tres 1241

juancarlosvelis

tres 1241

Diario Co Latino

Más de un siglo de credibilidad

www.diariocolatino.com

NO. 1241 / SÁBADO 8 / marzo / 2014 FUNDADO EL 24 DE MARZO DE 1990

pintura >Julia Díaz / A lavar -detalle- (El Salvador).


Ver pasar

la vida

Al llegar al centro de la calle, justo donde

dan inicio los cuatro caminos de la cruz

calle, el sol apenas me hería. Parpadeé

y puse de visera mi mano. Ya la tarde le

daba mucha pereza seguir sosteniendo

el sol, y poco a poco se venía la noche. Veía pasar los

carros como se ve pasar el día, sin razón, sólo el hecho

de observar cómo sin sentido.

Tenía diecisiete, a esa edad uno siente que el mundo

sólo tiene sentido si uno hace su voluntad . Y demasiada

voluntad en la mano de un joven es como llevar

Bitácora

Mauricio vallejo Márquez

coordinador

Suplemento Tres mil

una granada sin seguro. En fin, veía pasar la tarde sin

razón. Quizá pretendiendo tener en exceso eso que tanto

queremos ahora: tiempo. Porque en esos años bastaba

sentarme afuera de mi casa y sonreírle a la luna mientras

escuchaba los innumerables diálogos de los vecinos, que

sin querer iban contando su historia. Los veía ir y venir,

sus gustos, sus ataduras y a veces sus mentiras. Sólo con

sentarme ahí para observar, como se ve la televisión o se

escarba en internet, no sé.

Entre todas las historias que vi, ninguna resulta tan recurrente

como la que me llevó a escribir La Espera. Una

historia que viví y aún recuerdo como si siempre permaneciera,

esas búsquedas que cada cierto tiempo vuelven a

llegar a uno. Y claro hay tantas más que llegan por llegar.

En esos años las calles

eran nuestros centros de

juego ante la ausencia de

parques. Aunque los había.

Y en ellas veíamos pasar

a la gente, las historias y

la vida. En esos lugares

aprendí a ver la vida como

lo que es. Veía que el

tiempo no existía, aunque

avanzaba. No me preocupaba la muerte, porque estaba en

la edad de la inmortalidad.

Con los años me fui percatando que la vida no era comprensible.

Aunque le dedicáramos horas a estudiarla, y

aunque comprendiéramos fragmentos. Y ahora al volver

a esa cruz calle y ver que el sol sigue comportándose

igual, sé que yo ya no soy el mismo, ni la calle y menos

la sombra. Sobre todo porque ahora observar tiene una

perspectiva distinta, el sólo hecho de la vida.

vallejomarquez.blogspot.com

@vallejomarquez

Mauricio Vallejo Márquez

“Ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica”

(Salvador Allende)

Filosofía incluyente salvadoreña

Desde luego la filosofía es parte

de una materialidad histórica:

económica, social, etc., con

los componentes del Estado. Interesa

conocer si poseemos una filosofía que

nos oriente o si no tenemos, entonces

debemos inventarla. Distinguimos a

partir nuestra formación al pueblo

náhuatl –pipil antes de la conquista

Intimissimun

caralvá

fundador

Suplemento Tres mil

española, -ya éramos pueblo, con

territorio, tradiciones, lengua,

organización social etc.,- de ahí

surge nuestra identidad y raíces más

profundas, después llega la Colonia

durante tres siglos, posteriormente en el

siglo XIX la formación de la República,

la cual durante el siglo XX contiene

la formación republicana democrática

con muchos desaciertos, pero alterna

presidentes hasta el 2 de diciembre de

1931, a partir de ahí con la matanza

de 1932 la etnia y sus tradiciones

tienden a extinguirse. Debemos anotar

que durante el martinato se impulsa

233. Tarde

Ambos levantaron las espadas, no era un gesto

para combatir, más bien estaban cansados, el ocatrescientos

sesenta y cinco

harry castel

Escritora y dramaturga

231. Desidia

Hacía mucho, mucho tiempo… tanto que ya había

dejado de esperar y ni siquiera se asomaba en el ocaso

para ver el camino por donde su príncipe tendría

que haber venido.

232. Percepción

Había algo en el aire, si él hubiera tenido espíritu

científico habría dicho: electricidad, si sus ojos hubieran

visto únicamente lo que había sobre la extensión

de la tierra delante de sus manos habría pensado

que venía tormenta, sin embargo hacía mucho

tiempo que había entrado en el mundo del misterio,

hacía muchas noches que bailaba bajo la luna llena y

podía percibirlo en el aire, podía sentirlo hasta en sus

huesos: él sabía cuándo se aproximaba un dragón.

un modelo indigenista decorativo,

puesto que aún con relaciones

fuertes con los representantes

étnicos de Guatemala y México,

no se avanza hacia instancias

académicas o científicas, no se

funda ningún: Instituto Indigenista,

Escuela de Antropología,

Investigaciones Mayas,

Arqueológicas, etc.. ¿de

qué servirá esto en el

siglo XXI?, Primero: el

reconocimiento que nuestra

sociedad es pluricultural,

pluriétnica y plurilingüistica,

un área productiva y viva,

que debe preservarse, es

parte de nuestra riqueza

funcional; de otra forma perdemos

el extraordinario concepto de

los genuinos cuscatlecos, que

dieron origen a tantos pueblos

de la nación. En 1937 en pleno

martinato, se realiza durante la

fiesta de Agosto un desfile “típico”,

que incluye bailes indígenas:

a- Baile del Tunco de Monte o

Cujtancuyámat de Cuscatancingo

b- Baile del Venadito o Matlachin

de San Antonio Abad c-Baile del

Torito Pinto de Santa Cruz Michapa

y 31 actividades más en idioma

náhuat-pipil, con delegaciones

de México y Guatemala, no

obstante, como lo anotamos

no se continuó el esfuerzo.

Aquellos eventos conjugan

a intelectuales como: María

Baratta, Salvador M. Ciudad

Real con un concierto: “Danza

del incienso” inspirados

en tradiciones pipiles etc.

Años posteriores se realizan

esfuerzos en la universidad

Nacional que no prosperan.

Mucho más reciente los censos

oficiales muestran distorsión

sobre la etnia nacional: izalco

y cacaopera, las cuales según

la antropóloga norteamericana

Virginia Tilley aún componen el

diez por ciento de la población

del país. La nación merece

incluir dentro de la filosofía

salvadoreña a nuestras étnias,

así como el aporte histórico

de los afrosalvadoreños. La

nación estará incompleta

si continuamos con estas

omisiones, me parece que esta

acción institucional y académica

es el mejor reconocimiento a

nuestra democracia, la historia

y la filosofía de una sociedad:

pluriétnica, pluricultural y

plurilingüistica.

so comenzaba a teñir de rosa las nubes y el cielo

parecía reflejar el mar de rojo que empapaba toda

la tierra alrededor. Ambos hombres levantaron las

viseras de sus cascos, unos ojos azules, casi transparentes,

se encontraron reflejados en la pupila de

color castaño que destellaba fieramente frente a

ellos, a pesar que el viento comenzaba a soplar en

el paisaje otoñal, el sudor les corría en riachuelos

de la frente a la nuca. Jadearon. No había nada

alrededor más que cuerpos vencidos por la Parca,

así que nadie pudo discernir si era miedo o cansancio

lo que clavaba a ambos caballeros al árido

y removido suelo del campo de batalla. Jadearon.

