VISIÓN. ACCIÓN. IMPACTO. - IFAD

ifad.org

VISIÓN. ACCIÓN. IMPACTO. - IFAD

VISIÓN. ACCIÓN. IMPACTO.

Plan de acción del FIDA

para mejorar su eficacia en

términos de desarrollo

Junio de 2008

Dar a la población rural

pobre la oportunidad

de salir de la pobreza


VISIÓN. ACCIÓN. IMPACTO.

Plan de acción del FIDA

para mejorar su eficacia en

términos de desarrollo

Desde 2006 el FIDA pone en práctica un

plan de acción a fin de mejorar su eficacia en

términos de desarrollo. En el presente

documento se proporciona información sobre

nuestro enfoque de reforma, los resultados

conseguidos y los retos futuros. En la siguiente

página web figura un informe más detallado

sobre los avances del Plan de Acción:

www.ifad.org/actionplan/progress/index.htm.

Junio de 2008

Índice

1 Plan de Acción del FIDA

8 El nuevo modelo operativo del FIDA

11 Gestión orientada a los resultados de

desarrollo en el FIDA


Plan de Acción del FIDA

¿Cuáles son las razones del Plan de Acción?

El mundo ha cambiado desde que se fundara el FIDA hace 30 años. Además de una pobreza muy grave, la

población rural pobre afronta desafíos nuevos e imprevisibles, de enormes proporciones, como los

planteados por el cambio climático y los precios cada vez más altos de los alimentos. Sin embargo, algo se

ha mantenido igual: el hecho de que la pobreza sigue siendo un problema predominantemente rural. El

75 por ciento de las personas más pobres del mundo —720 millones de niños, mujeres y hombres— vive

en zonas rurales y depende de la agricultura para sobrevivir.

Con objeto de combatir la pobreza rural con más eficacia, en los últimos dos años y medio hemos

introducido importantes reformas en el FIDA, orientadas por nuestro Plan de Acción para mejorar la

eficacia en términos de desarrollo.

La eficacia en términos de desarrollo se refiere a los efectos directos o resultados finales a que contribuyen

los organismos de ayuda. En el FIDA nos preocupamos por contribuir a los efectos directos en la

reducción de la pobreza rural de los países y definimos la eficacia en términos de desarrollo en función de

tres tipos de resultados:

• los productos y efectos directos de los programas en los países y los proyectos apoyados por el

FIDA, definidos de acuerdo con los objetivos estratégicos de la organización;

• la eficacia operacional: los resultados, el impacto y la sostenibilidad en las comunidades en las que

trabajamos, y

• la eficacia organizativa: la eficiencia con que llevamos a cabo nuestras actividades.

El Plan de acción del FIDA para mejorar su eficacia en términos de desarrollo recoge las recomendaciones

contenidas en la evaluación externa independiente del FIDA de 2005, las opiniones de la Junta Ejecutiva

sobre las prioridades de cambio y las recomendaciones de la propia dirección del FIDA sobre cómo éste

puede mejorar su manera de funcionar. Mediante el Plan de Acción nos hemos ocupado de:

• fortalecer nuestra capacidad de gestión con miras a la consecución de resultados de desarrollo;

• acrecentar la calidad, los resultados y el impacto de los proyectos y nuestros programas en los países;

• reforzar la planificación y orientación estratégicas;

• aumentar nuestra capacidad de innovación y de gestión de los conocimientos adquiridos;

• mejorar la alineación y gestión de los recursos humanos;

• potenciar nuestra eficiencia administrativa, y

• forjar una cultura institucional e instrumental fundamentada en determinados valores e impulsada

por los resultados.

¿Cuáles son nuestras metas?

De aquí a 2009, en el marco del Plan de Acción nos proponemos conseguir o superar tres metas

primarias:

100 por ciento de pertinencia

En 2009, el 100 por ciento de los proyectos del FIDA tendrá un grado elevado o sustancial

de congruencia con las estrategias y las prioridades de desarrollo de los países.

80 por ciento de eficacia

En 2009, por lo menos el 80 por ciento de los proyectos del FIDA logrará los objetivos

previstos en materia de desarrollo.

60 por ciento de eficiencia, como mínimo

En 2009, el nivel de eficiencia del 60 por ciento de los proyectos del FIDA, como mínimo,

será elevado o sustancial.

1


¿Estamos mejorando nuestros resultados?

Los resultados preliminares que se indican en el gráfico 1 muestran que la calidad de los

proyectos está mejorando y que, en términos generales, estamos en vías de cumplir las metas

fijadas en el Plan de Acción. El gráfico muestra el porcentaje de proyectos financiados por el

FIDA cuyos resultados en 2005 y 2006 se consideran satisfactorios en cinco esferas de

impacto (eficacia, eficiencia, pertinencia, sostenibilidad e impacto en la pobreza) y la

comparación de los resultados conseguidos en 2005 y 2006 con los indicados en la

evaluación externa independiente de 2003 y con las metas establecidas tanto en el Plan de

Acción como en el marco de medición de los resultados del FIDA.

