit o las casonas

de piedra de Tavertet. En el santuario de

Cabrera, situado sobre una altiplanicie rodeada de

riscales, se puede hacer una buena comida y, en

Cantonigròs, se puede asistir a uno de los festivales

más célebres del país: el Festival Internacional

de Música.

Monasterio de Sant Pere de Casserres. Está situado

en una península que se adentra por las

aguas del embalse de Sau. Se trata de uno de los

conjuntos monásticos más bien conservados del

románico catalán, construido a mediados del siglo

XI y restaurado en 1994-1998. Se proyecta un audiovisual

y se organizan visitas guiadas que ofrecen

la oportunidad de conocer como era la vida

monástica medieval.

70


Sant Julià

de Cabrera

la Masallera

Pont de

les Perxes

Cantonigròs

el Cós

CINGLES

Aiats

C-153

D’AIATS

GR-2

el Torrentó

les Viles

la Serra

de Pruit

Sant Llorenç

Dosmunts

el Torrent

el Pinós

Pruit C-153

BV-5208

Consorci per a la Promoció Turística Vall

de Sau Collsacabra

08519 Tavèrnoles

Tel. 938 122 223

saucollsacabra@diba.es

www.saucollsacabra.cat

Espai Natural de les Guilleries -

Savassona

Vilanova de Sau

Tel. 938 847 006

guilleries@diba.cat

www.diba.cat/parcsn

N

0 1 km

la Cau

el Pedró

1187

Rocallarga

1187

GR-2

Ruta románica por Collsacabra

[EN AUTOMÓVIL]

Sant Joan de

Fàbregues

GR-2-2

Itinerario: visita de tres bellas iglesias

románicas de Osona, en el macizo de

Collsacabra. Sant Julià de Cabrera, por

pista de 3 km desde Sta. Maria de Corcó.

Sant Llorenç Dosmunts, por un camino

desde el km 29, después de Cantonigròs.

Sant Joan de Fàbregues, desde Rupit por

el GR-2, a 2 km.

Rupit

Consorci Paisatges del Ter d’Osona

Enric Prat de la Riba, 17

08570 Torelló

Tel. 938 504 915

www.paisatgesdelter.com

Monestir de Sant Pere de Casserres

Apartat Correus, 56

08510 Les Masies de Roda

Tel. 937 447 118

www.santperedecasserres.com

Oficina de turisme de Manlleu

(V. pág. 97)

Dificultad: baja, tramos cortos de pistas

forestales. 36 km, 3h.

Acceso: ctra. C-153 de Vic a Rupit.

Más información:

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

71


A mano

y a máquina:

turismo

industrial

Nuestro país incorporó los valores industriales del

norte de Europa mucho antes que la mayoría de regiones

mediterráneas. Ello se hace evidente en un

recorrido por el legado patrimonial y cultural que estas

actividades han dejado por todo el territorio. La

red de museos industriales, muy presentes en las

comarcas centrales de Cataluña y en expansión,

permite entender como se evolucionó de la artesanía

a la industria, y también ver en vivo procesos industriales

que ya parecían olvidados y desaparecidos.

Museos inéditos, maquinaria sorprendente, fábricas

con estilos arquitectónicos distintos, molinos en funcionamiento,

exposiciones etnográficas y antiguas

explotaciones convertidas en museo aparecen a los

ojos de los visitantes como una muestra de una vida

llena de sacrificios, pero que había de cambiar totalmente

la sociedad. En este recorrido, visitamos cuatro

ejemplos emblemáticos de la Catalunya Central.

Museu de la Ciència i de la Tècnica de

Catalunya. La sede central de este gran sistema de

veinte museos está situada en una de las fábricas

más bellas e imponentes de Europa: el Vapor

Aymerich, Amat i Jover, una gran nave industrial de

estilo modernista de once mil metros cuadrados de

superficie, que cuenta con varias exposiciones permanentes

sobre arquitectura industrial, transporte,

energía y otros aspectos relacionados. Un recorrido

por las distintas salas del museo permite hacerse

una idea de la importancia que tuvo esta industria en

Cataluña durante los siglos XIX y XX. Podemos ver,

por ejemplo, un telar Barrau —inventado por un reusense—

que permitía tejer pana, una tela resistente

que era utilizada por los obreros y que no necesitaba

plancha, en unos momentos en que la conciencia

social y unas duras condiciones de trabajo estaban

presentes en las fábricas a partes iguales. En las

exposiciones, el MNACTEC ofrece varias visitas teatralizadas

y demostraciones, y durante todo el año

se organizan muestras temporales de contenido excepcional,

siempre relacionadas con el mundo de la

técnica.

Museu de la Pell d’Igualada i Comarcal de

l’Anoia. Dos antiguos edificios industriales de

Igualada de gran interés arquitectónico en sí mismos,

Cal Boyer y Cal Granotes, acogen el fondo del

museo. El primero fue una importante fábrica algodonera

de finales del siglo XIX conocida como El

Vapor Nou, de estilo clásico, restaurado en 1986.

Estructurado en dos naves de dos niveles cada una,

se encuentra el museo de la piel y de la máquina de

72


Capellades. Museu Molí Paperer

73


74

Terrassa. Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya


Cardona. Parc Cultural de la Muntanya de Sal

vapor, una sección dedicada al hombre y el agua,

sala de exposiciones y auditorio. Destacan las columnas

de hierro colado, los amplios ventanales y los

cuchillos de armadura de madera; en el patio exterior

llaman la atención la gran chimenea y una noria.

Cal Granotes, curtiduría del siglo XVIII a orillas del antiguo

canal del Rec, todavía conserva las dos plantas

características: la ribera y el tendedor; aquí se muestra

el procedimiento industrial de curtido vegetal de

la piel utilizado por los catalanes, procedente de una

técnica originaria de Marruecos. El conjunto museístico,

reconocido en su ámbito como uno de los mejores

de Europa, es de un interés extraordinario.

Museu Molí Paperer de Capellades. Capellades

se convirtió, entre los siglos XVIII y XIX, en uno de los

centros productores de papel más importantes del

país. Su papel de barba alcanzó fama internacional.