Eran tal vez cien pasos los que les separaban de

terminar la batalla. Jadearon. En el cielo, un estallido

de rosas y naranjas recibían a las almas cosechadas

en la jornada. El metal rechinó cuando

bajaron las viseras sobre los cascos. Corrieron.

Sonaron al cruzarse las espadas. Jadearon. El lila

comenzó a agonizar sobre las nubes. El sonido

metálico llenó el campo vacío. Las nubes comenzaron

a apagarse, mientras la oscuridad se iba apropiando

poco a poco de la pupila azul.

El único suplemento cultural

de El Salvador

Director Diario Co Latino: Francisco Valencia.

Coordinador: Mauricio Vallejo Márquez.

Colaboradores: Caralvá, José Roberto Cea, Augusto Crespín, Julio Iraeta

Santos, Silvia Elena Regalado, Mauricio Orellana Suárez, Lya Ayala,

Jenifer Valiente, Alfonso Velis Tobar, Luis Antonio Chávez y Wilfredo

Arriola. Benjamín Prado (España), Alí Calderón (México), Marta Leonor

González (Nicaragua) y Edgar Quisquinay (Guatemala).

Suplemento Cultural 3000 fue fundado el 24 de marzo de 1990 por Gabriel

Otero y Caralvá. Durante 23 años lo han coordinado en diferentes periodos

Gabriel Otero, Caralvá, Walter Raudales, Otoniel Guevara, Luis Alvarenga,

Álvaro Darío Lara, José Roberto Cea y Mauricio Vallejo Márquez.

Toda colaboración de artículos, cuentos, ensayos, poesía, ilustración, pintura y fotografía

puede enviarse al correo electrónico: suplemento3000@gmail.com

2 TRESMIL Sábado 8 / marzo / 2014


segunda entrega

| ensayo |

fugacidad del pasado, ese instante en

oportunidad revolucionaria en presente.

El método trae al presente hechos

importantes, donde lo que se expresa

son las esperanzas de los desterrados.

Desencadena energía revolucionaria;

en cada sociedad, en cada cultura se

tienen esas características, ya que en

cada sociedad hay hechos históricos

que tienen una carga emocional

colectiva.

Desde esta perspectiva benjaminiana

hay grandes derrotas de los oprimidos.

No se trata entonces de traducir el

pasado en muerte, esa constelación de

episodios pasado-presente. De lo que

se trata es de poner en evidencia la

negatividad del presente. Este concepto

de memoria histórica no es concepto

teórico en sentido tradicional, sino más

bien tiene una connotación espiritual,

tiene mucha energía. Es un reto

mantener viva esa memoria histórica

(no es algo muerto, ya superado), por

lo tanto se trata de cuidar esa imagen

de pasado.

Walter Benjamin

y su inescrutable

herencia filosófica

Óscar sánchez

Investigador académico

oscarsanchez40@gmail.com

Ya en el escrito del

recién pasado sábado

comentábamos sobre

los valiosos aportes que

Walter Benjamin dio a

la filosofía de la historia. No en balde

en sus postreros días se le miraba en

las bibliotecas parisienses dedicando

su tiempo a la juiciosa investigación

sobre la historia. Para ello hace

uso del método historiográfico del

materialismo histórico. Para él, la

historia, la filosofía, la literatura y

la crítica no deben considerarse por

separado, puesto que son una unidad

sin divisiones. Benjamin es de la idea

de que “No se puede realizar cambio

histórico revolucionario sin cambios”,

en eso posición es a la que a juicio de

él había caído la social democracia de

esa época.

Benjamin deja una clara postura

en contra del sistema capitalista en

forma radical. Para ello y como forma

de denuncia hace uso de categorías

propias a partir de metáforas, como el

juego de ajedrez, el enano, el mesías y

la constelación de estrellas, entre otras.

Sus planteamientos teológicos tienen

un carácter subversivo. Une de manera

indisoluble religión e historia y usa

la forma de mosaico para dar cuerpo

a su obra casi con base a meras citas.

Por mosaico entenderemos aquella

técnica artística que está formada por

elementos diversos y que le da forma

o sustento a una obra, en este cado a

sus postulados teóricos. Desde el

campo teológico su concepción de

las ideas parte de un mesías y los

resultados obtenidos interpretarse a la

luz del materialismo histórico. El poder

de salvación de la historia está en las

clases de los oprimidos. En cuanto al

sujeto derrocado de la historia: ese es el

mesías al que se refiere.

Benjamin crítica el concepto ilustrado de

la historia ya que éste no está desligado

a cuestiones prácticas. La ilustración

es un movimiento filosófico y literario

imperante en Europa y América en

el siglo XVIII, caracterizado por la

creencia en la razón como medio para

resolver todos los problemas de la vida

humana.

Esta ruptura con el concepto ilustrado de

historia es lo que se entendía por pasado.

En el pensamiento de Benjamin se siente

la influencia de Kant, específicamente

en la importancia que otorga a la

filosofía de la historia. Retoma la teoría

kantiana contraponiéndose a una de

las ideas de la ilustración enfilada en

el progreso. Esta idea de progreso

consistía en la afirmación de que “el

futuro será mejor que el presente, y

éste siempre es mejor que el pasado”,

contiene la aspiración de una futura

vida mejor, la cual se lograría mediante

los esfuerzos planificadores de la razón,

estando sometida a los imperativos del

método científico, quedando todas las

actividades humanas inmersas en la

necesidad de construir el futuro, que es

cuando el progreso se materializa.

En Benjamin hay una postura bastante

crítica sobre todo con esta cuestión del

pasado. El pasado no es estático, tiene un

carácter crítico, un potencial mesiánico,

redentor de la historia. El pasado es el

pasado de los ancestros derrotados,

es la derrota de los oprimidos. Para

Benjamin es preciso volver al pasado

porque el sistema capitalista está

presente, está vivo; el pasado es una

especie de destello, iluminación fugaz

que permite ver el presente como

propicio para la liberación.

Acá entra el concepto de constelación

como método del historiador; donde

objetivamente esas estrellas no existen,

sólo permiten dar orden, es una

construcción. Por ello la osa mayor

no tiene existencia objetiva, es una

construcción mental. Benjamin lo aplica

en el ámbito de la historia y epistemocrítica

(reflejado en el drama barroco

alemán). El origen del drama barroco

alemán (1925) es la tesis que Walter

Benjamin presentó para su habilitación

como docente (Habilitationsschrift),

pero que, no redundando en un cargo

fue, sin más, rechazada. La presente

obra suele ser caracterizada como un

estudio correspondiente al campo de la

teoría del arte o la crítica estética.