En comparación con los datos de 2003, se observa una mejora sustancial en los resultados de

los proyectos del FIDA. La pertinencia de los proyectos sigue siendo alta y han mejorado los

resultados con respecto a la eficacia, el impacto en la pobreza rural y la innovación, por lo

que vamos por buen camino hacia el cumplimiento de nuestros objetivos. También está

aumentando el grado de sostenibilidad de los beneficios, aunque ésta es una esfera en que

debemos mejorar. Globalmente, la Oficina de Evaluación independiente constató que los

resultados generales del 80 por ciento de los proyectos evaluados en 2006 eran satisfactorios.

Es de destacar que estos resultados se obtienen en algunas de las zonas más remotas y

marginadas del mundo.

Gráfico 1

También según la encuesta de seguimiento de la Declaración de París sobre la Eficacia de la

Ayuda al Desarrollo, realizada en 2006 por el Comité de Asistencia para el Desarrollo de la

Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (CAD/OCDE), el FIDA se desempeña

satisfactoriamente respecto de la mayoría de los compromisos previstos en la Declaración.

Más aún, en muchos casos sus resultados son mejores si se comparan con los de otras

organizaciones equiparables.

Resultados de los proyectos financiados por el FIDA con respecto a la base de referencia

de 2003 de la evaluación externa independiente y a las metas del Plan de Acción y del

marco de medición de los resultados

100

80

% satisfactorio

60

40

20

0

Eficacia Eficiencia Pertinencia Sostenibilidad Innovación Impacto en la pobreza

Datos de 2003 de la evaluación externa independiente

Informe anual sobre los resultados y el impacto de las actividades

del FIDA 2005-2006

Informe sobre los resultados de la cartera 2005-2006

Metas del Plan de Acción/marco de medición de los resultados

• Declaración de París sobre la Eficacia

de la Ayuda al Desarrollo

• Reforma de las Naciones Unidas

• Evaluación externa independiente

• Liderazgo de los países

• Cambio climático

• Objetivos de desarrollo del Milenio

2006

Marco Estratégico del FIDA (2007-2010)

Sostenibilidad

Marco de medición de los resultados

2


¿Cuál es nuestro enfoque de reforma?

No es fácil tener éxito en la reforma de una organización. En el caso del FIDA se afronta el

enorme desafío de mejorar la calidad de los proyectos y, al mismo tiempo, ampliar el

programa de préstamos. Hoy creemos, con prudente optimismo, que estamos venciendo este

reto. Las claves de nuestros progresos hasta la fecha han sido la flexibilidad, el liderazgo, el

apoyo de la Junta Ejecutiva y el extraordinario esfuerzo de los miembros del personal del FIDA.

Flexibilidad: aprendizaje práctico

En el documento del Plan de Acción se expone un programa de entregas y metas de

gran envergadura. Empezamos poco a poco, pero hemos aprendido de nuestra

experiencia. A medida que avanzábamos, fuimos ajustando las disposiciones

institucionales y ampliando el alcance del Plan de Acción para poder llevar adelante las

reformas más dinámicamente en las esferas de la gestión de los recursos humanos, la

cultura institucional, la gestión de los resultados y atender otras necesidades que se

fueran presentando. Conforme se progresaba, el personal del FIDA se fue identificando

cada vez más con el Plan de Acción, el personal directivo superior lo defendió con más

fuerza y el Plan de Acción se centró totalmente en lo que debíamos hacer para mejorar

nuestra eficacia.

Liderazgo

Con el tiempo, nos percatamos de la necesidad de que el personal directivo superior

del FIDA se responsabilizara por la reforma, de modo que procedimos a reestructurar

las disposiciones institucionales, en virtud de las cuales se encomendó al equipo

directivo superior que rindiera cuenta de la aplicación del Plan de Acción. El proceso

de cambio estuvo dirigido por una directora ejecutiva, quien reportaba directamente al

Presidente del FIDA y era responsable por la aplicación general del Plan de Acción. Se

instituyó un equipo de gestión del Plan de Acción, que facilitó orientación estratégica y

supervisión, garantizó la coherencia y continuidad en la ejecución de las entregas y

defendió el programa de cambio. Sus miembros eran los tres presidentes adjuntos del

FIDA, encargados respectivamente de los departamentos de Administración de

Programas, Finanzas y Administración, y Asuntos Externos, además del Director de

Planificación Estratégica. Una pequeña secretaría desempeñó una función esencial para

garantizar la entrega de los productos del Plan de Acción.

Esfuerzo de colaboración de todo el FIDA

La elaboración y la aplicación del Plan de Acción han constituido un esfuerzo de

colaboración de toda la institución, en que se aprovecharon el saber, los

conocimientos especializados y la creatividad de los colegas a todos los niveles de la

institución. Expresamos nuestro agradecimiento a los más de 200 agentes del cambio

—miembros del personal y de la Oficina de Evaluación del FIDA, consultores y

asociados— que contribuyeron directamente al Plan de Acción, y a los muchos otros

funcionarios que asumieron tareas adicionales para prestar apoyo a los que se

ocupaban directamente de esa labor. También estamos agradecidos a los miembros de

la Junta Ejecutiva, pues su respaldo nos ayudó a reflexionar profundamente sobre

nuestra orientación y aspiraciones.

Aprendizaje e intercambio de conocimientos

Modelo de programa sobre

oportunidades estratégicas nacionales

(COSOP) basado en los resultados

Gestión orientada a los resultados

Política de focalización Política de supervisión Programa de trabajo y presupuesto

basado en los resultados

2007

Innovación

3


¿Qué hemos logrado hasta la fecha?

