Presencia sobre el terreno

ohchr.org

Presencia sobre el terreno

ACNUDH

Los derechos

humanos en acción

Promoción y protección

de los derechos humanos

en todo el mundo

Oficina del Alto

Comisionado de

las Naciones

Unidas para los

Derechos Humanos


ACNUDH

Oficina del Alto

Comisionado de las

Naciones Unidas para los

Derechos Humanos

Prefacio

El presente folleto pretende ser una introducción a la labor que desarrolla mi Oficina para afrontar

el mayor desafío que se plantea hoy en día para los derechos humanos: convertir las normas internacionales

de derechos humanos en leyes y prácticas nacionales. La protección y promoción de

los derechos humanos tienen sólo una vida limitada en la fraseología jurídica de los tratados; también

han de tener sentido en la vida de cada persona. Al aceptar este cargo, intenté formular el

desafío de la manera más drástica posible: "Poner los derechos humanos al alcance de quienes

más los necesitan: las víctimas de las violaciones de esos derechos, es lo que da sentido a las

Naciones Unidas".

Tras la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, las Naciones

Unidas procedieron a redactar una serie de instrumentos internacionales de derechos humanos. A

medida que los seis tratados fundamentales empezaron a conseguir las ratificaciones necesarias

y entraron en vigor, se fueron creando los órganos correspondientes para comprobar de qué manera

los Estados cumplían sus compromisos. Los órganos creados en virtud de los tratados, integrados

por expertos independientes, procuraban entablar un diálogo constructivo con los gobiernos y

hacer posible la aplicación progresiva de las normas internacionales. La Comisión de Derechos

Humanos de las Naciones Unidas estableció también mecanismos de respuesta rápida: los

Relatores Especiales y otros "procedimientos especiales", para investigar las principales violaciones

de los derechos humanos y formular recomendaciones sobre cómo remediarlas.

Mi Oficina se creó tras la celebración de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena

en 1993. Éste significó un paso más en el reconocimiento de la importancia capital de los derechos

humanos para lograr un futuro mejor para todo el planeta. Se pretendía que la Oficina tuviera

una orientación práctica y supiera anticiparse a los acontecimientos; ese es también mi propósito.

La mayor prioridad de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos es llevar a

la práctica los derechos humanos a nivel nacional. Eso se consigue mediante proyectos de cooperación

técnica, la presencia sobre el terreno y otras actividades encaminadas a crear o potenciar

sistemas nacionales de protección y promoción de los derechos humanos en cooperación con

los gobiernos, diversos colaboradores a nivel nacional y regional y los equipos de las Naciones

Unidas en los países.

No es mucho lo que mi Oficina puede hacer por sí sola. La mayoría de nuestras iniciativas, como

se verá en las páginas siguientes, procuran inspirar, organizar, informar y ampliar la labor de los

gobiernos, en primer lugar, así como de las organizaciones regionales y no gubernamentales y de

los equipos de las Naciones Unidas en los países, para intentar alcanzar el objetivo común de proteger

los derechos humanos de las personas en todo el mundo. Queda mucho por hacer, naturalmente,

pero espero que estén ustedes de acuerdo en que hemos empezado a trabajar con acierto.

Sérgio Vieira de Mello, Alto Comisionado para los Derechos Humanos

Los

derechos

humanos

en acción

3


Promoción:

el papel de la

cooperación técnica

Los

derechos

humanos

en acción

4

Acción sobre el terreno

Miles de personas desplazadas de otras partes del país viven

en la barriada "Nelson Mandela" de Cartagena (Colombia). El

ACNUDH realiza aquí una labor de protección, en colaboración

con el ACNUR. También han visitado la zona varios Relatores

Especiales que se ocupan, entre otras cosas, de la violencia

contra la mujer y de la participación de los niños en conflictos

armados.

¿Qué es la

cooperación técnica?

Los derechos humanos

valen poco si no se hacen

efectivos. Los Estados que

están recuperándose de conflictos

armados o que carecen de expertos que conozcan

bien los derechos humanos a menudo necesitan ayuda

para cumplir con sus obligaciones a este respecto plasmándolos

en leyes y procedimientos. La Oficina del Alto

Comisionado para los Derechos Humanos dedica gran

parte de sus recursos, por medio de su Programa de

Cooperación Técnica, a apoyar los esfuerzos de los

Estados en este sentido. El Programa ayuda a los países

a aplicar en el plano nacional las normas internacionales

de derechos humanos. Presta asistencia técnica para

crear y potenciar instituciones que influyan directamente

en la promoción y protección de los derechos humanos y

el estado de derecho.

Las intervenciones prioritarias son recomendadas por los

órganos encargados de vigilar la aplicación de los tratados

internacionales por los Estados (los "órganos creados

en virtud de tratados") y por los mecanismos de la

Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas


¿Cómo funciona en la práctica

la cooperación técnica?

(en particular los "procedimientos especiales" que se describen más abajo). El

ACNUDH colabora estrechamente con diversas entidades, en especial los equipos de

las Naciones Unidas en los países, instituciones estatales y nacionales y organizaciones

de la sociedad civil.

E

l

Programa de Cooperación Técnica se financia principalmente

por medio del Fondo de Contribuciones

Voluntarias de las Naciones Unidas para la Cooperación

Técnica en Materia de Derechos Humanos. En 2002 se gastó un total de 11 millones

de dólares de los EE.UU. en actividades de cooperación técnica, de los cuales 10 millones

de dólares procedían de "contribuciones voluntarias". Estos fondos son adicionales

a los del presupuesto ordinario de las Naciones Unidas.

A fin de beneficiarse del Programa, los gobiernos deben presentar una solicitud de

ayuda al ACNUDH, que luego evalúa las necesidades del país en lo que respecta a

los derechos humanos. Esa evaluación suele efectuarse enviando una misión al

país, que celebra consultas con el gobierno y otras entidades, como el parlamento,

el sistema judicial, la sociedad civil y el equipo de las Naciones Unidas en el país.

Una vez terminada la evaluación, se formula un proyecto en que se indican los

aspectos que deben mejorarse y se traza una estrategia general de acción. La ejecución

del proyecto se sigue de cerca y, una vez terminada, se lleva a cabo una evaluación

independiente para calibrar el éxito del programa y, en caso necesario, preparar

un nuevo plan de acción. El ACNUDH recurrirá cada vez más a colaboradores

externos para llevar a cabo esas actividades, en especial a los equipos de las

Naciones Unidas en los países. El ACNUDH tan sólo se encargará directamente de

realizar estas actividades cuando no haya otras entidades que puedan hacerlo.