Cabe decir, entonces, que la figura

metafórica de la constelación no es

más que la instalación, la construcción

teórica que permite unir el pasado

con el presente. Permite con esa

La imagen de pasado está amenazada

por desaparecer. Herbert Marcuse,

filósofo alemán contemporáneo de

Benjamin, brinda elementos a este

último cuando afirma que en la idea

del tiempo hay una especie de eternos

proscritos (imágenes, estímulos que

no permiten desplazarnos más allá);

por lo tanto estamos desmemoriados.

Estamos en tantas cosas que olvidamos

el carácter pasado de la historia.

En Benjamin no se trata de qué

fragmento condicionan la totalidad sino

que a partir de chispazos de historia se

puede tener un retrato en pequeño de la

perspectiva histórica de ese momento.

En Benjamin es imperante la necesidad

de atrapar la imagen de peligro. El

peligro es reificación, es cosificación,

sirve para intereses de clases

dominantes, vaciado de significado.

En esa medida creemos que el

pasado está superado, este pasado se

repite. Estamos expuestos a repetir

estos momentos históricos, estas

constelaciones en momentos presentes.

Hay una manera para que esto no

se dé, ese presente incesante sopesa

a adormecimientos, todo aparenta

constantemente. Es espejismo que oculta

por qué se repite lo mismo: la historia de

opresión. El peligro es que se entreguen

a clases dominantes por olvido histórico

o a través de visión teleológica de la

historia. La historia avanza hacia una

finalidad establecida (estados liberales,

comunismo, progreso a través de la

ciencia). El desarrollo de la historia está

encaminado a un fin, esta perspectiva

lleva al pasado a tratar de justificar el

momento presente. Cualquier hecho

de barbarie se interpreta como un mal

necesario. Cuando afirmamos: “ahora

vivimos en democracia”, de esta manera

neutralizamos el pasado.

Continuará el próximo sábado con

la tercera y última entrega donde

abordaremos la tesis “Sobre el concepto

de la historia”, así como comentarios

sobre la imagen ¿Por qué el ángel de la

historia mira hacia atrás?

Sábado 8 / marzo / 2014 TRESMIL 3


| poesía |

Margarita

Navas Cañadas

El Salvador

Oración

Perdónanos Señor, Ilumínanos Señor, Bendícenos Señor,

A las que somos esqueleto, músculo y médula aunque nos

llamen costilla

Nosotras, las casi siempre detrás del telón

las que encabezamos la nota roja en las estadísticos de la

deprivación :

a las que apenas tenemos uso de razón,

pero ya nos tienen reservada la responsabilidad de cuidar

nuestras muñecas:

es su chichí, cuídela, báñela, que no le falte de comer,

chinéela, arrúllela…

dizque entrenándonos para la vida… sin educarnos para

ella,

Apiádate Señor y Bendice

a las que dejan de estudiar y hacer su vida por cuidar a

sus hermanos

A las que madrugan, las que despiertan, las que preparan

y sirven,

las últimas en comer si es que nos sentamos a la mesa

Ampara Señor al mayor porcentaje de población por sexo

Y con el más alto índice de desnutrición

Apiádate de las del abandono de la escuela, Las de la

sobreedad, las del ausentismo,

Las que no acaban su estudio porque otros se desarrollen

Las del más bajo ingreso salarial y el mayor porcentaje

en desempleo

la mayor población en el comercio informal

Compadécete Señor de las del mayor índice

latinoamericano en el tema de feminicidios

De las jefas de la mayoría de hogares

Las que te pedíamos Señor por un hogar, felicidad y amor

Y aspirábamos ingenuas a un anillo y vestir de blanco

saliendo de tu casa Señor,

Las que soñamos con un príncipe azul en corcel blanco

Y acabamos sumergidas en el charco del sapo y haciendo

“cruac”

Protege Señor a las que abandonan todo por ir tras un

amor

las que al calor de cada ilusión paren un hijo tras otro

y siempre se quedan a la deriva con la crianza

Compadécete de las que pensamos que si nos fallan es

porque fallamos,

Las que creemos que si nos pegan es por amor

Las que nos duele hasta el pelo al parir y al ver nuestro

retoño olvidamos el suplicio

Y lo encomendamos para tu Bendición

Premia Señor a las que abandonaron el estudio,

Asumiendo cualquier oficio por el sostén familiar

ten misericordia de las que protegen descarriados,

mareros y delincuentes

Las que los domingos asisten a visitas conyugales

Y acaban presas por prestarse a caballos de Troya

guardando artefactos en su vientre

Y al salir se topan con que “El” ya se exhibe con otra.

Ilumína y ábrelos ojos Señor a las que no viven si no es

para “El”

Las que renuncian, Las que se entregan, Las que se

niegan

Las que se callan el hambre, Las que dependen de Él para

vivir

y viven haciendo un nido para Él Porque sin Él no hay

vida

aunque Él sea absolutamente incapaz de brindar amor,

consideración,

ni tan siquiera la fugaz gloria de un orgasmo

Apiádate Señor de todas las que alguna vez sufrimos porque

amamos

Y un día cualquiera despertamos frente a un espejo que te

grita

“eres grandiosa”

Y retomamos la brújula y nos alzamos

Y reivindicamos los moretes y humillaciones

Nos superamos y crecemos

Y prometemos no dejarnos nunca más

Las que entendimos que “Él” puede llegar a ser una útil ave

de paso

Que nos provea algunas que otras satisfacciones fugaces

Ahí vamos Señor, pidiendo tu bendición

las Saras y las Agar, las Rut, las Marías y las Magdalenas

Bendícenos por ser las desterradas hijas de Eva…

las altivas y orgullosas Lilith que prescindimos de Adán

y aunque sea en el mito nos erigimos diosas de nuestro

propio Olimpo

Para sobrevivir dignamente

Las puras, las impuras, las puritanas, las de moral dudosa

Y sobreviviendo a toda costa

Para alcanzar las promesas y gracias

De nuestros sueños, Amén y amén.

Tientos

Márcame la piel, ata a la tuya mi más suave tacto

Si sólo de verme y tus pupilas se iluminan,

desean recorrer cada poro y pliegue.

Y se entumen tus sentidos.

Profana el respeto,

olvida quiénes somos, que da igual…

Hazte del valor que a mi me falta, yo ya me insinué lo

suficiente

tiéntame, hazlo abiertamente, y no sabrás a qué hora

tocarás el cielo esta noche

Estigma

Que importa ya si te vas sin ni volver la mirada.

El mismo Caín querría estar en tus sandalias

Llevas impreso mi nombre y más profundo que en la frente,

Ni siquiera necesita de testigos,

Ni siquiera ser visible a las miradas

Me basta que lo sepan tú y tu almohada.