El Museu Molí Paperer de Capellades, fundado en

1958, ocupa un molino del siglo XVIII. En las salas de

exposición permanente se recoge la historia del papel

desde sus orígenes hasta los procesos actuales

de fabricación. Se conservan utensilios, productos y

materiales con los que se producía antiguamente el

papel, la base del cual eran los trapos viejos suministrados

por los traperos. En el subterráneo del molino

aún se continúa fabricando papel hecho a mano.

Cuando los guías del museo ponen en marcha las

mazas de la prensa, el ruido es ensordecedor.

Entonces, es fácil comprender la dureza de este oficio,

ejercido en su día en un espacio húmedo, ruidoso

y con olores contundentes. El museo también

acoge exposiciones temporales y organiza cursos y

talleres especializados.

El oro blanco de Cardona. La sal ha marcado el latido

vital de Cardona durante siglos. Las colonias romanas

ya calificaban de «oro blanco» la sal que no

cesaba de producir la montaña, y en el siglo X el conde

Borrell otorgó una carta de repoblación que permitía

extraer sal de la montaña a todo aquel que se

estableciera en el lugar. En el Parc Cultural de la

Muntanya de Sal de Cardona, el visitante descubre

la formación geológica y la historia del valle salino, la

artesanía hecha con este mineral y la maquinaria de

uno de los pozos de extracción. Los participantes

son trasladados en vehículos especiales hasta la

Muntanya de Sal. A continuación, se equipan con un

casco protector y entran en el interior de la montaña

para recorrer medio kilómetro de galerías situadas a

75


Terrassa. Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya. Máquina de vapor

más de ochenta metros de profundidad, donde la

humedad y el mineral han creado formas e imágenes

insólitas. Un audiovisual y una exposición fotográfica

completan la visita guiada a las minas de sal.

Museu Industrial del Ter. Situado en una antigua

fábrica de hilados de algodón, en el punto donde

acaba el canal industrial del Ter, este museo es un

centro de interpretación que explica el protagonismo

del río en las transformaciones económicas, sociales

y urbanas de la comarca, y también los cambios de

todo tipo que acompañaron la penetración capitalista

en estas comarcas de la Cataluña interior. La exposición

permanente se articula en la sociedad industrial,

la fábrica y el río y la energía, y conserva un

interesante conjunto de máquinas algodoneras, turbinas,

subterráneos y canales que alimentaban los

árboles de transmisión que impulsaban la maquinaria.

También ofrece visitas comentadas al canal industrial

del Ter, construido en 1841-1848, a partir de

la antigua acequia del Molí de Dalt. Con nueve turbinas

instaladas llegó a alimentar siete fábricas y dos

molinos, que transformaron Manlleu en el primer

centro algodonero de la comarca.

El Camí Vora Ter. Siguiendo el río Ter, una ruta enlaza

las poblaciones de Roda de Ter y Manlleu por

antiguos senderos y caminos, siempre bordeando

el agua. A lo largo del paseo se encuentran pozos,

esclusas, presas y muchas otras estructuras que

han servido y sirven para regular y aprovechar el

curso fluvial. Los meandros del Ter nos conducen

a fábricas de río y colonias como la de Can Llanas

y, de inmediato, nos encontramos inmersos en el

canal industrial del Ter que muere en el lugar donde

ahora se levanta el Museu Industrial del Ter, un

complemento ideal después de hacer esta ruta a

pie o en bicicleta.

76


l'Anoia

Carrer de l'Aurora

Plaça

d'Espanya

Rambla de Sant Ferran

Carrer del Doctor

Joan Mercader

Carrer

Plaça de

Joan Mercader

de Roca

Baixada de

Sant Nicolau

Carrer

Carrer

Carrer de Santa Caterina

Rambla Nova

Plaça de

la Creu

Carrer

C. de Sant

Passeig

Faust

de

Museu de la Pell

d’Igualada

i Comarcal de

l’Anoia Cal

Granotes

del Sol

Baixada

de la Torre

Plaça de Cal Font

Carrer de Sant

C. de Garcia

Fossas

l'Anoia

Pg. de Mossèn Jacint Verdaguer

Carrer del Clos

Rambla de Sant Isidre

Carrer Nou

les

Magí

C. de l’Argent

de

Santa

de la

Anna

Unió

Baixada

Carrer del

Mas Ferrer del Pi

Carrer de l’Aurora

Ajuntament

Cabres

C. Sta. Maria

Pl. St.

Miquel

Rec

del Calot

El núcleo antiguo de Igualada

[A PIE]

Carrer d'Òdena

Rambla del

General Vives

Carrer de la Concepció

Camí

Plaça

Pius XII

Baixada

del Carme

del

la Creu del

Maginet

C. del

Roser

Itinerario: pl. Ajuntament, edificio

neoclásico y soportales; pl. Mercader,

curtiduría modernista Cal Sabater, hasta

Cal Boyer y Cal Granotes, sede del

museo. Remontar al pg. Cabres, pl. St.

Miquel y c. Sta. Maria, iglesia basilical

neoclásica, calle e iglesia de El Roser, pl.

Rei, c. St. Jordi y Rambla, continúa hasta

la pl. Cal Font, pasaje Rosés y

pl. Ajuntament.

Dificultad: itinerario urbano.

Acceso: pl. Ajuntament.