Entre principios de 2006 y finales de 2007 entregamos a la Junta Ejecutiva del FIDA

14 documentos estratégicos de gran importancia, cumpliendo los plazos y presupuestos

previstos, y preparamos muchos más para uso interno. Los instrumentos y sistemas

definidos en ellos están transformando concretamente nuestra manera de funcionar.

Gráfico 2

Esferas de reforma e instrumentos de medición, gestión y presentación de informes

relativos a los progresos hechos

Esferas de reforma

Medición, gestión y presentación de informes

Objetivos estratégicos:

Metas del Plan de Acción

Marco Estratégico (2007-2010)

Sistema de gestión

de los resultados y

el impacto (RIMS)

Eficacia operacional:

Mejora de los programas en los

países y los proyectos

Informe sobre la eficacia

del FIDA en términos

de desarrollo (RIDE)

Marco de medición

de los resultados

Eficacia organizativa:

Gestión y alineación financiera

y de los recursos humanos

Sistema institucional de

planificación y gestión del

desempeño (CPPMS)

A continuación se enumeran algunas realizaciones fundamentales hasta la fecha, tanto en las

distintas esferas de reforma como respecto de la medición, gestión y presentación de los

progresos conseguidos en cada una de ellas.

El Marco Estratégico (2007-2010), en que se definen los objetivos de la organización,

orienta todos los aspectos de nuestras actividades.

Gracias al nuevo modelo operativo —el conjunto de instrumentos y sistemas dirigidos a

reforzar nuestra eficacia operacional—, las actividades del FIDA en los países y proyectos

están mejorando y se alinean cada vez más con nuestros objetivos.

• Mediante una colaboración más estrecha con nuestros asociados nacionales y en el

ámbito de sus estrategias de reducción de la pobreza, estamos elaborando

progresivamente unos programas sobre oportunidades estratégicas nacionales

(COSOP) basados en los resultados para todos los países con los que trabaja el FIDA.

• Las nuevas directrices en materia de diseño de proyectos favorecen el proceso de

diseño y la calidad de los proyectos, lo que a su vez refuerza la apropiación de los

proyectos por los países.

Reforma de los recursos humanos

Valores fundamentales

Estrategia de gestión

de los conocimientos

Estrategia de innovación

Evaluación del programa piloto relativo

a la presencia del FIDA sobre el terreno

4

Supervisión directa

Apoyo a la ejecución


Dar a la población rural pobre la oportunidad de salir de la pobreza

• El nuevo sistema de mejora de la calidad agrega valor al proceso de diseño porque

hace hincapié en factores clave de éxito que orientan los exámenes internos del diseño

de proyectos y recurre a la participación de expertos externos en dichos exámenes.

Marco Estratégico del FIDA (2007-2010)

• Mediante nuestro nuevo sistema autónomo de garantía de la calidad, que también se

centra en los factores clave de éxito, estamos revisando todos los proyectos con objeto

de que cumplan nuestras nuevas normas de calidad de diseño antes de su

presentación a la Junta Ejecutiva.

• La nueva política de focalización centra las operaciones del FIDA en la población rural

pobre y en sus problemas y oportunidades, así como en la mejora de los medios

económicos de vida de esas personas. En todo momento se hace particular hincapié

en las mujeres; además, en algunas regiones, los pueblos indígenas y las minorías

étnicas son parte fundamental del grupo-objetivo del FIDA.

• Nuestra nueva estrategia de innovación y los servicios conexos, y la inclusión de la

innovación en los factores clave de éxito para el diseño de proyectos y en el marco de

medición de los resultados, nos permiten velar por la plena integración de la

innovación en el diseño y la ejecución de los proyectos.

• Estamos compartiendo conocimientos y aprendiendo de manera más sistemática

gracias a la aplicación de una nueva estrategia de gestión de los conocimientos, que

también es ahora parte integrante del ciclo de los proyectos. El portal de la pobreza

rural ya está en línea y se han elaborado otras 22 notas de aprendizaje para orientar al

personal y los consultores del FIDA en su interrelación con los asociados nacionales

encaminada al diseño de programas y proyectos.

• Hemos capacitado a más de 130 funcionarios del FIDA para que supervisen

directamente los proyectos y presten apoyo a la ejecución de acuerdo con las pautas

de la nueva política de supervisión. Actualmente, la mitad de los proyectos que

integran la cartera del FIDA se supervisan directamente en lugar de encomendar esta

actividad a otras instituciones.

• La intensificación de nuestra presencia en los países está mejorando el impacto de los

proyectos y dando al FIDA la oportunidad de cumplir más eficazmente los

compromisos asumidos con arreglo a la Declaración de París sobre la Eficacia de la

Ayuda al Desarrollo y de contribuir más a la iniciativa piloto “Una ONU”.

Estos esfuerzos se sustentan con nuevos sistemas institucionales dirigidos a fortalecer nuestra

eficacia organizativa. A continuación se enumeran algunos aspectos destacados de nuestra

labor en esta esfera:

• El nuevo sistema institucional de planificación y gestión del desempeño (CPPMS) nos

ayuda a que nuestros procesos de planificación, presupuestación y presentación de

informes propicien una mejor alineación de los recursos humanos y financieros con

los objetivos y prioridades. Además, nos permite vincular los resultados de la

organización a todos los niveles y proporcionar un marco de seguimiento del

desempeño institucional.