Do quiera que vayas

tu aroma… mi aroma

gritará a los vientos que me amaste

Vas marcado amor…

De forma indeleble debajo de la piel y untado a tu alma

Llevas marcado mi ser …

hueles a mí,

y eso,

no hay poder que te lo borre…

FENIX

Cerraste cada puerta y todas mis ventanas,

bloqueaste cada camino

Vulneraste cada flanco,

sellaste grifos para que no bebiera

y cuando ya sólo me quedaba respirar

no te alcanzó para apagar mi luz…

Me fui solo con lo puesto

y una criatura en cada brazo…

única virtud sobreviviente de esta historia

Sin volver la vista atrás

frente a plagas, demonios y fantasmas

Quizá deba agradecerte, en verdad…Gracias!!!

Del fondo de mis cenizas resurgí…

Fénix de alas al viento y las ideas crecidas

doy la cara al firmamento

vencí fieras y dragones

dado bellos frutos

fui fértil y fecunda

dueña de mi misma,

he vivido intensamente

dueña de mi vida

Tomando el riesgo

Si cruzo el umbral, Si me arriesgo a la entrega,

A ser tuya Cuando tú nunca has querido entregarte a nadie

A qué me arriesgo…A jugar todo Sin saber si gano o pierdo?

Si solo tengo este amorque me abriga como ensueño

Una vez cruce el umbral, Y tome el riesgo,

Me enfrentaré a saber que quizá nunca serás mío

cuando más tuya sea yo, Y no es eso lo que quiero

Una vez cruce el umbral, Si no te encuentro

No volveré la vista atrás, Me perderás…Y ya no habrá regreso…

Ideas sueltas para mi amor

Si te dijera amigo mío

Que aquietas el sismo de mi mundo arrebatado y me das calma

Que tu magia toma mi vida por asalto

Y sueño que a orilla del mar tu oleaje deje profundas huellas en

mi playa.

Si te dijera amor Que tu abrazo es mi ternura,

Que tu beso es canela y miel entre mis labios

Prendiendo el fuego de mis deseos adormecidos

entre mis huesos que tanto ansían

Y Si te digo ahora amor

Que matizas mis días en blanco y negro desde el prisma de tu

luz.

Que mis ojos se abren cada día evocando tu voz

Que el reloj no se acelera y a su hora

corroplaneando la vía rápida a la ruta del arcoíris donde al final

te encuentro para ensoñarme en tu mirar y asirme de tu mano

Si te dijera amor mío que mudo la piel bajo tu tacto, que todo es

nuevo a tu lado

Que no hay pasado, y me he vuelto virginal entre tus brazos.

Que siembras de luciérnagas mi vientre y te devuelvo temporales

En el dulce oleaje de tu marea más alta acariciando mi estero

Si te dijera amado mío que renazco desde tu arrullo

Que le he pedido a Dios que le diga al reloj que retroceda

Que le ordene a la muerte que me ignore para siempre

Que me dé una primavera interminable.

Para sorber cada instante de vida a tu lado intensamente

Amigo, amor, amante

Si tan solo pudiera pronunciar tu nombre

Apenas un instante antes que estreches mi mano

y me digas que es un gusto conocerme

he

4 TRESMIL Sábado 8 / marzo / 2014


No los militares

asesinos que

hemos conocido

como los Ponce,

los Medrano,

Los Monterrosa, Alvarenga (el

hombre del machete), Chato

Casanova, sembrando el dolor

en el pueblo. Necesitábamos

un Ejército Nacional de ser

servidores de la patria antes que

servir a los ricos, para la defensa

nacional de nuestra soberanía,

en todo caso no necesitamos la

guerra, usar antes que las balas,

usar las ideas y el debate, que

no solo por las balas se va a

desarrollar la sociedad y resolver

sus problemas, ahora entramos

a otra coyuntura histórica, lo

civilizado son las ideas dentro de

un plano democrático. Debimos

enjuiciar a los asesinos de

tantos crímenes impunes en el

pasado, militares de escritorio,

matadores, jamones del Diablo.

Pero los militares patriotas

tuvieron huevos y moral para

hacerlo, ahí están guardados sus

nombres en la historia misma.

Así recordaba Garibaldi a sus

compas, todo esto pensaba,

recuerdos de angustias, en

zozobras trabajando durante los

días de la guerra, colaborando

para la Resistencia Nacional con

su esposa Emmita Esperanza,

Celia de Alfonso, Julita del otro

Alfonso “Gonzalo”, nombre de

guerra, poniendo en riesgos la

vida de su familia, sus hijos, en

los momentos más peligrosos,

con la poesía a la par de nuestra

practica, como conducta

moral que exigía la lucha

revolucionaria, todo eso lo

recuerda Garibaldi meditando

en el patio frente a su casa

de infancia, saludándola con

tristeza, largos años sin verse.

***

Ahora lejos de la algarabía

de la capital, desde el patio

de su casa de infancia casi la

escuchaba, la radio, la televisión

sonando, Garibaldi miraba todo,

la situación ya no le parecía

lo mismo, ahora que había

regresado desde su obligado

exilio desde Canadá, un lejano

país del norte que lo recibió muy

generoso con todo y cada cosa

para su familia entera, en todo

caso Garibaldi, pensaba, que la

revolución lo necesitaba vivo y

no muerto, desde donde quiera,

colaboraba de una u otra manera

integrándose a una red de

solidaridad internacional a favor

del pueblo salvadoreño. Leía y

escribía siempre mucha poesía,

e investigaba mucho sobre la

literatura “salvatrucha”, asistía

a cursos universitarios sobre

la filosofía de la literatura en

relación a la historia, se preocupaba

por conocer otras teorías, estaba

al día con la historiografía

latinoamericana y sus problemas;

había tenido en la universidad

profesores historiadores, profesores

novelistas, críticos académicos de

la literatura, había conocido a Ana

Pizarro como su conferenciante, a

Francose Perus, a Jean Franco, a

poetas latinoamericanos, gracias

a sus profesores quienes más lo

aplicaban en los estudios de la

investigación literaria. Garibaldi

siempre andaba a la búsqueda

de los suyo; y con otros compas

del exterior siempre estuvieron

trabajando en apoyo a la lucha

revolucionaria, representante del

Frente Farabundo Martí, vocero

político, repartidor de propaganda

a favor de la revolución, promotor

de la literatura salvadoreña y de

la poesía latinoamericana, en

especial, Centroamerica. Hacía

mucha actividad cultural allá

en Canadá a través del taller

literario en honor al amigo

hermano poeta valiente guerrillero

caído en combate. Recordar al

héroe aquí en Canadá, bello país

pero lleno de nieve, de hielo, de

fríos intensos calando hasta los

huesos, los crudos inviernos, como

que se congelara de melancolía tu

espíritu, menos que se te vaya a

congelar el cerebro, hay montañas

de nieve, los árboles, las calles,

contrario a los calores tan intensos

en Julio y Agosto, queman más,

aquellos calores del verano a más

de 40 grados y que te desesperan,

pero Garibaldi amaba más el calor

que la nieve, pues se iba en bicicleta

por los bosques, derramando a

mares los sudores del tiempo, la

nostalgia de recordar en el exterior

lo tropical de su soñado país El

entrega final

Un Sábado

después de

la guerra

Alfonso Velis Tobas

Poeta, investigador y

ensayista

M.A Carleton University

Salvador. Muy lejos lejos de su

país en ausencia pero siempre lo

lleva muy de cerca con latidos de

su corazón y en el alma.