C

ada

¿Qué clase de actividades

de cooperación técnica

realiza el ACNUDH?

proyecto se ejecuta a petición del país beneficiario

y se ajusta a sus necesidades. Puede prestarse

asistencia en los ámbitos siguientes.

Parlamentos nacionales. El ACNUDH ayuda a los

parlamentos a desempeñar sus funciones relacionadas con los derechos humanos,

abordando diversas cuestiones, como la preparación de planes nacionales de acción

en favor de los derechos humanos, el papel de las comisiones parlamentarias de dere-

Los

derechos

humanos

en acción

5


Colombia

Los

derechos

humanos

en acción

6PRESENCIA SOBRE EL TERRENO

La oficina del ACNUDH en Bogotá se creó en 1996 para

observar y vigilar la situación en Colombia y asesorar a las

autoridades colombianas sobre cómo promover y proteger los

derechos humanos mientras el país estaba sumido en un

conflicto armado interno. El ACNUDH se ha dedicado entre otras

cosas a: observar, supervisar y facilitar informes analíticos al Alto

Comisionado a fin de que la comunidad internacional estuviese

al corriente de la situación de los derechos humanos en

Colombia; asesorar a las autoridades colombianas en la

formulación y aplicación de políticas para promover y proteger los

derechos humanos; prestar asistencia técnica a determinadas

instituciones estatales y no gubernamentales con objeto de

reforzar la capacidad nacional de protección de los derechos

humanos; y promover los derechos humanos mediante

publicaciones y campañas de sensibilización. Esta estrategia

permite a la oficina poner de relieve diversos aspectos de los

derechos humanos y elevar el nivel del debate dentro de la

sociedad colombiana, en particular entre los políticos y las

autoridades.

Personas

desplazadas en el

Chocó

En el Chocó, un

departamento situado

junto a la frontera con

Panamá, se pidió al

ACNUDH que diese sus

conclusiones y

recomendaciones acerca

de la muerte de 120 civiles

negros que se habían

refugiado en una iglesia.

La difícil situación de los

desplazados negros del

Chocó pone de manifiesto

muchas de las cuestiones

de que se ocupa el

ACNUDH, como el racismo,

la extrema pobreza, el

derecho al desarrollo y la

protección de los civiles en

los conflictos armados.

Un aula destruida tras un

ataque de la guerrilla en

Selvas del Chocó


Acción sobre el terreno

Personal de la misión del

ACNUDH en Serbia y

Montenegro se entrevista

con personas maltratadas

por la policía en la aldea

de Ugao, en la región de

Sandzak (Serbia) en abril

de 2002. Detectar y

denunciar las violaciones

graves de los derechos

humanos es una parte

importante de las

operaciones de la oficina

sobre el terreno. Los

países que están saliendo

de conflictos armados

deben abordar cuestiones

difíciles relativas a la

impunidad o la exigencia

de responsabilidades por

actos del pasado, sobre

todo entre las fuerzas

armadas y la policía.

Personal de una oficina

regional de derechos

humanos en Sierra

Leona ayuda a un

equipo de forenses a

localizar fosas comunes

en la aldea de Mende

Kelema. Los habitantes

del lugar facilitaron

información a los

expertos del primer

equipo que visitó el país,

que luego localizaron

las fosas por GPS

(sistema Global de

Posicionamiento

por Satélite).

chos humanos y los procedimientos técnicos para la

firma de tratados internacionales de derechos humanos.

Legislación. El ACNUDH ayuda a los gobiernos en la

reforma de leyes que repercuten claramente en la situación

de los derechos humanos, procurando de este

modo que la legislación se ajuste a las normas internacionales

de derechos humanos. Se examinan los textos

facilitados por los gobiernos y se hacen las recomendaciones

oportunas.

Constituciones. El ACNUDH presta asistencia para

incorporar las normas internacionales de derechos humanos en las constituciones de

los países. También puede facilitar un consenso nacional acerca de las disposiciones

que deben incluirse en las constituciones. Puede prestar asimismo servicios de asesoramiento,

organizar seminarios, proporcionar información y documentación sobre

los derechos humanos, o emprender campañas de información pública para lograr la

participación de todos los sectores de la sociedad. Entre las cuestiones constitucionales

abordadas por el ACNUDH figuran la redacción de leyes y el derecho constitucional,

la redacción de cartas de derechos, el establecimiento de recursos judiciales,

las opciones para la determinación y separación de los poderes del Estado, la independencia

de la judicatura, y el papel de la judicatura en

la supervisión de los sistemas policiales y penitenciarios.

Instituciones nacionales. El ACNUDH ayuda a

establecer instituciones nacionales independientes de

derechos humanos, que desempeñan un papel importante

en la promoción y protección de esos derechos a

nivel nacional. La labor del ACNUDH en este campo se

guía por los Principios de París, aprobados por la

Asamblea General en 1993, que representan el punto de

referencia fundamental para evaluar el funcionamiento

de las instituciones nacionales. Los Principios de París

dan una orientación fundamental sobre cuestiones tales

como la legislación; la composición y la independencia

Los

derechos

humanos

en acción

7


Acción sobre el terreno

de las instituciones; sus competencias y funciones; la

tramitación de las denuncias; y los métodos de funcionamiento,

por ejemplo, cómo debe ser la interacción de

las instituciones nacionales de derechos humanos con el

gobierno y la sociedad civil.

Los

derechos

humanos

en acción

8

En el subdistrito de Lacluta

Viqueque en Timor-Leste, nueve

hombres, responsables de

perpetrar violaciones de los

derechos humanos, se han dirigido

a la Comisión para la Acogida, la

Verdad y la Reconciliación a fin de

poder reintegrarse a su

comunidad. El Comisionado

Regional y los ancianos entablan

un diálogo con esos responsables

y con sus víctimas. Tras un debate

y un ritual, los nueve hombres, que

deben revelar sus acciones y

denunciar cualquier otro acto de

violencia, se reconcilian con su

pueblo y son obligados a realizar

trabajos comunitarios. La Sección

de Derechos Humanos de la

UNMISET colabora con la

Comisión.