Más información: oficina de turismo de

Igualada (ver pág. XX)

Rutas Palau Robert

www.gencat.cat/probert

Plaça

del Rei

Riu

Museu de la Ciència i la Tècnica de

Catalunya

Rambla d’Ègara, 270 - 08221 Terrassa

Tel. 937 368 966

www.mnactec.cat

Museu de la Pell d’Igualada i Comarcal

de l’Anoia

Dr. Joan Mercader, s/n - 08700 Igualada

Tel. 938 046 752

m.igualada@diba.net

www.aj-igualada.net

Museu de la Tècnica de Manresa

Ctra. Santpedor, 55 - 08240 Manresa

Tel. 938 772 231

www.mnatec.cat

Museu Industrial del Ter

Can Sanglas - Pg. Ter, s/n - 08560 Manlleu

Tel. 938 515 176

mit@mitmanlleu.org

www.mitmanlleu.org

Museu Molí Paperer de Capellades

C. Pau Casals, 10 - 08786 Capellades

Tel. 938 012 850

museu@mmp-capellades.net

www.mmp-capellades.net

Parc Cultural de la Muntanya de Sal

Ctra. Mina, s/n - 08261 Cardona

Tel. 938 692 475

informacio@salcardona.com

www.salcardona.com

Consorci Paisatges del Ter i d’Osona

Prat de la Riba, 17 - 08570 Torelló

Tel. 938 504 915

paisatgesdelter@diba.es

www.paisatgesdelter.com

Oficinas de turismo de Igualada,

Cardona, Manresa i Terrassa

(V. pág. 97)

77


Fiestas en

el corazón de

Cataluña

En el calendario, sin desmayo, se suceden las

fiestas mayores, mercados, romerías, verbenas,

ferias, desfiles y un rosario de celebraciones que

vale la pena conocer in situ. Muchas conectan

con ritos paganos ancestrales o surgen bajo el

paraguas de prácticas religiosas. Otras, aunque

han nacido en época reciente, se han convertido

ya en referencia imprescindible.

Primeros meses del año. Por San Antonio se celebran

los tradicionales Tres Tombs en distintas

poblaciones de las comarcas centrales del país,

como Igualada o Terrassa. En Balsareny, el domingo

antes de Carnaval se rinde homenaje a un

antiguo oficio: los traginers (arrieros); con la Festa

dels Traginers se recuerda a los hombres que

trabajaban transportando mercancías a lomos de

mulas de una población a otra. Los carros y guarniciones

de la cabalgata son auténticas piezas de

museo. En el espectacular Carnaval de Torelló

merece una atención especial la Desfilada de

Senyoretes, hombres vestidos de mujer que recorren

la población, que continúa con otras actividades

de un programa repleto de actos picantes.

Durante la segunda quincena de febrero se celebran

en Manresa las Festes de la Misteriosa

Llum, que se remontan al recuerdo de un hecho

milagroso que sucedió el año 1345, cuando una

luz proveniente de Montserrat invadió la iglesia del

Carme para poner fin a un pleito entre el obispado

y el pueblo, y las campanas de la ciudad se pusieron

a repicar solas. Los actos festivos duran

quince días y se caracterizan por la Fira de

l’Aixada (feria de la azada), por el desfile de los gigantes

y los cabezudos el día central, y la participación

de las cofradías de los Favets y de los

Tremendos. En marzo, tiene lugar en Terrassa el

Festival Internacional de Jazz, un programa

musical muy amplio con figuras del jazz nacional e

internacional que tocan en locales y también al

aire libre. Imprescindible para los amantes de la

buena música. Diez días antes del Domingo de

Ramos vale la pena estar en Vic, porque se celebra

el famoso Mercat del Ram. Toma el nombre

del mercado de palmas y laureles que se celebra

el Sábado de Ramos por la mañana en la Plaza

Mayor y en la calle Verdaguer. Además de poder

comprar palmas y palmones, se puede disfrutar

de la amplia oferta cultural y lúdica que complementa

la fiesta más importante de Vic. El mismo

Domingo de Ramos, en Vic, se hace el desfile de

la Procesión de los Armats. Por Corpus, en

78


Dansa de Castellterçol

79



Festa del Pi de Centelles

Escaldarium de Caldes de Montbui


80


Sallent, celebran las Enramades, que consiste en

engalanar las calles con boj, flores y todo tipo de

materiales ornamentales para recibir el paso de la

procesión, una tradición que se remonta al siglo

XIV. En La Garriga, también por Corpus, tiene lugar

una de las celebraciones más características de

esta población, con las calles alfombradas de flores

de todos los colores. Al atardecer hay una procesión

y se escenifica el Plant de Sant Esteve, narración

litúrgica popular del martirio del santo. A

mediados del mes de mayo, en Moià, se organiza

el Mercat de la Prehistòria con un repleto programan

el que se puede aprender muchas actividades

relacionadas con la vida en la antigüedad,

como son curtir pieles, cocer cerámica neolítica,

cortar la carne con sílex, todo ello complementado

con exposiciones, mercados, conferencias y

visitas a las famosas cuevas prehistóricas de El

Toll.

A las puertas del verano. A partir del mes de

mayo y hasta bien entrado el verano, en el

Lluçanès se organiza el Festival SOLC. Este Cicle

de Música i Tradició del Lluçanès tiene un buen

programa de actos que incluye conciertos y bailes

de música tradicional, conferencias y exposiciones,

caminatas, muestras de oficios antiguos, correfocs

(animales míticos que echan fuego), encuentros

de gigantes, e incluso campeonatos de

butifarra o citas gastronómicas, además de actuaciones

teatrales, talleres de artesanía o encuentros

de cantores, todo con regusto autóctono y

tradicional. En toda la Catalunya Central, al entorno

del día de Sant Joan, se organizan multitud de

actos para celebrar el solsticio de verano, con hogueras,

bailes y actividades distintas. En Calaf,

durante estos días, se celebra el Festival de

Música Tradicional y, en Sant Cugat del Vallès, el

día de San Pedro se baila el ball del vano i el ram,

con un arreglo para cobla, una danza singular que

se remonta al siglo XVIII. La fiesta de Sant Miquel

dels Sants se celebra en Vic la semana del 5 de

julio. Hay un pasacalle con elementos que tienen

origen en su Corpus medieval. Entre otros, desfilan

los característicos maceros y los caps de llúpia

(cabezudos). En Lluçà, siguiendo la tradición campesina

del cultivo de cereales, se celebran las

Festes del Segar i del Batre (siega y trilla). A finales

de junio se hace «el Segar», con demostraciones

de cómo se hacía la siega a mano, se afilaban

las herramientas, cómo se utilizaba la

guadaña, la cribadora, la atadora y otros utensilios

que forman ya parte del pasado. A finales de julio,

para completar el ciclo, tiene lugar «el Batre», que

consiste en poner en funcionamiento la máquina

de trillar que se utilizaba hace décadas para separar

el grano de la paja, mientras un almadiero profesional

se dedica a levantar un esbelto pajar.