En aquellos instantes todo eso

pensaba Garibaldi había caído

como en trance, parecía desdoblarse

en sí mismo en el tiempo, los

recuerdos del pasado lejano con

los años lo tenían esta vez muy

absorto, como si el tiempo

mágicamente regresara y empezara

segundo a segundo, a recordar su

vida, platicando por si solo en voz

alta en el patio, contemplando la

vejez de la casa de su infancia.

Viendo como en película, casi en

segundos todas las imágenes de la

vida misma y sus sombras

“Honor, glorias por

los miles que cayeron

valientemente dando

su vida porque otros

siempre vivamos.

El “Pulgarcito de

América”, tan

tiernamente lo llamara

la inmortal poetisa

chilena Gabriela

Mistral”

viéndolas pasar frente a sus ojos, a

través del recuerdo, la memoria

que perdura. Garibaldi, se recuerda

a sus tres años en este patio de su

casa, se recuerda aun ya viejo que

de niño, este patio era su lugar

favorito para imaginar sus

incansables juegos, correrías por

todos sus rincones corriendo entre

los altibajos del patio, jugar con

inocencia de niño. Siguiendo a su

mamá “Margarita”, Garibaldi,

corría como una gacela tierna en

aquel ancho patio lleno de

vegetación, la seguía por doquiera,

como venadito silvestre, corría

agarrado, prendido de sus faldas,

su mamá, a quien idolatra con el

alma; como todos los hijos que

soñamos en la memoria de todas

| cuento |

las mamas. Los que nunca

conocieron a su propia madre,

pero encontraron quizás otra

como madre o como padre. Y

ella mi bendita mamá, que mi

Diosito la tenga en su seno,

porque fue tan buena, tan

graciosa, por su sentido del amor,

de actuar en la vida, quien

imitando en el patio, el canto de

los gallos, las gallinas, aparecía

por lo general como a eso de las

cinco de la tarde y en las mañanas

como a las seis y media cuando

apenas empieza a calentar el sol

y los vientos de la mañana son

helados. Se levantaba muy

temprano; y lo bien que su mamá

imitaba el canto de los animales,

del gallo lo hacía más arrogante

en su acento en su tono y el

cacareo de las gallinas, a veces

cambiaba de un “ton” a otro

“son” llamando patos; cuando

llamaba a los pollitos, los

llamaba con mucha ternura, con

primor, como si fueran niños en

sus arrullos. Aquella dulce

mamá, hablaba a los pollitos,

bajo un suave tono encantador,

un tono rítmico musical,

cantando, llevando arroz en las

bolsas de su decorado delantal

de manta blanca, la delicada voz

que tenía su mamá, a quien

Garibaldi siempre está

imaginando en sus recuerdos

de estos momentos en el patio

frente a su casa vieja, una

lagrima brota de sus ojos, su

madre muy hermosa que se ve

y se la imagina con sus

característicos eternos lentes,

tirando desde su blanco

delantal el maicillo, el arroz y

el maíz desgranado por su

abuelito Papa Manuel. Patio

donde las parvadas de palomas

de la niña Clarita Rivas, la

vecina del otro lado del cerco

y las bandadas de negros

Clarineros, que vuelan como

una sombra de la noche

misma, bajaban por cientos,

cientos que casi oscurecían el

cielo con su negra sombra

que proyectan en el patio con

su presencia. Bajan en

bandadas al centro para picotear

frescos alimentos, granos de

café maduro, tantos otros

bichos insectos que abundan en

este fresco patio de la casa, que

son la comidilla del día de los

pajaritos, las gallinas, los patos,

el “pichichi “ traído de la

lagunita o de la Barra de

Santiago, por estos rumbos de

Apaneca en Ahuachapán, en la

mera sierra, entre las montañas,

las colinas; pinares, cipresales,

bosques madereros los valles

verdes llenos de cafetales en flor;