El ACNUDH trabaja en esta cuestión con unos 50 países

en cooperación con el Programa de las Naciones

Unidas para el Desarrollo y una gran diversidad de colaboradores.

Apoya el intercambio de información sobre

procedimientos idóneos entre las instituciones nacionales

y su participación en las Naciones Unidas y otros

foros internacionales y regionales; fomenta el establecimiento

de redes regionales de colaboración integradas

por instituciones nacionales, y alienta a los órganos

creados en virtud de tratados y a los procedimientos

especiales a aprovechar las experiencias y conocimientos

de las instituciones nacionales a fin de verificar si

se aplican sus recomendaciones. El ACNUDH ha publicado

también un manual práctico para quienes intervienen

en la creación y administración de instituciones

nacionales y organizado seminarios para orientar a funcionarios de los gobiernos

acerca de la estructura y el modo de proceder de dichos órganos.

Administración de justicia. El ACNUDH ofrece orientación y cursos de capacitación

para jueces, abogados, fiscales, agentes de policía y personal penitenciario.

Esos cursos permiten a los participantes familiarizarse con las normas sobre

derechos humanos referentes a la administración de justicia, y con técnicas humanas

y efectivas para el desempeño de funciones penales y judiciales y el mantenimiento

del orden público. En esos cursos también se imparten los conocimientos

necesarios para integrar los derechos humanos en los manuales y las actividades

de formación de sus propios países y para revisar los reglamentos y procedimientos

existentes a fin de cerciorarse de que son conformes a las normas sobre derechos

humanos.


La oficina en Camboya se estableció en 1993 con un

mandato que combina asistencia técnica, vigilancia y

protección. Las actividades se centran en la consolidación de

las instituciones estatales, las organizaciones no

gubernamentales (ONG) y la sociedad civil. El ACNUDH ha

ayudado al Gobierno a crear instituciones y un marco jurídico

que se ajusta a las normas internacionales de derechos

humanos. También ha contribuido a afianzar las iniciativas de

reforma judicial y el sistema de administración de justicia a fin

de que se promuevan y protejan los derechos humanos con

arreglo al estado de derecho; garantizar que la ley se aplique

con justicia y profesionalidad, de conformidad con las normas

sobre derechos humanos; y fomentar la capacidad del Gobierno

de cumplir con sus obligaciones de presentar informes de

acuerdo con los tratados internacionales de derechos humanos.

El ACNUDH se ocupa de desarrollar la capacidad de las ONG y

las organizaciones de la sociedad civil de Camboya para llevar a

cabo actividades de promoción y protección de los derechos

humanos. Actualmente la atención se centra en potenciar la

capacidad de las ONG para promover y proteger los derechos

económicos, sociales

y culturales y los

derechos humanos

de los grupos

vulnerables.

Derechos económicos, sociales y culturales.

Este seminario, celebrado por el ACNUDH en

Camboya en enero de 2002, reunió a varias

ONG camboyanas dedicadas a la defensa de

los derechos humanos y al desarrollo que

recibieron formación sobre cómo vigilar y

documentar las violaciones de los derechos

económicos, sociales y culturales y preparar

estrategias para promoverlos. Se examinaron

en particular los derechos a la educación, la

salud, la vivienda y la tierra. El seminario tuvo

tal éxito que las ONG establecieron su propio

Comité de Vigilancia, llevaron a cabo

investigaciones en varias provincias y

prepararon un informe paralelo sobre la

aplicación del Pacto Internacional de

Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Camboya

Enseñanza extraoficial para los

niños de la calle. Los niños de la

calle y los de las barriadas de

tugurios asisten a clases impartidas

por ONG locales en una escuela

improvisada en un templo budista de

Phnom Penh. Debido a la pobreza

generalizada y al costo relativamente

alto de la educación, muchos niños

camboyanos no pueden terminar sus estudios. Este tipo

de programas son a menudo la única oportunidad de

que disponen para aprender. El ACNUDH-Camboya

ayudó al Representante Especial del Secretario General

para los Derechos Humanos en Camboya a realizar una

evaluación del derecho a la educación y a formular

recomendaciones para promover su ejercicio.

PRESENCIA SOBRE EL TERRENO

Los

derechos

humanos

en acción

9


Los derechos humanos y los militares

Para el buen funcionamiento de un estado de derecho es esencial

que las fuerzas armadas respeten la Constitución y las demás leyes

del país, tengan que responder ante un gobierno democrático y

conozcan y defiendan los derechos humanos y el derecho

humanitario. Si bien la formación militar tradicional suele prestar

atención al derecho de la guerra, incluidos los cuatro Convenios de

Ginebra, también se requiere una formación específica en materia

de derechos humanos. El ACNUDH aborda la cuestión de la

formación de los militares basándose en dos preceptos principales:

primero, las normas internacionales de derechos humanos son

aplicables en situaciones de conflicto armado, además del derecho

humanitario; segundo, las obligaciones de los soldados

profesionales modernos prevén cada vez con mayor frecuencia,

funciones de policía civil, mantenimiento del orden y la seguridad

pública en estados de excepción, y participación en operaciones

internacionales de mantenimiento de la paz. Para desempeñar esas

funciones de manera eficaz, profesional y humana hay que conocer

bien y tener presentes las normas internacionales de derechos

humanos y ser capaces de aplicarlas en el trabajo cotidiano de las

fuerzas armadas.

Los

derechos

humanos

en acción

10

Acción sobre el terreno

Sia Mondeh tenía 10 años cuando

fue raptada por un presunto

excombatiente del Frente

Revolucionario Unido. El caso fue

comunicado a una patrulla de la

oficina de la UNAMSIL en Kenema

(Sierra Leona). Se abrió una

investigación y la muchacha fue

hallada en la aldea de Puhejun, en

la zona de Tongo. Ella misma y los

habitantes de la zona confirmaron

que era tratada como una esclava.

Los oficiales de derechos

humanos, con la ayuda de la

policía y las ONG, consiguieron

liberar a la muchacha de la

familia que la retenía. La llevaron

a Kenema y luego, tras seis años

de separación, pudo reunirse con

su familia, que había sido

localizada en Kaima, en la zona de

Sando.

