Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

ifad.org

Servicios pecuarios y población pobre - IFAD

CAPÍTULO 1: GANADEROS POBRES

garantizar la seguridad alimentaria de la familia, mientras que

para los hombres era un medio para satisfacer las necesidades

presentes, por ejemplo de alimentos y tasas escolares, y como forma

de inversión.

Las respuestas no mostraron el mismo perfil en Bolivia. En este

país, tanto los hombres con las mujeres consideran que el ganado es

una fuente de ingresos y una garantía de la seguridad alimentaria

futura. Sin embargo, los hombres conceden un valor elevado al

ganado como ayuda en la realización de actividades agrícolas, por

ejemplo para arar, lo que confirma la división tradicional del trabajo

en Bolivia, donde los hombres tienen la principal responsabilidad

de la preparación y el laboreo de los campos.

En la India, tanto los hombres como las mujeres destacaron la

función del ganado en la generación de ingresos y la seguridad

alimentaria. Es interesante observar que fueron pocos los hombres

que dijeron que la posesión de ganado confirmaba una condición

social familiar.

Los distintos puntos de vista pueden llevar a conflictos

relacionados con el trabajo en el hogar. Por ejemplo, en la India las

mujeres mostraban a menudo resentimiento por el volumen de

trabajo adicional que exigía la posesión de ganado. De manera

análoga, un grupo de mujeres de una aldea mexicana se lamentaba

del trabajo que les exigía el ganado vacuno perteneciente a sus

esposos. Consideraban los vacunos como bienes no productivos que

tenían que atender sólo porque sus esposos los consideraban la base

de su situación y autoridad en la comunidad local. En cambio, las

mujeres mexicanas consideraban las aves de corral un capital

fácilmente accesible para satisfacer las necesidades diarias de bienes

de consumo y los cerdos como una inversión sólida que se podría

capitalizar fácilmente en momentos de necesidad (Villarreal, 2001).

Posesión y control del ganado

La opinión tradicional es que las mujeres pueden tener ganado a su

cargo, pero con escaso control sobre él. Por ejemplo, las mujeres de

las sociedades pastorales y agropastorales del África oriental en

general obtienen ganado en actos ceremoniales de carácter cultural

oficial, raramente en el mercado. La mujer recibe ganado en el

matrimonio mediante el “precio de la novia” o por asignación del

marido o de los varones de la familia (Joekes y Pointing, 1991;

Watson, 1994; Smith-Oboler, 1996). Las mujeres también heredan

Las mujeres pueden

poseer ganado, pero

tienen escaso control

sobre él

23

More magazines by this user
Similar magazines