Versión Pdf - Prensa Libre

servicios.prensalibre.com

Versión Pdf - Prensa Libre

viaje

Entre

dunas

En la costa sur de Perú se ofrece

adrenalina en dosis doble: correr

a gran velocidad sobre una tabla en

las dunas del oasis de la Huacachina,

o hacer surf en Cerro Azul.

y olas

POR ROCÍO OTA

FOTOS: ARCHIVO

Aunos 300 kilómetros

al sur de

Lima se levantan

las imponentes

e interminables

dunas de casi 200

metros de altura que rodean

la laguna de la Huacachina

y sus aguas color

esmeralda, ysegún los lugareños,

con propiedades

curativas.

El escenario, matizado

de palmeras, eucaliptos y

otras plantas, es perfecto

para deslizarse agran velocidad

con una tabla o

sandboard.

No se necesita equipo

porque las tablas se alquilan

en Huacachina por unos

US$2 el mediodía (las más

baratas); tampoco experiencia,

ya que hasta los

niños parecen incansables

en la práctica de este deporte

de aventura.

Lo que sí se requiere es

un par de buenas piernas

para caminar cuesta arriba

hasta la cima de la duna.

Pero si el espíritu deportista

se opaca por la falta de

físico oel intenso calor del

desierto, queda la opción menos

ecológica: los autos areneros

o buguis, que llevan a

los turistas en pocos minutos

a lo más alto de las dunas o a

otras más remotas.

Además de sus dunas,

que a muchos recuerdan el

Sahara, Huacachina también

ofrece otros atractivos,

como los paseos en

bote en la laguna y una

oferta gastronómica para

todos los gustos.

Hay alojamientos de todo

precio —alguno data de

1920—yla mayoría con piscinas,

y varios de éstos ofertan

paseos a los viñedos productores

de pisco, el aguardiente

bandera de Perú.

El lugar también tiene

una leyenda, que está escrita

en una de las paredes

del malecón: una princesa

incaica llamada Huacca-China

(la que hace llorar,

en quechua) que estaba

enamorada va a enterrar su

secreto al pie de un árbol de

algarrobo.

La princesa se mira parte

de su cuerpo en un espejo

que estaba cubierto solo

por una sábana, pero al verse

descubierta por un cazador

que la persigue y le

desgarra el manto, huye. El

manto se convierte en dunas,

y el espejo roto en

laguna.

La legendaria

playa de Cerro

Azul

Al sur de Lima, unos 125

kilómetros, se encuentra

otro legendario lugar: la

playa de Cerro Azul, pueblo

tradicional de pescadores

plagado de aves marinas y

delfines, concurrido por los

lugareños y hasta los famosos

peruanos.

La fama de Cerro Azul

está inmortalizada en la

canción Surfin'Safari, de

los Beach Boys, que nunca

visitaron Perú, pero enumeraron

a la playa peruana

en su lista de paraísos de

los amantes de la tabla hawaiana

como las estadounidenses

Huntington y

Malibu.

Las páginas de Internet

especializadas en surf señalan

que sus olas son izquierdas

y tubulares y pueden

arrastrar al tablista por

unos 150 metros hasta la

orilla. Y cuando el mar crece,

revienta una ola derecha

rápida y tubular al otro lado

del muelle.

Pese a su fama y haber

D-32 :3de mayo del 2009

More magazines by this user
Similar magazines