El verano ya ha llegado. Durante los meses de

verano muchas poblaciones celebran su Festa

Major, con singularidades y elementos característicos

que pueden variar de un pueblo a otro. Si

nos encontramos en estas comarcas, será fácil

coincidir con una de estas celebraciones populares.

También se organizan acontecimientos de formato

mayor, como el Festival de Música de

Cantonigròs. La segunda semana de julio, esta

pequeña población osonense se transforma en un

bullicio de gente, de música y danza, un punto de

encuentro de grupos de canto coral y de danzas

tradicionales de todo el mundo. En julio, en

Caldes de Montbui, población termal por excelencia,

se celebra Escaldàrium, la Fiesta del Fuego y

del Agua, una alegoría del origen de Caldes y sus

aguas. El grupo de baile de diablos de Caldes

consigue que los elementos naturales del agua y

el fuego sean los principales protagonistas y los

animadores a la participación popular. La celebración

se ameniza con música en directo compuesta

expresamente para la ocasión. El último domingo

de agosto, en Castellterçol se baila la famosa

Dansa de Castellterçol y el ball del ciri. La danza

tiene su origen en el siglo XVII, es distinguida, ceremoniosa

y elegante. Seis parejas bailan en la

Plaça de la Vila y ofrecen su danza a todo el pueblo.

En Cardona, el segundo domingo de septiembre

se celebra el Correbou, una tradición

muy arraigada desde hace siglos en que los participantes

atan los cuernos de un buey con cuerdas

e incluso los hay que incitan al buey desde el interior

de una gran caracolera de mimbre.

81



Festa dels Traginers de Balsareny

Festes de la Misteriosa Llum de Manresa


82


Mercat del Ram de Vic

Otoño festivo. En Sant Boi de Lluçanès, cada 28

de septiembre, se celebra la Fira de l’Hostal del

Vilar para cerrar el ciclo de la trashumancia. Hay

paradas de ganado y de otros elementos tradicionales.

Se trata de la mayor congregación humana

que tiene lugar en el Lluçanès en todo el año. En

las mismas fechas, en Manlleu organizan la Festa

del Porc i la Cervesa, basada en la degustación

de productos derivados del cerdo, cata de cervezas,

presentación de platos especiales y otras actividades

relacionadas. El primer domingo de octubre

tiene lugar en Castellterçol el Concurs de

Gossos d’Atura (perros pastores), de los más importantes

del país; participan pastores de

Cataluña, del País Vasco, de Aragón y de Francia.

En Vic, hacia septiembre u octubre, se celebra el

Mercat de Música Viva, que reúne intérpretes de

todo tipo de música (tradicional, antigua, clásica,

jazz, moderna, etc.) en numerosos espectáculos

repartidos por toda la ciudad. A fines de octubre,

coincidiendo con la fiesta de Todos los Santos, se

celebra la Fira de la Castanya en Viladrau, que

incluye una lucida castañada popular, el baile de

las brujas y la Càfila del cavaller d’Espinzella, un

espectáculo tradicional de participación teatral y

musical que se hace en la calle, además de una

feria de productos naturales y muchas más actividades

paralelas. El primer fin de semana de noviembre

se organiza la Fira d’Espectacles

d’Arrel Tradicional en Manresa, una oferta muy

variada de toda el área mediterránea que llena las

calles de la ciudad de gente, música, espectáculo,

danza y teatro. En Torelló, en noviembre, se organiza

el Festival de Cinema de Muntanya, uno

de los mejores en este género, y en Vallgorguina,

la Fira d’Artesans del Bosc, en la que se hacen

demostraciones de cómo se trabaja la madera, la

cerámica o qué frutos produce el bosque. La Fira

83


84

Enramades de Sallent


Festa dels Tres Tombs, de Igualada

85



Fira de l’Avet, de Espinelves

Festival Internacional de Jazz de Terrassa


86


de l’Avet de Espinelves se celebra a primeros de

diciembre. Este pequeño pueblo montañés de

Les Guilleries se llena de gente que contempla, se

pasea o elige un árbol de Navidad. Además de

abetos, hay paradas de productos artesanos en

torno de su bella iglesia románica.

Los últimos días del año. La ancestral Festa del

Pi de Centelles tiene lugar el penúltimo día del

año. Los actos se inician el día 29, de madrugada,

cuando un pelotón de galejadors y mucha gente

del pueblo va hasta el bosque donde hay el pino

escogido. Después de un buen desayuno, los galejadors

cortan el pino, lo cargan bien derecho en

un carro tirado por dos bueyes y lo llevan hasta la

población. A las doce en punto, y con el sonido

de las escopetas, el árbol es recibido por el esbart

dansaire (grupo de bailarines) que danza el ball del

pi, después, se entra en brazos en la iglesia, se

adorna con manzanas y barquillos y se cuelga encima

del altar, cabeza abajo, donde permanece

hasta el día de Reyes. Cada día del año hay fiesta,

como marca la tradición de los pueblos con

una larga historia.

Fiestas populares

cultura.gencat.cat/cpcptc/festes/

Home.aspx

Fiestas mayores

cultura.gencat.cat/fm

Ferias y fiestas tradicionales

www.firesifestes.com

Todas las fiestas

www.festes.org

87


Cocina

moderna

con sabores

antiguos

La cocina de la Catalunya Central se basa en la

economía agraria y de montaña, que da como resultado

una explosión de sabores y de aromas de

gran potencia. Las butifarras de Castellterçol y de

La Garriga, por ejemplo, o los embutidos de Sant

Celoni, las alubias de Lliçà, las manitas de cerdo,

la tripa a la catalana, la sangre y asadura, el cap i

pota (cabeza y pies de ternera) con samfaina (pisto),

arroz a la cazuela o la escudella de pagès

(suerte de cocido), son como una letanía que se

repite cuando nos recitan el menú de muchos restaurantes

de estas comarcas. Los guisos aromatizados

con las extraordinarias trufas de los bosques

de Osona y del Lluçanès, o la almosta, que

consiste en un fondo de patata, cebolla, butifarra,

cerdo y bacalao, sin olvidar el típico desayuno de

tripa i pota de cordero o la llonza llaminera (chuleta

de cerdo) del Vallès, asada con setas o con alubias,

la sopa de perdiz con trufas con costra, el

rabo de buey en civet o el célebre bacalao a la

manresana, con ciruelas y piñones, que ha cruzado

fronteras y se ha hecho popular, son algunas

muestras más de esta cocina de huerta y de montaña

que durante todo el año se complementa

con setas de muchas especies y con los vinos

con Denominación de Origen Pla de Bages, tintos

nacidos de viñas de merlot y cabernet sauvignon,

y vinos blancos de la variedad autóctona picapoll,

que da vinos aromáticos y de buena acidez.