• Conforme al nuevo programa de trabajo y presupuesto basado en los resultados, que

forma parte del CPPMS, los recursos están alineados en función de las prioridades

estratégicas. Esta iniciativa ya nos permite de hecho destinar una mayor proporción de

recursos a la reducción de la pobreza en los países en desarrollo.

Informe sobre la eficacia del FIDA

en términos de desarrollo

Presencia en los países

Cambio de cultura

2008

Plan de actividades para la

presencia en los países

• Mitigación del cambio climático y adaptación

• Enfoques diferenciados

• Asociaciones

• Soluciones para el aumento de los precios

de los alimentos

• Instrumentos financieros

5


• Se ha elaborado un marco de recursos humanos, cuya aplicación está en marcha, para

fortalecer la gestión de los recursos humanos y alinearlos con las prioridades

institucionales. Este marco, que evolucionará hasta convertirse en la primera estrategia

de personal del FIDA, está orientado por el Comité de Gestión Estratégica de Recursos

Humanos, encabezado por el Presidente. Asimismo se ha incrementado la

capacitación del personal, se han efectuado y divulgado ampliamente las evaluaciones

de 360 grados para evaluar la actuación profesional del personal directivo superior y

se ha contratado a una nueva directora de recursos humanos para dirigir la próxima

fase de reforma de los recursos humanos.

• Hemos definido nuevos valores fundamentales: atención prioritaria a los resultados,

integridad, profesionalidad y respeto, los cuales expresan el tipo de organización y de

funcionarios que deseamos ser. Procuramos que todo el personal asuma estos valores,

y le pedimos cuentas por ello.

Para medir y gestionar los avances en la consecución de resultados e informar al respecto,

hemos desarrollado toda una serie de instrumentos relacionados entre sí.

• El sistema de gestión de los resultados y el impacto, que nos permite evaluar nuestra

contribución a los resultados en los países en materia de desarrollo mediante la

cuantificación de los productos y efectos directos de los proyectos apoyados por el FIDA.

• El marco de medición de resultados, que nos da la posibilidad de evaluar la eficacia

operacional midiendo los resultados de nuestros programas en los países y proyectos

frente a la meta y los objetivos fijados en el Marco Estratégico.

• La encuesta anual entre clientes asociados en los países, efectuada por primera vez a

principios de 2008, que nos permite recabar opiniones sobre nuestros programas en

los países, las cuales se incorporan al marco de medición de los resultados.

• El CPPMS, que nos permite medir y gestionar el desempeño de la organización.

• El nuevo informe anual sobre la eficacia del FIDA en términos de desarrollo, que se

utiliza para agrupar los resultados obtenidos a todos los niveles y rendir cuentas a la

Junta Ejecutiva de la pertinencia de nuestro mandato y operaciones, la eficacia de

nuestras actividades, la eficacia organizativa y la eficiencia en el logro de los resultados.

¿Qué estamos haciendo actualmente?

Mediante el Plan de Acción hemos aprendido mejor a comprender y llevar adelante el cambio y

nos hemos percatado de que no se trata de un proceso de carácter excepcional. Sabemos que

debemos seguir evolucionando y mejorando a fin de responder a las nuevas necesidades de

nuestros Estados Miembros en este mundo que cambia con gran velocidad y que se caracteriza

por unas condiciones climáticas cada vez más inciertas, los altos precios de los alimentos y la

rápida transformación de los mercados mundiales y locales de productos agrícolas. Ya se perfila

un nuevo FIDA, una organización que por una parte está más preparada para ayudar a sus

Estados Miembros y la población rural pobre y sus organizaciones a afrontar los retos del

mañana y, por la otra, cuenta con la flexibilidad necesaria para seguir evolucionando.

También sabemos que cerca de tres cuartos de las iniciativas de reforma fracasan a medio o

largo plazo, incluso cuando parecen estar bien encaminadas a corto plazo, y que el FIDA está

expuesto a riesgos que podrían mermar lo que ha conseguido hasta ahora. A medida que

avanzamos mantenemos altas nuestras prioridades y no caemos en la autocomplacencia;

además, estamos dejando de centrarnos en el trabajo conceptual y experimental para incorporar

nuevos sistemas e instrumentos a nuestra labor. En este sentido, resulta fundamental la función

del personal directivo superior. Por encima de todo, nuestro interés primordial es mejorar la

calidad de los programas en los países así como el diseño, los resultados de la ejecución y el

impacto de los proyectos, con objeto de contribuir en mayor medida a reducir la pobreza rural.

6


Al mismo tiempo, nos ocupamos de las esferas que pueden sustentar u obstaculizar el cambio.

Se trata de los ámbitos críticos de los recursos humanos y la cultura institucional. Nuestro

objetivo consiste en alinear mejor los recursos humanos con nuestros objetivos, asegurarnos de

que haya un número adecuado de funcionarios en los puestos oportunos, dotados de las

competencias y aptitudes apropiadas para lograr nuestras metas, y gestionar y acrecentar más

eficazmente el valor de estos recursos fundamentales. En 2008, ésta es la esfera de reforma

fundamental.

