Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

ifad.org

Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

CAPÍTULO 1: GANADEROS POBRES

las mujeres están sujetas a limitaciones con mayor frecuencia y en

mayor grado que los hombres en la cría de ganado. Al mismo

tiempo, desempeñan una función muy importante en la

producción pecuaria prácticamente en todos los países en

desarrollo.

Las mujeres de las comunidades africanas suelen tener a su

cargo el trabajo agrícola y el cuidado del ganado (Curry, 1996).

Las mujeres asiáticas de los sectores pobres de las comunidades

también cuidan el ganado (Rangnekar, 1998; Ramdas y

Seethalakshmi, 1999). Debido a que esta función corresponde

sobre todo a las mujeres pobres, puede permanecer inobservada,

o por lo menos no se aprecia.

En los últimos decenios se ha investigado a fondo la relación

entre género y producción pecuaria. Diversos autores han

intentado adaptar los marcos existentes para estudiar de manera

sistemática la relación entre género y ganadería (Tangka, Jabbar y

Shapiro, 2000; Banco Asiático de Desarrollo, 2000). La mayoría de

los análisis se concentran en la división del trabajo, la propiedad y

el control, así como en el acceso a los recursos (Bravo-Baumann,

2000; Tangka, Jabbar y Shapiro, 2000; Banco Asiático de

Desarrollo, 2000). Según Curry (1996), sin embargo, en los marcos

que se concentran exclusivamente en la distribución del trabajo

entre hombres y mujeres y en el dominio sobre los recursos

pecuarios no se tiene en cuenta la función de otros miembros del

hogar y la dinámica más amplia de las funciones de los hombres y

las mujeres en la adopción de decisiones sobre el ganado. Las

representaciones tradicionales de género en la propiedad del

ganado parecen indicar que los hombres tienen el control de los

grandes animales, mientras que las mujeres suelen poseer

solamente aves de corral y otros pequeños animales (Bravo-

Baumann, 2000). No obstante, el control sobre el ganado y los

productos pecuarios depende a menudo de la función económica

que tengan determinados animales dentro del hogar. En las zonas

en las que la cría de aves, cerdos y otros pequeños animales es una

fuente importante de ingresos para la familia, la gestión de los

hatos y rebaños pasa con frecuencia al hombre cabeza de familia.

Por consiguiente, en cualquier marco para el análisis de la relación

entre género y ganadería hay que tener presente la función del

ganado tanto en el plano productivo como en el familiar.

21

More magazines by this user
Similar magazines