La fundación Alícia es un centro internacional de

investigación tecnológica en cocina y de difusión

del patrimonio agroalimentario y gastronómico

para promover los buenos hábitos alimentarios.

Está ubicado en el antiguo monasterio benedictino

de Sant Benet de Bages, magnífico complejo

multiusos restaurado bajo el nombre de Món Sant

Benet.

Fusta d’embotits. En numerosos establecimientos

de Osona se puede comprar la famosa llonganissa

de Vic, que es la reina de los embutidos crudos.

Los orígenes hay que buscarlos en la

necesidad antigua de almacenar la carne fresca

que no era consumida. Era necesario curarla y

conservarla. La longaniza actual está elaborada

con los perniles, los lomos y el tocino del cerdo

adulto. Pero no toda es la misma. La llave del éxito

está en el secado de la carne, que necesita su

tiempo y producirse en secaderos naturales. Para

ello, Vic con sus entornos es idóneo: la niebla que

cubre a menudo la Plana permite que las longani-

88


Tabla de embutidos

zas se curen a un buen ritmo, les da aroma y un

buen moho. El resultado es un corte denso y

compacto que no necesita ni acompañamiento,

aunque casa muy bien con el pan o la coca, y con

un buen vino, que ha de ser suave para permitir

que el olor del embutido no quede prisionero. La

llonganissa de Vic es un alimento sano y equilibrado,

con un coeficiente de digestibilidad excelente

y una gran calidad nutritiva. Hace años, el periódico

Daily Express calificaba este producto como

«Rolls Royce de los embutidos». Pero no todo se

acaba con la llonganissa. La somalla, por ejemplo,

es una butifarra a medio secar, de componentes

ligeros y, por tanto, apta para toda clase de dietas.

Los cortes de este embutido tienen la forma

característica de ocho. Cuando se le da una forma

más redonda y alargada se llama fuet. De butifarras,

las hay de mil especies, y los bulls señorean

muchos escaparates de las comarcas

centrales del país, como los de Mura, Talamanca,

Manresa o Navarcles, sin olvidar los magníficos

embutidos y la butifarra cruda de La Llacuna.

Todo un mundo de sabores y aromas intensos.

Patatas del bufet. Es un producto de montaña,

enraizado en los campos de tierra oscura y con

buena sazón de las faldas del Pirineo. Parece que

la semilla llegó de la Bretaña y que se introdujo a

través del Alt Urgell, el Ripollès y Osona, pero nadie

recuerda ni cuando ni cómo. La patata del bufet,

tan apreciada en nuestro país, decayó hasta

casi desaparecer de nuestras cocinas hacia los

años setenta del siglo XX, pero, veinte años más

tarde, una grupo de campesinos la recuperó del

olvido, y creó el Mercado de la Patata del Bufet de

Orís, en el que se estipula su cotización, según la

cosecha y la calidad. El primer fin de semana de

octubre se celebra este mercado, que incluye de-

89


90

Monas de Pascua



Elaboración de mató (requesón) de Montserrat

Pa de pessic (bizcocho)


91


Productos típicos

gustaciones de platos cocinados con este delicioso

tubérculo. Ahora está presente en las mesas

más exquisitas y existe una variedad, la patata del

bufet negra, que es el súmmum de las patatas.

Deben rechazarse imitaciones foráneas. Es fácil

comprarla en los mercados y masías de Osona.

Mongetes del ganxet. Es la estrella de las alubias.

Su nombre se refiere a su forma de riñón.

Como ha ocurrido con muchos productos tradicionales,

la mongeta del ganxet ha pasado de ser

un alimento para saciar a falta de otros más proteicos

y de asegurar un plato en la mesa a ser

una legumbre muy apreciada en los fogones más

afamados. Es de aspecto muy blanco y de piel

muy fina que se funde como la mantequilla. Se

cultiva siguiendo varios métodos y, en consecuencia,

puede ser menuda o de grano grueso.

Donde hay las tierras mejores y el clima más adecuado

para la mongeta del ganxet es en el Vallès,

lugar en que se concentran la mayoría de cultivadores

de esta legumbre. Puede comprarse en

masías y mercados de toda la comarca a partir

del mes de noviembre, que es cuando se recolecta.

En Caldes d’Estrac se celebran las

Jornadas Gastronómicas de la Mongeta del

Ganxet en otoño.

Alubias de Castellfollit. Las semillas que Arthur

Young vio plantar en el Bages durante su Viaje en

Cataluña, a finales del siglo XVIII, se han mantenido

hasta hoy y, en los últimos años, se han promocionado.

La alubia de Castellfollit tiene la piel fina y

brillante, no se deshace cuando se cuece ni es

granulosa, y desprende un aroma sutil que deja un

agradable gusto de maíz. Las alubias con bacalao

—o el bacalao con alubias— es uno de los platos

de más éxito y de más tradición, no sólo en las

comarcas de la Catalunya Central, sino en buena

parte del país, pero las alubias de Castellfollit también

se sirven acompañadas de la butifarra de

músic, que destaca por el relleno de fruta seca.

Son alubias primerizas: se recogen a finales de julio

o primeros de agosto. El terreno adecuado se

sitúa a unos 700 metros de altitud. Por eso, cuando

en Castellfollit están a punto de recogerlas, en

92


Trufas

el Vallès apenas plantan las del ganxet. En las tierras

altas de Osona tampoco no se ha dejado de

cultivar nunca la llamada alubia del Collsacabra,

que no es otra que la conocida como fesol de

Santa Pau, en la Garrotxa. Se puede probar en algunos

restaurantes de Cantonigròs y Rupit. Lo

más tradicional es degustarlas con la carn de perol

(carne de matanza) como se ha hecho siempre

durante la matanza del cerdo.