A fin de que la organización siga focalizándose en la reforma, se han mantenido las

disposiciones institucionales relativas al Plan de Acción. El Equipo de Gestión del Plan de

Acción continúa reuniéndose para examinar las necesidades y oportunidades de

ulteriores cambios y reformas, y la Directora Ejecutiva y la secretaría del Plan de Acción siguen

ocupándose de promover el programa de cambio, prestar apoyo al equipo de gestión y

fomentar la incorporación de las entregas del Plan de Acción.

El programa de recursos humanos

En septiembre de 2008 el FIDA pondrá en marcha la estrategia de personal para 2008-2012,

que se basará en un enfoque estratégico de reforma de los recursos humanos encaminado a

lograr las tres metas siguientes:

• una fuerza de trabajo más flexible;

• una fuerza de trabajo con capacidades y conocimientos diferentes y mejores, y

• una fuerza de trabajo más comprometida y motivada.

Para facilitar la consecución de estos objetivos se dispondrá de sistemas, instrumentos y

procesos mejorados de gestión de los recursos humanos. Se ha diseñado un programa de

trabajo y asignado recursos a fin de alcanzar estas metas y, por medio del Comité de Gestión

Estratégica de Recursos Humanos, presidido por el Presidente, se ha operacionalizado la

gobernanza de dicho programa de trabajo.

Hasta la fecha, a fin de crear esa fuerza de trabajo más flexible, hemos:

• convenido en una perspectiva amplia sobre la fuerza de trabajo del FIDA de aquí a

2015, teniendo en cuenta el nuevo modelo operativo;

• encomendado la elaboración de un plan estratégico sobre la fuerza de trabajo para

comprender qué cambios deben aportarse a fin de concretar esta perspectiva;

• decidido trazar un mapa de la actual fuerza de trabajo;

• preparado un enfoque de programa de retiro voluntario, y

• acordado los lineamientos generales de política para el traslado, la promoción y la

redistribución de personal.

Forjar una

cultura

institucional

basada en

determinados

valores e

impulsada por

los resultados

Estamos fomentando una

cultura institucional basada

en cuatro valores

fundamentales:

• atención prioritaria

a los resultados

• integridad

• profesionalidad

• respeto

Estos valores fueron definidos

por todos los funcionarios

del FIDA. Se han formado

unos grupos de coordinación

que se encargan de velar por

que los procesos y

procedimientos del FIDA

sean consecuentes con

nuestros valores.

A fin de crear capacidades y conocimientos diferentes y mejores hemos:

• impartido capacitación externa a funcionarios clave en competencias fundamentales

de gestión de personas, y

• elaborado un enfoque de gestión del talento y planificación de la sucesión.

Para intensificar el compromiso y la motivación del personal hemos:

• emprendido la segunda encuesta general de personal;

• prestado atención especial a una comunicación clara con los representantes del

personal acerca del proceso de reforma de los recursos humanos, y

• celebrado el traslado a nuestra nueva Sede.

A fin de mejorar los sistemas, instrumentos y procesos de gestión de los recursos humanos

hemos definido un borrador de marco de gestión de riesgos y control interno como base de

trabajo.

7


El nuevo modelo

operativo del FIDA

¿En qué consiste nuestro nuevo modelo operativo?

El modelo operativo del FIDA consiste en la modalidad con que trabajamos con nuestros

Estados Miembros y la población rural pobre y sus organizaciones para diseñar y ejecutar los

programas y proyectos que financiamos. La suma de los cambios previstos por el Plan de Acción

ha configurado un nuevo modelo operativo que refuerza todas las fases del ciclo de los

proyectos, desde la elaboración y ejecución hasta la difusión de los conocimientos que vamos

adquiriendo en el proceso. Más concretamente, el nuevo modelo operativo mejora nuestra

manera de funcionar porque:

• intensifica el liderazgo de los países y fomenta la capacidad nacional de reducción de

la pobreza;

• promueve una mayor participación en los procesos nacionales y la colaboración con las

Naciones Unidas y otros asociados;

• mejora el diseño de los programas en los países y los proyectos así como la supervisión y

el apoyo a la ejecución;

• cultiva la innovación y estimula el aprendizaje y el intercambio de conocimientos, y

• mejora la medición de resultados.

Gráfico 3

El nuevo modelo operativo

Estrategia

nacional de

reducción de

la pobreza

Gobiernos nacionales

e interesados

Comunidad internacional

para el desarrollo

COSOP

Intercambio de

conocimientos

Elaboración

de proyectos

Marco

Estratégico

del FIDA

Ejecución de proyectos

INNOVACIÓN

8


¿Cómo funciona?

El nuevo modelo operativo se fundamenta en algunos de los principales cambios previstos

en el Plan de Acción que, conjuntamente, mejoran nuestra capacidad para ayudar a los

Estados Miembros a luchar más eficazmente contra la pobreza rural y a lograr beneficios

más sostenibles.