Enseñanza de los derechos humanos. La

enseñanza de los derechos humanos fomenta los conocimientos

en esta materia y los mecanismos para su

protección. También promueve valores, creencias y actitudes

que impulsan a las personas a defender sus propios

derechos y los de los demás. La educación constituye

una contribución fundamental a la prevención de

los abusos de los derechos humanos y de los conflictos

y a la creación de una sociedad que valora y respeta a

todas las personas.

La labor del ACNUDH en este campo se centra en las tareas

siguientes:

• Preparar material educativo y formativo sobre derechos

humanos, como manuales para maestros de

enseñanza primaria y secundaria, jueces, fiscales y

abogados, funcionarios de establecimientos peniten-


Acción sobre el terreno

Vivienda. Después de que en

noviembre de 2001 se declararan

dos incendios en un barrio de Phnom

Penh ocupado por precaristas,3.300

familias, fueron reasentadas en la

zona de Anlung Krognam, situada a

unos 15 km de la capital. Se trataba

de una llanura aluvial no urbanizada,

con deficientes servicios de

saneamiento, abastecimiento de

agua, educación y sanidad y escasas oportunidades de conseguir alimentos e

ingresos. El ACNUR-Camboya, en cooperación con Hábitat y varias ONG

camboyanas, ha estado trabajando para mejorar la situación de las familias

reasentadas. En junio de 2002, el Representante Especial del Secretario

General para los Derechos Humanos en Camboya visitó el lugar y se reunió

con las comunidades afectadas. Luego planteó al Gobierno la cuestión de las

malas condiciones en que vivían esas personas y recibió garantías de que las

expulsiones por la fuerza no se repetirían, de que, en vez de efectuar

reasentamientos en gran escala, se procuraría compartir y mejorar los

asentamientos existentes, y de que si alguna vez era necesario otro

reasentamiento se consultaría a las comunidades afectadas.

A mediados de 2002, el

ACNUDH y el PNUD

lanzaron su primer

proyecto conjunto en

Bosnia y Herzegovina con

el fin de hacer una

evaluación del desarrollo a

nivel municipal desde el

punto de vista de los

derechos humanos. A falta

de informes públicos integrados sobre la

situación de los derechos humanos a nivel de

base, este proyecto de evaluación municipal

tendrá una importancia crucial para la

planificación futura del desarrollo en todo el

país. En octubre de 2002,16 funcionarios del

proyecto recibieron formación en Sarajevo y

fueron destinados a seis municipios durante

tres meses. Durante los próximos dos años y

medio, diversos equipos efectuarán

evaluaciones en 48 municipios de Bosnia y

Herzegovina.

ciarios y observadores de los derechos humanos;

• Facilitar el intercambio de información y las redes de

colaboración entre responsables de la enseñanza de los

derechos humanos por medio de actividades como el

fomento de la base de datos y compilación de recursos

sobre la enseñanza de los derechos humanos del

ACNUDH; la organización de actos para iniciar y promover actividades centradas en

la enseñanza de los derechos humanos; y el apoyo a actividades organizadas por

entidades colaboradoras;

• Desarrollar proyectos de cooperación técnica en los países que prevean actividades

de formación y enseñanza de los derechos humanos;

• Apoyar iniciativas locales de enseñanza de los derechos humanos mediante el

proyecto Todos Juntos Ayudando a las Comunidades, que presta asistencia financiera

a iniciativas de base (véase el recuadro);

• Difundir la Declaración Universal de Derechos Humanos, actualmente disponible

en más de 320 idiomas.

Los

derechos

humanos

en acción

11


Sierra Leona

Los

derechos

humanos

en acción

12PRESENCIA SOBRE EL TERRENO

Tras uno de los conflictos armados más trágicos registrados

en el África contemporánea, elACNUDH está prestando un

decidido apoyo a la Sección de Derechos Humanos de la

Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL)

para afrontar la cuestión de las violaciones pasadas de los

derechos humanos y contribuir a construir una nueva y

pacífica Sierra Leona. El año 2002 señaló un punto de

inflexión en Sierra Leona. Se declaró el final de las

hostilidades y hubo elecciones generales. Se restableció la

autoridad civil en todo el país. Se reanudaron las actividades

económicas y numerosos refugiados y desplazados

regresaron a sus hogares. Durante el conflicto, el ACNUDH

ayudó a la Sección de Derechos Humanos a vigilar las

violaciones de los derechos humanos y del derecho

internacional humanitario, incluidas las atrocidades

cometidas contra mujeres y niños. La UNAMSIL y el Comité

Internacional de la Cruz Roja fueron las únicas entidades

internacionales a las que se permitió supervisar la situación

de los reclusos detenidos durante el estado de excepción.

Para que la recuperación nacional estuviera firmemente

arraigada en los principios internacionales de derechos

humanos, el Alto Comisionado, el Gobierno, el Representante

Especial del Secretario General, la Comisión Nacional para la

Democracia y los Derechos Humanos y el Foro Nacional para

los Derechos Humanos, entidad ésta que agrupa a varias

ONG, firmaron el Manifiesto por los Derechos Humanos de

Sierra Leona. La Sección de Derechos Humanos secunda el

apoyo del ACNUDH a la creación de una Comisión de la

Verdad y la Reconciliación. El ACNUDH ha promovido

programas de sensibilización para dar a conocer el Tribunal

Especial establecido para juzgar a los responsables de los

crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos

durante el conflicto, como ejecuciones sumarias,

amputaciones, actos de violencia sexual contra las mujeres y

crímenes contra los niños. El ACNUDH sigue dando

orientación a la Sección de Derechos Humanos para

desarrollar la capacidad local de protección y promoción de

los derechos humanos, tanto dentro del Estado (por ejemplo,

reforzando la administración de justicia) y las instituciones

nacionales de derechos humanos como en la sociedad civil

(ayudando por ejemplo a las nuevas organizaciones de

mujeres que luchan contra las prácticas tradicionales nocivas

y la discriminación

por razones de

género).

En junio de 2002 se organizó en Daru una

manifestación inmediatamente después de la

celebración de un seminario de

sensibilización en el que participaron el

Regente Principal Jefe Daniel Dombai Kamba,

jefes de sección, agentes de policía,

maestros, grupos de jóvenes, excombatientes,

líderes religiosos, ancianos, etc. El seminario

estuvo organizado por una oficina regional de

derechos humanos de la UNAMSIL y dos ONG

locales y se centró en los derechos humanos

básicos, los derechos de la mujer, la Comisión

de la Verdad y la Reconciliación y el Tribunal

Especial. Los jefes de sección, algunos de los

cuales recorrieron más de 18 millas para

asistir al seminario, prometieron transmitir a

sus comunidades el mensaje de promoción

de los derechos humanos.