grandes rincones que pertenecen

a familias oligarcas de este país,

que toman el pueblito de Apaneca

Sigue en página 6/

Sábado 8 / marzo / 2014 TRESMIL 5


Viene de página 5/

como su paraíso terrenal, su finca

que explotan, que gozan de todos

sus bacanales burgueses, que la

toman como su Casa de campo,

pero nada le dan al pueblo, son

unos miserables oligarcas que se

van apoderando de todo este

paisaje verde, para sus “Business”,

oligarcas originarios de por aquí

de esta zona de occidente, que todo

lo quieren manejar a su manera, no

le dan nada al pueblo. Garibaldi

como ido de nuevo empieza a

recordar, quedándose atónito, en sí

mismo, todo lo ve como en un

espejo en su mente. Aquí se juntan

los pasajes de su vida en segundos,

porque “Garibaldi” niño es muy

amante de estar pensando siempre,

imaginando cosas ilusorias a su

edad, soñando, inventando

utopías, mundos extraños, la

fantasía de sus recuerdos y

entonces se queda, como hablando

solo, como “loquito”, le diría la

gente si lo observaran que además

de la sagacidad que tiene para

todo, también es muy soñador, lo

travieso, romántico de buen

corazón, el carácter fuerte,

solidario con los amigos,

mariposeador hasta decir ya no,

tirando piropos en verso, cuando le

llega la hora de la virriondera,

decía en broma con los amigos que

las novias hasta se miaban, lloraban

lo seguían, era un dandi del baile,

de la salsa, la samba, la cumbia,

los boleros muy pegadito y de

chupete beso tras beso, todo color

de rosa, el Twist, en los carnavales

de la fiestas patronales en honor a

San Andrés Apóstol aquí en

Apaneca, y era una chuchita cuta

para bailar, en las famosas verbenas

de Sonsonate, se recordaba

gozando en color de rosa el amor

con Gloria que había vivido en los

“yunaiyestey”, fumábamos

algunos cigarros, siempre la

recuerdo leerle su poema de amor,

ella llena de encantos. Así como

no dejar de recordar el cariño, que

claro, sembró en su mujer, muy

elegante, jugadora de basquetbol

muy “chuspiadora” de la cesta,

esbelta cipota como Diosa griega,

poseída por los ojos de quienes la

adulaban de piropos y gestos de

amor, de que esa cipota me gusta y

será mía. Pero sin ánimo de ser

posesivo, celoso o machista que

muchas veces por aquí tenemos, es

el sistema mismo a veces que te

aliena, el consumismo,

desenfrenado para intereses

creados. Como siempre Garibaldi,

era listo en todo, abuzado (pero no

abusador, ni pendenciero con los

males) abuzado, inteligente, sagaz

para todo, para los puños admiraba

a Casius Clay, Sony Listón, Roque

Marciano, Brus Lees, le gustaba

andar a caballo, bueno para la

lucha, para correr, tirar al blanco

con la onda, con el fusil calibre 22

de su papá, para cuidar las fincas

de los que se hueviaban el café por

las noches, sabia pronto aprender

cada cosa, gran futbolista, back

central izquierdo o portero sus

puestos en los campeonatos

estudiantiles, colegiales, cien

metros planos, salto alto, menos

nunca le gustaron los juegos del

azar, como eso de “chivear” a los

dados; porque en esos círculos

hasta “puyados” a cuchillo y

balaceados habían, cuando perdían

el dinero. Paso por alguna dos

experiencias a escondidas de

mamá o papá recorriendo desde

Ahuachapán, Atiquiza ya y Santa

Ana con el primo Oscar el

“Currunco” a quien recuerdo con

sincera familiaridad, joven murió,

víctima de una dolencia física

como nos pasa a muchos cuando el

mismo tiempo se encarga de irnos

comiendo, pero hay que vivir con

gozo cada instante, ¡mañana será

otro día y no sabemos qué puede

pasar! –dice la gente. Garibaldi

inquieto así lo considera, su mamá

en comparación de los otros

hermanos; como Toñito alma de

Dios, Rigoberto Isidro, muy

ingenioso, igual que Miguel Ángel,

que era muy chillón debajo de la

mesa se quedaba oyendo la plática

de la gente de repente, como que

para que se fijen en él, llamando

atención, lanza su alarido, a

Garibaldi riza le daba la actitud del

hermanito menor tan colochita su

cabeza, como quien mira esas

hortensias colochas de color

morado, ellos son ingenieros

civiles que conocen con honores

su oficio. Sus hermanitas Fide y

Ethel un tanto piojo sitas cada día

las estaban aseando de la cabeza,

porque otras del barrio les pasaban

los piojos. Garibaldi, muy curioso,

acucioso, también era ingeniero

(pero del humor y del “capirucho”,

¡shaca shaca! Como diría Beto

Zetino, ¡ja, ja, ja! se tira la gran

carcajada) y más que los primos de

su camada querida de aquellos

tiempos. Luego recuerda que en el

jardín a solas encaramado en el

6 TRESMIL Sábado 8 / marzo / 2014

Pero Alfonso se

había quedado

recordando el

hazme suave

los instantes,

creyendo que la

vida misma es

el arquitecto de

nuestro propio

destino; así en

la vida todo pasa

tan veloz, como

en una película

corriendo la cinta

del celuloide

| cuento |

arbolito de naranja que ya no

está, Garibaldi se quedaba

monologando hasta haciendo

gestos con las manos con un libro

en las manos, poemas de Alfredo

Espino o Rubén Darío recuerda o

cuentos de Cipotes de Salarrué,

hablando a solas, conjeturando

sueños utópicos, como lo hacía

también su abuelito “Papanel” a

lo lejos con ademanes a solas en

el Parquecito del pueblo, sentado

en uno de los bancos frente al

kiosco que para entonces, parecía

un carrusel de madera; ahí estaba

sentado por entonces frente a un

verde bosquecito en el centro del

pueblito, frente a la Iglesia

catedral con su enorme cúpula en

forma de huevo duro cortado por

la mitad, con sus dos campanarios,

donde en más de una ocasión

Garibaldi repicó las campanas,

donde dicen que salía de sus

gradas en forma de caracol, el

cura sin cabeza a las mera doce

de la noche, la hora en que pasaba

la carreta bruja chillona por las

calles empedradas, frente a

aquella Alcaldía de lamina vieja,

con su gran torre del pasado,

donde desde pasando la calle

podías ver la cárcel pública,

donde llevaba la guardia nacional,

la que era capaz de intimidar al

pueblo, a los borrachos, a los

chicheros, a los jugadores del

chivo, a los pendencieros del

pueblo, los busca problemas, y a

los que la misma guardia, tenia

ordenes, de poner ojo por

políticos a favor de la causa del

pueblo, pues hubieron orejas del

pueblo también, miembros de

ORDEN, de la defensa civil,

hubieron también tragedias

durante la guerra aquí en este

pueblo. En fin viendo el pasado,

ahí recuerda Garibaldi, era

cuando su abuelito Papanel, muy

alto de estatura, recto como roble,

viejo chelón bien parecido que

parecía alemán, sin saber leer ni

escribir la “o” por lo redonda que

es, pero un experto trabajador, de

cafetos, maíces y huertos, otro

gran contador de sus cosas, pues

el abuelito tenía ojos zarquitos,

platicaba solo. Pero Alfonso se

había quedado recordando el

hazme suave los instantes,

creyendo que la vida misma es el

arquitecto de nuestro propio

destino; así en la vida todo pasa

tan veloz, como en una película

corriendo la cinta del celuloide, a

través de su mente sin reposo,

reflejando esa vida misma, que

uno quisiera que fuera larga para

vivirla todo el tiempo, al lado de

los suyos a los que ama, nacemos

para empezar a morir, hay más

tiempo que vida dice aquel que

les conté, donde lo que hace falta

es vida para vivir todo el tiempo

que quisiéramos. Garibaldi era

tan soñador no se estaba sosegado

nunca./AVT/02/14.

Carlos A.

Burgos

carlo_burgos@hotmail.com

prosalegre

caminito

en zigzag

Subíamos corriendo y bajábamos volando

por el caminito en zigzag del cerro de Las

Pavas de Cojutepeque, en la década de los

cincuenta.

Cómo ha cambiado mi pueblo, hay progreso

pero hay deterioro del medio ambiente. Por esto quisiera

que volviera mi original caminito en zigzag cuando

volaba con mi pajarita cipotil tomados de las alas para

tejer ilusiones.

Era un caminito central, desde el pie del cerro hasta

la cima, directo, pero en zigzag de unos cuatro metros

cada tramo, con jardines y grama en las divisiones. Un

paraje romántico. Cuando estábamos chicos subíamos

y bajábamos en competencia, algarabías cipotiles.

Bajábamos en un minuto. Después, ya adolescentes, lo

hacíamos calmados con la novia, caminando despacio,

en arrumacos soñados, con estaciones para abracitos en

cada tramo.

En 1949 se dieron dos hechos históricos sobresalientes en

el cerro de La Pavas. Uno, la Junta Nacional de Turismo,

con la visión y experiencia de su presidente, el poeta

cojutepecano Raúl Contreras, construyó un atractivo

centro turístico con sendas, gramales, jardines y otras

plantas ornamentales, y por supuesto miradores donde

contemplábamos espléndidos paisajes en los cuatro

rumbos cardinales. Fue inaugurado el 14 de diciembre.

Con este y otros centros nuestro poeta de la imagen

impulsó la industria turista en El Salvador.

El otro acontecimiento sobresaliente se concretizó el 25

de noviembre con la entronización de la Virgen de Fátima

en su original gruta construida con piedra volcánica en la

cima del cerro, acto al que asistieron miles de feligreses del

país. Cada año los devotos peregrinos se incrementan.