Marco Estratégico (2007-2010)

El nuevo Marco Estratégico es el punto de partida de todos los aspectos relacionados con

las actividades del FIDA. Como se observa en el diagrama del nuevo modelo operativo,

en el Marco Estratégico se establece cómo debemos trabajar con los países a fin de

alcanzar las metas nacionales de reducción de la pobreza, y se determina la manera más

eficaz en que el FIDA puede cumplir su mandato y aprovechar los instrumentos de que

dispone para reducir la pobreza rural. Asimismo, se reconocen y abordan tanto la

variabilidad de la pobreza mundial como el programa de mejora de la eficacia de la

ayuda. En el Marco Estratégico se determina la ventaja comparativa del FIDA y se definen

la jerarquía de los objetivos de desarrollo, los principios clave de actuación y las esferas

temáticas de trabajo. También se explica cómo se debe gestionar y organizar el FIDA para

alcanzar sus objetivos. Para más información sobre el Marco Estratégico del FIDA visite la

siguiente página web: www.ifad.org/sf/.

COSOP basado en los resultados

El programa sobre oportunidades estratégicas nacionales (COSOP) es un documento en

que se define un programa en el país asumido conjuntamente por el FIDA y el Estado

Miembro y en que se identifican los proyectos. En el diagrama se observa que el COSOP

se elabora teniendo en cuenta el Marco Estratégico del FIDA y la estrategia de reducción

de la pobreza adoptada por el Estado Miembro. Los nuevos COSOP —formulados en el

ámbito del Plan de Acción— se basan en los resultados, y por ello hacen mucho más

hincapié en el principio de apropiación en los países y la sostenibilidad de los beneficios,

además de incluir un marco de medición de los resultados en el país dotado de

indicadores que pueden ser objeto de seguimiento..

Diseño de proyectos

Como se observa en el diagrama, los proyectos emanan de los programas en los países

definidos por los COSOP. Las nuevas directrices adoptadas para el diseño de los

proyectos, que se han elaborado con arreglo al Plan de Acción, son un medio de asegurar

que los proyectos que financiamos y respaldamos estén alineados con las políticas y

prioridades nacionales y también con nuestro Marco Estratégico. Asimismo, dan al FIDA

la posibilidad de responder con eficacia a los compromisos contraídos en el marco de la

Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo y, sobre todo, permiten

mejorar la calidad de los proyectos en las etapas iniciales.

El nuevo sistema de mejora de la calidad, que entraña un proceso de examen reforzado

durante el diseño de los proyectos, se utiliza para centrar el proceso de examen técnico en

las cuestiones cruciales y proporcionar consejos de valor agregado a fin de aportar

mejoras a lo largo de las etapas de diseño ulteriores. Esta medida está complementada

por el nuevo sistema autónomo de garantía de la calidad, establecido en la Oficina del

Vicepresidente, mediante el cual se examinan todos los proyectos antes de su

presentación a la Junta Ejecutiva, como última comprobación interna de la calidad en las

etapas iniciales y de la preparación de los proyectos, devolviendo en caso necesario los

que no sigan las normas de diseño del FIDA.

9


Supervisión y apoyo a la ejecución

Anteriormente, el FIDA contrataba la supervisión de los proyectos que financiaba con las

instituciones cooperantes, como la Organización de las Naciones Unidas de Servicios

para Proyectos (UNOPS). Con arreglo al Plan de Acción, ahora podemos supervisar y

apoyar directamente nuestros proyectos. Este cambio de fundamental importancia nos

permite trabajar en estrecho contacto con los Estados Miembros durante todo el ciclo de

los proyectos y, por tanto, ayudarlos a introducir innovaciones y a detectar y resolver

problemas a fin de lograr el máximo grado de impacto y sostenibilidad.

Presencia en los países

A diferencia de muchas organizaciones de las Naciones Unidas que cuentan con oficinas

y personal en los países en desarrollo, la mayor parte de nuestros funcionarios trabajan

en la Sede del FIDA en Roma (Italia). En la evaluación independiente del programa

piloto relativo a la presencia del FIDA sobre el terreno se consideró que los resultados

conseguidos respecto del apoyo a la ejecución, las asociaciones, el diálogo sobre políticas

y la gestión de los conocimientos eran mejores en los países en que el FIDA estaba

presente y se llegó a la conclusión de que la presencia en los países era fundamental para

que el FIDA mejorara su eficacia. En el ámbito del Plan de Acción estamos comenzando a

fortalecer este aspecto. En 2008, estamos procediendo a destacar a dos gerentes de

programas en los países, a gestionar más eficazmente las 15 iniciativas de presencia en los

países actualmente en marcha y a formular un enfoque de presencia en los países a

medio plazo.

Innovación, intercambio de conocimientos y aprendizaje

La finalidad de la nueva estrategia de innovación del FIDA es velar por que se busquen y

promuevan enfoques, tecnologías, asociaciones y disposiciones institucionales de carácter

innovador en los proyectos que apoyamos. Nuestra tarea es fomentar innovaciones en el

sector agrícola que surtan efecto para la población rural pobre y, posteriormente,

ampliarlas y reproducirlas incorporando para ello las enseñanzas extraídas en los

procesos de políticas nacionales, regionales, internacionales y en los sistemas de gestión

de los conocimientos del FIDA. La innovación como elemento central se ha incorporado

a nuestros procesos operativos y ahora es parte integrante de los nuevos COSOP, además

de un factor clave de éxito en función del cual juzgamos el diseño de todos los proyectos.