El cigronet del Alta Anoia. Se trata de un garbanzo

pequeño, liso, de textura firma y no harinosa y

de sabor intenso y delicado. Es un producto ancestral

que se ha mantenido en los huertos de esta

zona gracias a la persistencia de la payesía, que

durante generaciones lo ha cultivado para consumo

propio. Aún hay familias que lo producen de

manera tradicional y consiguen un garbanzo de altísima

calidad. Hacia septiembre u octubre se organiza

la Fira del Cigronet de l’Alta Anoia, feria en la

que será fácil probar esta deliciosa legumbre. Otro

producto de esta zona es el cordero del Alta Anoia,

una especie autóctona que solo se encuentra en

explotaciones ganaderas familiares. Se puede comer

guisado, estofado o a la brasa. Seguro que

siempre es muy tierno, una de sus grandes cualidades.

Pero el plato que se ha convertido en emblema

del Anoia es la cebolla rellena, que se llena

con carne, pescado y otros ingredientes.

Productos montserratinos. Montserrat tiene varios

productos emblemáticos que nacen a su abrigo

y se acompañan del nombre de la montaña.

Uno de ellos es el mató o requesón de

Montserrat. Es todo un símbolo y hay que comprarlo

en las paradas de artesanos que, llueva o

haga sol, se sitúan al amparo del monasterio.

También venden quesos, miel, cocas y pasteles.

93


El mató es un queso de leche de vaca de textura

blanda y suave y de sabor fresco y húmedo, más

bien dulce y lechoso, que se vende envuelto en

una tela de algodón. La mejor manera de probarlo

es con una cucharada de miel, receta muy extendida

en las cartas del país. En Monistrol de

Montserrat, al pie mismo de la montaña, se organiza

cada año la Fira de la Coca i el Mató, a finales

de octubre. Otro producto muy apreciado es el

tomate de Montserrat, una variedad autóctona

que se cultiva sobre todo en las huertas de

Marganell. Este tomate es inconfundible: de color

verde y rosado, muy aromático, de carne bien

constituida y vacío por dentro. Es apropiado para

ensaladas y para rellenarlo.

Y, para acabar, los postres. En Capellades, es famosa

su coca de piñones y, en el Montseny, las pedres

del Montseny, hechas con chocolate y fruta

seca. En Vic, el esponjoso pa de pessic se encuentra

en muchas pastelerías y, en la capital del Anoia,

la famosa coca de Igualada. Son célebres los carquinyolis

de La Llacuna, de Calaf, de Caldes de

Montbui y de La Panadella, y también los ametllats

de Castellfollit de Riubregós o los clásicos borregos

de Cardedeu. En las pastelerías de la Catalunya

Central, las creaciones de galletas o pastelillos locales

son numerosas. Sus escaparates son un

compendio de la Cataluña más dulce. No acabaríamos

nunca. Ahora sólo falta colgarnos la servilleta

al cuello y pensar qué vamos a escoger.

Patatas del bufet

Alubias del ganxet

94


Información

general

Departament d’Innovació, Universitats

i Empresa

Secretaria de Comerç i Turisme

Pg. Gràcia, 105 - 08008 Barcelona

Tel. 934 849 500

www.catalunyaturisme.com

Serveis Territorials

Polígon industrial Els Dolors

(Palau Firal)

08241 Manresa

Tel. 936 930 271

Oficina de Promoció Turística de la Diputació

de Barcelona-Turisme

Trav. de les Corts, 131-159 (Maternitat)

08028 Barcelona

Tel. 934 022 966

op.turistica@diba.cat

Consejos comarcales

Consell Comarcal de l’Anoia

Pl. Sant Miquel, 5 - 08700 Igualada

Tel. 938 051 585

turisme@anoia.net - www.anoia.cat

Consell Comarcal del Bages

Muralla St. Domènec, 24 - 08240 Manresa

Tel. 936 930 350

consell@ccbages.org

www.ccbages.org

Consell Comarcal d’Osona

Historiador R. d’Abadal i de Vinyals, 5

08500 Vic

Tel. 938 832 212

informa@ccosona.net - www.ccosona.es

Consell Comarcal del Vallès Occidental

Ctra. Nacional 150, km 15 - 08227 Terrassa

Tel. 937 273 534

ccvoc@ccvoc.org

www.ccvoc.org

Consell Comarcal del Vallès Oriental

Miquel Ricomà, 46 - 08400 Granollers

Tel. 938 600 700

ccvo@ccvoriental.es - www.ccvoriental.es

Información turística

Oficinas de turismo de la Generalitat de

Catalunya

Palau Robert

Pg. Gràcia, 107

08008 Barcelona

Tel. 932 384 000

dgdifusio_turisme.presidencia@gencat.cat

www.gencat.cat/probert

Infopista del Montseny

Àrea de servei del Montseny (Autopista AP7,km 14)

08450 Llinars del Vallès

Tel. 938 413 424

montseny@barcelonaturisme.com

www.catalunyaturisme.com

Otras oficinas de turismo

Oficina de turisme de Calaf

Pl. Arbres, s/n

08280 Calaf

Tel. 938 680 833

coberofn@diba.es

www.calaf.cat

96


Oficina de turisme de Caldes de Montbui

Pl. Font del Lleó, 20

08140 Caldes de Montbui

Tel. 938 654 140

tur.caldesm@caldesm.diba.es

www.caldesmontbui.org

Oficina de turisme de Cardona

Av. Rastrillo, s/n

08261 Cardona

Tel. 938 692 798

tur.cardona@diba.es

www.cardona.es

Oficina de turisme de Collbató

Pl. Era, s/n

08293 Collbató

Tel. 937 779 076

turisme@collbato.cat

www.collbato.cat

Oficina comarcal de turisme de l’Anoia

Pl. St. Miquel, 5

08700 Igualada

Tel. 938 051 585

turisme@anoia.cat

www.anoiaenviu.cat

Oficina de turisme de Manlleu

Pg. del Ter, s/n (Can Sanglas)

