Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

ifad.org

Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

CAPÍTULO 3: ORIENTACIÓN DE LOS SERVICIOS

PECUARIOS HACIA LA POBREZA

población pobre no pueden ofrecer. El ganado no se suele aceptar

como garantía y las mujeres están con frecuencia en una situación

particularmente desfavorecida.

La población de las zonas rurales utiliza con frecuencia el

ganado como una especie de banco de inversiones. El ganado es

un bien fácilmente comercializable. Es una inversión, constituye

un seguro, se puede utilizar para sufragar gastos mayores, como

el costo de los insumos agrícolas, y sirve como dinero en efectivo

en los períodos de crisis. Si los ganaderos rurales quieren utilizar

su ganado de manera más productiva, necesitan otras maneras de

asegurar sus beneficios, realizar inversiones y sufragar los gastos.

Además, la población pobre tiene menos ganado al que recurrir

en los períodos de crisis. Sin estos bienes productivos, son más

vulnerables a los cambios y no tienen la posibilidad de invertir en

nuevas actividades. El aumento de la productividad del ganado

siempre exige una aportación de capital y el acceso al crédito, de

manera que éstas son condiciones previas para que la población

pobre pueda invertir en la producción pecuaria.

La población rural

utiliza el ganado

como un banco,

pero los pobres

tienen menos

ganado al que

recurrir

Planes de ahorro y crédito

Organización de mercados financieros rurales

En los países en desarrollo se han ensayado distintos modelos para

fomentar la producción agrícola mediante planes de crédito.

Durante dos o tres decenios, el crédito se ha orientado hacia la

producción agrícola en forma de préstamos para insumos

destinados a los cultivos. El crédito se ha suministrado por medio

de sistemas bancarios del sector público (bancos comerciales

nacionales) o por lo menos ha estado muy reglamentado y

subvencionado por los gobiernos.

Este mecanismo de financiación de la producción rural se ha ido

politizando y es muy frágil. Se han concedido muchos préstamos,

pero las mayores sumas sólo han llegado a los agricultores mejor

situados y con mayor poder. En conjunto, las tasas de reembolso han

sido extremadamente bajas. Los bancos comerciales nacionales de

Bangladesh notificaron una tasa de recuperación de alrededor del

20% entre 1999 y 2000 (Mallorie, 2001). Los tipos de interés se han

subvencionado por debajo de los tipos del mercado, de manera que

los préstamos eran atractivos para los ricos y poderosos. Las

decisiones sobre los préstamos se han basado habitualmente en el

nivel de los contactos políticos más que en criterios financieros. Las

Los sistemas de

crédito dirigido para

actividades agrícolas

han sido

insostenibles y han

llegado sobre todo

a los agricultores

mejor situados

97

More magazines by this user
Similar magazines