También las misiones de supervisión prestan gran atención a la innovación, y los

resultados se miden a través del marco de medición de los resultados.

La estrategia de gestión de los conocimientos nos ayuda a asimilar y compartir las

enseñanzas. Su objetivo es asegurar que aprendamos de la práctica de desarrollo y

reforcemos la capacidad de aprendizaje e intercambio. Los proyectos en marcha se están

vinculando gradualmente a las redes de conocimientos que proporcionan acceso a las

buenas prácticas y promueven el intercambio inter pares. En el FIDA son cada vez más

numerosas las actividades relacionadas con el conocimiento sobre nuevas cuestiones de

desarrollo; también se ha contratado a especialistas de comunicación regional para que

presten apoyo al programa de gestión de los conocimientos en los países. Asimismo, el

FIDA ha creado el portal de la pobreza rural (www.ruralpovertyportal.org), un

instrumento en la web dirigido al aprendizaje y el intercambio de conocimientos sobre la

reducción de la pobreza rural.

10


Gestión orientada a

los resultados de

desarrollo en el FIDA

¿Qué es la gestión orientada a los resultados

de desarrollo?

La gestión orientada a los resultados de desarrollo es un enfoque y un conjunto de

instrumentos de gestión que se utilizan para planificar las actividades y los gastos; gestionar

los riesgos; efectuar el seguimiento, la evaluación y la elaboración de informes sobre los

resultados; aprender y mejorar constantemente el desempeño, y utilizar los recursos de

manera eficiente.

La gestión orientada a los resultados de desarrollo encierra cuatro interrogantes

fundamentales:

• ¿Qué resultados deseamos conseguir?

• ¿Qué haremos para conseguir esos resultados?

• ¿Cómo sabremos si los hemos conseguido?

• ¿Qué enseñanzas extraeremos de nuestra experiencia y cómo las aprovecharemos para

mejorar el desempeño?

En la Segunda mesa redonda internacional sobre gestión orientada a los resultados de

desarrollo, celebrada en Marrakech (Marruecos) en 2004, la comunidad internacional decidió

adoptar los cinco principios siguientes:

• En todas las fases del proceso de desarrollo, centrar el diálogo en los resultados.

• Alinear la programación, el seguimiento y la evaluación con los resultados.

• Mantener los procesos de medición y presentación de informes lo más sencillos posible.

• Promover la gestión para —y no por— resultados.

• Aprovechar la información sobre los resultados para el aprendizaje y la adopción de

decisiones.

La comunidad internacional reiteró su interés prioritario en la gestión orientada a los

resultados de desarrollo en el ámbito de la Declaración de París sobre la Eficacia de la

Ayuda al Desarrollo, de 2005, en que se establecieron cinco compromisos de asociación

relativos a: la apropiación de los países, la alineación entre donantes y asociados, la

armonización interinstitucional, la gestión orientada a los resultados y la

responsabilización recíproca. El FIDA, en calidad de signatario de la Declaración de París,

está consagrado a colaborar con otros donantes y asociados para cumplir tales

compromisos, y, específicamente, a poner en práctica la gestión orientada a los resultados

de desarrollo a nivel nacional y dentro de la organización.

11


¿Cómo se aplica la gestión orientada a los resultados

de desarrollo en el FIDA?

En el FIDA la gestión orientada a los resultados de desarrollo se pone en práctica

conjuntamente con el Plan de Acción. En este sentido, tomando como punto de partida el

Marco Estratégico, nuestras actividades se basan en estos principios sencillos:

• Los objetivos estratégicos del FIDA están claramente definidos y enunciados.

• Los sistemas, procesos y utilización de los recursos (humanos y financieros) están

centrados en alcanzar tales objetivos.

• Los sistemas, procesos y utilización de los recursos son coherentes unos con otros y

están alineados entre sí.

• Se supervisa y mide el progreso hacia el logro de los objetivos estratégicos y esta

información se utiliza para aprender y adoptar decisiones.

El enfoque del FIDA respecto de la gestión orientada a los resultados de desarrollo ha

constituido la base de aplicación del Plan de Acción. A su vez, éste ha contribuido

apreciablemente a que dicho enfoque de gestión se haya incorporado a las actividades del

FIDA, asegurando que las entregas estén alineadas con los objetivos estratégicos y se

complementen entre sí y estableciendo sistemas de seguimiento de los avances hechos.

En el FIDA se han implantado sistemas e instrumentos coherentes e interrelacionados a fin de

planificar, supervisar y evaluar los resultados en materia de desarrollo. Los nuevos

instrumentos y procesos institucionales relacionados con la gestión orientada a los resultados

de desarrollo, que abarcan todas las fases del ciclo de los proyectos y de los programas en los

países, se complementan entre sí. En conjunto, están mejorando la eficacia del FIDA en

términos de desarrollo, sobre todo por lo que se refiere a los países y los proyectos, y

aseguran que las actividades del FIDA estén alineadas en función de los objetivos previstos. La

definición y la aplicación de los factores clave de éxito son indispensables para orientar los

procesos de estrategia en los países y de diseño de los proyectos; igualmente importantes son

las nuevas directrices para la supervisión de los proyectos.