Acción sobre el terreno

Miembros de la familia

Haileslassie Bekre que en

1999 fueron deportados de

Addis Abeba a Eritrea tras una

confusión de identidades.

Cuatro años después, al ser

repatriados a su país, fueron

detenidos en la zona de

separación entre Etiopía y

Eritrea, una tierra de nadie

denominada Zela Ambessa.

Las gestiones realizadas por la Oficina de Derechos Humanos de la

MINUEE permitieron a los hermanos regresar finalmente a casa.

Durante una misión sobre el

terreno, en marzo de 2001, el

Relator Especial y funcionarios

del ACNUDH en la República

Federativa de Yugoslavia se

reúnen con el Viceprimer Ministro

de Serbia Meridional en

Bujanovac. El ACNUDH puede

desempeñar un papel importante

durante los conflictos e

inmediatamente después de su

terminación. La oficina trabaja en estrecha relación con los mecanismos de

derechos humanos de las Naciones Unidas y con los principales

responsables para lograr que los derechos humanos se integren

efectivamente en los planes de paz y otras medidas complementarias.

Obligaciones derivadas de tratados. El ACNUDH

organiza actividades de formación para funcionarios

gubernamentales encargados de preparar informes destinados

a los órganos creados en virtud de tratados internacionales

de derechos humanos.Los participantes reciben

instrumentos metodológicos, como el "Manual de

preparación de informes sobre los derechos humanos"

del ACNUDH y se benefician de los contactos con expertos

de órganos competentes y con personal especializado

del ACNUDH. En lo posible, los participantes asisten

a reuniones de los órganos creados en virtud de tratados

y también intervienen en ejercicios prácticos que

les permiten poner a prueba los conocimientos adquiridos

durante el curso.

Todos Juntos Ayudando a las Comunidades

La sociedad civil desempeña un papel importante en la

promoción y protección de los derechos humanos. El ACNUDH,

en colaboración con el PNUD, apoya actividades de base de

las ONG concediéndoles pequeñas donaciones de hasta

5.000 dólares. Estos fondos permiten realizar actividades que

requieren poco dinero pero que pueden tener una importante

repercusión positiva. Por ejemplo, este proyecto ha prestado

apoyo a actividades cuya finalidad es sensibilizar a la

población con respecto a los derechos humanos, como la

creación de centros de información sobre derechos humanos,

programas especiales de televisión y actos culturales.

Sosteniendo estas y otras iniciativas, el proyecto refuerza la

colaboración entre las Naciones Unidas y los grupos locales

de defensa de derechos humanos y facilita esa labor de

promoción a nivel local que tan importante es para lograr

mejoras duraderas en la vida cotidiana de las personas.

Para más información, puede consultarse el folleto del

ACNUDH sobre este proyecto.

Los

derechos

humanos

en acción

13


Protección:

el papel de la vigilancia

Los

derechos

humanos

en acción

14

¿Qué tienen en común Brigitte

Balipou, Presidenta del Tribunal de

Menores en Bangui, el General

Sylvestre Yangogo Boganda y el

soldado Léon, de la Gendarmería?

Todos ellos han participado en un

curso de enseñanza de los derechos

humanos y de la democracia, junto

con otros colegas jueces, abogados,

policías y gendarmes. Desde el año

2000, la Sección de Derechos

Humanos de la misión de

consolidación de la paz BONUCA ha

organizado estos cursos de

formación de dos semanas de

duración para fomentar la

capacidad de protección y

promoción de los derechos

humanos de la República

Centroafricana.

La vigilancia de los derechos humanos permite determinar en qué medida se disfrutan

y ejercen. Su propósito inicial es detectar y aclarar, de manera independiente,

imparcial y objetiva, violaciones concretas de los derechos humanos, así como cuadros

persistentes de esas violaciones. Este proceso requiere una verificación meticulosa

de los hechos. La vigilancia nos permite examinar,

estudiar, documentar y llegar a comprender un caso, una

serie de casos, una situación determinada o un cuadro

persistente de violaciones de los derechos humanos.

La vigilancia tiene como objetivo no sólo compartir información,

sino utilizar esos conocimientos para conseguir

una mejor protección y promoción de los derechos humanos.

Entender las causas, tras una investigación de las

violaciones sistemáticas, ayuda a sentar las bases para

pasar a la acción. A un cierto nivel, se puede intentar

poner remedio a situaciones concretas. A otro nivel, esos

conocimientos pueden servir para concebir estrategias

que permitan abordar las causas, por ejemplo mediante

la cooperación técnica. En otras palabras, la vigilancia de

los derechos humanos permite a la comunidad internacional detectar los problemas y

sugerir recomendaciones concretas para resolverlos.

Se encargan de la vigilancia expertos internacionales independientes en cuestiones

de derechos humanos que cumplen los mandatos encomendados por la Comisión

de Derechos Humanos (véase más abajo); la vigilancia también se efectúa mediante

la presencia del ACNUDH sobre el terreno tras llegar a un acuerdo con los respectivos

gobiernos. Además, comisiones independientes o el propio ACNUDH se

Acción sobre el terreno


encargan de llevar a cabo investigaciones solicitadas por órganos como el Consejo

de Seguridad o bien por el Secretario General.

La Comisión de Derechos

Humanos y sus

"procedimientos especiales"

Las Naciones Unidas disponen de varios mecanismos

de vigilancia para examinar temas o situaciones

nacionales concretas desde el punto de vista de los

derechos humanos. La Comisión de Derechos Humanos

asigna a expertos (relatores especiales, representantes

especiales, expertos independientes) o grupos de trabajo

la tarea de estudiar, vigilar y dar a conocer públicamente la situación de los

derechos humanos en determinados países o territorios o bien, más en general,

diversos temas relacionados con las violaciones de los derechos humanos en todo

el mundo (por ejemplo, la tortura o la independencia de jueces o abogados).

Actualmente hay 37 mandatos encomendados, de los cuales 26 tienen carácter

temático y 11 son nacionales (o territoriales). En conjunto se conocen con el nombre

de "procedimientos especiales".