08560 Manlleu

Tel. 938 515 176

turisme@mitmanlleu.org

www.manlleu.org

Oficina de turisme de Manresa

Via St. Ignasi, 40

08241 Manresa

Tel. 938 784 090

turisme@ajmanresa.org

www.ajmanresa.cat

Oficina de turisme de Sant Cugat del Vallès

Pl. Octavià s/n

08172 Sant Cugat del Vallès

Tel: 936 759 952

turisme@santcugat.org

www.santcugat.org

Oficina de turisme de Súria

Sant Climent, 21

08260 Súria

Tel. 938 695 685

turisme.suria@diba.es

www.suria.diba.es

Oficina de turisme de Terrassa

Raval Montserrat, 14

08221 Terrassa

Tel. 937 397 019

turisme@terrassa.org

www.terrassa.org/turisme

Oficina de turisme de Vic

Ciutat, 4

08500 Vic

Tel. 938 862 091

turisme@vic.cat

www.victurisme.cat

Oficina de turisme de l’Estació - Alt Congost

Estació Renfe

08590 Montmany (Figaró-Montmany)

Tel. 938 429 361

apren@vallesnet.org

www.elfigaro.net

Oficina de turisme de l’Alta Anoia

Ravalet, 31

08281 Els Prats de Rei

Tel. 938 680 366

turisme@altaanoia.info

www.altaanoia.info

Oficina de turisme del Cardener

Cal Pinsà s/n - C-55, km 39

08250 Sant Martí de Torroella

(Sant Joan de Vilatorrada)

Tel. 938 361 708

consorcicardener@diba.es

www.elcardener.com

Oficina de turisme del Moianès

Joies, 11-13 (Can Carner)