Hoy, en la segunda década del nuevo milenio, es evidente

el deterioro del otrora paradisíaco cerro de Las Pavas. Las

áreas engramadas no existen, los jardines desaparecieron,

en las sendas no se puede caminar, los kioscos están

desvencijados y hay que arrimarse a algún bordo para

hacerlo mirador.

Otro hecho para reflexionar es que las autoridades de la

Iglesia Católica tenían en sus planes construir en su cima

una monumental catedral de la Virgen de Fátima, única,

original, para recibir a cientos de miles de peregrinos del

mundo. Para esta obra se tendría que talar y terracear

la cima convirtiendo al cerro en un cono truncado. La

actual cima sería chica para soportar el trajín diario de

tanto visitante.

Somos fatimistas pero también somos ecologistas. El

pueblo es sabio y no aceptó esos planes y ha protestó con

manifestaciones, marchas, gestiones, y está vigilante para

actuar si es necesario con otras estrategias. Se espera que

los jóvenes vayan participando y tomen decisiones con

el espíritu de los cojutepecanos, y las autoridades de esta

ciudad tienen que estar con el pueblo.

Es indudable que el mantenimiento actual del cerro es

deficiente posiblemente por falta de recursos. Si cada

visitante pagara como se hace en los centros turísticos se

obtendrían los fondos necesarios.

Con un dólar por persona se reuniría el dinero para un

mantenimiento de primera calidad, con guías turísticos

para orientar la observación paisajística y sobre aspectos

históricos de la Ciudad de Las Nieblas y una policía

turística-ambientalista. Por supuesto que sin distribuir

ese dinero en saquitos para otros fines.

Aunque el cerro de Las Pavas esté deteriorado, trajinado,

triste, sin su esplendor de otrora, lo sigo amando.

Continúa siendo el santuario de mis recuerdos en zigzag

de antaño.


| entrevista |

“No hay apoyo de ninguna

parte para los grupos en

el departamento”

lya ayala

Poeta y periodista

Jonathan Escobar es uno de

los miembros del grupo

musical sensuntepecano

Tepec Huicat, en esta

conversación nos relata,

muy sucintamente, el esfuerzo

de uno de los muchos conjuntos

que trabajan por mostrar otros

géneros musicales en Cabañas.

Detrás de Tepec Huicat existe una

tradición familiar de más de cuatro

décadas que ha dejado como

resultado grabaciones musicales,

presentaciones en canales de

televisión y la continuidad de

preservar el sonido de las guitaras,

charango, tambor legüelero,

quena, zampoña y el palo de

lluvia con mensajes reflexivos

sobre la realidad nacional.

Les dejamos esta corta entrevista

como parte de una serie de

conversaciones con músicos

nacionales de los diferentes

municipios del país.

1. ¿Cómo y cuándo deciden

formar el grupo Tepec Huicat?

El grupo musical se formó en el

2000, originalmente con el nombre

de Tepec Huicat, “cerro que canta

nahuat”. Fue César Armando

Rodríguez, uno de los fundadores

que en ese mismo año estudiaba

en la Universidad Pedagógica y

era parte del grupo Geo mineral

con influencias de género andino.

César Armando es quien decide

hacer la convocatoria de músicos

reconocidos y con trayectoria

musical en Sensuntepeque. En

sus inicios se contaba con el

apoyo de la casa de la cultura

de Sensuntepeque. Quiero

comentarle que Tetnahuali es

una palabra de origen nahuat que

significa “piedra bruja”, porque

de camino al cantón San Lorenzo,

en Sensuntepeque, hay una piedra

conocida como “la piedra bruja”

y tiene la peculiaridad que un

árbol nace justo en las entrañas

de dicha roca.

2. ¿Por qué deciden tocar música

andina?

Tetnahuali (con ese nombre)

había sido formado muchos antes

por Luis Obdulio Rodríguez,

Ángel Iraheta, Douglas González

(padre) Carlitos González y

Edwin Velasco en la década de los

ochenta, y el género que eligieron

fue el andino; como todos eran

familia, padres o tíos, de los que

“Tetnahuali es

una palabra de

origen nahuat que

significa “piedra

bruja”, porque de

camino al cantón

San Lorenzo, en

Sensuntepeque,

hay una piedra

conocida como

“la piedra

bruja” y tiene la

peculiaridad que

un árbol nace justo

en las entrañas de

dicha roca”

actualmente conformamos en

grupo, decidimos seguir con la

tradición de música andina y con

el mismo nombre.

3. ¿Tienen otras influencias

musicales propias del país?

La verdad no. Hay muchas

agrupaciones de renombre

en El Salvador, pero nos han

influenciado más grupos de Chile

y otras partes de Suramérica

como Quilapayun, Víctor Jara,

Quinteto Tiempo, Los Guaraguau,

Los Kjarkas.

4. ¿Cómo ha sido la aceptación

de su música en Cabañas?

En muchos municipios somos

bastante aceptados y buscados

año con año para las diferentes

celebraciones de fiestas; pero en

Sensuntepeque, ha sido todo lo

contrario, la verdad, y no sé si

se va a contar de esta manera, es

que a nosotros el alcalde de aquí

nos ha politizado y, hasta cierto

punto, manipula a las personas

que nos quieran buscar y les dice

que nosotros no podemos tocar

aquí, les coarta la libertad de

selección de grupos musicales,

como ejemplo, para lo de

Pueblos Vivos a nosotros no nos

contrataron, sino que contrataron

a un grupo de música andina de

Suchitoto para presentarlo en los

Pueblos Vivos como que eran de

Sensuntepeque.

6. ¿Cómo ha sido el proceso para

grabar y difundir su música?

El proceso fue sencillo, la

verdad no dieron el apoyo en la

Radio UCA, de la Universidad

Centroamericana, para poder

tener nuestro propio material

discográfico.

7. ¿Consideran que los apoyos

han sido suficientes o ha sido

poco?

Lamentablemente ha sido

demasiado poco.

8. ¿Cómo observan el desarrollo

de los grupos musicales en

Cabañas?

Decadente, no hay apoyo de

ninguna parte para los grupos

en el departamento, quizá, solo

la casa de la cultura, pero nada

más.

9. ¿Cuáles creen que serían

las principales formas para

empujar a los grupos musicales

y la cultura en Cabañas?

Principalmente que se dejara

de politizar a los grupos y la

cultura, nosotros solo porque

tocamos música de mensaje

social nos tildan de guerrilleros o

de izquierda. Lamentablemente

a nuestro departamento lo

manipulan los políticos y para

impulsar algo uno tiene que

comulgar con su doctrina, sino

es así a uno lo marginan o lo

vetan.