La tarea de quien recibe el mandato consiste en analizar información de diversas

fuentes, mantener contactos con los gobiernos, llevar a cabo misiones de investigación

y redactar informes anuales a la Comisión y la Asamblea General. Las actividades

de los mecanismos nacionales y temáticos se basan en comunicaciones recibidas

de diversas fuentes (como las víctimas o sus

familiares, así como ONG locales o internacionales)

en que se denuncian violaciones de los derechos

humanos. Las comunicaciones pueden referirse a

casos individuales o exponer situaciones en que se

produzcan violaciones en mayor escala.

Acción sobre el terreno

Un abogado internacional del

programa de asistencia judicial

del ACNUDH presta ayuda a un

abogado del país y a un detenido.

Tras la crisis de 1993, el sistema

de administración de justicia de

Burundi dejó de funcionar hasta

1996, cuando el ACNUDH trajo

abogados internacionales al país.

El programa ha contribuido a que

se restableciera la confianza en

el sistema de administración de

justicia y se reanudaran sus

actividades.

Cuando se recibe información acerca de la inminencia

de una grave violación de los derechos humanos

(por ejemplo, se teme que una persona detenida

pueda ser torturada o morir como consecuencia de

una enfermedad no tratada), algunos mecanismos

prevén medidas tales como hacer un llamamiento

urgente a los gobiernos para aclarar la cuestión; pedir

Los

derechos

humanos

en acción

15


Acción sobre el terreno

En Kenema (Sierra Leona)

representantes del Gobierno y de la

sociedad civil fueron invitados a la

inauguración de la primera oficina

regional de derechos humanos de la

UNAMSIL. Ese tipo de oficinas se

encargan de vigilar e informar sobre la

situación de los derechos humanos,

dar formación y fomentar la

capacidad, y desempeñar funciones de

enlace con la población local,

promoción y apoyo a la Comisión de la

Verdad y la Reconciliación y al Tribunal

Especial.

Con la ayuda de la Sección de

Derechos Humanos de la UNMISET,

se está rehabilitando este edificio

para que sea la sede de la Comisión

para la Acogida, la Verdad y la

Reconciliación de Timor-Leste. Antes

sirvió de cárcel para presos políticos

durante la ocupación del país por

Indonesia de 1975 a 1999 y ahora

acogerá también a una asociación de

ex presos políticos y más adelante se convertirá en un centro para ONGs y en

un archivo sobre derechos humanos

que se proteja efectivamente a la presunta víctima y se observen las normas de derechos

humanos; instar a las autoridades a llevar a cabo investigaciones completas,

independientes e imparciales y a adoptar todas las medidas necesarias para impedir

nuevas violaciones; y solicitar información actualizada sobre la situación. Algunos llamamientos

urgentes pueden ser presentados al mismo tiempo por dos o más mecanismos.

Dichos llamamientos dan a menudo resultados positivos.

Los

derechos

humanos

en acción

16

Otros tipos de misiones

de investigación y

determinación de los hechos

Los procedimientos especiales constituyen la columna vertebral del sistema de protección

internacional de los derechos humanos y son esenciales para vigilar la observancia

de las normas de derechos humanos y hacer frente a muchas de las peores

violaciones que se producen. Son también útiles para evaluar las necesidades de un

determinado país en materia de derechos humanos, y por tanto para ayudar a determinar

qué medidas debe adoptar el gobierno.

Además de los procedimientos especiales, también

se han llevado a cabo misiones de determinación

de hechos e investigaciones a cargo de comisiones

especiales y comités de expertos, misiones especiales

del Secretario General y misiones sobre el terreno del

Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Esas misiones han estado integradas por miembros de los mecanismos de los procedimientos

especiales (relatores especiales y grupos de trabajo de la Comisión de

Derechos Humanos), expertos independientes y personal de las Naciones Unidas.


El ACNUDH (originalmente como Centro de Derechos

Humanos) informa sobre la situación de los derechos

humanos en Bosnia y Herzegovina desde 1993. Las

actividades de vigilancia se intensificaron en 1998 para

concentrarse en los principales problemas de derechos

humanos del país, como la discriminación por razones de

género, la protección de las minorías y el imperio de la ley,

y los derechos sociales y económicos. Entre sus principales

objetivos y estrategias figuran los siguientes: asegurarse de

que la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia y

Herzegovina se ocupe de cuestiones relativas a la violencia

de género en cuanto guardan relación con el mandato de

la policía internacional; introducir una mayor perspectiva y

análisis de género en las políticas que se aplican en

Bosnia y Herzegovina; procurar que se tengan en cuenta los

derechos sociales y económicos en las instituciones

nacionales y los organismos internacionales que trabajan

allí; ayudar a las ONG en cuestiones relativas al estado de

derecho y a la información y evaluación de la situación de

los derechos humanos; determinar cuáles son los grupos

más vulnerables y ayudar a descubrir las violaciones de sus

derechos y a sugerir remedios apropiados; y cerciorarse de

que el marco jurídico de la inmigración y el asilo garantizan

una protección efectiva de los derechos humanos.

Bosnia y

Herzegovina

Siete años después de la firma del

Acuerdo de Paz de Dayton sigue

habiendo unas 388.000 personas

desplazadas dentro de Bosnia y

Herzegovina y unos 200.000

refugiados fuera del país. Si bien

las demoras en la restitución de

bienes y en la reconstrucción de las

viviendas dañadas por la guerra han

dificultado el regreso de esas

personas, también hay otros

obstáculos. El ACNUDH hace

hincapié en la importancia de la protección de los derechos humanos de

quienes deciden regresar o integrarse en las comunidades locales, si se quiere

que las soluciones sean duraderas. En noviembre de 2002 el entonces Relator

Especial para Bosnia y Herzegovina y la República Federativa de Yugoslavia

visitó la casa de una familia de refugiados croatas de Bosnia que había

regresado a su hogar de antes de la guerra en el municipio de Derventa y

encontraba muchas dificultades para reanudar su vida en el país.

Bosnia y Herzegovina es un país de

destino y de tránsito para la trata de

personas. El ACNUDH ha sido uno de

los organismos que más ha

combatido ese fenómeno desde

1998 alentando también a otros

organismos pertinentes a que

movilicen sus recursos de manera

coordinada y en constante

colaboración. El ACNUDH ha

procurado que las nuevas leyes

tengan en cuenta la situación de las

víctimas de la trata, en particular de

las mujeres y los niños, que el Plan

Nacional de Acción contra la Trata

de Personas se ejecute en

colaboración con las ONG, y que en

todas las iniciativas estén integrados

los Principios y Directrices del

ACNUDH sobre los Derechos

Humanos y la Trata de Personas.

