Versión Pdf - Prensa Libre

servicios.prensalibre.com

Versión Pdf - Prensa Libre

FRENTE

“La política

fue la que

se alejó de mí”

Se considera socialdemócrata

auténtico, no “falso”como los que en la

actualidad aparecen en el escenario

nacional.

POR FRANCISCO

MAURICIO

MARTÍNEZ

FOTOS:

DANIEL HERRERA

En su residencia de

la zona 12, el académico

Jorge Mario

García Laguardia,

de 77 años, se

dedica alo que siempre le

ha gustado: investigar y escribir

sobre derecho constitucional

e historia política.

Además, ejerce la docencia

en posgrados de la Universidad

de San Carlos de Guatemala

(Usac), de donde se

graduó en 1954. Su ideología

de izquierda, que principió

a formar en pleno triunfo de

la Revolución de Octubre

(cuando tenía 12 años), aún

permanece intacta.

La meta que todavía no

ha podido cumplir es escribir

una novela, pese a

que considera que tiene suficiente

material para hacerlo.

“Los ex presidentes

del país, por ejemplo, son

personajes novelescos”,

afirma.

A continuación, nuestra

conversación con el ex presidente

de la Corte de

Constitucionalidad y ex

procurador de los Derechos

Humanos de Guatemala.

t ¿Cómo se inició en la

jurisprudencia?

Me gradué de abogado

en la Universidad de San

Carlos durante el gobierno

de Carlos Castillo Armas,

quien empezó una persecución

política en mi contra.

En ese entonces, el decano

de la facultad era el

doctor Adolfo Molina

Orantes, quien apesar de

que era muy conservador y

partidario de Castillo, respetaba

mucho a los estudiantes,

por lo que aceptó

organizar mi examen el 15

de agosto; día de feria en la

capital. Dos días después,

tuve que exiliarme en la

embajada de México, para

salir del país por primera

vez. Creo que la gente de

Castillo Armas, y de los

Estados Unidos, que utilizó

para derrocar a (Jacobo)

Árbenz, pretendían hacerme

daño, pero al final me

hicieron un favor porque,

cuatros meses me inscribí

en un doctorado en la Universidad

Nacional Autónoma

de México, con la tutoría

del gran jurista Mario

De la Cueva. Fue así como

obtuve un doctorado en

Derecho Constitucional y

Administrativo. Después,

viajé a Florencia, Italia, con

una beca que me dio el

Gobierno de ese país. Esta

subvención también la obtuvieron

algunos de mis

compañeros, tal fue el caso

de Manuel Colom Argueta

y Adolfo Mijangos.

Jorge Mario

t ¿Qué hizo al regresar?

Con Manuel Colom,

Adolfo Mijangos yungrupo

de amigos organizamos

la Unidad Revolucionaria

Democrática, que era el

partido socialdemócrata y

por el cual nos persiguieron.

Mijangos fue electo diputado

por la capital, y seis

meses después fue asesinado.

Colom fue alcalde, y

yo fui candidato a diputado

por Quetzaltenango. Con

ellos, éramos socios en una

oficina, por lo que tuve que

regresar a México, que es

mi segunda patria, donde

me contrataron para trabajar

como profesor e investigador

y donde ejercí mi

carrera académica durante

20 años.

Cuando sucedió la transición

democrática (1986),

los de la Democracia Cristiana

Guatemalteca, que había

ganado las elecciones, me

llamaron para integrar el

nuevo Gobierno. Debo resaltar,

apropósito de que se

discute el nombramiento de

los nuevos magistrados de

las cortes, que en nuestro

tiempo no solicitábamos los

cargos. En mi caso, el presidente

Cerezo me llamó a

México y me solicitó que

integrara la primera Corte de

Constitucionalidad (CC), pero

yo no podía en ese momento,

porque tenía un compromiso

con la Universidad

de Costa Rica, donde dirigía

un programa de elecciones

en el Instituto Interamericano

de Derechos Humanos;

entonces, me nombraron

magistrado suplente, por lo

que venía esporádicamente

para integrarla.

Cuando terminó el período,

la Corte Suprema de

Justicia me nombró magistrado

titular de la CC; de

D-8 :3de mayo del 2009

More magazines by this user
Similar magazines