08180 Moià

Tel. 938 301 418

cmoianes@diba.es

www.moianes.com

Oficina de turisme d’Osona

Eix Onze de Setembre, 11

08500 Vic

Tel. 938 851 715

info@osonaturisme.com

www.osonaturisme.com

Parcs de Catalunya

www.parcsdecatalunya.net

97


Bóixols

Noguera

Ossó

de Sió

Verdú

Oliola

Tàrrega

Ciutadilla

Ponts

Cabanabona

Guimerà

Montblanc

Passanant

les Pallargues

Pira

Alt Urgell

Cervera

Peramola

Tiurana

Tarroja de

Segarra

Granyanella

Coll de

Nargó

Vilanova

de l'Aguda

Montornès

de Segarra

Vallfogona

de Riucorb

Barberà de

la Conca

Sarral

Oliana

Bassella

Fígols

Biosca

Alinyà

Solsonès

Castellar de

la Ribera

Solsona

Pinell de

Solsonès

LV-3005

LV-3001

Olius

la Coma

Sant Llorenç

de Morunys

Riner

la Pedra

Navès

Clariana de

Cardener

Cardona

BV-3001

Guixers

LV-4241

B-420

Castellar

del Riu

BV-4241

Capolat

l'Espunyola

BV-4131

Montmajor

B-423

Vallcebre

Berguedà

Serrateix

Sant Cugat

del Racó

Fígols

Avià

BV-4235

BP-4313

Cercs

Montclar

Casserres

Viver

Puig-reig

la Nou de

Berguedà

Olvan

C-154

Gironella

Navàs

Gaià

Vilada

BV-4406

BV-4401

Cornet

BP-4313

Castell de

l'Areny

Borredà

la Quar

BV-4346

Sagàs

Santa Maria

de Merlès

Castellnou

Balsareny

de Bages

Pinós

BV-3002

Coaner Súria

Sallent

Segarra Torà

BV-3003 Bages

C-1412 Calonge

Santpedor

Guissona

la Molsosa

Sant Mateu

Artés

Ivorra

de Segarra

de Bages

C

Castellfollit

BV-4511

Sant Guim

de Riubregós

B-300 Boixadors Fonollosa

Callús

Fals

Joncadella

N-141c

de la Plana

Monistrol

BV-3008

Sant Joan de

BV-3012

de Calders

Sant Ramon

Vilatorrada

Navarcles

B-

N-141a

N-141g

Sant Benet Talamanca

Pujalt

Calaf

Sant Pere

Sallavinera

Rajadell

de Bages

les Oluges

Manresa

Sant Martí

el Pont de

Sesgueioles

la Manresana

Vilomara

els Prats

Sant Salvador

el Marquet Mura

Castellfollit

Sant Vicenç

S

Estaràs

de Rei

de Guardiola

C-1412

del Boix

de Castellet

BV-1001 Veciana

Castellgalí

BV-1031

Parc Natural de S

Sant Guim

Marganell Llorenç del Munt i l

de Freixenet

Rubió

BV-1221

B-100

Castellbell

Rellinars

Copons

BP-1101

Sa

B-122

Sant Antolí

Montmaneu

Òdena

Parc Natural

Anoia

i Vilanova

Castellolí de Montserrat

Vacarisses

Matade

B-221 Argençola

Sant Jeroni Monistrol de

Jorba

Montserrat

BV-1212

Talavera

Vallè

el Bruc

T-221

C-241e

Igualada

Collbató

Llorac

Santa Coloma

Torre de Vilanova la Pobla de

de Queralt

Sant Martí Montbui del Camí Claramunt

Esparreguera

de Tous

B-120

Savallà del

Viladecavalls

Carme

B-224 els Hostalets

Comtat

Bellprat

Santa Maria

Capellades

de Pierola

Olesa de

les Piles

de Miralles

Vilanova

B-231 Montserrat

Queralt

Santa Càndia

d’Espoia

Ullastrell

Vallbona Piera Masquefa Abrera

T-201 B-220

d’Anoia

Sant Esteve C-243c R

TV-2011

BV-2136

B-224 Sesrovires

C-244

BV-2242

Martorell

Rocafort Santa Perpètua la Llacuna

Mediona

Castellb

de Queralt

de Gaià

Vilademàger

Sant Quintí

Sant Llorenç

Sant Andreu

de Mediona

d'Hortons

BP-2121 BP-2126

Sant Sadurní

de la Barca

Montbrió de

d'Anoia

el

la Marca

Corbera de

Alt Penedès

Querol

Pontons

el Pla del

Gelida Llobregat

Pallejà M

Cabra del

T-244

Guardiola de Penedès

BV-2122

Camp

Font-rubí

Baix Llobregat

BP-2427

el Pont

Puigdàlber

Cervelló

d'Armentera

Torrelles de Foix

Conca de Barberà

Berga

Avinyó

B-431


Mapa de la Catalunya Central

Sant Jaume

de Frontanyà

BV-1249

B-433

Oristà

B-124

Terrassa Sabadell

N-150

BV-4608

la Gleva

Sant Bartomeu

del Grau

C-154

B-142

Polinyà

BV-5227

Bellmunt

BV-5001

Montmeló Vallromanes

Parc de la

Serralada Litoral

BP-5002

GIV-5273

Santa Maria

de Cabrera

Vilalleons

BP-4313

Santa Eugènia

Sant Feliuet

Malla

de Terrassola

de Berga

GI-541 Sant Hilari

B-520

Espinelves

Sacalm

Santa Maria

l'Estany

Muntanyola

d’Oló

Taradell

GIV-5411

Sant Cugat

GI-543

de Gavadons

Collsuspina Tona

Seva

Moià

N-141c

el Brull

Viladrau

GI-543 GI-550

Centelles els Hostalets

GIV-5201

de Balenyà

Sant Marçal

alders

Parc Natural del Montseny

GI-552

Sant Martí

de Centelles Aiguafreda

BV-5301

Castellterçol

Castellcir

Montseny

C-1413b

Tagamanent

Montclús

124 BV-1245

Sant Esteve de

Breda

Sant Quirze

Palautordera Gualba

Safaja Sant Miquel

del Fai Figaró

nt Llorenç

del Munt

isbal

les Llosses

BP-4654 Parc del Castell

de Montesquiu

Alpens

Sora

Sant Agustí Montesquiu

de Lluçanès

Mare de Déu

dels Munts

BV-4341

Prats de

Lluçanès

pera

ubí

Sant Feliu

Sasserra

Castellar

del Vallès

Sentmenat

Sant Boi de

Lluçanès

Lluçà

Perafita

BP-4653

BV-4601

Olost

Sant Hipòlit

de Voltregà

Santa Eulàlia

de Riuprimer

Ripollet

Sant Cugat

del Vallès Cerdanyola

del Vallès

BV-1415

Papiol

Parc de Collserola

olins de Rei

Sant Feliu

de Llobregat

Ripollès

Ripoll

Granera

Sant Feliu

de Codines

ant Llorenç

Gallifa

Savall BP-1241

Bigues

ant

’Obac

s Occidental

Gurb

Santa Maria de

Besora

Sant Quirze

de Besora

Vidrà

Sant Sadurní

d'Osormort

C-153

Mosqueroles

el Remei

Santa Maria

GI-524

B-522

les Planes

Torelló

C-153

d'Hostoles

Santa Maria

Manlleu

de Corcó

Rupit

Collsacabra

Sant Pere

Sant Joan

Amer

de Casserres

Tavertet de Fàbregues

B-522 Roda de Ter

Savassona

Espai Natural de les

Guilleries-Savassona

Tavèrnoles

Folgueroles

GI-542

Calldetenes

Osor

Sant Julià

Vic Riudeperes de Vilatorta

l’Ametlla

del Vallès

castell de

Montbui

Caldes de

Montbui Canovelles

Lliçà

d'Amunt

Palau-solità i

Plegamans Lliçà de Vall

Barberà

del Vallès

Sant Genís

d’Orís

Osona

Parets

del Vallès

Mollet

del Vallès

Santa Coloma

de Gramenet

Vallfogona de

Ripollès

Sant Pere

de Torelló

Sant Vicenç

de Torelló

les Preses

Bas

Sant Jaume de

Llierca

Mieres

Sant Aniol de

Sant Feliu Finestres

de Pallerols

la Garriga Cànoves

Sant Pere de Palautordera

de Vilamajor

Sant Celoni

Parc del Montnegre i el Corredor

Llinars

Cardedeu del Vallès

Vallgorguina

Arenys

Granollers

de Munt

BV-5111

Vallès Oriental

Parc de la

Serralada

de Marina

Barcelona

Badalona

la Roca

del Vallès

Dosrius

Sant Andreu

de Llavaneres

Argentona

Teià Vilassar de Mar

Alella

Premià de Mar

el Masnou

Montgat

Sant Adrià de Besòs

Olot

Maresme

Mataró

Sant Vicenç

de Montalt

N

Garrotxa

Arenys de Mar

Caldes d'Estrac

0 10 km

Selva

Sant Ferriol Besalú

la Cellera

de Ter

Anglès

Santa Coloma

de Farners

Hostalric

Sant Iscle de

Vallalta

Sant Cebrià

de Vallalta

GI-532

BV-5122

Serinyà

Porqueres

Banyoles

Sant Esteve de

Llémena

Sant Martí

de Llémena

N-141

GI-540

Aeroport de

Girona-Costa Brava

B-600

Camós

Bescanó

Vilobí

d'Onyar

Riudarenes

Sils

Maçanet de

la Selva

Tordera

Santa

Susanna

Sant Pol de Mar

Canet de Mar

Fogars de

la Selva

Palafolls

Crespià

Gironès

Salt

Pineda de Mar

Calella

Patrimonio de

la Humanidad

Castillo

Aeropuerto

Aeródromo

Golf

Balneari

Esponellà

Pla de l’Estany

Palol de

Revardit

Sarrià

de Ter

Vidreres

GI-682

Bàscara

Vilademuls

Cornellà

del Terri

Quart

Fornells de

la Selva

Riudellots de

la Selva

Caldes de

Malavella

Blanes

Malgrat de Mar

Girona

Celrà

Campllong

Sant Andreu

Salou

Conjunto monumental

Restos arqueológicos

Información turística

Monumento de interés

Edificio religioso

Parque o espacio

natural

Lloret de

Mar

More magazines by this user
Similar magazines