PRESENCIA SOBRE EL TERRENO

Los

derechos

humanos

en acción

17


Territorios Palestinos Ocupados:

Gaza y la Ribera

Occidental

Los

derechos

humanos

en acción

18PRESENCIA SOBRE EL TERRENO

A petición de la Autoridad Nacional Palestina, el ACNUDH inició

la cooperación técnica en 1996. Al principio se trataba de

introducir las normas sobre derechos humanos en las

actividades legislativas y en la formación de los servicios de

seguridad. La labor del ACNUDH se concentra en la creación de

instituciones para reforzar el estado de derecho en Gaza y la

Ribera Occidental. Este trabajo se lleva a cabo en colaboración

con instituciones de la Autoridad Palestina y grupos de la

sociedad civil y ONGs, en particular la Comisión Palestina

Independiente para los Derechos de los Ciudadanos y la

organización de mujeres Mashraqiyyat.

En octubre de 2002, el ACNUDH,

en cooperación con el Colegio de

Abogados de Palestina, organizó

en la ciudad de Ramallah un

seminario sobre la función de los

abogados en la protección de los

derechos humanos. Aunque

actualmente hay numerosos

puestos de control en la Ribera

Occidental y en Gaza, 26

abogados (entre ellos 6 mujeres)

consiguieron llegar a Ramallah

desde diferentes distritos de la

Ribera Occidental y Jerusalén. El

curso consistió en una

introducción práctica a los

principios básicos de las leyes y

normas internacionales de

derechos humanos en lo que

respecta a la función de los

abogados, los fiscales y los

jueces y su aplicación en las

zonas bajo la jurisdicción de la

Autoridad Palestina. La fuerte

demanda ha dado lugar a la

organización de otros cursos de

formación para abogados

palestinos.


El pueblo de Bokeo y el Rey. Unos

900 indígenas del distrito de Bokeo

en la provincia de Ratanakiri

(Camboya) se vieron involucrados en

una controversia sobre unas tierras

con un General del ejército en 1997.

Los indígenas de Camboya dependen

en gran medida del medio natural

para su supervivencia. Debido al

elevado índice de analfabetismo, a

sus escasos conocimientos de la

lengua khmer y a su desconocimiento

de la ley, los indígenas son

especialmente vulnerables. Los 900

campesinos, que habían vivido en las

tierras objeto de disputa durante

generaciones, fueron inducidos de

manera fraudulenta a vender esas

tierras al General. Más tarde

presentaron una denuncia ante el

tribunal provincial solicitando su

devolución. Las ONG locales, el

ACNUDH-Camboya y el Representante

Especial del Secretario General para

los Derechos Humanos en Camboya

intervinieron para pedir una solución

justa del asunto. Tras años de

controversias, y tras una petición del

Representante Especial, Su Majestad

el Rey concedió una audiencia a los

campesinos y les anunció que se les

devolverían las tierras.

Acción sobre el terreno

En las misiones de las Naciones Unidas han participado investigadores criminales,

analistas militares, expertos forenses, agentes de seguridad, expertos en gestión de

la información y personal administrativo. Las misiones de investigación y determinación

de hechos pueden iniciarse, por ejemplo, a instancias de:

• El Consejo de Seguridad (Comisión de Expertos sobre la ex Yugoslavia, 1992;

Comisión de Expertos sobre Rwanda, 1994).

• Comisión de Derechos Humanos, Consejo Económico y Social (misión conjunta de

investigación de los procedimientos especiales de la Comisión de Derechos

Humanos para la República Democrática del Congo, 1997; Comisión Internacional

de Investigación sobre Timor Oriental, 1999; Comisión de Investigación sobre los

Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, 2001).

• Secretario General (Grupo de Investigación, Liberia, 1993; Equipo de Investigación

del Secretario General sobre la República Democrática del Congo, 1997).

• Asamblea General (Equipo de Investigación de las Naciones Unidas para el

Afganistán, 1998).

• Iniciativa gubernamental (Comisión de Investigación Internacional para el Togo,

2000).

• Alto Comisionado para los Derechos Humanos (República Federativa de

Yugoslavia, Kosovo, 1999).

• Representantes Especiales del Secretario General (misión forense en el

Afganistán, 2002).

Los

derechos

humanos

en acción

19


Presencia sobre el terreno:

La promoción y la protección

donde son

más necesarias

Los

derechos

humanos

en acción

20

Acción sobre el terreno

Una funcionaria del ACNUDH con

dos miembros liberianos de la

Comisión Electoral Independiente

para supervisar las elecciones de

julio de 1997 en Liberia. El

ACNUDH participó en las

actividades de las Naciones Unidas

para observar las elecciones en

Liberia enviando a cuatro de sus

miembros, cada uno de los cuales

fue asignado a una zona rural,

donde, entre otras cosas, su tarea

consistía en observar e informar

sobre las votaciones y los

escrutinios en las mesas y colegios

electorales.

El ACNUDH

en el plano nacional

El ACNUDH concentra sus recursos

en el plano nacional porque

es ahí donde las normas internacionales

pueden llevarse a la práctica y

reflejarse en las leyes y los procedimientos de los países,

donde la promoción de los derechos humanos por

medio de la información y la educación puede prevenir

abusos de esos derechos, y donde pueden forjarse vínculos

entre los sistemas internacionales, regionales y

nacionales de defensa de los derechos humanos y la

sociedad civil.