Sábado 8 / marzo / 2014 TRESMIL 7


La chica de la

bufanda azul

fatima sánchez

Escritora jove

Después de tanta espera había

llegado el paquete, y justo llegó

el día de mi cumpleaños, 15 de

Octubre. Contemplo el paquete con cada

uno de los sellos postales de los países

por los que ha transitado hasta llegar a

mí. Creo que mi abuela sabía justamente

el tiempo exacto que tardaría en venir su

paquete, por eso aquel día que me llamo

para contarme que me había enviado un

regalo, me dijo que no le había importado

la lluvia con tal de que el paquete

estuviese en la oficina postal ese día para

comenzar su tránsito hacia su destino,

aunque a decir verdad el clima de Seattle

es así siempre húmedo y con llovizna,

pero mi abuela me contó que ese día era

una lluvia muy torrencial, con fuertes y

vigorosos vientos, cuando lo recuerdo

cierro mis ojos y la imagino con su

sombrilla y su capa caminando en contra

de la naturaleza por el amor a mandarme

su presente para que llegase este día.

Estaba muy emocionada, ese día por el

presente de mi abuela, no tanto por el

valor monetario del mismo, sino mas bien

por el valor sentimental, ya hacía un año

de mi partida de Seattle a Madrid, España

para realizarme en mis estudios de arte

en específico la pintura. Mi abuela Stella

ocupo el lugar de mamá, cuando yo nací

mi madre falleció por complicaciones

del parto y mi padre que se dirigía de

su trabajo al hospital con flores a mamá

por mi nacimiento falleció también en

un accidente de tránsito, por ello cuando

se llega mi cumpleaños suelo sentirme

triste y nostálgica, porque también es el

aniversario de la muerte de mis padres,

sin embargo mi abuela Stella se encargo

de ser la mejor madre del mundo con el

dolor de haber perdido a su hija, pero

reconfortada por tenerme a mí que como

ella me dijo una vez “mi hija tuvo que

partir al cielo, pero me dejo lo mejor

de ella conmigo, y eso eres tú”. Stella

siempre me celebraba de una manera

particular mis cumpleaños y me llenaba

de mucha alegría con todo su amor desde

que era una bebita hasta ahora.

Este era mi cumpleaños número

veintiuno, y recuerdo el año pasado

antes de partir a España, Stella me dijo

sobre este presente que me haría “No

echare el perder el momento, porque

todo tiene su momento, solo te digo que

en tu cumpleaños número veintiuno te

daré algo que será muy importante para

ti, como se que irás a hacer tus estudios

a Europa, no importa yo sabré hacértelo

llegar”. Y así fue, heme aquí ahora

sentada en mi habitación, en la facultad

de arte en Madrid con el paquete llegado

hace apenas una hora, y llevo esa hora

sentada con el paquete en mis manos,

lo miro una y otra vez y no me atrevo a

abrirlo aún.

¡Cu-cu-cu-cu-cu! Suena mi reloj

indicando que son las tres de la tarde,

era hora de ir a la clase de historia del

arte, coloque cuidadosamente el paquete

dentro de mi guardarropa, tome mi

mochila y salí corriendo a mi clase.

Mientras el Dr. Phillips un experto en

historia del arte nos hablaba de la época

del renacimiento y de todos los pintores

que habían marcado esa época, mi mente

seguía en mi cuarto pensando en el

misterioso regalo de Stella.

Finalmente, terminó la clase. Eran las

cinco de la tarde y salí rápidamente a mi

habitación decidida a abrir el paquete,

en el pasillo me entretuve con Martín y

Sandra mis compañeros de la clase de

técnicas de dibujo, acordamos reunirnos

al día siguiente para desarrollar la

tarea grupal que nos habían dejado y

debíamos presentar la próxima semana.

Llegué a mi habitación le coloque

seguro a la puerta para no tener ninguna

interrupción, abrí el guardarropa y

ahí estaba tal como lo había dejado mi

paquete desde Seattle, me senté de nuevo

en la cama y me cercioré de las partes

donde el paquete había sido sellado para

abrirlo cuidadosamente, tengo la manía

de coleccionar los empaques de regalos,

en especial de los regalos de Stella, y

con más razón este regalo del que me

había avisado un año antes. Cuando abrí

completamente el paquete me encontré

con un pequeño papel y una delicada

bolsa plástica decorada con muñecas, al

parecer el pequeño papel era una nota

de Stella, era su letra y lo leí: “Querida

Laura, he esperado 21 años para darte

este presente, cuando tu madre estaba en

el séptimo mes de embarazo, ella y yo

íbamos de compras al centro comercial

por ropita para cuando tu nacieras y

algunos juguetes y detalles para decorar

tu cuarto, tu madre siempre gustó mucho

de la decoración en casa creo por eso que

tu pasión por el arte viene de ella, en fin

ese día cuando ya habíamos comprado lo

que ella quería para ti, pasamos frente a

una tienda de antigüedades a ella le llamo

la atención una bufanda azul en esta

tienda y decidió entrar para preguntar

por ella, pues le había parecido extraño

que una bufanda estuviese en una tienda

de antigüedades, cuando preguntó que

hacía esa bufanda azul el dueño de la

tienda que era ya un anciano le explico

que esa bufanda azul era una antigüedad

muy valiosa pues había sido un regalo

de Pablo Picasso para su hija Maya,

cuando tu madre escucho esto quedó

muy impresionada y cogió la bufanda

y le preguntó al anciano por el precio,

éste dijo que era muy costosa porque su

hijo la había comprado en una subasta en

España, tu madre muy decidida le dijo

que el precio era lo de menos, que ella

lo pagaría porque tendría una hija que

un día sería una gran artista. Tu madre

| relato |

la compro muy emocionada y me dijo

que cuando fueses una bella mujer con

ese ímpetu de artista te sorprendería con

este regalo. Por ello querida Laura tarde

veintiún años en dártelo, cuando el año

recién pasado tu me hablaste de tu pasión

por el arte y vi tu esfuerzo y ese ímpetu

como el de tu madre por conseguir esa

beca en Madrid para estudiar artes, me

decidí a enviarte este regalo, sé que el

sendero del arte no es fácil pero espero

que con este regalo cada vez que lo uses

o lo veas en tu guardarropa recuerdes lo

que te he dicho y tomes fuerza y valor

de seguir adelante con tu arte. Con amor

Stella”. Al terminar de leer esta nota de

mi querida abuela no pude evitar romper

en llanto, pero era un llanto de felicidad

y amor porque este había sido el mejor

regalo de toda mi vida, un regalo de

mi madre pensando en mi antes que

yo naciera, abrí la bolsa y tomé en mis

manos la bufanda, era preciosa de un

color azul muy intenso iba entretejida

con hilos dorados muy brillantes pero

a la vez delicados, luego me sorprendí

aún más al recordar la clase de historia

de la semana anterior donde nos habían

comentado de la última estancia de

Maya la hija de Picasso en Madrid y

pensé en ella me la imagine con esta

hermosa bufanda azul muy distinguida,

esta bufanda viajó hasta Seattle y ahora

regresa nuevamente a Madrid a manos de

una joven principiante en arte, pero con

mucha motivación e ímpetu como dijo

mi madre, la llevare con mucho honor y

seré ahora la chica de la bufanda azul.

8 TRESMIL Sábado 8 / marzo / 2014

More magazines by this user
Similar magazines