Para respaldar la gestión orientada a los resultados de desarrollo se han creado nuevos

sistemas institucionales destinados a alinear los recursos humanos y financieros con los

objetivos del FIDA y a asegurar una buena gestión de los recursos. Estas iniciativas se

enmarcan en el sistema institucional de planificación y gestión del desempeño (CPPMS), que

aporta la base para:

• la planificación y la elaboración del presupuesto mediante el programa de trabajo y

presupuesto basado en los resultados;

• la medición de los resultados y la elaboración de informes al respecto, y

• la vinculación de todas las prioridades y los resultados individuales con los de la

organización.

12


¿Cómo medimos nuestra eficacia?

Hemos elaborado un conjunto de instrumentos interrelacionados para medir y gestionar

los resultados y elaborar informes al respecto. La contribución del FIDA a los efectos

directos de desarrollo en los países se mide a través del sistema de gestión de los

resultados y el impacto, que proporciona evaluaciones cuantitativas de los productos y

efectos directos de los proyectos. Para medir la eficacia operacional de los proyectos y los

programas del FIDA en los países se utiliza el marco de medición de los resultados, que a

su vez aprovecha la información derivada del informe anual sobre los resultados de la

cartera, además de los resultados de la encuesta entre clientes y asociados, instituida

recientemente. Por último, la información generada por el CPPMS se utiliza para medir el

desempeño organizativo.

Fundamentalmente, estos sistemas de medición tienen la finalidad de ayudarnos a

mejorar nuestra eficacia en términos de desarrollo. En particular, la capacidad para medir

nuestra eficacia operacional y organizativa nos da la posibilidad de analizar y gestionar el

desempeño, asignar los recursos como corresponda y modificar los sistemas y procesos

internos según sea necesario.

También rendimos informes acerca de nuestra eficacia a través del informe anual sobre la

eficacia del FIDA en términos de desarrollo (RIDE), que se redactó por primera vez en

2007. En este informe se recoge una síntesis de alto nivel de los resultados conseguidos en

las tres esferas siguientes:

• la pertinencia del mandato y las operaciones del FIDA;

• la eficacia de las operaciones apoyadas por el FIDA, y

• la eficacia organizativa y la eficiencia en producir esos resultados.

El RIDE se basa en todas las fuentes de información indicadas, así como en los datos

procedentes del informe anual sobre los resultados y el impacto de las actividades del FIDA

(ARRI), cuya preparación está a cargo de la Oficina de Evaluación independiente del FIDA.

Está previsto que el RIDE se irá modificando como documento de presentación de

informes. En 2008 incluirá también información sobre los efectos directos conseguidos en

los países en materia de desarrollo, lo que en consecuencia dará la posibilidad de estudiar

los nexos causales entre la eficacia organizativa del FIDA y esos efectos, pasando por la

eficacia de las operaciones y los productos y efectos directos de los proyectos.

13


30 años de impacto

En 2008 el FIDA cumple 30 años de lucha contra la pobreza y el hambre en

las zonas rurales. El FIDA se instituyó para hacer frente a los episodios de

sequía y hambruna que eran causa de la muerte de muchos millones de

personas en África y Asia a principios de los años setenta. Los líderes

mundiales que se reunieron en 1974 durante la Conferencia Mundial de la

Alimentación decidieron formar una alianza mundial a fin de combatir la

pobreza rural, una de las causas subyacentes del hambre y la malnutrición.

Esta idea se plasmó en una asociación nueva y única en su género entre

los países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo

Económicos (OCDE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo

(OPEP) y otros países en desarrollo dedicados a la agricultura y el

desarrollo rural.

El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo

especializado de las Naciones Unidas. Desde 1978, sus Estados Miembros

han invertido globalmente más de 10 000 millones de dólares

estadounidenses en préstamos y donaciones, que han ayudado a más de

300 millones de mujeres y hombres pobres de las zonas rurales a producir

más alimentos, bonificar sus tierras, aprender nuevas habilidades, poner en

marcha actividades empresariales, crear organizaciones y comunidades

sólidas e intervenir en las decisiones que afectan a sus vidas. Sin embargo,

la pobreza y el hambre aún aquejan a numerosos países, y las personas

pobres que viven en el medio rural afrontan nuevos desafíos de enormes

proporciones, como los planteados por el cambio climático y el alza de

los precios de los alimentos. En esta fecha en que celebramos el

30º aniversario del establecimiento del FIDA deseamos honrar la visión de

nuestros fundadores renovando nuestro compromiso de dar a la población

rural pobre la oportunidad de salir de la pobreza.

Oeuvrer Fondo Internacional pour que les

populations

de Desarrollo

rurales

Agrícola

pauvres

se libèrent de la pauvreté

Via Paolo di Dono, 44

00142 Roma, Italia

Teléfono: (+39) 06 54591

Fax: (+39) 06 5043463

Correo electrónico: ifad@ifad.org

www.ifad.org

www.ruralpovertyportal.org

Para más información:

Secretaría del Plan de Acción

Gunilla Olsson

Edward Heinemann

Monica Bugghi

Teléfono: (+39) 06 5459 2571

Correo electrónico: actionplansecretariat@ifad.org

www.ifad.org/actionplan/index.htm

More magazines by this user
Similar magazines