Algunas presencias sobre el terreno han servido sobre

todo para realizar actividades de promoción y cooperación

técnica. Otras han sido en respuesta a violaciones

de los derechos humanos durante conflictos armados y

se han dedicado sobre todo a la protección. En otras

ocasiones se han desempeñado simultáneamente fun-


Acción sobre el terreno

El ACNUDH-Colombia, en

colaboración con el UNICEF,

trabaja para acabar con los

niños soldados, que es una de

las prioridades del sistema de

las Naciones Unidas. Hay un

programa especial para

rehabilitar a los niños que han

desertado o han caído

prisioneros. Aunque el

Gobierno firmó un convenio

contra el reclutamiento de

soldados menores de 18 años,

las guerrillas siguen utilizando

a muchachos y muchachas de

entre 13 y 15 años de edad.

ciones de promoción y protección. El ACNUDH también

tiene un papel importante en las operaciones que llevan

a cabo sobre el terreno el Departamento de

Operaciones de Mantenimiento de la Paz y el

Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones

Unidas. Bajo la autoridad del Representante Especial

del Secretario General encargado de una misión, el

componente de derechos humanos de las operaciones

de mantenimiento de la paz asume funciones básicas

de promoción y protección con el fin de abordar las causas

de las violaciones de los derechos humanos y al

mismo tiempo contribuir al desarrollo de sistemas

nacionales sólidos de protección de esos derechos.

Los programas de cooperación técnica son una parte

dinámica de la labor del ACNUDH. Numerosas intervenciones del ACNUDH sobre el

terreno son administradas por funcionarios responsables de la ejecución de proyectos

concretos de cooperación técnica en materia de derechos humanos, que trabajan

en colaboración con los equipos de las Naciones Unidas en los países. En la ejecución

de sus proyectos, el ACNUDH intenta establecer una cooperación cada vez

más estrecha con otros órganos de las Naciones Unidas, en especial con el PNUD

y los equipos en los países, a fin de integrar las cuestiones de derechos humanos

en todo el sistema de las Naciones Unidas consiguiendo así un aprovechamiento

eficaz de los recursos y la mayor repercusión posible. Esa labor de integración crea

una mayor demanda para que el ACNUDH ofrezca orientación y formación.

Los

derechos

humanos

en acción

21

Programa de Fortalecimiento de los Derechos Humanos (HURIST)

El HURIST es un proyecto conjunto entre el ACNUDH y el PNUD cuyo objetivo es apoyar la

aplicación de la política del PNUD en materia de derechos humanos expuesta en el documento

titulado "Integración de los derechos humanos en el desarrollo humano sostenible". El HURIST

presta ayuda a las oficinas del PNUD en los países que han recibido solicitudes de cooperación

de los gobiernos para la defensa de los derechos humanos. Asimismo procura respaldar las

actividades pro derechos humanos de los equipos de las Naciones Unidas en los países,

fomentar la capacidad nacional de promoción y protección de los derechos humanos y facilitar

un enfoque de la programación del desarrollo que tenga en cuenta esos derechos.


Los

derechos

humanos

en acción

22

En 1992 la presencia sobre el terreno en defensa de los derechos humanos se

limitaba a lo que era entonces Yugoslavia. En la actualidad el ACNUDH está presente

en unos 40 países, con más de 200 funcionarios nacionales e internacionales

sobre el terreno.

L

os

El ACNUDH en el

plano regional y

subregional

acuerdos y las estrategias regionales y subregionales

son muy importantes para la promoción y protección

de los derechos humanos. El ACNUDH ha desplegado

a sus representantes a fin de mejorar las actividades

de cooperación técnica a nivel regional promoviendo

la cooperación y el intercambio y difusión de experiencias y métodos idóneos.

El ACNUDH trabaja en estrecha relación con organismos gubernamentales, parlamentos,

la sociedad civil, organizaciones internacionales (por ejemplo, otros organismos

de las Naciones Unidas, instituciones financieras internacionales y organizaciones

regionales) a fin de abordar principalmente cuestiones de fondo de carácter

interregional, como la trata de mujeres en el Asia suroriental o en Europa, y lograr

que los servicios de asesoramiento del ACNUDH estén

disponibles en todas las regiones.

Acción sobre el terreno

A nivel local, oficinas del ACNUDH como las

existentes en Serbia y Montenegro trabajan

para promover los derechos humanos de las

minorías y otros grupos vulnerables y

marginales como los romaníes.

Se han establecido acuerdos regionales sobre derechos

humanos en tres organizaciones intergubernamentales:

la Unión Africana, la Organización de los Estados

Americanos y el Consejo de Europa. El ACNUDH tiene

asesores regionales que colaboran con las Comisiones

Económicas y Sociales de las Naciones Unidas en

Bangkok, Santiago de Chile, Addis Abeba y Beirut. El

ACNUDH apoya también otras iniciativas regionales pro

derechos humanos como las de las Liga de los Estados

Árabes. El ACNUDH tiene oficinas regionales en el África

meridional y central (Pretoria y Yaundé) y tiene previsto

enviar representantes a Dakar (para el África occidental)

y a las subregiones del Pacífico y del Caribe.


www.ohchr.org

Más información

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos es el principal responsable

de las actividades de las Naciones Unidas relacionadas con los

derechos humanos. La misión de la Oficina del Alto Comisionado

para los Derechos Humanos (ACNUDH) es proteger y promover los

derechos humanos para todos. El ACNUDH se basa en el principio

de que los derechos humanos son universales, indivisibles,

interdependientes e interrelacionados. Todos los

derechos (civiles, culturales, económicos, políticos y

sociales) deberían recibir la misma atención y ser

promovidos y protegidos sin discriminación.

Para más información sobre la labor del

ACNUDH, puede consultarse nuestro sitio

web (www.ohchr.org). Allí se ofrece información

introductoria sobre la historia y la función

del ACNUDH y mucha información

detallada sobre nuestras actividades.

También pueden consultarse las publicaciones

del ACNUDH, que en su mayor parte están

disponibles en todos los idiomas oficiales de las

Naciones Unidas: árabe, chino, español, francés e inglés.

Las publicaciones del ACNUDH se distribuyen gratuitamente.

Dirección

ACNUDH-ONUG

8-14 Avenue de la Paix

1211 Ginebra 10, Suiza

Teléfono: (+41-22) 917-9000


Fotografías

Todas las fotografías han sido tomadas por

personal del ACNUDH excepto:

Portada y página 2: I. Boscardi, © ACNUR

Página 4: O. L. Pulhiac

Página 6: M. Saldarriaga, W. F. Martínez

Página 21: todos los derechos reservados

Página 18: © DIP de las Naciones Unidas

Diseño y producción

Louma productions www.louma.fr

© ACNUDH 2003

ACNUDH-ONUG

8-14 Avenue de la Paix

1211 Ginebra 10

Suiza

Teléfono: (+41-22) 917-9000

Sitio web: www.ohchr.org

More magazines by this user
Similar magazines